Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 12

Capítulo 3: El Rey Demonio Explica El Concepto De Mantenimiento

Parte 4

 

 

Pues, en el momento en el que él dijo ‘esa idiota’, el rostro de Maou se torció con descontento.

Fue probablemente porque Acies, en su estado de fusión, estaba protestando con violencia.




—…ambas están de suerte, Kisaki-san está hoy en la tienda, pueden pensar como si Kisaki-san les ha salvado las vidas. ¿Ya terminaron de hablar?

— S-sí…

Suzuno y Rika mostraron expresiones de queja.

— Pueden dejarme limpiar sus bandejas… por favor, vuelvan otro día.

Mientras sentían un aura débil de la seguridad y firmeza del Rey Demonio en la expresión de Maou, ambas dejaron la tienda directamente.




— ¿Esa expresión muestra señal alguna de distancia reducida…?

— Yo también tengo mis dudas sobre ello.

Ambas caminaron al frente de la estación Hatagaya de forma lánguida.

— Ah, oh, no.




— ¿Sucede algo?

Justo cuando Rika estaba revisando su cartera para buscar el pase de tren mensual, Suzuno frunció el ceño con sorpresa.

— Eh, olvidé decirle algunas cosas al Rey Demonio. Olvídalo, ya que él necesita trabajar hasta tarde, no se puede evitar…

— Aunque no sé de qué va todo, solo seremos echadas si volvemos, ¿por qué no le envías un mensaje?

— Supongo que solo puedo hacer eso.

Suzuno sacó su celular y comenzó a escribir un mensaje con movimientos torpes.

— Bien, así…

Suzuno, quien finalmente terminó de escribir y confirmar que no había nada extraño, se detuvo cuando estaba a punto de presionar el botón de envío.

—……………

— ¿P-por qué te detuviste de repente?

Al ver que la expresión de Suzuno se heló como una muñeca cuyo mecanismo se ha detenido, Rika preguntó con sorpresa.

— Nuevamente, esta es la primera vez.

Suzuno murmuró para sí misma, y comenzó a mover el mecanismo de su cuerpo una vez más.

— ¿Sucede algo?

— No, no es nada serio. Solo noté que aunque hemos sido vecinos durante mucho tiempo, ésta es la primera vez que le envío un mensaje al Rey Demonio.

Para ser exactos, hasta ahora, ella ni si quiera sabía la dirección de Maou.

Aunque ella ya había registrado el número de teléfono, solo por si acaso, como ambos eran vecinos que se veían casi todos los días, a pesar de tener una relación antagónica, sería más rápido comunicarse por la ventana si algo llegaba a pasar, por lo que no era necesario enviar mensajes.

Suzuno solo supo la dirección de Maou hace poco.

Que fue el momento en el que ellos se dirigieron a Ente Isla con el fin de encontrar a Emi.

— ¿Qué sucede? ¿Es que has olvidado decirla algo importante?

— No, no es nada serio.

Rika preguntó con preocupación porque vio la actitud vacilante de Suzuno. Ella sacudió su cabeza con una expresión bastante melancólica.

— Se siente que para ser el primer mensaje enviado, el contenido es un poco aburrido.

Suzuno manipuló nuevamente la pantalla del mensaje con el contenido escrito, abrió una función que ella normalmente no usaba cuando le enviaba mensajes a Emi o Chiho, y la añadió en las palabras.

— En serio, demasiado aburrido.

Luego de decir eso, ella presionó el botón de enviar.

Tras confirmar que el mensaje fue enviado, Suzuno guardó su celular y se volvió hacia Rika.

— Honestamente hablando, no estoy segura de lo que sucedió hoy. Pero luego de conocer los detalles, me aseguraré de comunicártelo, ¿puedo pedirte que esperes un poco?

— Si. Aunque probablemente yo no sea de mucha ayuda, si es necesario organizar un evento para alegrar a Emi, déjenme a cargo de ello. Bueno, me iré. Saluda a los demás de mi parte.

— Si. Cuídate de camino a casa.

Despidiéndose, Rika desapareció dentro de la estación Hatagaya, Suzuno también se volvió y caminó en dirección al apartamento.

— Si digo algo que no encaja con mi estilo, lo lamentaré de inmediato. Eso lo sé también.

Suzuno sacó su celular otra vez, y abrió el mensaje que acababa de enviar.

El destinatario del mensaje era mostrado única y exclusivamente en las pantallas de Emi y Chiho, y tenía dos palabras ‘Rey Demonio’.

— Sin embargo, de forma extraña, no me estoy lamentando ahora.

Luego de leer nuevamente el mensaje enviado a Maou, Suzuno comenzó a caminar a casa en la calle nocturna de Sasazuka a paso ligero.

— ¡Oye! Maa-kun.

Luego que Suzuno y Rika regresaran, Acies en su estado de fusión también durmiendo malhumoradamente porque estaba llena. Con el fin del periodo de cena, ya eran más de las 9 de la noche.

— ¿Sí?

— Tu casillero en el cuarto de empleados, el sonido de un objeto pesado cayendo pareció escucharse dentro, ¿acaso tu celular o billetera se salieron de tus bolsillos?

— ¿Eh, en serio?

— Como fue muy fuerte, quedé en shock, no me interesa si se rompe, ¿bien?

Apresúrate y échale un vistazo.

— Eh, ah, lo siento.

Maou frenéticamente abrió el casillero, y descubrió que el nuevo celular que hizo comprar a Emi tras mucho esfuerzo estaba en el fondo.

La luz en la parte posterior del móvil parpadeaba constantemente, notificándole al propietario que tenía un nuevo mensaje. El celular probablemente cayó debido a la vibración del mensaje recibido.




Tras abrir el celular por reflejo, el contenido era un mensaje enviado por Suzuno.

— ¿Qué está planeando hacer de nuevo… eh?

Maou recordó que aún eran las horas de trabajo, por lo que rápidamente guardó el celular y cerró la puerta del casillero antes de volver.

—…Kisaki-san, he hecho el reporte de ganancias para las 9 de la noche.

— ¿Hm? Ah, sí, gracias por el trabajo.

Maou salió de la habitación de empleados directamente y planeó regresar de inmediato al trabajo.

— Maa-kun, ¿qué sucede? Tu rostro se ve pálido. Pero fue detenido por Kawada de camino.

Aunque Maou había tenido un sentido de estar consciente, ¿el cambio de complexión fue tan grande?

— No… eh…

Él no sabía lo que Suzuno estaba pensando. No solo le había dicho cosas extrañas a Acies, ella incluso le envió ese mensaje.

Luego que Acies se levantó, probablemente él tuvo que prepararse para enfrentar un gran desastre.

— Yo… realmente no quiero ir hoy a casa…

— ¿Huh?




— Si es posible, espero poder pasar la noche en otro lugar…

— ¿Qué cosas tan desagradables dices? ¿Te golpeaste la cabeza? Kawada dijo eso con severidad.

— ¿Por qué no me dejas el trabajo de cierre a mí? ¿Por qué no regresas antes?¿Tus compañeros de cuarto y tu hermosa vecina te esperan, no?

La observación casual a forma de broma de Kawada hizo que Maou reaccionara con brusquedad.




— ¡Parece que una persona más problemática me está esperandoooo! ¡No quiero regresar, allí definitivamente habrá algo problemático esperándome! ¡Aunque solo quiero hacer mi propio trabajo, al final, todos solo me causan problemas, ¿qué sucede, bastardo?, resuelve tus propios problemas, cielos!

— ¿M-Maa-kun?

— ¡Suzuno también, ¿qué es este mensaje?! ¡Aunque le acabo de decir que no haga cosas que no encajen con su estilo!

En una escena rara, Maou expresó sus verdaderas emociones en el trabajo y corrió hacia el segundo piso.

— ¿H-hice algo malo?

Kawada miró hacia el segundo piso, sorprendido.

Sin embargo, no era extraño que Maou estuviese tan frenético. El mensaje que Suzuno envió, tenía el siguiente contenido…

«Apresúrate y regresa luego que termines de trabajar ♥ Emilia te está esperando ♥»

— No quiero ir a casa~~

Maou salió de trabajar a media noche, y estaba caminando a casa mientras empujaba a Dullahan II.

Luego de recibir el mensaje de Suzuno, Maou se la mantuvo cometiendo pequeños errores en el trabajo, causándole más depresión.

Maou abrió su celular y volvió a leer el mensaje de Suzuno, y dejó de caminar tras un ligero suspiro.

— ¿Podrá ser… que ella aún sigue esperando, a pesar de la hora?

Incluso si él trató el ‘corazoncito’ como un acto descuidado mostrado frecuentemente por Suzuno, ¿por qué Emi estaba esperándolo en su casa?

Desde el estado de Emi cuando estaba en la estación Shinjuku-sanchome, Maou no creía que ella pudiese hablar calmadamente con Lailah o Amane. Maou creía que Emi ya había regresado a Eifuku junto a Emeralda.

Si la persona que esperaba era Chiho, él podría entenderlo. En realidad, el hogar de Chiho no era seguro.




De acuerdo a las normas sociales, al vivir con sus padres, Chiho naturalmente iría a casa cuando anochecía, pero como alguien que no era hechicera o demonio, y no tenía hechizos de defensa, regresar a un lugar muy lejos del apartamento en esta situación, era una elección que requería algo de coraje.

Él escuchó que Amane y Shiba estaban dispuestas a proveer ayuda, pero esta vez, Amane también tardó un poco en llegar a la escena.

Por lo que si ellas se preocupaban por los padres de Chiho, dejar a Chiho en un lugar donde Maou, Suzuno o Shiba pudiesen velar por su protección, entonces Maou podía entenderlo.

Sin embargo, quien lo esperaba era Emi.

Emi, quien todos creían que saldría ilesa incluso si un tanque la atacaba desde atrás, ¿por qué estaba quedándose en el apartamento y esperando a que Maou volviera a casa?

Nuevamente, desde el tiempo que Suzuno había enviado el mensaje, quien le permitió a Emi quedarse en el apartamento a esperar debió haber sido Nord o Ashiya.

— Realmente no quiero descubrir que ellos están en medio de una discusión cuando llegue… huh.

Mientras ignoraba a Lailah en la habitación médica de Urushihara, y rechazar continuamente su interacción con ella luego de eso, Maou aún no sabía dónde vivía

Lailah. Sin embargo, si Emi y Lailah terminaban entiendo la peor discusión de madre e hija del mundo en el Villa Rosa Sasazuka, Japón podría ser destruido.

— Huh, se siente como si esta noche es más calmada de lo normal, por lo que ese tipo de cosas probablemente no esté pasando, ¿no?

Maou dejó de caminar, dejó de empujar a Dullahan II, se volvió a su alrededor, y dijo:

— Entonces, ¿es tu turno de matar el tiempo conmigo la próxima vez?

— Ah, me descubriste.

— ¿Por qué crees que no te descubriría?

Cuando Maou se volvió, él vio al arcángel, que vestía una túnica y una camiseta casual parado justo allí – Gabriel.

Ya que Gabriel tenía una gran contextura, y era una existencia bastante molesta, a esta hora, cuando no había transeúntes, era más difícil no notarlo.

— Mi-chan fue quien me envió. ¿No fue Emilia el objetivo más inesperado que fue atacado? Por eso, ella me pidió que vigilara a los residentes del apartamento que se la pasaban solos.

— No necesito un guardaespaldas.

— Todos creen que Emilia tampoco lo necesita, y aun así fue atacada, ¿no?

— Sin embargo, no te quiero a ti como guardaespaldas.

— No seas así, solo sigo las órdenes de mi superior y actúo.

— ¡¿Quién demonios es tu superior?!




— Ah, no es necesario que te preocupes por Sasaki Chiho. Ya la he llevado a su casa, y colocado una vigilancia estricta cerca de su casa, por lo que seriamos capaces de encargarnos de inmediato en caso de que algo pase.

— Nadie te pidió que lo hicieras, no importa si llevaste a Chi-chan a casa o hiciste algo cerca de su casa, cuando lo escucho, solo puedo pensar en cosas oscuras, maldito bastardo.

— ¿Cómo es posible que los ángeles hagan cosas oscuras?

— ¿Olvidaste lo que le dijiste a Chi-chan cuando nos conocimos?

— Jajaja~

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios