Kage no Jitsuryokusha

Volumen 2

Epilogo: ¡¿Quién es realmente ese misterioso espadachín?!

Parte 2

 

 

Ella se puso de pie rápidamente y reorganizó su postura.

Una rayo volvió a caer, y Shadow junto con esa luz, desapareció.

Publicidad G-AR



En ese milisegundo, Shadow se puso justo frente a ella, balanceando su espada.

Ella concentró todos sus nervios, neuronas en ver la espada de Shadow, pero nuevamente, recibió el ataque.

“¡¡…!!”

No pudo verlo.

Beatrix no le tomó importancia al barro en su rostro, y apenas se puso de pie, saltó hacia atrás para tomar distancia.


Ella pudo defenderse, bloquear esos ataques gracias a su instinto y a la suerte, así que nada le aseguraba que pudiera bloquearlo en la próxima.

Sin embargo, Shadow no la persiguió.

Beatrix simplemente se quedó viendo a Shadow justo debajo de donde cayó un rayo, y pensó.

¿Por qué no puedo verlo?

 No era simple velocidad. La espada de Shadow tenía algo más.

Beatrix pudo encontrar la respuesta en medio de una vida completa de experiencias de batalla.

La espada de Shadow… era demasiado natural.

En una batalla, dentro de muchas técnicas y estilos de usar la espada, una espada rápida era sin duda, una amenaza. No obstante, siempre había una acción preliminar justo antes de alcanzar dicha velocidad, e incluso si no la había, la experiencia de una persona podía notar cuándo iba a ser atacado. Por eso, siempre y cuando no perdiera de vista eso, podía responder a ese tipo de ataques.

Por eso, la espada más peligrosa de todas no era una veloz, sino una que fuera blandida sin pensarlo demasiado.

Sí, por ejemplo, la espada de Shadow, la cual era muy natural. Eran golpes sin hostilidad, sin pausas, y sin siquiera poder.

La gente por lo general no le presta atención a las cosas que suceden de forma natural.

Por  eso,  al igual  que  la  gente  no se  cuestiona  por  qué  la lluvia  caía,  tampoco se cuestionaban ni percibían la espada de Shadow.

Publicidad G-M1



“Increíble…”

Beatrix estaba profundamente impresionada por la espada de Shadow. Su fuerza estaba en lo más profundo del abismo, donde nadie podía ver su verdadera naturaleza.

Al mismo tiempo, ella se dio cuenta que iba a ser derrotada.

“Diosa de la guerra, ponte de pie…”

Shadow hizo una postura con su espada negra.

Beatrix estaba segura de que no podría evitar otro de sus ataques. Pero…

“Espera”.

Una voz seria detuvo el movimientos de ambos.

“Me uniré a la batalla”.

Allí apareció Iris con su espada.

“Princesa Iris…”

Beatrix miró a Iris, queriendo decirle algo.

“Lo sé, sé muy bien que no tengo la fuerza suficiente…”

Iris sonrió para tratar de ocultar su expresión de frustración.

“Pero no me quedaré de brazos cruzados. No puedo quedarme atrás y huir luego de que arruinaran por completo el torneo. Tengo el deber y la voluntad de seguir aquí, al igual que el rey de Midgar…”

Luego, ella miró a Shadow.

“Tengo el deber de detener a Shadow, aunque me cueste la vida. Beatrix-sama, por favor dele el golpe de gracia”.

“… Está bien, hagámoslo”. Beatrix decidió confiar en Iris.

Las dos se pusieron de pie, enfrentándose a Shadow con una mirada llena de valor.

“Adelante… muéstrenme su resistencia”.

Shadow bajó la punta de su espada, tomando una posición de defensa. Iris comenzó a avanzar lentamente, cerrando la distancia entre ambos. Por unos segundos, se escuchó solo el sonido de la lluvia, hasta que… “Haré que recibas al menos un golpe”.

Iris corrió junto al sonido de un rayo cayendo.

Ella cerró la distancia entre ambos, y con su espada larga, apuntó al cuello de Shadow.

Sin embargo, Shadow retrocedió un poco, saliéndose de la ruta de la hoja de la espada y preparándose para el próximo movimiento.

Sin embargo, la espada de Iris se alargó.

Ella cerró la distancia entre la espada y el cuerpo de Shadow empujando el mango de la espada con la palma de su mano.

Shadow rápidamente cambió de movimiento. Él regresó su espada que estaba lista para contratacar, y la uso para evitar el golpe de Iris.

El contrataque de Iris terminaba aquí… o eso pensó.

Sin embargo, ella dio otro paso hacia adelante, tomando un impulso y extendiendo su mano hacia el pecho de Shadow.

Esa era su intención, parar los movimientos de Shadow aun a costa de su vida. No podía evitarlo a tiempo.

“Espléndido”.

Luego de esas palabras, Shadow golpeó con su rodilla el rostro de Iris.

El cuerpo de Iris cayó al suelo, pero ella ya había cumplido con su objetivo. En el momento en que él movió su rodilla, sus movimientos fueron sellados.

Y para la otra chica que estaba esperando, eso era tiempo más que suficiente.

“¡¡Haa!!”

El corte de Beatrix se aproximó a Shadow a toda velocidad.

Beatrix golpeó con su espada larga a la pequeña espada negra con todas las fuerzas que le quedaban.

Luego de un gran estruendo de metales, la espada negra de Shadow, la mano que la sostenía y el brazo, recibieron ese impacto.

La muerte estaba asegurada.

Había llegado el momento de gloria para ellas dos.

El ataque de Beatrix fue rápido, sin embargo, Shadow fue más rápido soltando su espada. Shadow abandonó su espada en un segundo y luego desapareció.

Justo fuera del campo de visión de Beatrix.

“¡¿Abajo?!”

Él se había inclinado, aferrándose a la cintura de Beatrix como cualquier otro se aferraría al suelo. Aquello fue un movimiento elegante y perfecto, muy diferente del de Iris.

Él estaba demasiado cerca para que Beatrix utilizara su espada.

Por eso, él levantó a Beatrix con mucha facilidad y luego la estrelló contra el piso.

“¡Kaah!”

El piso de piedra se quebró.

Beatrix escupió todo el aire que tenía en sus pulmones.  No obstante, tuvo una oportunidad para blandir su espada.

Beatrix trató de atacar una vez más, aun con su conciencia a punto de desvanecerse.

Shadow no le prestó importancia, y volvió a tomar a Beatrix, levantándola una vez más y tirándola de nuevo… a otra dirección.

La espada larga de Beatrix voló en el aire, y ella impactó contra una de las paredes de la arena.

Publicidad G-M1



Su cuerpo quedó pegado a la pared junto a un gran estruendo.

Por último, algo comenzó a caer, liberando un sonido del viento siendo cortado. Shadow extendió su mano y lo atrapo… era su espada negra.

Cayó justo en sus manos, como si todo hubiera sido planeado desde el principio… Un rayo volvió a caer, mostrando a las dos mujeres derrotadas en la arena.

Ni siquiera Beatrix e Iris juntas, llegaban a sus talones. Todos estaban confundidos a la par que aterrados por el poder de Shadow.

“… Parece que se terminó”.

Luego de ver por última vez a las dos en el suelo, Shadow se dio la vuelta.

“E-Espera…”





Luego de escuchar esa voz, él se detuvo.

“T-Todavía puedo pelear…”

Iris se levantó con sus piernas temblorosas.

Luego, Beatrix se zafó de la pared y también se puso de pie.

“Yo también…”

Las dos espadachinas se pusieron de pie.

Sin embargo, Shadow las vio por un par de segundos y caminó nuevamente.


“¡Espera! ¡¿Acaso vas a huir?!” Dijo Iris, y Shadow volvió a detenerse.

“… ¿Huir?”

En ese preciso instante, la arena entera se tiñó de una luz azul púrpura.

“¡¿Qué…?!”

“¡¡—!!”

Era un poderoso torrente de poder mágico.

El poder mágico de Shadow salió de su interior, recorriendo todo el estadio como un remolino.

Incluso la lluvia era consumida y evaporada por el poder mágico en la atmósfera.

“¡No puedo creer que… tanto poder…!”

“Esto sí es… imposible”.

Iris y Beatrix se pusieron de pie ante tal inimaginable poder.

Si él quisiera, podía usar ese poder y hacer desaparecer todo este lugar en cuestión de segundos.

Por eso… Iris, Beatrix y todas las demás personas en este lugar, no eran nada ante este poder.

“¿Por qué tendría que huir…?”

Nadie, absolutamente nadie podría detenerlo. No tuvieron más opción que aceptar esa realidad.

“¿Por qué…?” Preguntó Iris con voz temblorosa.

“Con todo ese poder… pudiste haberme matado cuando quisieras”.

“… Ya cumplí mi propósito aquí. No estoy interesado en tomar sus vidas… nosotros solo masacraremos a nuestros enemigos…”

Shadow miró a Iris, y luego volvió a concentrar todo ese poder mágico en su espada.

“No pierdas de vista… al verdadero enemigo”.

Y entonces, Shadow lanzó todo ese poder mágico azul púrpura al cielo.

El deslumbrante poder mágico iluminó el estadio, la capital completa, y borró todas las nubes en el cielo.

Una vez la luz desapareció, allí solo quedó un hermoso cielo azul. Shadow ya no estaba por ningún lado.

Las nubes, la lluvia, los truenos y Shadow mismo, ya no estaban por ninguna parte… como si todo lo vivido en estos momentos, hubiera sido una ilusión.

“¿Que no pierda de vista al verdadero enemigo…? Shadow, ¿quién rayos eres…?”

Iris murmuró las palabras que le había dejado Shadow mientras veía al vasto cielo azul.

¿Cuál era su verdadero objetivo…? ¿Cuál es el verdadero enemigo del que hablaba…? Allí no había respuestas, solo un arcoíris adornando el gigantesco cielo azul.

***

 

 

Rose estaba corriendo en medio de la lluvia.

Ella simplemente corrió, y siguió corriendo sin un objetivo decidido. Había llegado al bosque.

Los rayos del sol iluminaron el suelo a través de los espacios dejados por los árboles mojados por la lluvia.

Rose se apoyó en uno de los árboles y suspiró.

Ella comenzó a pensar en su padre, en su país, y en lo que haría a partir de ahora… Todos esos pensamientos estaban enredados, perturbando su corazón.

Sin importar las razones, ella era la culpable de haber asesinado al rey de Oriana y no pensaba negarlo, tampoco pensaba escapar suicidándose.

Ella tenía la intención de cargar con todo. La responsabilidad de haber matado a su padre, y la responsabilidad que aún tenía como princesa.

Sin embargo, eso era demasiado pesado. Mientras más lo pensaba, más insegura se sentía y más temblaba.

Su resolución y creencias, chocaron con su responsabilidad y el peso de éstas.

Ella aún quería pelear, tenía que pelear. Pero ¿qué podía hacer una pequeña chica de 17 años?

Rose se sentó y enterró su cara entre sus rodillas. Luego tembló.

Ella se quedó así hasta que el color del cielo se puso de un rojo intenso al atardecer.

“Debo irme…” Dijo Rose para sí misma, tratando de ponerse de pie una vez más.

Ella no sabía a dónde ir, pero tenía que irse.

Ella dio un paso para seguir avanzando, y en ese momento…

“Ahora mismo tienes dos opciones”.

Una hermosa voz le habló desde atrás.

“¡¿—?!”

Rose se giró rápidamente y, ahí estaba parada una elfa vestida de negro.

Ella tenía un cabello rubio, ojos azules y una cara tan bella como una obra de arte.

“Tú eres, Alfa…”

Alfa cruzó sus brazos y sonrió con misterio.

“Pelearás por ti misma, o pelearás junto a nosotros… tú decides”.

“¿Juntos…?”

El enemigo de Rose también era el enemigo del Jardín de las Sombras.

Pero aun si el enemigo era el mismo, eso no quería decir que obligatoriamente debían pelear juntos.

Pero también era cierto, que Rose no tenía demasiadas opciones.

De seguro, pronto comenzarían a perseguirla, y si ella elegía pelear sola, tendría que esconderse un tiempo en las montañas, o peor… en la ciudad sin ley.

Ahora mismo, Rose era la responsable de asesinar al rey de Oriana. De seguro, en la ciudad sin ley también la estarían cazando a cambio de dinero.

“Si lo hago, ¿podré salvar al reino de Oriana?”

“Eso depende de ti. Ahora mismo no podemos pelear por ti. Pero si quieres salvar a tu país, demuestra tu valía”.

“¿Mi valía…?”

“Lo que vales… y lo que vale tu reino…”

“Si lo demuestro, ¿lo salvaremos…?”

“Tenemos el poder para hacerlo”.

La respuesta de Alfa fue concisa. Ella solo estaba dándole las opciones.

Ella no estaba guiando a Rose, ni mucho menos, le estaba extendiendo su mano. Después de todo, era Rose quien tenía que decidir.

Publicidad M-M4

“… Slayer-san… no, ¿Shadow es el líder de su organización?”

“… Exacto”.

Ella recordó la figura de Shadow, aquella vez que la salvó cuando era una niña, cuando él ya estaba peleando contra el mal.

Publicidad M-M5

Por eso, Rose eligió creer en él.

“… Juro pelear junto a ustedes”.

“Ya veo. Bienvenida. Ahora sígueme”. Dijo Alfa con una voz totalmente inexpresiva, y luego, comenzó a caminar por el bosque.

“¿Puedo hacer una pregunta?”

Rose alcanzó a Alfa y le preguntó.

“Adelante”.

“¿Quién es Shadow…?”

Él ha peleado contra el mal desde pequeño, con una gran convicción y un poder abrumador capaz de destruir a todo el mal a su alrededor. Sin embargo, no sabía el secreto de su poder, sus creencias o antecedentes. Él era un hombre lleno de misterio.

“Si quieres saberlo, gánate su confianza”.

“Confianza…”

“Si demuestras que tienes el valor suficiente para saber eso, algún día lo sabrás…” Luego, ambas siguieron caminando por el bosque sin decir ni una sola palabra.

***

 

 

Dos chicas avanzaron hasta lo profundo del bosque, donde nadie alcanzaba a llegar.

“Este lugar es…”

“El bosque del abismo”.

Nadie sabía la localización exacta, pero era un lugar legendario por decirse que las personas que entraban nunca salían.

Alfa estaba justo delante, y aun así, parecía que la perdería de vista en cualquier momento. La niebla envuelta con un poder mágico azul púrpura estaba bloqueando los sentidos de

Rose.

“A esta niebla se la conoce como el aliento del dragón…”

“Dragón…”

Era una existencia legendaria, de la que había muchos testigos, pero nadie había visto uno a ciencia cierta en los últimos 100 años.

“Hace años, cuando él llegó a estas tierras, se encontró y peleó con un dragón”.

“¿Él…?”

“Cuando aún era pequeño derrotó al dragón, pero no pudo exterminarlo. Por eso, el dragón de la niebla reconociendo la amenaza, sopló esta niebla”.

Esta niebla azul púrpura casi fantástica era el aliento del dragón… “Esta niebla es venenosa”.

El cuerpo de Rose tembló al escuchar esa palabra.

“Por eso, ni se te ocurra tocarla, tampoco te separes de mí o morirás enseguida”.

“Está bien…”

Luego de avanzar un rato a través de la densa niebla, ella abrió los ojos con sorpresa. Justo enfrente, había un castillo blanco que recibía la luz del sol.

“Esto es Alexandria, una antigua ciudad destruida por el dragón, y ahora es nuestra base”.

La antigua ciudad de Alexandria. Era un lugar famoso, descrito en muchos tipos de libros.

Sin embargo, este lugar era mucho más hermoso que la ciudad descrita y dibujada en los libros.

Había un extenso campo rodeando la ciudad, donde estaban plantadas cosechas nunca antes vistas. Allí había algunas chicas entusiasmadas cultivando o recogiendo las cosechas.

“Esas son las cosechas de cacao, la base del chocolate. Estoy segura que pronto harás lo mismo que ellas”.

“¿Ese es el chocolate…? Espera, ¿entonces Mitsugoshi es parte del jardín de las sombras?” Alfa no respondió, solo sonrió.

El chocolate seguía siendo un producto único de Mitsugoshi. Nadie había logrado descubrir la formula ni los ingredientes.

Las dos entraron por la puerta del castillo.

“Lambda, ¿estás aquí?”

“Justo aquí”.

Una mujer apareció respondiendo al llamado de Alfa, y luego se arrodilló ante ella.

“Traje a una nueva chica. Entrénala”.

“Sí, a sus órdenes”.

Publicidad M-M3

“Primero demuestra de qué estás hecha. Estoy segura que llegarás lejos muy pronto…” Dijo Alfa, yéndose a otro lugar y dejando a Rose y Lambda solas.

Ella era una elfa de piel marrón, ojos dorados y cabello plateado. Se notaban mucho los músculos que tenía, incluso con su traje puesto.

Su mirada era penetrante y sus labios regordetes.

“Soy la instructora, Lambda. Sígueme”.

“Sí”.

Rose siguió a Lambda hasta la parte trasera del castillo donde un montón de chicas estaban entrenando.

“Increíble…”

Ella se dio cuenta a simple vista, que aquí no había más que gente fuerte.

“¡N°664, N°665!”

“Sí”

“¡Aquí!”

Dos chicas salieron de un grupo respondiendo al llamado de Lambda. Eran una chica elfa y una mujer bestia.

“¡¿Nos llamó, instructora?!” Dijo la elfa, la chica bestia solo estaba parada con la espalda en alto e inmóvil.

“Tenemos a una nueva recluta. Ella se unirá a su escuadrón”.

“¡Entendido!”

“N°666, quítate la ropa”.

“¿Eh?”

Rose no comprendió lo que acababan de decirle.

“Desde ahora eres N°666, aquí todas se llaman por un numero”.

“Entonces yo soy la número 666…”

“Sí, ahora quítate la ropa, rápido”.

“¿Eh?”

“¡No me hagas repetirlo!”

En un instante, la ropa de Rose se cortó en pedazos.

Fueron milésimas, en menos de un par de segundos Rose había quedado completamente desnuda.

“¡¿Q-Qué hace?!”

Rose se sentó para esconder su cuerpo.

“¡Desde hoy eres un gusano! ¡Ya no eres nadie! ¡Desecha tu nombre, desecha tu ropa!¡Desde ahora, solo eres un soldado recién nacido!” Luego, ella le tiró a Rose un líquido negro.

Era un slime rebotando en el piso.

“¡N°664! ¡Enséñale a nuestra nueva gusana a cómo usar eso!”

“¡Sí!”

“¿Hmm? ¿Qué es esto?”

De los restos de la ropa de Rose, salió volando un trozo de papel. Lambda lo tomó con su mano y se lo enseñó a Rose.

“¡Eso es…!”

Eso era lo que Cid le había dado a Rose, una servilleta de MagRonald.

En ese instante, los sentimientos hacia él que ella había reprimido, salieron de su cuerpo. Para ella, eran los sentimientos de un primer amor.

Primero se enfrentó a él en un encuentro, luego él le salvó la vida en el incidente terrorista y, por último, viajaron juntos.

Cada uno de esos eventos eran recuerdos preciados para ella.

Hasta hace solo una semana, Rose estaba decidida a pasar su vida junto a él. Sin embargo, esa Rose ya no iba a volver.

Sus caminos, nunca más iban a cruzarse.

“¿Por qué pones esa cara? ¡Te dije que deseches todo!”

El papel fue hecho pedazos justo frente a ella, y solo vio como esos pedazos se alejaron, siendo llevados a lo alto por el viento.

Aquello, eran los restos de un sueño inalcanzable.

Al pensarlo de esa forma, una gran lagrima rodó por la mejilla de Rose

-FIN DEL VOLUMEN 02-

Kage no Jitsuryokusha Volumen 2 Epilogo Parte 2 Novela Ligera


Kage no Jitsuryokusha Volumen 2 Epilogo Parte 2 Novela Ligera

Kage no Jitsuryokusha Volumen 2 Epilogo Parte 2 Novela Ligera

Kage no Jitsuryokusha Volumen 2 Epilogo Parte 2 Novela Ligera

Kage no Jitsuryokusha Volumen 2 Epilogo Parte 2 Novela Ligera

Kage no Jitsuryokusha Volumen 2 Epilogo Parte 2 Novela Ligera

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

15 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios