Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 12

Capítulo 1: El Rey Demonio Se Queda Estancado En Una Vida Normal

Parte 5

 

 

— Aunque al final todo resultó ser una pérdida de esfuerzo, fue una malinterpretación alegre.

— ¿E-eso significa que el Rey Demonio no fue violento? ¡Ya es hora de que me sueltes!




— Ni siquiera en sueños pensé que ellos comenzarían buscando una carta de residencia y un lugar para vivir. Incluso Lailah-san no mostró tal conciencia social. Después de eso, ellos no usaron su magia demoniaca oculta, si ellos fueran el tipo de personas que colapsa debido a la malnutrición y son llevados en una ambulancia solo tres días después de su llegada, y ambos concluyen en buscar un trabajo inmediatamente después de ser dados de alta del hospital, pensaba que ellos serían así de peligrosos.

En otras palabras, desde que Maou llegó a Japón, hasta se encontró con Emi y derrotaron a Urushihara, él había estado siendo vigilado por Shiba.

— ¿Llevados en una ambulancia debido a la malnutrición?

— ¡E-eres muy ruidosa!

Por otro lado, Suzuno, quien por primera vez sabía lo que Maou y los demás habían hecho antes de que ella llegara a Japón, miró a Maou con sorpresa mientras su coleta estaba siendo agarrada.

Maou, incapaz de soportar la mirada de Suzuno, finalmente le soltó el cabello.

— Cielos ¿qué pasará si queda una marca extraña detrás?

Suzuno rápidamente usó sus manos para peinar el frente de su cabello que fue agarrado…

—…cielos.

…y usando sus dedos, los introdujo en su cabello durante un rato.

— N-no me digas que incluso el agente de arrendamiento también está relacionado a los Sefirot.

Maou pensó en los empleados de la agencia de arrendamiento, quienes lo ayudaron a preparar los asuntos relacionados al apartamento en nombre de Shiba antes de que ella regresara al país, pero Shiba sacudió la cabeza lentamente.

— Yo solo busqué a los agentes de arrendamiento en el área y les pedí ayuda para manejar la información para la propiedad del Villa Rosa Sasazuka antes de que ustedes comenzaran a actuar. Como fue repentino, pagué una gran suma de dinero, pero aunque me ven así, realmente tengo un gran negocio, por lo que los agentes aceptaron alegremente mi petición.

Aunque ellos sentían curiosidad por los detalles del negocio de Shiba, dado el hecho de que ella era un Sefirá, y los vagos detalles de su situación financiera y la de sus familiares debido a las conversaciones recientes, debería estar a un nivel que no podría ser comprendido por los comunes.

— Tras ver a Maou-san y a los demás interactuar con sus vecinos, la gente de MgRonald, Sasaki Chiho-san, y Yusa-san, siempre y cuando no carezcan de comida, ropa y hogar, no solo tendrán una personalidad segura, ellos incluso se deshicieron activamente de los peligros del mundo foráneo. Aunque me sentí nerviosa por tener que reparar el apartamento, luego de confirmar que Ooguro-ya podía ayudar a cuidar de ellos, me sentí segura.




Sabiendo que él había sido manipulado por los Sefirot desde el principio, el rostro de Maou se tornó descontento.

Cuando llegó a la casa de playa Ooguro-ya para trabajar, desde el principio, Maou y los demás sellaron estrictamente la cinta de transferencia enviada por la casera durante unos días y no la vieron.

Pero luego de hacer la llamada, descubrieron también que Amane y Ooguro-ya no habían reclutado otros empleados además de Maou y compañía, pensando en ello, ya fuese el mar en esa área, la casa de playa, o Amane, ninguno de ellos eran existencias normales.

— Ya veo. Que molesto. En fin, usaste a este gran yo con el fin de salvar algunos problemas, ¿no?

Hasta ahora, Maou se deshizo de los intrusos del mundo foráneo, con Sariel siendo el primero, pero todas esas acciones fueron principalmente por el bien de proteger su propia forma de vida.

Tras conocer que todo eso fueron realmente manipulaciones de Shiba, se molestó un poco.

Shiba respondió el cuestionamiento de Maou, el cual contenía un tono retador con una expresión compuesta.

— ¿No serias proteger Japón y tu propio estilo de vida basándote en tu propia voluntad, Maou-san?

—…no, eso no es lo que quise decir.

— Los traté a ti y a Ashiya-san como ‘humanos’ independientes, y juzgué que valía la pena confiar en ambos, y tú siempre respondías hermosamente a mi confianza.

— Huh, aunque no quiero que usted diga eso, me agrada la Tierra y Japón. Mi actual estilo de vida también, incluso si algún día tengo que irme, sigo pasando mis días alegremente. Por eso… es momento que expliquen claramente lo que planean hacer, ¿bien?

Maou se esforzó por mantener su espirito y miró a Shiba y a Lailah.

— Déjenme decir esto primero, estoy de muy mal humor.

— ¡P-por supuesto, he esperado este momento! Querer que las existencias poderosas como tú y Emilia aparecieran al mismo tiempo…

Lailah levantó su cabeza, y miró a Maou en forma de súplica.

De ese rostro, el aura sagrada de cuando sanó las heridas de Maou y lo guio ya no podía sentirse.

Como ambas mejillas de Lailah estaban hinchadas, pedirle que exudara un aura sagrada en ese momento seria como castigarla demasiado, pero sin considerar este punto, de su expresión se podía sentir que ella ya no tenía más libertad.

¿Era el shock de haber sido rechazada directamente por su hija lo que la hizo terminar así, o tenía otras razones…?

Lo irónico era que, Maou, quien había querido conocer las verdaderas intenciones de Lailah todo el tiempo, ya no tenía interés alguno en lo que ella dijese descuidadamente.

— Con el fin de salvar el mundo… con el fin de salvar Ente Isla… tu poder es necesario…

— Suficiente.

De repente, siendo interrumpido por Maou, quien le había pedido una explicación, hizo que Lailah abriera sus ojos de par en par.

— Oiga, Casera-san.

— ¿Qué pasa?

— Urushihara ya puede dejar el hospital, ¿no? ¿Su color de cabello se restaurará luego?

Mirando a Urushihara, quien había quedado blanco en varios lugares, incluyendo su cabello, Maou preguntó con su tono de siempre.

— Eh, espera, ¿Satán…?

— Si, cuando deje nuestro lado, se revertirá.

Aunque no conocía el principio detrás de ello, Maou aceptó esa respuesta.

— Me iré entonces. Casera-san, Amane-san, por favor, permítanle a Urushihara regresar lo más pronto posible.

— ¿E-eh? ¿S-Satán?

—…Rey Demonio, tú…

— ¿Eh? ¿Qué? ¿Ya terminaste de hablar? Ya que se van, ¿deberíamos encontrar primero un lugar para comer?

— E-espera un momento…

Luego de descubrir que Maou repentinamente quiso hacer que todos fueran a casa, Lailah quedó sorprendida y planeó tomar la mano de Maou, pero este la evadió.

— ¿S-Satán?

— No siento que pueda escuchar más. Estoy cansado, por lo que regresaré por hoy. Después de todo, tengo que trabajar mañana.

— E-espera un momento, ¿por qué de repente estás actuando así? Esto no es completamente ajeno a ustedes los demonios, ¿sabes?

— Es probable. Pero relacionándolo a las cosas que escuché antes, en lugar de decir que es una ‘crisis mundial’, es como una crisis para los humanos de Ente Isla, ¿no? Si es así, entonces nosotros, los demonios, no tenemos que tomar nada de eso en serio.

— ¡No, eso no es así! ¡Esto también tiene…!




— ¡Ya dije que no quería escuchar más, ¿lo entiendes o no?!

El grito serio y enojado de Maou sacudió toda la habitación del hospital, haciendo que Lailah se estremeciera.

— ¿Satán… por qué?

Maou ignoró a Lailah, quien tenía una expresión lamentable, se tambaleó debido a que sus piernas aún estaban temblando por el efecto de ‘esa foto’ y caminó hacia la puerta de la habitación del hospital; comparado a Suzuno, quien estaba mostrando una expresión de sorpresa, Acies siguió a Maou con una expresión de no haber pensado demasiado en nada.

— Ahora, siempre y cuando esté serio, incluso Gabriel no sería nadie contra mí.

Eres libre de querer entrar y salir del cuarto de Nord, pero no te acerques al mío.

Luego de colocar su mano en la puerta, Maou apenas desvió su mirada hacia Lailah.

— Adiós.

La puerta se cerró con un ka-chak.

— R-Rey Demonio, espera… ¡wah! ¿Alsiel? ¿Qué pasó?

Suzuno persiguió a Maou frenéticamente, y pareció haber gritado algo más cuando dejó la habitación.

— Tampoco sé que decir.

Incluso si ella no lo entendía, Acies seguía planeando dejar la habitación del hospital.

— ¡Acies!

Gritando su nombre desde atrás, se oyó la voz de Nord.

—…padre, lo siento.

— Lo sé. Definitivamente no puedes quedarte aquí por tu cuenta.

— Te equivocas.

Acies interrumpió las palabras de Nord y dijo:

— Aunque realmente me disgustó todo desde el comienzo, ahora me gusta, y me agradan todos también.

Acies se volvió y miró a los presentes. Aunque no se sabía si ese ‘todos’ incluía a Urushihara, quien había colapsado de forma deshidratada junto a la máquina que Acies manipuló sin cuidado, de cualquier forma, Acies sacudió su cabeza de manera algo solitaria.

— Ya sea lo que dijo Maou, lo que dijo Chiho, o los sentimientos de Emi, puedo comprenderlo todo. No odio a mamá, pero tampoco deseaba que hiciera algo tan pronto. Es complicado.

— Acies…

—…aunque siento pena por mamá, aun deseo pasar algo de tiempo con Maou y los demás.

— ¿Acies? P-pero tú…

— Lo sé. Eso lo sé. No haré cosas estúpidas. Es solo que… no puedo ponerme de tu lado en este momento, mamá. Recuerda… también eres un ángel.

— ¡…ugh!

Acies miró a Shiba luego de decir eso.

— Mi-chan.

— ¿Sí?

— Ya me he convertido en ‘una persona’, ¿no? ¿Hiciste algo, Mi-chan?

—…si, usé el ‘último recurso’.

Shiba dijo de forma rara y vacilante.

— Es porque en el tiempo en el que estuviste en Ente Isla, tú parecías haber sido afectada por la magia demoniaca de Maou-san y comenzaste a ir en la dirección equivocada…

— Aunque podría haberse hecho al pensarlo en un principio, Maou es el ‘Yadorigi’ que yo elegí. No tienes derecho a interferir, Mi-chan.

—…tienes razón, lo siento. Me entrometí demasiado.

— De quien deberías encargarte es de tú ‘Yesod’ y el de los demás. Yo…

Acies se volvió rápidamente, y salió corriendo de la habitación del hospital con el fin de perseguir a Maou y compañía.

—…voy a volver con Maou.

Luego de expresar que ella también quería decir su decisión en frente de Lailah, quien hizo una extraña aparición, todos se fueron yendo, uno por uno.

Al final, solo Shiba, Amane, Nord, Lailah y el deshidratado Urushihara quedaron allí.

— ¿Por qué…?

Al final, la voz perdida de Lailah no alcanzó los oídos de Maou, quien tuvo que levantar al desmayado Ashiya luego de salir al pasillo y tomar el elevador, y Acies que lo alcanzó después.

***

 

 

Luego de ese día, Maou tomo la decisión de no preguntar lo que Chiho y Emeralda hacían dicho y hecho luego de alcanzar a Emi.

Superficialmente, Emi y Chiho actuaban como siempre, e incluso lo hacían como si el incidente en la habitación donde estaba Urushihara recluido no hubiese sucedido nunca, por lo que Maou no dijo nada sobre el tema.

De acuerdo a la inteligencia de Ashiya, Nord parecía haber llevado a Lailah a Eifuku unas cuantas veces, pero por cómo Emi estaba actuando, ambas partes probablemente no se habían encontrado.

Montándose en Dullahan II, Maou fue a casa, como siempre, y subió las escaleras comunes del apartamento, como siempre.

Aunque las luces de la habitación de Nord estaban encendidas, él no se preocupó por saber quién estaba dentro.

Tras regresar a casa, lo que saludó a Maou fue la cena que preparó Ashiya y el regreso de Urushihara.

Esta era la vida normal de Maou.

Esta era la apariencia de la pequeña Fortaleza Demoniaca que él había construido en Japón.

Justo ahora, esto era suficiente.

Pero, algunas cosas extras fueron mezcladas en este lugar esta noche.

— Es tarde, ¿qué estás haciendo aquí? Suzuno estaba esperándolo allí.

— Lailah vino hoy. Junto a Shiba-dono y Gabriel.

— Oh, Ashiya, ¿qué hay de cenar?

Maou respondió como si eso no le preocupara en lo absoluto.

— Actualmente es tofú frito y sopa de miso. Si cree que no es suficiente, puedo preparar la hamburguesa de tofú congelado de inmediato.

— No es necesario, tuve un buen descanso hoy, por lo que cenaré ligero.

— Entiendo. Se la recalentaré de inmediato.

— Como parece que no quieres escucharla, yo también endurecí mi corazón y la eché…

— ¿Por qué nos satisfaces tan bien?

— E-es porque…

Suzuno se ruborizó momentáneamente sin razón alguna, pero de inmediato enderezó su postura como si recordara algo de repente.

— P-porque se siente que una vez que la escuche, estaré de acuerdo con las ideas de la otra parte…

— Después de todo eres la inquisidora, eso estaría bien, ¿no? Después de todo, la otra parte es un Ángel Sagrado.

— Ehm, aunque… es así… bueno, déjame preguntarte algo.

El rostro de Suzuno seguía rojo, luego que Ashiya preparara la cena de forma eficiente, él colocó los cubiertos encima del kotatsu.

— ¡¿Por qué estas determinado a no escuchar a Lailah?!

— Oye, deberías considerar la hora. Molestarás a la gente de abajo.

— Eh… ¿exactamente en qué piensas…?

Nord vivía escaleras abajo, y probablemente Lailah estaba junto a él.

Aunque no se sabía dónde vivía Lailah, al menos se podía confirmar que vivía en algún lugar cerca de Shinjuku.

Por un lado, Maou estaba mostrándole a Lailah una expresión extremadamente fría, y por otro lado, al igual que un residente normal, él tenía cuidado de no molestar a los vecinos.

Actualmente, el Rey Demonio, quien no quería escuchar a la otra parte, y él arcángel, quien esperaba que la otra parte la escuchara, solo estaban separados por un techo y un tatami, cosas que no podían considerarse obstrucciones físicas, esta era una situación muy extraña.

— Realmente no te comprendo.

Suzuno, sentando recta, apretó secretamente su puño el cual descansaba en su pierna, y exhaló con fuerza.

— Honestamente, en ese lugar, yo había terminado de decir lo que quería decir. Aunque realmente no quiero escuchar lo que ella tenga que decir, por la dirección de la conversación, deberías ser capaz de suponer lo que ella quiere decir luego,¿cierto?

— ¿Lo que ella quiere decir luego?

— Primero, seria Emi y yo. Claro, estarías tú, Emeralda, Ashiya, y Urushihara, dependiendo de la situación, incluso Amane-san y Alberto también estaban incluidos, de alguna forma ella quería que todos trabajase juntos para rescatar a Ente Isla de la crisis, ¿no? Aunque no sé qué tipo de crisis sea.

— Ugh, es cierto…

— Entonces, la crisis de Ente Isla está estrechamente relacionada a Alas=Ramus, Acies e Iron, y es probable que se tenga que encontrar una forma para resolver la situación de los Sefirot, ¿no? Si es así, entonces Emi y yo, quienes somos considerados los ‘Yadorigi’ definitivamente estaríamos involucrados. Ese tipo de palabras, ¿tú crees que sea necesario escucharlas?

— Si me preguntas si existe necesidad o no, desde mi punto de vista, lo único que puedo decir es que sí hay la necesidad.

— Pues, desde mi punto de vista, solo puedo decir que no la hay. Maou sonrió y respondió eso.

—………….

— Lamento la espera, Maō-sama.

Urushihara miró el computador y no dijo nada, Ashiya colocó los platillos en frente de Maou.

— Es porque la extinción de los humanos de Ente Isla es un desarrollo de bienvenida para nosotros. Si lo que la Casera-san dijo es cierto, entonces solo tenemos que soportarlo un par de cientos de años, ¿no? aunque podría ser un poco útil tener humanos bajo nuestro control, seguir la batalla sería difícil y problemático después de todo, si tengo que elegir un lado, entonces sería estar del lado de la destrucción de Ente Isla. Ah, a comer…

—……….

Maou, quien sonó como si realmente tuviese intención de lo que dijo, comenzó a comer, y Suzuno miró de lado, algo dudosa.

Si ella solo escuchase esas palabras, podría haber sentido que ellos eran demasiado crueles.

Lamentablemente, ya que el que habló fue el Rey Demonio, el contenido no podría considerarse antinatural.




Pero, Suzuno ya conocía su verdadera personalidad.

Los pensamientos de Suzuno no serían restringidos por el nombre del Rey Demonio Satán o Maou Sadao, basado en su verdadera responsabilidad, esas palabras reciente no podrían tomarse literalmente.

Detrás de esas palabras, debía haber otros significados. Suzuno no lo aceptó, y solo esperó la nueva frase de Maou.

Incluso si después de eso, Maou tomaba sopa de miso, abriese sus ojos de par en par debido a que el tofú frito estaba inesperadamente caliente, y añadió dos tazas de arroz, Suzuno seguirá mirándolo a la cara.

—…eres bastante persistente.

— Es parte de mi personalidad.

— No diré más nada, y lo sabes.

— Aunque no eres un mentiroso, tampoco es que seas una persona honesta. No solo yo, todos también lo saben.

— Si, si, si, gracias por el cumplido. Apresúrate y vete. Para que una chica que se quede en la habitación de un chico a tales horas, debería existir un límite incluso cuando se rompen los reglamentos.

— Con las cosas como están ahora, ¿qué es lo que preocupa más sobre esto?

—…si todo esto fuese escuchado por Sasaki Chiho, ella estaría asustada, ¿no? ¿Por qué no se toma como un asunto preocupante?

—…basta de bromas. Últimamente, Bell ha estado un poco extraña.

Ignorando a esos dos tipos susurrando detrás de él, Maou suspiró profundamente.

— No deseo ser el responsable de la vida de los demás.

— ¿Qué dijiste?

Maou usó la frase que dijo Kawada, a su propio estilo.

— Para mí, independientemente de que sea por el bien de los humanos de Ente Isla, o escuchar lo que Lailah diga, todo sería lo mismo, en fin, no importa que razón me muestres, no tengo motivos para actuar.
Suzuno seguía sin aprobarlo innecesariamente, y mostró una mirada de estar pensando profundamente en la frase dicha por Maou.

— Esa persona me salvó antes, y no es como si fuese completamente desagradecido con ella, pero no es necesario permitirle hacer uso excesivo de esa gratitud.

—…….

— Incluso si muestras esa expresión, no diré más nada. Realmente solo tengo esas razones.

—…parece que realmente es así, ¿eh?

Aunque Suzuno miró directamente el rostro de Maou durante un rato, luego de un momento, ella desvió su mirada como si hubiese desistido y se levantó.

— Si es así, ¿entonces qué sucede conmigo?

— Por eso es que dije que no es necesario satisfacerme.

— Ya que Emilia y Chiho-dono son así. Ya que el maestro temporalmente decidido de tus dos amigos ya ha dicho esto, entonces deseo aportar la misma política de todos. Mi trabajo en la Iglesia no ayuda cuando se cambia de labor, por eso, solo por si acaso, necesito solidificar mis probabilidades en la nueva carrera como General Demonio.

— Eso no parece algo que una inquisidora diría.

— Lamento las molestias.

Justo cuando Suzuno mostraba una sonrisa de burla, se colocaba sus sandalias y se preparaba para irse de la habitación 201…

— Suzuno, ¿estás familiarizada con la metalurgia?

Detrás de ella, Maou lanzó una pregunta completamente inesperada.

— ¿Metalurgia?

Suzuno se volvió, sorprendida.

— ¿Te refieres al trabajo de horas nocturnas4? ¿O al proceso de fundir metal a partir de minerales?

Aunque era fácil unir a Maou al trabajo de turnos nocturnos, no parecía que este fuese el caso.

— Cuando el Ejercito del Rey Demonio fue formado por primera vez, ese fue el momento en el que recibí mi primera arma hecha de hierro.

— ¿Y eso qué?

— El hierro es considerado un metal importante en la historia humana, ¿no? El hierro es más fuerte que la roca o el cobre, y es suficiente para revolucionar completamente la existencia de sociedades antiguas, ¿no?

— Si, así es…

Incapaz de comprender el significado detrás de las palabras de Maou, Suzuno respondió con preocupación mientras estaba en el porche.

En realidad, había registros en Ente Isla de cierto país antiguo que tenía armas de hierro, gobernaban el área local, e incluso la Tierra tenía registros de los Occidentales formando la era inicial de las armas de hierro y cambiando la historia durante el siglo XV a.C.

Pero la metalurgia y las armas de hierro, ¿cómo estaban relacionadas esas palabras dichas recientemente?

4 N.T: En japonés, trabajo de horas nocturnas suena igual que metalurgia.

— Pero, fue realmente difícil promover el concepto de ‘mantenimiento’. Al principio, esto hizo que muchas armas hechas de hierro se rompieran debido a su excesivo uso.

— Vuelvo y lo repito, ¿y eso qué?

Ser detenida y escuchar esas divagaciones hizo que Suzuno se impacientara…

— No es nada, ya terminé de hablar. Solo pensé de repente en ello. Disculpa.

En eso, Maou repentinamente terminó el tema, haciendo que ella se sintiese decepcionada.

— ¿Qué quieres decir exactamente?

— No es mucho, solo siento que sin importar qué, todo necesitaría mantenimiento.

¿Acaso las entregas no comenzarán pronto? Como necesito montar una motocicleta, pensé en eso. Pero por la forma en la que tú y yo conducimos las motocicletas en Ente Isla, se vio que eso superó excesivamente el tema del mantenimiento.

Las dos motocicletas pertenecientes a Suzuno, las cuales fueron usadas en la expedición a Ente Isla para salvar a Emi –las Honda GYRO ROOF no habían vuelto a Japón.

Luego de pasar por la conducción descuidada de Maou y Acies, los vehículos fueron destruidos en la capital del Continente Oriental – Azure Sky Canopy, aunque Alberto garantizó alegremente que él se responsabilizaría por reunir todas las partes, hasta el día de hoy, él no había regresado nada.

Sin considerar que esas cosas fueron hechas en un círculo cultural muy alejado de Ente Isla, el que Alberto pudiese diferenciar las partes de las motocicletas era un problema con las cosas como estaban, Maou y Suzuno eran incapaces de ir personalmente al Azure Sky Canopy a buscar esas cosas.

— Al final, el personal para los servicios de entregas parecen ser insuficientes. Ya que Lailah ha aparecido, entonces Nord ya no necesita un guardaespaldas,¿cierto? Deberías venir a trabajar a MgRonald también.

— Por favor, permíteme declinar. Una sonrisa de negocios no encaja con mi personalidad. Me siento mejor mostrando una expresión seria.

— Que desperdicio.

—…si, si un hombre dice eso, h-honestamente me sentiría feliz.

— ¿Aunque ella esté sintiéndose honestamente feliz ahora?

— Deja de fastidiar.

— ¡A-adiós!

Escuchando las voces irritantes de Urushihara y Ashiya, Suzuno frenéticamente dejó la habitación 201.

— Jajaja.

Maou vio a Suzuno irse, y rió, luego se volvió hacia Ashiya y Urushihara.




— Ahora, ya no hay nada importante que tengamos que hacer. Lo que haremos ahora será mantener nuestro ambiente de vida actual y escalemos nuevas cosas en Japón. ¿Bien?

— Tiene razón, Maō-sama.

Maou le recordó a ambos nuevamente, y aunque Ashiya sintió que algo estaba raro, asintió exageradamente.

— ¿Por qué todos solamente piensan en mantener la situación actual? Huh, en fin, no me importa.

No había nada más antinatural que ‘un nivel de estancamiento mejorado dentro de lo que se considera el estancamiento’. Urushihara murmuró lamentablemente sobre la situación actual.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios