Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 12

Capítulo 2: La Héroe Comienza A Buscar Un Nuevo Camino

Parte 1

 

 

Hataraku Maou-Sama Volumen 12 Capítulo 2 Parte 1 Novela Ligera

 




 

Al atardecer, Chiho, quien había terminado sus actividades de club y planeaba ir a su casa, se sintió un poco preocupada cuando notó que su celular mostraba un número desconocido.

— ¿Aló…?

Ella nerviosamente presionó el botón de llamada luego de dejar que sonara tres veces…

— Hola~~ ¿Sasaki-san~~?




— Ah, ¡Emeralda-san! ¡Qué sorpresa! ¿Sucede algo?

Chiho no sabía que Emeralda también poseía un celular. Justo cuando se estaba diciendo que debía recordar tener la dirección de correo de la otra parte, Emeralda preguntó algo inesperado.

— Disculpa por llamarte de repente~~ en realidad, quiero pedirte algo…

— Adelante.

— ¿Conoces el paradero de Emilia~~?

— ¿…eh? ¿Su paradero?

Chiho inconscientemente dejó de caminar y gritó con sorpresa.

— En realidad, dos días después de que nos encontrásemos con Lailah~~ en la habitación médica de Lucifer~~ ella no ha regresado a casa~~

— ¿Eh? ¿Dos días después de ese día? ¿Eh?

Chiho no comprendía muy bien lo que Emeralda quería decir.

— ¿Te refieres a que no ha ido a casa?

— Ella no ha regresado a su casa~~ ya han pasado tres días seguidos desde que dijo que iba a trabajar…




— ¿Espera un momento? Si incluimos el día de ayer, Yusa-san ha tenido turnos durante tres días seguidos.

— ¿Eh?

Emeralda contuvo la respiración al otro lado de la línea telefónica.

— Incluso ayer yo la vi… y cuando regresamos, nos despedimos en la estación Sasazuka, como siempre. Yusa-san tomó el tren de regreso.

— ¿E-eehhhh~~? ¿Por qué es así entonces~~?

Parecía que Emeralda había quedado confundida debido a la respuesta de Chiho.

— Escuché que Nord-san y Suzuno-san acompañaron a Lailah-san a la casa de Yusa-san… no me digas que ella no estuvo cerca ese día.

— Ese día… ella había salido del trabajo en la tarde~~ pero, al final, no regresó a casa~~

— ¿No estuvo cerca… ese día?




Chiho recordó que hubo un día antes de que Urushihara fuese dado de alta en el que ella había llevado comida al Villa Rosa Sasazuka, solo para descubrir que había hecho un viaje en vano.

— ¿Trataste de llamarla? Este número deber pertenecer a tu celular, ¿cierto?

— Asi es~~ este es el que Emilia quería que Alberto y yo tuviésemos con nosotros cuando vinimos a Japón por primera vez… claro, ya la he llamado~~ pero no contesta… ¿ella fue a trabajar hoy~?

— Eh, eh, dame un momento.

Chiho, incapaz de comprender muy bien la situación, sacó el horario de dos semanas más recientes de la libreta que tenía en su bolso y le echó un vistazo rápido.

— Ah, ella está libre hoy.

— Eh~~

Emeralda dejó escapar un sonido como si no supiese que hacer.

Si Emi tuviese turno hoy, entonces solo podía esperarla en MgRonald – pero ya que no le tocaba ir, entonces ellos no podrían saber su paradero durante todo el día.

Emi ni siquiera le había dicho nada a su camarada más confiable, Emeralda, y la dejó sola en su apartamento en Eifuku, ¿qué estaba pasando?

Si las palabras de Emeralda eran creíbles, entonces esto debería ser un efecto del incidente con Lailah, pero incluso así, Emi no tendría razones para ocultar sus rastros sin decirle nada a Emeralda.

Si era porque no quería verse con Lailah, de acuerdo a la personalidad de Emi, ella solo habría tenido que rechazarla por su cuenta, o explicarle las cosas a Emeralda primero.

Chiho recordó lo que sucedió cuando salieron de la habitación donde estaba recluido Urushihara para ir en busca de Emi.

***

 

 

— N-no está aquí~~ ¿a dónde fue…?

— ¡Por aquí!

Justo cuando Emeralda estaba buscando por todos lados afuera del hospital, con su teléfono en mano, Chiho corrió en dirección a la estación Yoyogi sin dudarlo.

— ¿C-como lo sabes~~? ¿Significa que quiere tomar el tren~~?

— ¡Aun no es seguro! ¡Pero Yusa-san caminó en dirección a la estación… ¿ah?!

Luego que Chiho subiera la elevación hacia la estación JR Yoyogi, ella gritó de repente y se detuvo.

— Aceleró… pudo haber agarrado un taxi.

Esta vez, Emeralda miró con asombro el rostro de Chiho, sin notar eso, Chiho apretó su celular y miró a la distancia.

— De la intersección en frente de la estación… debería estar allí

.Aunque Chiho apuntó con seguridad los movimientos de Emi entre los edificios altos…

— ¿A-adónde va? ¿Está regresando a Eifuku… este es el camino a Eifuku?

Por razones desconocidas, Aunque elle era capaz de rastrear la ubicación de Emi, ella no podía confirmar el destino que ella tenía.

Luego de un momento, Chiho exhaló como si se hubiese rendido y cerró el celular en su mano.

—…Yusa-san probablemente tomó un taxi para ir a casa. Emeralda-san, tú te estás quedando en casa de Yusa-san, ¿no?

— S-si… p-pero, Sasaki-san, ¿qué acabas de hacer~~? No parece que hubieses descubierto el destino de Emilia solo por deducción~~ sino sintiendo su presencia~~

Chiho mostró el celular rosa en su mano para que Emeralda lo viera, y sonrió con preocupación.

— Aunque solo puede ser usado en situaciones de emergencia… hace poco, usé el celular para activar un Idea Link.

— ¿Idea Link?

Emeralda quedó en shock.

— Rastreé a Yusa-san mientras enviaba mensajes a su celular, pero se cortó ya que se alejó demasiado.

— S-Sasaki-san, ¿aprendiste a usar el Idea Link? ¿Cómo lo lograste? ¿Tú eres de aquí de Japón, no?

Por la forma en la que Emeralda habló, podría notarse lo sorprendida que estaba.

— Yusa-san y Suzuno-san, además de Sariel-san, me enseñaron mucho, por lo que logré aprenderlo.

— ¿Sariel? ¿Te refieres al Arcángel Sariel? ¿El que actuó violentamente hacia Emilia hace tiempo y que ahora trabaja cerca del lugar donde Emilia y el Rey Demonio están trabajando? ¿P-por qué él haría tal cosa?

La sorpresa de Emeralda no se disipó en lo absoluto. El que Chiho, quien lógicamente no debería tener magia sagrada, fuese capaz de usar un hechizo de Ente Isla –Idea Link– ya era lo suficientemente sorprendente, añadiendo el hecho de que lo aprendió con la ayuda de Emi, Suzuno y Sariel, Emeralda era capaz de imaginar lo que realmente sucedió en el pasado.

— Antes de que Yusa-san fuese llevada a Ente Isla, muchas cosas pasaron. Chiho explicó eso de forma avergonzada.

— Como no podía evitar ser considerada la debilidad de Maou-san y Yusa-san por las facciones de ángeles y demonios, con el fin de ser capaz de pedirles ayuda inmediata en momentos cruciales, tomé la iniciativa de pedirles que me enseñaran.

— Y-ya veo~~

Emeralda finalmente pareció recuperarse de su sorpresa inicial.

— P-pero eres realmente sorprendente~~ aunque tu determinación no es tan simple~~ el Idea Link es un hechizo de alto nivel~~ si fuese en la Institución de Hechicería~~ eso tomaría normalmente un año para poder aprenderlo~~

El elogio generoso de Emeralda hizo que Chiho sonriera tímidamente, pero rápidamente habló con normalidad.

— No, no me importa. Lo que sí es importante ahora, es Yusa-san. Ella debe haber ido a casa. Vamos de inmediato.

— P-pero~~ ¿qué deberíamos decirle…?

— ¡Estas cosas las podemos pensar luego que la encontremos!

Chiho tiró de la mano de Emeralda, quien se sintió perdida, y corrió hacia la estación una vez más.

Desafortunadamente para Chiho, quien aún era una chica de secundaria, y Emeralda, quien era de Ente Isla, tomar un taxi seguía siendo territorio desconocido, por lo que tomar el tren era el método más seguro y confirmado.

— S-Sasaki-san~~ tu personalidad parece haber cambiado~~

Siendo llevada por la mano por una chica más joven que ella, hizo que Emeralda sonriera inconscientemente, mientras pensaba en lo que sucedió la primera vez que se conocieron.

La Chiho de ese entonces estaba involucrada en la conmoción relacionada a Ente Isla, y era una chica normal que se preocupaba y ponía nerviosa por la distancia entre ella y la persona que le gustaba.

Pero ahora, ella ya no podía ver la duda de ese tiempo en la chica que la estaba guiando.

— ¡Pero si no me fortalezco mentalmente, no podré alcanzar a Maou-san ni a Yusa-san! –respondió Chiho simplemente mientras se quedaba sin aliento.

Un extraño sentido de terquedad y fiabilidad podían sentirse provenir de la espalda de la chica…




—…el hecho de que Emilia tenga una amiga como tú, es realmente grandioso… Emeralda realmente pensó eso desde el fondo de su corazón.

— ¿Qué dijiste?

— Nada~~ bueno~~ Sasaki-san~~ ¿puedes girar en ese callejón por un momento~~?

— ¿Eh? ¿Ese callejón?

— Si~~ recordé un atajo~~

Emeralda apuntó a una dirección que llevaba a la estación, aunque Chiho sintió dudas, aun así cambió de la calle en la que estaba acostumbrada para ir al otro lado de la vía principal, la cual no era tan ancha como para que pasasen dos carros.

Justo cuando ambas figuras desaparecieron en el callejón…

— Kyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa….

El grito de Chiho pasó a través del área de rascacielos de Yoyogi y voló hacia el cielo lejano.

***

 

 

Luego de eso, tal como lo predijo Chiho, Emi regresó a su apartamento en Eifuku.

Claro, la aparición de Lailah la hizo quedar en shock. Pero incluso así, Emi reprendió seriamente a Emeralda y a Chiho, quienes ignoraron el riesgo de ser vista por los demás y volaron en el cielo.

Gracias a eso, fue solo hasta que Chiho regresó a casa que comprendió que esa era la primera vez que ella iba a la casa de Emi.

Aunque haber pensado en esas cosas durante una situación de emergencia era muy rudo, al mismo tiempo, Chiho pensó en querer ver más de la vida diaria de Emi, ella actuó tan normal al punto de que Chiho pudiese pensar en tales cosas luego.

Claro, incluso si Emi mostraba una actitud normal, eso no significaba que su estado mental también estaba así.

Sin embargo, como Emi, quien había ido a trabajar normalmente al día siguiente, realmente actuó normal, Chiho terminó despreocupada.

Pero considerando la personalidad y la situación actual de Emi, era difícil imaginar que ella vagaría en hoteles de negocio o café-web por su cuenta.

Si era así, entonces tenía opciones limitadas.

Luego que Chiho mirara las horas de trabajo de Emi, asintió una vez más.

—…he pensado en una posibilidad, voy a investigar un poco, ¿puedes esperarme un momento?

— Entiendo~~ lamento los problemas.

Luego de escuchar la respuesta deprimida de Emeralda, Chiho colgó la llamada.

Luego, ella no pensó mucho en ello, y buscó un nombre registrado en sus contactos, y llamó al número telefónico que apareció.

— Ah, ¿hola? Soy Sasaki. En realidad Yusa-san parece no haber ido a casa…

— ¡Ugh!

La otra persona al otro lado de la línea dejó escapar un grito de sorpresa antes de que Chiho hiciera la pregunta.

—…por cómo suena, parece que… sabes donde se encuentra Yusa-san. ¿Es cierto, Suzuki-san?

Aunque Chiho no lo hizo intencionalmente, parecía que ella había asustado a la otra persona.

Desde el otro extremo de la línea telefónica, se podía sentir el aura vacilante de Suzuki Rika.

Rika, como ex-colega de Emi, también fue arrastrada a los asuntos de Ente Isla al igual que Chiho, y sabia muchas cosas sobre Maou y Emi.

Emocionalmente, Emi parecía confiar mucho en Rika, por lo que Chiho creía que Emi probablemente fuese a donde ella.

— Esto es problemático. Chiho-chan, ¿puedes esperar hasta mañana?

Luego, Rika comenzó a decir unas cosas extrañas.

En eso, Chiho de repente tuvo la sensación de que quizá Emi no estaba en la casa de Rika.

—…me parece bien, pero el no decirle nada a Emeralda-san no es bueno. Quizá algunas cosas son convenientes decirlas debido a su relación tan cercana, pero incluso si se aprobó de antemano, seguiría sintiéndose extraño abrir el refrigerador de otras personas, ¿no?

— Jajaja, tienes razón. Realmente siento pena por Emeralda-chan.

La sensación de Rika sonriendo irónicamente fue transmitida desde su extremo de la línea.

— Escuché muchas cosas. Esa chica parece haber encontrado cosas muy dolorosas. Escuché que encontró a su madre, ¿no?

— Si. Pero no sé si eso pueda considerarse un encuentro o no.

Como ya había deducido que Emi le había contado la mayoría de las cosas a Rika, Chiho respondió honestamente.

— Bueno, aunque comprendí la mayoría de la situación, honestamente hablando, siento que este tipo de cosas necesitan ser aclaradas de una vez por todas.

De esto, Chiho lo sabía muy bien.

La aparición de Lailah fue muy dramática, pero cuando se pensaba acerca de si se produjeron grandes cambios en la vida de Maou y Emi, la respuesta era no.




Al menos, sería solo escucharla revelar la razón por la que tuvo que ocultarse y actuar desde las sombras, y aclarar algunas preguntas no respondidas.

Chiho tenía un vago entendimiento de que Lailah tenía una gran meta, y con el fin de lograrla, ella necesitaba la ayuda de Emi y Maou, quienes poseían un gran poder.

Pero…

— Actualmente, Emi no debería tener nada que necesitase hacer urgentemente, ¿cierto?

Así era como estaban las cosas.

La meta final de Emi era luchar con Maou, Ashiya y Urushihara, y lo que alegraba a Chiho era que últimamente, Emi con frecuencia hacia que los demás sospecharan de cuan seria estaba acerca de ‘retar al Rey Demonio’.

Ella se reunió exitosamente con su padre, al que pensaba que nunca volvería a ver, e incluso pagó todos los favores que le debía a Maou cuando fue aprisionada por Olba en Ente Isla.

Durante la conmoción en el Continente Oriental de Ente Isla, el Clan Malebranches, la fuerza de batalla principal del Mundo Demoniaco luego de la derrota del Rey Demonio Satán, también se atuvieron bastante. Además, el Cielo, quien había estado obstruyendo aleatoriamente a Emi, Maou y compañía, cortando contacto con la Tierra desde su lado. Esto también había sido presenciado por Shiba y Gabriel.

Justo ahora, Sariel solo estaba interesado en un futuro con Kisaki Mayumi, y Gabriel, ante los poderes de Shiba, Amane y Maou, fue completamente suprimido.

Más allá de eso, Emi había encontrado un nuevo lugar de trabajo, el cual podía garantizarle su vida en Japón y generar sus ingresos para vivir.

Con esto, lo que Emi debía hacer ahora, era simplemente trabajar duro para vivir diariamente.

Claro, incluso si los enemigos ante ellos habían desaparecido, eso no significaba que no habría amenazas en el futuro.

Sin embargo, Emi actualmente tenía muchos camaradas de confianza a su lado, y había hecho preparativos perfectos para responder rápidamente sin importar lo que pasase.

En este punto, incluso si Emi quería dejar de luchar por completo, y reconstruir una vida agrícola con su padre en su hogar natal en Ente Isla, eso no sería un problema, y la razón por lo que no lo había hecho aún era por la existencia de Maou.

Maou no planeaba dejar Japón, por lo que Emi no dejaría Japón y regresaría a Ente Isla.

—…ugh.

— ¿Chiho-chan? ¿Qué sucede?

— ¿Eh? Ah, no es nada.

Luego de darle sentido en su mente a la situación de Emi, Chiho descubrió algo delicado.

En el corazón de Emi, la meta de ‘derrotar al Rey Demonio’ lentamente se estaba convirtiendo en un cascarón vacío.

La razón por la que Emi no dejaba o renunciaba a esa meta era porque el Ejército del Rey Demonio liderado por Maou no solo la había hecho sufrir, sino que además, hacia hecho que la mayoría de los ciudadanos de Ente Isla sufrieran, y Emi sentía que esas acciones debían ser castigadas.

Pero incluso así, comparado a antes, la animosidad personal de Emi hacia Maou se había debilitado notablemente, hasta el punto en donde ella estaba comenzando a inclinándose a la situación donde todos vivían juntos armoniosamente, tal como Chiho deseaba.

Pero si esta situación era explicada de forma simple, sería que ‘Emi se estaba quedando en Japón por Maou’.

Eso hizo que los sentimientos de Chiho dudaran grandemente.

— Ah~ si, tus sentimientos deben estar bastante complicados, Chiho-chan. Aunque apenas lo escuché, el odio de Emi hacia Maou-san parece haber disminuido mucho en comparación al pasado.

— ¡E-eso no importa! ¡La situación es mejor así!

Aunque nadie la estaba viendo, Chiho no podía evitar sonrojarse.




Aunque lo había olvidado descuidadamente, no solo esta nee-san tenía unos sentidos agudos, sino que también le gustaba pensar bien las cosas.

Aunque por la forma en la que Rika pudo hacer ese tipo de análisis, significaba que Emi pudo haberle dicho honestamente muchas cosas a Rika, sin guardarse nada.

— Huh~ piensas que por esas cosas, solo tienes que hacer lo que quieres.

— ¿A qué te refieres con esas cosas?

Si Rika estuviese ante ella, definitivamente molestaría a Chiho, quien había inflado sus mejillas sin contenerse.

— No te preocupes. Luego, más bien, en lugar de derrotar a Maou-san en este momento, Emi está inclinándose más hacia dejarlo de lado, ¿bien? O para ser más precisos, su meta ha comenzado a debilitarse.

— S-sí, es cierto.

— Si los familiares tercos, que solo causan problemas a otros, aparecen estos momentos, es obvio que ella se sentiría irritada por eso, aunque Emi no carga responsabilidades, su madre, a quien nunca conoció, aparece de repente y actúa como si estuviese aplacándole las dudas que fueron acumuladas de varios sitios desconocidos, Emi no necesitaría verse afectada por la otra parte.

Quizá porque este ejemplo se parecía muchísimo a sus vidas diarias, se sentía como si fuese fácil de entender.

Emeralda sin importar qué. Pues sé que ella tiene habilidades muy poderosas, dentro de mi mente, siento que la habilidad necesita usarse en algún lugar.

— Si, sobre eso… yo podría pensar lo mismo.

— Aunque usé el dinero como un ejemplo, la madre de Emi no es tan mala como esas personas como Olba y los ángeles, ¿cierto? Creo que ella está más inclinada hacia: ‘Héroe Emilia, con el fin de salvar el mundo, necesitamos tu poder’; ese tipo de cosas.

— Eh, siento que debería ser casi parecido a lo que acabas de decir.

Luego de recordar lo que Shiba dijo en la habitación donde estaba Urushihara, Chiho asintió y respondió:

— Pero, actualmente, Emi no está obligada a escuchar esas palabras, y tampoco es que tenga la capacidad emocional para hacerlo.

— Es verdad.

— Por eso, siento que lo que Emi necesita para concentrarse en estos momentos n es el trabajo, sino crear una situación donde ella pueda mantenerse ocupada por el bien de las cosas importantes en su vida.

— ¿Crear una situación donde Yusa-san se mantenga ocupada por el bien de las cosas importantes en su vida?

Chiho quedó confundida por la explicación indirecta de Rika, y esta última sonrió como si hubiese visto a través de la situación de Chiho.

— Chiho-chan, ¿estás libre después?

— ¿Eh? Ah, sí, hoy no tengo que trabajar…

— Bueno, cuando esta llamada telefónica terminé, te enviaré un mensaje diciéndote donde se encuentra Emi, puedes emboscarla directamente, la situación actual es perfecta, si se trata de ti, la persona de allá probablemente te dé la bienvenida, muchas cosas interesantes sucederán.

— ¿Eh? Ah, bien, p-pero ¿a qué te refieres con la situación es perfecta? ¿Y la persona de allá?

— Lo sabrás cuando estés allá, Chiho-chan, deberías estar en segundo año de secundaria, ¿no?

— S-sí, así es…¿Qué tenía que ver su grado escolar con Emi?

— Incluso si no te apresuras, Emi no escapará, así que, por favor, pídele a Emeralda que lo aguante por otro medio día más, puedes contactarla luego que Emi y tú se hayan visto, bueno, te enviaré el mensaje tan pronto cuelgue.

— Ah, bien, gracias…

Antes de que Chiho pudiese terminar la frase, Rika colgó.

— Que rápida.

Luego, en menos de 30 segundos de haber colgado la llamada, el mensaje de Rika fue enviado. Esta velocidad fue tal que hizo que hacía sospechar que Rika ya había supuesto que Chiho la contactaría y había preparado el mensaje de antemano.

Pero luego de leer el contenido del mensaje, Chiho quedó confundida una vez más.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios