Kage no Jitsuryokusha

Volumen 3

Capítulo 3: ¡A por la Reina de la Sangre!

Parte 1

 

 

No esperaba menos de la tesorería de un vampiro progenitor.

Estaba temblando de la emoción frente a un montón de joyas que jamás en la vida había visto.

Publicidad G-AR



Pero, había unas mejores que otras. Mientras pensaba en cuál era mejor, recordé que no podía llevarme mucho.

Las obras de arte, no podía llevármelas porque se dañarían en el proceso, así que pasé de ellas. Para mi desgracia, en esta tesorería había bastantes obras de arte.

Luego, había metales preciosos. Podía llevarme las joyas, pero quería evitar lo máximo posible las más grandes.

Considerando todo eso, las opciones se agotaban.

Por eso elegí aquellas cosas que me darían el máximo dinero posible… el oro.

Publicidad G-M3



Tenían el mismo tamaño que una moneda japonesa de 500 yenes, pero cada una tenía un valor de alrededor 10,000 Zenis. Además, que también se podía utilizar como objeto de cambio, sin tener que cambiarlo por la moneda.

Su eficiencia y la confianza que le tenían al oro superaba a la de cualquier otra moneda en este mundo.

Qué mundo tan cruel y realista… “Bueno, la realidad es así a veces…”

Me despedí con tristeza de las joyas de colores y luego tomé el oro. Por supuesto, ya tenía una forma de llevármelo.

Tomando como referencia a Epsilon, la mejor en controlar el traje de slime, guardé las monedas de oro incrustándolas en el traje.

Epsilon podía incrustar más slime en el traje, así que yo decidí incrustar oro.

Incrusté la moneda en mi traje, en mi abrigo, en mis capucha en todo lo que pudiera meter oro.

No, miento. Dejé un espacio libre en mi entrepierna.

Aun así, creo que llegué a meter mil monedas de oro dentro de mi traje de slime.

Publicidad M-M3

Ahora tenía mil monedas de oro que se traducían en 100 millones de Zenis. No debería estar equivocado en los cálculos.

Aunque todavía no es suficiente, pues pienso vivir al menos 300 años. Pero no podía meter más oro, sería arriesgarme demasiado.

No había problema si cubría el peso de las mil monedas de oro con mi poder mágico, pero de todas formas, me sería incómodo moverme. Ya de por sí, me siento un poco rígido, si metiera más monedas, ni siquiera podría moverme.

Sin mencionar que ahora, tal vez no se vean desde el exterior, pero sí que serán visibles si meto 2 mil monedas de oro.

“Si solo viniera a llevarme estas cosas bien podría tomar todo…”

Lo que me esperaba ahora, era una batalla contra el jefe final, la reina de la sangre.

Al parecer, ella era una vampira progenitora. Por eso, de seguro era fuerte, tenía que serlo. Es decir, su título es vampira progenitora, ¿no? Eso se traduce en “fuerte” para mí.

Por ende, ya tenía decidido mi plan de batalla.

En todas las escenas en las que he aparecido hasta ahora, siempre entré al final. Pero esta vez como mi oponente era un pez gordo, con el título de progenitora, pensé que sería buena idea entrar a la batalla primero.

Luego, cuando los protagonistas entren en medio de nuestra batalla dirán, “¡qué batalla tan salvaje! ¡Ni siquiera puedo verlos!” mientras se sorprenden.

Sí, esta vez este era el mejor patrón de acción.

Por eso mismo, yo tenía que ser el primero en encontrar a la reina de la sangre. Si me quedaba demasiado tiempo por aquí, iba a llegar tarde.

Comencé a moverme, llevando la caja que tenía las monedas de oro frente a la puerta.

“Vendré por ustedes al rato”.

Publicidad G-M1



Decidí dejarlos en este lugar para que sea fácil de encontrar una vez termine el evento o si sucede algo inesperado.

Rezando porque no pase nada y pueda venir a recoger el oro, corrí por la torre a máxima velocidad.

De camino, encontré a mi hermana y como estaba de paso, mandé a volar al tirano de una patada y la ayudé.

Bien, a retomar el paso.

***

 

 

“Finalmente llegó el momento…”

Crimson puso una sonrisa en su hermoso rostro.

El sacrificio estaba listo y la luna ya estaba completamente roja.

Era momento de que la reina de la sangre Elizabeth resucitará.

Crimson caminó hacia el centro de la habitación y abrió la caja del gran ataúd que allí yacía. Allí estaba ella. Una pequeña masa negra seca.

Crimson  tomó  cuidadosamente  con  sus  manos  aquella  masa  negra,  levantándola cuidadosamente.

“Ha pasado mil años, mi querida reina de la sangre… llegó el momento de teñir todo el mundo de sangre una vez más…”

Viéndolo más de cerca, aquella masa negra parecía ser un tipo de órgano. De hecho, era un corazón seco.

El corazón de la progenitora, la única parte de ella que había sobrevivido todos estos mil años.

No obstante, mientras el corazón estuviera intacto, ella podrá resucitar. Después de todo, esa era una de las cualidades de un progenitor.

Crimson cerró la tapa del ataúd y luego llevó el corazón hacia el sacrificio de cabello negro.

Crimson ya había quitado el corazón del sacrificio de cabello negro, y en su lugar, metió el corazón de la reina de la sangre.

Esta sangre y carne fresca eran los catalizadores de la resurrección de la reina de la sangre, que nuevamente traería miedo y pánico al mundo entero.

“Kukukuku…”

La resurrección iba a tomar cierto tiempo, pero Crimson sabía que tenía que estar alejado un tiempo de este lugar. Después de todo, cuando la reina de la sangre despertara, su sed de sangre la haría asesinar a todo vampiro que estuviese cerca de este lugar. Por eso, Crimson no podía acercarse a ella hasta que se estabilizara.

Crimson rápidamente abrió la puerta y salió de la habitación. Pero de repente, él se detuvo.

“¿Q-Quién diablos eres…?”

Él no sintió ninguna presencia cuando salió al pasillo, ni siquiera había visto a nadie al momento de abrir la puerta.

Y aun así, un hombre de traje negro azabache apareció frente a él. Crimson rápidamente sacó sus garras y se preparó para la pelea.

“Lárgate de aquí ahora mismo si no quieres morir aplas—pugghh” En segundos, el cuerpo de Crimson fue partido en dos.

Publicidad G-M1



Una espada larga cortó su cuerpo desde la cabeza hasta su entrepierna.

Crimson ni siquiera pudo ver el movimiento de la espada negra azabache que lo había cortado. Él comenzó a regenerarse de inmediato mientras aún mantenía una mirada de asombro.

Él era un vampiro de alto nivel, incluso si era cortado en dos podía regenerarse cuantas veces quisiera.

“¡¿Quién diablos eres?! ¡¿Cómo te atreves a cortarme con una espada tan asquero— byaag?!”

Antes de terminar sus palabras su cabeza fue arrancada de su cuerpo.

Aunque esta vez estaba cauteloso de todos los movimientos a su alrededor, tampoco pudo ver la espada negra.

“¡¿C-Cómo te atreves?! ¡Pagarás caro haberme hecho enoj—hyaag!” Luego, sus dos brazos cayeron al piso.

“¡Estúpido! ¡Los vampiros somos los más poderosos con la luna roja—aaaaagh!”

Luego le cortaron ambas piernas, de paso las hicieron trizas y por último le abrieron el vientre.

“¡I-Imposible! ¡¿M-Mi regeneración no puede seguirle el ritmo—puffgh?!”

Aunque volviera a regenerar sus extremidades, estas eran cortadas una y otra vez.

“¡E-Espera! ¡Espera un momento! ¡¿Q-Qué es lo que quieres?! ¡¿P-Primero hablemos— guhhh?!”

Luego su cabeza fue cortada y destrozada.

“Imposible… esto es imposible…”

Finalmente, su corazón fue penetrado y Crimson se volvió cenizas.

El hombre de negro entró a la habitación y luego se paró frente al gran ataúd.

“Mi nombre es Shadow. Aquel que acecha en las sombras y caza en las sombras…” Y luego esperó…

Esperó…

Y esperó…

“Reina de la sangre… ya sé que estás ahí…” Y volvió a esperar.

Publicidad M-M2

¡¡Siguió esperando…!!

“… Estás ahí, ¿no? No siento tu presencia, pero de seguro estás ahí, ¿verdad?” Luego Shadow abrió el ataúd y miró adentro.

Allí no había nadie.

“¿Eh? ¿Bromeas? ¿Qué significa esto?”

Publicidad M-M1

Él reviso la habitación y encontró a un joven de cabello negro con el corazón abierto.

“¿Tú eres la reina? No, pero eres hombre…” Dijo él con duda y luego vio a la pila de cenizas frente a la puerta.

“¿Acaso el de hace rato era la reina? Tenía el cabello rojo, pero… umm, no, ese también era hombre. Aunque se veía un poco como el jefe final, pero igual era demasiado débil…”

Luego siguió preguntándose lo mismo por un buen rato.

“Supongo que este es uno de esos casos donde la reina ya no está… hay varias opciones, por ejemplo, que nunca hubo una reina, que ya la hayan matado o que esté de compras… bueno, supongo que iré a recoger el oro y ver qué sucede afuera…”

Así pues, él se dio la vuelta y comenzó a marcharse.

“Haah… ¿acaso me tardé demasiado en llegar? Y eso que me di prisa… qué mala suerte…” Murmuró él y luego desapareció.

La luz de la luna roja iluminó toda la habitación vacía. Luego de repente, el cuerpo del sacrificio se movió. Seguido de un “tuctuctuc”.

El corazón que tenía incrustado… comenzó a latir.

***

 

 

Mary y Claire finalmente habían llegado al piso más alto de la torre carmesí, y abrieron la puerta del gran salón.

Publicidad G-M2



“¡¿Cid?!”

Claire  rápidamente  corrió  hacia  el  cuerpo  de  un  chico  de  cabello  negro  que  estaba derramando sangre desde su pecho.

Luego rápidamente lo tomó entre sus brazos mientras las lágrimas comenzaban a salir de sus ojos rojos.

“¡Noo! ¡Cid por favor, despierta! ¡¿Cid?! ¿Cid? … ¿Hmm?”

Claire recuperó la cordura rápidamente y miró el cadáver otra vez. Sus lágrimas cesaron.

\"\"

“Este no es Cid”.

“¿Eh? ¿No lo es?”

“¿Y Cid? ¿Dónde está Cid?”

Claire buscó por toda la habitación, y en ese instante, Mary gritó.

“… ¡¿Claire?!”

“… ¿Eh?”

Todo sucedió muy rápido. Cuando se dio cuenta, el brazo del chico supuestamente muerto atravesó el estómago de Claire.

Sangre comenzó a salir desde la boca de Claire.

“Coff… ¿Q-Qué es esto… dónde está Cid…?”

“¡¡Claire!!”

Claire cayó al suelo y al mismo tiempo, el chico con sangre en su pecho comenzó a moverse.

Él estaba muerto, no había duda de ello. Y sin embargo, él se puso de pie con ambas piernas y algo parecido a unos tentáculos rojos comenzaron a salir de su pecho.

Poco a poco, comenzaron a moverse de forma grotesca, rodeando todo su cuerpo.

“Aaah… no puede ser… esto es…”

Mary reconocía esta presencia.

Luego de que el cuerpo fuera completamente cubierto, explotó. Y luego…

Una hermosa chica desnuda apareció en medio de una lluvia de sangre.

Ella tenía cabello rojo y ojos del mismo color, en un cuerpo con las proporciones de toda una mujer. Mary se dio cuenta enseguida por su presencia, era ella la reina de la sangre, Elizabeth.

Elizabeth alzó a Claire todavía mal herida y luego mordió su cuello.

“Uhh, ahh…”

Claire se quejó, todavía estaba viva.

Sin embargo, Mary no pudo hacer más que ver como la sangre de Claire era succionada.

Ella lo entendía bien. Ahora que la reina de la sangre Elizabeth había resucitado, no había nada que ella pudiera hacer.

“Claire… aah…”

Luego de que el cuerpo de Claire quedara pálido luego de que su sangre fuese succionada, la reina de la sangre la tiró al suelo nuevamente.

Elizabeth vio a Mary con sus hermosos ojos. La figura de Mary en esos ojos no era más que la de otra presa.

“Ah… Elizabeth-sama…” Mary retrocedió con miedo.

Su señora finalmente había vuelto a levantarse.

Pero ya no había nada que pudiera detener a Elizabeth, la última progenitora.

Ella tampoco llegó a tiempo esta vez. Las lágrimas cayeron por las mejillas de Mary. Aquella mirada de desesperación cambió a una de asombro en un solo instante.

De repente, una sombra negra atacó a Elizabeth.

Elizabeth uso sus garras para defenderse de la espada negra que la había atacado.

La persona que apareció fue la misma chica con traje negro que había visto en la biblioteca… Beta.

“¡¡Vayan por ella!!”

Ordenó Beta, y rápidamente tres sombras más fueron a por Claire.

Beta interceptó las garras de Elizabeth con la espada negra y luego saltó hacia atrás para tomar distancia.

“N°665, ¿cómo está?”

“Todavía respira. Sin embargo, necesitamos tratarla de forma urgente”.

“Ya veo… aunque, dudo que esta señorita nos deje ir por las buenas”. La hermosa chica desnuda caminó hacia Beta.

“Cambien a posición de apoyo”.

“Entendido”.

“Señorita cazadora de vampiros, ¿podrías encargarte de Claire-san?”

“Ah… Claire…”

Mary miró el cuerpo de Claire desde la persona llamada N°665 y la tomó en sus brazos.

“No, espera…”

Publicidad M-AB

Mary detuvo a Beta quien estaba a punto de pelear contra Elizabeth. Ella tenía que advertirle sobre ella.

“Es imposible… ni siquiera tú podrás vencerla…”

Beta miró a Mary desde el otro lado de su máscara, una mirada como la de un gato.

“Aunque no pueda derrotarla, es mi deber estar aquí”.

Luego, tomó con fuerza su espada negra azabache y tomó una postura frente a la reina de la sangre.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

4 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios