Kenja no Deshi wo Nanoru Kenja (NL)

Volumen 1

Capitulo 19: Cambio Elemental

 

 

Campo de flores con un pilar blanco de pie en medio.

Con ese campo en la parte posterior, Mira se enfrentó al Cocatriz y al Demonio Menor. “Maldito seas tú y tus astutos trucos.”

En el momento en que pensó que el combate comenzaría, el enemigo escapó, así que los alcanzó y los volvió a enfrentar, de pie, con la espalda hacia el campo. Dicho esto, no fue como si ella hubiera logrado hacerlo con facilidad, fue gracias a su equipo y al terreno.

Entre el equipo que llevaba Mira había muchos que tenían poderes especiales, y por supuesto, también mejoraron su velocidad de carrera. Además, el Cocatriz tuvo problemas para correr a toda velocidad dentro del bosque y, afortunadamente, no pudo saltar.

Mira estaba bastante lejos delante de ellos y había recuperado su posición de confianza. Convocó otros tres Caballeros Oscuros y los colocó de modo que rodearan al Cocatriz.

Incluyendo los dos que estaban al lado de Mira, había un total de cinco Caballeros Oscuros en ese lugar. Al verlos investidos con un aura aplastante, de pie como vengadores, el Demonio Menor los miró con irritación. Estaba seguro de que el Cocatriz era capaz de deshacerse de los Caballeros Oscuros.

Y ciertamente, los Caballeros Oscuros no eran capaces de ponerse al día con el Cocatriz. Y sin embargo, estaban aquí con su número aumentado. El Demonio Menor se arrepintió de haber juzgado a Mira por su apariencia, pero todavía no se había rendido.

Publicidad G-M1



Señaló con el dedo a Mira y gritó. Inmediatamente después, el ojo del Cocatriz se llenó de locura y, dejando escapar un grito, comenzó a correr hacia Mira. Las patas de la bestia rasparon el suelo, enviando una densa hierba verde al aire. Naturalmente, el enorme cuerpo tenía una masa gigante que podía destruir la mayoría de las cosas simplemente moviéndose.

Sin embargo, ni las garras ni el pico del Cocatriz llegaron a Mira.

Aunque sus piernas estaban protegidas por escamas duras, heridas profundas se grabaron en ellas y el enorme cuerpo se inclinó hacia adelante. Los Caballeros Oscuros en los alrededores apuntaron solo a sus piernas logrando así provocarles cortes.

(“No hay nada más molesto que una pelea cuando tienes algo que proteger detrás de ti…”)

Mira instantáneamente tomó una decisión y ordenó a los Caballeros Oscuros. Como no sabía cuán duras eran las piernas del Cocatriz, las atacó a ambas. Como resultado, ella tuvo éxito y el Cocatriz ya no era capaz de cargar.

Actualmente, con sus piernas lesionadas, no podía soportar su gran masa y las había arrastrado hacia atrás mientras retrocedía.

Sin embargo, en ese momento, dentro de la esquina de la visión de Mira en un lugar donde era fácil perderlo de vista, el Demonio Menor había saltado del Cocatriz y comenzó a correr hacia el campo de flores.

(“Nhm, usó el Cocatriz como cebo.”)

Usando el cuerpo del Cocatriz para esconderse, el Demonio Menor se trasladó a un lugar distante con la intención de llegar a su destino por la fuerza, antes de que Mira se diera cuenta.

El Demonio Menor estaba a varios metros de alcanzar su meta, seguro de que la alcanzaría, dejó escapar esa molesta risa y volvió su rostro hacia Mira para mostrar su expresión obscena y llena de alegría.

Sin embargo, Mira solo giró su rostro hacia él y no se movió. No, no había necesidad de moverse. Ya habían predicho que el objetivo del Demonio Menor era ese campo de flores. Aunque no sabían qué intentaba hacer allí, ciertamente no era nada bueno. Pero había una cosa que sabían, sabían que solo tenían que impedir que entrara en el campo de flores.

Una sola ráfaga de viento rugió a través de la llanura. Envolvía una forma negra y enteramente amenazante.

La voz cuya risa resonaba en los alrededores de inmediato se detuvo. Al instante siguiente, un grito teñido de odio llenó los alrededores. Sin embargo, eso duró solo un momento ya que pronto fue silenciado.

Por delante de donde soplo el viento, cayo el cuerpo bisecado del Demonio Menor rodeado por un violento viento negro. Su rostro estaba distorsionado, como si el miedo se hubiera pegado en él y miraba al cielo con los ojos vacíos. Justo a su lado, estaba un Caballero Oscuro con una espada en las manos empapada de sangre.

Este Caballero Oscuro fue uno de los dos que estaban junto a Mira. En el momento en que llegó al campo de flores, le ordenó que eliminara a todos los enemigos que se le acercaran, por lo que él persiguió al objetivo para cumplir su papel. Es por eso que no había razón para que Mira se moviera.

Como si nada hubiera pasado, el Caballero Oscuro se alejó tranquilamente de ese lugar y comenzó a caminar de regreso a Mira. En ese momento, la niebla negra se había levantado detrás de él. Era el rencor del Demonio Menor.

“¿Nmm? ¿Qué es eso?”

Como no había nada que maldecir, debería haberse dispersado en el viento. Sin embargo, esta niebla flotante, como si fuera impulsada por el viento comenzó a volar. Mira, quien nunca vio ni escuchó que el rencor volaba para moverse, dejó que los tres Caballeros Oscuros lidiasen con el Cocatriz, y se puso en guardia contra el rencor.

La niebla negra se había acercado lenta pero seguramente a ella. Pasó por el Caballero Oscuro que fue el que mató al Demonio Menor, luego pasó más allá de Mira para alejarse.

(“¿Qué tipo de fenómeno es este? ¿Simplemente está vagando por ahí, buscando algo para maldecir?”)

Trazando su barbilla con un dedo, Mira frunció el ceño y persiguió la niebla con sus ojos.

En la llanura sin viento, solo sonaron los pasos de los Caballero Oscuros. Este sonido también se había detenido una vez que el Caballero Oscuro regresó al lado de Mira. Fue entonces cuando una respiración similar a un gemido llego a sus oídos. Venía de la dirección hacia la que voló el rencor.

“No puede ser… ¿vas a maldecir esa cosa?”

Delante de donde volaba la niebla, aguardaba el Cocatriz, que miraba la niebla negra con una mirada furiosa en el ojo.

Si se moviera, incluso un poco, habría sido reducido por los Caballeros Oscuros. Con su cuerpo cubierto de heridas, el Cocatriz se dio cuenta de eso y sintió una furia que lo hizo enloquecer, y al seguir la última orden del Demonio Menor, suprimió por la fuerza el impulso de asesinar.

Una vez que el rencor llegó al Cocatriz, parecía haberse expandido, acelerado y aferrado al cuerpo lleno de heridas de la bestia mágica, y luego invadió al Cocatriz a través de heridas abiertas en su ojo y boca.

El cambio fue dramático. A medida que la niebla negra en el aire se reducía, la estatura de la bestia mágica se hinchaba, comenzaba a asumir una forma peligrosa como si estuviera a punto de explotar. Rugió un doloroso gemido. Las heridas cortadas se sellaron con carne que se hinchó y el único ojo lleno de intención de matar se convirtió en uno inyectado de sangre y lleno de locura.

Entonces, finalmente, la niebla negra había desaparecido por completo. La maldición se completó. El rencor que hasta ahora solo maldijo las cosas con poder, hizo algo impensable y de todas las cosas posibles, maldijo a una bestia mágica de clase alta.

(“Pensar que algo así sucedería. Debe ser un fenómeno hecho posible por el hecho de que el juego se volviese real.”)

Mira fortaleció su vigilancia y observó al Cocatriz que creció una o dos tallas.

Tal vez porque no podía enfocar, o tal vez porque no estaba acostumbrado al cuerpo, el Cocatriz a su alrededor y varias veces batió casualmente sus alas.

(“En cualquier caso, el hecho de que sea problemático no cambia.”)

Sonriendo amargamente y mezclando un suspiro, Mira observó la figura transformada del Cocatriz. Al mismo tiempo, tres Caballeros Oscuros se convirtieron en un vendaval cuando atacaron a la bestia.

“Nnh, también se volvió más difícil, eh.”

El Cocatriz que tenía sus músculos cortados por los Caballeros Oscuros y salpicados de sangre ahora se había convertido en algo completamente diferente.

Publicidad G-M1



Aunque los Caballeros Oscuros herían su torso, solo eran heridas que llegaban a la piel y no lastimaban los músculos inferiores. Además, esas heridas se cerraron en segundos, dejando solo pequeñas cicatrices.

Aun así, los Caballeros Oscuros no pararon. Lejos de eso, sus espadas aumentaron su velocidad para dejar cicatrices aún más nítidas. Al repetir sus ataques una y otra vez al punto de hacer una herida significativa en el Cocatriz finalmente se despertó de su estupor.

El ojo rojo inyectado en sangre observo a los tres Caballeros Oscuros y abrió sus alas de par en par. Por un momento su ojo se tiñó con odio y cuando eso llegó al límite, el Cocatriz batió sus alas para barrer a los persistentes Caballeros Oscuros.

Al instante, una ráfaga de viento barrió todo lo que había en los alrededores. Los árboles crujieron, las hojas volaron para desaparecer en el cielo, y la llanura se sacudió como si fuese una ola llena de furia. El viento ya se había convertido literalmente en una tormenta cuando recogió el pequeño cuerpo de Mira y lo envió a volar.

Una vez que la corta tormenta de viento se calmó, varias pequeñas cosas que levantó en el aire cayeron al suelo.

“Pensar que batir sus alas causaría esto, seguro que se ha vuelto poderoso.”

Tomando dos o tres pasos en el aire como si pisara el aire mismo, Mira desaceleró y descendió para pararse en el suelo como si nada hubiera pasado. Los Caballeros Oscuros fueron arrastrados, pero de inmediato fijaron sus posturas y rodearon al Cocatriz.

El Cocatriz miró a los Caballeros Oscuros. Sus apariencias con espadas negras como si nada hubiera pasado hizo encender las llamas de odio acumulado del Cocatriz.

Al abrir la boca, el Cocatriz rugió como si intentara desgarrar los cielos, estallando como un volcán. Sacudió el aire mismo haciéndolo reverberar como un trueno.

El volumen abrumador sacudió los tímpanos de Mira para adormecerlos. Frunciendo el ceño, dio medio paso hacia atrás y los cubrió con los puños de su túnica.

“Que fastidio, también es más ruidoso.”

Ella murmuró con molestia, pero el murmullo fue amortiguado por sonidos metálicos y ni siquiera llegó a los oídos de Mira. En medio de la llanura, rugiendo, el Cocatriz se enfrentó en combate con los Caballeros Oscuros.

Levantando una voz aguda, el Cocatriz convirtió todo su cuerpo en un arma y atacó. No perturbados en lo más mínimo, los Caballeros Oscuros lo manejaron balanceando sus espadas.

El ataque del Cocatriz fue increíblemente destructivo, perforando la tierra y raspándola. Además, desde que comenzó el combate, su piel se volvió aún más dura y las espadas de los Caballeros Oscuros no lo perforaron fácilmente.

Sin embargo, eso era todo lo que parecía ser para Mira. Ciertamente, el poder de un solo ataque era asombroso, si lo recibía de frente no saldría indemne. Aun así, era solo cuestión de esquivarlo.


No se podían ver las habilidades originales del Cocatriz y sus espléndidos ataques en cadena, giraba su cuerpo alrededor, dejando todo a la fuerza pura. Era como atar un enorme trozo de metal a una famosa lanza destruyendo sus características distintivas que la hacían buena. Si había algo bueno en eso, fue que gano un cuerpo que era capaz de soportar las espadas de los Caballeros Oscuros. No obstante, su cuerpo fue herido gradualmente y era una cuestión de tiempo hasta que el enorme cuerpo cayera al suelo.

Aun así, Mira hizo una expresión difícil mientras miraba la batalla. Aunque era una cuestión de tiempo, a este ritmo tardaría hasta la puesta del sol para terminar.

Podría resolverse simplemente agregando más Caballeros Oscuros, pero queriendo entender mejor cómo funcionaba este mundo ahora que se volvió real, Mira quería verificar la cooperación y el comportamiento de los Caballeros Oscuros. Cuanto más aumentara sus números, más difícil seria seguirlos y ella podría perder algunos detalles.

(“Aun así, no tengo que hacerlo ahora, tengo tiempo. Más adelante puedo verificarlo con cuidado.”)

Su vida en este mundo acababa de comenzar, no había necesidad de apresurarse. En lugar de experimentar ahora, era mejor calmarse y comprobar las cosas una por una.

“Nn, ¿eso…?”

Justo cuando estaba a punto de invocar más Caballeros Oscuros para terminar las cosas rápidamente, en la esquina de su visión encontró un cristal que dejaba salir una luz espeluznante. Cayó en el borde del campo y, junto a él, había un cadáver de Demonio Menor dividido en dos.

Estimulada por el interés, Mira caminó y recogió el cristal. De aspecto negro y fangoso, el Cristal del Demonio brillaba con un pulso.

El Cristal del Demonio era un objeto especial que poseían los Demonios Menores de tipo invocador. Sin embargo, cuando un Demonio Menor era derrotado, desaparecía junto con su cuerpo, por lo que concernía a los jugadores estos cristales formaban parte de los gráficos del juego y no podían adquirirlo.

“Hooh… hoh hoh hooh. Esto es realmente interesante.”

Sosteniendo el Cristal del Demonio en sus manos, Mira sonrió locamente. Ahora que era una realidad, los cuerpos de los monstruos no desaparecían y permanecían como cadáveres para eventualmente volver a la naturaleza. Un ciclo tan natural había traído a Mira una bendición inesperada.

Un cristal especial de los Demonios Menores usado para invocar, el Cristal del Demonio. Mira, que durante mucho tiempo ha tenido un interés anormal en invocar, ahora sentía curiosidad por este artículo que los Demonios Menores usaban para invocar.

Mientras observaba el cristal, un sonido como si algo hubiera atacado con fuerza la alcanzó y un objeto negro fue arrojado a su lado. Era un Caballero Oscuro que fue derribado por el Cocatriz.

Con todo ese impulso, se arrastró por el campo de flores, con la parte superior de su cuerpo hundiéndose en la tierra antes de detenerse. Sin embargo, al instante siguiente, se puso de pie moviéndose de una manera imposible para un humano, y luego salió disparó desde el lugar como una bala.

(“Se parece a un Cristal Elemental… pero tiene un elemento de oscuridad de color diferente, hmm. No he visto nada que brille de manera tan nociva.”)

Sin embargo, Mira se centró tanto en el cristal que ni siquiera prestó atención al combate. Recogiendo un Cristal del Demonio por primera vez, lo primero que recordó fue un Cristal Elemental. Eran artículos materiales que podían usarse en muchos campos y también estaban profundamente conectados a las Invocaciones.

Los invocadores tenían una habilidad llamada Cambio Elemental. Era capaz de usar un catalizador donde habitaba un poder elemental puro para otorgárselo al Espíritu de Armamento.

Una de las características era que los Espíritus de Armamento invocados con este Cambio Elemental tenían su fuerza decidida principalmente por el catalizador usado.

“Podría ser divertido intentarlo.”

Aunque tenía un color desconocido, el cristal se parecía un poco a los Cristales Elementales. Pensando que podría ser capaz de usarlo en una invocación, inmediatamente se puso en acción.

En la llanura llena del rugido del Cocatriz y el sonido de los ataques con la espada, la hierba en el lugar donde ocurrió el torbellino de combate se había vuelto completamente estéril y constantemente se lanzaban nubes de polvo al aire. Observando un lugar justo delante de eso, Mira levantó el Cristal del Demonio.

[Invocación: Cambio Elemental – Caballero Oscuro] 

Añadiendo un ligero cambio a la sensación de invocar a un Caballero Oscuro, Mira liberó el poder que moraba dentro del cristal.

El círculo mágico que apareció en el frente absorbió el poder que brotó del Cristal del Demonio y se expandió una o dos tallas.

“Esto es algo… extraño.”

En unos momentos, el círculo mágico se tiñó de manera nociva y comenzó a retorcerse como órganos internos. Además, sintiendo una presencia fuera de lo común, Mira se alejó apresuradamente del lugar.

Inmediatamente después, el círculo mágico se expandió y estalló como venas obstruidas. El poder mágico que brotó de él salpicó como sangre en todas direcciones.

Al ver esta vista demasiado feroz, Mira pensó que la invocación había fallado, pero una vez que los restos del poder mágico se dejaron de caer, algo alto y ancho como varios árboles juntos apareció, llenando el espacio vacío.

Estaba vestida con una armadura de caballero y tenía una estatura bestial, era impresionante. Era negro como si naciera de la oscuridad, tenía ojos brillantes como si estuvieran cubiertos de sangre y en lugar de una espada, tenía innumerables colmillos en forma de sierra alineados dentro de su boca abierta.

“Bestia… Oscura, es como debería llamarlo, supongo.”

Kenja no Deshi wo Nanoru Kenja Volumen 1 Capitulo 19 Novela Ligera

 

Publicidad G-M3



De un vistazo, se veía completamente diferente de un Caballero Oscuro, pero sentía que había una conexión con él. En otras palabras, el hechizo había tenido éxito y ella podía decir que lo que estaba frente a ella era su invocación, por lo que la apodó basándose en su apariencia.

El resultado de [Invocación: Cambio Elemental – Caballero Oscuro], fue un monstruo que parecía tener un cuerpo bestial y rasgos que parecían una mezcla de un león y un tigre, y se obligó a usar una armadura deforme de Caballero Oscuro.

La magia que se derramó durante la invocación se aferró al cuerpo de la Bestia Oscura como si fuera sangre y estaba temblando como si estuviera respirando.

Esta apariencia era demasiado anormal y parecía que podía volverse loco en cualquier momento, pero actualmente tenía su cuerpo al lado de Mira y se veía como una bestia hambrienta que apunta a una presa.

“Por ahora, parece que escuchará órdenes.”

Aunque a primera vista no parecía tener ninguna inteligencia, Mira lo observo y vio que escuchaba órdenes simples.

El combate entre el Cocatriz y los Caballeros Oscuros causó mucho más daño a los alrededores que daño a ambos lados. El Cocatriz había adquirido regeneración y se había vuelto más duro. Por otro lado, los Caballeros Oscuros también tenían una regeneración limitada y una gran capacidad de evasión.

Sin embargo, no eran iguales, ya que los Caballeros Oscuros tenían números superiores y cooperaban, por lo que tenían superioridad. Si continuaban luchando, los Caballeros Oscuros eventualmente ganarían.

Sin embargo, a este ritmo la noche vendría antes de que eso sucediera. “Ahora, veamos qué tipo de fuerza tienes.”

Mira habló con la Bestia Oscura y creyendo que era un buen momento, hizo retroceder a los tres Caballeros Oscuros.

Al Cocatriz no pareció molestarle que los Caballeros Oscuros se alejaran repentinamente y había seguido corriendo ciegamente hacia el enemigo que estaba enfrente.

Centrándose en la destrucción pura, movió sus grandes patas que eran similares a grandes árboles, sacudió la tierra mientras corría con su enorme cuerpo hacia los Caballeros Oscuros a la vista. Fue entonces, que un sonido metálico y un temblor resonó. Continuando, el odioso grito del Cocatriz resonó fuertemente.

La monstruosa Bestia Oscura se había deslizado en el campo de batalla y detuvo de golpe todo el cuerpo del Cocatriz. Cuando el furioso Cocatriz sacudió la cabeza para morder a la bestia, la Bestia Oscura rugió y abrió su boca llena de dientes hasta las orejas y mordió como si fuera a desgarrar al Cocatriz.

Sintiendo dolor, el Cocatriz, como un dragón, golpeó el suelo con su cola, cada vez que lo hacía, se producía un estruendoso sonido y la tierra temblaba.

(“No escuchará órdenes detalladas… Puede haber solo dos opciones, quedarse quieto y atacar.”)

Al igual que con los Caballeros Oscuros, Mira trató de dar varias órdenes. Sin embargo, sus órdenes fueron ignoradas por completo y la Bestia Oscura siguió luchando. Para decirlo de una manera, su estado actual lo hizo parecer como si estuviese loco.

“Parece que necesito hacer más verificaciones.”

Apartando la vista de la situación actual, Mira murmuró como si fuera una excusa. “Que… ¿Qué tipo de situación es esta?”

“¿Nn? Ohh, Reinard.”

Volviéndose hacia una voz que hablo desde un lado, vio a Reinard y a Joachim. La expresión de los dos se puso rígida cuando vieron la pelea que tenía lugar frente a ellos, donde ambos bandos se mataban entre sí, literalmente, sin intención de defenderse.

“Uno de ellos se ve muy diferente pero es el Cocatriz. Sin embargo…”

Joachim miró al frente con una expresión amarga y analizó la situación con calma.

Ni la Bestia Oscura ni el Cocatriz tenían ninguna intención de detenerse, enfrentándose entre sí, simplemente se destrozaron sus cuerpos.

Colmillos contra colmillos, garras contra garras, rugido contra rugido. A pesar de que ambos estaban cubiertos de sangre, ninguno se había detenido, lejos de eso, las cabezas de los dos estaban despejadas de todo menos enojo y su lucha solo se volvió más intensa.

“Invoque y así fue como resultó.”

Sin saber qué más decir, Mira solo se encogió de hombros.

Los tres miraron la escena con asombro. Si hubiera algo con lo que comparar esta lucha, sería una lucha de monstruos en una película hecha con efectos especiales.

Era el punto de la película donde las aves de los árboles cercanos escapan y todos los animales pequeños huyen llenos de pavor.

“Por cierto, no veo a Galet por ningún lado.” Preguntó Mira, cambiando el tema por la fuerza.

“Le pedimos que se ocupara de los cadáveres de los monstruos. Normalmente hago la quema de cadáveres, pero él dijo: ‘Me encargaré de eso, por favor, apoyen a Mira-sama’. Ciertamente, era normal preocuparse cuando el oponente es una criatura tan poderosa como un Cocatriz. Aun así, no parecías necesitar ayudar.”

Joachim respondió mientras observaba la batalla de los dos monstruos con una mirada distante en sus ojos. En ese momento, en el otro lado del campo de batalla apareció una corriente de luz roja.

(“Ese Galet, él no está preocupado por mí en absoluto.”)

La luz encendida y vacilante era una columna de llamas, Mira imaginó la figura de Galet detrás del cañón con una sonrisa aún más brillante que las llamas.

Después de un tiempo, la eliminación de los cadáveres debió haber terminado, ya que la columna de llamas se debilitó y desapareció.

Al mismo tiempo, un tipo diferente de rojo estalló hacia el cielo. Después de eso, sonó un grito como si algo se hubiera desgarrado, diferente de los intimidantes rugidos escuchados hasta ahora.

Era una voz que salía de la garganta del Cocatriz y la cosa roja que bailaba en el aire era su sangre. Por lo que se ve, el Cocatriz perdió una de sus alas de raíz, fue desde allí que la sangre salpicó…

“Eso es… feroz.”

Reinard murmuró inconscientemente. Mirando a la Bestia Oscura que luchaba contra el Cocatriz, que se había vuelto aún más feroz, revisó su opinión de las Invocaciones y sus posibilidades, así como la de Mira.

La Bestia Oscura, sacó algo de su boca como si estuviera escupiendo. Una gran cantidad de sangre goteaba de su boca. La cosa que cayó en el suelo, fue el ala mordida del Cocatriz. El ala estaba tan golpeada que se veía miserable, siendo la prueba de cuán intensa era la pelea.

Sin embargo, el Cocatriz no se detuvo por eso. La voluntad de luchar y la locura no desaparecieron de su ojo. Atacó a la Bestia Oscura balanceando su ala restante. En ese momento, su cuerpo se balanceó como si fuera arrastrado por el ala que giraba.

Debido a su inmenso tamaño, el Cocatriz no pudo mantener el equilibrio sin una de las alas y fue incapaz de controlar su propio poder explosivo.

La Bestia Oscura no perdió la oportunidad. En el momento en que el gran cuerpo del Cocatriz se inclinó, la Bestia Oscura puso sus cuatro extremidades en el suelo y abrió la boca como para rugir. En ese momento, una luz aguda comenzó a filtrarse desde su garganta.

“Este poder mágico es…”

Sintiendo el enorme poder mágico reuniéndose dentro de la boca de la Bestia Oscura, Joachim abrió los ojos de par en par.

Inmediatamente después, justo antes de que se estableciera el objetivo, el Cocatriz giró su cuerpo y agitó su gruesa cola, estrellándola contra un lado de la cabeza de la Bestia Oscura.

Un fuerte impacto sonó y el cuerpo de la Bestia Oscura se balanceó. Sin embargo, no fue detenido por eso. Casi al mismo tiempo que recibió el golpe, la Bestia Oscura lanzó el rayo de luz.

Después de un destello brillante, el aire tembló ferozmente y se oyó un rugido. Sin embargo, no golpeó directamente al Cocatriz.

Publicidad M-M1

La cola de Cocatriz movió por la fuerza la cabeza de la Bestia Oscura y causó que el objetivo del rayo se moviera. Después de ser disparado, el rayo se arrastró por el suelo y la tierra, incluso causo estragos en el bosque. Además, las llamas se derramaron desde el lugar donde se hizo un agujero en el suelo.

La vista que se extendía en el frente parecía una escena apocalíptica, el polvo arrojado en el aire junto con un gran retumbar era tan alto como un muro del castillo, haciendo que no solo Reinard y Joachim, sino también Mira se quedasen quietos y observaran con una mirada distante en sus ojos.

Ignorando a los tres, el combate continuó. Como si pelearan por el espacio, dos rugidos se enfrentaban, llenando los alrededores. Pero entonces, de repente, un lado desistió.

Fue la voz del Cocatriz la que desapareció. La enorme bestia mágica cayó al suelo junto con un sonido pesado. Por su aspecto, su pata izquierda estaba completamente quemada debajo de la rodilla. Aunque parecía que había evitado el rayo, este logró rozar ligeramente la pata del Cocatriz.

“Parece que la pelea está decidida.”

Incluso a pesar de estar acostado de lado, el Cocatriz lo fulminó con la mirada, pero después de perder un ala y una pata no había forma de que pudiera luchar contra el oponente que peleo como su igual. Al ver eso, Reinard hizo una expresión de alivio.

Todo lo que quedaba era que la Bestia Oscura blandiera una garra o mordiera al Cocatriz que se retorcía para eliminarlo.

Sin embargo, al momento siguiente la columna vertebral de los tres se congeló. La Bestia Oscura se apoyó en sus cuatro extremidades y abrió la boca.

“Este poder mágico, ¿tiene la intención de disparar el ataque de antes?”

Después de presenciar el horrible espectáculo anterior, Joachim preguntó en pánico. Pero Mira inmediatamente miró hacia otro lado y vaciló. Aunque lo intentó varias veces, la Bestia Oscura no escuchó las órdenes detalladas de Mira. En otras palabras, sus acciones actuales estaban completamente basadas en su propio juicio.

“Hey… se ve peor que el anterior.”

Escuchando las palabras de Reinard, ella miró de nuevo a la Bestia Oscura.

Posiblemente porque tenía tiempo de sobra, la cantidad de poder mágico que había reunido ya había superado al anterior y aún se estaba acumulando. En proporción a eso, la luz que se filtraba por su boca comenzó a brillar como una cuchilla.

Era como si la Bestia Oscura estuviera sosteniendo un sol dentro de su boca y se arriesgara a explotar en cualquier momento.

El primer rayo se disparó después de dos, tres segundos desde que tomó esta postura. Sin embargo, esta vez habían pasado diez segundos. No se sabía cuán poderoso se volvió después de acumular tanta potencia mágica.

Por un instante la imagen de todo su entorno convirtiéndose en tierra quemada había pasado por la mente de Mira. No era una exageración, Joachim imaginó una imagen similar en su mente basándose en la cantidad de poder mágico que se estaba concentrando.

En el siguiente momento, un círculo mágico apareció bajo los pies de la Bestia Oscura. Igual que cuando fue invocado, lanzó un brillo nocivo, pero esta vez atrajo a la bestia negra. Mira liberó al instante la invocación y despidió a la Bestia Oscura.

El círculo mágico pulsante tragando a la Bestia Oscura parecía una puerta al infierno, y la vista hizo que los tres perdieran el aliento mientras observaban.

Cuando fue despedido, la Bestia Oscura aún retuvo la voluntad de luchar en sus ojos girados hacia el Cocatriz. Y cuando todo su cuerpo, aparte de su cabeza, se sumergió en el círculo mágico, de repente el brillo en su boca se hizo más intenso.

“¡Mira-sama!”

“¡Mm-hm!”

Justo después de que ella respondiera, Mira instruyó a uno de los Caballeros Oscuros que estaba en espera.

Según lo ordenado, un Caballero Oscuro se precipitó como un vendaval y golpeó la cabeza de la Bestia Oscura para girarla hacia arriba. Al mismo tiempo, un destello vestido con una luz vívida surgió en el cielo.

Una vez que el poder mágico condensado atravesó el cielo, finalmente se dispersó y comenzó a caer como partículas de luz. Para entonces, el culpable, que era la Bestia Oscura, había desaparecido sin dejar rastro, despedido por completo.

Cuando finalmente todos se sintieron aliviados, de repente, el Cocatriz entró en la vista de los tres. Gimió y se obligó a ponerse de pie con la pata que tenía ahora la herida cerrada. Rugiendo como maniático, el Cocatriz mostró una locura abrumadora a pesar de no tener un ala y una pierna.

“Podría estar herido pero no podemos bajar la guardia.”

“Lo sé.”

Publicidad M-M3

Al ver la intensidad del Cocatriz, Reinard y Joachim se concentraron de nuevo y se dispusieron a oponerse a la criatura.

“Un paso atrás. Yo fui quien comenzó pelear contra este tipo.”

Mira detuvo a los dos con la mano y volvió la vista hacia el Cocatriz. Entonces, de repente, unos veinte Caballeros Oscuros parecieron rodeándolo en un instante.

“¿Mmh?”

“Esto es…”

Al ver aparecer repentinamente al grupo de Caballeros Oscuros, tanto Reinard como Joachim hicieron expresiones de asombro. No solo los Invocadores que fueron enviados al ejército, sino que incluso el Anciano sustituto, Cleos, no podían invocar tantos Caballeros Oscuros en un instante y al mismo tiempo.

Publicidad G-AB



Al perder las palabras, entendieron lo que significaba el título de discípula del Sabio y lo poco que sabían de ella. Mientras tanto, todo había concluido.

Aunque incluso herido, el Cocatriz era superior en fuerza, era incapaz de soportar la violencia de los números que enfrentaba y una vez más cayó. Entonces, ya no teniendo ninguna forma de resistir, todo su cuerpo fue expuesto a cortes que superaron su velocidad de regeneración. La sangre fluyó de múltiples lugares en su cuerpo y la tierra fue teñida de rojo oscuro.

A primera vista la escena parecía una colina negra que se retorcía, era algo así como una ejecución grupal.

La lluvia de luz que la Bestia Oscura había dejado debe haber tenido una gran cantidad de poder mágico, ya que incluso ahora seguía cayendo. Una vez que se dieron la vuelta, vieron que las partículas de luz bailaban en el campo de flores, y cuando fueron tocadas por el viento, brillaban como la sonrisa de un ángel.

De pie entre el cielo y el infierno, Reinard y Joachim decidieron observar el cielo.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios