Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 3

Capítulo 4: Hicimos una Parrillada

Parte 3

 

 

Sus movimientos eran agudos. Un aventurero podría haberse visto aterrorizado si se hubiera visto rodeados por estos.

Deliberadamente detuve un cabezazo con mi mano una vez. Fue un golpe bastante fuerte.

«Ya veo. Son luchadores bastante poderosos por derecho propio.»

El jabalí no me había mandado lejos, así que comenzó a chillar presa del pánico y la confusión.

¡Bueno, es hora de encargarse de esto!

 Lo golpeé en la cabeza.

Por la sensación en mi mano, un solo golpe fue más que suficiente. Probablemente provocó una abolladura considerable en el hueso o incluso lo partió en dos.




El jabalí quedó pasmado y luego colapsó en el lugar. Yo era de nivel 99 después de todo.

El siguiente se acercó para golpear, pero me agaché y le di con un gancho.

El jabalí voló a través del aire describiendo un arco y luego golpeó de lleno en el suelo.

Mi ataque fue hecho específicamente para mi oponente, así que estaba retorciéndose incluso si no estaba muerto.

«Hmm, sí, eso es correcto.»

Mi mano para atacar seguía sin descansar aun, pero finalmente le pillé el truco.

¿Cómo le estaría yendo a las otras dos?




Laika estaba lanzando una rápida sucesión de golpes similar a una boxeadora, abrumando a los jabalíes.

«¡Un buen ataque es la mejor defensa! ¡No encontrarán la oportunidad de atacarme!»

Al fin, ella lanzó una patada decente sobre un jabalí enviándolo a volar, nocaut. Ella los estaba derrotando rápida y limpiamente, con una técnica de manual.

Supongo que incluso en su forma humana ella no perdería contra enemigos así de débiles.

A continuación, jabalíes intentaron cabecearla desde cada lado, pero ella saltó perfectamente a tiempo así que los dos chocaron entre sí.




«Carecen de entrenamiento.» Ellos no entrenaban, eran jabalíes.

Está bien, Laika parecía estar bien, que tal Flator—

«¡E-Espera! ¡Devuélveme eso!»

Ella estaba persiguiendo a un jabalí que de alguna forma se había puesto su sostén en la cabeza.

«¡Oye! ¡¿Qué diablos estás haciendo?!»

«Ama, estaba intentando evadirlo pero mi ropa interior se vio atrapada por mi oponente… ¡Oye! ¡No puedes huir! ¡Se supone que debes enfrentarme en batalla!»

Ella estaba actuando un poco como cavernícola…

Y aun así, Flatorte saludaría a cualquier jabalí cercano con un firme golpe. Ella se estaba encargando del problema, pero simplemente no parecía poder derrotar al ladrón de sostenes en cuestión.

«¡Finalmente te atrapé!»

El jabalí pereció bajo una magnifica patada voladora y voló hacia el rio para caer sobre el agua.

Y su sostén comenzó a irse con la corriente.




«¡Aaaaaaaah! ¡Se está yendo flotando! ¡Lo siento! ¡Todo esto es mi culpa! ¡Todo se debe a que de pronto me quité la ropa!»

Oh, que cruel… 

Flatorte se estiró, pero el sostén simplemente se alejó más. La situación estaba empeorando.

Los otros jabalíes habían logrado meter sus cabezas en el resto de las ropas de Flatorte que nosotras habíamos apartado y ahora andaban corriendo por el sector con ellas.

Habían estado hurgando entre nuestras cosas, preguntándose si había algo de comida y así es probablemente como terminaron así.

«¡Noooooooo! ¡Estaré en muchos problemas yéndome a casa si toda mi ropa se perdió! ¡A lo menos puedo dar mi ropa interior, pero no pueden tomar esoooooooooo!»

Una terrible desesperación apareció en su cara.

¡¿Acaso ella en verdad se iba a enfrentar con un pequeño jabalí?!

«¡Patada de Dragón Azul!»

El ataque de Flatorte conectó y el jabalí fue enviado al cielo como si se tratara de una hoja de papel. A continuación, junto con la ropa, el jabalí cayó al rio.

Sip, junto con la ropa. Era casi un cliché en este punto.

Las prendas de Flatorte se balanceaban elegantemente bajando por el rio.

«¡Aaaaaaaaah! ¡Espera, espera! ¡Yo sé que no son mis favoritas y en verdad estaba pensando en tirarlas a la basura luego de que se ensuciaran hoy, pero—espera!»

Vamos, Flatorte, piensa acerca de hacia dónde estás pateando…Pero en momentos como este, cualquier plan que hiciera le explotaría en la cara de todas formas.

Flatorte se quedó de pie confundida y detrás de ella apareció otro jabalí de martillo largo.

Su cabeza se metió en su ropa interior.

Oh…ya sé que sucederá. 

«¡Espera! ¡¿Hablemos, está bien?! ¡Por el amor de dios! ¡Por el amor de dios puedes hacer cualquier otra cosa, pero no esto! ¡Yo sé que estuve hablando sin parar anteriormente sobre mis instintos, pero los dragones somos criaturas civilizadas, ¿sabes?!»

Rrri, rrrrrrrrrip… 

Su ropa interior pasó al tiempo pasado, transformándose en pedazos de tela.

Y cuando sucedió, algo cambió al interior de Flatorte.

«Suficiente… ¡Está bien, jabalíes! ¡Dado que están sin ropa, yo, Flatorte- sama también los enfrentaré en una batalla desnuda! ¡Me cansé de jugar!

¡¿Está bien?! ¡¿Lo entienden?! ¿Qué tiene de malo la desnudez? ¿Acaso hay algún animal que nació vistiendo ropa? ¡No, no lo hay! ¡No hay nada extraño sobre mí!»

Sí…creo que lo hay. Lo que estás haciendo definitivamente es extraño. Pero ella probablemente no me iba a seguir escuchando.

Con energía y vigor, Flatorte cazó a los jabalíes.

Luego de media hora, nos tomamos un pequeño descanso de eliminar a los jabalíes.

Al final, derrotamos a más de cien de ellos, incluyendo la manada cercana. Había montones de ellos amontonados alrededor del rio.

Estos eran considerablemente agresivos, así que todos buscaron atacarnos. Lo que significaba que entre más derrotáramos en esta batalla, más eficiente seria, de cierta forma. Habría tomado demasiado tiempo si hubiéramos sido quienes ingresáramos al bosque a luchar contra ellos.

Pero para las dos dragonas, esto aparentemente fue solo el comienzo.

Laika de inmediato comenzó a instalar el equipo para la parrillada en la rivera.

Ella trajo un montón de cosas con ella, pero parecía que todo era solo para eso.

Una vez que terminó de instalarlo, tomó un gran cuchillo y se concentró en cortar la carne. Ella estaba siendo algo cuidadosa para que así la carne no comenzara a oler, pero simplemente había demasiado. Ella cortó, cortó y cortó.

Por otro lado, Flatorte estaba tranquila y desnuda reuniendo leña para el combustible.

«¡Uf! ¡Me siento tan bien luego de dar una vuelta! ¡Estamos asando y comiendo jabalí en el bosque! ¡Son los verdaderos placeres del gran exterior!»

¡Tú estás demasiado desnuda como para estar tan entusiasmada! ¡Y estoy sorprendida de escuchar que el concepto de «el gran exterior» existe en este mundo!

 Realmente quería mostrar esta escena a las personas en Japón que hablaban sobre «acampar» o «el encanto de acampar.»

No había ni el más ligero rastro de lujo a la vista y nuestro único ingrediente era carne de jabalí.

«Rosalie, ¿se ve como si hubiera algún jabalí que nos fuera a atacar pronto?»

«Los jabalíes han sido rechazados por completo y por lo tanto parece que se están retirando. Deberíamos estar bien por el momento. No parece tampoco como si hubiera alguna otra manada cerca.»

Entonces parece que finalmente podremos comenzar nuestro festín.

«Esto debería ser lo suficientemente grande.»

Laika sopló fuego para encender la parrillada. Era surrealista el ver fuego saliendo de la boca de una chica, pero ya estaba acostumbrada a ello.

La carne crepitó y un saludable humo blanco comenzó a salir de la parrilla.

«¡La grasa está saltando a todos lados! ¡Está caliente!»

«¡Tú estás completamente desnuda así que no seas tan descuidada!¡Mantente alejada!»

Yo era la que más tenía cuidado de la carne. Las otras dos estaban completamente de acuerdo al comérsela cruda, así que yo estaba algo preocupada.

En serio, yo no era tan débil como para que la carne cruda me enfermara, pero mentalmente, no podía soportarla. Cuando me intoxiqué con comida en mi vida pasada, estuve adolorida por días…

«¡Está bien, aquí vamos! ¡Parrillada bajo el cielo azul!»

«»¡Oooh!»»

Probablemente no había ninguna salsa de barbacoa en este mundo, así que traje sal.

Asar, echar sal, comer. Eso era todo.

Sabía bastante fuerte, pero la sal era simple y lo suficientemente fuerte como para mantenerla a raya, así que no era tan malo.

Se sentía como una cacería de verdad.

«¡Esto está bueno! ¡Tan delicioso!»

«¡Sí! ¡Azusa-sama, debemos comer!»




«¡Ahora esta es una comida! ¡Así es como debería ser la comida! ¡Ahora comemos como barbaros!»

Es algo convincente cuando lo dice desnuda… 

En el comienzo, todas estábamos comiendo al mismo ritmo, pero nuestras diferencias estaban comenzando a notarse al cabo de diez minutos.

Yo me estaba cansando de comer nada más que jabalí, pero las otras dos en verdad estaban aumentando el ritmo.




Ellas estaban usando un gigantesco plato de metal para asar, pero estaba continuamente lleno con la siguiente porción.

Asar, comer, asar, comer.

Como un motor perpetuo, una y otra vez.

«¡Está tan, tan, tan bueno!» Flatorte cacareó.

«¡Sí! ¡Siento como la energía se está esparciendo a través de todo mi cuerpo!» Laika concordó.

«¿Modales en la mesa? ¿Modales humanos? ¡Bah, fuera de aquí!»

«¡No es un sabor muy refinado, pero una comida tan divertida no los necesita!»

Estaba muy impresionada—los dragones serán dragones.

«El comer es vivir, ya veo, Nee-san.» Rosalie flotó en mi dirección.

«Lo siento. Yo sé que no puedes comer, pero se siente como si estuviéramos jactándonos.»

«No, está bien. Nunca había visto a Laika tan radiante antes. Gracias por el espectáculo. Y dado que los fantasmas no sentimos apetito, no es tan doloroso.»

Ahora que ella lo había dicho, entendí. Ella no lo necesitaba para sobrevivir, así que ella nunca tenía el deseo de comer.

«¿Por qué no posees un poco a alguien y tomas un bocado? También hay un rio aquí, así que puedes marcharte si saltas. Y ya tenemos a alguien desnuda, así que tu ropa no se mojará.»

«Entonces le daré una oportunidad, una vez que obtenga permiso.» Rosalie poseyó a Flatorte.

Y una vez que lo hizo, gritó y se cubrió a sí misma.

«¡Estoy desnuda! ¡Esto es tan vergonzoso!»

Huh, así que los fantasmas obtienen un sentido de la vergüenza una vez que están en un cuerpo físico…

 La impresión de Rosalie luego de darle un mordisco fue:

«Es algo fuerte…»

No parecía que le gustara demasiado. Probablemente se veía y sabía mejor para ella antes de que le diera realmente un mordisco.

Más tarde, Rosalie saltó hacia el rio con el cuerpo de Flatorte y salió sin problemas.

«¡Mi cuerpo se enfrió con el agua, así que es hora de calentarlo con más comida!»

Ella volvió a morder la carne y sus pechos se balancearon.

Yo me estaba desensibilizando. Ya casi ni notaba la desnudez de Flatorte.

Laika en cambio también estaba mordisqueando la carne. Ella no necesitaba carbohidratos. Solo carne.

Yo también había comido hasta hartarme y estaba comenzando a sentirse atiborrada, tal como Rosalie, me había estado divirtiendo más al observar.

Y entonces me di cuenta del porque estaba tan complacida con toda la situación.




«Siento que siempre quise tener una salida de solo chicas como esta…»

En mi anterior vida, una salida de chicas solo significaba conversar en restaurantes elegantes.

Al menos, eso era cierto en mi experiencia.

Era cómodo, dado que solo éramos nosotras. No había necesidad de preocuparse acerca de miradas del sexo opuesto. Pero supongo que seguíamos mirándonos las unas a las otras.

Mientras elegíamos con cuidado nuestros temas de conversación, podíamos ofrecer información para iluminarnos bajo una luz halagadora o impresionante, aventajándonos frente a las demás mientras íbamos hablando.

A pesar de que trabajábamos en lugares distintos. Ninguna de nosotras siquiera estaba peleando. Y aun así la mayoría de nosotras estábamos intentando convencer a las demás de que éramos más felices que el resto.

A menudo sentí, Esto se siente tan vacío. ¿No es como si toda tu vida fuera nada más que subir lindas imágenes de la comida que comes en Instagram?

 Pero este no era ese caso.

Nosotras solo estábamos asando y comiendo jabalí. Y una de nosotras ni siquiera estaba usando ropa.

Si hubiera ido a una salida de chicas de esta clase cuando seguía siendo una esclava corporativa, entonces mi estrés habría disminuido bastante.

Probablemente lo habría disfrutado.

Mientras reflexionaba esto, Rosalie regresó apresurada de su misión de exploración.

«¡Nee-san! ¡Alguien viene!»

«¿Qué? Oh no, ¿qué deberíamos hacer? ¡Seguimos teniendo a Flatorte aquí!»

«Pero es alguien que nosotras conocemos.»

Beelzebub llegó volando, llevando en sus brazos a Vania.

«¿Qué diablos están haciendo…?» Ella nos miró con sospecha mientras preguntaba. Bueno, estábamos siendo bastante sospechosas nosotras mismas, así que no podía discutir.

«Er, jabalí asado,» respondí honestamente.

«Vinimos debido a que pensamos que debíamos pasarles esto a ustedes.»

¡En las manos de Vania estaba la ropa de Flatorte que el rio se había llevado!

«En un comienzo me preguntaba que podrían ser, pero supe que quien fuera que las hubiera perdido tendría que haber estado molesta por ello, así que me puse a buscar a la dueña.»

«¡Gracias, Vania! Esta es una gran ayuda.» Le di las gracias en lugar de Flatorte.

Flatorte también estaba feliz en toda su desnudez.

«¡Uf! ¡Qué alivio!»

«Ustedes aparecen en todos lados.»

Beelzebub parecía algo molesta, pero nos conocíamos hace tanto que ella estaba acostumbrada.

Laika se transformó en dragón para escupir fuego y secar la ropa. La fuerza de las llamas de su forma dragón era mucho más grande que la de su forma humana. Que lujo, el usar un dragón de esta forma.

«Pero de seguro comieron un montón de jabalí. Estoy impresionada. ¿Por qué no comemos nosotras un poco también? ¿No hay problema?»

«Sí, por favor a decir verdad sírvanse tanto como gusten. Todo sabe igual, así que estoy comenzando a aburrirme…»

Les entregué unos tenedores de sobra a Beelzebub y Vania.

Las dos demonios se llenaron la boca con carne como si se tratara de agua, traicionando sus apariencias. Los demonios realmente comían bien…

«Mm, no está mal.»

«Este sabor rústico es bastante agradable, pero casi siento ganas de hacerle algunos ajustes,» Vania dijo y luego sacó una gran caja.

«Tengo mi set de cocina.»

En la caja había condimentos y otros ingredientes, a la vez que una olla y otros utensilios de cocina. Parecía como si se fuera a poner a cocinar de inmediato.

«¿Huh? ¿Andas trayendo eso contigo?»

«El cocinar también es parte de mi trabajo, así que siempre debo estar dispuesta a hacerlo, cuando y donde sea.»

Ella se encargó de la comida por nosotras cuando fuimos al castillo de los demonios.

«¡La carne es de bastante alta calidad y creo que con esto puedo preparar un delicioso plato de carne cazada!»

Y en un muy corto periodo de tiempo, ella manufacturó la carne de jabalí sobre un plato con una salsa ligera junto a hierbas al costado.

«Está bien. Creo que sabrá algo diferente esta vez, así que serán capaces de comer incluso más.»

Inmediatamente le di un mordisco y sabía auténtico.

¡Esto es tan bueno como algo que uno pediría en un restaurante francés! 

«¡Vania, prácticamente eres una chef profesional!»

«¡Soy una chef profesional! ¡Les he cocinado anteriormente, ¿no?!»

«Sí, ella después de todo tiene una licencia de chef. Ella está mucho más adecuada para cocinar que para trabajo de oficina.»

Huh, así que los demonios podían conseguir licencias de cocina. 

Beelzebub se sentó en una gran piedra, disfrutando elegantemente de la comida. Ella de seguro parecía como si perteneciera a la alta sociedad.

Tanto Laika como Flatorte también parecían satisfechas con la verdadera habilidad de una profesional.

A propósito, dado que la ropa de Flatorte seguía sin secarse, esta estaba comiendo en ropa interior.

Bien podría pensar que era como un traje de baño para dejar tranquilo el asunto.

«Por supuesto, si estuviéramos en un ambiente donde podría usar incluso más ingredientes, intentaría hacer muchas otras cosas, pero creo que esto es lo mejor que puedo hacer por ahora. Por favor vengan al Castillo Vanzeld nuevamente.»

«Sí, definitivamente.»

«O-Oh, está bien…vas a venir de nuevo…tendré que…prepararme…»

Beelzebub no parecía tan molesta como pensaba. Ella en realidad estaba actuando extrañamente tímida sobre ello.

«¡Sí, esto es delicioso! ¡Este es el destino que mi desnudez nos reuniera! ¡A veces es bueno andar desnuda!»

Bueno, ella no estaba completamente equivocada, ¡pero esa clase de pensamiento positivo era ligeramente absurdo!

Cuando regresemos a casa, tendré que darle un buen sermón acerca de usar ropa.

 Lejos del resto de nosotras, Laika terminó de comer y nuevamente escupió fuego para secar la húmeda ropa de Flatorte.

«Madre mía. Nosotras estábamos aquí cerca del rio cuando una chica desnuda de pronto apareció y nos asustó descomunalmente…Vania incluso cayó directamente al rio…»

Oh, así que era Beelzebub y compañía quienes originalmente estaban cerca del rio, supongo que la lista de personas que vendría a un lugar como este era bastante reducida.

«Presumo que los jabalíes de martillo largo han visto sus filas suficientemente reducidas,» Beelzebub comentó.

«Formalmente, nosotras estamos aquí por pedido del gremio. Madre mía, nunca pensé que habría tantos jabalíes.»

De pronto, una pregunta surgió en mi mente. Tendría que haberla pensado antes, pero todo el incidente desnudo me había impactado tanto que lo había olvidado.

«¿Por qué ustedes demonios están aquí? Yo dudo altamente que el gremio les haya pedido venir aquí, ¿cierto?»

«Lo es.» Con su tenedor, Beelzebub apuntó a la carne.

«No, eso es demasiado raro. No hay manera de que fueran a saber que tendríamos una parrillada aquí.»

Aunque era posible que los demonios tuvieran alguna clase de poder pre cognitivo.

«No, no, nosotras no planeábamos hacer una parrillada aquí pero si estábamos planeando usar a los jabalíes como ingrediente de la comida de los demonios.»

«¡¿Qué?! ¡¿En serio?!»

La fuerza de las llamas de Laika aumentó brevemente en el momento que escuchó eso, casi quemando la ropa de Flatorte.

«Sí. Nosotras sabíamos que habían demasiados jabalíes de martillo largo en esta región, así que se nos ocurrió un plan para usarlos como comida y llevarlos a las tierras demoníacas. Estábamos aquí hoy para investigar y los humanos viviendo aquí probablemente habrían estado encantados por ello, así que dos pájaros de un tiro, ¿cierto?»

«Ya veo…ni siquiera pensé en eso…» sopesé.

«En mi forma leviatán, puedo llevar aproximadamente a mil jabalíes todos juntos. Podríamos incluso cortar la carne a bordo mientras vamos en trayecto al Castillo Vanzeld.»




Vania usó el término a bordo para referirse a su propia espalda. Aparentemente, ella veía a los leviatanes como botes.

«Estás yendo con todo…si pudieras cazar jabalíes a esa escala, entonces ya no habría amenaza para las personas.»

Sentí que los países humanos podrían terminar arreglándoselas mucho mejor en ese caso.

«Sabes, los demonios comen mucho. Nosotros tenemos que tomar efectivamente cualquier carne extra. También una vez cazamos ciervos en un área donde se habían sobrepoblado.»

«Beelzebub-sama es la ministra de agricultura, así que ella usualmente lidia con los problemas de comida de esta forma.»




¡Wow, así que ese era el verdadero trabajo de Beelzebub!

 Esa clase de problemas se sentía que caía justamente en la descripción del trabajo de Beelzebub. No era como si a ella le estuvieran pagando por no hacer nada más que proclamar arrogantemente que era la más grande del mundo.

«¿Tú estabas pensando algo bastante grosero sobre mí, verdad…?»

«…Nop, estás imaginando cosas.»

Ella era bastante aguda…

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios