Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 3

Extra 1: ¡Que emoción! ¡Un Juego de Pelota en la Posada!

 

 

«¡Uf, esto realmente es el nirvana!»

Mientras me remojaba en el baño al aire libre, di un suspiro de felicidad.




Toda la familia se estaba bañando en las fuentes termales del volcán ubicado en el pueblo natal de Laika.

Yo no tenía un buen entendimiento acerca de cuantos focos geotérmicos había en este mundo, pero por lo mínimo, había varias posadas con fuentes termales en el volcán y la mayoría de ellas tenían baños al aire libre.

Dado que habría sido un desperdicio de otra manera, visitaba una posada diferente cada vez que venía. Pero no era como si hubiera una docena de ellas, así que pronto ya estaba en mi segunda vuelta de entre ellas.

Probablemente encontraría mi posada preferida en poco tiempo más.

«¿Azusa-sama, que es el nirvana?» Laika me preguntó. Oh cierto, ella no entendería esa palabra.




«Bueno, es como el cielo. Significa un lugar lleno con la mayor felicidad.»

«¡Ya veo! Que informativo. Yo sabía que su conocimiento era tan abundante, Azusa-sama.»

Pero por supuesto era una palabra que cualquiera ex-japonesa conocería, así de cierta forma me sentí mal por recibir ese cumplido.

«Esto es más como el infierno que el cielo…»

Flatorte estaba acostada sobre su estómago afuera del baño al aire libre.

Aparentemente los dragones azules no manejaban muy bien el calor y ella se había salido del baño casi de inmediato. Tras eso, Halkara comenzó a verter agua sobre ella.

«Ooh, mi cuerpo se siente pesado…»

«Flatorte, estuviste en el baño solo por quince segundos. Eso suena demasiado rápido como para marearse…»

«Sí, regresaré a la normalidad y lo intentaré de nuevo…»

Bueno, algunas personas no podían manejar muy bien los baños. Incluso si el agua no estaba tan caliente. Y a propósito, mis dos hijas no estaban rompiendo ninguna de nuestras reglas sobre modales, tales como salpicar agua o nadar. Ellas estaban comportándose perfectamente, parecían estar disfrutando el gran baño.

«Halkara, Flatorte parece estar bien ahora, así que puedes entrar si quieres.»

«¿En serio? Bueno si insiste entonces.»

Halkara volvió al baño.

Su busto estaba flotando en el agua.

Hmm…yo siempre me imaginé a los elfos como delgados, entonces ¿qué pasaba con los pechos de Halkara?

«¡Halkara Onee-san, realmente tienes unos pechos grandes!»

«Halkara-san, ¿cuándo te paso esto?»

¡Aah y ahora mis hijas estaban interesadas! Pero ellas nunca antes me preguntaron sobre esas cosas…

Slime Taoshite 300-nen Volumen 3 Extra 1 Novela Ligera

 

«¿Lo son? Ahora que lo mencionan, habían unas bayas de regreso en mi tierra natal que tenían algo en ellas que aumentaba el tamaño de los senos y yo comí un montón de esas. Quizás sea eso.»

Ella dijo algo que no pude ignorar.

«¡Halkara, vamos a ir a buscar esas bayas la próxima vez!»

«¡¿Huh?! ¿En serio, Maestra-sama?»




«¡En serio, en serio! ¡Si pude volverme así de fuerte derrotando slimes durante trescientos años, entonces estoy segura de que los efectos serán increíbles si como esas bayas durante treinta años!»

—Y dejando eso a un lado

«¡Ooh, el agua está tan agradable!»

Nos cambiamos luego de salir del baño y dejamos los vestidores. Lo que estaba vistiendo no era mi ropa de siempre sino mi pijama.

Bueno, no soy Flatorte, pero supongo que debería refrescarme en algún lado. De todas formas, la fuente estaba en un volcán, así que hacía calor incluso afuera del baño.

A continuación, a la izquierda de la salida del vestidor, una puerta que decía CUARTO DE JUEGOS captó mi atención.

«¿Cuarto de juegos? ¿Acaso realmente tienen juegos aquí?»

Supongo que en las posadas de fuentes termales de los suburbios tenían de esos antiguos juegos para disparar. Quizás era lo mismo aquí. Pero probablemente no habría ningún juego de árcade.

«¿Juegos? ¡Yay, suena divertido!» Falfa abrió de inmediato la puerta.

Instalado ahí no era un juego de arcade, obviamente, pero seguía siendo algo que reconocía bastante bien.

Era una mesa con una red en el medio.

¿Podrá ser…? 

«Oh, es una mesa de pin-pone,» Laika dijo




«¡Sabía que era Pin-Pong!»

«Pin-pone es un deporte muy conocido entre los dragones. Los dragones azules también lo juegan un montón,» dijo Flatorte.

Yo no sabía porque, pero no había lugar a dudas que los dragones jugaban Pin-Pong.

«Usted puede que no sepa sobre ello, Azusa-sama, así que le explicaré las reglas. Nosotros usamos la semilla del pin-pone que es hueca por dentro como una pelota y ambos jugadores la golpean de un lado al otro con raquetas. Así que cuando sirva, rebotará una vez en su lado de la cancha, y entonces golpeará—»

«Oh sí, entiendo lo esencial. A decir verdad, se podría decir que soy experimentada.»

Concordaba con las reglas del Ping-Pong una por una. Yo no sabía si concordaban totalmente con las regulaciones de la conferencia mundial, pero lo básico seguía siendo exactamente lo mismo.

«Suena como si conociera el juego, Azusa-sama, ¿así que por qué no tenemos un partido ya que estamos aquí? Ambas raquetas y pelotas están en la canasta.»

Laika trajo el equipo de Ping-Pong (Solo voy a llamarlo Ping-Pong) de una de las esquinas del cuarto.

«¡Está bien, hagamos esto! ¡Fuentes termales y Ping-Pong siempre van de la mano!»

«No, Azusa-sama, es pin-pone.»

Ella me corrigió, pero yo iba a seguir con Ping-Pong.

La raqueta era exactamente igual que una de Ping-Pong. Incluso tenía una sustancia como goma pegada a ella. Pero parecía que todo lo que tenían aquí era aquellas de dos lados.

El primer encuentro fue entre Laika y yo.

«¡No voy a perder, Laika! ¡Te mostraré la dignidad de la cabeza de la casa!»

Laika fue la primera en servir.

Puede que no lo parezca, pero yo una vez fui parte de un club de Ping-Pong llamado «Curva» que logró su objetivo de jugar Ping-Pong en las fuentes termales. El nombre surgió del arco curvo que la pelota hacía al golpearla.

Sería descarado de mi parte el considerarme una jugadora experimentada, pero tampoco era exactamente una novata.

Laika lanzó la pelota al aire. Venia directamente a mi lado de la cancha. Fui hacia la pelota con mi raqueta.

«¡Ha!»

Pero la pelota voló directamente más allá de la mesa hasta la próxima semana.

«¿Qu…? Esto es bastante difícil…»

«El primer punto es para mí. Vamos de nuevo.» La pelota voló nuevamente. Yo moví mi raqueta. Esta vez la pelota cayó directamente en la red.

«…Oye, Laika, le estás poniendo efecto a la pelota, ¿verdad?»

«Sí. El añadirle uno en tu saque es una de las tácticas más básicas por supuesto,» Laika dijo, su expresión sugería que era algo obvio de hacer.

Aww, vamos. ¿No es malvado el tomarse tan seriamente el Pin-Pong en las fuentes termales? ¿No se supone que deberíamos estar intercambiando golpes más suaves?

 Los cuales a propósito, no podía hacer.

«Estoy segura de que usted puede tener sus propias ideas sobre esto, pero no iré con suavidad contra usted. Eso sería grosero con mi oponente.»

Ella era tan aguda como siempre, pero que el Ping-Pong en las fuentes termales fuera una motivación para ello…

«Oh bueno, supongo que tendré que mejorar mi juego, ¿huh?»

Me destruyeron.

No hubo mucho que pude hacer de todas formas, dado que mi oponente consiguió todos sus puntos al servir. Cuando tuve suerte y logré colocar la bola en su lado de la cancha, fue un golpe alto y sencillo, así que ella simplemente lo golpeó bastante lejos…

Todos mis servicios tuvieron altos rebotes, así que ella me los regresaba de inmediato con fuerza.




Recordé cuando Beelzebub se tomó todos los juegos seriamente cuando jugamos en la casa de Pondeli. Seguro, no era bueno el ir suavemente cuando se trataba de jugar juegos mentales, pero cuando se trata de deportes, no sería un buen juego sin una desventaja…

«Está bien, ¿a alguien más le gustaría jugar?»

Laika parecía estar divirtiéndose. ¡Eso no es muy de adulto! Bueno, aunque el tamaño de su cuerpo no la hace adulta.

Después, Falfa y Shalsha dieron un paso hacia adelante, pero dado que ni siquiera conocían las reglas, perdieron sin obtener ni un solo punto.

Rosalie, quien era una fantasma y ni siquiera pudo entrar en las fuentes termales, también perdió fácilmente. Quiero decir, ella no podía manejar lo suficientemente bien la raqueta como para golpear la bola, ¿qué más podía hacer? Yo quería felicitarla simplemente por habar logrado jugar un juego.

Halkara también era una principiante, así que no era muy buena, pero había un problema mayor con ella.

Su busto parecía estar listo para escaparse del pijama siempre que se movía, así que yo di un paso adelante durante la mitad del encuentro.

«¡Está bien, deténganse! ¡Esto es demasiado riesgoso! Yo no puedo asegurar que no vaya a entrar un cliente varón a este cuarto en cualquier momento…deberías ser más discreta sobre eso…»

«Lo siento. Mis pechos están en el camino, lo cual dificulta usar la raqueta.»

Me estaba volviendo extremadamente irritada a causa de mis propios sentimientos.

Al final, Laika estaba invicta.

No se sentía correcto, era como si un miembro del club de Ping-Pong hubiera estado jugando con un montón de jugadores ocasionales.

«Está bien, quizás yo debería cambiar con alguien pronto.»

«¡Espera! ¡Una de nosotras aun no lo ha intentado—Flatorte!»

Flatorte levantó su mano derecha y dio un paso adelante ante el reto.

«Muy bien. A decir verdad, creo que este encuentro llegará a una rápida conclusión.»

«Mi estrategia era cansarte al hacerte jugar contra todas las demás.»

¡Flatorte también era ruin!

«Lo siento, pero es imposible devolver mi saque con el efecto que le pongo a la bola.»

«Entonces dale e inténtalo. Tengo una técnica secreta.»

Ya sea si en realidad tenía alguna técnica secreta o no, sin lugar a dudas Flatorte estaba ansiosa por empezar.

«¡Aquí vamos!»

Laika lanzó la pelota hacia arriba y la golpeó con su raqueta.

¡Ella también le puso efecto! Y entonces, Flatorte—

«¡Rooooooar! ¡Aquí viene!»

—prácticamente destrozó la pelota en el sector de la cancha de Laika.

Laika ni siquiera pudo igualar su energía. ¡Pensar que Flatorte iba a comenzar ganando!

«¡Wow, increíble!»

«¡Lo hiciste, Flatorte-san!»

«Ese fue un golpe de lleno.»

¡Mis hijas y yo gritamos prácticamente al mismo tiempo!

«¡Ya—ya veo! ¡Ella puede lidiar con el servicio al añadirle aún más efecto al golpearla de regreso!»

Halkara sonaba como un personaje de esos que explicaban las cosas mientras hablaba. Pero esa no era una explicación tan sencilla de comprender.

«Yo, Flatorte, no entiendo realmente esa cosa de los efectos. Pero normalmente algo ocurre cuando balanceo mi raqueta. ¡Estoy sobrescribiendo por completo el efecto de Laika con el mío!»

Para mí, sonaba como si fuera una técnica que solo usaba la fuerza, pero era efectivo, así que supongo que estaba bien.

«Impresionante. Pero aun ni siquiera comienzo. ¿No habrás pensado que solo estaba planeando ganar a través de mis servicios, verdad?»

Oh, el color en los ojos de Laika cambió. Esta será una batalla intensa.

«¡Está bien, ven entonces!»

Su encuentro rápidamente se convirtió en un combate.

Fue difícil darse cuenta si era habilidad o simplemente pura energía, pero siempre que Laika servía, Flatorte siempre golpearía de regreso.




Por supuesto, eso no sacaba del juego a Laika, quien se defendía bien.

Y Flatorte estaba manteniendo el ritmo, siempre golpeando de regreso con una postura agresiva.

Esto se está poniendo excitante…

El ataque de Flatorte a veces fallaría y Laika obtendría un punto, pero también hubo muchas veces cuando entró al lado de Flatorte y luego salía disparada de regreso por sobre Laika.

El juego estuvo complicado justo hasta antes de la última etapa.

Un empate no podría decidir el asunto.

¿Cómo terminará esto…?

 Nosotras observamos conteniendo el aliento para hacia donde esto estaba yendo.

«Veo sudor en la mejilla de Laika-san, el cual no estaba al comienzo. Creo que a ella podría no quedarle mucha energía.»

Se sentía como si Halkara le estuviera explicando en su casa a la audiencia, ¿verdad…?

«Halkara Onee-san, ¿acaso Flatorte Onee-san tiene la ventaja?»

«No es tan simple, Falfa-chan. Esta es una fuente termal en un volcán. Con esas altas temperaturas, un dragón azul como Flatorte estaría en desventaja cuando se trata de largas batallas. A decir verdad, ella ya ha empezado a cometer más errores desde que comenzó la segunda mitad.»

Era un misterio por qué Halkara, quien supuestamente nunca antes había jugado este juego podía proporcionar un análisis tan certero. Mi mente estaba en el juego, pero ahora también en eso…

«Este encuentro llegará a su fin pronto.»

La opinión explicativa de Halkara se hizo realidad.

«Oye, Laika, deshagámonos del sistema de dos puntos de ventaja y digamos que quien consiga el siguiente punto gana.»

Laika sería la que sacaría a continuación, así que Flatorte ofreció una sugerencia.

«¿Estás segura? No me culpes si después lo lamentas.»

«Tú serás quien decidirá si atraparé la próxima.»

Laika asintió lentamente.

Una gota de sudor cayó al piso.

«Muy bien. Terminaré esto con mi próximo servicio.»

«¡Heh y yo te lo devolveré!»

Y entonces, Laika sonrió.

«A decir verdad, tengo una técnica de servicio secreta que no la he mostrado ni una sola vez aún.»

«¡De la forma que sea tu saque, yo, Flatorte-sama, lo devolveré de inmediato! ¡Incluso si tu técnica es mejor que la mía, mi sentido del juego no debe ser subestimado!»

Las cosas se estaban calentando. Esto no se sentía como si fuera Ping-Pong de fuentes termales…

«Técnica vs Instinto—un choque de orgullo dragón. Ahora, ¿aué clase de servicio veremos a continuación?»

«Halkara, Laika debería naturalmente tener la ventaja, dado que estará usando su nuevo movimiento aquí. ¿Qué piensas sobre eso?»

«Bueno, a este punto esta es una batalla de orgullo, así que es difícil decir cuánto efecto tendrá. ¡Flatorte debería ser capaz de devolver un saque difícil con su poder!»

Por alguna razón realmente quería leer un manga de deportes, ya sea que se tratara de Ping-Pong, tenis o algo más. Desgraciadamente, no existían en este mundo.

«¡Entonces, este servicio lo terminará todo! ¡Nunca permitiré que lo recibas!»

«¡Suficiente habladuría—solo tira la pelota!» La pelota se elevó lentamente en el aire.

Y entonces Laika se movió de una manera que nunca antes había visto.

Ella estaba sosteniendo la raqueta de manera vertical, como si fuera a cortar la pelota a la mitad.

«¡Aquí vamos!»

¡Laika blandió la raqueta a una gran velocidad!

Y sin siquiera tocar la pelota, cortó a través de la nada.

La pelota cayó ahí mismo.

«¡Yo—yo—yo…yo gané!»

Flatorte tomó una pose de victoria a modo de celebración. Algo sobre esto se sentía como incompleto, pero sin lugar a dudas ella había ganado.

«¡Derroté a un dragón rojo! ¡Derroté a un dragón rojo!»

¡Lógicamente, eso estaba correcto, pero la forma en que lo expresaba sonaba como si fuera algo diferente!

«¡E-Espera! ¡El decidir a la ganadora de esa forma solo dejará un mal sabor de boca para las dos, así que deberías hacerlo normalmente con dos puntos de ventaja!»

¡Laika suenas tan infantil!

 «¿Hmm? Flatorte-sama ganó sin trampa alguna. ¡No hay necesidad de seguir jugando!»

Flatorte estaba presumiendo. Ella podía hacerlo tanto como quisiera hoy, había ganado de manera convincente.

«Entonces, entonces… ¡Un juego más! ¡Tengamos un encuentro más!»

¡Laika era tan mala perdedora! Ella realmente se tomaba todo en serio.

«No. A decir verdad, nunca volveré a jugar contigo. ¡De esa forma, la victoria de Flatorte durará por siempre en la historia!»

¡Y Flatorte estaba siendo realmente miserable sobre esto!

Más adelante, dado que las dos habían sudado bastante, volvimos a los baños para remojarnos.




En el agua, Laika seguía pidiéndole la revancha a Flatorte.

«Cielos, ¿podrías cortarla ya? ¡No es necesario que te obsesiones por algo tan trivial!» la regañé.

«¡Como se atreve! ¡Tengo mis lamentos!»

La próxima vez nos quedaremos en una posada sin mesa de Ping-Pong…

 Me juré a mí misma eso mientras me remojaba en el agua.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios