Tensei Shitara Slime Datta Ken (NL)

Volumen 9

Capitulo 4: El Combate Final, y la Gran Apertura del Laberinto

Parte 3

 

 

Era hora de almorzar—un almuerzo que ahora pasaría con Masayuki.

En realidad, esto no era nada tan elegante. Le dije que quería hablar con él a solas; el resto de su grupo podría quedarse en una habitación separada. Tuvimos un pequeño problema antes, pero estaba seguro de que Masayuki podría arreglar las cosas con ellos más tarde.

Publicidad Y-AR

“Um, bueno, es bueno conocerte, ¿supongo? Mi nombre es Masayuki Honjo, y la gente me llama ‘Velocidad de la Luz’ y ‘El Héroe’ y esas cosas…”

Se sonrojó un poco. Sí, llamarse a sí mismo “héroe” en nuestro viejo mundo sería la cosa más vergonzosa de la historia. La gente pensaría que eres un idiota irreflexivo si lo intentaras.

Estoy seguro de que tenía miedo. Eso, y parecía que estaba preocupado por cómo reaccionaría ante él. Recordó cómo había prometido derrotarme, aunque en su mayoría, eran sus amigos los que lo incitaban.

Esto debe haber sido incómodo para él. Soy un rey demonio, después de todo. Tenía que estar muerto de miedo, temiendo haber iniciado una pelea con un enemigo que estaba fuera de su alcance.

Sin duda estaba en conflicto, pero no necesitaba preocuparse por mí. Estaba listo para dejar el pasado donde pertenecía—en el pasado. Una buena comida juntos debería ayudarnos a resolver nuestros problemas.

Publicidad M-M2

“Sí, sé que hablamos antes, pero es un placer conocerte también. Soy Rimuru, un rey demonio, pero mi nombre real es Mikami Satoru. Solía trabajar para una firma contratista”.

Masayuki no estaba muy interesado en tocar su comida, así que decidí simplemente soltarlo. No había usado ese nombre en mucho tiempo, pero todavía sentía que me quedaba bien, mucho más de lo que esperaba. No era como si lo estuviera escondiendo—simplemente nunca tuve la oportunidad de usarlo mucho.

“… ¿Eh? ¿Eres… eres japonés?”

Publicidad M-M2

Masayuki no parecía creerme. Y sí, me veía como una niña linda en este momento. No puedo culparlo. “Sí, más o menos. Pero hablemos de eso durante el almuerzo, ¿de acuerdo?”

Eso finalmente lo inspiró a recoger sus palillos. “Um, ¿está bien que coma esto?”

“Por supuesto. Les pedí que te prepararan algo japonés”.

El sushi y la tempura estaban en el menú de hoy. Ellos habían cautivado a Hinata antes, y pensé que Masayuki estaría igualmente agradecido—él no había sido parte de nuestro banquete previo al festival, así que estaba seguro de que sería la primera vez que veía sushi en años.

“Esta no es, como, mi última comida antes de mi ejecución, ¿verdad?”

“No. Pareces sensato; somos del mismo lugar. Solo quiero ser tu amigo”.

Ver esta comida debe haberle dado una idea completamente equivocada. Tal vez pensó que esta era la última comida que comería en toda su vida. Le dije que era de Japón, pero todavía dudaba de mí.

Publicidad Y-M1

“Bueno, um, está bien…”

Finalmente tomó un bocado—y en el momento en que lo hizo, se quedó en silencio. Sus ojos parecían diferentes ahora; sus palillos y su boca se pusieron en movimiento. Estaba tan concentrado en su comida que no parecía el momento adecuado para empezar a hablar, así que esperé hasta que terminara.

Y en ese momento:

“… Está bien. Satoru-san—um, quiero decir, Rimuru, ¡con mucho gusto me convertiré en tu sirviente!”

No tenía idea de dónde vino esto. Quiero decir, me di cuenta de que estaba hambriento de buena comida japonesa, pero yo ni siquiera había dicho nada todavía. Además, debe haber tenido sus propios pensamientos sobre mí.

“¿Sirviente? Uh…”

“No, está bien. No tengo nada que me impida abandonar esta mierda de ser héroe. Es vergonzoso cuando hacen eso de ‘¡Ma! ¡Sa! ¡Yu! ¡Ki!’ Y.… de verdad, he estado constantemente tratando de descubrir cómo escapar de todo esto”.

Esto sonaba como el verdadero Masayuki. Y mientras disfrutaba de un té después de la comida, dejé que me contara su historia.

Masayuki era un chico bastante inteligente en su viejo mundo, yendo a una escuela secundaria que ponía a la mayoría de sus graduados en la universidad. Le gustaba leer manga y novelas ligeras, algo que mantenía en secreto, y se quejaba de cómo debió haberlo llevado a esto.

Publicidad M-M1

“Mi habilidad se llama Elegido, ¿sabes? Es tan… estúpido”.

Quería ser un héroe, y tal como lo vio, por eso terminó aquí. Y su habilidad, Elegido, era lo que pensé que era. Le permitía guiar naturalmente los pensamientos de quienes lo rodeaban, casi como un lavado de cerebro—y eso fue lo que lo llevó a convertirse en un Héroe. Esta habilidad estaba más allá de su control; no podría apagarla incluso si quisiera. Eso no es demasiado fácil de usar—o tal vez lo sea demasiado.

“Quizás lo sea, pero eso no significa que no sea increíble. Habrías ganado el campeonato si no te hubieras retirado”.

El torneo fue una amplia prueba de que esta habilidad funcionaba. La victoria era suya si la quería.

“Sí, pero solo me ha causado problemas. No hago nada, y la gente simplemente hace todas estas suposiciones sobre mí… Esa fue la forma en que gané en Ingrasia”.

Como dijo, dejó que eso se le subiera a la cabeza. Incluso con sus esfuerzos aplastando la red criminal de Orthrus, en realidad no hizo nada—la gente lo trataba como a un rey. Podía darse por vencido por completo y las cosas aún funcionaban a su manera, por lo que la vida en general era bastante fácil para él. Sin embargo, la experiencia en este torneo le hizo darse cuenta de que, si esto fallaba, aunque fuera una vez, terminaría con su vida.

Por eso había decidido que era hora de comprobar la realidad y pensé que tenía razón. ¿Pero me afectaría el Elegido?

Entendido. Contra las habilidades definitivas, se cancelan casi todas las habilidades de nivel inferior.

Entonces no me afecta. Bueno. Porque tenía la intención de ir fácil con él de todos modos, pero no me di cuenta de que era un completo aficionado en batalla. Apuesto a que incluso un golpe rápido de mi parte sería desastroso.

“Bueno, tomaste la decisión correcta—y probablemente en el último momento posible. Creo que deberías estar orgulloso de eso”.

“¿Eso crees? Pero Gobta-san se transformó en esa… cosa aterradora y.… ya sabes, no necesitaba cerebro para darme cuenta de que nunca podría vencerlo”.

En realidad, no estaba tan seguro de eso, una buena parte de la gente estaba viendo a Gobta regularmente… Pero sí, Masayuki hizo lo correcto.

Así que charlamos un poco más, contándonos nuestras historias y antecedentes. En su mayor parte, sin embargo, solo di un breve resumen de mi vida, pasando más tiempo en escuchar hablar a Masayuki.

Sus amigos lo adoraban como a un dios, por lo que en realidad no podía hablar con franqueza con ellos. No tenía a nadie con quien desahogarse excepto Yuuki, y su apretada agenda hacía difícil reunirse con él. Haciendo que el estrés y la irritación se acumularan.

Básicamente, me reveló todo sobre él, sin que yo tuviera que hacer ninguna pregunta.

“Bueno, me gustaría saber más de ti, pero mi hora de almuerzo está a punto de terminar. Entonces déjame preguntarte esto: ¿Qué vas a hacer ahora?”

“¿A qué te refieres?”

“Quiero decir, le prometiste a Bovix una revancha, ¿verdad? ¿Vas a abordar el laberinto?”

“¡Ah!”

Supongo que Masayuki se había olvidado por completo. Debe haber estado planeando escaparse de la ciudad rápidamente.

“Bueno… ¿qué debo hacer?”

«Ahhh, no te preocupes. Bovix solo está protegiendo el área alrededor del Piso 50, y el laberinto es súper grande, por lo que tomará unos días llegar tan lejos”.

“Oh. Entonces, si pretendo abordarlo, ¿no lo lograré hoy, al menos?”

“Exactamente. Y todos los dignatarios aquí ahora mismo se irán de la ciudad mañana”.

El festival duraba tres días. Las carreteras iban a estar llenas de gente mañana, por lo que principalmente trabajaríamos para mantener el tráfico fluido.

El verdadero trabajo de limpieza no comenzaría hasta dentro de dos días, una vez que todos los invitados se hubieran ido. La gran apertura del laberinto de hoy era principalmente una demostración para la realeza y la nobleza de la ciudad—una pre apertura, en realidad, o una apertura temporal hasta que comenzara su funcionamiento normal.

Por lo tanto, no pensé que nadie bajaría más de unos pocos pisos en las varias horas que estaría abierto hoy. Además, también tuve una idea sobre esa batalla entre Masayuki y Bovix.

No quería decepcionarlo, pero tampoco quería que Masayuki fuera derrotado. Como lo tenía aquí y todo, quería que funcionara como una valla publicitaria viviente para mí, guiando a los aventureros conquistadores de mazmorras hacia abajo y entusiasmados por enfrentar el desafío.

“Así que me gustaría que llamaras la atención de la gente por mí, pero ¿crees que puedes hacer eso?”

“… Wow. Es bastante tranquilizador escucharlo. Por eso le diste a Jinrai todo ese gran equipo, ¿eh? Y personalmente, si meter la pata allí no me mata, puedo abordar el laberinto sin preocupaciones. ¡Suena perfecto!”

Con mucho gusto prometió su apoyo. No quise decir nada de eso con el regalo de Jinrai, pero eso ciertamente funcionaba bien. Entrar en el laberinto sin armaduras era solo pedir que te mataran.

Publicidad M-M4

“Y también estaré encantado de filtrar algunas pistas sobre la conquista del laberinto. Si puedes usarlos para llegar bastante lejos para mí, sería genial. Además, si ves algo que crees que podríamos mejorar, no dudes en decírmelo”.

No ofrecería ninguna ayuda para ir más allá del Piso 50—queríamos mantener las cosas en orden aquí, así que le aconsejé que lo tuviera en cuenta. Pero incluso allí, nunca moriría mientras mantuviera su Brazalete de Resurrección, así que todo estaba bien.

“¡Suena genial! Siento que estoy probando un juego o algo así”.

“Ah… Ahora que lo mencionas, es un poco así. Pero no es necesario que te sobre esfuerces hoy. Intenta llegar, como, al Piso 5 o más o menos”.

Un juego, ¿eh? Es una observación interesante que hacer.

“Está bien”, dijo Masayuki con una sonrisa refrescante. “Me alegro de que pudiéramos hablar entre nosotros, Rimuru. Realmente me tranquilizó. Ahora empiezo a pensar que este mundo no es tan malo después de todo”.

Su habilidad le había facilitado las cosas hasta ahora, pero todavía estaba ansioso la mayor parte del tiempo. Tener a alguien que le prometiera su apoyo debe haber aliviado sus preocupaciones.

Eso, y nuestra nación estaba a la vanguardia de la tecnología en este mundo. Nuestros baños e inodoros hacían que nuestro alojamiento fuera mucho mejor que en cualquier otro lugar, y la variedad y calidad de la comida aquí también debe haberlo sorprendido.

“Tenemos esa orquesta y estamos enseñando pintura a la gente. Muy pronto, planeo poner en marcha algunas producciones teatrales. Quiero divertirme aquí y no voy a escatimar en invertir en esas cosas”.

“¡Realmente te respeto, Rimuru! Um, ¿qué pasa con el manga?”

“¡Ji ji ji! Por supuesto que tendremos manga, Masayuki. Ese es un camino más largo, pero nadie más lo hará, así que…”

“¡Woah! ¡Te seguiré a donde quiera que vayas, Rimuru!”

Y entonces Masayuki decidió quedarse en la ciudad por el momento. Planeaba mantenerme en contacto cercano con él, transmitiéndole información y demás. Ojalá pudiéramos tener estas charlas con regularidad—también quería relajarme y preguntarle sobre nuestro viejo mundo. Sería un lindo viaje de nostalgia. Eso, y quería estimular su memoria para el manga. Sentía una gran curiosidad por mi colección, y definitivamente esperaba mantenerme en buenos términos con él.

Publicidad Y-M1

Ahora tenía un nuevo amigo.

***

 

 

Nuestro laberinto finalmente estaba programado para abrir esta tarde, y decidí realizar una última verificación de antemano, por si acaso. Dirigiéndome hacia el área abierta en el piso más bajo, fui recibido por Ramiris, quien vino volando hacia mí.

“Estamos a punto de abrir, pero ¿cómo va todo?”

“¡Ja! ¿Quién crees que soy, eh?

Ciertamente sonaba confiada—y Veldora, que salía pesadamente de su habitación, también parecía bastante orgulloso de sí mismo.

“¡Kwahhh-ha-ha-ha! No temas, Rimuru. ¡No hemos pasado por alto nada!” UH oh. De repente estaba muy preocupado.

“Whoa, ¿estás seguro de eso? No quiero que ustedes hagan nada estúpido durante la presentación de hoy, ¿de acuerdo?”

“¡Jajaja! ¡Sin preocupaciones! ¡Déjanos todo a nosotros! Activé todas las funciones de seguridad”.

“Je-je-je… ¡Pero a partir de mañana, el laberinto mostrará sus colmillos!”

Ramiris y Veldora se miraron y se rieron. ¿Estarían realmente bien? Porque no estaban apaciguando mis miedos en absoluto.

Publicidad Y-M1

“Um, voy a decir esto por si lo olvidaste, pero cerraremos el laberinto justo después de esto, ¿de acuerdo?”

“¡¿Q-Qué?!”

Tensei Shitara Volumen 9 Capítulo 4 Parte 3

 

¿Por qué Veldora estaba diciéndome “¡¿Q-Qué?!” a mí? Se lo había dicho varias veces antes, pero supongo que no estaba escuchando.

Después de ver cómo resultaba el día de hoy, quería ajustar los niveles de dificultad del laberinto. Por lo tanto, mi plan era cerrarlo durante dos o tres días y luego volver a abrirlo. Tampoco habíamos calculado los precios de admisión todavía, y necesitábamos personal capacitado para vender las Tarjetas Laberinto (es decir, los boletos) y otros artículos. No teníamos tiempo libre ni gente para eso hasta ahora, pero quería hablar con Mjöllmile después de que termináramos la limpieza posterior al festival.

Mirando hacia atrás, tal vez fue un error dejar los detalles finales a esta pareja. Quiero decir, parecía que Ramiris y Veldora se estaban divirtiendo, y yo estaba ocupado de todos modos, pero… hombre, no estaban prestando atención en nuestras reuniones. Pero tampoco quería gritarles. Todos estaban un poco nerviosos en este momento.

“Cálmate, ¿de acuerdo? Haré todo lo posible para que abramos oficialmente lo antes posible, así que esperen hasta entonces”.

“¡Bueno!”

“¡Confiaré en ti, Rimuru!”

Excelente. Eso debería ayudarnos a pasar hoy… Oh, pero casi lo olvido. Tenía algo muy importante que preguntar.

“Por cierto, ¿Milim está aquí?”

“Así es”.

“¡Sí! Nos quitó dos brazaletes de resurrección de uso ilimitado y se fue corriendo”.

“Ahhh. Y le di el control de los pisos 96 a 99, ¿verdad? ¿Las cámaras del dragón con los pisos de efecto elemental y todo?”

“Así es. Ella ha estado trabajando mucho en ellos”.

“¡Seguro que sí! ¡E incluso me dio los derechos sobre los dragones que atrapó para esos pisos! ¡Ella dijo que, si los criamos bien y evolucionan a Reyes Dragón, serán lo suficientemente inteligentes como para entender mis órdenes!”

Ramiris era toda sonrisas. Supongo que, en su mente, incluso Milim tenía algunas facetas buenas en ella.

La escena de Milim volando por el aire, llevando dragones capturados en sus brazos, debe haber causado un gran impacto en cualquiera que la viera.

Al parecer, recibimos quejas al respecto las dos primeras veces, pero la gente se acostumbró a ello desde la tercera vez en adelante. Supongo que los residentes de nuestra ciudad lo aceptaron como algo normal.

Milim había encontrado para nosotros cuatro dragones en total—un dragón de fuego, un dragón de escarcha, un dragón de viento y un dragón de tierra.

Estos eran Archidragones elementales, tal como Milim nos había prometido, e incluso ahora eran tan inteligentes como el típico animal de granja. Bríndales cuidados como lo harías con cualquier mascota, y sería posible conectarse con ellos.

“Eh. ¿Les pusiste collares o algo?”

“Por ahora sí. Estos son mis amados sirvientes, ¡así que quiero estar segura de que establecemos una relación clara de amo y sirviente!”

Ya veo. Ramiris ciertamente estaba pensando profundamente en esto, y lo que escuché me sonó bastante bien. Pero volvamos al tema principal.

“Entonces, ¿Milim está en las cámaras del dragón en este momento?”

“Sí. ¡Dijo que encontró algunos compañeros de juego para ayudar a mis sirvientes a mantenerse en forma!”

“En efecto. Creo que fui a pescar con uno de ellos una vez. Pero, ¿cómo va a jugar alguien como él con un dragón?”

Creo que es mejor que no lo sepa. Pero todo lo que necesitaba era la ubicación actual de Milim. Si estaba trabajando duro cerca del fondo del laberinto, dudo que se hubiera entrometido en nuestra apertura.

“Cierto. Ella probablemente no se interpondrá en el camino, entonces, estoy bien con eso. Estamos a punto de abrir el laberinto en este momento, ¿puedes subir por mí?”

Publicidad G-AB




“¡Sí! Estaría feliz de hacerlo”, dijo Ramiris.

“Yo voy a pasar. ¡El papel del maestro del laberinto es esperar a sus rivales!”

… Mira, te lo dije, ¡nadie llegará al fondo en un día! De hecho, probablemente tendrías que esperar muchos días antes de que aparezca alguien. Sin embargo, me abstuve de decirle esto. Eso es muy amable de mi parte.

“Excelente. Bueno, ¡buena suerte entonces!”

Dejando a Veldora con algo de ánimo, me llevé a Ramiris mientras nos teletransportábamos a la cámara de arriba.

5 8 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios