Tensei Shitara Slime Datta Ken (NL)

Volumen 5

Capitulo 3: Desesperación y Esperanza

Parte 6

 

 

Sin embargo, quisiera que explicaran la situación una vez más en la conferencia. Quería que todos, no solo yo, trabajáramos juntos.

“Está bien”, dije antes de dejarlos.

Publicidad M-AR

“¿Les importaría unirse a mí en la conferencia, entonces? Mientras tanto, tengo algo que manejar”.

Luego caminé directamente hacia las habitaciones que Yohm y su equipo estaban usando. Yohm parecía nervioso al verme mientras entraba por la puerta.

“¡¿R-Rimuru?!”

“He decidido el castigo de Myulan, Yohm. ¿Dónde está ella?”

“Um, descansando arriba, pero…”

Publicidad M-M5

La palabra ‘castigo’ lo inquietó aún más. Me sentí mal por eso, pero lo que tenía en mente no era algo que pudiera decirle. Aún no.

En el momento en que subí las escaleras, me enfrenté a Myulan y hablé.

“Myulan, vas a morir por mí”.

“¡¿Oye?!” Escuché a Yohm gritar. No le hice caso. Myulan me miró con los ojos llenos de sorpresa, pero me dio un gesto de resignación. Ella estaba preparada para esta eventualidad.

Publicidad M-M3

“Rimuru-sama, eso—”

Grucius intentó interrumpirme, pero no estaba dispuesto a dejarlo. Entonces Yohm se interpuso entre ella y yo.

“Bueno, lo siento, amigo, ¡pero estoy aquí para protegerla!”

Sabía que no tenía ninguna posibilidad, pero aun así trató de resistirse a mí. Es un buen tipo. Lo digo en serio.

Así que los até a él y a Grucius con Hilo de Acero Pegajoso.

“¡Rimuru, por favor!”

Myulan les dedicó una leve sonrisa.

“Te amé, Yohm. Eres la primera persona de la que me he enamorado en toda mi vida. Si existe la reencarnación, espero poder vivir contigo en mi próxima vida, así que… Adiós, entonces. Intenta no enamorarte de una mujer mala la próxima vez, ¿de acuerdo?”

Otra sonrisa, y luego cerró los ojos. Amo esa resolución. No ves mujeres tan buenas como ella con demasiada frecuencia. Para ser honesto, este acto me estaba haciendo sentir tremendamente culpable… Pero bueno.

Entonces, sin dudarlo, introduje mi mano en el pecho de Myulan con un movimiento cortante. Su cabeza se tambaleó hacia adelante, impotente, mientras Yohm y Grucius gritaban. Luego—con una mirada de absoluta confusión y perplejidad en su rostro—volvió a abrir los ojos.

“Um… no me estoy muriendo. Eso ni siquiera dolió”.

Publicidad M-M3

Bueno sí. Sé que dije que moriría por mí, pero no pensaba matarla. Escuchas historias sobre personas que mueren y vuelven a la vida todo el tiempo, ¿no? Tenía un grupo de personas que necesitaba vivos de nuevo, incluida Shion, y pensé que probaría mi suerte para aumentar un poco las probabilidades aquí.

“Oh, um, sí. Estuviste muerta, tal vez, ¿oh, tres segundos?”

“… ¿Eh?”

“¿Qué?”

“¿Qué significa eso?”

Reporte. El “pseudo corazón” del individuo Myulan ha comenzado a funcionar regularmente.

Genial. Salió sin problemas. Con la confirmación del Sabio, saqué mi mano del pecho de Myulan.

“Bueno, supongo que la operación fue un éxito, así que déjenme explicarles lo que hice. No tienen que mirarme así, muchachos. Siéntense y relájense si quieren.

“Whoa, amigo, ¿qué clase de charla loca me estás dando?”

“Será mejor que haya una buena explicación para esto”, gruñó Grucius.

¡Míralos! Llorando hace un momento y ahora lloriqueando y quejándose. Myulan, mientras tanto, estaba tan tranquila como siempre.

“¡Cállense, chicos! Myulan se reirá de ustedes si siguen así. Entonces el trato es que el corazón temporal dentro de Myulan estaba siendo usado para que Clayman pudiera escucharla. Es una forma de comunicación encriptada que funciona con señales eléctricas y magnetismo natural, por lo que no usa ninguna magícula en absoluto”.

En esencia, además de proporcionar un pulso y señales eléctricas para el cuerpo, su corazón también emitía señales cifradas que atravesaban la Tierra y llegaban hasta Clayman.

La estaba obligando a presentar informes detallados con él de todos modos, solo para asegurarse de que ella nunca lo notara.

Era un truco oculto digno de un rey demonio. Esos rumores sobre cómo trataba a su personal eran ciertos. Pero también tenías que reconocérselo.

Si estaba sacando algo similar con toda su gente, esa es una gran cantidad de información codificada que estaba recibiendo y desentrañando en su cabeza. No es de extrañar que lo llamaran el Maestro de Marionetas. Es esa enorme red de datos que recopilaba le servían como “cadenas” invisibles en sus títeres.

Fue una divertida coincidencia que lograra notar eso. O tal vez no tanto en realidad. Podrías llamarlo prueba de que Shion todavía me está ayudando. Cuando lancé esa gran magia para evitar que todas esas almas se desvanezcan, el Gran Sabio descubrió una señal totalmente electrónica a la que reaccionó la barrera.

Fue fácil para él descifrar el mensaje codificado, así que pensé que podría usar ese dispositivo para engañar a Clayman para que crea que maté a Myulan.

“… ¡Y todo fue una broma de mi parte! ¡Lo siento!”

“¿Solo una broma?! ¡Maldita sea, amigo!”

“¡Whoa, Yohm! ¡No era algo con lo que pudiera lidiar tan fácilmente! Quiero decir, ¡ese es todo el secreto detrás del poder del rey demonio Clayman! ¡Algo que nadie más sabe!”

Y ahora continúan de nuevo. Qué fastidio.

“Pero no nos preocupemos por los detalles, ¿de acuerdo, muchachos? … ¡Entonces! Myulan! Supongo que existe la reencarnación, ¿eh?”

“… ¿Qué?”

Fue en ese momento que Myulan finalmente se dio cuenta de que la maldición sobre su vida había sido levantada.

“Ahora eres una mujer libre, Myulan. Pero, antes de eso, tengo un favor que pedirte”.

Publicidad M-M3

Ella se giró hacia mí, todavía no completamente consciente de lo que estaba pasando.

“No diga nada. Si desea que le jure mi lealtad, lo haré con mucho gusto”.

“No, está bien. En realidad, resulta que existe la posibilidad de que podamos resucitar a Shion y a todos los demás—tal como moriste y volviste, ¿ves? Y quiero que me ayudes a lograrlo”.

“¿Huh?”

“¿Resucitar?”

“¿Cómo?” Preguntó Grucius.

“Resucitar a los muertos ni siquiera es posible para los demonios de alto nivel como yo”.

“Es solo una hipótesis por ahora. Pero voy a hacer que suceda”.

Sí. Solo es una posibilidad. Pero nunca podría permitirme estropearlo. Haría todo lo posible para aumentar mis posibilidades, y para hacer eso, necesitaba a Myulan.

“Pero”, dije, “si lo logro, ¿qué harás después de eso?”

“Bueno… puedo ser libre, pero si me limito a una vida humana demasiado corta a partir de ahora… tal vez no me importe estar un poco confinada después de todo”.

Le dio a Yohm una mirada que lo hizo sonrojarse de la manera más adorable. Sus propias mejillas se enrojecieron un poco. Sin embargo, tuve que sentirme mal por Grucius. Había sido rechazado, pura y duramente.

“¡Vamos, anímate!”

“¡No me des esa sonrisa tuya!” Él protestó.

Publicidad G-M1




“Además, Yohm es humano, así que vivirá tal vez cien años.

¡Después de eso, es mi turno!”

Publicidad M-M5

“¿De qué demonios estás hablando? ¡¿Era esa la basura que estabas pensando, loco hombre lobo?!”

“¡Cállate! ¡Si no te gusta, solo trata de sobrevivir!”

Publicidad M-M2

“¡Tú, imbécil! ¡Puedes aullar todo lo que quieras, pero tu maestro Carrion incluso lo permitiría?!”

“¡Ja! Carrion-sama es un líder generoso. Me ha pedido que amplíe mis horizontes aquí. Mis lealtades están con él, pero no es como si me obligaran a permanecer en el Reino de las Bestias, ¡ya sabes!”

“¿Cómo es que algo así está bien?”

“¡Cállate!”

“… En realidad, retiro lo que dije. Perdí la cabeza por un momento allí”.

“¡Oh, vamos, Myulan!”

Era una escena bastante caótica, pero también hizo que la sonrisa volviera a mi cara un poco. Ofrecería más celebración si fuera en cualquier otro momento, pero en este momento no lo era. Me preparé y volví a mi otra prioridad principal.

“Por cierto, Yohm, también tengo que pedirte un favor…”

“¡Dilo! ¡Haré lo que quieras, amigo!”

Bueno. Pensé que diría eso. Estaba contando con eso, y por eso ayudé a Myulan. Por lo general, no era tan calculador como esto, pero bueno. No podía permitirme cometer ningún error aquí. Entonces:

“Necesito que seas un rey para mí”.

Yohm le dio al comentario desprevenido una mirada perpleja mientras lo explicaba.

Básicamente, era así: íbamos a matar a todo el ejército atacándonos. Eso era imprescindible, y no iba a cambiarlo. Eso llevaba a la siguiente pregunta—qué hacer con Falmuth. ¿Deberíamos matar a todas las personas en ese país? No, no había razón para eso. Quiero decir, no dudaría en hacerlo si aún no tuviera suficientes sacrificios para convertirme en un rey demonio, pero concentrémonos primero en su ejército.

Publicidad M-M1

Souei había informado que su número total probablemente excedía los diez mil. Eso, sinceramente, era un gran alivio. Es gracioso estar agradeciendo al enemigo por proporcionar una fuerza tan enorme. Si era un hecho que los mataríamos a todos, no había razón para ir fácil con ellos. Eso hizo las cosas más simples para mí.

No quería herir a ningún civil tanto como pudiera, por lo que tener una buena multitud de soldados con quienes trabajar servía para mis necesidades.

Entonces, ¿qué pasaría una vez que este ejército fuera aniquilado y yo fuera un rey demonio? Ese era el problema. Si Falmuth seguía atacándome, tendría que matarlos, pero si es posible, me gustaría organizar un armisticio en algún lugar a lo largo de la línea. Sin embargo, todos en los niveles ejecutivos del gobierno del Reino de Falmuth morirían.

Tenían que asumir la responsabilidad. Por supuesto, eso significaba que el núcleo central del gobierno sería aniquilado—y eso pondría a la gente en apuros.

“¿Lo ves? Y ahí es donde entras tú”.

Le di a Yohm una mirada dominante. Su papel, en esencia, sería limpiar el gobierno podrido. Mataría a cualquiera que saliera del país, y él se encargaría de la basura que queda dentro. También lideraría a la gente y asumiría un papel como el nuevo rey—y luego construiríamos relaciones formales entre nosotros.

“Je. Lo haces sonar tan fácil. Quiero decir, yo, ¿un rey?”

“Es fácil. Quiero decir, demonios, incluso yo soy un rey. También deberías probarlo”. Rey, Rey Demonio, es lo mismo.

“Yohm… Rimuru-sama cree que puedes hacerlo. Te prometo que tendrás mi cooperación completa, así que ¿por qué no inyectas un poco de emoción en tu vida?”

Myulan, aparentemente no era fanática de los hombres aburridos. Sus palabras empujaron a Yohm hacia adelante.

“Yo también ayudaré, Yohm”.

“Uh, ¿no estabas ocupado esperando que muriera hace un momento, Grucius?”

“¡Jaja! ¿De qué estás hablando? Como dije, solo sobrevive más que yo y estarás bien”.

Publicidad Y-AB

“Pffft. Está bien. Me tienes. ¡Aceptaré esta cosa!”

Él asintió con firmeza hacia mí cuando le dimos la mano. Algo me dijo que nos llevaríamos bien.

Podríamos resolver los detalles una vez que todo esto haya terminado. Primero, tenía que convertirme en un rey demonio. Tenía que recuperar a Shion y los demás con vida. Cuando una vida se pierde, nunca vuelve, pero aún no se han perdido. Había una oportunidad.

Yo soy ateo. No creo que haya un Dios o dioses ahí afuera. En este momento, sin embargo, estaba dispuesto a rezar. Orar a la figura que controla todos los milagros. Antes, probablemente me reiría de cosas sin sentido como esas. Y tal vez no tenía sentido. Pero, ya sabes, mientras rezo, siento que puedo creer en ello. Puedo creer que Shion está bien.

Ese destello de luz de luna me iluminó, parpadeando débilmente en aparente aprobación de mi oración.

5 5 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios