Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 3

Extra 2: Rosalie Se Quedó Atascada en una Pared

 

 

En la mañana, como siempre, la familia se reunió en el comedor.

Hoy era el turno de Halkara para hacer la comida, así que generalmente había un montón de vegetales.




Al cocinar, las personalidades de todas se hacían notar, Laika usaba un montón de huevos y Flatorte siempre hacía unos contundentes platos de carne, incluso en la mañana.

Cuando yo cocinaba, creía que mis comidas eran en comparación balanceadas, pero en realidad no estaba segura.

Por lo mínimo, era mucho mejor que esa clase de desayunos que eran ¡Un jugo de naranja y listo! que tenía cuando era una esclava corporativa. Ya sea que fuera “femenino” o “masculino” no importaba; era simplemente duro con mi humanidad.

«Oh, Rosalie no está aquí hoy,» Halkara dijo, contemplando el techo.

A pesar de que ella era una fantasma y no comía nada, Rosalie usualmente estaría flotando cerca del techo, simplemente disfrutando la compañía de su familia.




«¿Falta de sueño? Pero supongo que sueño no es realmente un tema para ella.»

Dado que estaba muerta, Rosalie llevaba una vida carente de lo que podríamos llamar necesidades básicas. Tenía que ser el infierno para un fantasma el ver tanta seductora comida sin ser capaz de comerla como quisiera, así que ella lo estaba haciendo bien en ese departamento.

Decidí llamarla.

«Rosalie, ¿dónde estás?»

Fue como llamar al gato de la casa, pero Rosalie era mucho más fácil de perder. Sin respuesta.

Ella no estaba por sobre ni debajo de mí.

Eché una mirada al interior de los cuartos del primer piso y el amplio espacio compartido de la extensión de madera que Laika construyó, pero tampoco estaba ahí.




Su ausencia me estaba comenzando a preocupar…

Me dirigí al cuarto de Rosalie en el segundo piso. Ella no se veía obstaculizada por la idea de tener que físicamente subir las escaleras, así que usaba el segundo piso.

La puerta se abrió con un clack, pero ella no estaba ahí.

Sus perros y gatos de peluche estaban ahí y eso era todo. A ella le gustaban los peluches, así que a veces ahorraba su mesada y los compraba.

«¿Huh? ¿Si ella no está aquí, entonces adónde fue…? Quiero decir, ella puede ir a Flatta o Nascúte o donde quiera…»

Y justo cuando estaba a punto de marcharme del cuarto—

«¡Nee-san, Nee-san! ¡Estoy aquí!» Escuché la voz de Rosalie.

Pero sonaba algo diferente a la de siempre, casi ligeramente amortiguada. Y seguía sin poder ver donde estaba.




«¿Oye, Rosalie, donde diablos estás? ¡No puedo fijarme dónde estás cuando solo dices aquí

Ella definitivamente estaba cerca, así que miré alrededor del cuarto. Ahí fue cuando lo noté.

En un punto de la pared, la textura de la madera parecía una cara fantasmagórica.

«¡Aaaah! ¡Está poseída! ¡Como algo sacado de una película de terror!»

Monstruos, espíritus y esas cosas no me asustaban luego de todo este tiempo. Después de todo, demonios venían a mi casa bastante a menudo.

¡Pero yo no podía manejar las posesiones ni los fenómenos inexplicables!

¡Me daban escalofríos! ¡Y me ponía la piel de gallina!

¡Tengo que huir! ¡Tengo que salir de aquí y huir ahora!

 «¡Nee-san, espera! ¡Soy yo!»

La voz de Rosalie resonó a mi alrededor nuevamente. Y de alguna forma sonó como si estuviera viniendo de…

«¡Oye! ¡No me asustes de esa forma! ¡Esa eres tú, ¿cierto, Rosalie?!»

«Sí…tuve un pequeño accidente…»

Supongo que una vez que Rosalie se quedó atrapada en la pared, un terrible semblante apareció. ¿Era esta otra parte del poder de un fantasma…?

«Como sea, solo sal de ahí ahora. Esto es terrible para mi corazón.»

«Bueno…no puedo…» La pared sonaba avergonzada.

«¿Huh? ¿Pero no es pan comido para un fantasma el deslizarse a través de las paredes?»

«A decir verdad, yo estaba aquí simplemente sentada por un momento. Y entonces por alguna razón, me quedé atrapada y no pude moverme…»

¿Acaso algo tan bizarro era posible? Pero, supongo que estaba pasando en la vida real…

No tenía idea de que hacer por mi cuenta, así que llamé a toda la familia (Con excepción de Halkara quien se había ido a trabajar a la fábrica).

Pero nadie pudo arreglar esto rápidamente.

No solo era el más extraño de los casos, sino que ninguna de nosotras había sido fantasma.

Shalsha trajo sus diccionarios de su cuarto y comenzó a buscar palabras.

No pensaba que eso solucionaría algo, pero sería malo para su educación si le decía directamente que no funcionaría, así que simplemente la observé.

«Aprendí que estar atrapado en una pared es una antigua expresión idiomática.»

«¿Huh, que significa?»

¿Acaso era un fenómeno que sucedía bastante en la antigüedad? Después de todo, los mismos fantasmas han estado por estos lados desde siempre.

«Significa—que no se puede hacer nada. El estar perdido, una situación donde rendirse es la única solución.»

«¡Está bien, eso no ayuda!»

Ups, terminé amonestándola… 

«Como aquella que construyó esta parte de la casa, odio sugerir esto ¿Pero por qué no rompemos la pared aquí? Rosalie entonces podría ser capaz de salir.»

Laika ofreció una agresiva solución, típica de un dragón.

Antes de que pudiera decir algo, Rosalie se resistió: «¡Eso da miedo, así que no lo hagas! ¡Podría terminar cortada en pedacitos!» Yo no podía asegurar que fuera libre de riesgos, así que concordé.




«¿Qué tal si te desconectas de la realidad nuevamente y terminas escurriéndote de la pared? Así es como yo, Flatorte, he vivido hasta ahora.»

Las ideas de Flatorte no se desviaban demasiado de las demás…

Pero usualmente, más veces de las que uno pensaría, las cosas llegan en el momento que uno se olvida de ellas. Como cuando uno se devuelve a abrir la tapa de una botella y sale de inmediato a pesar de que la primera vez estuvo atascada.

«A propósito, Rosalie, ¿cómo te sientes ahora?»

«Si tuviera que describirlo…vacía.»

Su respuesta sonaba vagamente religiosa.

«Ha pasado un tiempo desde que morí, pero este es el vacío que he estado sintiendo. Futilidad o quizás nihilismo…quiero salir de aquí pronto…»

Supongo que no podíamos simplemente dejarla.

«¡Está bien! ¡Falfa te sacará!»

Falfa se arremangó sus ya cortas mangas—

—respiró lentamente—

—y se lanzó directamente contra la pared de madera ¡Bam! 

¡Whoa! ¡Ese fue un golpe con todo el cuerpo! 

Como resultado de eso…

«¡Waaah, ow, oww! Mis brazos se sienten raros…» Lo veía venir, pero Falfa simplemente se hizo daño.

«Aww, Falfa, deberías pensar con cuidado acerca de la cosas antes de hacerlas, ¿está bien?»

Ella seguía siendo una niña, así que quería que fuera más atenta en momentos como este. Miré a los brazos de esta.




«¿Estás sangrando? No hay sangre, bien, bien.» Acaricié los brazos de Falfa.

«Esto hará que el dolor se vaya. ¡Dolor, dolor, vete!»

«¡Wow, mami, eso es increíble! ¡Creo que realmente duele menos! ¡Eres como una maga, mami!»

A propósito, he sido una bruja por trescientos años.

Ya fuera que en verdad tuviera o no algún efecto, Falfa dejó de llorar así que eso era lo suficientemente bueno para mí.

—Pero entonces, tuve una idea.

Lentamente me paré en frente de Rosalie (y la pared en la que estaba).

Y gentilmente pasé mi mano sobre la pared, acariciando de un lado al otro con mi mano derecha.

«¡A-ja-ja! ¡Ja-ja-ja-ja-ja-ja! ¡Detente, Nee-san! ¡Eso da cosquillas!» La voz salió de la pared a modo de respuesta.

Estaba funcionando, pero no estaba claro si es que le ayudaría a salir.

«Sabes, me di cuenta que no hemos tocado en lo absoluto la pared. Desde que te fundiste en ella, me preguntaba si podría hacerte cosquillas,» dije mientras mis manos seguían acariciando la pared.

Cualquiera que hubiera estado mirando pensaría que estaba siendo perversa, pero yo estaba siendo súper seria sobre el tema.

«¡Gyah! Ee-hee-hee….A-ja-ja-ja-ja… ¡Detente, detente! ¡Me voy a morir…!»




«¡Estás bien! ¡Ya estás muerta!»

Su reacción era prometedora. Y se estaba volviendo más y más efectiva.

¿No la sacaría de ahí el darle de esta forma una buena restregada a la pared?

«Si ella no—bueno, ¡cruzaremos ese puente cuando lleguemos! ¡No tenemos nada que perder!»

«¡Chicas, acaricien la pared conmigo! ¡Como si le estuvieran haciendo cosquillas!»

Mis dos hijas, Laika y Flatorte se reunieron conmigo y comenzaron a tocar ligeramente la pared.

«¡Yaaa-haaaaaa! ¡Wah-ja-ja-ja-ja! ¡Ya no puedo más! ¡Esto es el infierno, el infiero! ¡Eeeee! ¡Yaaa!»

Rosalie de verdad que se estaba desternillando de la risa. ¡Ahora sal!

 «¡Ya no puedo soportarlo!»

Y entonces, de pronto, Rosalie salió de la pared.

Sus ojos estaban llorosos, a pesar de que era una fantasma. Quizás realmente fue cosquilloso para ella.




«¡Rayos! ¡Ustedes fueron demasiado lejos! ¡Jamás había sido torturada antes de esa forma!»

«Pero tuvimos éxito en hacerte salir, ¿verdad?» Rosalie observó su alrededor para ver donde estaba.

«Oh, tienes razón…no pensé que funcionaría…»

Y así el enredo de Rosalie con la pared fue resuelto pacíficamente y ella nunca volvió a quedarse atrapada en una pared.

Todos necesitamos tener cuidado de no vernos atrapados entre la espada y una pared.

4.5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios