Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 3

Capítulo 7: Una Búsqueda de No-Muertos

Parte 4

 

 

Aparentemente, Pondeli saldría a la comunidad a conseguir algunas monedas. Ella se veía como una joven chica, así que las personas simplemente le darían dinero. Y así ella las ahorraba para comprar juegos y libros.

Juegos en este caso eran juegos de mesa y cartas.




«Soy del tipo inocente, así que ellos tienen que estar dejando que me salga con la mía.»

No digas eso de ti misma, pensé, pero yo sabía lo que quería decir. Esta chica Pondeli era increíblemente relajada.

Las personas que tenían gatos no los ponían a trabajar. Ellos estaban perfectamente felices observándolos hacer lo que quisieran. Había una parte de esta chica que era como eso.

«Estoy satisfecha con este estilo de vida. Bueno, si hubiera algo que no tengo…» Pondeli dio una triste mirada a la montaña de juegos detrás suyo.

«Estoy sola casi todo el tiempo, así que no tengo a nadie con quien jugar. Hay niños que a veces vienen a jugar, pero…»




Sonaba como si la vida de una solitaria NEET fuera dura.

«Incluso con niños con los que jugar…todos crecen, ¿saben? Así que ellos salen a trabajar o se casan…y entonces dejan de venir. Eso me pone triste, así que busco una comunidad diferente y me mudo allí. He hecho esto una y otra vez.»

Las orejas de Pondeli se cayeron.

«Los únicos que se quedan por siempre como niños son los seres especiales como tú.»

Aunque había un reducido número de seres inmortales o semi-inmortales en este mundo, habían demasiadas clases y razas distintas. Las brujas como yo y los demonios eran lo mismo también.

Por otro lado, también estaban las personas que crecían y envejecían normalmente.

Fue muy difícil ver a personas conocía morir cuando lo experimenté por primera vez. Tuve que distanciarme con el fin de poder seguir.

La chica dijo que habían pasado cerca de cuarenta años desde que se convirtió en no-muerta, así que ella seguía sin estar acostumbrada a su estilo de vida inmortal. Pero aun así todos sus jóvenes compañeros de juegos habían crecido volviéndose adultos rápidamente, así que todo lo que había experimentado eran despedidas una y otra vez. Este probablemente era el periodo de tiempo más difícil para ella.

«¿Qué, eso es todo?» Fighsly lo dijo como si no fuera la gran cosa. Ella tenía que tener alguna clase de solución.

«¡Jamás te sentirás sola si templas tu cuerpo!»

¡Qué respuesta más estúpida!

 «¡Entonces tus músculos serán tus amigos! ¡Ja-ja-ja!»

¡Sería cruel hacerla vivir una vida donde sus únicos amigos son sus músculos! 

«Incluso si lo que Fighsly dijo es basura, es cierto que no es tan malo.»




Beelzebub habló con la liberalidad de alguien que había vivido durante un largo tiempo.

«Así que entonces, ¿por qué no jugamos algo juntas aquí y ahora? Al menos tenemos un número decente de personas presente.»

Cuando ella dijo eso, Beelzebub se veía realmente como una buena Onee- san. Esta chica sabía cuándo ceder.

«Hay un montón de personas que jugarían en las tierras demoníacas. De ahora en adelante, serás capaz de jugar juegos hasta quedar satisfecha siempre que tengas tiempo libre.»

«¡¿En serio?! ¡¿Harías eso por mí?!»

«Soy una ministra demonio. En verdad es una tarea simple para mí.» Beelzebub mostró sus dientes en una sonrisa.

«¡Jefa, es tan genial!»

«¡Exactamente lo que esperaba de usted, Beelzebub-sama!»

«¡Maestra!»

Las subordinadas de Beelzebub la contemplaron con respeto. Ella estaba actuando después de todo, como una gran e importante persona.

Ah, ya veo. Yo también tenía un montón de chicas a mi alrededor, y Beelzebub también era el núcleo de su grupo.

«¿Entonces qué juego deberíamos jugar? ¡Tengo de tantos tipos!»

«¿Por qué no jugamos este juego de cartas de títeres?»

«Este es una obra maestra. ¡Tienes que ser tan engañoso, incluso con solo unas cuantas cartas! ¡Yo siempre juego esto con una chica que vive en la comunidad!»

«Jugar solo entre dos personas no es muy emocionante. Yo recomiendo entre cuatro a seis jugadores.»

«Esa cantidad de personas no viene aquí…»

Y así tuvimos una noche de juegos que duró hasta la mañana siguiente. Dado que ella tenía tantos juegos, jugamos y jugamos sin un final a la vista.

Es mejor tener una buena noche de sueño, pero puede ser divertido el soltarse de vez en cuando. 

«¡Hmmm! Primer lugar.»

Beelzebub estaba prácticamente intratable.

«Jefa, creo que si hubiera ido algo más suave, entonces los juegos habrían estado mejores desde un punto de vista balanceado…»




«¿De qué estás hablando, Vania? ¿Acaso el juego no se echaría a perder para todos si claramente supieran que estaba yendo suave contra ustedes? Los juegos son batallas de la mente. ¿Cuan grosera sería no dar mi mejor esfuerzo?»

Entendí lo que Beelzebub quería decir, pero se volvió aburrido al tenerla a ella como número uno en todo.

Y Vania nunca falló en conseguir el último lugar.

Parecía como el ranking de nuestra inteligencia se estaba manifestando en los resultados.

«¿Entonces por qué no jugamos algo con un elemento de suerte más fuerte? Ese juego de ahí. Cazadores de Cabezas, es una especie de juego tonto.»

«Espera, tú no puedes explicar el juego cuando esta no es tu casa.»

Oh no, Beelzebub está tomando el control…ella está actuando como si fuera la dueña de todo el lugar…

 De cualquier forma.

Pude darme cuenta de inmediato que Pondeli lo estaba pasando fantásticamente.

«¡Yo tomaré el primer lugar la próxima vez!»

Tanto los demonios como los gatos eran aves nocturnas. Yo simplemente me concentré en seguirle la corriente a la fiesta.

Y así pronto amaneció.

«¡Uf! ¡Eso fue tan divertido!»

«Yo quería ganar al menos una vez…»

Las casi continuas victorias de Beelzebub y las casi continuas derrotas de Vania estaban creando dos ánimos muy diferentes.

«¡Muchas gracias a todas!»

La expresión de Pondeli era tan animada que parecía casi imposible pensar que fuera una NEET.

«¡Por favor vuelvan a venir, tienen que hacerlo! ¡Y también pueden traer a otros demonios!»

«Ciertamente. De cierta forma, estaremos más cerca que nunca.»

«¡¿Qué?! ¡¿Te vas a mudar a esta área?!»

Al igual que Pondeli, al principio no supe exactamente lo que quería decir.

«No. Tú te mudaras de aquí hacia las tierras demoníacas.»

Y ahí fue cuando recordé nuestro objetivo original.

Si dejábamos a la no-muerta sola, los humanos podrían descubrir lo que realmente era y se podrían deshacer de ella.

Nosotras la habíamos estado buscando con el fin de protegerla.

«Así que a partir de ahora, te haremos vivir en la pueblo Vanzeld. Estoy segura que harás amigos allí y podrás jugar tantos juegos como quieras durante tu tiempo libre.»

«¿Huh? ¿Tiempo libre…? Ese concepto solo se aplica si es que habrá tiempo trabajando, ¿verdad…?»

«Sí. Haremos que trabajes duro en el pueblo Vanzeld. Tenemos un trabajo simple para ti, así que estarás bien.»

Cuando Pondeli escuchó las palabras de Beelzebub, su cara palideció. Y entonces, ella se aferró a la mesa.

«¡No! ¡No quiero trabajar! ¡Si tengo que hacerlo, entonces observaré un cementerio o algo! ¡Daré mi mejor esfuerzo!»

«¡Tonta! ¡Algún día, cuando descubran que eres una no-muerta, serás eliminada de este mundo! ¡Sería lo mejor para ti que te mudaras a las tierras demoníacas y trabajar ahí!» Beelzebub tiró de la espalda de Pondeli.

«¡No me importa mudarme! ¡¿Pero por qué tiene que ir un trabajo junto a ello?!»

«¡Debido a que es parte de mi trabajo el asegurarme que los no-muertos que llevo sean contratados! ¡No pienso permitir algo tan terrible como la cesantía luego de llevarte!»

«¡Pero yo en realidad prefiero eso! ¡Ni siquiera tengo que trabajar!» De cierta forma, las cosas se estaban complicando…

Yo anticipé el choque de dos valores.




Por una parte, los valores de Beelzebub dictaban: Nosotros te protegeremos, así que a cambio trabajaras como un miembro correcto de la sociedad.

 Por otro lado, los de Pondeli eran: ¡Yo no quiero trabajar, así que no lo haré! ¡Tengo la libertad de no hacerlo!

 ¿Cuál era el correcto…?

Para mí, que morí como una esclava corporativa, quería decir que no había necesidad de obligarla a trabajar.

Pero eso probablemente significaba que todo lo que tenían que hacer era encontrar un trabajo que no la hiciera esforzarse.

Sentí también que esa visión no validaría a alguien que se negaba a trabajar en lo absoluto. Nadie a mi alrededor había insistido que mi vida era la de un NEET en primer lugar.

Las intenciones de Beelzebub probablemente no eran las de un trabajo forzado; ella probablemente pensaba que un miembro de la sociedad debía trabajar una profesión para ganar el dinero necesario para vivir.

Al menos eso era cierto. Los humanos eran criaturas que participaban en la sociedad a través del trabajo…

¿Pero estaba bien obligar a alguien que se negaba a trabajar?

«¡No ganarás nada de dinero si no trabajas! ¡No serás capaz de vivir!»

«¡Sí, lo haré! ¡Soy una no-muerta así que no necesito comer! ¡Estoy perfectamente satisfecha con recibir fruta o lo que sea de las personas que quieren consentirme de vez en cuando!»

«¡Eso no es lo que hace un adulto independiente!»

«¡Yo no planeo ser independiente, pero tampoco le estoy causando problemas a mi padres!»

Fighsly y Fatla miraban desconcertadas.

«Um, ¿Azusa-san? ¿Qué deberíamos hacer sobre esto?»

«Fighsly, me lo entregas en el momento perfecto… Así que, ¿qué opinas sobre esto? La interrogadora debería dar su opinión primero.»




«Siendo honesta, quiero ser rica, así que no entiendo la mentalidad misma de negarse al trabajo en sí.»

«¡Mujer codiciosa!»

«En realidad, slime codicioso. El motivarme a mí misma con dinero hace la vida más divertida, y es sencillo poner objetivos.»

Supongo que así era como podría pensar sobre ello un trabajador independiente. Habían incontables respuestas ahí afuera en el mundo.

«Gracias, Fighsly. Ahora, ¿qué opinas, Fatla?»

«Para mí, creo que debería mudarse al Castillo Vanzeld con normalidad y trabajar. Debido a que si se queda aquí, no sabremos cuando será descubierta como una no-muerta y sea eliminada. Ella no debería vivir una existencia desempleada que ponga su vida en peligro.»

«Eso es razonable.»

Aunque, era extraño que la «vida» de una no-muerta estuviera en peligro.

«Entonces tú eres la última, Azusa.»




Tch. Ahora me están pidiendo descaradamente mi opinión.

«¡Efectivamente, efectivamente! ¡Azusa, dinos lo que estás pensando!»

«¡Los demonios están convirtiendo el empleo en una verdadera virtud! ¡Como una representativa humana, por favor diles acerca de la importancia de no trabajar!»

El dúo en disputa me miró.

Urgh…suena como si mi opinión será lo que decidirá todo… Me pregunto si habrá alguna clase de magia que podrá generar un buen consejo… por supuesto que no…

 «A-Ajem…»

Está bien, haré que funcione de alguna forma con mis propias palabras. 

«Oh, aunque no me importaría si eligieras dejarla quedarse en tu casa en las tierras altas.»

«Nop, no sucederá.»

«Oh vaya, eso es bastante severo de tu parte.»

Beelzebub parecía ligeramente sorprendida ante ello, pero después de todo, nosotras nos turnábamos con las responsabilidades del hogar.

Incluso hacía que mis hijas ayudaran con la cocina y la limpieza. No podría tener a alguien en mi casa que no hiciera nada de eso, echaría completamente por la borda el ambiente general de la casa.

«Bueno, la respuesta es obvia.»

¡Resolvamos este problema! 

«¡Pondeli debería abrir un salón de juegos adonde quiera que se mude!» Tanto Beelzebub como Pondeli pestañearon.

Eso probablemente no era suficiente para que entendieran, así que lo expliqué un poquito más.

«Pondeli, ¿a ti te gusta jugar juegos con todos, verdad?»

«La mayoría de los juegos necesitan un número más grande jugadores…¡Me emocioné tanto jugando con tantas personas, como ahora!»

«Entonces, esta solo es una suposición, pero estoy segura de que hay un montón de personas en las tierras demoníacas que no tienen suficientes personas con las que jugar. ¿Así que porque no empiezas un negocio donde las personas te pagan para jugar con ellas? Entonces podrás jugar mientras trabajas.»

«¿Azusa, eso es trabajo…? Eso suena para mí un tanto…»

«Si falla como negocio, entonces simplemente no generará dinero. Y dado que es un negocio de una sola persona, es posible que ella no saque ganancia alguna, pero dado que Pondeli no necesita realmente comer para vivir, así que no hay problema, ¿verdad?»

«¡Oh, eso es cierto! ¡Entonces estaré llevando a cabo un negocio en el sentido legal de la palabra! ¡Yo podría ser capaz de hacer eso!»

La expresión de Pondeli se iluminó. Esa era una buena reacción.

«¡Ya veo! ¡Si recibo un montón de ofertas para jugar, entonces podré ganar dinero jugando! ¡Y si no recibo ninguna oferta, entonces no tendré que trabajar! ¡Es una situación de ganar-ganar!»

«¡Sí! ¡Estoy segura de que no será un problema para ti!»

Me sentí extrañamente emocionada, probablemente debido a que me había quedado despierta toda la noche. Mi cerebro se estaba llenando de dopamina ¡Yeehaw!

«Y entonces, ¿qué opinas, Beelzebub?»

«Rgh…Rrrrrrgh…»

Dado que Beelzebub era una funcionaria de gobierno, probablemente seguía sin estar completamente satisfecha con la idea, pero—

«¡Ooh! ¡Está bien, está bien! ¡Llenaré un formulario para ello! ¡Pero tú vas a enviar una notificación de que iniciaras un negocio! ¡¿Está bien?! ¡De otra forma no reconoceré tu así llamado salón de juegos

¡Muy bien! ¡Problema resuelto! «¡Muchas gracias, Azusa-san!»

Pondeli me hizo una reverencia con su cabeza una y otra vez.

«Está bien, está bien. Espero que prosperes en el pueblo Vanzeld.»

«Oh, pero el mudarse será un verdadero dolor de…» Ella miró al resto de nosotras.

«¡Por lo menos eso puedes hacerlo por tu cuenta!»

***

 

 

 

Beelzebub me pagó por ayudar con la investigación, así que regresé a mi casa en las tierras altas.

Dado que me había quedado despierta toda la noche, me fui directo a dormir en cuanto llegué a casa.

Y tengo claro que se estarán preguntando en que gasté el dinero de la investigación—

«Está bien, entonces Falfa usará una carta defensiva ahí »

«¡No te detendré! ¡Yo usaré una carta que fortalece mi ataque aún más!»

«Entones Shalsha te detendrá con una carta de cancelación.»

Sip—lo usé para comprar varias cartas y juegos de mesa que podríamos disfrutar en casa.

En este momento estábamos jugando un juego de cartas de dos contra dos. Eran mis dos hijas versus Halkara y yo.




«¡Maestra-sama, por favor use una carta de ataque con extra-aumento de poder aquí!»

«Aww, pero me gusta cuando mis hijas cooperan entre sí, así que no lo haré.»

«¡Oh, Maestra-sama! ¡Usted no debería subestimar a sus oponentes! ¡Eso no hace que sea un juego divertido!»

Mis hijas parecían realmente emocionadas con el juego, así que han estado jugando recientemente siempre que han tenido algún tiempo libre.

Quizás debería implementar pronto una regla limitando el tiempo de juego a una hora diaria…

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios