Saikyou Mahoushi (NL)

Volumen 2

Capitulo 9: Fomentando la Oscuridad

Parte 5

 

 

Era imposible saber si la persona que fue arrastrada al callejón oscuro era un hombre o una mujer, ya que la persona llevaba una bata y una capucha. Y mientras Alus miraba desde arriba, no podía ver los rasgos faciales de la persona.

Pero podía ver que la persona era más pequeña que los hombres y tenía miembros delgados. Lo más probable es que fuera una mujer… mirando más de cerca, los hombres le estaban dando miradas vulgares.

Publicidad Y-AR

Este era el tipo de situaciones que se dejaba a las fuerzas de seguridad, pero era de noche y se desarrollaba en un callejón oscuro. Además, acabar con este tipo de crimen era difícil.

Sin embargo, él estaba actualmente en una misión secreta. En el peor de los casos, solo tendría que informarlo anónimamente a las autoridades. Cuando Alus estaba a punto de irse…

“Esto debería ser lo suficientemente bueno. No puedo soportarlo más, señora.” El hombre más cercano a la mujer tiró la botella y se llevó las manos a los pantalones. Provocado por eso, los otros hombres dejaron escapar risas crudas.

“¡Hey! Ya tienes una esposa.”

“Vamos, eso no es divertido. No estropees las cosas.”

“No puedes encontrar bellezas como esta por aquí. ¡Deja de hablar mierda y de perder el tiempo!”

“¡Tienes razón, hombre! Cualquier cosa que suceda de ahora en adelante se debe al alcohol. Mi memoria ya se ha ido, je.”

“Tsk, ¿qué tipo de mujer hace esperar a un hombre…? Ahora, señora, tú eres la que nos invitó, así que deshazte de esta cosa fea.” El borracho se acercó a la mujer para quitarse la bata, con una sonrisa vulgar

“¡¡…!! ¿Eh?”

Pero cuando el hombre dio otro paso adelante, se tambaleó. No fue el alcohol. No se había tropezado consigo mismo, sino que de repente su sentido del equilibrio se había desvanecido. Dando un segundo paso, se estabilizó e intentó volver a acercarse a la mujer.

Sin embargo, su mano no pudo agarrar su túnica. Impaciente, sintiendo que algo andaba mal, levantó la mano para mirarla.

Un repentino rayo de luz de luna brilló en el brazo del hombre.

Su mano se había ido.

Estaba descansando a sus pies.

“¡¡AAAGGHHHH!! ¡MI MANO!” Gritó el hombre, mientras la sangre brotaba de su muñeca.

Justo antes de eso, Alus había visto el cabello plateado asomándose por la capucha de la mujer. Sintiendo un dolor de cabeza, murmuró: “Eso fue ir demasiado lejos.”

Esa respuesta extrema solo traería más problemas. El tipo de resistencia que una mujer normal presentaría cuando estuviera en peligro habría sido suficiente. De esa manera, aunque nadie podría convertirse en un héroe, ella llamaría la atención y las autoridades recibirían la alerta más rápido. Pero no había forma de que un ciudadano normal fuera capaz de lo que acaba de suceder.

De cualquier manera, según lo que dijo el hombre, la mujer los había invitado a ir con ella, entonces, ¿por qué el cambio repentino? Alus no creía que estuviera obligado a intervenir, pero si algo raro surgía de esto, solo tendría que seguirla de nuevo. Así que lo reconsideró y decidió involucrarse antes de que las cosas se pusieran serias.

“¿Qué demonios acaba de pasar?”

“¡Su puta mano fue cortada!”

El miedo se extendió entre los hombres. La mujer sostenía en alto una hoja manchada de sangre que brillaba a la luz de la luna.

Sin embargo, los hombres borrachos solo lograron soltar gritos asustados cuando sus rodillas se debilitaron y cayeron hacia atrás. Ninguno de ellos mostró signos de huida. Sus mitades inferiores se tiñeron mientras miraban al primer hombre rodando, sosteniendo su muñón.

La mujer preparó su cuchillo para volver a atacar. Sin embargo…

“¡¡…!!” Sus ojos se detuvieron en una silueta que apareció de repente. Al llegar rápidamente, Alus detuvo su cuchillo agarrando su muñeca.

“Déjalo así.”

“…”

Sin apartar los ojos de ella, Alus habló a los hombres. “Y ustedes salgan de aquí. No olviden a tu amigo rodando por allí. Si son rápidos, su mano se puede volver a conectar.”

Pensar que tendría que intervenir para salvar a estos hombres, pensó Alus, con una sonrisa irónica.

“O-Ok.” Uno de los hombres que se arrastraban agarro la mano caída de su amigo. Otros dos lo apoyaron a ambos lados mientras se alejaban. Se olvidaron de agradecerle, pero a Alus no le importó particularmente.

“Eso no fue solo una pequeña disputa. También deberías perderte antes de que aparezcan las fuerzas de seguridad.”

Alus soltó la muñeca de la mujer y la apartó. Si ella huía ahora, él no tenía razón para perseguirla. Sin embargo…

“No… te interpongas… en el camino de… la prueba…” Murmuró la mujer, como si gimiera. Antes de que él lo supiera, ella se mordió el labio con tanta fuerza que se rompió la piel. Ella lo miró con ojos inyectados en sangre.

Y, como era de esperar, otras dos siluetas aparecieron detrás de Alus. Según su físico, era un hombre y una mujer. Sus túnicas revolotearon, ya que habían saltado desde arriba.

“Estoy diciendo que pasaré esto por alto, así que, ¿por qué saldrían?” Murmuró Alus para sí mismo, finalmente moviendo la cabeza para mirarlos.

Al igual que la mujer frente a él, sus ojos estaban inyectados en sangre. En poco tiempo sacaron una espada y un kunai respectivamente. Ni siquiera estaban tratando de ocultar su sed de sangre.

Son serios. Pero destacaría si lo hacemos aquí. Maldita sea, realmente no debería haberme involucrado.

Publicidad M-M2

Mientras Alus se quejaba en su mente, los tres lo atacaron sin previo aviso.

Sin embargo, saltó en el aire antes de que pudieran alcanzarlo.

Aterrizando en un techo cercano, los miró desde arriba.

Los tres patearon las paredes a su alrededor, persiguiéndolo. Lo rodearon en el techo.

“Son Maestros Mágicos, ¿no?”

“…”

Publicidad Y-M2

Sin respuesta. Esa fue la conjetura de Alus basado en las armas que tenían… probablemente eran AAR. Además, su respuesta y su cerco no fueron malos. Sus movimientos eran mejores que la mayoría de los Maestros Mágicos que suelen molestarlo.

“Eliminar… molestias.” Su cerco completo, las tres figuras se acercaron y atacaron como una sola. Como Alus estaba en una misión de reconocimiento, tenía las manos vacías, pero rápidamente formó cuchillas de mana con ambas manos y las enfrentó.

Saikyou Mahoushi Volumen 2 Capitulo 9 Parte 5 Novela Ligera

 

Son bastante rápidos, pero…

Alus esquivó los ataques, bloqueó la espada con su espada de mana y devolvió el favor con una patada. Los enemigos detuvieron temporalmente sus ataques en esa hábil exhibición, y aprovechó la oportunidad para correr.

Saltó sobre el techo y corrió por la noche.

Ni siquiera necesitaba mirar para ver que le pisaban los talones; podía percibirlos con sus sentidos. La cantidad de mana con la que encantaron sus AAR fue bastante buena. Eso por sí solo no fue suficiente para medir sus habilidades, pero desde su breve encuentro los calificó en torno al nivel de un Triple Dígito.

Finalmente, aterrizó en una parte abandonada de la ciudad. No creía que se hubiera escapado tanto como para darle al enemigo la opción de no perseguirlo.

Alus había estado observando sus movimientos, y parecía que este trío era bastante agresivo.

Esto parecía ser una parada de descanso, con bancos, fuentes de agua y varias luces alrededor para repeler la oscuridad. Todavía había un ligero riesgo de ser visto, pero no habría problemas para lanzar magia.

Después de él, las tres figuras vestidas aterrizaron una al lado de la otra. Ninguno de ellos estaba sin aliento.

“No tengo tiempo para esto, saben. ¿No han oído que los persistentes mueren jóvenes?”

En respuesta cuatro kunai fueron volando hacia él, y el hombre saltó desde un techo, bajando su espada. La mujer que arrojó el kunai cargó contra Alus.

Parecía ser un ataque directo, pero el ataque principal vendría por detrás de la mujer cuyo AAR brillaba con la luz de una fórmula mágica. Esta maniobra probablemente no se organizó con anticipación. Tomaba mucho entrenamiento llevar a cabo un movimiento como este sin mediar palabras.

Alus ni siquiera miró al kunai, concentrándose exclusivamente en las dos mujeres que venían hacia él.

Retiró un brazo y luego desató una palma empujada hacia la nada.

Un muro invisible desvió el kunai y voló a la mujer que se acercaba y a la que estaba detrás.

Se tambaleó por la onda expansiva, la fórmula mágica del lanzador se canceló y el brillo del

AAR desapareció.

Luego Alus dio medio paso a un lado y esquivó el ataque de seguimiento del hombre. Con todo su peso detrás de la espada, el ataque del hombre solo terminó destruyendo el suelo y levantando escombros. Si bien había poder detrás de su ataque, ese tipo de esgrima simple era fácil de esquivar.

Al no perderse la apertura, Alus pateó al hombre en su flanco.

Aterrizando en sus costillas, la patada envió al hombre volando como si no pesará nada, y se estrelló contra una de las luces de la calle.

Probablemente estaba demasiado herido para moverse correctamente.

Incluso desarmado, los tres no fueron difíciles de tratar para Alus. Había calificado su control de maná al nivel de un Triple Dígito, pero sus habilidades de combate no eran nada del otro mundo. Sus capacidades físicas eran extrañamente buenas, pero el nivel de habilidad de sus ataques era como máximo al nivel de un aficionado.

Otra forma de decirlo era que eran increíblemente fáciles de leer y carecían de experiencia luchando contra la gente. El poder y la velocidad estaban bien, pero no hubo variación en sus ataques.

“Molestia, molestia, molestia…” Una de las dos mujeres murmuró mientras se levantaba.

De repente, un silbido agudo sonó desde lejos. Las fuerzas de seguridad se acercaban. Al parecer, un espectador curioso debió alertar a las autoridades. Según el origen del sonido del silbato, probablemente no aparecerían de inmediato.

Publicidad M-M1

El sonido tuvo más efecto en las tres figuras que en Alus. Todos levantaron la cabeza al unísono.

“Volver, volver, volver.” El grupo se volvió para mirar a un lugar completamente diferente, y su sed de sangre desapareció como si se hubieran olvidado de Alus. Y simplemente repitieron esa palabra como un disco rayado. Sus bocas se abrieron de par en par, sus labios se movieron mientras sus ojos y expresiones permanecieron estáticos.

Al momento siguiente, todos se separaron y corrieron en diferentes direcciones. “Ahora bien, ¿qué hago?”

No había tiempo suficiente para atraparlos a todos. En el mejor de los casos, Alus podría atrapar a dos de ellos. Además, el esfuerzo que necesitaría hacer no coincidía con lo que obtendría. Además de eso, ya había perdido más tiempo de lo esperado, por lo que decidió seguir adelante en su propia misión.

Si entrara en contacto con las fuerzas de seguridad, solo terminaría perdiendo un montón de tiempo confirmando su identidad, ya que no llevaba su AAR o licencia. Solo pensar en eso provocó el inicio de un dolor de cabeza.

***

 

 

Cuando Alus regresó, el sol estaba a punto de salir. Así como salió por la ventana entro por la misma.

“¿Dónde fuiste?”

Y en el momento en que entró, lo miró una pequeña silueta con los brazos cruzados. Loki frunció el ceño mientras lo interrogaba de cerca.

“Me estaba preparando para la misión. No quería despertarte, y estaba bien yendo solo.”

“Eso solo significa que no me necesitas.”

“No dije eso. En verdad solo fui a echar un vistazo. No me atreví a llevarte conmigo cuando estabas tan cansada.” Dijo Alus, inventando excusas al azar.

“Haah…”

Alus se preguntó si ese suspiro fue porque ella lo aceptó.

“Entiendo.”

Ella terminó cediendo. Pero cuando le señaló la mesa y sirvió un poco de café, Alus se rascó la mejilla, dándose cuenta de que esto tomaría un tiempo.

“Entonces, ¿exactamente qué hiciste?”

“…”

Era como una cuñada o un mayordomo fastidioso, pero decirlo solo echaría leña al fuego. Si bien ella era buena para ocultar sus sentimientos, su compañero sabía cómo hablar.

Publicidad M-M1

“Estaba confirmando los documentos que recibí del Gobernador General. Como dije, verlo por mi cuenta es más confiable.”

“Nunca he hecho misiones como estas, así que realmente no lo sabría.”

Eso tiene sentido. Alus había sido prácticamente el único trabajando detrás de escena, incluso después de que Loki se convirtiera en su compañera. “Bueno, esto es completamente diferente de eliminar Fiends. Por eso… podría ser mejor si no te involucras.” Finalizó con seriedad.

“¡Eso no servirá! Ahora que soy tu compañera, yo…”

Inmediatamente cortó su objeción. “Loki, eres mi compañera cuando se trata de Fiends. Este es un trabajo específicamente para mí. No tienes obligación de acompañarme.”

Además, el objetivo era un ser humano. Esto era fundamentalmente diferente de tratar con Fiends que no estaban vivos en el sentido habitual.

Pero Loki inmediatamente se opuso a esta idea. “¡No! Los pecados de Sir Alus son mis pecados. ¿No podemos compartir la carga…? Además, tengo un montón de… obligaciones…”

Sus palabras disminuyeron al final, y él no pudo escucharlas, pero Alus decidió que era mejor no pedirle que se repitiera.

Luego estaba esa mirada en sus ojos. Durante su batalla simulada por su posición como compañera, ella había mostrado la misma mirada. Reveló su voluntad inquebrantable, diciendo que no miraría hacia otro lado ni cedería.

“Yo… yo no dije que no te llevaría conmigo.” Por eso también había dejado que Loki escuchara la llamada de la misión. “Te llevaré conmigo, pero seré el único que lleve el pecado. Solo necesitas ser mi respaldo.”

“¡Ya he reunido mi resolución!” Loki golpeó la mesa y se levantó. Acercó sus manos contra su pecho, y esa mirada insistente dejó en claro que entendía el pecado que tendría que cargar, y que tenía la fuerza para hacerlo.

Alus dejó caer sus hombros. Ella no se retiraría sin importar qué.

“Está bien, lo tengo.” Levantó las manos en señal de rendición.

Sabía que se había estado contradiciendo a sí mismo. Aunque solo la llevara a la misión como respaldo aun significaba que podría terminar convirtiéndose en cómplice de asesinato. Y si ella no estaba preparada para eso, incluso podría estar poniéndose en peligro. Había tenido la sensación de que esto iba a suceder cuando la tomara como su compañera.

Pero aun así, estaba aprensivo. Alus creía que en cierto sentido matar gente era más difícil que matar Fiends. Se requería algo más que un mero poder de combate. La capacidad de permanecer cuerdo… el reclamo de poseer resolución podría ser una mentira de los inexpertos.

Matar a alguien era una espada de doble filo. La espada que terminaba con una vida también caía sobre tu propio corazón. Había una posibilidad de que el trauma mental te impidiera volver a usar magia.

Uno podría estar bien con suficiente resolución, pero Alus se preguntó si valía el riesgo de perder valiosas capacidades de combate. Por supuesto, eso fue una excusa; podría ser que, en el fondo, simplemente no quería que las manos de Loki se ensuciaran. Pero no iba a expresar sus sentimientos en voz alta.

De cualquier manera, dependía de Loki decidir y no de él. Lo sabía muy bien.

“Si vas a llegar tan lejos, entonces déjame compartir la información que tengo. Por otra parte, es más o menos lo que dice el material que tenemos. Sin embargo, habría algo muy extraño si su investigación ha mostrado resultados. Si continúa con ese loco Proyecto de Separación de Factor Elemento, no puede hacerlo sin experimentos humanos. Es decir, necesitará equipos y fondos a gran escala. En otras palabras, tendrá un patrocinador.”

“No tenemos ninguna información al respecto.”

“El Gobernador General podría no haberse enterado. Ahora bien, me pregunto qué atraparemos.”

Este tipo de misiones no se trata solo de eliminar un objetivo. Después de obtener una ventaja, tendrían que atar a sus partidarios y deshabilitarlos a todos de una sola vez. Los cuatro días que le habían dado probablemente estaban destinados a que él investigara esos asuntos.

Además, el objetivo bajo ninguna circunstancia podría escapar. Un sondeo descuidado podría develar sus intenciones, desperdiciando su oportunidad.

“Solo podemos esperar que el Gobernador General no se equivoque.”

“Eso es cierto…” Loki parecía que quería decir algo, y murmuró: “Uhm… ¿qué pasa con la Sra. Alice?”

Esta misión estaba, por coincidencia, conectada con Alice. Después de todo, el objetivo era el hombre que literalmente le dejó una gran cicatriz en el pasado.

Después de lo que escuchó de Alice, Loki sintió que Alus lo había tenido en cuenta. Pero a menos que ella hiciera algo, él probablemente no diría nada.

Además, había pasado unos días con Alice durante su campamento de entrenamiento especial. La distancia entre ellos se había cerrado sin que ella se diese cuenta. Y sus palabras tenían un tono de atracción y tristeza al hablar de ella.

“Probablemente no deberíamos decirle nada. No es como si ella pudiera hacer algo, incluso si nosotros lo hiciéramos. Después de todo, no podemos llevarla con nosotros.”

Publicidad M-M4

“Sí… por supuesto.” Murmuró Loki, y miró hacia el suelo. En el pasado había proclamado que no le gustaban las dos chicas, pero después de haber entrenado juntas y enterarse del pasado de Alice, algo había cambiado en ella. Alice parecía haberse sacudido su pasado, pero al mismo tiempo había cosas que no había podido dejar atrás, y Loki esperaba que una oportunidad de algún tipo la ayudara con eso.

Publicidad Y-M3

Alus no creía que hubiera algo malo en eso. Pero si Alice se enfrentara al hombre que le había arruinado la vida, seguramente se estremecería de angustia. También existía la posibilidad de que vengarse no le quitara el dolor, sino que traería una oscuridad que llenaría su corazón. ¿Y luego qué pasaría?

A menudo se decía que un Maestro Mágico necesitaba mantener la calma en todo momento. Eso fue porque necesitaban suficiente autocontrol para mantener sus emociones bajo control para poder usar magia. Alice todavía era inmadura y corría el riesgo de perder ese control. Los síntomas de trauma que había mostrado el otro día pasaron por la mente de Alus.

E incluso si Alice logró superar su trauma mediante la venganza, eso iba en contra del camino del Maestro Mágico. El poder de la magia era un arma de posibilidades creada para alejar la amenaza que eran los Fiends. Ciertamente no evolucionó para establecer un camino sangriento.

Alus ni siquiera quería pensar si ella realmente quería eso. En cualquier caso, Alice tenía que decidir el camino que tomaría por su cuenta, o sería inútil. Si tuviera que pedir prestada la ayuda de otra persona para vengarse, sería mejor no hacer nada.

Fue entonces cuando de repente Alus recordó la sonrisa que Alice había mostrado a menudo durante el tiempo que habían pasado juntos.

Así es, al final, solo tenía que hacerlo él mismo. Si Alice descubriera que la causa de su trauma ya había desaparecido… seguramente el tiempo curaría sus heridas.

Alus decidió poner su fe en eso. Alice ya no estaba sola. Al trabajar en sus estudios y pasar sus días con amigos, lo que se estaba perdiendo debería recuperarse a tiempo. Eventualmente, llegaría el día en que volvería a estar completa, como la desaparición de una herida, dejando solo una pequeña cicatriz.

Sobre todo, él sentía que ella estaba feliz con su situación actual. Por eso, por el momento… “Esta discusión ha terminado.”

“Sí.”

“Estaré descansando hasta el mediodía, lo siento, pero ¿puedes cuidar del entrenamiento de Alice si ella aparece?”

“Por supuesto.” Loki tenía una expresión de alivio mientras aceptaba. Ella había entendido que el normalmente reticente de Alus estaba cuidando a Alice.

Cuando Alus abrió la puerta de su habitación, encontró su cama hecha.

Estaba impresionado por la consideración de su compañera y se dirigió a la cama, sintiéndose inusualmente agotado mentalmente. Salir de su camino para agradecerle sintió que sería desconsiderado. Fue un acto tonto que no fue tan considerado como para preocuparla más.

La luz proveniente de la sala principal no le impidió descansar. Hace solo unos minutos había amanecido. Pero ya estaba preparado para descansar antes de ver su cama y tumbarse en ella. Este no era el Mundo Exterior, ni era un cuartel militar. Ese conocimiento alivió sus sentidos agudos, permitiéndole relajarse.

Sabía lo que sucedería después. Su conciencia se hundía en las profundidades del océano mientras se dormía rodeado de los colores oscuros del mar. Finalmente, su cuerpo se relajaría por completo cuando entrara en un estado de sueño profundo.

De repente, se dio cuenta de que se había olvidado de contarle a Loki sobre el extraño grupo que había encontrado, pero, bueno, eso podría esperar para otro momento, pensó, y cerró los ojos.

Su agotamiento mental alcanzó su punto máximo. Alus no tenía medios para resistir la abrumadora somnolencia que eliminaría su agotamiento.

Todo comenzó desde el día en que ingresó al Instituto… nada de eso fue nada especial en comparación con sus batallas en el Mundo Exterior. Pero últimamente había terminado hablando mucho, y su fatiga mental había empeorado. Incluso entonces, Alus se durmió solo unos segundos después de acostarse.

El dormitorio quedó en silencio, hasta el punto de que se podía escuchar caer un alfiler. Ser capaz de descansar desde el fondo de su corazón fue probablemente gracias a la diligencia de Loki creando el espacio para ello.

***

 

 

Unas horas más tarde, la chica de cabello color miel apareció en el laboratorio.

Alice abrió la puerta abierta de una manera familiar y saludó a Loki que estaba trabajando en la cocina.

“Hola, Sra. Alice… ahora mismo preparare el té.” Respondió Loki en un volumen moderado. Pero sus siguientes palabras explicando cómo Sir Alus estaba dormido no llegaron a Alice, ya que se había ahogado en el sonido de ella mientras preparaba el juego de té.

Alice entró en el laboratorio. Ella buscó a Alus con una mirada confundida. En poco tiempo, se puso el dedo en la barbilla; y cuando se dio cuenta, una sonrisa traviesa apareció en su rostro.

Como si estuviera jugando a las escondidas con niños, se dirigió a la habitación de Alus.

Dicho eso, era solo una simple partición con una puerta, al igual que la habitación de Loki.

Lentamente se acercó a la puerta y usó su dedo en la puerta entreabierta para abrirla, lo suficiente como para poder mirar dentro.

Dentro vio solo una cama… una vista solitaria.

Encontró al chico acostado sobre la cama. Al entrar en la habitación, Alice se acercó a la cama.

Conforme observaba su respiración, su respiración también se volvió silenciosa y tranquila.

Finalmente, ella plantó sus codos en el borde de la cama, sus rodillas en el suelo, y miró a Alus con suavidad.

Tenía una mirada tan inocente, como si esa expresión severa habitual fuera solo un sueño.

Publicidad M-M3

Alice también sintió que sus pestañas eran largas para un chico.

Realmente era como un niño, Alice se rio para sí misma. Teniendo en cuenta que no la había notado en absoluto, debía estar en un sueño profundo.

Su rostro se suavizó mientras miraba a un Alus dormido. No sabía por qué, pero sentía que estaba extremadamente fatigado mentalmente por razones ajenas a la magia.

“Gracias.” De forma natural su gratitud fluyó de su boca. Justo cuando ella alcanzó su dedo para mover el flequillo que cubría sus ojos…

“… Sra. Alice, por favor, guarde silencio.” Dijo una voz baja justo al lado de ella. Era tan suave que Alice apenas pudo captarla. Sorprendida y avergonzada, retiró la mano. Y con una sonrisa, miró por encima.

“… Sí. Tienes razón.”

Allí vio a Loki de pie con un dedo frente a su boca sonriente. Al darse cuenta del significado detrás de esa expresión que nunca mostró, Alice hizo todo lo posible para no hacer ningún sonido mientras se levantaba.

“Apuesto a que estaba muy cansado. No se despertó, a pesar de que yo estaba cerca. Hasta donde yo sé, él nunca ha dormido tan profundamente desde que comencé a vivir aquí…” Realmente fue angustiante, continuó Loki, hablando en voz baja con una sonrisa irónica.

Sin embargo, eso era inevitable. El cruel campo de batalla al que estaba acostumbrado era un lugar donde no podía descansar su mente ni por un momento. Loki ni siquiera quería imaginar cuánto tiempo había pasado desde que había tenido un sueño realmente profundo.

Ella continuó: “Por eso… quiero dejarlo descansar por ahora.” Así es, por ahora… repitió en su mente, mirando hacia otro lado con una sonrisa de alivio.

Así, las dos chicas se fueron sin hacer ruido. Finalmente, Alice volvió sus ojos color avellana hacia Alus.

“Buenas noches, Al.”

Con eso, las chicas salieron de la habitación y cerraron la puerta. Lento, pero seguro… asegurándose de que la puerta hiciera el menor ruido posible, las dos se retiraron con el mayor sigilo posible.

Con la puerta ahora completamente cerrada, se dirigieron hacia el centro del laboratorio. Loki se detuvo y se volvió hacia Alice con una expresión desanimada. “En cuanto al entrenamiento de hoy, serviré como el reemplazo de Sir Alus.” Su comportamiento se basó claramente en la atmósfera de Alus.

Publicidad Y-AB

Desafortunadamente, eso solo terminó viéndose lindo para Alice, que era más alta que Loki. Sus intentos de imitar a su compañero terminaron en nada. Obviamente había tratado de imitar la atmósfera de un instructor militar con la forma en que mantenía las manos en la espalda, pero Alice no creía que tuviese ninguna dignidad.

Ella se recuperó al enfrentar esta adorable exhibición. “Si, entendido. Lo espero con ansias… querida Loki.”

 

-FIN DEL VOLUMEN 02-

5 3 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios