Tensei Shitara Slime Datta Ken (NL)

Volumen 3

Capitulo 5: Charybdis

Parte 3

 

 

Al principio, había trece megalodones, cada uno de rango A. De los dos sobrevivientes restantes, uno ya estaba muerto, cortado en pedazos por el aluvión de ataques de Hakurou. No habíamos perdido a nadie de nuestro lado. Las cosas iban bien, y exhalé un suspiro de alivio.

“Ah, qué decepcionante. Su movilidad y su capacidad para evitar el peligro han mejorado, pero su capacidad de ataque todavía es lamentablemente escasa. Ni siquiera pudieron derrotar a ninguno de ellos… Una vez que termine esta batalla, tendré que endurecer su entrenamiento”.

Publicidad G-AR




“¡Whoa! ¡Vamos, anciano! Si lo endureces más, ¡voy a morir! ¡Como, realmente, realmente muerto!”

“¿Me acabas de llamar anciano?”

“¡¿Aghh?!”

Escuché un grito de dolor de Gobta, y luego todo quedó en silencio. No estaba seguro de lo que había pasado. Tal vez algún megalodon que pasaba lo mordió o algo así, ¿eh? Entonces supongo que ahora tenemos una baja. Sin embargo, estoy seguro de que no está muerto, así que creo que todavía está bien.

—Y mientras pensaba todas estas tonterías, nuevos progresos comenzaron a desarrollarse. Souei estaba controlando el megalodon final como una montura bien entrenada, haciendo que hundiera sus dientes sin piedad en Charybdis. Ahora estaba pegado al gran dragón, parecía una obra de arte surrealista.

Publicidad Y-M3

El megalodon todavía estaba vivo, pero ya no era ningún tipo de amenaza. Eso dejaba solo a Charybdis.

Sin prestar más atención al megalodon, Souei voló hacia Charybdis.

“Whoa, ¿crees que Souei estará bien?”

“Rimuru-sama, no hay nada de qué preocuparse. Souei solo es superado por mí en términos de fuerza real. Esta es la oportunidad perfecta para probar los poderes de Charybdis”.

Benimaru me escuchó murmurar y respondió alegremente. No parecía preocupado en absoluto, lo que implicaba cuánto creía en Souei.

“Además, también tenemos ese par en la batalla”. Dijo señalando a Shion y Ranga.

Ambos estaban en la espalda del dragón. Probablemente, habían subido a una gran altitud para evitar la Interferencia Mágica, y luego lo bombardearon. Mirando a Charybdis, sin embargo… Su gran tamaño era alucinante.

Tener más de 50 metros de largo era una amenaza en sí misma. Simplemente dejar caer una masa de ese tamaño en una ciudad desde arriba daría como resultado un daño inimaginable.

Entendido. Basado en una estimación de su tamaño, desde una altura de—

Eso está bien, gran sabio. Gracias, pero no necesito esas cifras. Simplemente me deprimiría escucharlo. Si vas a ser así, ¿qué tal si me das una algún consejo para vencer a este tipo?

 ——— 

Silencio, ¿eh? El Sabio tenía este hábito increíblemente malo de hacer silencio exactamente cuando más lo necesitaba. O quizás solo estaba haciendo pucheros.

Como sea.

Ante mis ojos, Souei, Shion y Ranga habían comenzado su ataque contra Charybdis.

Las cosas han ido bien hasta ahora. Tal vez…

Pero a pesar de mis deseos, no era tan fácil. El tamaño puro era una verdadera amenaza, y ahora eso estaba más claro que nunca. Los tres lanzaron ataques, pero ninguno funcionó en absoluto. Estaban contra un monstruo de más de 50 metros de largo; cualquier cosa que pudieran arrojarle era poco más que pelar una capa de una cebolla. Y lo más importante, nada de eso podría alcanzar su red neuronal de control mágico.

Charybdis, técnicamente hablando, no era un ser vivo. Era un monstruo con una biología bastante retorcida, y por lo tanto no tenía órganos internos ni nada.

Publicidad G-M1




Imagínalo usando la carne de dragones menores para construir una armadura para recubrirse.

Esto era de esperarse, y también era un hecho que ningún ataque a medias sería suficiente para atravesarlo.

“Así que ha llegado a esto. Mi magia prácticamente no tuvo efecto desde más allá de 300 metros… pero si un enfoque de corto alcance como ese también falla, no hay nada que podamos hacer. La magia no funciona, y ahora sabemos que los ataques físicos tampoco tienen sentido”, dijo una ansiosa Treyni.

“Ves, es por eso que te dije que me lo dejaras a mí…”

Incluso en un momento como este, Milim seguía dando vueltas sin cesar. No tenía tiempo para ella en este momento.

Según Treyni, incluso Aerial Blade—el hechizo elemental más fuerte que tenía a su disposición—se redujo a solo una décima parte de su poder natural. Lejos del golpe decisivo que debía ser. Sí, causó algún daño, pero como ella lo dijo, las heridas se curaron de inmediato.

Además, después de que el ataque continuara durante un tiempo, de repente se convirtió en una ira violenta—los receptores del dolor deben haberse tomado su tiempo para transmitir el mensaje a su cerebro.

“De repente se aceleró e intentó embestirme. Cada una de las escamas de su cuerpo nos atacó, como pequeñas espadas individuales. Los rayos de luz de su ojo dispersaron las magículas cercanas. Para los seres como nosotros, que crean sus formas corporales a través de magículas, es un ataque muy difícil de manejar”.

Ella contó la situación para nosotros.

Me lo explicaron en la sala de reuniones, pero verlo en persona hacía que la ferocidad fuera fácil de entender. Los ataques normales no tenían sentido contra este monstruo.

“… ¡Oh no!” Treyni gritó de repente.

“Su único ojo brilló de rojo por un momento. Esa podría ser una señal de que Charybdis se está preparando para atacar”, explicó Benimaru.

Publicidad Y-M3

Uh, yo también lo vi, chicos, ¿de acuerdo? Estaba, ya sabes, adoptando un enfoque más relajado para evaluarlo. Además, Shion acababa de invocar su aura completa para sacar un Cañón de Ogro, así que estaba un poco distraído por eso.

Tal vez eso fue lo que molestó a Charybdis, pero independientemente de la razón, parecía peligroso. Decidí enviar una Comunicación de Pensamiento hacia ellos.

¿Lo notaron? Puede estar tramando algo, ¡así que mantengan la guardia alta!

¡Sí, Rimuru-sama! Entendido.

¡A su orden, maestro!

Asentí ante las respuestas. Estoy seguro de que no necesitaban ese recordatorio de “mantengan la guardia alta”, pero bueno, por si acaso.

Pero mi mensaje resultó ser una idea increíblemente buena. Un momento después, Souei y los demás fueron expuestos a un ataque verdaderamente masivo. Un sonido ensordecedor parecido a las uñas sobre el vidrio llenó el aire, lo suficiente como para hacer sentir que tu alma estaba siendo contaminada. Era el sonido de las escamas que cubrían el cuerpo de Charybdis rechinando unas contras otras. Y entonces…

Publicidad G-M1




“¡Santo cielo! No tenía idea de que poseía un ataque así…”

“Esto es malo. No se puede evadir”.

La tensión era clara en las voces de Treyni y Benimaru. De cada centímetro de su propio cuerpo, Charybdis desataba una calamidad, una que propagaría muerte y destrucción a donde quiera que fuera.

Y en medio de eso…

“¡Hohh! ¡Así que esto es Tormenta de Escamas, el ataque que hizo que Charybdis fuera temido como un tirano! ¡Nunca había visto eso antes!”

Esa era Milim. Al no tener nada más que hacer, ahora me estaba ofreciendo comentarios. El nombre no importa. Y si sabías sobre eso, realmente desearía que nos lo hubieras dicho antes…

Casi le pregunto qué sabía, pero me detuve. Ahora no había tiempo para una larga explicación, y el ataque era bastante evidente de todos modos.

En este momento, estaba más preocupado por Shion y nuestros otros aliados. Pero justo después de advertirles que se mantuvieran en guardia, Souei, Shion y Ranga apenas pudieron tomar medidas evasivas. Pero estaban siendo amenazados por el abrumador suministro de escamas de Charybdis—cientos, miles, decenas de miles—disparadas en todas direcciones como balas de alto calibre. Variaban en tamaño, pero incluso las más pequeñas tenían varios centímetros de diámetro. Recibir una sin protección, sin duda será aún más desastroso que un corte de espada.

Había decenas de miles de ellas lloviendo a una velocidad increíble.

No había lugar para correr. La llamada Tormenta de Escamas funcionaba en un rango mucho más amplio que incluso Hellflare, era capaz de cortar paisajes enteros.

Publicidad M-M2

“Ngh, no podremos esquivarlas todas. Ranga y yo tenemos Movimiento de Sombra, pero…”

“¿Esquivarlos? Qué sugerencia tan infantil. ¡Esto no será suficiente para matarme!” Shion rio ante la evaluación de Souei.

Tenía los ojos inyectados en sangre, y estaba bastante segura de que había perdido toda razón. Ella blandía su espada hacia Charybdis, sin molestarse en protegerse contra la tormenta de escamas. Obviamente estaba en peligro.

Souei y Ranga se encontraban en el aire una vez más.

Publicidad M-M4

“… Souei-dono, deberías huir. Serviré como escudo para Shion-dono”.

Estirando completamente las patas, Ranga saltó del radio de interferencia mágica de su enemigo, luego usó la habilidad extra Controlar Viento para girarse hacia Charybdis. La primera ola de escamas ya lo había alcanzado, cortando su piel. Tal como lo decía, tenía la intención de proteger a Shion con su propio cuerpo.

“¿Estás loco, Ranga? ¡Debes irte!” Shion gritó, recuperando sus sentidos.

“Je, je, je… imagino que Rimuru-sama también elegiría la opción que le brindara la mayor posibilidad de supervivencia. Pero con un cuerpo de este tamaño, no puedo encontrar sombras lo suficientemente adecuadas para usar Movimiento de Sombra. Ve tú solo, Souei”.

Movimiento de Sombra a menudo parecía una habilidad todopoderosa, pero tenía sus limitaciones. En el aire, con solo puntos de apoyo inestables y temporales disponibles, simplemente no estaba disponible para Ranga. Escuchar esto hizo que incluso Souei dudara un poco.

“… La mayor oportunidad de supervivencia, ¿eh? Entonces me quedaré aquí. Pero no te preocupes. Me retiraré antes de morir”.

“¡Ja! Qué comentario tan Souei de tu parte. En ese caso, ¡sobrevivamos todos para ver otro día!” dijo Shion, con su voz alta y clara.

Frente a la aterradora Tormenta de Escamas, ninguno se atrevió a renunciar. Podrían llamarlos imprudentes, pero yo, no podría haber pedido nada mejor.

Todos estaban listos para esto.

“Realmente son un montón de idiotas, ¿lo saben? Al menos podrían contar conmigo en momentos como este”.

Decidí que ahora era el momento de hablar.

“““¡¿—?!”””

Los tres se congelaron de sorpresa. Volé frente a ellos, levantando mi brazo izquierdo frente las escamas que se acercaban.

“““¡Rimuru-sama!”””

Podía escucharlos gritar mi nombre, con una mezcla de sorpresa y alegría en sus voces. No respondí, tenía la cabeza hacia adelante para hacer lo que debía hacerse.

Y eso era…

Publicidad G-M1




“¡Devóralo todo, Glotón!”

Con mi llamado, el insaciable Glotón dentro de mí se agitó. Los resultados se desarrollaron en un solo instante. Me imagino que no muchos sabrían lo que había sucedido. La pared de innumerables escamas que se cernía sobre ellos hace un momento, había desaparecido completamente.

Publicidad M-M4

“A-Asombroso. Bien hecho, Rimuru-sama…”

Fue Souei quien habló primero. Y realmente, estaba tan sorprendido como él.

Tenía problemas para creerlo, oye, si es un ataque de largo alcance, podría comerlo todo.

… Bueno, eso es mentira. El Gran Sabio en realidad me avisó. Todo lo que hice fue aceptarlo y dar un paso al frente para proteger a mis amigos. Usando Movimiento de Sombra para aparecer frente a ellos, apenas llegué a tiempo para seguir el consejo del Sabio y desatar Glotón

Tensei Shitara Volumen 3 Capítulo 5 Parte 3

 

El efecto fue impresionante. Todas las escamas que volaban entre nosotros y Charybdis fueron devoradas. Esta habilidad estaba aún más fuera de lo normal de lo que pensaba—y bien hecho por parte del Sabio, por hacer una sugerencia tan oportuna.

No es que necesite decir eso.

En cambio, ahora parecía un buen momento para verse un poco genial con todos los demás.

“Déjenme el resto a mí. Ustedes tres bajen y descansen”, dije, como si fuera la cosa más natural del mundo.

“P-Pero… todavía podemos ayudarle…”

Detuve a Souei antes de que pudiera continuar.

“¡Mira! Ya está regenerando sus escamas. Esa no era una habilidad de un solo uso—es algo que puede lanzar una y otra vez. No sé si puedo protegerlos a todos de una segunda o tercera oleada de eso”.

Deberíamos alegrarnos de haber hecho que Charybdis nos atacara, realmente—si no supiéramos acerca de esas escamas y dejáramos a los Caballeros Pegaso para manejarlo, la lista de bajas habría sido enorme.

¡Pueden estar orgullosos de ustedes mismos hoy, gente! Souei retrocedió, aparentemente convencido.

Publicidad G-AB




“¡Le deseo buena suerte!”

“Tenga cuidado, Rimuru-sama”.

“Puede convocarme en cualquier momento, maestro”.

Ranga se los llevó después de que todos se despidieron. Ahora entonces. Les acabo de dar ese acto de gran héroe, pero al enfrentarme a este gran monstruo, no me sentía exactamente tranquilo. Sin embargo, no tiene sentido quejarse de eso ahora. Solo tendré que hacer lo que pueda.

Había llegado el momento de enfrentarme a Charybdis.

5 7 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios