Tensei Shitara Slime Datta Ken (NL)

Volumen 9

Capitulo 3: El Torneo de Batalla

Parte 3

 

 

El segundo enfrentamiento emparejaba al héroe Masayuki contra Jinrai, el lobo loco, y como todos sabían de antemano, terminó con una victoria para el héroe. Los dos simplemente se dieron la mano en el centro de la arena—y eso provocó vítores y aplausos salvajes.

No tiene sentido. ¿Por qué un apretón de manos llevaría a la multitud a tal frenesí? Podía oírlos gritar: “¡¡El héroe lo ha vuelto a hacer!!” Etc. ¿Por qué era tan popular? Me era ajeno.

Publicidad Y-AR

… Ah bueno. Decidí dejar de pensar en cosas que no podía cambiar. Pasamos a la próxima pelea. El tercer enfrentamiento era el espadachín que fluye Gaiye contra Gobta. ¿Cómo resultaría?

Por lo que parece, Gaiye calificaba para el rango A, aunque apenas. Su arma y armadura eran bienes de nivel Raro, lo que demuestra que, como aventurero, estaba entre los mejores en el negocio—pero Gobta tenía un conjunto de armaduras de clase Única. No pensé que fuera igual a Gaiye en habilidad, pero suma todos sus rasgos y tendrías un enfrentamiento bastante decente.

“¿Listos? ¡¡Y.… empiecen!!”

La batalla comenzó a la señal de Souka. “¡¡Hah!!”

Con una respiración corta, Gaiye plantó los pies y empujó su espada. Fue un golpe fuerte y vi de dónde venía la parte “que fluye” de su apodo. Excelente trabajo. Pero el peto de Gobta lo bloqueó.

Publicidad M-M4

“¡¿Qué?! ¡¿Una armadura tan fina para tal idiota…?!”

“¡Gahhh! ¡¡Eso… eso es demasiado rápido!!”

Esto sucedió justo después de la señal de inicio. Gobta ni siquiera tuvo tiempo suficiente para desenvainar la daga. ¡Maldita sea! Me dije a mí mismo, regañándolo. ¡Te estás dejando demasiado abierto! La armadura de Gobta evitó el golpe, pero no lo haría la próxima vez. Fue la excesiva confianza en sí mismo de Gaiye lo que lo salvó allí, pero la próxima vez, claramente iría por una axila o algún otro lugar desprotegido.

“¡Pffft! ¿Qué tal esto?”

Desató un corte danzante, golpeando a Gobta varias veces. Gobta logró esquivarlos todos, ya al final de la línea y prácticamente al borde de las lágrimas. Por la expresión de su rostro, probablemente pretendía salir corriendo del ring y ser descalificado.

La victoria no le importaba estaba tratando de protegerse a sí mismo—y esa podría haber sido la respuesta correcta, pero desearía que se hubiera esforzado un poco más. Dado lo interesante que parecía este partido en el papel, la reacción de Gobta fue una decepción.

Pensé que eso lo resolvía, pero—la batalla simplemente se negó a terminar. Gobta seguía acercándose al borde de la arena, y Gaiye seguía interrumpiéndolo.

“¿Está jugando con él?”

“No parece ser una persona muy agradable, no. Gobta tampoco es galante, pero encuentro el comportamiento de este hombre bastante desagradable”.

Shion y yo estábamos de acuerdo. Hmm… Ahora quería que Gobta ganara. “¡Jajaja! ¡¿Crees que puedes huir de mí, peón?!”

Gaiye luchó con una espada de longitud extraña, su longitud en algún punto entre “corta” y “larga”. También tenía un guantelete en la mano izquierda con el que conectaba golpes, sin duda con un efecto devastador. Era un estilo de lucha inusual, y cuando se abalanzaba sobre ti con ambos brazos levantados, era difícil adivinar exactamente qué haría. Para Gobta, que aprendió el manejo de la espada más estándar, sin duda era un enemigo difícil de manejar.

Aun así, Gaiye nunca consiguió un golpe decisivo. El único golpe real hasta ahora, fue el primero en la placa del pecho de Gobta.

“Gobta está siendo muy observador”, comentó Shion. “No podrías esquivar esos golpes de espada durante tanto tiempo a menos que pudieras seguir el ritmo de cómo mueve su arma”.

Ella tenía grandes elogios para él, y yo también. Él recibió algunos golpes, pero los cortes peligrosos de espada siempre fueron recibidos y desviados con su daga.

“¡Está bien! ¡Vamos, Gobta! ¡Mantente enfocado! ¡Muéstrame lo que hay en ti y vence a este tipo! ¡Te daré un aumento en tu mesada! Y, eh… si es que ganas, todo el torneo, ¡te daré esa nueva caña de pescar que querías!”

“¡¿En serio?! Entonces voy a sacar mi último recurso, ¿de acuerdo?”

Si tuviera un “último recurso”, realmente desearía que lo hubiera usado antes… Pero a pesar de todo, mi oferta pareció motivarlo. De hecho, quería pelear. No estaba exactamente emocionado con recurrir al soborno con él, pero con alguien tan vago como Gobta, esa debería haber sido mi primera táctica. Quiero decir, ya tenía a Geld allí; no esperaba mucho de Gobta—pero con las cosas como estaban, realmente necesitaba un esfuerzo total de parte de él.

“¡Gah-ha-ha-ha-ha! ¡No intentes parecer inteligente a mi alrededor, peón! ¡Aquellos como tú nunca podrían vencer a los más fuertes!”

Gaiye continuó persiguiéndolo, riendo todo el camino. Sin duda estaba seguro de su victoria, ni siquiera se molestó en vigilar a Gobta. Pero ahora, Gobta estaba preparado para hacer cualquier cosa para ganar— y, por lo tanto, Gaiye estaba condenado.

“¡Bien, ven! ¡Convocar!”

Gobta era el líder de los Jinetes Goblin—y, por supuesto, eso significaba que podía convocar a un Starwolf y unificarse con él. Esto le daba energía mágica al nivel de un monstruo A-, combinada con las habilidades con la espada que le inculcó Hakurou. Contra alguien como Gaiye, podía más que defenderse.

Sin embargo… ¿Por qué no hiciste esto primero, hombre? ¡Maldita sea, Gobta! Solo quería perder esto lo antes posible, lo sabía.

Pero al menos ahora hablaba en serio…¿Eh? “¿Qué—?”

“Convocando, ¿eh? Pero un lobo terrible oscuro no es una amenaza para—”

Entonces Gaiye se quedó en silencio. El lobo de color oscuro que Gobta había convocado se había estrellado contra él a toda velocidad. El espadachín estaba equivocado—Gobta no había convocado a un lobo terrible de ningún tipo, una amenaza de nivel C o D en el mejor de los casos. En cambio, este lobo oscuro, estaba moviendo la cola y clavando a Gaiye en el suelo mientras lo lamía… No podría haber sido nadie más que Ranga.

“Ranga… ¿Qué estás haciendo?”

“Tch… toda una táctica. Debo reconocérselo a Ranga. Se ha vuelto bastante intrigante”.

No lo creo, Shion. Realmente no lo creo. Gobta parecía tan sorprendido como nosotros, así que no pensé que tuviera intención de hacer eso.

Esto fue puramente obra de Ranga; debe haber irrumpido en la invocación de Gobta sin preguntar. Y yo que pensé que estaba durmiendo en mi sombra No tenía idea de que tramaría este tipo de plan.

Souka corrió hacia Gaiye, luego se giró hacia Diablo. “Gaiye está inconsciente. Un movimiento brillante. Creo que la batalla ha terminado”.

Diablo, el árbitro, con una expresión en blanco, dictaminó que se trataba de un ataque válido. Tenía que haber reconocido a Ranga, ¿verdad? Quiero decir, sabía que tenía su tamaño más pequeño, el de un lobo normal, pero… Oh, bueno. Se llevaban bien, eso lo sabía.

“Y el ganador es… ¡¡Goooooooooob…taaaaaa!!”

La proclamación de Souka fue ahogada por los vítores. Dada la falta de abucheos de la multitud, todos deben haber aceptado las convocatorias como juego limpio en este enfrentamiento.

“¿De verdad…?” susurró Gobta. Nadie lo escuchó en medio del rugido. “Pero, um, ¿realmente podemos salirnos con la nuestra?”

Publicidad M-M4

“La magia de invocación está explícitamente permitida en las reglas. Creo que no es un problema”.

Bueno, si Rigurd pensaba eso, entonces está bien… pero Ranga decidió unirse, ¿eh? Hmm. ¿Estás seguro de que esto no es una infracción? Porque hasta ahora, le había dado a Gobta cero posibilidades de ganar su primera ronda—pero con Ranga, ya no había forma de saberlo.

Teniendo en cuenta mi objetivo inicial de probar las habilidades de Masayuki, tal vez esto fuera una bendición disfrazada.

¡Cierto! Es hora de dejar de preocuparse por eso. Definitivamente decidí dejarlo pasar.

***

 

 

El cuarto enfrentamiento, Geld vs Máscara de León, era otro que vale la pena ver.

“Je-je-je… Es bueno ver que puedo patear traseros por primera vez en mucho tiempo, ¿eh?” Máscara de León ciertamente estaba listo para esto.

“Poder cruzar los brazos con un guerrero tan alabado es una sorpresa muy inesperada. Aprovecharé esta oportunidad para pelear contra un oponente tan experimentado y atacarte con todo lo que tengo”.

Con eso, Geld se quitó la mitad superior de su armadura y preparó sus puños.

“¡Hohh! ¿Quieres pelear con las manos desnudas? Perfecto. Esa es otra de mis especialidades”. Tomó su propia postura contra Geld.

Lo que siguió fue algo para todas las eras, una batalla que seguramente pasará a la historia de este torneo. Fue puño contra puño, generando grandes ondas de choque de fuerza que enviaron vientos aulladores a través de la arena.

Geld no usó patadas en absoluto, luchó exclusivamente con sus puños y lanzamientos mientras arrastraba las piernas para mantener el equilibrio. No importa qué ataque le lanzaran, no vaciló en absoluto. Fue… ¿Cómo lo llamas? El estilo peek-a-boo7, un término que recordaba haber visto en un manga de boxeo u algo por el estilo.

Al mismo tiempo, los golpes se lanzaban mientras buscaba aberturas, incluso aquellos destinados a mantener a raya a su oponente, tenían el poder de un cañón escondido dentro.

Eso era gracias a la parte inferior de su cuerpo, la base del cañón, transfiriendo toda la energía cinética de su cuerpo a sus puños. Pero sus puños no eran su única amenaza—tenía ataques de hombro, y si quedaban atrapados en un agarre, podía realizar lanzamientos.

Máscara de León, mientras tanto, era un luchador versátil que podía lanzar casi cualquier cosa en cualquier momento. Su arsenal era extenso, su físico era prácticamente igual al de Geld; no habría nada que lo abrumara con poder. En este mundo, la energía mágica significaba mucho más que ataques externos, por lo que Máscara de León también podría haber sido más fuerte que Geld.

Pero ni siquiera él pudo permanecer al ataque por mucho tiempo, dando testimonio de las habilidades defensivas superiores de Geld. Patadas que podrían aplastar rocas golpearon contra sus brazos, intentando hacerle perder el equilibrio, pero Geld no les prestó atención.

Entonces Máscara de León intentó todos los demás trucos del libro: golpes, patadas giratorias y patadas de hacha desde todas las direcciones. Todo esto a velocidades que te engañaban haciéndote pensar que había varios Máscara de León. La ráfaga de ataques golpeó ágilmente, pero ninguno de ellos afectó a un Geld centrado en la defensa.

“¡Ja! ¡Hombre, esto es divertido! ¡Estás recibiendo mis golpes como si fueran una brisa pasajera!”

“Je-je-je… yo soy el que debería estar quejándose”, respondió Geld, con frustración en su voz. “No me das la oportunidad de contraatacar. Tus ataques parecen simples, pero cada uno está bien refinado…”

Estaba aguantando bastante bien por ahora, pero debió sentir que las cosas solo irían cuesta abajo desde aquí. La fuerza de Máscara de León era real—y no se sabía qué tan profunda era. La forma en que desataba golpes que atravesaban su armadura, y eran suficiente para evitar contraataques—me recordaba a un helicóptero de ataque. Estaba claro quién tenía la ventaja, pero se necesitaba más que fuerza para decidir una batalla. A veces, la suerte jugaba un papel—y ¿a quién sonreiría la diosa de la victoria hoy?

La multitud se estaba volviendo más apasionada por el momento. “¡¡Qu-whoaaa!!”

“Vaya, ¿qué es…? ¡¿Qué es eso…?!”

Alguien gritó a todo pulmón, con una bolsa de papas fritas en una mano desde los puestos de comida. Otros estaban vitoreando con entusiasmo, sus rostros estaban enrojecidos por la cerveza que estaban bebiendo. La multitud sabía lo asombrosos que eran estos luchadores, y les hizo rugir su aprobación. Geld, el profesional tranquilo y reservado, contra Máscara de León, cuya aura solo te hacía querer adorarlo— esta pelea definitivamente hizo conocidos los dos nombres.

Los golpes que intercambiaron fueron devastadores, pero no parecían estar cerca de resolver esto. Era dos pasos hacia adelante, dos pasos hacia atrás, ambos combatientes manteniéndose incluso a medida que pasaba el tiempo.

Lo mismo sucedió después de media hora, una Souka emocionada ofreció sus comentarios durante todo el encuentro. Incluso Diablo los vigilaba de cerca, con los ojos muy serios.

Veinte minutos después:

“Has hecho bien en resistirme tanto tiempo. ¡Mis felicitaciones para ti!”

“Je, je-je… Es—es un honor, recibir tantos elogios de una figura tan elevada…”

“Basta de halagos. Pero déjame preguntarte algo”.

“… Cualquier cosa”.

“¿Por qué no estás usando ninguna habilidad?”

“¿No es evidente? Porque todavía no me has mostrado tu verdadero yo”.

“Je-je… ¡Ja-ja-ja-ja-ja! ¿Me llamas ‘figura elevada’, pero pretendías ganar? Interesante. No puedo mostrarte mi verdadero yo, ¡pero puedo mostrarte algunos movimientos reales!”

Hablaron mientras continuaban al ataque. La audiencia no pudo haberlo escuchado, pero yo lo escuché todo a través de los oídos de Diablo. La falta de uso de habilidades de Geld también era un misterio para mí, pero ¿por eso? ¿Geld quería luchar contra Máscara de León y lograr una victoria completa?

Máscara de León—o, más bien, Carrion—podría Animalizarse en cualquier momento para desbloquear toda su fuerza en batalla. Su forma actual era solo temporal; no podía aprovechar todo su potencial de esta manera.

Geld lo sabía, y por eso luchó estrictamente con su propio cuerpo, sin recurrir a Guardián o Gourmet ni una sola vez. Estaba seguro de que no quería ponerse tan serio con tanto público, por supuesto—esa carta anónima leída en las presentaciones, le ordenaba que no lo hiciera.

Carrion sin duda estaba de acuerdo, y si eso significaba revelar su identidad, entonces hacer todo lo posible en esta arena estaba fuera de discusión. Aun así, era fuerte. Tu monstruo o demonio promedio no tendrían ninguna posibilidad; incluso podría conquistar espíritus de alto nivel.

A pesar de eso, Carrion estaba empezando a ponerse un poco serio.

“¡Aquí voy!”

“¡Sí!”

Publicidad M-M5

Un estallido dorado de fuerza mística brilló por un momento, enfocándose en la mano derecha de Carrion. El puño se estrelló contra los brazos de Geld, dejando imágenes residuales. La fuerza lo hizo temblar, explotando contra ambos brazos, enviándolos a volar lejos de la boca del estómago ahora expuesta.

Era uno de sus puntos débiles, y Carrion no perdió el tiempo lanzándole un jab de derecha directo. La onda de choque recorrió el cuerpo de Geld con una energía físicamente destructiva.

“Bien hecho… Este es el final para mí…” Geld se tambaleó hacia atrás. Pero no se cayó. Estaba tratando de abrirse camino fuera del límite del ring. Diablo corrió hacia él para apoyarlo, mirando hacia Souka.

“¡Se acabó! El ganador es ¡¡Máscara… de… León!!”

Tensei Shitara Volumen 9 Capítulo 3 Parte 3

 

Aclamaciones masivas. Aplausos masivos. La multitud no se contuvo ni un momento, gritando sus elogios a los competidores.

“A eso lo llamo Cañón Puño de León. Deberías estar orgulloso, Geld. No solo tomaste todo el peso de uno de mis movimientos secretos y sobreviviste—todavía puedes caminar”.

“¡Je! Je-je-je… Me encantaría que luchemos sin limitaciones en algún momento”.

“A mí también. No había tenido una pelea tan divertida en mucho tiempo”.

Geld y Carrion asintieron con la cabeza, tratándose mutuamente con respeto. Me di cuenta de que ahora tenían una conexión profunda y sincera. Ninguno de los dos pensó que este fuera el final—y no lo era. Si ambos se hubieran tomado en serio y hubieran utilizado todo su arsenal de habilidades, todo el encuentro habría sido diferente. Pero la victoria fue para Carrion esta vez, y Geld quedó fuera del torneo.

Publicidad G-M1




Aun así, quería decirle a Geld que estaba orgulloso de él. Estos aplausos en este momento—de esto se trataba. Así de increíble fue esta pelea. Aplaudí tan fuerte como todos los demás cuando Geld dejó la arena.

Publicidad M-M4

Los cuartos de final estaban finalizados y era hora de un intermedio. Las semifinales se llevarían a cabo después de la hora del almuerzo.

Gran parte de la siguiente ronda se reduciría a lo fatigados que estaban los ganadores de la última. Teníamos pociones curativas para todos los competidores, por lo que sus lesiones físicas se curaron, pero no se podía decir cómo se encontraban energéticamente hablando.

Con la emoción de la mañana aún en la mente de todos, el quinto encuentro del día estaba a punto de comenzar.

En el centro de la arena, Masayuki y Bovix se enfrentaban, listos para luchar por un lugar en la final de mañana. La gran pregunta para esta pelea: ¿Eran reales los poderes de Masayuki? Porque a menos que mi mente me estuviera jugando una mala pasada, parecía que las rodillas de Masayuki temblaban un poco.

¿Temblando de emoción por la próxima pelea, tal vez? Y el sudor que le bajaba por la nuca era casi como un río. ¿Era realmente tan poderoso como Hinata? Simplemente no pude convencerme de eso.

Publicidad M-M5

Mientras lo observaba, Bovix se sirvió el micrófono de Souka.

“¿Entonces eres el ‘héroe’ que quiere enfrentar a Rimuru-sama? Es una pena que no te des cuenta de tu lugar”.

Se estaba burlando de Masayuki. Pero el héroe simplemente le dedicó una sonrisa distante—o, para decirlo de una manera menos elegante, su boca tenía un tic extraño—y la dejó deslizar. Luego extendió una mano a Souka, pidiendo un micrófono.

“Je. Tu pelea fue una maravilla de ver”.

Publicidad M-M1

“Um… Sí”.

No estaba mordiendo el anzuelo. De hecho, lo estaba alabando. Masayuki es más maduro de lo que pensaba.

“… Pero eso lo hace aún más lamentable”.

“¿Lamentable? ¿Qué es lamentable?”

El héroe no parecía tener mucha prisa por comenzar este partido. ¿Qué iba a decir a continuación?

“Si estuvieras en plena forma, habría estado bien para mí luchar con toda mi fuerza. Pero usaste la mayor parte de tu resistencia en la ronda anterior, ¿no es así? Me parece una lástima”.

No esperaba que anunciara que no pelearía con todo en esta ronda. Parecía un gesto sincero—eso, ¿o quizás solo poner excusas?

“¿Que eres—?”

“Yo, um, solo quiero decir, si luchara y te golpeara ahora mismo, no obtendría ninguna satisfacción”.

“……”

“¿Escuché que el rey demonio Rimuru te nombró uno de los maestros del laberinto que ha preparado?

Supongo que estás más interesado en unirte a los Cuatro Grandes, pero…”

“¡Tonto! ¡El papel de maestro del Piso 50, la sección media del laberinto, es un gran honor para mí y para Equix! Pero no me impedirá apuntar a mayores alturas…”

“¿Oh? Bueno, lamento decirlo, pero a mi modo de ver, Geld parecía mucho más adecuado para los Cuatro Grandes que tú en cuanto a fuerza…”

“Nnnnnngh…”

Primero lo elogió; luego lo insultó. ¿Qué estaba pensando Masayuki?

Publicidad M-AB

“Si peleo contigo ahora, probablemente gane. Pero en tu mejor momento, no sé cómo te iría— especialmente en el laberinto, tu territorio. Creo que, ya sabes, sería un desperdicio si tuviéramos que resolver esto ahora mismo”.

“¡¿Nnnnnh?!”

Whoa, hombre. Odio pensar esto, pero ¿Masayuki no tiene ninguna intención de pelear…?

“Estaré abordando el laberinto mañana, definitivamente, sin importar cómo se resuelva mi pelea con el rey demonio, ¿sabes? Entonces, ¿qué piensas? Puedes recuperar toda tu fuerza, puedo encontrarme contigo allí, y puedes intentar ahuyentarme”.

Ahora estaba seguro de ello. Masayuki estaba actuando con un aire despreocupado y seguro de sí mismo, pero para mí, parecía que Bovix lo estaba asustando demasiado.

5 11 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
5 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios