Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 3

Extra 3: Laika Se Resfrió

 

 

Cuando desperté en la mañana, el desayuno aún no estaba listo.

Revisé si es que era mi turno ese día y lo había olvidado, pero no era así. Pensé que quizás Halkara había bebido antes de acostarse y terminó durmiendo de más (lo cual ha sucedido en el pasado) pero tampoco era su día.




Correcto. Definitivamente era el día de Laika. Golpeé varias veces la puerta del cuarto de Laika.

Luego de un rato, Laika salió volando de su cuarto vistiendo su elegante pijama.

«¡Mis disculpas, Azusa-sama! ¡Comenzaré de inmediato con el desayuno!» Por lo que se veía, ella se había quedado dormida.

Eso era inusual en ella, pero las personas se quedaban durmiendo de más una o dos veces en sus vidas. No era como si fuera a llegar tarde al trabajo ni nada parecido, así que no era la gran cosa.

«Oh, no te apures. Nadie se ha levantado excepto yo, así que tomate tu tiempo preparándote.»

«¡No! ¡La rutina de una se vendrá abajo si una se da demasiadas concesiones! ¡Comenzaré con los preparativos de inmediato!»

Todavía en su pijama, Laika se paró en la cocina cortando el jamón, batiendo los huevos y comenzando a tomar su desayuno.

Ella insistía en hacer las cosas a su manera cuando se ponía de esta forma, así que yo me puse a leer un grimorio mientras esperaba.

«¡Está bien! ¡Esto es jamón con huevo y unas gotas de kétchup encima!»

«Oh, es una comida simple, pero Falfa y Shalsha estarán encantadas de comerla.» Mis hijas eran niñas, así que les gustaban las cosas con kétchup.

«Está bien, voy a atacar entonces.»

«¡Lamento mucho haberla hecho esperar!»

Hmm, esto sonaba como si ella estuviera nuevamente priorizando demasiado la diligencia.

Probablemente en verdad no era un cambio tan grande, dado que dependía de la personalidad, pero simplemente decidí mencionarlo.

«Oye, no soy una invitada, así que no tienes que estar toda enfervorizada por esto. ¿Por qué no te lo tomas más fácil? Es más difícil quebrar algo flexible.»

«P-Pero hay una diferencia entre eso y saltarme mi—Ha, ah, ah, ah…»

En ese momento, la boca de Laika se abrió de una manera extraña. Y justo cuando se me estaba ocurriendo a mí: Oye, esa expresión es realmente extraña

«¡Chuuuuuuuu!»




Una explosiva tempestad en forma de estornudo salió de su boca.

El plato que estaba a punto de comer casi salió volando, así que logré atrapar solo el plato en sí. La comida se esparció por toda la mesa, así que puse todo de regreso a este tan rápido como pude para la regla de los tres segundos.

Dejando eso a un lado.

«¿Uh, Laika? ¿No estabas durmiendo debido a que tienes un resfrío, verdad?»

Cualquiera lo pensaría si hubiera visto ese estornudo.

Supongo que también podía estar agradecida de que no hubieran salido llamas de su boca.

«Oh, no, simplemente no me siento muy bien…Ah, ah, ah…»




Dado que me había llevado recién la peor parte, usé la experiencia para acercarme de inmediato a Laika y cubrir su boca con mi mano, de alguna forma logré hacerlo a tiempo.

«*balbuceo* *balbuceo*»

Oh, le era difícil respirar si le mantenía tapada todo el tiempo la cara. Así que retiré mi mano.

«L—Lo lamento, Azusa-sama…»

«Quédate quieta, te tomaré la temperatura.»

Puse mi mano directamente sobre la frente de Laika.

«¡Ack! ¡Esa es una verdadera fiebre la que tienes ahí! ¡A decir verdad, es demasiado caliente! Estoy sorprendida de que sigas viva…» La sensación era como sostener una taza llena de té hirviendo.

«Creo que eso se debe a que soy un dragón rojo…mi temperatura corporal desde un principio es alta…»

Está bien, supongo que tendremos que ir con reglas de dragón en lugar de reglas humanas.

 Aun así, estaba segura de una cosa y eso es que ella estaba resfriada.

«Laika, regresa a tu cuarto y duerme. Yo me encargaré del desayuno de todas.»

«P-Pero…»

Levanté del piso a Laika y la tomé en mis brazos.




«Realmente odio cuando las personas que no están sanas se fuerzan a trabajar. ¡Es peligroso si llegara a empeorar, es ineficiente y si alguien que no se siente bien no puede permitirse un cambio de turno, entonces el tipo que organiza los turnos es incompetente! ¡Ahora duerme!»

Llevé a Laika y la obligué a meterse a la cama.

Luego puse un poco de hielo y agua junto a toallas heladas y demás cosas sobre ella, pero todas se secaron inmediatamente. Su temperatura era realmente alta…

«Déjame asegurarme solo por si acaso, ¿pero no hay enfermedades mortales que solo los dragones pueden contagiarse?»

«Los dragones somos resistentes, así que no…Achú, yo creo que simplemente se puso demasiado helado mientras dormía…las tierras altas son más frescas que el volcán después de todo…»

Para mí, el aire de las tierras altas era refrescante y se sentía genial, pero sonaba como si la opinión de Laika sobre el tema fuera diferente.

«Entonces descansa un montón hoy. Podrás ayudar tanto como quieras una vez que te hayas recuperado. Me voy a enojar realmente si te fuerzas a ti misma o si le pasas el resfriado a alguien más de la familia. En este instante, tu deber es recuperarte del resfrío, ¿está bien? ¡Eso es todo!»

Si no le decía firmemente que descansara, entonces ella volvería a dejar su cuarto.

Podría consentirla después de que durmiera por un rato. Tenía que ser la sustituta de Laika por el día.

Le pregunté a Shalsha acerca de los síntomas de Laika cuando despertó, y ella me dijo que era una enfermedad con el nombre bastante directo de «resfrío dragón.»

«No es serio, pero el síntoma más grande exhibido es un estornudo lo suficientemente fuerte como para volar las cosas.»

«Sip, ya experimenté eso. Supongo que es bastante típico.»

Entonces todo lo que teníamos que hacer era asegurarnos de que se mejorara.

«Maestra-sama, en momentos como estos es una misión para el Nutri- Alcohol, ¿verdad?»

«¡No! ¡No podemos hacer que se siga sintiendo como que quiere trabajar!» Deseché la idea de Halkara.

Habiendo dicho eso, ella efectivamente tenía cabeza para la medicina, así que supongo que podría pedirle ayuda.

«Halkara, ¿puedes tomarte el día libre de la fábrica?»

«Sí, soy la presidenta, así que puedo hacer lo que quiera.»




«Ve afuera y recoge varias hierbas. Mientras tanto, yo la cuidaré.»

Era en momentos como este que toda la familia trabajando unida podía hacer la diferencia.

«Flatorte, haz un poco de hielo. Rosalie, Falfa, Shalsha, hagan la limpieza en lugar de Laika hoy.»

Ahora que había terminado de asignar trabajos, vertí mi corazón y alma en cuidar a Laika para que se mejorara.

La frente de Laika seguía ardiendo, así que se sentía como si estuviera gravemente enferma, pero era solo un resfrío. El cuarto estaba sofocante a causa del calor, pero el sudor era bueno cuando se estaba enfermo. Eso probablemente no era algo importante.




De lo que necesitaba estar pendiente era que el sudor no la enfriara demasiado cuando estuviera durmiendo.

«Está bien, vamos a cambiarnos de ropa, Laika.»

«L—Lo siento, Azusa-sama…»

Aproximadamente cada dos horas, hacía que Laika se quitara la ropa y se pusiera nuevas.

Ella sudaba más que un humano, así que tuve que cuidarla exhaustivamente.

«Esta clase de resfríos usualmente se van luego de un día, así que no tiene que preocuparse tanto…»

«Huh, perfecto entonces.» La miré con confianza.

«Pide lo que quieras hoy. Laika, tú siempre estás intentando hacer las cosas por tu cuenta, sabes.»

La cara de Laika ya estaba roja a causa de la fiebre, pero parecía como si se hubiera puesto aún más roja.

«Entendido…»

Yo sabía que Laika realmente era una chica mimada. Pero su educación escondía eso al cultivar las partes de ella que la hacían un individuo estable. Imaginen un empresario quejándose, «Mami, está demasiado sofocante…» y sin subirse al tren a trabajar en la mañana. Todos terminamos moldeados en personas correctas.

Pero el ser correcto todo el tiempo definitivamente era demasiado agobiante.

Un globo siendo llenado constantemente por aire eventualmente se reventaría. El acto de eliminar algo de ese aire era necesario.

No mucho después, Laika estaba durmiendo profundamente. No parecía como si estuviera teniendo una pesadilla, así que quizás se está mejorando.

Pero entonces, ella murmuró algo en su sueño.

«Nee-san…»

Su hermana mayor se había casado. Yo sabía que ya lo había dicho, pero tenía que ser su pseudo-Onee-san.

El trabajar tan diligentemente por mi imouto…hizo que también me diera sueño.

Me senté sobre la cama y supuse que cinco minutos descansando estaría bien. Sí, cinco minutos estará bien…

Desperté cuando me di cuenta que alguien me estaba acariciando la cabeza.

Slime Taoshite 300-nen Volumen 3 Extra 3 Novela Ligera

 

Era Laika, sentada en la cama.




«¡Oh! Azusa-sama… ¿Está despierta?»

Ella estaba sorprendida cuando abrí mis ojos, así que me volví a erguir.

«Lo siento. Supongo que me quedé dormida mientras te estaba cuidando. Aunque espero no haberte estorbado.»

«No fue ningún problema. Muchas gracias por cuidarme, parece que mi fiebre también desapareció.»

«Ya veo. Todo esto es debido al cuidado de tu Nee-san.» Deliberadamente enfaticé el Nee-san.

La mano derecha de Laika cubrió suavemente su boca. Sus orejas estaban rojas, así que probablemente significaba que estaba avergonzada.

«Desde que tu hermana, Leila, se casó, has tenido menos personas en quien depender, ¿verdad? Yo decidí ese día de su boda que tomaría su lugar. Tu pusiste tu cabeza sobre mi regazo ese día, ¿cierto?»

«S-Sí…me acuerdo bien…»

Sonaba como si Laika seguía recordándolo. Ella rápidamente asintió.

«De ahora en adelante, podrás ser la imouto que quieras ser, tanto como desees. El crecer no significa que tienes que dejar de depender de otros. Si necesitas apoyarte en mí, entonces hazlo. Sino, entonces permíteme consentirte por mi cuenta.»

«El crecer no significa el descartar todas las dependencias…hay peso en aquellas palabras. Me aseguraré de anotarlas más tarde.»

Ella probablemente estaba planeando evitarse todo el asunto al decir algo tan estirado.

Pero supongo que estaba bien. Mis sentimientos de todas maneras le llegaron. Después de todo, ella era mi pequeña imouto.

«¿Pero por qué me estabas acariciando?»

Mis recuerdos eran algo borrosos, pero sentí como si ella hubiera pasado su mano por sobre mi cabello varias veces.

La expresión de Laika se volvió renuente y luego apartó la mirada.

Esperen, ¿acaso hay un problema aquí? 

«Bueno…Azusa-sama, usted se veía muy linda mientras estaba dormida…como una hermanita…» Ella dijo, todavía apartando la mirada.

«¡¿Yo quería ser la hermana mayor pero ahora soy la menor?!»

¿Qué pasaba con eso? ¡Mi plan había perdido el sentido!

«Ciertamente, usted normalmente es mi…Nee-san, Azusa-sama, pero su rostro durmiendo se ve mucho más joven de lo que pensaba…y si se ve más joven que yo cuando está durmiendo…es muy parecida a una imouto agotada de cuidar al enfermo para luego quedarse dormida…»

¡Ella no estaba siguiendo el plan para nada! 

¿Podrá ser que yo era la única que planeaba ser la hermana mayor? ¿Me estoy volviendo autocomplaciente…?

 «¡Lo siento! ¡Usted se parece mucho a una hermana mayor para mí, Azusa- sama! ¡No suelo pensar mucho en usted como mi imouto!»

Pero lo haces a veces. 

«Entonces la próxima vez que me enferme, te tocará cuidarme, ¿verdad, Laika Onee-chan

«¡Por favor no me moleste de esa forma, Azusa-sama!»

«Laika Onee-chan, no tienes que hablarle de manera tan formal a tu imouto.»




«¡Por favor, detenga esto!»

Más tarde, creé una medicina amarga de las hierbas que Halkara había recogido.

Cuando hice que Laika la bebiera, su resfrió terminó.

-FIN DEL VOLUMEN 3-

5 3 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios