Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 3

Capítulo 3: Transformamos a mi Hija de Nuevo en Humana

Parte 2

 

 

Y así Beelzebub y yo nos aventuramos hacia el pueblo de Kerney y atravesamos el proceso de inscripción. El torneo ya había comenzado hace tres días atrás, pero estos fueron bastante indulgentes con respecto a dejarnos participar.

«Tengan cuidado cuando llenen este formulario. He escuchado que el diez por ciento de los postulantes son descalificados producto de que el llenado de su formulario ha sido insatisfactorio.»

«Esa en verdad es una gran cantidad de personas que no lo llena de forma apropiada…»

Adicionalmente, el premio en dinero era de trescientos millones de monedas de oro. Eso en verdad era un montón.

Pero entones algo surgió en mi mente.

«Espera, ¿podría ser que el Slime Luchador entró al torneo con el dinero en mente…? ¿Acaso realmente desea probar su fuerza…?»

«No puedo decir que sea imposible. No hay muchas maneras de todas formas que un artista marcial pueda ganar dinero.»




Eso era cierto—un artista marcial no podía ganar dinero al perfeccionar sus movimientos. En ese punto, sentí como si ellos se convertirían más y más en mercaderes.

El día de las preliminares llegó.

Habría sido terrible si hubiera llovido, pero por suerte, estaba soleado.

El lugar era como un coliseo. Había dos etapas, dado que habían tantos combates y cada uno de ellos ocupaba su propio bloque.

El lugar parecía como si pudiera acomodar montones de personas, pero estaba prácticamente vacío. No era sorpresa dado que estas eran las preliminares.

Si habláramos en términos de sumo, sería la misma clase de multitud que uno esperaría para la tercera división más baja.

Primero, en las preliminares, ellos reducirían los concursantes a los mejores dieciséis de casi trescientos participantes.

Mi meta hoy era ganar hasta que yo estuviera dentro de esos dieciséis.

Yo ya sabía que este sería el caso, pero había un montón de hombres en el cuarto de espera.

Había algunas pocas mujeres. Yo todavía me veía como si solo tuviera diecisiete años de edad, así que las personas realmente me estaban mirando.

Me estaba haciendo sentir incomoda, así que hablé sobre ello a Beelzebub.

«Yo también puedo sentir sus ojos sobre mí…los hombres son unas criaturas terriblemente directas…»

Así que Beelzebub sentía lo mismo.

Ella también estaba usando un sombrero para esconder sus cuernos y magia para esconder sus alas. Así es como ella estaba engañando a todos para hacerles creer que no era una demonio. Tampoco había una revisión de antecedentes, así que eso probablemente le funcionaría.

«¿Y con que nombre entraste?»

«Beelz.»

«¿Solo eso?»

«Bueno, las preliminares son solo para los don nadie, ¿cierto? Solo necesito derrotarlos de la forma que se me plazca. Solo necesitamos tener cuidado de no olvidarnos de la prohibición contra la magia. Sería estúpido si fuéramos descalificadas por eso.»

Después de todo era un torneo de artes marciales, así que el uso de tanto magia como armas estaba prohibido. Necesitábamos pelear con nuestros propios cuerpos.

Mientras conversábamos relajadamente, pronto llegó mi turno.

Mi oponente era un tipo inmenso, de más de 1,80 m. Su calva cabeza brillaba con la luz.

«Sabes, este no es lugar para una jovencita. No quiero terminar haciéndote daño, así que quiero que te retires.»

Él parecía que era un poco caballeroso. Mi impresión de él mejoró un tanto. Por lo menos, no era algún tipo que solo vendría a mí sacudiéndose.

«Yo no tenía intención de participar, pero tengo que hacerlo para que mi hija pueda jugar en las colinas y los campos.»

«¿Tu hija…? ¿Ya tienes una hija lo suficientemente mayor como para jugar en el campo…?»

Oh no, él se hizo una idea equivocada…

 «No, no debería exponer mis sentimientos. Debo ganar este torneo, sin importar qué. Si no lo hago—»

«¡Ah! ¡Por favor no me cuentes tu historia personal, de lo contrario se me hará más difícil derrotarte!»

¡Odiaría tener que escuchar que necesitaba los trescientos millones de monedas de oro para pagar la cirugía que salvaría a su hija!




«Tienes razón. ¡Primero, te derrotaré para comenzar con el pie derecho este torneo!»

El hombre calvo se acercó, así que lo contrarresté con un gancho.

Ese puro ataque lo noqueó de inmediato, por lo que se derrumbó. Bueno, él seguía retorciéndose así que al menos no estaba muerto.

Realmente nunca antes había golpeado a una persona, así que no estaba segura de cuanta fuerza necesitaría. De todas formas eso parecía ser suficiente.

Tampoco había muchos espectadores, así que no le siguió ningún entusiasta vitoreo. ¡Genial! Con suerte, ellos se quedarán así de callados.

Regresé al cuarto de espera y Beelz (nombre registrado) tenía sus brazos cruzados, con una expresión confiada en su rostro.

«Usaste tu pequeña figura para tu ventaja y te le acercaste rápidamente, luego golpeaste con un gancho hacia arriba. Ese fue el ataque ideal.»

«Aunque no estaba pensando en eso…ni siquiera tengo experiencia en artes marciales…»

Todo lo que sentí fue como si me hubiera estado quitando una chispa que por casualidad me había caído encima.

«Ya veo…yo me uní a su vez debido a que pensé que esta sería una gran oportunidad para ver nuevamente como peleabas, pero creo que la razón por la que eres tan fuerte es porque careces de un estilo definido…»

Me sentí mal a causa de todo el análisis que estaba haciendo, debido a que estaba bastante segura de que se debía a mis altas estadísticas.




Eso era resultado de estar matando gradualmente slimes. Era la esencia misma de lento y firme ganan la carrera.

 Después de eso, tanto Beelz como yo nos abrimos camino ininterrumpidamente de bloque en bloque para llegar a los dieciséis mejores.

A continuación se nos dio la verdadera lista del torneo y vi que Fighsly seguía ahí. Supongo que no había lugar para las dudas—él era un luchador increíblemente poderoso.

Estábamos en bloques opuestos, así que si nos encontrábamos para luchar, sería en la final.

Si me iba bien ahí, entonces Fighsly no tendría más opción que reconocerme. ¡Y entonces confiaba que él curaría a Falfa!

***

 

 

 

La familia había venido a alentarme al torneo propiamente dicho.

Nosotros teníamos algunos buenos asientos destinados para miembros de la familia, así que Shalsha se sentó con Falfa en sus brazos. Podía incluso divisarla desde lejos debido a que ella era quien estaba con un slime.




«Da tu mejor esfuerzo, Mamá.» La mirada de Shalsha era sincera.

«Por supuesto que lo haré. No perderé.» No podía salir del torneo hasta que me encontrara cara a cara con Fighsly.

El evento tuvo lugar al interior de un coliseo abarrotado.

Mi primera batalla una vez más fue contra un calvo. Sus músculos sobresalían.

«¡He templado este cuerpo de acero para rechazar hasta lo imposible!»

Noqueé mandando lejos ese cuerpo de acero con un golpe de mi mano.

«¡Ha!»

Mi oponente quedó inconsciente y la victoria fue mía. Supongo que yo no caía bajo lo imposible.

Fue un solo golpe de nocaut así que la multitud se volvió loca. Ya no eran solamente las preliminares, así que supongo que eso era parte del asunto.

«¡Esa chica Azusa es increíble!»

«¡Ella le dio justo en su punto débil!»

«¡Por favor gana tu próxima pelea! ¡Aposté treinta mil monedas de oro por ti!»

¿Las personas ya estaban apostando por mí…? 

Supongo que en este punto ya no podía decirles que dejaran de mirarme, así que acepté foco y saludé a la multitud.

Luego me acerqué a los asientos para los familiares.

Laika y Flatorte se habían tomado de las manos para celebrar, pero cuando se dieron cuenta de lo que estaban haciendo, de inmediato se soltaron.

«¡No estoy de humor para ser amigable con un dragón rojo!»




«¡Yo tampoco! ¡Tienes demasiados problemas!»




¡Tan cerca! ¡La emoción de la victoria fue su oportunidad para convertirse en amigas!

Como fantasma, Rosalie deambuló a su gusto a través del cuarto de espera y otros lugares.

Probablemente no estaba permitido, pero dudaba que hubiera alguna regla que específicamente se tratara sobre fantasmas. Sin daño no hay falta. En ese momento, ella estaba flotando justo por detrás de Shalsha.

Sentada al lado de Flatorte estaba Halkara, quien agitó un brazo hacia mí.

«¡Maestra-sama, puse un anuncio de la bebida de mi compañía en el coliseo! ¡Eso me dará bastante publicidad!»

Ahora que lo mencionaba, efectivamente divisé un letrero que decía:¿NECESITAS UNA BEBIDA SALUDABLE? ¡PRUEBA MEDICAMENTOS HALKARA! En la muralla. Halkara era realmente apasionada sobre su negocio…

Pero la que estaba más emocionada era Falfa. Ella brincaba sobre los brazos de Shalsha, como si estuviera intentando escapar, lo que hacía ver a Shalsha como si estuviera saltando de un trampolín.

«Ella está realmente feliz…»

«También me ha dado coraje y motivación. De seguro ganaré la próxima vez. Si lo hago, estaré dentro de los cuatro mejores.»

Sí—la gloria estaba más cerca de lo que pensaba.




En mi siguiente batalla, mi oponente fue, una vez más, un calvo. ¿Acaso estaba de moda ahora…?

«¡Una cabeza rapada es el signo de un guerrero del Estilo Grand! ¡He perfeccionado mis habilidades en el monasterio de mi ciudad natal!»

Supongo que era algo parecido al Shorinji Kenmpo, un arte marcial japonés inspirado por el kung fu Shaolin.

«¡Yo ganaré este torneo y seré el primer ganador proveniente de la escuela del Estilo Grand en cincuenta y cuatro años!»

Él de seguro era un tipo entusiasta…

«¡Puede que seas una mujer, pero no me contendré! ¡Derrota primero a los débiles para tomar control del campo de batalla—esa es la regla de oro del Estilo Grand!»

«¡Tú estrategia es basura!»

¡Que despreciable forma de hacer las cosas!

«¡Ahora inmovilizaré a mi oponente y le daré el golpe final!»

Él me agarró del brazo, supongo que estaba hablando en serio cuando dijo lo del golpe final.

Así que lo aparté.

«¡¿Qu—?! ¡¿Te libraste de mi agarre?! ¡Pero me dijeron que esta mordida era ineludible, como la de una tortuga mordedora!»

Huh, así que había tortugas mordedoras en este mundo. Me gustaría en algún momento comerme una a la cacerola.

La pelea no terminaría si solo seguía evadiendo los ataques del enemigo, así que le di una patada giratoria de mi propio estilo. De ser posible, no quería que mi falda se levantara mucho.

¡Wham! 

Mi oponente voló cerca de diez metros en el aire y luego volvió a caer en el piso.

«Hmm, bueno supongo que se acabó.»

Mi oponente quedó inconsciente, así que avancé a la siguiente ronda, la semifinal.

Si ganaba la siguiente, entonces me encontraría cara a cara con Fighsly.

Pero ahora que lo pensaba, ¿qué clase de persona era Fighsly? Ojalá no sea otro gran hombre calvo. Todos los cuartos de espera estaban separados durante el torneo en sí, así que no había visto cómo se veía.

En el encuentro justo después del mío, el nombre de Fighsly fue pronunciado.

Al mismo tiempo, las personas comenzaron a corear «¡La Reina de los Premios en Efectivo!»

¿Hmm? Esa no era la clase de respuesta que estaba esperndo de un frío guerrero…

 Y entonces, la persona que apareció en el escenario tenía un aire de artista marcial, largo cabello amarrado por detrás junto a un atuendo algo revelador. Y era una chica.

Sus hombros y ombligo se estaban mostrando—ella, esencialmente, estaba vistiendo una camiseta sin mangas.

También estaba vistiendo algo que parecían como pantalones cortos.

Y en la otra esquina, su oponente era…Beelz, quien llegó a este lugar ganando sus combates.

Esperen, no me digan que…

 Al instante que la pelea comenzó, Beelz lanzó una ráfaga de patadas y golpes. Fighsly cayó de inmediato después de eso.

El juez anunció el fin del encuentro y Beelz levantó sus manos en el aire.

«¡¿Ella cayó antes que el encuentro siquiera comenzara?!»

Oh no¡¿Qué hago?! 

Si ella perdía antes de nuestro enfrentamiento, entonces sería mucho más difícil contactarse con ella más tarde…

«¡Ja-ja-ja! ¡Con mi poder, los guerreros errantes no son nada que temer!»

¡Oye! ¡¿Por qué estás anunciando tan orgullosamente tu victoria de esa forma?! ¡¿No te estás olvidando de todo el punto de esto?!

«¡Ahora, ciudadanos, alábenme! ¡Llámenme el Señor de las Moscas!»

¡Y no digas cosas que te revelen! 

«Oh cierto, ¿el Señor de las Moscas es Beelzebub, verdad?»

«¡Quizás de ahí es que venga el nombre de Beelz!»

«¿Huh? El nombre que se puso a sí misma definitivamente la hace una ruda.»

¡Uf! Parece que todavía estaba a salvo. Si se corriera la voz de que un demonio de alto rango estaba aquí, entonces probablemente el torneo se paralizaría.

«Hombre, me gusta cuando es mujer contra mujer.»

«Sí, todos los hombres son grandes tipos calvos.»

Parece que la multitud también lo había notado.

Fighsly se sentó para luego irse débilmente de regreso al cuarto de espera. Ella probablemente estaba conmocionada luego de haber sido hecha puré por un caballo oscuro.

Esto era malo. Si ella se marchaba, perderíamos nuestra oportunidad de hablar con ella.

«¡Esa chica Fighsly fue nada!»

Pero antes de que pudiera hacer eso, Beelzebub salió del escenario para hablar conmigo.

«El jactarte de tu fuerza no era el punto de esto…,» le dije.

«No te preocupes—todavía tengo mi misión de regresar a Falfa a la normalidad. Impediré que Fighsly se vaya, así que pelea para llegar a la final.»

Ya veo. Beelzebub tenía tiempo, después de todo recién había ganado.

«¿En verdad? Ya no me importa la final.»

Mi objetivo no era el dinero o la gloria. Sería un fastidio si las personas comenzaran a llegar a mi casa en las tierras altas para practicar.

«Nos enfrentaremos la una con la otra en la final. Yo no voy a huir, ha pasado un tiempo y tenemos una cuenta que saldar.»

Pude darme cuenta de inmediato que ella estaba siendo seria.

«Absolutamente encontraré una forma de salvar a Falfa, así que tienes que llegar a toda costa a la final.»

Ahora que lo mencionaba, me di cuenta que nunca habíamos tenido una competencia apropiada para ajustar nuestras cuentas.

En mi último enfrentamiento con Beelzebub, ella se hirió al chocar contra la barrera que había puesto a nuestro alrededor y eso fue el final.

En resumen, fue un accidente.

Era un encuentro que realmente había dejado un mal sabor en mi boca. Qué diablos, Beelzebub ya había caído antes de que el encuentro siquiera hubiera comenzado.

Desde ese momento en adelante, ella mencionó una revancha a cada oportunidad que tuvo, pero con el pasar del tiempo también nos hicimos cercanas, así que realmente nunca hubo una buena oportunidad para ello.

«*suspiro*…Está bien, pero definitivamente debes resolver el problema de Falfa.»

«No temas. Fighsly y yo estamos en el mismo bloque, así que su cuarto está cerca del mío. Me aseguraré de que coopere con nosotras.»

Beelzebub salió corriendo hacia los cuartos de espera. Supongo que simplemente tendría que confiar en que lo haría.

Había un pequeño descanso hasta el momento de la semifinal, así que esperé, preguntándome si Beelzebub traería de regreso buenas noticias.

Pero las buenas noticias no iban a simplemente caer sobre mi regazo de inmediato, sin importar lo que yo hiciera.

En este punto, mi mente comenzó a imaginarse varios peores casos.

¿Qué es lo que haríamos si ni siquiera Fighsly podía regresar a la normalidad a Falfa…? Ya estaba sin buenas ideas…

Todavía seguía algo triste cuando fue mi turno para la semifinal y me uní a la pelea con la ansiedad todavía plasmada en mi cara. Lancé un puñetazo y gané.

Mi oponente parecía haber pensado que yo era cobarde, destinada a perder, pero no era lo suficientemente débil como para que un poco de ansiedad pudiera cerrar la diferencia de habilidad entre nosotros.

A continuación Beelzebub aseguró su propia victoria obteniendo su pasaje a la final.

Eso estaba todo muy bien, pero yo seguía sin escuchar nada sobre Falfa.

Bueno, Beelzebub parecía estar lo suficientemente enérgica, así que eso debía significar que había encontrado una buena pista. De no ser así, entonces ella también se habría visto desanimada…

Esto no es bueno. Mi cerebro es un completo desastre.

 A continuación, era momento de la final.

Nunca pensé que mi revancha contra Beelzebub tomaría lugar en público.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios