Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 3

Capítulo 7: Una Búsqueda de No-Muertos

Parte 2

 

 

Luego de preguntar un poco más sobre los no-muertos, aprendí lo siguiente:

• Los no-muertos son indistinguibles de los humanos en cuanto a apariencia. Aquellos que parecen estar pudriéndose, como los zombis, son muy pocos.
• Pero dado que sus cuerpos muertos emanan olor, muchos usan perfume de zorro para esconderlo.
• Aquellos que originalmente tuvieron trabajos como miembros de la sociedad usualmente desean mantener ese estatus.




Esto hará que el buscar sea un dolor de cabeza… 

Nos juntamos con la hermana mayor de Vania, Fatla y a su vez Fighsly se nos unió. Dado que esta última había llegado donde Beelzebub como su pupila, se sentía como si ella hubiera estado siendo usada de la forma que Beelzebub quería, pero dado que ella en primer lugar era un slime, probablemente no le importaría trabajar bajo el amparo de una demonio.

«Vamos a comenzar ahora nuestra búsqueda del no-muerto. Espero que todas pongan el esfuerzo más grande de todos.»

Beelzebub sonaba como una líder dando instrucciones.

«A propósito, ¿cómo vamos a buscar a esta cosa?»

«Vamos a ir preguntando al azar a cualquiera si es que ha visto a un no- muerto.»

Supongo que dado que los demonios viven por mucho tiempo, estaban conformes lanzando opciones hasta que eventualmente alguna funcionara…

***

 

 

 

Primero fuimos a Flatta preguntando esto:

«Disculpe, somos recolectoras de no-muertos. Por favor háganos saber si hay alguno en su vecindario. Los no-muertos también son personas. ¡Por favor absténgase de quemarlos vivos (¿?) y en su lugar entréguenoslos!»

«La Gran Bruja de las Tierras Altas anda en algo extraño nuevamente.»

«Oh, Gran Bruja, ¿cómo podemos diferenciar a un no-muerto de las personas comunes y silvestres?»

Los aldeanos comenzaron a reunirse a nuestro alrededor, así que era sencillo preguntar.

«Hemos escuchado que posiblemente hay un no-muerto en el área. Es inofensivo, pero no queremos que le suceda nada malo, así que planeamos tomarlo bajo nuestro cuidado.» Lo expliqué con un razonamiento bastante simple.

«Por favor hágannos saber si hay alguien entre ustedes que use una obscena cantidad de perfume.»

«Oh sí, el perfume de mi esposa me vuelve loco.»

«¡Sí, tú te acercas a ella debido a que huele bien, solo para descubrir un monstruo!»

«¡Ella los golpearía a los dos hasta la próxima semana de enterarse!»

De seguro eran relajados. Dudaba que hubiera algún no-muerto en Flatta. Y entonces, el cielo se oscureció.

Fatla se había convertido en una leviatán y estaba sobrevolándonos. Podría haber sido Vania, pero esa suave y elegante elevación era definitivamente de Fatla.

Ella era difícil de ignorar, como siempre…probablemente habría aldeanos que estarían mirando hacia arriba asombrados.

Después de todo, era una criatura gigantesca, así que probablemente no estaban acostumbrados a ello.

A continuación, algo cayó desde Fatla—pedazos de papel, o algo parecido, agitándose hacia abajo desde el cielo.

Yo levanté uno y decía:

Slime Taoshite 300-nen Vol 3 Capítulo 7 Parte 2 Novela Ligera

 

¡Diablos, los demonios realmente eran descuidados!

Y yo preguntándome si estaría bien que entraran al mundo humano de manera tan descarada.

«¡Wow! ¡Ese es un gigantesco animal!»




«Mami, ¿podemos quedárnoslo?»

«¿Cómo vas a pagar por su comida?»

Las personas de Flatta se comportaban bien, ¿verdad? Supongo que al vivir yo cerca era en parte la razón de ello…

Y así la estrategia de Fatla de distribuir folletos llegó a todas las esquinas de la provincia per se.

Un área aparentemente entró en pánico y envió un ejército, pero las flechas no llegaban lo suficientemente alto para alcanzar al leviatán y dado que ella solo estaba sobrevolando, toda la conmoción murió.

Pero una vez que el día finalizó, me quejé con Beelzebub mientras dábamos nuestro viaje final a la taberna.

«¿Hubo siquiera algún objetivo en que me uniera a esto…?»

«Por supuesto que lo había…el explorar y obtener información del área local por tu cuenta también es muy importante…»

¿Podrías por favor mirarme a los ojos mientras dices eso?

 «De esta forma, si alguien descubre algo, deberíamos ser capaces de recibir un informe. Es efectivamente una manera buena y sensible de hacer las cosas.» Fatla se veía de cierto modo confiada.




Yo reconocía eso acerca del plan, pero no había razón para que nosotras estuviéramos aquí.

«Estoy tan cansada de correr por toda la provincia entregando panfletos…ya casi creí que regresaría a ser un slime…»

Fighsly se había quedado sin combustible y tenía su cara descansando sobre la mesa de la taberna.

Esto no debería contar como entrenamiento.

 «Es doloroso, pero debo ser más fuerte…así podré ganar aún más dinero…»

¡Sus motivos eran tan egoístas!

«La comida en este establecimiento no es muy buena…su preparación es insatisfactoria. A pesar de que los mismos ingredientes podrían producir algo mucho más delicioso…la piel del pollo no está para nada crujiente…»

Vania la chef se estuvo quejando todo el tiempo. Aparentemente, había cosas a las que ella simplemente no podía dejar pasar.

«Bueno, hemos cubierto bastante terreno. Ahora encontrar al no-muerto es solo cosa de tiempo.»

Beelzebub la líder estaba felizmente bebiendo su alcohol mientras se abanicaba, como si ya hubiera ganado.




Esto se ha convertido en una extraña reunión informativa…

«Azusa, ven mañana, solo por si acaso. Creo que encontraremos a nuestro objetivo en algún momento el día de mañana.

«Sí, sí. Lo trataré como si fuera un trabajo de medio tiempo.»

Pero contrario a las expectativas de Beelzebub, ni una palabra surgió sobre ningún no-muerto.

Nosotras a su vez entregamos folletos dentro de las provincias cercanas, pero no hubo respuesta.

«Estamos en un callejón sin salida…»

Fatla, quien probablemente era una perfeccionista, estaba palideciendo. Como siempre, terminamos el día en la taberna de algún pueblo.

Parecía como si los miembros de la raza demonio realmente disfrutaban de estas reuniones al final del día.

«Las posibilidades que puedo pensar son, primero: Desde un principio no hubo un no-muerto, o dos: el no-muerto efectivamente está ahí afuera, pero se está escondiendo. Si es lo segundo, entonces los folletos no serán muy efectivos,» dije.

«Hmm…nosotras gastamos bastante dinero en esos panfletos, así que realmente espero que sean efectivos…temo que los oficiales de la tesorería me regañen…» Beelzebub sonaba preocupada acerca de lo que las personas en casa le dirían.




«Vamos, Azusa, ¿no tienes ninguna buena idea? ¡Yo sé que pensarás en algo!»

«¡Rayos! No me alabes cuando necesitas algo de mí. Ni siquiera sabemos si existe en primer lugar, así que la valla está muy alta para mí.»

Era muy posible que estuviéramos buscando algo que en realidad no existía.

«¿Qué tal si añadiéramos una recompensa a los panfletos? Como, cincuenta millones de monedas de oro a cualquiera que lo encuentre.»

«No tenemos el presupuesto para eso, Fighsly, y si lo tuviéramos, la gente mentiría diciendo que lo encontraron.»




Yo pensé que ella estaba siendo demasiada dura con su aprendiz, pero la cara de Fighsly se tensó así que las dos tenían la culpa.

«Umm… ¿Por casualidad no sabrás nada…? Tú eres la más informada acerca de las tierras humanas, Azusa…» La pálida Fatla me habló.

«No he escuchado ni un pio acerca de un no-…Esperen, sí, sí lo he hecho.»

¿De nuevo, dónde había sido? Fue bastante reciente que escuché la palabra…

Ciertamente estos días yo no había estado hablando acerca de la no- vitalidad de los no-muertos, así que tenía que haberlo escuchado de alguien más.

Pero nadie en mi familia estaba interesada en los no-muertos. Tampoco creo que hubiera sido un tema candente en Flatta.




Así que por lo tanto, si no fue en mi casa ni en Flatta, entonces los únicos lugares que quedan… ¡Oh, me acordé!

 «¡Fue cuando estuve buscando a mi impostora! ¡Había alguien que estaba extrañamente obsesionado con los no-muertos!»

No recuerdo haber visto detalladamente la cara de la persona, pero eso era todo lo que tenía.

«¿Podría no haber sido nada más que un fanático de los no-muertos?» No sonaba como si Beelzebub estuviera confiando en mí todavía.

«Yo no creo que eso sea una cosa. E incluso si lo fuera, alguien tan entusiasta sobre ellos probablemente sabría donde hay uno.»

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios