Saihate No Paladin (NL)

Volumen 2: El Arquero de Beast Woods

Capitulo 4: Hermano del Rey del Reino Fertile

Parte 1

 

 

Whitesails era una ciudad rica. Las personas que caminaban por las calles llevaban ropa teñida en todo tipo de colores, y pude ver ciertas tendencias en sus peinados y accesorios.

En resumen—escuchen esto—¡las tendencias existían aquí! ¡Tenían el tiempo y dinero para pensar en la moda! Solo ese hecho por sí solo fue impactante para mí.

Publicidad M-AR

De hecho, mi primera conmoción había llegado antes de eso, cuando entré en la ciudad. No hubo ningún tipo de verificación requerida, y ningún peaje a pagar para pasar a través de la puerta de la ciudad. Subconscientemente había estado asumiendo que habría ese tipo de cosas basadas en lo que sabía sobre las ciudades medievales, y había estado preparado para esperar, pero nos dejaron entrar.

“Esta es una de las políticas de Su Excelencia Ethel. Él es el que gobierna esta ciudad”, me explicó Tonio.

Un enorme volumen de mercancías estaba siendo enviado a esta ciudad a través de la ruta marítima al norte, y se esparcían al resto de Southmark a través de las rutas terrestres y vías navegables como si fueran vasos sanguíneos.

Debido a que había una cantidad tan abrumadora pasando, detenerlo todo en la puerta de la ciudad sería una receta para el caos, y de hecho crearía un foco de contrabando.

Así pues, Su Excelencia Ethel aportó el dinero necesario para dirigir la ciudad imponiendo honorarios a los barcos para atracar en los muelles, tarifas de alquiler por el espacio en el mercado, impuestos sobre las compañías que se establecen en la ciudad, y evitar interferir con los movimientos de personas, bienes y dinero tanto como sea posible.

Publicidad M-M2

Esa era la dirección que había tomado, al menos para Whitesails, me dijo Tonio.

“Hmm”, dije, algo impresionado. Yo no era muy versado en economía, pero tenía la impresión de que se trataba de una política progresista, abierta y liberal.

La manera en que la gente habla del Duque Ethelbald parece bien merecida, pensé mientras caminaba por la ciudad. “¿Hm? ¿Qué son esos?”

Una especie de objetos que parecían pilares estaban alineados a lo largo de la calle. Cada uno tenía algo así como… ¿un paraguas en la parte superior…?

“Eh, esas son farolas.”

“¡¿Farolas?!” ¡¿Qué?!

“¿No sabías lo que eran? ¡Oh Dios mío, Will, tienes que actualizarte! Tienen la Palabra de Luz grabadas en ellas. Los aprendices de la Academia de los Sabios vienen por la noche y las encienden. Los aprendices llegan a practicar vinculando el mana a Signos, y la gente de la ciudad también puede tener luz durante la noche, así que eso es bastante útil.”

Publicidad M-M3

“Exactamente. Es un buen entrenamiento para los aprendices de hechiceros, y una vía para ganar un poco de dinero también. Del mismo modo”, dijo Tonio señalando un gran edificio delante de nosotros, “esa es otra gran fuente de ingresos para los hechiceros en formación. Hace uso frecuente de las Palabras de Calor y Purificación, después de todo.”

“Es eso—”

“Jeje…” Bee me dio otra risa traviesa. “Apuesto a que incluso sabes lo que es”, dijo, girando en el lugar solo para ser graciosa. “¡Lo has adivinado, es un balneario!”

¿Balneario…?

“¿Hm? ¿Qué pasa, Will?”

“¿Ocurre algo?”

¡Un momento, conocía esa palabra! ¡¿No era eso unos baños públicos?! ¡¿Puedo tomar un baño allí?!

“¡Vamos!” anuncié sin pensarlo dos veces. Los otros tres parecían sorprendidos.

***

 

 

Para hacer la historia corta, mi primer baño en mucho tiempo fue una experiencia maravillosa.

Después de todo, teniendo en cuenta el período de tiempo, honestamente había estado considerando la posibilidad de que el agua estaría sucia, antihigiénica, y llevando todo tipo de enfermedades, pero la Palabra de Purificación estaba haciendo su trabajo, y el agua estaba cristalina.

Publicidad M-M2

El problema de necesitar una inmensa cantidad de combustible para mantener la temperatura había sido resuelto por la Palabra de Calor. Maravilloso. Estoy repitiéndome, pero fue maravilloso.

No era como los baños públicos de estilo japonés con los que estaba familiarizado—en cambio, había un sofocante baño de agua caliente y una piscina de agua fría—pero aún así, era increíble. La fatiga del viaje que se había acumulado en todos los músculos de todo mi cuerpo se derritió en el calor y desapareció cuando me relajé. Fue un momento de felicidad.

Después de salir de los baños públicos, sentí como si una capa entera se había caído limpiando mi cuerpo como la cáscara de un huevo hervido. Mi cuerpo se sentía cálido, y la brisa se sentía bien. Incluso en el camino, me había estado manteniendo limpio con la Palabra de Purificación, pero un baño apropiado era otra cosa.

Los tres de nosotros, los hombres, matamos el tiempo en el área abierta fuera de los baños públicos, y después de un rato…

Publicidad M-M3

“♪…LA LA LA…♪” Bee salió sosteniendo las cosas que había dejado con los propietarios de los baños públicos. Estaba cantando una melodía para sí misma y estaba claramente de muy buen humor. “Es muy agradable tener un baño de vez en cuando”, dijo.

“Absolutamente.”

“No lo negaré, pero a mí no me gustan tanto los lugares concurridos.” Menel había atraído mucha atención por su belleza y por el hecho de que era raro ver a un semielfo en primer lugar. Normalmente podía evitar esto usando una capucha o algo así, pero no había forma de ocultarse así en unos baños públicos.

En este mismo momento, tenía su capucha firmemente hacia abajo sobre sus ojos con una mirada amarga en su rostro, así que decidimos apresurarnos y cambiar de lugar.

“Veamos” dijo Bee, “qué tal si conseguimos algo de comer en una taberna, y luego…”

“¿Y luego qué?”

“Sugiero que nos dirijamos a un templo”, dijo Tonio. “Will es un sacerdote, así que imagino que querrá hacerles una visita.”

“¡Oh!” dije. Había tenido mi atención en tantas direcciones diferentes que casi lo había olvidado. Tenía que hacer contacto con un templo establecido. Técnicamente, era un sacerdote apropiado concedido con la protección de un dios, así que esperaba que tuvieran tiempo para mí, pero tenía mis dudas.

Los cuatro caminamos juntos hacia una taberna y comimos algo. Me quedé muy sorprendido cuando vi que sus platos utilizaban arroz. Parecía ser lo que había conocido una vez como arroz índica, probablemente cultivado en un campo seco.

Primero salteaban las verduras con aceite y—como es debido para un puerto—una selección de mariscos, incluyendo camarones, moluscos y pescado blanco en una cacerola de fondo plano y poco profunda, luego añadían el arroz y el agua y lo cocinaban todo.

El arroz había absorbido bien los sabores del pescado, y el plato estaba salteado a la perfección. Podría haber comido esto todo el día. El vino diluido que fue servido sabía muy bien, también.

Esto era la civilización. Eso fue lo único que se me ocurrió para describirlo. Este era el sabor de la civilización.

Tonio y Bee estaban debatiendo la comida.

“Esto sabe muy bien, ¿no?”

“Hmm.” Ella no sonó completamente convencida. “Podría haber estado de acuerdo si no se hubiera hervido tanto.”

Publicidad M-M5

Para estos dos, un vendedor ambulante y una trovadora, esta ciudad era una base de operaciones. Probablemente estaban relativamente acostumbrados.

En cuanto a Menel y a mí, la conversación fue lo que menos nos importaba en ese momento, así que nos saltamos eso totalmente a favor de atiborrarnos de lo que estaba delante de nosotros. Y cuando terminamos, los dos ordenamos el segundo plato.

¡La civilización era realmente una cosa maravillosa y magnífica!

***

 

 

Y así llegamos al templo de Whitesails. Era un majestuoso edificio de piedra blanca y lisa, con columnas grandes y anchas, pasillos con columnas, estatuas de los dioses y un jardín delantero lleno de plantas y árboles cuidadosamente podados. Todo parecía nuevo, pero todavía tenía una especie de carácter artístico. Menel comentó en voz baja que debían haber pasado un montón de cosas en este lugar.

Le pedí a Menel, Tonio y Bee que esperaran por el momento en el jardín delantero, y entré en el templo propiamente dicho. Una vez dentro, pensé que encontraría a un sacerdote y pediría que me mostraran a alguien de alto rango.

Sin embargo, la primera reacción que vino del joven diácono varón que estaba delante de mí vestido con unas túnicas blancas fue un desinformativo “mmm”. Parecía que le estaba dando problemas.

“¿Dices que has sido bendecido con la protección de Gracefeel, dios de la llama?” preguntó.

“Sí, así es.”

“Mmm”, dijo el joven diácono de nuevo.

“Esa es una deidad que no se ve a menudo… Por nuestras reglas, nos gusta hacer uso de la oración de Detectar Fe en estos casos…”

“Eso no es ningún problema.”

Imagínense si un sacerdote de un dios malvado, sin preocuparse por las consecuencias de sus acciones, entrara indiferentemente y dijera, “Me gustaría saludar a los sacerdotes de alto rango.” No todos los sacerdotes fueron entrenados en combate como yo, así que pude ver la necesidad de una medida de seguridad para comprobar que alguien sospechoso que pasara—como yo, el sacerdote de un dios menor—no estaba trabajando para un dios malvado y tratando de ocultar su identidad.

“Sí”, dijo, “pero desafortunadamente, me temo que todos lo suficientemente bendecidos para determinar la fe de los demás salieron por el momento…”

“¿Salieron?” ¿En un gran templo como este? Me sorprendió que incluso fuera posible. “Sí. Los ataques de las bestias grandes y pequeñas han estado en un aumento significativo en todas partes recientemente. Todo el mundo desde el vice-obispo hacia abajo se mantiene muy ocupado.”

Desde el vice-obispo hacia abajo… ¿Dijo el vice-obispo?

“¿Qué estás haciendo que requiere tomar el pasillo?”, dijo alguien detrás de mí con una voz grave que parecía hacerse eco. Me volví para ver a un hombre increíblemente gordo de mediana edad, vestido con unas túnicas de sacerdote holgadas y bordadas con hilos de oro y plata. No hicieron nada para esconder su notable barriga, ni sus grandes e hinchadas mejillas compensaron la severidad en su expresión. Llevaba varios anillos de oro y plata en sus dedos como salchichas.

“¡O-Obispo Bagley!” El diácono se estremeció de sorpresa y enderezó visiblemente su postura.

“Te pregunté lo que estabas haciendo”, repitió el Obispo Bagley. Parecía irritado.

El diácono parecía muy incómodo y no parecía que fuera capaz de dar una respuesta adecuada. Aunque era ligeramente de mala educación, decidí intervenir.

“Es un placer conocerlo. Mi nombre es William G. Maryblood. Fui bendecido con la protección del dios de la llama, Gracefeel, y he venido a este templo de Whitesails para presentarme.” Puse mi mano derecha sobre el lado izquierdo de mi pecho, deslicé mi pierna izquierda un poco hacia atrás, y me incliné. Mary me había enseñado esto.

“Hmm. Bart Bagley. Soy el encargado de este templo.” El Obispo Bagley se inclinó ante mí con brusquedad y luego me fulminó con la mirada. “Gracefeel… Dios de la llama. Prácticamente un dios perdido. La posibilidad sigue siendo, por supuesto, que lo que tenemos aquí es un personaje sospechoso que usa mal el nombre de Gracefeel para llevar a cabo algún complot nefasto…”

Saihate No Paladin Volumen 2 Capitulo 4 Parte 1 Novela Ligera

 

“Esa es una sospecha razonable. ¿Le gustaría que realice una bendición como prueba?” El Obispo Bagley resopló. “Los novicios se apresuran a recurrir a la protección divina cuando están en problemas. La protección recibida de un dios no debe ser blandida ligeramente y ciertamente no es algo para hacer alarde.”

Vaya. No esperaba esa respuesta, pero ahora que lo pienso, él tiene un buen punto. Gus había dicho lo mismo acerca de la magia. Las bendiciones no llevaban mucho riesgo, así que las había usado más casualmente, pero definitivamente tenía razón.

“Está absolutamente en lo correcto. Muchas gracias por hacerme consciente de mi ingenuidad.”

El obispo resopló de nuevo. “¿Qué entiendes tú que son las enseñanzas del dios de la llama?”

Publicidad M-M5

“La luz es la existencia de la oscuridad. Las palabras son la existencia del silencio. Y vivir es la existencia de la muerte.”

El obispo resopló una vez más. “Tú”, le dijo al diácono. “Añádelo al registro y muéstrale el templo.”

“¿Eh? Pero… Todavía tenemos las oraciones de Detectar Fe y Detectar Mentiras—”

¡Idiota!” Fue un trueno. “¡¿Todo eso simplemente lo perdieron tus orejas, cretino?!” Su voz resonó por todo el templo, permaneciendo en el aire como estática en una tormenta de truenos. Otras personas nos miraban ahora.

“Tengo que hacer acto de presencia en el banquete del Gremio de Artesanos—pasa tu tiempo aquí como te plazca, no causes ningún problema, y dona un poco”, dijo el Obispo Bagley sin detenerse a respirar, y luego se fue a otro lugar en el templo. El diácono todavía tenía la cabeza entre los hombros.

Una vez que el obispo había desaparecido por completo, el diácono finalmente comenzó a hablarme, con una voz que mostraba que todavía estaba un poco agitado. “¿Cuáles son las probabilidades de que nos encontremos con el Obispo Bagley?”, dijo. “Nos hizo pasar un mal rato, ¿no? Me impresionó lo bien que lo manejaste.”

Entonces habló de cómo el obispo era ahora un hedonista que pasaba gran parte de su tiempo en banquetes, nunca realizaba una sola bendición, se enfurecía con facilidad y se quejaba constantemente; por otra parte, el vice-obispo era noble y maravilloso y solo tenía buenas cosas que decir sobre él.

No queriendo tomar partido, di unos vagos murmullos en respuesta cuando completamos mi registro. Luego, después de reunirme de nuevo con Menel, Bee y Tonio, el diácono nos mostró todo alrededor del templo y nos asignó una habitación de invitados. Era bastante simple, pero al menos se nos había dado más que un fardo de heno o algo para dormir; había camas con sábanas.

“Dime”, dije, “sobre el obispo aquí, um…”

“Mmm, no he oído muchas cosas buenas de él, supongo”, dijo Bee. “Como que es un poco arrogante. Y materialista.”

“También parece tener influencia detrás de escena en los gremios comerciales e industriales de la ciudad”, agregó Tonio.

Eh. ¿Esa era la reputación que tenía? Mientras trataba de poner esta información junto con mi propia impresión de él, me di cuenta de que me resultaba difícil concentrarme. ¿Qué era todo ese ruido fuera? Sonaba como un sonido metálico incesante, tal vez una campana.

Bee comenzó, y yo la miré confundido.

“Esa… no es la campana de la hora…” dijo ella. “La están martillando… ¡¿Hay fuego o algo?!”

“Eso suena como la campana de emergencia, sí”, dijo Tonio.

El malestar comenzó a extenderse alrededor del templo. Corrimos hacia nuestro equipo y otras cosas que habíamos guardado en un rincón de la habitación. Oímos el sonido de pasos que corrían por el pasillo, y luego gritos.

“¡Wyvern! ¡Un wyvern! ¡¡Todo el mundo, HUYAAAN!!”

Más allá de las paredes de la habitación y por encima del techo, una débil ráfaga de viento y una vasta sombra pasaron por encima. Al instante siguiente, la fuerza de un impacto resonó en todo el templo.

***

Publicidad M-M3

 

 

“¡Hnnngggggg!”

“¡Ow, oww, owwww!”

“¡Alguien! ¡Que alguien nos ayude! ¡Hay gente que está siendo aplastada aquí abajo!”

“¡¿Qué está pasando?!”

“¡No empujen, no empujen!”

“¡Mi hijo, ¿alguien ha visto a mi hijo?!”

“¡Oh Dios…!”

El interior del templo estaba en un estado de pánico. Todavía poniéndome la armadura, salí al patio rodeado de pasillos. Utilizando las decoraciones arquitectónicas y los pilares del templo para la tracción, di un salto al costado del edificio y, después de unos pocos saltos, llegué al techo.

El templo estaba compuesto de numerosos edificios, como los dormitorios, las salas de reunión, y demás, y mientras miraba a mi alrededor noté que el techo del vestíbulo principal había caído.

Miré dentro. Era un caos allí abajo; supuse que probablemente había gente bajo esos escombros. Era un desastre que los sacerdotes de alto rango estuvieran fuera ahora mismo; parecía que iba a tomar algo de tiempo poner esta situación bajo control. Fruncí el ceño inconscientemente.

Pero no podía bajar allí para ayudarlos.

Volví los ojos y vi la silueta gris que rodeaba el cielo sobre Whitesails. Tenía una larga cola y enormes alas hechas de capas de piel extendidas. Recorriendo la columna vertebral de su espalda había una serie de picos que parecían espadas, y tenía un cuello tan grueso que parecía que apenas podías rodearlo con los brazos. Pude ver ocasionales destellos de fuego de su boca.

Los movimientos circulares y tortuosos de su esbelta silueta estaban llenos de poder y energía, y estaba seguro de que tal vista haría temblar la columna vertebral de quien lo presenciara.

Era un wyvern.

Voló a uno de los campanarios de la ciudad y lo agarró con sus patas. La fuerza del aterrizaje rompió la estructura. A medida que las paredes de piedra del campanario se derrumbaban, el wyvern comenzó de nuevo, se elevó y voló en círculos sobre la ciudad una vez más.

Las figuras en el suelo que parecían ser soldados disparaban ocasionalmente tiros de ballesta, pero no parecía importarle. Se movía demasiado.

Publicidad Y-AB

Aquellos pocos soldados que llevaban ballestas podían perseguir al wyvern todo lo que quisieran; ni siquiera serían capaces de mantenerlo dentro de su alcance. Y si lograban acercarse lo suficiente, nunca acertarían un solo tiro en un wyvern volando a tales velocidades; sus flechas pasarían volando en línea recta.

Llamas brotaron de la boca del wyvern—estaba escupiendo fuego. De la zona lamida por esas llamas vinieron gritos y llantos tan fuertes que podía oírlos desde el templo. Las casas se incendiaron. La gente corría, presionándose y empujándose en la lucha por escapar. Y el wyvern gritó de emoción y se lanzó de lleno.

Los tejados, arrancados por la presión del viento, cayeron al azar y se estrellaron en las calles. Algunas casas se habían derrumbado. El pánico estaba aumentando.

Varias personas se cayeron. Estaba seguro de que había otras siendo pisoteadas. Podía oír los edificios colapsar. El wyvern destruyó otro más.

No tenía idea de lo que estaba pasando. ¿Por qué demonios estaba haciendo esto el wyvern? Pero no cambió la realidad: la ciudad estaba siendo destruida ante mis ojos. La civilización—lo que esos tres habían intentado proteger—un lugar donde la gente todavía vivía como debería—estaba siendo destruida.

5 4 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios