Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 10

Capítulo 6: Presentemos una Queja

Parte 4

 

 

“¡Puaj! ¡Una araña enorme!”

“Ay rayos, qué desagradable. Trae la escoba. La voy a aplastar.”




Un grupo de chicos vinieron a la escuela y trataron de aplastarme cuando vieron mi telaraña en el aula.

Hiiro Wakaba, también conocida como D, simplemente miró en silencio.

“¡Esperad un minuto, chiiicooooos!”

Pero entonces la Srta. Oka se acercó corriendo.

“IIIIncluso este pequeño insecto tiene un alma. ¡Sería cruel matarlo, ¿sabéis?!”




“Oh, venga ya…”

El estudiante se queda parado, con la escoba todavía en la mano.

Kumo Desu ga Nani ka Volumen 10 Capítulo 6 Parte 4 Novela Ligera

 

“Escúchame, ¿vaaaleee? Una araña es un bicho bueno, ¿sabeees? Ellas se comen a los otros bichiiiiiitos malos. Además, ¡mira qué liiiindas son!”

“¿Linda? Ya, claro…”

El chico se quejó, pero escuchó a regañadientes las palabras de la Srta. Oka.

“Más vale que ninguno de vosotros mate a esta pobrecita, ¿vaaaleee?”

“Sí, sí.”

“¿No es eso bueeeno? Vive tu vida al máximo también, ¿vaaaalee, arañita?”

Así es.

Es por aquel incidente que se me permitió vivir en el aula.

Esa es la razón por la que sobreviví.

La Srta. Oka… me salvó la vida.

Ese recuerdo es uno desde la perspectiva de Hiiro Wakaba no un recuerdo de mi vida como araña.

Pero incluso aunque yo no lo recuerde, mi alma recuerda que tengo una deuda con ella.

Lo que significa que debo hacer algo para devolvérsela.

Una vida por otra vida.

***

 

 

“Solo como recordatorio, cualquier cosa que intentes hacerme no cambiará la situación de tu querida profesora, ¿eh?”

“Ya lo sé.”

¡El puño que paré justo antes del impacto vuela hacia delante y golpea a D directamente en la cara!

De hecho, el puñetazo es tan poderoso que le arranca la cabeza.

“¿Te sientes mejor ahora?”

Pero tan pronto como aparto mi brazo, la cabeza de D se reconstituye como si se rebobinara el tiempo.

¡Em, asqueroso!

¿Qué clase de recuperación monstruosa es esa?

Y el pequeño atisbo del poder mágico que se filtró en ese instante de regeneración es más que suficiente para aterrorizarme.

Su presencia es tan poderosa que es como si estuviera exudando la mismísima muerte.

D se llama a sí misma dios malvado, pero honestamente, ni siquiera eso le hace justicia.

Estoy segura de que podría matarme en un abrir y cerrar de ojos si le apeteciera.

¿Resurrección por clones? Ya, definitivamente eso no importaría si D me matara.

En ese mismo instante, todo eso quedó perfectamente claro.

Pero el aura aterradora desaparece tan rápido como llegó.

“Oh no. La he liado. Estoy segura de que deben haberme percatado hace un momento.”

D murmura algo que no acabo de entender.

“¿…?”

“Oh, no te preocupes por eso. Solo es un asunto personal.”

Bueno, D siempre ha sido misteriosa. Y si me está diciendo que no me preocupe por ello, estoy segura de que hacerlo no me llevaría a ninguna parte.

“Voy a salvar a la Srta. Oka.”

“Adelante. Yo solo soy una observadora aquí. Eres libre de hacer lo que quieras. No te obligaré, y tampoco trataré de detenerte.”

Mi audaz declaración cuenta con la pronta aprobación de D.

Tiene sentido. Como dijo, ella es solo una observadora.

Ella se entrometía conmigo de vez en cuando, pero por lo general era solo para echarme una mano.

El mayor ejemplo fue cuando me dio Sabiduría, pero eso básicamente significa que todas las otras veces no fue más que un sabio consejo.

Y aunque me haya ayudado antes, nunca ha hecho nada para interferir.

… Al menos, no con nosotros las reencarnaciones.

Cuando Güli-güli vino a encontrarse conmigo en el Gran Laberinto de Elroe, D dijo algo para ahuyentarlo.

Y ella también le impidió que se involucrara durante el incidente del OVNI.

Por lo que, aunque dice ser una observadora, tampoco es que sea totalmente ajena.

Estoy segura de que su promesa de no interferir conmigo es sincera, pero eso no le impide meterse con nadie más.

“No he hecho mucho. A lo sumo, tal vez solo dejé que un poquito de información falsa se filtrara en la Lista de Estudiantes de la Srta. Oka. Nadie dijo nunca que todo fuera verdad, pero ella parece creérselo y actúa en consecuencia. Es realmente algo extraordinario.”

Vuelvo a golpear a D.




¡Maldita seas!

¡¿Cómo puede alguien ser tan perverso!?

Su cabeza explota otra vez, luego se recupera en un instante.

“No hay necesidad de preocuparse. No haré nada similar a partir de ahora. O supongo que sería más adecuado decir que ya no podré hacerlo.”

“A partir de ahora” debe significar que lo ha hecho antes, ¿verdad?

¿Debería golpearla una vez más por si acaso?

¿Pero a qué se refiere con que “no podrá”?

“Te he estado buscando.”

La respuesta llega casi inmediatamente.

Viene de una voz que no pertenece ni a la de D ni a la mía.




Al darme la vuelta me encuentro cara a cara con una sirvienta.

Espera, ¿una sirvienta?

Ella sonríe amablemente mientras mira a D.

Es raro. Es una belleza japonesa tradicional, elegante y de apariencia amable, pero su sonrisa parece extrañamente siniestra.

Por alguna razón, la palabra madre viene a mi mente.

En el sentido de que no te atreverías a enfrentarte a ella.

Parece del tipo hermana mayor que se lleva la mano a la mejilla y dice cosas como ¡Oh vaya! y ¡Dios mío! Entonces, ¿por qué da tanto miedo?

Eh, sin embargo, le falta un poco en la sección de pecho.

Oh-oh, será mejor que no piense cosas así.

Tengo que contener la respiración y asegurarme de que la ira de la Señorita Sirvienta no se vuelva también contra mí.

“Qué descuidado de mi parte. Hice tanto trabajo para ocultar mi ubicación solo para revelarme al regenerarme hace un momento.”

“Como de costumbre, te falta el decoro que debería poseer un dios de alto rango. Tu última escapada termina aquí. Vuelves conmigo.”

Ohhh, ¿entonces ella está aquí para llevar a la fugitiva D de vuelta a casa?

No es de extrañar que tenga ese aire de no-te-metas-conmigo.

“¿Y qué es esta cosa?”

La Señorita Sirvienta me mira.

Me estás llamando “cosa”, ¿eh? Ya veo de qué va.

Eso me enfada un poco, pero tengo la sensación de que no podría vencerla…

Para empezar, ni siquiera me di cuenta de cuándo llegó.

De hecho, para ser una damisela tan bonita, tiene un nivel de presencia ridículamente bajo.

¿Conjuros? No, no lo creo.

No puedo detectar nada antinatural en ella. Pero de algún modo su presencia es increíblemente débil.

Probablemente ella esté usando algún tipo de técnica de la cual nunca he oído hablar para borrar su presencia, pero el efecto es que fácilmente podrías perder la pista de ella incluso cuando esté justo frente a tu cara como ahora.

Debo estar atrapada en su ilusión.

Cualquiera que pueda atraparme tan fácilmente tiene que ser fuerte.

“Este es mi nuevo juguete.”

Ugh, ¡¿Y ahora D se refiere también a mí como un objeto?!

Estoy segura de que lo dice en serio, pero eso lo hace aún más insultante.

“¿Un simple clon…? No, este no parece ser el caso. ¿Qué es exactamente?”

En serio, ¿podríais parar de tratar a la gente como cosas?

Vale, en realidad soy una araña, pero aun así.

“Una mutación especial de araña. La creé a mi imagen y semejanza para confundirte de dónde estaba, pero ella superó mis expectativas y se convirtió en dios.”

“… No tengo la menor idea de lo que quieres decir.”

Ya, cuando lo dices de ese modo, yo tampoco lo acabo de captar.

Para ser honesta, todo lo que hice fue tener muchísima suerte y acabar en situaciones verdaderamente milagrosas. Lo siguiente, ya sabes, literalmente soy un dios.

Incluso yo creo que es ridículo cuando miro hacia atrás en mi propia historia personal, así que estoy segura de que es incluso más confuso para un extraño.

“En cualquier caso, nos vamos a casa. Tienes mucho trabajo acumulado.”

“No quiero ir a casa. No quiero trabajar. Quiero jugar para siempre.”

Todavía inexpresiva, D comienza a tener un berrinche.

Odio decirlo, pero verla de este modo solo hace que me convenza más de que ella es mi original.

“Por favor, no seas tan egoísta. ¿Quién crees que debe administrar el inframundo en tu lugar cuando no estás trabajando?”

“Mm.”

D señala a la Señorita Sirvienta.

Oh-oh.

La Señorita Sirvienta sigue sonriendo, pero prácticamente puedo ver una vena a punto de estallar en su frente.

“Ya estoy algo ocupada manejando los ciclos del infierno, ¿sabes?”

“Pero no es que no puedas hacerlo, ¿verdad?”

“No es cuestión de si puedo o no puedo. Tengo mis deberes, y tú tienes los tuyos. Ahora ven conmigo.”

Parece que la Señorita Sirvienta finalmente está recurriendo a la fuerza.

Agarra a D del cuello y comienza a llevársela a rastras.

Un método bastante primitivo, si me preguntas.

“Lo siento, pero como puedes ver, parece que no podré volver en un tiempo. Lo que significa que tampoco podré interferir con ese mundo. El sistema seguirá funcionando con o sin mi ayuda.”

D se dirige a mí de manera plana mientras se la lleva.

“Pero sí, eso significa que no puedo interferir con el sistema. Lo que también significa que no puedo defenderlo de ninguna posible interferencia externa, estoy segura.”

¡Guau!

“Siéntete libre de usar cualquier cosa que haya en esta casa. Incluso puede que encuentres uno o dos elementos útiles.”

¿Qué es esto?

¿Algún tipo de regalo de despedida?

Bueno, si dice que puedo tener lo que quiera, definitivamente aceptaré la oferta.

“Oh, cierto, una cosa más. No puedo interferir, pero seguiré echándote algún vistazo de vez en cuando, por supuesto.”

Em, vale, realmente no necesitaba saber eso.

“Sí, estaré cuidando de ti. Así que asegúrate de entretenerme, ¿está bien? Hasta la próxima.”

“No tendrás tiempo para ver nada, que lo sepas.”

La Señorita Sirvienta sonríe amenazadoramente a D, y salen de la habitación.

Para cuando miro con cuidado al pasillo, han desaparecido.

Supongo que el mundo de los dioses tiene sus propios problemas, ¿eh?

Claro, podría terminar algún día allí, pero por ahora solo rezaré para que D trabaje hasta la muerte.

Hmm. Dado que reveló su ubicación a la Señorita Sirvienta usando su poder para regenerar su cabeza después de que la golpeara, supongo que se podría decir que técnicamente di en el blanco después de todo.

¡Srta. Oka, te he vengado!

No es que eso cambie lo malo de la situación ahora mismo.

Está en mis manos el hacer algo al respecto.

Tengo que devolverle esa deuda de vida. Tal vez debería ir incluso más allá.

… Deuda, ¿eh?

Sí… sí, supongo que sí.

Cuando lo pienso de esa manera, hay otra persona a la que le debo.

Al principio éramos enemigos, luego finalmente hicimos una tregua, comenzamos a trabajar juntas e incluso nos ayudamos mutuamente.

Y al principio de ser deificada y cuando estaba en un estado súper debilitado, mi antiguo enemigo, alguien que probablemente tenía todo el derecho a matarme, me tomó bajo su ala y me protegió.

Ya la estoy ayudando siempre que puedo, pero eso no es suficiente para pagarle la deuda que tengo con ella.




Dado que me salvó la vida, debo hacer algo por lo menos comparable de vuelta.

Sí, eso lo resuelve.

Salvaré a la Srta. Oka.

Y después salvaré al Señor Demonio.

Lo mejor que pueda, sin restricciones, con mi vida en juego si es necesario.

Así es como se paga una deuda de vida.

Pero lo primero es lo primero, ¡debo registrar toda la casa!

Je-je-je.

¡Un super objeto especial dejado por D, un verdadero dios!

¿Qué conseguiré? ¡No puedo esperar a descubrirlo!

4.9 54 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
31 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios