Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 3

Capítulo 5: Una Falsa Bruja de las Tierras Altas Apareció

Parte 2

 

 

Y tipos viejos que abusaban sexualmente de las chicas también solían pasar el tiempo en las tabernas de este mundo. Si Laika iba por su cuenta, podría no terminar bien.

La taberna estaba en el lado más grande, incluso para la capital de la provincia, así que todavía había una multitud durante el día.




«¡Oye hermosa dama! ¡Písame!»

«¡Por favor ponme apodos!»

«¡Fulmíname con la mirada y di que soy el peor!»

«¡¿Por qué todos estos piropos vulgares son tan masoquistas?!»

A continuación, una empleada con una afilada mirada se nos acercó.




«Bienvenidas a la taberna pública: Un Cerdo Sería Más Útil que Tú.

» Este definitivamente era más un bar temático que una taberna pública. «¡Oye, hermosa, otro trago por favor!»

«Cállate. Ve a la cocina y búscalo tú mismo,» dijo la empleada. El concepto de servicio al cliente había sido tirado por la ventana.




La idea de que el cliente siempre tenía la razón era un poco excesiva, pero había algo bien malo acerca de tratarlos como menos que cerdos.

«¿Ve, Azusa-sama? Realmente no puedo lidiar bien con lugares como estos…»

«Confía en mí, Laika, no deberías tratar a este lugar como la norma de las tabernas.»

«Esta tienda estuvo a punto de cerrar hace mucho tiempo debido a que la hospitalidad de las empleadas era tan mala, pero cuando comenzaron de nuevo e hicieron el áspero trato su foco de atención, inmediatamente florecieron. Un ligero cambio de perspectiva terminó generando beneficios, ¿verdad?» dijo la empleada con la mirada aguda. Eso era un cambio demasiado grande.

«No pareciera como si ustedes dos estuvieran aquí para nuestra marca especial de tratamiento duro. ¿Desean postular al puesto de camareras?»

Ni muerta trabajaría aquí. 

«Tenemos una pregunta para ti, pero odiaría preguntar algo sin dar algo a cambio, así que me gustaría hacer un pedido.»

«Si quieres devolver el favor, entonces, ¿podrías burlarte de esos hombres de por allá? De ser posible, sería lo mejor si actuaras desilusionada o incomoda, como si estuvieras mirando algo sucio.»

¡No puedo creer que estemos en un lugar como este! 

Oh bueno. La empleada parecía como si tuviera un montón de información, así que le seguiré el juego con lo que me pidió, solo un poco.

Di mi mejor esfuerzo para verme tan enojada como fuera posible.

«¡Onee-chan, queremos otra ronda!»

«No me hables cuando apestas a alcohol.»

«Onee-chan, nosotros también queremos—»

«Ustedes quieren ser pateados. ¿Eso es? Dejen de mover la boca.»

«¿Quizás debería pedir un trago caro?»

«El agua en un balde para los caballos es suficiente para ti.»

«Onee-chan, ¿qué tal una sonrisa?»

«… ¿Perdón? ¿Acaso me dijiste lo que tengo que hacer?»

Me preguntaba si lo estaba haciendo bien, pero algunos de ellos estaban llorando producto de la alegría.

¡Estas personas están locas! 

«Ooh, el ser insultado realmente se siente genial…»

«Esto es exactamente por lo que caminé tres horas…»

«¡Ooh, me dieron escalofríos!»

Laika dijo, «Quiero desinfectarlos con mis llamas.» Entiendo cómo te sientes, pero por favor no los quemes.

 «¡Gracias! ¡Ahora el apoyo financiero vendrá a mares gracias a esos cerdos!»

La empleada finalmente comparó totalmente a los clientes con los cerdos.




«Ahora, pregúntame lo que quieras. Tengo bastante confianza en mí cuando se trata de información.»

Pero de todas formas, no era como si ella lo iba a saber de inmediato.

«¿Ha estado por aquí una herbolaria que se hace llamar a sí misma la Bruja de las Tierras Altas?»

«¿La Bruja de las Tierras Altas? Sí, sí lo ha hecho. Creo que incluso se quedó en este pueblo.»

¡Ella lo supo desde un comienzo! Tenía todo el derecho a estar confiada.




«Nosotras la estamos buscando. ¡Por favor cuéntanos sobre ella; cualquier cosa estará bien!»

«Bueno, yo no la he visto. He estado lidiando con estos cerdos ebrios después de todo.»

«Los clientes podrían quejarse contigo si escucharan eso. Pero supongo que por eso es que vinieron aquí, así que no importa…»

Se podría decir que ella seguía pensando acerca del trabajo aun cuando estaba hablando con nosotras.

«Una vez, una nueva empleada llamó a un cliente señor y este se volvió loco. ¡¿Qué diablos?! ¡No te comportes de esa forma modestamente! dijo.»

Esto es demasiado perverso. Este mundo está condenado. 

«Alguno de estos cerdos ebrios podría saber algo. Puedes preguntarles si es lo que quieres, pueden hablar el lenguaje humano.»

No puedo creer que vine a un lugar como este…

 Laika y yo hicimos nuestras preguntas a algunos cuantos hombres viejos quienes estaban bien ebrios.

«¿Conoces a la Bruja de las Tierras Altas?»

«Sí, la conozco. Ella es una bruja, de las tierras altas.»

«¡Tú no sabes nada!»

«¡Oye, buen golpe! ¡Aunque se algo más mala! ¡Algo como eres inútil o parecido!»

«¡Tú eres inútil!»

«¡Aah, eso está genial! ¡Me estresa cuando mi mujer me lo dice, pero es como un cumplido cuando lo dice una chica joven!»

Apuesto que su esposa tendría un par de palabras para él si descubriera que ha estado viniendo acá… 

Laika se había visto perpleja por los hombres de edad al comienzo, pero algo en ella se rompió durante todo el asunto y su mirada se había puesto mucho más gélida.

«Silencio, humano insignificante. ¿Te atreves a hablarle a un dragón rojo de esa manera? ¿Deseas terminar hecho pedazos?»

«¡Whoa! ¡Esta es mi primera vez viendo este tipo! ¡Más, por favor!»

«Algo tan sucio no tiene derecho a pedirme nada.»

«¡Gracias! ¡Gracias!»

Laika, no te olvides que todo el punto de hacer esto es preguntarles sobre quien es la falsa, ¿está bien? 

Al final, nadie había visto a la Bruja de las Tierras Altas en persona. Todos eran inútiles (lo cual era una expresión que solo usé en esta taberna, dado que yo normalmente era una persona más suave).

Luego, decidimos preguntar si había alguien que le hubiera comprado medicina a la bruja.

Si ella estaba vendiendo drogas dañinas similares al veneno mientras usaba mi nombre, no solo afectaría la vida de los demás sino que además mi posición. Esta era la única cosa que deseaba asegurarme antes que cualquier otra cosa.

Por otro lado, si ella estaba vendiendo un montón de cosas inútiles sin valor medicinal, entonces alguien que necesitara medicina podría terminar tomando algo inefectivo y moriría sin una cura.




«Bueno, mi esposa salió a comprarle medicina contra el resfrío, pero la bruja dijo, Mi posición no me permite todavía el vender remedios, y aparentemente no le vendió nada.»

«Huh, eso de seguro es una cosa admirable de decir…»

Estaba aliviada al escuchar que ella no estaba vendiendo medicina, pero estaba enojada que la impostora hubiera decidido echar a perder mi reputación…




Vamos, yo puedo hacer medicina contra el resfrío…

 «Cierto, yo escuché que ella tampoco vendía nada de medicina en las otras tierras. Aparentemente dijo que no quería ganar dinero solo por su fama.»

Mientras lo que el cliente dijo me alivió, el misterio solo aumentó. Si ella no necesitaba ganar dinero solo con la fama, ¿entonces por qué estaba fingiendo ser yo?

Yo estaba casi segura que ella había estado vendiendo medicina falsa para volverse rápidamente rica. Quiero decir, ¿qué otra razón podría haber?

Sin saber lo que la impulsaba me daba un mal presentimiento.

«Azusa-sama, la Bruja de las Tierras Altas partió en dirección al norte hace dos semanas atrás. Si ella se está quedando en todos los lugares a lo largo del camino, entonces puede que no haya llegado muy lejos.»

«Gracias, Laika. Entonces supongo que podremos seguirla.»

Fue un gran alivio el ya tener una idea de lo que hacer a continuación.

«¿Ya se van?» La empleada se nos acercó.

«Si gustan, son bienvenidas a regresar y trabajar para nosotros nuevamente. Sus salarios serian cinco veces más grandes de lo que ganarían en una taberna normal.»

Me lo imaginaba. Ese definitivamente no sería un salario igual al de alguien trabajando en un bar…

Primero, fuimos a las afueras para que Laika pudiera transformarse en dragón y luego nos dirigimos al pueblo que estaba cerca de 100 kilómetros al norte.

Casualmente, el kilómetro no era realmente una unidad de medida en este mundo, pero todavía tenía el hábito de convertir las cosas en mi cabeza.

Aquí, las unidades de medida eran ligeramente diferentes dependiendo de la región, así que era difícil mantener un registro.

Le tomaría (en promedio, no para alguien como Laika o yo) a una mujer cerca de tres o cuatro días viajar cerca de 100 kilómetros a pie. Las personas en este mundo tenían piernas más fuertes que los japoneses del siglo veintiuno.

Y si ella se quedaba dos o tres días en un pueblo a lo largo del camino, entonces me imaginé que estaría cerca de aquí.

Comencé a interrogar a todos los vendedores de verduras ubicados cerca de la plaza del pueblo. La falsa probablemente estaba buscando atención, así que era posible que viniera aquí.

«¿La Bruja de las Tierras Altas? Sí, ella estuvo hace dos días atrás. Pero fue diferente de lo que pensé que sería,» dijo la dueña de la tienda.

¡Nos estábamos acercando a la impostora! Pero me preguntaba lo que ella quiso decir cuando dijo que era diferente de lo que había pensado.

«Yo había escuchado los rumores que la Bruja era más una mujer joven y hermosa. Pero ella no era nada parecido a eso.»

«Oh, cielos, bueno…realmente no le presto mucha atención a mi belleza. Puede que solo sea el clima.»

«¿Por qué te ves tan feliz? Aunque supongo que eres linda.»

«Señora, me llevaré algunas manzanas y naranjas.»

Teníamos que contribuir a las ventas de la tienda. Era un hecho, dada la buena información que nos había dado.

«Azusa-sama… ¿No estará comprando demasiado…?»

«¡No hay problema, puedo comer bastante fruta sin importar cuanta tengamos!»

Lo lamenté un poco cuando puse en fila a todas mis manzanas y naranjas en la tienda.

«No podemos cocinar cuando estemos viajando, así que creo que podría aburrirme de estas…»

«Azusa-sama, en verdad es débil a los halagos.» Laika parecía escandalizada, pero pronto comenzó a soltar una placentera risita.

«Pero me alegra poder ver este lado suyo.»

«En mi anterior vida, morí a causa del exceso del trabajo antes de que me reconocieran por algo…yo estoy evitando las cosas que me harán llamar demasiado la atención, pero quiero decir, sigue haciéndome feliz cuando alguien me da un cumplido. No hay nada por lo que sentirse culpable.»

«Efectivamente. Como su pupila, realmente respeto como no se guarda nada de los demás, Azusa-sama. Incluso podría decir que esa es una forma ideal de vivir.»

¡Bueno, esa es una linda cosa para decir!

 Y ahora que pensaba en ello, esta era mi primera vez viajando sola con Laika. Si hubiera comenzado un viaje sin destino, esta probablemente habría sido nuestra vida.




«Está bien, como recompensa, te daré esto.» Le entregué una manzana.

«Ya estoy aburrida de estas. Preferiría algo de carne…»

***

 

 

 

Aumentamos la velocidad en nuestra búsqueda por la impostora y continuamos a pie. Siempre y cuando camináramos silenciosamente, la terminaríamos alcanzando tarde o temprano.

«Tendremos que revisar cada uno de los asentamientos a medida que los vayamos encontrando. Si hay una multitud reunida en alguno de ellos, entonces esa será nuestra respuesta.»

«¡Entendido! ¡Definitivamente la atraparemos!» Laika estaba más entusiasmada que yo.

Y entonces descubrimos una sospechosa multitud en uno de los asentamientos. Le hablé a alguien que estaba casi al final de esta.




«Disculpe, ¿a qué se debe todo esto?»

«¡La Gran Bruja de las Tierras Altas está aquí! ¡Qué agradecidos estamos!» Finalmente la habíamos alcanzado.

Laika y yo lentamente nos pusimos a abrirnos camino a través de la multitud. Supongo que nuestra primera tarea era ver como estaba actuando y lo que estaba diciendo.

Y ahí estaba ella—una anciana decrepita.

Su espalda estaba prácticamente doblada en un ángulo de noventa grados e incluso estaba agarrando un bastón.

4.7 3 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios