Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 3

Capítulo 4: Hicimos una Parrillada

Parte 2

 

 

Todas nos subimos a Laika y Flatorte quienes estaban en sus formas dragón y nos dirigimos hacia el Bosque Nilka.

También tuvimos que ir a la aldea para dar cuenta sobre la situación, así que Natalie vino con nosotras.




Esta última parecía estar bastante dubitativa, debido a que era su primera vez montando un dragón, pero rápidamente se acostumbró y comenzó a disfrutar del paisaje desde el cielo. Ella en verdad tenía agallas.

Quizás el estar trabajando en un empleo en el que tenía que lidiar con rudos aventureros le daba ese coraje.

Primero, descendimos en la aldea, le dimos nuestros saludos al jefe de esta y ubicamos donde los jabalíes de martillo largo estaban apareciendo.

«Hay un pequeño rio en el bosque y parece que los jabalíes usualmente van ahí a buscar agua.»

«Una parrillada al lado del rio…eso suena agradable…»




«¡Es como si estuviéramos acampando! ¡Que rústico!»

Prácticamente podía ver la saliva cayendo de la boca de las dragonas.

«Entonces nos marcharemos. Pero…solo para estar seguras—Falfa, Shalsha y Halkara quédense aquí.»

Los jabalíes podían ser bastante violentos por su cuenta. Todavía existía una posibilidad de que las otras pudieran ser heridas.

«Maestra-sama, aunque yo quería entrar en el bosque para recolectar hongos…»

«Entiendo cómo te sientes, Halkara, pero tienes que tener cuidado esta vez.»

Me sentía mal, pero el único resultado que podía ver para ella era siendo capturada por los jabalíes.

«Halkara-san, yo quiero ir al museo de historia y folclore de la aldea.»

«Tienes gusto de anciana, ¿verdad, Shalsha? Pero supongo que sería una agradable manera de pasar el tiempo,» Halkara comentó. Parecía que ella actuaría como niñera en mi lugar y así mientras tanto el resto de nosotras podríamos ir a liquidar algunos jabalíes.

Las dos dragonas y yo ingresamos en el bosque, junto a Rosalie la fantasma actuando como nuestra exploradora.

Laika y Flatorte seguían en sus formas humanas. No habría sido realmente una solución al problema si hubieran congelado o quemado todo el bosque en sus formas dragón.




«Oh, ahora veo por qué los jabalíes se están reproduciendo tanto. Los caminos son peligrosos y están pobremente mantenidos. Dado que es tan difícil que los humanos los usen, los jabalíes se multiplican a salvo.»

Las impresiones de Laika probablemente eran correctas.

No había mucha diferencia entre el rastro de los humanos y los animales en el bosque. Un paso hacia el lado del camino nos haría aterrizar de inmediato bajo la maleza.

Por si fuera poco, las enredaderas y telas de araña estaban por todos lados y eran sumamente molestas.

«Estamos bien, dado que tenemos habilidades de tan alto nivel, pero aventureros comunes y silvestres definitivamente odiarían esto…»

«¡Carne, carne, es casi hora de la carne!» Y entre todas, Flatorte era la única extrañamente entusiasmada.

«Jugo desbordándose, explotando como una fuente ¡Bébanlo todo

¿Acaso realmente le gustaba tanto la carne? Me pregunté, pero supongo que su deseo por la carne era un indicativo de lo saludable que era.




Cuando yo seguía trabajando en una oficina, usualmente escuchaba palabras como vegano y LOHAS, pero yo realmente no entendía lo que eran.

La impresión que yo obtuve fue que esas personas estaban convirtiendo la comida en moda, y realmente no me gustaba…

*Solo mi opinión personal.

Cuando las dragonas decidieron transformar esto en un concurso de comida, no estaba segura acerca de dejarlas esencialmente jugar con su comida, pero el comer hasta quedar satisfecho era un instinto animal.

Probablemente no sería tan malo.

Rosalie se deslizó entre los árboles, investigando lo que fuera que estuviera por delante. Ella era esencial esta vez para nuestro plan.

Pero de cierta forma, ¿el que estuviera constantemente como fantasma no la hacia la más dominante de todas?

«He visto la mayoría de lo que hay por delante. Si siguen caminando en línea recta, empezarán a descender y terminarán en un arroyo que viene de la montaña. ¡Sigan en su actual camino! Hay cerca de quince jabalíes en el rio.»

De acuerdo a la explicación de Rosalie, teníamos por delante un buen número de jabalíes.

«Quince jabalíes… ¡Está bien, hagámoslo! ¡Que vengan!»

El entusiasmo de Flatorte resplandeció con aun más fuerza para luego lanzarse a través del bosque.

«¡Por favor abstente de actuar de forma independiente!»

«¡Laika aquí es cuando una apela a sus instintos salvajes! ¡No me detengas!»

Laika parecía entender lo que Flatorte estaba diciendo y ella no pudo seguir hablando más.

Dicho esto, ramas y enredaderas estaban bloqueando el camino—

Para el momento en que el piso comenzaba a ir en descenso, Flatorte quedó atrapada por una pequeña rama.

«Me cuesta liberarme, pero ahora estoy aún más atrapada…es bastante elástico, así que no se rompe fácilmente…»

«¿Ves? Esto pasa cuando intentas avanzar a la fuerza de esa forma…»

Yo saqué a Flatorte de la rama. Ella sin lugar a dudas sería capaz de liberarse si es que se transformaba en dragón pero supongo que esa no era una opción.

«¡Ooooooh! ¡Es culpa de la ropa que termino atrapada en ella!»

«¿Y qué lograrás con enojarte por ello? Por supuesto que tienes que vestir ropas.»

Suspiré impaciente y liberé a Flatorte del árbol.

Flatorte agarró sus ropas y tiró de ellas. Era como si las hubiera estado viendo por primera vez en su vida.

«…Ahora que mis instintos salvajes se han vuelto más fuertes, mi ropa está estorbándome,» Flatorte dijo y comenzó a quitárselas en el lugar.

Dije quitándoselas, pero esa fue una palabra demasiado educada. Ella se las estaba sacando violentamente, prácticamente arrancándolas de la forma que fuera.

«¡O-Oye, espera un segundo! ¡¿Qué estás haciendo?!»

«¡¿Te has vuelto loca?!»

«Hmm, ya veo. Así que si una sigue viva, te puedes quitar la ropa.»

Rosalie era la única que estaba dando voz a una opinión irrelevante, pero esta era una situación un tanto inusual.

¡¿De dónde diablos venían las chicas que querían desnudarse en un bosque?!

«Ama, me disculpo. Esto puede sonar obvio, pero los dragones azules no usamos ropa cuando estamos en forma dragón. Así que la ropa no es nada más que una molestia…yo he sido seducida por la idea de comer jabalíes, y estoy muy tentada de regresar a mi forma habitual.»

«¡Eso puede que sea cierto, pero estos son unos modales terribles para una chica!»




Ella siguió quitándose la ropa mientras hablábamos y ahora iba en ropa interior. ¡Realmente era una niña problemática!

«Por favor no se preocupe. Nadie está en estos bosques. Nadie sabe que estoy desnuda, así que es lo mismo a que si no lo estuviera.»

«¡¿Qué clase de meta-lógica es esa?!»

Además, así era como una atraía la mala suerte sobre sí misma. Era más seguro no decir esas cosas.

Flatorte finalmente se quitó la ropa interior, lanzándola lejos, pude ver exactamente donde su cola se unía con el resto del cuerpo.

«¡Soy libre! ¡Libreeeeeee!»

A continuación, ella se lanzó a través de la pendiente con mucha energía, fue difícil darse cuenta si es que estaba cayéndose o corriendo.

«Yyyy se fue…»

«Lo siento, Azusa-sama. Me disculpo en nombre de todos los dragones…ella siempre ha tenido ataques de impredecibilidad. Una vez, sintió ganas de pelear contra un dragón rojo y entonces ella me vino a ver…»

Laika puso una mano sobre su frente.

«Creo que entiendo.»

Tampoco parecía como si el plan detrás del ataque en la boda hubiera sido particularmente elaborado.

«Ella en el fondo es una idiota…pero es capaz de hacer que las cosas se hagan y he escuchado que unificó a los dragones azules. De todas formas, el lograr hacer las cosas es todo lo que ella hace, por lo demás tiene problemas demostrando capacidades de liderazgo o tomando medidas definitivas…»

«Suena como si también fuera un problema para los dragones rojos…»

Bueno, probablemente no habían otros aventureros en los alrededores que fueran a encargarse de los jabalíes a cambio de la recompensa, así que probablemente no se encontraría con ningún pervertido en el bosque.

Pero cualquier aventurero que se encontrara con ella de seguro quedaría conmocionado…ellos probablemente se preguntarían que estaba sucediendo con esta chica desnuda corriendo a toda velocidad hacia ellos.

«El camino hacia adelante está bastante empinado, así que por favor procedan con cuidado.»

«Gracias, Rosalie. Nos tomaremos nuestro tiempo.»

Avanzamos lentamente a lo largo del camino por cerca de otros quince minutos y entonces Flatorte se nos acercó desde adelante, llorando por alguna razón.

«Cuando llegué al rio, habían personas y me vieron desnuda…»




«¿Ves? Es por eso que te dije que usaras ropa… ¿No te hicieron nada, cierto?»

«Creo que eran mujeres, así que no pasó nada. Ellas parecían sobresaltadas.»

A decir verdad, probablemente fue más una dura experiencia para las testigos.

«Te he traído tu ropa, póntela aquí.»

Laika le entregó su ropa. Era en momentos como este donde su confiable naturaleza realmente brillaba.

«G-Gracias, Laika…te lo debo…»




«Tú no me debes nada. Solo vístete.»

Y entonces, una vez que Flatorte volvió a ponerse su ropa interior—

«¡Está bien, esto no debería ser tan vergonzoso! Quédate con el resto.» «¿Perdón?»

«¡Voy a volver al rio!» Ella se dio media vuelta y salió corriendo.

¡Oye! ¡¿Por qué crees que vestir solo tu ropa interior lo haría estar bien?! 

«Laika, iremos detrás de ella ¡Puede que piensen que hay un grupo de locos exhibicionistas por aquí!»

«¡Efectivamente…volvamos a ponerle la ropa!»

«¡Yo soy una fantasma, así que puedo ir tan rápido como necesite!» Nos lanzamos a través de los árboles en dirección del rio.

Luego de un rato, comenzamos a escuchar burbujeo del agua, así que nos estábamos acercando a nuestro destino.

Cinco minutos más tarde, encontramos el rio.

Era poco profundo pero con más de 5 metros de ancho, así que era un lógico bebedero para los jabalíes de martillo largo.

«¡Ah, el viento se siente tan bien!» Flatorte andaba saltando en ropa interior.

«Me gustaría que no intentaras convencerme de lo agradable que se siente estar vestida de esa forma… ¿Acaso no habían personas alrededor…?

Ponte algo de ropa.»

«Tienen que haberse marchado. No las veo.»

Ella tenía razón; parece que éramos las únicas en los alrededores. O por el contrario, la desnuda Flatorte las asustó…

Esa era la posibilidad más probable.

«Oh, y ama, ahora no es el momento para la ropa.»

«La ropa es una prioridad en la mayoría de los casos a decir verdad.»

«No, nuestros enemigos se están acercando.»

Di un vistazo al área y los jabalíes de martillo largo se estaban reuniendo cerca.

Sus saltonas cabezas se veían increíblemente duras.

Algunos de ellos incluso estaban sacudiendo sus cabezas, como si intentaran intimidarnos. ¿Acaso simplemente eran movimientos de practica?




«Ya veo. Están ansiosos por atacar gente. Démosle un fin a esto.»

«¡Sí! ¡Comencemos la cacería, ama!»

«¡Te mostraré los resultados de mi entrenamiento especial destruyendo slimes con Azusa-sama!» Laika lo llamó ‘entrenamiento especial,’ pero en realidad no tenía nada de especial.

Todas nos enfrentamos a los jabalíes que teníamos más cerca. Primero, observé como el animal actuaría.

Rápidamente vino hacia mí buscando un cabezazo por lo que lo evadí de inmediato.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios