Musume Janakute Mama ga Sukinano! (NL)

Volumen 2

Capitulo 3: Nochebuena y Bikini

Parte 2

 

 

Mamá Ayako realmente quería comprarlo.

Probablemente… no era otro regalo para Miu-chan. Seguramente era para ella misma.

Ya veo.

Incluso a los adultos les gustan los juguetes de transformación de anime.

Si tanto lo quería, podría haber sido franca y comprarlo, pero me pregunto si le era difícil comprarlo delante de mí.

Supongo que no es fácil ser un adulto.

“Funfu~n… Ah. Ta-kun…”

Publicidad M-M1

“Siento la tardanza.”

Mientras mamá Ayako caminaba felizmente después de terminar la compra, me acerqué a ella, pretendiendo regresar del baño.

“Ah. E-Esto es…”

Eché un vistazo al nuevo juguete por un momento, y luego…

“Verás, este… M-Me lo gané”, dijo mamá Ayako.

Con una sonrisa muy torpe.

“¿T-Te lo ganaste?”

“¡Sí! ¡Me lo gané! ¡Parece que fuimos el cliente número 10.000 de esta tienda! Así que dijeron que me iban a dar un juguete de mi elección… Y como no tenía nada que quisiera, me dieron lo primero que se me ocurrió. ¡Realmente no me importaba lo que fuera!”

“……”

¡V-Vaya mentira…!

Publicidad M-M3

En realidad, lo compraste tú misma, pero lo estás tergiversando con una mentira bastante descarada. ¿No hay una excusa mejor para engañar a un niño?

Quería decir muchas cosas, pero…

“Ya veo. Es genial, mamá Ayako.”

No negué lo que dijo y fingí creerle sinceramente.

“S-Sí… Tuve mucha suerte.”

Mamá Ayako sonrió aliviada.

Sí. Esto está bien. Es mejor así.

Mientras mamá Ayako sea feliz, a mí me basta.

***

Publicidad Y-M2

 

 

En el camino de regreso…

“Mamá Ayako, ¿vas a dejar el juguete de Love Kaiser al lado de la cama de Miu-chan en Nochebuena?”

“Voy a hacer exactamente eso. Además, tengo una sorpresa más en mente.”

“¿Una sorpresa?”

“He oído que la estrategia de poner un regalo bajo la cama a menudo fracasa. A veces los niños se despiertan justo cuando lo dejas. Por eso… voy a jugar a lo seguro.”

“¿A lo seguro?”

“Cuando le deje su regalo, voy a vestirme como Santa. Así, incluso si Miu se despierta, ella pensará que soy Santa y no destruiré sus sueños.”

“…Ya veo. Es una buena idea.”

“Fufu. ¿Verdad? De hecho, ya compré un traje de Santa por internet. Ah, ya sé. Me lo probaré cuando volvamos, así que ¿puedes comprobar si me parezco a Santa?”

Y así, después de ese intercambio…

Publicidad Y-M1

Regresamos y entré a su casa.

Estaba sentado en el sofá de la sala de estar, esperando a que terminara de cambiarse.

“T-Ta~kun…”

Sonó una voz avergonzada y la puerta de la sala se abrió.

Cuando levanté la vista, me quedé estupefacto.

Lo que vi allí… fue a mamá Ayako en bikini con un gorro de Santa.

Vestía colores rojo y blanco navideños. Pero en su mayor parte, solo había piel. El traje era demasiado revelador. Sus grandes pechos parecían que se iban a salir de la tela roja en cualquier momento.

Musume Janakute Volumen 2 Capitulo 3 Parte 2 Novela Ligera

 

“U-Uuuh… Esto es horrible…”

Me quedé sin palabras y mamá Ayako tímidamente escondió su rostro con sus manos.

“¿Eh? Qué… ¿Ehhh?”

¿Por qué?

¿Por qué lleva un bikini en medio del invierno?

¿Cuándo se convirtió este lugar en el hemisferio sur?

“Fui muy descuidada, busqué ‘traje de santa para mujer’ en internet y lo compré sin revisarlo bien… y esto es lo que había dentro… ¿Qué hago ahora…?” murmuró mamá Ayako, examinando su apariencia con ojos llorosos.

Cada vez que movía su cuerpo, sus pechos y nalgas se acentuaban, dejándome sin aliento. Sé que no debería mirarla demasiado, pero mis ojos simplemente no podían despegarse de ella.

Wow.

Es increíble. Demasiado increíble.

Mamá Ayako… tiene una hermosa figura.

Y sobre todo, sus pechos son muy grandes.

Verdaderamente grandes.

Y sin embargo, tiene una cintura muy delgada y no está para nada gorda.

Ya la vi desnuda cuando nos bañamos antes… pero en cierto modo, su glamoroso cuerpo envuelto en un bikini rojo se sentía más erótico que sin ropa.

“Me lo probé por si acaso… pero como pensé, no puedo usar esto. Hace frío incluso en casa… y además, se siente un poco indecente.”

“T-Te queda bien, mamá Ayako.”

“…Ajaja. Gracias, Ta-kun”, Mamá Ayako se rió débilmente. “Haah… De momento, guardaré este bikini y compraré otro traje. Si lo compro por internet, puede que termine comprando otro bikini, así que iré personalmente a una tienda a buscarlo…”

“N-No creo que sea necesario esforzarse tanto. Ni siquiera sabes si Miu-chan se despertará por la noche.”

“Hm~… No. Tengo que hacerlo”, asintió fuertemente, después de pensarlo un poco.

Y luego, como un niño obstinado, continuó:

“Decidí hacer todo lo posible para disfrutar de este tipo de eventos”, dijo mamá Ayako.

Con una fuerte determinación en sus ojos y un poco de fragilidad.

“Definitivamente no permitiré que Miu se sienta sola… Además, quiero hacer todas las cosas que mi hermana y mi cuñado querían hacer, pero ahora es imposible. Por eso está bien exagerar un poco.”

“Mamá Ayako…”

Ah…

Mamá Ayako es increíble después de todo.

Aunque a veces puede ser un poco torpe, es más amable que nadie y ama a Miu-chan más que nadie.

“…Sí, es verdad. Es más divertido exagerar.”

Sonreí naturalmente. Sentí que pude reconfirmar por qué me gustaba tanto y mi corazón se llenó de calidez.

“Yo también te ayudaré tanto como pueda, así que pídeme lo que sea.”

“Gracias, Ta-kun. Entonces… esta es mi primera petición.” Y luego, se llevó el dedo índice a sus labios. “No le cuentes a nadie sobre este atuendo, ¿de acuerdo?”

Su tono y sus gestos parecían decirlo en broma, pero sus ojos eran terriblemente serios.

“S-Sí, está bien”, asentí fuertemente.

—Fin de los recuerdos.

***

 

 

Aquí es donde termina este relato de mi infancia.

Por cierto… después de esto, Ayako-san compró un traje de Santa normal y logró dejarle el regalo a Miu en medio de la noche. Miu estuvo muy contenta con el juguete… aunque bueno, Love Kaiser Speed ​​murió repentinamente en el episodio de la semana después de Navidad… Pero la Navidad de ese año fue un gran éxito en general.

Sin embargo, hay una especie de post-final para esta historia.

Satisfecha con el buen resultado, Ayako-san le tomó el gusto y continuó haciendo cosplay cada año después de eso… pero después de cierto año dejó de hacerlo.

Creo que fue en la Navidad cuando Miu estaba en segundo año de secundaria.

Ese año me invitaron a cenar y los tres tuvimos una agradable cena de Navidad juntos, pero…

“Por cierto.”

Justo después de terminar de comer el pastel de Navidad, Miu abrió de repente la boca.

Su tono era completamente casual.

“Mamá, ¿podrías dejar de disfrazarte de Santa y poner regalos al lado de mi cama a partir de este año?”

“…¿Eh?” Ayako-san se congeló con una expresión atónita.

Por supuesto, ella estaba planeando hacerlo este año también y me había informado de varios planes de antemano… Pero las palabras de Miu le cayeron como un balde de agua fría.

“…¿Q-Qué estás diciendo, Miu? ¿Yo disfrazarme de Santa…? ¿P-Pero de qué hablas? Santa te trae regalos porque eres una buena chica—”

“Argh, es suficiente. Déjate ya de eso.”

Aturullada, Ayako-san trató desesperadamente de explicarse con una sonrisa en su rostro, pero Miu simplemente agitó su mano hacia ella.

“Estoy feliz con tus sentimientos, pero ya estoy en secundaria. Es suficiente, estoy cansada de fingir que no me doy cuenta.”

“¡¿F-Fingir?! Eh… E-Entonces, Miu… ¿ya los sabías?”

Publicidad M-M1

“Por supuesto que lo sabía. Desde hace cinco años.”

“¡¿Hace cinco años…?!”

Publicidad M-M2

“Me sabía mal no seguirte la corriente porque te esforzabas tanto, así que fingí no darme cuenta hasta el año pasado… Pero no parece que vayas a parar en absoluto. No pensé que continuarías haciéndolo incluso después de que entrara a secundaria.”

“……”

“Es embarazoso para mí tener que ver a mi madre vestirse de Santa todos los años. Podría tolerarlo si todavía estuvieras en tus veintes, pero ya eres casi una treintona.”

“……”

“Así que, desde este año, no lo hagas más. Será más fácil para las dos. Sí, hagamos eso. Ah, al fin lo dije. Finalmente dije lo que he querido decir durante cinco años.”

Miu se veía totalmente refrescada después de decir eso… Pero Ayako-san, por otra parte… estaba temblando con una expresión de vergüenza y desesperación indescriptibles.

Después de eso, se enfurruñó y se encerró en su habitación, y se convirtió en una Navidad terrible, aunque bueno, ahora era un buen recuerdo para mí.

Publicidad Y-AB

Este es el post-final de la historia del bikini de Santa.

…Me pregunto por qué. Quería hablar de lo increíble que era Ayako-san, pero al final, terminé regalándoles más episodios de su torpeza… Bueno, está bien.

Este es el final de mi recuerdo no relacionado con la historia principal.

Muchas gracias por su atención.

Y ahora, por favor, sigan disfrutando de la historia principal.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios