Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 3

Capítulo 7: Una Búsqueda de No-Muertos

Parte 1

 

 

Cuando desperté en la mañana y dejé mi cuarto para desayunar, noté que la población había aumentado considerablemente.

Ya no estaba sorprendida de ver a Beelzebub, pero me preguntaba por qué Vania y Pecora estaban aquí.

«Oh, Onee-sama, buenos días,» Pecora habló, mientras bebía té elegantemente.

«¿Por qué la Rey Demonio está aquí tan temprano en la mañana? Este no es tu castillo, sabes.»

«Hay una profunda razón para ello,» Pecora respondió audazmente.

La razón por la que la mesa del comedor se veía mucho más refinada esta mañana se debía probablemente a la presencia de la líder de una nación. Aunque, yo no ganaba mucho con eso.

«No, Su Majestad, nuestro razonamiento no es tan profundo. Hoy estábamos en una búsqueda dentro del área así que decidimos visitarles mientras estábamos cerca,» Beelzebub la corrigió ligeramente.




«Sí. Nosotras sabíamos que no estarías ocupada a esta hora.»

El comentario de Vania sonó egoísta. Bueno, no era un hábito nuestro el comer afuera en las mañanas, pero quizás ese era el problema.

Halkara trajo verduras con pan frito y luego las cortó. Tiene que haber sido engorroso para la persona a cargo de la comida el ver que se incrementaba repentinamente la cantidad de personas que alimentar…

«Está bien, aquí están las ensaladas extras… ¿Será suficiente?»

«Sí, está delicioso. Una ensalada crujiente en la mañana te despierta de inmediato, ¿verdad?» Respondió Beelzebub.

Flatorte, quien prefería un desayuno contundente, se veía como si tuviera algo que decir.

«Bueno, el cómo nos sintamos acerca del desayuno no importa realmente—»

«Onee-sama, horneé unas galletas.»

Pecora sacó algunas galletas, extendiendo una de ellas hacia mí, así que abrí mi boca y ella la puso en el interior de esta.

«Esto no es algo que una chica hizo simplemente por diversión; esta es una galleta al nivel de un profesional…»

«Sí, los cocineros en el castillo me enseñaron a hacerlas.»

Ella de seguro tenía suerte de estar en un ambiente donde podría elegir a los mejores profesores.

Falfa y Shalsha también reaccionaron a la caja de galletas, masticando ruidosamente.




Estas no eran tan malas para su salud en comparación a la comida chatarra, así que supuse que podrían comer un poco más.

Y cuando las dos dragonas tuvieran algo de tiempo libre, les pediré que vuelvan a hacer algunas galletas.

«Entonces, ¿qué negocios tienen aquí ho—?»

«Ven, Onee-sama, prueba otra. Esta sabe un poco a frambuesa.»

Volví a abrir mi boca. Entrando de inmediato la galleta.

«Mm, el sabor a la frambuesa fresca realmente llena la boca.»

«¡Maravilloso! ¡Me tendré que aplicar aún más!»

«Estas galletas son absolutamente exquisitas. Es un sabor increíblemente difícil de expresar en palabras.»

El compuesto comentario de Shalsha acerca de las galletas sonó algo extraño, dada su expresión. Ella probablemente estaba diciendo simplemente lo buenas que estaban.

«Sí. Al masticar son muy agradables, pero no se secan en la garganta y tienen la cantidad perfecta de humedad. Creo que son increíbles.»

Por alguna razón, yo hablé muy bien de ellas sin siquiera sonreír. Pero nuestro tema principal en este instante no eran las galletas.

«¡Creo que nadie en las tierras cercanas al Castillo Vanzeld sería capaz de derrotar las galletas de Su Majestad! ¡Lo garantizo como Chef!» Vania dio su sello de aprobación, pero ella estaba sentada un tanto lejos de Pecora, así que definitivamente estaba asustada de la Rey Demonio.

«Sí, puedo sentir una pizca de trigo en la galleta. También es muy suave y dado que son tan ligeras, podría comer una gran cantidad de ellas. Dejando eso a un lado ¿Por qué están aquí ho—?»

«Sí, también traje algo de pan de molde integral, una especialidad local de mi pueblo natal.»

Beelzebub puso sobre la mesa un pedazo de lo que se veía como pan y que tenía apariencia pesada. Era casi del tamaño de un rostro humano.

«Halkara, pruébalo. Saca un pedazo de esta parte primero.»

«No seré capaz de comerme todo esto por mi cuenta si no lo cortas en pedazos. Pero haré lo que me dices y lo intentaré.»

Estaba sorprendida por la falta de aversión de Halkara a la comida desconocida.

«Oh, es dulce: es demasiado dulce—Ah, ahora se está poniendo picante. ¡Algo raro está pasando en mi boca!»

«Sí, sí. Hay una variedad de distintos sabores mezclados en este pan de molde.»

«Podrás disfrutar todos los diferentes sabores si lo comes lentamente, pero comiendo un gran pedazo como ese crea una batalla de sabores al interior de la boca. Es una delicia sofisticada.»

Vania expresó algunos puntos positivos, pero yo me preguntaba si eso era suficiente para la chef demonio.

Supongo que era como una de esas gigantescas bolas de arroz japonesas con diferentes clases de relleno en su interior. El dar un gran mordisco sobre uno pondría al mismo tiempo dentro de tu boca hueva de abadejo, algas marinas y ciruelas encurtidas.

«Ooh…necesito un sorbo de agua…puede que no sea de mi gusto, pero es interesante.»

Halkara estaba pensando positivamente.

Era realmente posible que su forma de vida le estuviera entregando su éxito como mujer de negocios. Incluso si algo era malo, ella nunca se desanimaba.

«¿Halkara era? Tu ensalada también es deliciosa.»

Pecora le sonrió a Halkara, pero quizás debido a todo lo que había sucedido en el pasado, su sonrisa estaba ligeramente torcida.

«Bueno, supongo que debería irme pronto al trabajo. Por favor regrese a casa, Su Majestad.» Vania estaba intentando irse del lugar.




«¡Esperen, esperen! ¡¿En todo caso a que vinieron aquí?!» Finalmente tuve que preguntar.

Cuando los demonios estaban trabajando, era difícil decir que lo que hacían no tendría impacto en nuestro mundo. Dado que yo era una parte interesada, al menos quería preguntar. Tenía que detenerlas si es que eran responsables por generar un montón de caos.

Beelzebub apuntó al techo. Ahí, Rosalie estaba flotando.

«¿Qué? ¡¿Acaso esto tiene algo que ver conmigo…?!» Ella estaba conmocionada.

«Tiene que ver con fantasmas, de cierta forma. Y aun así, como regla general, los fantasmas normalmente no causan problemas donde nosotros tendríamos que intervenir.»

Por alguna razón, ella había comenzado a decírmelo como si fuera un acertijo. Bueno, una no tenía la oportunidad de hacer esto a diario, así que decidí seguirle el juego.

«Así que cosas relacionadas con los fantasmas, serían por ejemplo:

¿Espectros o un zombi?»

«Sí, tibio, tibio.»

Yo solo lo dije ¿Acaso acerté?

«En una frase, los no-muertos. Estamos buscando a un no-muerto.»

«Los fantasmas no tienen cuerpos físicos, así que están fuera de la jurisdicción de los demonios, pero los no-muertos son otra cosa. Ya sea si son o no demonios eso es un área gris, pero los demonios los protegen debido a que no parece haber ningún manejo sobre ellos en el mundo humano.»

La explicación de Vania fue bastante sencilla de entender. Ella tenía razón acerca de que no existían leyes para los no-muertos en el mundo humano.

Pero respiré profundamente cuando escuché la palabra: no-muerto.

Por lo menos, me parecía más peligroso que los problemas que traían consigo un exceso de jabalíes.

«Así que, ¿estamos seguras de que esto no evolucionará en un gran desastre…? ¿Debido a que los humanos no se transforman en zombies cuando estos los muerden o sí…?»

«¿Por qué el ser mordido por un zombi te transformaría en un zombi? Ellos no son una plaga.» Beelzebub respondió.

«Y a propósito, zombi es considerado ofensivo para los no-muertos, así que ten cuidado. Tendrán una mala higiene, pero viven actualmente en las tierras demoníacas.»

Sonaba aparentemente como si zombi era la palabra para los no-muertos sucios.

«Los humanos a veces usan magia para transformarse a sí mismos en no- muertos. Deben ser parte de algún experimento dado que intentan volverse inmortales. Y así es como los no-muertos llegan a existir en el mundo humano.» Pecora respondió mi pregunta antes de que siquiera pudiera hacerla.

«Ya veo, así que los no-muertos nacen del mundo humano. Y cuando alguien se convierte en uno, entonces son cuidados por parte de los demonios.»

«Exacto. Si los humanos descubrieran que hay un no-muerto entre ellos, estos podrían comenzar a temerle en el mejor de los casos y en el peor podrían quemarlo vivo. Los muertos vivientes, después de todo, no tienen derechos dentro de la ley humana.»

Definitivamente no había leyes en ninguna parte que dijeran que los muertos tenían derecho a un juicio.

«Hemos recibido un informe de parte de un demonio que andaba de compras en el mundo humano acerca de haber divisado algo que parecía un no-muerto,» dijo Beelzebub.

«Este tema no debería tener nada que ver conmigo, dado que soy la ministra de agricultura, pero… estoy aquí debido a que recibí un nombramiento oficial para buscar a esta cosa. Usualmente vengo al mundo humano, así que debo estar acostumbrada.»

«Sí, yo se lo pedí.» Pecora sonrió diabólicamente. Aunque no había necesidad para el –mente, dado que ella era literalmente la Rey Demonio.

Pero yo también estaba agradecida.

Cuando pensé acerca de los riesgos que podrían presentar demonios completamente diferentes, mi ansiedad se disipó al saber que mis conocidas, Beelzebub y Vania, estarían realizando la búsqueda.

«Y así, a partir de ahora, estaremos realizando nuestra investigación en esta región. Es bastante complicado debido a que la información que recibimos fue vaga y es difícil reducirla…podría incluso ser en una provincia totalmente diferente…la mayoría de los demonios no tienen un conocimiento muy exacto acerca de la geografía del mundo humano…»

Tiene que ser como si un japonés escuchara el nombre de algún lugar desconocido en América—ellos no sabrían donde siquiera mirar.

Beelzebub se veía tan agotada con su trabajo y ni siquiera había comenzado aún.

Buscar por un solo no-muerto en una tierra desconocida, sonaba casi como alguna clase de juego de penitencias.

«Oh, sí, acabo de pensar en algo.» Pecora juntó sus manos con firmeza.

Tanto Beelzebub como Vania se llenaron de pavor. Ella siempre estaba jugando con las dos…

«¿Por qué no nos ayudas, Onee-sama? Estoy segura que nuestra búsqueda será mucho más productiva con tu ayuda.»

«Wow, esa es una idea bastante buena viniendo de usted, Su Majestad.»

Por cada grado que la expresión de Beelzebub mejoraba, la mía se oscurecía.

«Esperen, ¿por qué yo…?»

«No es como si tuvieras un empleo fijo, ¿verdad? Serás recompensada.»




¡No me hables como si fuera una vaga sin dirección en la vida! ¡Yo estoy ganándome la vida, al matar unos cuantos slimes a diario!

 «Cierto, si un humano fuera a encontrar al no-muerto primero, podrían matarlo,» dijo Beelzebub.

«Quizás para ti no es importante si un no-muerto muere. O quizás algo que no está vivo debería estar mejor muerto. Ya veo; ya veo.»

«Urgh, es injusto hacerlo sonar como si su vida dependiera de mi… y lo que estás diciendo realmente me confunde el cerebro…»

¿Entonces están muertos o vivos? ¿Podrías por favor ser más clara sobre esto…?




 «Bien, bien, entiendo. Te ayudaré, ¿está bien?»

«Hmm, deberías haberlo dicho desde el comienzo.»

Ella en verdad era rápida para cambiar su tono de voz, pero Beelzebub parecía algo feliz sobre ello y por mi parte, dudaba que tuviera malas intenciones.

«Chicas, todas pueden saltarse esta. Yo he aceptado personalmente ayudar a los demonios por mi cuenta. Sigan con su día como siempre.»

Falfa respondió: «Bueeeeno,» Y luego el resto de la familia pareció estar de acuerdo con obedecer mis órdenes. Esto probablemente estaría bien.

Recientemente habíamos buscado a mi impostora; últimamente habíamos estado haciendo un montón de cacerías humanas. Quizás esto es lo que querían decir con «Las desgracias nunca vienen solas.»

«¿Qué clase de características distintivas poseen los no-muertos? Nunca antes he visto uno, así que realmente no sé.»

«Nada en particular.»

«Nada en particular.»

Tanto ama como sirvienta me dieron despreocupadamente una respuesta terriblemente inútil.




«¡¿Entonces cómo se supone que vamos a encontrarlo?!»

«Instinto.»

«Instinto.»

¡¿Acaso saben que soy una invitada en su grupo?! 

Las cosas ya se estaban viendo bastante oscuras dentro del futuro cercano…

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios