Mushoku Tensei: Isekai Ittara Honki Dasu (NL)

Volumen 1

Capítulo 4: Maestro

Parte 2

 

 

La bola de agua del tamaño de una pelota de baloncesto golpeó su objetivo con un chasquido, y el árbol crujió y se quebró al caer. Roxy fijó su mirada en esta vista, su expresión se endureció.

«Cortaste tu encantamiento, ¿no?», preguntó ella.




«Sí.» Uh-oh. ¿Estaba en problemas?

Eso es correcto: El libro de texto mágico no decía nada sobre lanzar hechizos sin encantamientos. ¿Lo había hecho como si no fuera gran cosa, pero tal vez esto era algún tabú cultural? ¿O tal vez estaba enojada porque yo había logrado algo que debería haber requerido mucho más entrenamiento? Con suerte, me amonestaría por ser descuidado con mis cánticos o algo así.

«¿Sueles acortar así tus encantamientos?», preguntó ella.

No estaba seguro de cómo responder a eso, y después de algunas vacilaciones, decidí ser honesto.

«Por lo general, eh… no los uso en absoluto.» Después de todo, yo iba a estudiar con ella, así que ella se daría cuenta eventualmente.




«¿¡Para nada!?» Los ojos de Roxy estaban muy abiertos de asombro e incredulidad mientras me miraba. Pero rápidamente recuperó la compostura.

«Ah, sí, ahora lo entiendo. Eso tiene sentido. ¿Te sientes cansado ahora mismo, entonces?»

«Un poco, pero estoy bien.»

«Ya veo. Bueno, el tamaño y la fuerza de tu Bola de Agua estaba bien».

«Gracias.»

Finalmente, Roxy sonrió de verdad. Y luego murmuró para sí misma.

«Tal vez valga la pena entrenar a este chico.»

De nuevo, todavía puedo oírte.

«De acuerdo, pasemos al siguiente hechizo», dijo Roxy emocionada, hojeando un poco más el libro de magia.

«¡Aaaaahhh!» Detrás de nosotros, un grito partió el aire. Zenith había salido a ver cómo iban las cosas. Dejó caer la bandeja cargada de bebidas que había estado cargando y se llevó ambas manos a la boca mientras miraba el árbol destrozado y derribado. La tristeza llenó su rostro.




Un momento después, esa tristeza fue reemplazada por una furia violenta. Ella se acercó a Roxy, poniéndose en su cara.

«¡Srta. Roxy, de verdad! ¿Podrías por favor no usar mis árboles para experimentar?»

«¡Hey! ¡Rudy es el que lo hizo!»

«¡Si Rudy lo hizo, fue porque tú se lo permitiste!»

El blanco de los ojos de Roxy creció, su cuerpo tensándose como si un trueno acabara de estallar. Luego colgó la cabeza. Eso es lo que te pasa por tratar de culpar a un niño de tres años.

«No, tienes toda la razón», murmuró.

«¡Por favor, asegúrate de que esto no vuelva a pasar, jovencita!»

«No sucederá, señora. Lo siento mucho.»

Zenith se acercó al árbol y lo devolvió a su antigua apariencia con su magia de sanación antes de regresar a la casa.

«Bueno, lo estropeé todo muy rápido», dijo Roxy.

«Señorita…»

«Heh. Supongo que me despedirán mañana.» Se sentó en el suelo, dibujando pequeños círculos en la tierra.

Wow. Realmente no podía soportar ni el más mínimo castigo, ¿verdad? Me paré a su lado y le di una palmadita en el hombro, pero no dije nada.

«¿Rudy?»

No estaba seguro de qué hacer después de darle una palmadita en el hombro. No había entablado una conversación con nadie en casi veinte años, así que no pude encontrar las palabras para consolarla. Honestamente, no sabía qué era lo correcto para decir en este tipo de situaciones.

No. Sólo necesitaba calmarme y pensar. ¿Qué diría el protagonista de un simulador de citas para consolar a alguien en un momento como éste?

Vale. Estaba bastante seguro de que sería algo así.

«No has fallado aquí, señorita.»

«¿Rudy…?»

«Sólo has ganado un poco más de experiencia, eso es todo.» Roxy estaba desconcertada.

«Sí, tienes… tienes razón. Gracias.»

«Uh-huh. Así que, ¿podrías por favor continuar con nuestra lección?»

Y así, desde el primer día, formé un pequeño vínculo con Roxy.

***

 

 

Las tardes las pasaba practicando esgrima con Paul.

No teníamos una espada de madera de práctica adecuada para un niño pequeño de mi estatura, así que nos centramos en el entrenamiento físico: correr, hacer flexiones, abdominales, ese tipo de cosas. Según Paul, acostumbrar mi cuerpo a moverse era la primera prioridad. Los días que estaba demasiado ocupado para entrenar conmigo, me dijo que me mantuviera al día con mis conceptos básicos.

Volumen 01 – Childhood [Light Novel]

Supongo que los padres son así en todos los mundos. Sólo tenía que sonreír y soportarlo.

Un niño pequeño no tiene la energía necesaria para pasar una tarde entera haciendo ejercicio, así que terminábamos a media tarde. Siendo ese el caso, decidí pasar mi tiempo entre entonces y la cena trabajando en hechizos.

Ajustar el tamaño de un hechizo aumentaba la cantidad de poder mágico necesario para alimentarlo. Había la cantidad predeterminada de poder que un hechizo tomaba para lanzar si no ponías ningún esfuerzo consciente en él cuando terminaba el encantamiento, y hacer un hechizo más grande que eso consumía una cantidad mayor de poder mágico. Algo así como la ley de conservación de la materia.

Curiosamente, sin embargo, hacer un hechizo más pequeño también consumía más poder mágico. No estaba muy seguro del principio que se aplica allí, pero crear una bola de agua del tamaño de un puño requería menos energía mágica que crear una del tamaño de una gota de lluvia. Era raro.

Le pregunté a Roxy sobre eso, pero me dijo: «Sí, así son las cosas». Aparentemente, eso no había sido explicado todavía.

No conocía los mecanismos por los que funcionaba la magia, pero a través de la práctica, el dominio de los métodos no era tan malo. Mis reservas mágicas habían crecido hasta el punto de que no las quemaría a menos que lanzara grandes hechizos. Si mi objetivo hubiera sido simplemente usar mi poder mágico, entonces podría haber seguido desatando los hechizos más fuertes que tenía hasta que me agotaron.

Después de un tiempo, sin embargo, quise pasar a las aplicaciones reales de la magia, así que decidí centrarme en la práctica de una ortografía más precisa. Quería hacer mis efectos más pequeños, más estrechos, más complejos: por ejemplo, crear esculturas con hielo, hacer que la punta de mis dedos brillara con fuego para escribir en tablas de madera, quitar la suciedad del patio trasero y separarla en sus componentes constituyentes, cerrar y desbloquear puertas, etc.

La remodelación de algo que ya era resistente y sólido era obviamente más difícil. Trabajar para reformar el metal, por ejemplo, cuesta más energía mágica. Trabajar tu magia en algo más pequeño, en algo más complejo, o intentar trabajar con velocidad y precisión a la vez también requería mucho más poder. La concentración y el esfuerzo que requería se sentía como intentar lanzar una bola rápida y al mismo tiempo atravesar el ojo de una aguja.

También experimenté con el uso de hechizos de diferentes ramas mágicas al mismo tiempo. Esto tomó más de tres veces el gasto mágico que usar dos hechizos de la misma rama. En otras palabras, tratar  de ser rápido y preciso con dos hechizos de escuelas diferentes simultáneamente era una gran manera de hacer desaparecer todas tus reservas mágicas a la vez.

Mi entrenamiento continuó así, día tras día, hasta que llegué a un punto en el que no podía ver el fondo de donde mis reservas se agotaban incluso después de pasar más de la mitad del día usando magia. Tengo la sensación de que los he construido hasta niveles aceptables. Especialmente para un vago como yo solía ser, pensé.

Pero fui rápido en advertirme a mí mismo. El cuerpo se vuelve blando cuando uno se relaja de su entrenamiento físico. Por lo que sabía, la magia podía ser lo mismo, y ahora que había acumulado mis reservas, quería seguir entrenando para asegurarme de que siguieran así.

***

 

 

 

Una noche, mientras practicaba un poco de magia, escuché los lascivos sonidos de un armazón de cama que crujía y gemidos espeluznantes que venían de alguna parte. Bueno, no «en alguna parte», en realidad, venía de la habitación de Paul y Zenith. Y los sonidos eran vigorosos. En un futuro no muy lejano, podría estar recibiendo a un hermanito o hermanita.

Con suerte, una hermana. No más hermanos menores para mí. En el ojo de mi mente, todavía podía ver al hermano menor de mi vida pasada dando rienda suelta a su bate, destrozando en pedazos mi amado PC. No necesitaba un hermano menor. Pero una hermana pequeña estaría bien.

«Oh, viejo…»

En mi antigua vida, me quedaba quieto y golpeaba en la pared o en el suelo para callar a la gente cuando me molestaban sonidos como estos. Gracias a eso, mi hermana mayor dejó de traer chicos a casa por completo. Viejo, eso me trajo recuerdos.

Al mismo tiempo, siempre había pensado que la gente que hacía ese tipo de cosas eran plagas en el mundo. Me recordó a la gente que solía intimidarme, burlándose de mí desde una posición fuera de mi alcance, llenándome de una ira de la que no tenía salida. Incluso si el perpetrador de alguna manera se ponía a mi nivel, me miraba y me preguntaba: «¿Qué? ¿Aún estás aquí?».

Era lo peor.

Pero las cosas ya no eran así. Tal vez porque ahora era un niño, o porque mis padres estaban en eso, o simplemente porque estaba más enfocado en mi futuro, escucharlos hacer sus cosas en realidad alegró mi estado de ánimo. Podía decir más o menos lo que estaban haciendo sólo por los sonidos.

Parecía que Paul también era muy bueno en la cama. A pesar de que Zenith estaba sin aliento, le oí decir: «Oh, me estoy calentando», antes de que volviera a empujar. Sonaba como el personaje principal de un simulador de citas para adultos bastante explícito, con una virilidad sin límites y todo.

Hmm. Como hijo de Paul, tal vez yo había heredado algo de esa destreza sexual. Y un día, despertaría mis poderes, encontraría a mi heroína, y me abriría camino a lo rosa.

Ese tipo de cosas me excitaban al principio, pero recientemente se había vuelto anticuado, y yo me abría paso casualmente por el pasillo hasta el baño con los sonidos de chirridos que resonaban a través de las paredes. Además, el crujido y los gemidos paraban tan pronto como me acercaba a su habitación, lo cual era muy divertido.

Esta noche fue igual. Me dirigí al baño, preguntándome si debía hacerles saber que su hijo, ahora capaz de caminar, estaba allí. Tal vez esta vez debería intentar decir algo. Tal vez algo como, «¿Mamá? ¿Papá? ¿Qué hacen desnudos?»

Sería divertido escuchar las excusas que se les ocurrieron. Heheheh.

Con eso en mente, salí de mi habitación tan silenciosamente como pude, excepto que alguien ya se me había adelantado. La niña de cabello azul estaba encorvada en el oscuro pasillo, mirando hacia el dormitorio a través del hueco de la puerta. Sus mejillas estaban enrojecidas de rojo brillante, y su respiración se había hundido en un profundo y áspero respiro, su mirada se fijó en el interior de la habitación.

Una de sus manos estaba dentro de su túnica, moviéndose sugestivamente. Me arrastré tranquilamente a mi propia habitación. Roxy estaba en las garras de la adolescencia, después de todo, y tenía la decencia de fingir que no había visto nada.

O, bueno, algo así. Definitivamente me gustó lo que había visto.

***

 

 

 

Cuatro meses después, pude lanzar hechizos de nivel intermedio. En ese momento, Roxy comenzó a darme clases al estilo de un salón de clases por las tardes.

Era una buena profesora. Ella era quisquillosa con el cumplimiento de un plan de estudios, pero también aumentaba el contenido de nuestras lecciones en función de lo bien que entendía las cosas. Ella era buena respondiendo intuitivamente a su alumna. Tenía un libro que servía de complemento al libro de texto, del que me hacía preguntas. Si lo hacía bien, pasábamos a la siguiente, y si no sabía algo, ella me lo explicaba muy educadamente.

Puede que no suene como si fuera mucho, pero podía sentir que mi mundo se abría.

En mi antigua vida, nuestra familia contrató a un tutor personal cuando mi hermano mayor estaba haciendo sus exámenes de ingreso. Una vez, por capricho, escuché una de sus clases, pero no parecía nada diferente de lo que se enseñaba en la escuela. En comparación, las lecciones de Roxy fueron mucho más fáciles de entender y mucho más divertidas. Su estilo de enseñanza resonaba en mí, y obtuve resultados rápidos.

Por supuesto, no me dolió que mi profesora fuera una chica guapa de la secundaria. Esa era una situación increíble. En mi antigua vida, me habría excitado totalmente.

***

 

 

 

«Señorita Roxy, ¿cómo es que sólo hay hechizos para cosas que se usan en combate?» pregunté abruptamente.

«Oh, bueno, ese no es realmente el caso», contestó Roxy.

«Veamos. ¿Cuál es la mejor manera de explicarlo? Bien, primero, se dice que la magia fue creada originalmente por los Altos Elfos».

¿¡Elfos!? ¡Aha! ¡Así que existen!

Me los podía imaginar, con su cabello rubio y su vestimenta verdosa, arcos atados a sus espaldas, y tentáculos que los mantenían a todos atados.

Ejem. Vale, tienes que calmarte.

Basado en los personajes ideográficos que se usaban para escribir la palabra «elfo», parecía que tenían orejas largas.

«Señorita Roxy, ¿qué son los elfos?» Le pregunté.

«Permítame que le explique. Los elfos son una raza de gente que vive en el norte del continente Millis».

Según Roxy, mucho antes incluso de la Gran Guerra Humano-Demonio, cuando el mundo estaba envuelto en la incesante espiral de batalla y caos, los Altos Elfos, para luchar contra sus enemigos, suplicaban a los espíritus de los bosques que controlaran el viento y la tierra. Y así nacieron los primeros hechizos mágicos.

«Vaya, ¿así que hay toda una historia en esto y todo eso?» Le pregunté.

«¡Por supuesto que sí!» Roxy se enojó, reprendiéndome con un movimiento de cabeza.

«La magia moderna toma su forma de los humanos imitando los hechizos que los elfos usaban en la batalla y reelaborándolos. Los humanos son buenos en ese tipo de cosas, después de todo».

«¿Lo somos?»

«Vaya, sí. Casi siempre son los seres humanos los que impulsan la innovación. Sólo hay hechizos de combate porque la mayoría de la gente sólo ha usado magia en la batalla; para cualquier otra cosa, puedes usar algo cercano en lugar de confiar en la magia», explicó Roxy.

«¿Algo cercano? ¿Qué quieres decir?»

«Bueno, por ejemplo, si necesitas una fuente de luz, puedes usar una vela o una linterna, ¿verdad?»

Ah, ya lo tengo. Así que, estábamos en ese tipo de entorno, donde las herramientas y los dispositivos eran más fáciles de usar que la magia. Eso tuvo suficiente sentido.

Es cierto, el lanzamiento silencioso sería aún más fácil.

«Además,» continuó Roxy, «no toda la magia se usa para la batalla. Por ejemplo, la magia de invocación te permite invocar a poderosos demonios o espíritus».

«¡Magia de invocación! ¿Crees que serías capaz de enseñarme eso pronto?»

«Me temo que no. No puedo usarla yo misma», contestó Roxy.

«Pero para volver a mi punto anterior, también existen instrumentos mágicos.»

¿Instrumentos mágicos? Estaba bastante seguro de que tenía una idea de lo que quería decir, pero eso era un poco vago.

«¿Podría explicar eso?» Le pregunté.

«Los instrumentos mágicos son dispositivos que tienen efectos mágicos especiales. Tienen un círculo mágico inscrito en algún lugar dentro de ellos, así que incluso si alguien no es un mago, todavía puede hacer uso de ellos. Algunos de ellos utilizan grandes cantidades de poder mágico».

Bien, eso estaba más o menos en línea con lo que había estado imaginando. Aún así, era una pena que Roxy no pudiera usar la magia de Invocación. Comprendí los principios de la magia de ataque y de la magia de curación lo suficientemente bien, pero no sabía cómo funcionaba realmente la magia de invocación.

Pero hey, me habían presentado algunos términos nuevos que no había escuchado antes: Gran Guerra Humano-Demonio, demonios, espíritus. Los entendía lo suficientemente bien a primera vista, pero pensé que no haría daño pedir más.

«Señorita Roxy, ¿cuál es la diferencia entre un diablos y un monstruo?»

«Los diablos y los monstruos no son muy diferentes entre sí.»

Explicó que los monstruos eran el resultado de mutaciones repentinas en animales normales. Si tenían la suerte de crecer en número, establecerse como una nueva especie y desarrollar el intelecto a través de las generaciones, se convirtieron en diablos. Pero aparentemente, a muchas criaturas que poseían inteligencia pero que aún así atacaban a los humanos se les llamaba monstruos; también hubo casos de diablos que se volvieron más salvajes y brutales con el paso de las generaciones, volviendo a convertirse en monstruos.

Por lo tanto, no había una delineación totalmente concreta entre los dos. En general, aunque los monstruos atacaban a los humanos y los demonios no.

«Entonces, ¿los demonios son una versión más evolucionada de los diablos?» Le pregunté.

«No, los demonios son completamente diferentes. El nombre ‘demonio’ viene de una época en la que las razas de hombres y demonios luchaban entre sí».

«¿Es la Gran Guerra Humano-Demonio que mencionaste antes?»

«Así es», dijo Roxy.




«El primer conflicto ocurrió hace unos siete mil años.»

«Vaya, eso fue hace tanto tiempo que es casi vertiginoso pensar en ello.» Este mundo evidentemente tenía una historia bastante larga.

«Oh, no hace tanto tiempo. Los seres humanos y los demonios todavía estaban en guerra entre sí tan recientemente como hace cuatrocientos años. Empezó hace siete mil años, y desde entonces las dos partes han estado en conflicto de vez en cuando».

Cuatrocientos años sonaban bastante largos, pero ¿siete mil años de lucha continua? Los humanos y los demonios no deben llevarse bien.

«Ah, bien, lo entiendo», dije.

«Entonces, ¿qué son los demonios?»

«Bueno, es un poco difícil de definir», dijo Roxy. La forma más sencilla de decirlo, según ella, era que los «demonios» incluían a quienquiera que luchara del lado de los demonios en el conflicto más reciente. Pero esto también tuvo sus excepciones.

«Yo también soy un demonio», dijo.

«Oh. ¿Tú… tú eres?»

Tenía una demonio como tutora privada. Lo que suponía que significaba que no había ningún conflicto en este momento. Darle una oportunidad a la paz era lo que había que hacer, ¿no?

«Así es», dijo Roxy.

«Más formalmente, soy uno de los Migurd, de la Región Biegoya del Continente Demoníaco. Debes haber notado la sorpresa de tus padres cuando me vieron por primera vez, ¿verdad, Rudy?»

«Me imaginé que era porque eres pequeña.»

«No soy pequeña», dijo Roxy enfadada. Claramente era un punto doloroso para ella.

«Se sorprendieron por el color de mi cabello.»

«¿Tu cabello?» Pensé que era un bonito tono de azul, personalmente.

«Dicen que, para las razas demoníacas, cuanto más cerca está nuestro cabello del verde, más salvajes tendemos a ser. Dependiendo de la iluminación, mi cabello también puede verse muy verde».

Verde, ¿eh? ¿Era ese el color del peligro de este mundo, entonces?

El cabello de Roxy era de un llamativo color azul celeste, y ella hizo girar su flequillo con un dedo mientras se explicaba a sí misma. Sus gestos eran adorables.

En Japón, el cabello azul era el tipo de cosa que se asociaba con los delincuentes o las mujeres mayores. Cuando veía a gente así, siempre pensé que era inusual, pero no había nada inusual o desagradable en los mechones azules de Roxy. En todo caso, pensé que sus ojos ligeramente dormidos ayudaban a completar el retrato. Parecía que podía ser el primer personaje cuya ruta intentaría completar en un simulador de citas para adultos.

«Creo que tu cabello es bonito», le dije.

«Oh, muchas gracias. Pero ese es el tipo de cosas que deberías decirle a una chica que te gusta después de crecer».

No me equivoqué en la presentación.

«¡Me gusta usted, señorita!» No pude evitarlo; lo que hago es ligar con chicas guapas.

«Ya veo. Bueno, dentro de diez o quince años, si tus sentimientos no han cambiado, no dudes en decírmelo de nuevo». Ella me había rechazado limpiamente, pero aún así capté la mirada feliz que se le cruzó por la cara.

No estaba seguro de cuánto me ayudarían en este mundo las habilidades que había perfeccionado jugando a las simulaciones de citas, pero la respuesta claramente no era «en ninguna manera». Las bromas y las líneas que eran viejas y se jugaban en Japón bien podrían ser formas únicas y apasionadas de ganarse el corazón de alguien aquí.

De acuerdo, sí, tampoco estoy seguro de a dónde quería llegar. El punto es que Roxy era linda y traviesa y yo quería presionar sus botones. Sin embargo, la considerable diferencia de edad entre nosotros era definitivamente un problema. Tal vez algo en lo que pensar en el futuro.

«Para volver al tema que nos ocupa», dijo Roxy, «la idea de que un cabello teñido más brillante signifique peligro no es más que una superstición».

«Oh. ¿Lo es?» Ahora me sentía tonto por haber tomado en serio todo el asunto del «color del peligro».

«Durante la guerra de hace cuatrocientos años, el Superd, una raza demoníaca de cabello verde de la región de Babynos, hizo un alboroto brutal. De ahí viene la asociación; el color del cabello de alguien no tiene nada que ver con eso».

«¿Un alboroto brutal, dijiste?»

«Ciertamente. Después de una década y un cambio de guerra, se convirtieron en temidos por amigos y enemigos por igual, volviéndose tan violentos como menospreciados. Eran tan peligrosos que, después de la guerra, la persecución los expulsó casi por completo del continente demoníaco».

¿Sus propios aliados los alejaron después de la guerra? Wow.

«¿La gente realmente los odia tanto?» Le pregunté.

«Lo hacen».

«¿Qué hicieron que fuera tan malo?»

«Bueno, sólo puedo decirte lo que he oído. Cosas como atacar asentamientos de demonios aliados y masacrar a mujeres y niños, o eliminar a todos sus enemigos en el campo de batalla y luego hacer lo mismo con sus aliados. Cuando era niño, oía historias como esa todo el tiempo. ¡No te quedes despierto hasta muy tarde, o el Superd vendrá y te comerá! Ese tipo de cosas».

Casi sonaba como si estuviera hablando del Putaway Man, el hombre del saco de ese viejo anime.

Roxy continuó.




«Los Migurd y los Superd están estrechamente relacionados, y he oído que nos trataban igual que a ellos.» Se detuvo para asegurarse de que tenía mi atención.

«Me imagino que tus padres probablemente te dirán algo como esto muy pronto, pero si alguna vez ves a alguien con el cabello verde esmeralda y lo que parece una joya roja en su frente, asegúrate de no acercarte a ellos. Y si es inevitable interactuar con uno, hagas lo que hagas, asegúrate de no volverlos locos».

¿Cabello verde esmeralda y una joya roja en la frente? Debe haber estado describiéndome al Superd.

«¿Qué pasará si los hago enojar?»

«Podrías hacer que maten a toda tu familia».

«Dijiste verde esmeralda, con una joya roja en la frente, ¿verdad?»

«Así es. La cosa en su frente es su tercer ojo, que les permite ver el flujo de la magia».

«¿Son todas mujeres los Superd?» Le pregunté.

«Er, no. También hay hombres, como es de esperar».

«Si ellos hacen algo con la joya en su cabeza, ¿se vuelve azul o algo así?» Roxy ladeó la cabeza, desconcertada.

«Um, ¿no? Al menos, no que yo sepa.»

Bueno, estaba feliz de haber podido preguntar qué quería.

«Suena como que se destacan y son bastante fáciles de reconocer, al menos», dije.

«Así es. Si alguna vez ves uno, actúa de manera casual, como si tuvieras otra cosa que hacer, y sal de ahí. Si te escapas de repente, podrías provocarlos».

Descubrir a un delincuente y salir corriendo invitaba a la persecución, ¿eh? Sí, tuve algo de experiencia con eso.

«Así que, si tengo que hablar con alguien, ¿sólo tiene que hablar muy educadamente y estaré bien?»

«Mientras no digas nada abiertamente degradante, entonces no debería haber ningún problema; sin embargo, hay muchas diferencias en lo que es comúnmente aceptado en la cultura humana versus la cultura demoníaca, así que puede que no sepas qué palabras desencadenarán un arrebato. Es más seguro evitar ser oblicuamente sarcástico y ese tipo de cosas».

Hmm. Estos tipos deben tener un temperamento increíble. Roxy había dicho que habían sido víctimas de la opresión, pero parecía que estos temores tenían alguna base. Quiero decir, si su enojo era lo suficientemente aterrador como para advertir a otras personas que se alejaran de ellos.

Si me mataban, dudaba de tener la suerte de tener una tercera oportunidad de vivir, así que pensé que era mejor hacer todo lo que pudiera para evitarlo. Estos Superd eran muy malas noticias.

***

 

 

 

Pasó aproximadamente otro año. Mis lecciones de magia avanzaban a buen ritmo. Ahora podía usar hechizos de nivel avanzado de todas las ramas de la magia.

Todo sin usar encantamientos, también, por supuesto.

Comparado con el entrenamiento ordinario, la magia avanzada era como rascarse la nariz. Con lo que quiero decir que hubo muchos ataques a distancia y se sintieron bastante incómodos de usar. ¿Qué iba a hacer con la capacidad de hacer que lloviera en un área amplia?

Pero luego recordé cómo, después de una prolongada sequía, Roxy había hecho llover sobre los campos de trigo, para la gran alegría de los aldeanos. Había estado en casa en ese momento, así que esto era todo lo que había oído de Paul.

Evidentemente, Roxy había atendido múltiples peticiones de la gente del pueblo y había estado resolviendo sus problemas. Casi podía oírlo ahora:

«¡Estaba cultivando la tierra y golpeé una gran roca enterrada en el suelo! ¡Ayúdame, Roxyemon!»

«¡Déjamelo a mí!»




«¡Whoa! ¿Qué clase de magia es esa?»

«¡Usé magia de agua para humedecer la tierra alrededor de la roca y luego la usé en conjunto con la magia de la tierra para convertirla en barro!»

«¡Wow, eso es increíble!»

«¡La roca se está hundiendo!»

«¡Heeheehehee!»

Supongo que así fue (probablemente).

«¡Sabía que era la clase de persona a la que le gustaba ayudar a la gente, Señorita Roxy!» Dije.

«No es exactamente eso. Hago esto para ganar dinero extra».

«¿Te pagan por hacer cosas así?»

«Por supuesto.»

Mi primer instinto fue considerarla codiciosa, pero la gente del pueblo parecía aceptar sus términos. Nunca antes habían tenido a nadie que pudiera hacer ese tipo de cosas por ellos, y apreciaron profundamente a Roxy por eso. Supuse que esto era lo que llamaban «dar y recibir».

Había estado pensando en esto de la manera equivocada. La idea de ayudar a alguien sin pedir nada a cambio era muy japonesa. Era normal ser compensado por ese tipo de cosas. Simplemente tenía sentido.

Por supuesto, al estar encerrado en mi vida pasada, no sólo no ayudé a nadie más a salir de una mala situación, sino que fui la mala situación para el resto de mi familia.




Hahahaha….

***

 

 

 

Un día, de la nada, decidí preguntarle a Roxy: «¿Sería mejor si te llamase ‘Maestra’ en vez de ‘Señorita’?»

Roxy se aplastó la cara torpemente.

«No, probablemente sea mejor no hacerlo. Estoy segura de que me superarás fácilmente muy pronto».

¿Tenía suficiente talento para ser mejor que Roxy? Era suficiente para hacerme sonrojar.

Volumen 01 – Childhood [Light Novel]

«Después de todo, sería raro llamar a alguien cuyos poderes eran inferiores a los tuyos ‘Maestra'», añadió Roxy.

«No creo que sea tan raro.»

«Bueno, sería raro para mí. Nunca sobreviviría a la vergüenza de tener a alguien que es claramente mejor que yo refiriéndose a mí como ‘Maestra'».

Ah. ¿De eso se trataba todo esto, entonces?

«¿Lo dice porque es más fuerte que su propio maestro, señorita Roxy?»

«Escucha, Rudy: Un maestro es alguien que dice que no tiene nada más que enseñarte, pero que se mete con sus consejos en todas y cada una de las cosas que haces».

«Pero tú no harías eso, Señorita Roxy.»

«Puede que sí».

«Aunque lo hicieras, sería un honor». Roxy siempre parecía bastante satisfecha consigo misma cuando me aconsejaba sobre las cosas; probablemente tenía una sonrisa en mi propia cara cuando le hacía cumplidos.

«Oh, no. Si me volviera tan resentida por los talentos de mi propio estudiante, no sé qué podría decir».

«¿Como qué tipo de cosas?»

«Cosas como que soy una demonio asquerosa, o que tú eres un campesino.»

Wow, ¿Roxy en serio acaba de decirme eso? Me sentí un poco mal por ella. Ser discriminado no era gran cosa, después de todo. Pero supongo que eso es lo que obtienes cuando hay una jerarquía en tu relación con alguien.




«Estará bien», le dije.

«¡Sólo actúa como si fueras mejor que yo!»

«¡No me voy a comportar de manera arrogante y superior sólo porque soy mayor!

¡Simplemente  no  me  siento  cómoda  teniendo  una  relación  maestro-alumno  con  tal desequilibrio de talento!»

Me derribó muy rápido; parecía que mi vínculo con mi maestra había empeorado. En mi mente, decidí que seguiría pensando en ella como mi maestra. Después de todo, era una niña que todavía tenía algunos rastros de juventud y que podía enseñarme apropiadamente lo que yo no podía aprender leyendo.

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios