Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 3

Capítulo 1: El Concurso de Horneado de Galletas

Parte 3

 

 

Esa noche, la densidad de personas en mi cuerpo se incrementó un tanto. Y mi propia cama se encontraba un tanto atestada, ¿pero, que podía hacer?

Laika y Flatorte estaban a cada lado mío.

«Ahora bien, llevémonos bien cuando durmamos, como el número romano tres.»

«¿El qué?»

«Yo tampoco sé.»

Oh cierto, estaba pensando en mi antigua vida y eso implicaría que todas somos del mismo tamaño.

«Todas durmiendo en una cama de esta forma nos hace parecer hermanas,




¿verdad? Así que yendo por altura, yo soy la mayor, Flatorte la del medio y Laika la menor. Las tres se supone que nos tenemos que llevar bien. ¿Está bien?»

«Entiendo Ama…»

«Seguiré sus órdenes, Azusa-sama.»

«Está bien, entonces ¡A dormir!»

Sintiéndome bendecida, me dormí de inmediato y soñé que estaba disfrutando una agradable taza de té con mis dos hermanas.




«*Bostezo*… ¡Dormí tan bien!»

Tuve una noche tan placentera, pero no parecía que había sido así para ninguna de las que estaba a mi lado.

«No pude dormir nada…»

«Yo tampoco…»




Aparentemente, ninguna pudo dormir.




«¿Acaso la cama fue demasiado angosta para ustedes…? Si lo fue, lo lamento.»

«No…no pude calmarme cuando pensé que estaba en la misma cama que usted…y, Ama, usted huele tan bien…»

«Yo estaba tan, tan feliz, sentí como si dormir hubiera sido una pérdida de tiempo. Así que me mantuve despierta…»

Ambas realmente parece que hicieron de esto un asunto de gran importancia.

«Sí quieren, supongo que podríamos hacer esto una vez al mes o algo así.»

Para ser honesta, era más fácil hacer cosas como esta ahora que Flatorte se nos había unido.

Hasta hace poco, yo quería dibujar una clara línea cuando se trataba de dormir con Laika, por supuesto dado que yo era una mujer adulta, a pesar de que éramos del mismo género.

Pero con las tres, era más como una pijamada, así que sentí mi reticencia menguar.

«¡¿Oh, en serio?! ¡¿Realmente lo dice en serio?!»

«Estás exagerando, Flatorte…»

Su cola también se estaba agitando de un lado a otro…esa cosa realmente tenía mente propia. Era muy diferente a la cola de un gato.

«Efectivamente. Tú necesitas ser más, ya sabes, femenina…» Aunque, la cara de Laika también estaba roja, mientras hablaba… Ah, lo sabía. Las hermanas menores admiran a la mayor.

Luego, me vi sorprendida de ver a Laika bostezar.

«Esta noche, una vez que los preparativos para mañana terminen, creo que me iré temprano a la cama…»

«Concuerdo…por una vez, concuerdo contigo…» Flatorte también parecía bastante somnolienta.

«¿Hmm? ¿Preparativos para mañana?»

Pensé que se suponía que yo estaría a cargo de hacer la comida hoy.

«Azusa-sama, las galletas demostraron ser extremadamente populares, así que en el futuro próximo, las estaremos haciendo día por medio.»

¡¿Tan a menudo?! 

Oh no, no creía que serían tan bien recibidas. Se supone que sería algo de un solo día.

«Y a propósito, parece que mañana las estaremos vendiendo en el pueblo de Nascúte. Necesitaremos prepararnos hoy. Yo no dormí mucho, pero daré  mi mejor esf—*bostezo

Flatorte también dio un gran bostezo.

Sintiéndome algo responsable, decidí ayudarlas en la preparación y venta.

***

 

 

El día que llevamos las galletas al pueblo, vendimos muchas más que en la aldea.

Honestamente, hicimos tanto dinero que podríamos vivir de estas galletas.

«¿Pueden imaginarse si las produjéramos en masa y las vendiéramos a través del país?» dijo Halkara.

«¡Sería asombroso!» Ella sonaba como una CEO.

«No. Cada una de estas galletas debe ser preparada con amor y cuidado, de lo contrario no serán buenas.»

«Solo Flatorte-sama puede hacer sus magníficas galletas. No sabrán igual en las manos de otro.»

Ambas sonaban como profesionales.

«Maestra-sama, ¿no cree usted que algún extraño interruptor se encendió en ellas? Están actuando como si fueran expertas en el horneado de galletas, ¿verdad?»

«Ellas de verdad parecen como si tuvieran una experiencia de treinta años…»

De ahí en adelante, las galletas se vendieron bien. Quizás demasiado bien.

Recibimos una solicitud de abrir una tienda en la capital provincial de Vitamei, y luego de ello, más y más personas comenzaron a asociar a los dragones con galletas a través de nuestra provincia.

«Maestra-sama, realmente se está volviendo excesivo…» Halkara estaba mirando la fila que había afuera de la tienda.

«Lo sé. Di lo que quieras, pero ellas realmente se están agotando…»

El cansancio estaba comenzando a atacar a las dos dragonas luego de varios días de trabajo ininterrumpido.

Pero entre más hacían, más se vendían, así que simplemente seguían horneando.

«Necesitamos detenerlas en algún momento, de otra forma colapsaran…aunque no creo que los dragones mueran por exceso de trabajo…»

«Sí…probablemente deberíamos intervenir en algún momento…»

Pero justo después de la apertura de la tienda, algo extraño comenzó a ocurrirle al aire por sobre el pueblo. Y el cielo despejado de pronto se nubló.

«Oh vaya, siento un escalofrió…»

Yo, también, sentí una presencia de mal agüero.

«Tanto tiempo sin vernos, Onee-sama.»

La chica con cuernos de oveja en su cabeza era la Rey Demonio, Provato Pecora Ariés, también conocida como Pecora.

Aparte de ella estaba Beelzebub, sosteniendo una sombrilla sobre ella para protegerla del sol.




También estaba Vania la leviatán, sosteniendo otra sombrilla—era como una muñeca matryoshka de sombrillas.

«¡Aah! ¡¿Cuándo llegaron aquí?!»

«Escuché que aquí era donde esas galletas extremadamente populares se estaban vendiendo, así que vine a darles una probada. Mediante un leviatán.»

¡Oh! Ya pensaba que de pronto se había nublado—¡Ese era el leviatán! Dado que Vania estaba en su forma humana, entonces eso significaba que habían viajado sobre su hermana mayor, Fatla.

«Siempre hay problemas cuando Su Majestad viaja, así que realmente desearía que no hubiéramos viajado…» Beelzebub suspiró.

«Yo—yo ruego que está vez vaya sin problemas…» Vania parecía asustada, probablemente debido a que estaba viajando con la Rey Demonio.

Slime Taoshite 300-nen Vol 3 Capítulo 1 Parte 3 Novela Ligera

 

«Eh-he-he-he-he, entonces deberíamos ponernos en la fila, ¿sí? Supongo que no debería ser tan terrible unirse a la fila como un plebeyo de vez en cuando.»

A continuación Pecora se unió educadamente al final de la fila.




Pero incluso el más común de los plebeyos parecía entender el horror del Rey Demonio.

«¡O-Oye…estos son demonios los que están detrás mío!»

«¡Pensé que había algo en el aire y resulta que era un gigantesco demonio!»

«¡El legendario leviatán!»

Los aldeanos estaban asustados. Algunos de ellos podrían estar al tanto de Beelzebub, pero parecía que el leviatán había tenido un gran impacto en ellos.

Y entonces, Pecora habló con los aldeanos mostrando una sonrisa.

«¡Un placer conocerlos! ¡Yo soy la Rey Demonio!»

«¡Es la Rey Demonio!»




«¡Es el fin del mundo!»

«¡¿Qué vamos a hacer ahora?!»

«¡Oh Gran Bruja de las Tierras Altas, por favor derrote a la Rey Demonio!»

Todos aquellos que estaban esperando palidecieron y huyeron. La fila se redujo a diez personas en un instante.

O desde otra perspectiva ¿había diez personas que no iban a huir?

«Oh, bueno, ahora podemos hacer más rápido nuestras compras. Maravilloso.»

Pecora parecía emocionada por su casual golpe de surte, pero yo sabía sus verdaderas intenciones.

«Tú asustaste a los aldeanos para ponerte al inicio de la fila, ¿verdad…? Apuesto que por eso también viniste en un leviatán.»

«En verdad no entiendo lo que quieres decir, Onee-sama.»

¡De seguro te ves como si supieras lo que quiero decir! Esta Rey Demonio siempre anda tramando algo…

Por otro lado, ahora que había menos clientes, Flatorte y Laika se quedaron mirando sin expresión a causa del asombro.

«Creo que podemos llevarnos el resto de inventario de regreso, ¿pero qué deberíamos hacer, Laika…?»




«Oh vaya, no lo sé…»

Aunque Pecora terminó comprando todo el stock que quedaba, las galletas ahora tenían la fama de atraer al Rey Demonio, así que tuvimos una disminución significativa de personas pidiendo que hicieran más.

La llegada de Pecora efectivamente nos causó problemas, pero las dos finalmente se vieron liberadas de un largo periodo de trabajo, así que supongo que bien está lo que bien termina.

Yo estaba segura de que podríamos ir a la aldea aproximadamente una vez al mes para una pequeña venta más relajada.

Slime Taoshite 300-nen Vol 3 Capítulo 1 Parte 3 Novela Ligera

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios