Hige wo Soru. Soshite Joshi Kōsei wo Hirou (NL)

Volumen 1

Capítulo 13: Viaje de Negocios.

 

 

—Tú… ¿Otra vez lo hiciste a propósito? Te voy a patear el trasero por irresponsable.

—No… es diferente, está vez simplemente cometí un error…




—Eso es aún peor.

—No…, te equivocas, anteayer, justo después de pedir prestado el DVD, lo vi hasta el amanecer, así que por eso olvidé traerlo al venir a trabajar…

Cuando le di un golpe al escritorio los hombros de Mishima temblaron. Matsumoto, que estaba a un lado, se rio de la situación diciendo “Ou Ou” en voz alta.

—Es una buena explicación ¿Lo arreglarás en el transcurso del día?

—Lo arreglaré, claro que lo arreglaré.

—Ya, ahora vete de inmediato a trabajar…




Cuando levanté la mirada para ver a Mishima mientras se alejaba, me di cuenta de que un superior se estaba acercando. Era el jefe Odagiri. Inmediatamente tuve un mal presentimiento. Usualmente, cuando el jefe Odagiri venía a nuestro departamento, significaba que iba a traer graves problemas. Bueno, el jefe Odagiri miró en mi dirección por alguna razón.

—Disculpa, ¿tienes un momento?

El mal presentimiento se convirtió en realidad, y el jefe Odagiri vino a mi escritorio y me preguntó si tenía un momento.

—Sí, ¿qué sucede?

Enderecé la espalda y me dirigí al jefe Odagiri.




—Buen verás, es algo malo y repentino —dijo el jefe Odagiri después de rascarse la barba

.—Me gustaría que hicieras un viaje de negocios de 2 semanas conmigo.

—¿Eh? ¿Un viaje de negocios? ¿A dónde?

—Voy a una sucursal en Gifu.

—Gi… ¿Gifu?

Honestamente no quiero alejarme de casa ahora. Es porque está Sayu. Pienso que la ausencia de su tutor por dos semanas será un problema. Hice mi mejor esfuerzo por poner “una cara de disculpa”

—Creo que… eso será difícil…

Ante mi respuesta, el jefe Odagiri abrió mucho los ojos.

—Oh eso es extraño, Yoshida-kun rechazando un viaje de negocios, siempre accedías inmediatamente.

—No…, es que… jajaja… —No le podía decir que era porque estaba cuidando a una chica de preparatoria. Dejé escapar una risita ansiosa.

Es cierto, puedo pedirle a Hashimoto que vaya en mi lugar… Justo cuando volteé al asiento que estaba a mi lado, Hashimoto, que unos momentos antes estaba ahí, de pronto desapareció. Él… seguramente fue al baño…

La velocidad con la que huía era la número uno de la compañía. Pero bueno, Hashimoto-san tiene una esposa esperándolo en casa, no sería bueno que se ausentara de casa algunas semanas.

—¡Ah! ¿Y Mishima-san? ¿Qué tal si va Mishima-san…?

—¿Eh?

Señalé rápidamente a Mishima, y dije su nombre con una voz tonta. Ella era una empleada también, así que podía hacerlo, además no tenía novio así que no vi ningún inconveniente. Cuando miré al jefe Odagiri, él negó con la cabeza.

—Esta vez no hay una casa propiedad de la compañía en la sucursal. Tendré que quedarme en un hotel, y no me darán 2 habitaciones, así que estar los dos en una sola habitación tampoco es posible.

—¿Eh? ¿Por qué estar en una sola habitación no es posible? El jefe Odagiri tiene esposa, así que no creo que pasen cosas raras.

Cuando dije esto, el jefe Odagiri tenía una expresión de confusión en su rostro mientras murmuraba: “Bueno, eso es cierto”

—Bueno, ¿usted también está bien con eso?

Le eché un vistazo a la cara de Mishima y estaba sobresaltada.

—Eh, esto es malo…

Tenía una cara terriblemente asustada. No entendía qué era lo que estaba mal… así que creo que tendría que preguntarle después. Esa cara era peligrosa. El jefe Odagiri también vio su cara y negó con la cabeza varias veces.

—Después de todo, no puede ir Mishima, si no se trata de un hombre, no es posible. Bueno, te lo pido Yoshida-kun, cuento contigo, después de todo estás soltero.

Tenía algunas palabras atoradas en mi pecho. Bueno llevar a la esposa a un viaje de negocios era causa de desaprobación, y sabía perfectamente que no estaba bien provocar algo así de antemano.

—¿Hay alguna razón por la que no puedas ir? Me rendiré dependiendo de la razón.

La pregunta más difícil había llegado. Pensé desesperadamente en una respuesta. Esta vez, no podía explicar las cosas honestamente. Justo en el momento en el que desesperadamente estaba seleccionando las palabras, apareció el salvador.

—Odagiri san… se está comportando de forma desagradable, ¿no es verdad?

De pronto un empleado que caminaba detrás del jefe Odagiri dijo esto en tono de broma parándose a su lado. Se trataba de Endou, que se separó un momento del escritorio donde estaba trabajando.

—Si es un viaje de negocios yo puedo ir. Yo también estoy soltero y estoy disponible. Con eso es suficiente, ¿no?

—Eso no será conveniente para tu jefe.

—¿No quieres que vaya contigo? Así que los jefes dejan que sus intereses personales estén por encima de los laborales, ¿verdad? —respondió obstinadamente Endou. El jefe Odagiri mostraba abiertamente una cara de desagrado mientras miraba a Endou.

—¿Puedes trabajar diligentemente durante 2 semanas?

—Claro que puedo trabajar correctamente, me gusta hacer lo que yo quiero excepto, por supuesto, en horas de trabajo.

Endou levantó las cejas mientras respondía y el jefe Odagiri suspiró mientras asentía.

—Entendido, entonces te lo encargo Endou.

—Bueno, eso es todo.

Endou dejó escapar una risa indiscreta al ver la espalda del jefe Odagiri mientras se marchaba.




Después volteó a verme y yo también me reí.

—Yoshida, tú, ¿no estabas interesado en la directora Gotou?

—¿De qué estás hablando?

Endou deliberadamente se apoyó en mis hombros y me dijo en voz baja.

—¿Es una chica?

—¿Eh?

—Que no puedes hacer el viaje porque tienes una chica, ¿me equivoco?

Me quedé sorprendido por las palabras de Endou. Había interpretado mi negativa de esa manera. Sin embargo, era tan exacto que difícilmente podía decir “te equivocas” sin sentirme culpable. Aunque no se trataba de una novia, sino que en la casa tenía alojada a una chica “necesitada de tutoría” así que decir que la razón era una “chica” no estaba del todo equivocado.

—Yoshida-senpai…

Mishima, quien había atestiguado todo desde el inicio, me miró.

—Se trata de… ¿una chica?

—No, no se trata de eso.

—No mientas, si hasta ahora no te habías negado a hacer un viaje de negocios no puede haber otra razón más que una chica.

—No es eso, hay otras razones por las que no puedo hacer ese viaje…

Estaba pensando mucho las palabras que iba a decir. ¡Maldición! No encontraba ninguna razón para negarme a hacer un viaje de negocios. Al ver la expresión en mi rostro, Endou sonreía con satisfacción y puso su mano en mi hombro.

—Bueno no podemos seguir hablando aquí, vamos al comedor.

Endou dijo esto mientras apuntaba al reloj colgado en la pared. Cuando lo vi ya era alrededor de la 1 de la tarde. Así que ya era la hora de la comida.

—Voy a comer —suspiré y dije esto en voz alta, tras lo cual un colega que estaba cerca dijo “Que te vaya bien”, con un tono indiferente.

Vi de reojo el asiento de Hashimoto, pero todavía no regresaba. Hoy iba a comer solo, ese era su castigo por haber huido del jefe Odagiri.

***

 

 

—Me pregunto si debo elegir este fideo. Cuando lo hay, personalmente prefiero el fideo Ito Konnyaku.




Endou tenía una expresión de aburrimiento mientras veía los fideos chinos en el comedor.

—Cada vez más seguido me da la sensación de que están intentando alimentar animales domésticos. Desearía que cambiaran los nombres en el menú. Deberían ponerle “Combo para alimentar animales domésticos” para llamar la atención. De esta manera, creo que con un nombre interesante las personas querrán ordenar esa comida.

—Diciendo esas cosas, creo que siempre que vengas a comer aquí no tendrás más remedio que quedarte sin comer.

Endou, quien había llevado a la fuerza a su colega Koike, estaba comiendo arroz frito a su lado. Endou y Koike se llevaban bien. Viéndolo objetivamente, aunque sus personalidades eran opuestas, era esa misma diferencia la que mantenía el balance en su relación.

—¿Y así qué?

Koike y Endou que habían estado hablando entre ellos de repente se voltearon hacia mí.

—¿Vas a salir con ella? Tal vez te las arreglaste para salir con la directora Gotou, ¿no es verdad?

—Ya dije que no era por eso.

Mientras decía esto agitando mis dos manos, Endou me observó con sospecha. Realmente sentí que alguien estaba a un lado mirándome y, cuando volteé, me encontré con que era Mishima quien lo hacía.

—Se van a enfriar los fideos chinos, ya se ven empapados.

—Ahora prefiero la charla de Yoshida san, aunque se me enfríen los fideos chinos —dijo Mishima- san, quien estaba frente a mi sin tocar prácticamente sus fideos chinos, además de no quitarme la vista de encima. Respiré un poco y utilicé de excusa el tiempo que tardé en ordenar para pensar en algo desesperadamente.

—El paquete llegará en el transcurso de esas dos semanas.

—¿Un paquete? Endou frunció el ceño.

—Qué paquete ni que nada, aparte, estará bien dejarlo para después, ¿no?

—No, porque lo quiero recibir inmediatamente.

—Entonces, ¿por qué?, quiero averiguarlo.

Después de hacer mucho tiempo deliberadamente, dije francamente:

—No quiero decirlo.

Miré a Endou a la cara y este sonrió y asintió.

—Ya veo. Seguramente Yoshida también tiene algunas cosas que hacer, eso es.

Endou comprendió y soltó una risita, por alguna razón le dio una palmada en el hombro a Koike.

—¿Qué?

—Tú también compraste el DVD el año pasado.

Koike frunció el ceño por un momento como si estuviera pensando y luego asintió con la cabeza varias veces.

—Ah, sí lo hice, en aquel momento estaba obsesionado con Kokomi Naruse5.

—¡Pff!

Escupí involuntariamente el Ankake Yakisoba6 que estaba comiendo. Mishima, que estaba a un lado, me miró inquisitivamente.

—¿Quién es esa Naruse?, ¿qué pasa con ella?

—¡Ah! Se trata de un personaje de anime, nada realmente.

Aunque en realidad se trataba de una actriz de videos para adultos. Al escuchar mi mentira, Endou se echó a reír y Koike exhaló perplejo y se llevó más fideos chinos a la boca. Mishima tenía todavía un signo de interrogación arriba de su cabeza.

—Bueno si quieres ocultarlo ya no te preguntaré más.

Endou soltó una risa extraña y volvió a comer fideos chinos. Mientras observaba la situación me sentí un poco culpable, por lo que dije:

—No, pero… qué mal que Endou haya tenido que ir en mi lugar.

—No importa, estoy soltero y tengo tiempo libre. Además, tal vez pueda comer algo delicioso en Gifu.

—No, no lo digo por eso, lo digo porque el jefe Odagiri no parece caerte muy bien.

—Ah, sí, lo odio —dijo Endou, bromeando, y luego sacudió un poco los hombros y se rio

— Lo odio demasiado, pero creo que será divertido andar por aquel lugar, no te preocupes.

—Qué mal… aunque me salvaste.

—Yoshida siempre eres tan exagerado. Por eso eres popular.




—Eso no importa.

Intenté desafiar a Endou, pero inesperadamente pensé que lo que había dicho no estaba fuera de lugar.

—Bueno, sin importar cuál sea la razón, voy a ir en tu lugar al viaje de trabajo. Después de sorber ruidosa y lentamente sus fideos chinos Endou me miró a los ojos.

—Aseguras firmemente que la razón por la que no puedes ir no se trata de un DVD para adultos ni de una chica.

Una vez que dijo esto, Endou comenzó a concentrarse en comer. Mientras lo escuchaba sorber ruidosamente los fideos chinos yo respiré un poco. Las palabras de Endou parecían decir claramente “No estoy convencido de tu respuesta, pero esta vez te perdono”. Él básicamente no tenía ningún tacto, tenía una personalidad egoísta pero extrañamente estaba mostrando un lado amable dejando ver que tenía un gran corazón. Incluso varias veces me ayudó en el trabajo. Tal vez no pueda hacer trampa una y otra vez.

Me pregunto si para la siguiente ocasión que se presente un viaje de trabajo Sayu ya estará de regreso en Hokkaido… Mientras pensaba en eso…

—Yo-shi-da-sen-pai.

—¿Mm?

En el momento en el que tenía Ankake Yakisoba en la boca, Mishima me dio un fuerte golpe en el costado, que casi me hace arrojar la comida. Desconcertado, tragué lo que tenía en la boca y le di un golpe a Mishima en el hombro.

—¿Por qué haces eso mientras estoy comiendo?

—Es que…

Mishima me vio varias veces a los ojos y luego desvió la mirada varias veces hasta que dijo:

—De verdad no se trata de una chica, ¿cierto?

—Ya dije que no iba a decir, ¿cuántas veces lo tengo que repetir?

Es inútil, por favor, no insistas. Mishima abrió la boca para decir algo, pero inmediatamente la cerró y asintió.

—Siendo así está bien, pero…

—No, ¡no necesito tu permiso cada vez que quiera tener novia…! ¡¡¡Eso dolió!!! ¡Deberías disculparte por haberme golpeado con el codo! ¡Me pegaste en una costilla!

—No, lo que pasa es que me molesté de repente.

Por alguna razón, tenía una expresión malhumorada en su rostro. Mientras miraba eso inquisitivamente, Endou, quien vio todo de principio a fin, de pronto comenzó a reírse a carcajadas. La mesa se sacudía a causa de su risa, y cuando vi ligeramente a Endou este movía un poco sus hombros mientras negaba con la cabeza.

—Qué actitud tan horrible.

Endou dijo esto mientras lloraba de la risa.

—Creo que sería un verdadero error si se tratara de una chica.

—¿Qué significa eso?




—Tú sí sabes qué significa, ¿verdad, Mishima?

Cuando Endou le tocó el tema a Mishima, esta lo miró indudablemente de manera inquisitiva mientras abría la boca para llenársela de más fideos chinos que ya estaban fríos. ¿De qué demonios estaban hablando? Francamente no lo sabía. Koike, quien también se veía desconcertado expresó una sonrisa forzada mientras se encogía de hombros.

***

 

 

Como Mishima corrigió lo que estaba mal rápidamente después de la hora de comida, y yo no tenía mucho trabajo, comencé a prepararme para regresar hoy a la casa puntual después de salir de trabajar. Cuando estaba metiendo todos los documentos a mi mochila ejecutiva para regresar a casa, Mishima me llamó:

—Yoshida-senpai.

—¿Eh?

A causa de ese llamado detuve mi camino a casa por lo que respondí abiertamente disgustado. Sin embargo, a Mishima no pareció importarle, y se puso frente a mí, que ya tenía todo listo en mi mochila ejecutiva.

—Después de salir, ¿tendrás algo de tiempo?

—No… de ser posible, quiero regresar a casa.

—¿Tienes que hacer algo?

—No diría eso exactamente…

—Bueno, entonces, acompáñame un momento, por favor.

No sabía si decir algo o no porque se podría ofender, como sucedió a la hora de la comida y si me empeñaba en regresar a casa más allá de lo razonable podría surgir un malentendido innecesario.

—No tengo ningún problema, pero, ¿qué sucede?

—Vamos a ver una película juntos.

—¿Qué? ¿Una película?

—En la estación del tren más cercana a la casa de Yoshida senpai hay un cine, ¿no es verdad?

—Sí, sí hay uno, pero…

—Bueno, entonces vamos, porque la película comenzará dentro de una hora.

—O… Oye…

Comencé a caminar detrás de Mishima, quien no escuchaba mi respuesta. De repente, sentí la mirada de alguien sobre mí, levanté la cabeza y me encontré con la mirada de Gotou-san, quien estaba sentada en su escritorio. Me quedé atónito, pero no podía decir nada sobre esta situación.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios