Kage no Jitsuryokusha

Volumen 3

Prólogo: De viaje a la ciudad sin ley en las vacaciones de otoño

Parte 2

 

 

Estaba en mi dormitorio, escuchando el reporte de Beta.

Luego de clases, por lo general era la hora de escuchar los informes del Jardín de las Sombras.

Publicidad G-AR



“La posición de Doem luego del incidente en el torneo del dios de la guerra es…”

“Ya veo”.

Estaba pensando varias cosas y tomando otras en cuenta de las que me había dicho mi hermana, pero de entre ellas, la más llamativa era la ciudad sin ley.

Últimamente, casi no he ido a cazar bandidos, y como es una ciudad sin ley de la que hablamos, probablemente haya bandidos hasta debajo de las piedras, y como las cosas de los bandidos también son mis cosas…

“Epsilon ahora puede moverse con más facilidad. Mientras tanto, en el interior del reino de Oriana…”

Publicidad G-M3



“Ya veo”.

Ahora, mi hermana también me habló sobre a qué me voy a dedicar en el futuro.

Básicamente, si llevo dinero a casa no debería haber problema, ¿no? Puedo hacer lo que me plazca siempre y cuando consiga dinero.

Y como en la ciudad sin ley hay bandidos hasta debajo de las piedras… Ellos deben tener un montón de dinero ganado con trabajos sucios.

Así que primero me desharé de ellos y luego me quedaré con las ganancias, así mató a dos pájaros de un tiro. Qué simple.

“La fuerza del jardín de las sombras sigue en constante crecimiento, mientras que en el laboratorio de Alexandria hemos desarrollado una maquina a vapor que…”

“Ya veo”.

Si puedo conseguir el suficiente dinero para vivir toda una vida, ya no necesitaré un trabajo.

Es más, y si me aburro podría intentar hacer de guardia de puertas, escolta, un desempleado e incluso podría abrir una panadería…

Las personas que logran conseguir una gran cantidad de dinero, tienden a vivir desligados de ello.

Qué buena frase me acabo de inventar.

En todo caso, también escuché que había 3 grandes facciones en la ciudad sin ley, aunque lastimosamente, uno de ellos tendrá que ser eliminado.

Me pregunto a cuál destruiré~

Podría destruir a los 3, pero no sería divertido acabar con todo tan rápido.

La reina de la sangre es la que más me causa emoción. Puedo imaginar muchas formas de eliminar a la famosa vampira progenitora, pero también quisiera dejarla para el final, como si fuera un postre.

¿Qué debería hacer~?

En todo caso, ahora mismo la facción más poderosa de todas en esa ciudad, sería la de la reina de la sangre.

“Con eso acaba mi informe”.

“Ya veo”.


“Si desea preguntar o está disconforme con algo, dígamelo, y haré lo que sea para corregirlo…”

“Apesta…” Le dije a Beta quien estaba arrodillada, con su cabeza agachada, y ella tembló un poco.

“Así es… la ciudad sin ley… apesta a sangre…”

“Qué bueno, pensé que se refería a mí…” Murmuró Beta en voz baja.

“Parece que la reina de la sangre ha empezado a moverse…”

“Así parece. No hemos indagado mucho sobre la reina de la sangre, principalmente porque no parece tener mucha conexión con el culto…”

“Se aproxima una tormenta… una tormenta de sangre…”

“¿Una tormenta de sangre…?”

“Observa a la luna, Beta”.

“¿La luna…?”

Señalé hacia la luna roja que se mostraba en el cielo, al otro lado de la ventana.

“Ah, ¿está más roja que de costumbre…?”

Publicidad M-M2

“Finalmente te diste cuenta… Esa es la ‘Luna Roja’…”

“¡¿…?! ¡¿Esa es la legendaria luna roja…?!”

“… ¿Lo ves?”

Mientras Beta se quedaba viendo en silencio a la luna roja, yo bebí un poco del vino rojo en mi copa.

La legendaria luna roja…

Las cosas suenan mucho más geniales cuando le agregas la palabra ‘legendario’ a su nombre.

“N-No puede ser… pero si esa es realmente la luna roja, toda la ciudad sin ley… no, ¡¡todos los países vecinos quedarán devastados…!!”

“No te apresures”.

“¡P-Pero a este paso será muy tarde! ¡Haré que el Jardín de las Sombras actúe de inmedia—!”

“Te dije que no te apresures… ¿acaso no me escuchaste?”

“¡¡…!! L-Lo lamento mucho…”

Miré a Beta directamente, y luego crucé mis piernas con glamour.

“Déjamelo a mí”.

“¿A usted…? ¡¿Shadow-sama, piensa ir usted solo?!”

“¿Tienes algún problema con eso…?”

“¡Entiendo bien que esa es la forma más factible y segura… pero ¿qué haremos nosotras si algo le sucede?!”

“… No te apresures”. Dije con una sonrisa en los bordes de mis labios.

“De cualquier manera… solo dije que la luna de hoy es roja, y nada más. ¿No es así?”

“¡¿…?!”

Beta abrió sus ojos enormemente y me miró.

Primero, tenía una expresión de sorpresa, pero luego fue cambiando a una cómoda sonrisa.

“Lamento haber actuado de esa manera”, se disculpó con una reverencia.

“La luna es roja y nada más… En pocas palabras, ni siquiera la legendaria luna roja es digna de usted, Shadow-sama. Estaré rezando por su buena suerte”.

No, en serio solo decía lo curioso que era la luna de hoy por ese color rojo, pero Beta empezó con eso de la legendaria luna roja y etc.

“¿No te parece que la luna es más hermosa con ese tono rojo…?”

“Fufu… es cierto. Aunque su belleza solo se transmite porque tengo su presencia justo en frente de mí, Shadow-sama”.

“¿Quieres un trago…?”

“¡Sí! Será un honor”.

Luego de eso, Beta y yo bebimos vino mientras admirábamos la luna.

Bien, en estas vacaciones de otoño haré un buen kaboom en la ciudad sin ley.

***

 

 

Si tuviera que resumir qué es la ciudad sin ley, creo que lo más correcto sería decir que se trata de un gran barrio pobre.

La gente vivía en las calles, había chozas apenas paradas una tras otra, y montones de basura fétida en todos lados.

Sin embargo, eso no era todo lo que había en la ciudad sin ley.

Lo que más destacaba en esta ciudad, eran tres grandes rascacielos.

“Así que esa es la torre carmesí, el castillo de la reina de la sangre…” Dijo un hombre con apariencia de luchador profesional mal pagado, viendo a una de las torres, una color rojo brillante como la sangre.

“¿Qué te pasa Quinton? ¿Ya tienes miedo?”

La persona que le habló a Quinton, era un joven apuesto de cabello dorado.

“No digas estupideces, Gold. Solo me sorprendí, es la primera vez que veo un edificio tan grande”.

“Ja… es cierto. He peleado por muchos lugares del mundo, pero es la primera vez que veo un castillo de esta magnitud. Tomaría un día entero subirlo por completo”.

Los dos suspiraron mientras miraban hacia la torre carmesí.

La torre carmesí se extendía hasta lo alto del cielo, en forma circular. Ninguno pudo ni siquiera imaginar cómo alguien había construido ese edificio.

“De cualquier forma, solo porque la torre sea gigante, no quiere decir que la persona que viva ahí sea fuerte. Andando”.

Publicidad G-M1



“Tienes razón, las personas ahí siguen siendo simples bandidos. Nosotros nos quedaremos con la cabeza de la reina de la sangre”.

Quinton y Gold eran personas con apariencia y personalidades totalmente distintas, pero la primera vez que hablaron, congeniaron al instante. El inicio tal vez fue el hecho de que habían perdido contra la misma persona en el torneo, pero luego de las finales, ambos comenzaron a llevarse bien y a hacer trabajos en equipo, de esta forma.

Los dos caminaron por las calles de la ciudad sin ley bajo el amparo del atardecer. Mientras más caminaban hacia el centro, más iban saliendo del espacio parecido a un barrio pobre, y entraron a una ciudad multicultural y vivida.

“Eso sí que es una sorpresa…”

“Sí… no bajes la guardia”.


Este era un paisaje que nadie del exterior podía imaginar.

El cambio, en la zona no solo se distinguía por las construcciones, sino que también en las personas. Todos tenían una mirada filosa, viéndolos a ambos como si fueran dos pequeñas presas.

Aquí no había nadie débil. Quinton y Gold entendieron eso al instante.

Ellos siguieron avanzando, preparados para sacar sus espadas en cualquier momento. Mientras más iban avanzando por la zona urbana, más aumentaba el sentimiento sombrío que rodeaba el lugar.

Esta era la señal del territorio de la reina de la sangre. Los dos percibieron ese cambio en la atmósfera del lugar. “Está cerca”.

Ellos ya no veían a nadie deambular por el lugar, pero sentían sus presencias dentro de las casas. Desde aquí también se podía ver muy de cerca a la torre carmesí.

Los dos pusieron sus sentidos al máximo mientras caminaban, hasta que finalmente llegaron a la torre carmesí.

“¡Esta es la entrada a la torre…!”

Quinton se acercó a la enorme puerta. Allí estaba esculpida la figura de algo inhumano, una criatura abominable.

“Sigamos”.

Quinton trató de abrir la puerta, y en ese instante…

“Hihi, ustedes…”

Alguien de repente les habló, era una voz baja, difícil de percibir.

Él se detuvo, miró alrededor suyo y encontró un trapo sucio en una esquina de la puerta. Al acercarse más, se dio cuenta que se movía… era una persona cubierta con una manta sucia y desgastada.

“Hihi, ustedes no están calificados para abrir esa puerta…” Dijo el hombre del trapo sucio, y luego se puso de pie.

Era un hombre extremadamente delgado. Era mucho más alto que Quinton, pero era prácticamente huesos, también estaba muy pálido. Al levantase, su sucio cabello blanco cayó por una esquina de la tela.

Un muerto viviente. Esa era la forma más indicada de describirlo.

“¿A qué te refieres con que no estamos calificados?”

“Los únicos que pueden abrir esta puerta son los sirvientes, invitados o aquellos que son poderosos…”

“Ya veo… ciertamente nosotros no somos sirvientes ni invitados, pero somos fuertes y vinimos por la cabeza de la reina de la sangre”. Dijo Quinton, sonriendo frente al hombre de pelo blanco.

Publicidad M-M1

Los ojos brillantes del hombre miraron a Quinton detenidamente, y luego se rio.

“Hihi, hihihi, hihihihi…”

Publicidad G-M2



“¡¿Qué es tan gracioso?!”

“Hihi hi. Siempre me he considerado un tonto… pero es la primera vez que veo a alguien mucho más tonto que yo, es hilarante…”

Kage no Jitsuryokusha Volumen 3 Prólogo Parte 2 Novela Ligera

 

“¡¿Qué dijiste?!”

“Hihi, aprendan a reconocer su lugar… ya es muy tarde cuando terminas de esta forma”. Dijo el hombre de cabello blanco, quitándose una parte de su tela sucia.

Lo que apareció, fue la parte derecha de su cuerpo.

Sin embargo, no había nada desde su hombro para abajo.

“Esto fue lo que cierto tonto obtuvo al desafiar a la reina de la sangre hace 4 años… el tonto fue despojado de su brazo derecho, y obligado a trabajar miserablemente como un perro guardián…”

Su cuello estaba apresado con un collar con varias cadenas pesadas.

“Ja. Pero yo soy Quinton, el luchador del torneo del dios de la guerra. Y este es Gold, el invencible dragón dorado. ¡Nosotros no somos unos debiluchos como tú!”

“Hihi, no los conozco… lo siento, no suelo recordar los nombres de personas más débiles que yo…”.

“¿Aaah? A ver y ¿tú quién eres?”

“Hihi, ahora no soy más que un perro guardián… aunque en el pasado, solían conocerme como ‘el demonio blanco’…”

“¿El demonio blanco? Ni puta idea. Gold, ¿has oído hablar de él?” Preguntó Quinton a Gold.

“Creo que sí, en alguna parte, pero… lo siento, no lo recuerdo”.

Gold negó con la cabeza.

Sin embargo, él claramente estaba viendo con precaución al perro guardián.

“¿Lo ves? Amigo debilucho y desconocido”.

“Hihi, no importa. El nombre de ese tonto debería quedar enterrado en la historia…”

“Lo siento, pero quítate de ahí”.

“Yo soy el perro guardián de este lugar… no puedo dejar pasar a debiluchos…”

“… No me culpes después”.

Quinton sacó su espada mientras veía al perro guardián que solo se quedó de pie.

El perro guardián también sacó una espada larga con su brazo izquierdo. Era una espada hermosa, mucho más grande que una persona común y corriente.

“Ten cuidado… Quinton”.

“¿Que tenga cuidado? ¿De qué?”

“De ese hombre… no puedo ver su poder”.


“¿Ahh? ¿Dices que este saco de huesos y piel tiene algún tipo de fuerza? ¡No seas ridículo!” Quinton ignoró la advertencia y fue el primero en atacar.

La gran espada de Quinton dibujó una línea que se iluminó gracias a la luz del sol del atardecer y luego… rodó sangre por el suelo.

“… ¿Ah?”

La gran espada cayó al suelo con un gran ruido, cortada por la mitad.

“¡¡Q-Quinton!!” Gritó Gold, pero al mismo tiempo, el estómago de Quinton fue desgarrado y él cayó al suelo.

“Bien… ahora sigues tú, ¿no…?”

El perro guardián se paró con la sangre salpicada frente a Gold.

“¡M-Maldito!”

Gold no pudo ver en absoluto la espada que cortó a Quinton.

Lo único que logró ver fue la sangre salpicando en el aire, y luego, la espada cayendo al suelo.

Todo fue realizado con una habilidad impresionante.

En ese momento, Gold entendió que este saco de huesos y piel con un solo brazo, estaba a un nivel muy por encima.

Pero, aun así, Gold tomó su espada.

Él y Quinton no se conocían desde hace mucho, pero era un compañero que al igual que él, se levantó con voluntad aun luego de una aplastante derrota.

“Tranquilo… aún no está muerto… sería un desperdicio si lo hubiera matado…” Rio el perro guardián.

“¡¡Pagarás por lo que le hiciste a Quinton!!”

Gold puso su poder mágico en la espada y liberó su ataque más poderoso.

“¡¡Dios maligno, muerte instantánea, espada del dragón dorado!!”

En el momento en que liberó su técnica, la mirada de Gold y el perro guardián se cruzaron. Eran ojos oscuros, llenos de una gran sed de sangre.

Gold, al ver aquellos ojos oscuros, recordó de inmediato el nombre del demonio blanco.

“¡A-Acaso tú eres ese…!”

El perro guardián alzó sus labios en una sonrisa.

Si este perro guardián de una sola mano es realmente ese demonio blanco…

 Gold comprendió de inmediato la devastadora diferencia de poderes y enterró su espada al suelo.

“¿Hmm…?”

De inmediato, una gran cantidad de arena voló por el aire.

“¡¡Quinton!! ¡¡Te lo prometo… te prometo que vendré a salvarte!!” Gritó él, corriendo a toda prisa.

“¿Huyo…? Bueno, no puedo perseguirlo… después de todo, soy un perro guardián…”

Luego de despejar la arena con un solo corte de su espada, el perro guardián se quedó viendo a Gold mientras huía.

“Hihi… aunque, me pregunto si realmente logrará huir…”

Frente a la mirada del perro guardián, había unas casas. Las puertas de todas esas casas se abrieron una tras otra y ellos comenzaron a perseguir a Gold.

“¡Hi, hihi, hihihi…!”

Publicidad M-AB

El perro guardián alzó la mirada, viendo a la torre que llegaba hasta lo alto del cielo.

Este lugar, dominado por sus tres gobernantes, cada uno en su torre, era el basurero del mundo… la ciudad sin ley.

El mundo donde el fuerte devora al débil, un mundo donde se reúne el mal, la riqueza y el poder.

Nadie podía intervenir en este lugar. Ni los reyes, los caballeros, o los monstruos, nadie. Después de todo, esta era la ciudad sin ley.

Un lugar donde el poder, era la única ley vigente.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

3 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios