Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 2

Capítulo 8: Un Leviatán Apareció

Parte 1

 

 

Finalmente, el día de nuestra partida hacia las tierras demoniacas llegó. Habiendo dicho eso, todas estábamos en la casa con la ropa de siempre.

Estaba programado que Beelzebub nos vendría a buscar.




Por lo que había oído, iba a ser un viaje bastante largo, así que nos pondríamos nuestros vestidos allá. Rosalie era la única que ya estaba usando el suyo, gracias al hechizo.

«¿Ya es hora, verdad? Quiero decir, no fijamos una hora exacta, pero…»

Había estado leyendo un libro hasta que Beelzebub llegara, pero no podía relajarme.

«Me imagino que ella estará aquí pronto. Iré a asegurarme que todo esté cerrado por tercera vez.»

Laika era terriblemente diligente, así que ella revisó una y otra vez para asegurarse que las ventanas y la puerta trasera estuvieran con llave.




Era realmente improbable que algún ladrón entrara a esta casa, pero me sentiría tan asqueada si uno lo hiciera, así que era mejor cerrar todo de forma bien hermética. Oh, y también puse una Barrera de Prevención del Crimen como el hechizo que lancé anteriormente sobre la aldea.

«No dejen que los demonios me odien…no dejen que me odien…» Desearía que Halkara intentara disfrutar un poco más esto.

Falfa y Shalsha simplemente estaban esperando con ansias salir y no podían tranquilizarse, así que andaban vagando sin rumbo por el lugar.

De repente, la luz del sol que había estado fluyendo comenzó a disminuir.

Pensé que una nube realmente densa se había puesto en el camino, pero incluso después de esperar durante un rato, se mantuvo oscuro el exterior.

Preguntándonos si acaso estábamos esperando un poco de lluvia, fui hacia afuera y miré hacia arriba, luego me di cuenta que esa no era la razón.

«¡¿Qué es eso?!»

Algo increíblemente grande, algo más allá de lo enorme, estaba bloqueando el sol.

¿Un crucero de batalla espacial? No, era imposible que estuviéramos por ir al espacio. Además, también se veía como si fuera una criatura viviente.

El resto de la familia salió para ver que estaba ocurriendo, contemplando el espectáculo.

«Laika, ¿tú sabes qué es eso?»

«¿Un demonio…quizás? Unas cuantas cosas sobre eso se parecen a la raza dragón, pero…»

Justo entonces, alguien descendió desde el cielo.

Mientras la figura se iba acercando, reconocí a Beelzebub.

«Mis disculpas por hacerlas esperar, he venido a recogerlas. Ahora, me gustaría que se subieran arriba de esta cosa. Sería increíblemente difícil aterrizar aquí, así que Laika, transfórmate en dragón y lleva a todas a la cima. Después de eso, nos llevará volando a las tierras de los demonios.»

El enorme algo que cubría por completo el cielo.

«Es un leviatán.»

«¿Huh? ¿Qué no era un monstruo marino el leviatán?»

«Existe una teoría acerca de que los leviatanes son un tipo de dragón, mamá.» Shalsha me digo, siempre tan conocedora.

«Yo no sé si acaso son parientes de los dragones o no, pero los leviatanes son demonios voladores ultra grandes. Algunas veces estos se sumergen en el océano cuando están de vacaciones; quizás por eso las personas creen que son monstruos marinos.»

«Es solo que no puedo sobreponerme a la escala.»

¿Pero qué diablos comía esta criatura para mantenerse viva?

Las miembros no voladoras de nuestro grupo montaron el lomo de Laika y junto a Rosalie y yo, ascendimos al leviatán usando nuestras habilidades de vuelo (aunque el llamarlo habilidades de vuelo en el caso de Rosalie estaba abierto a discusión).

Tal como podría esperarse de una criatura gigantesca, su espalda era amplia y plana.

Varios edificios habían sido construidos sobre ella.

Había escuchado historias de personas confundiendo a ballenas por islas y esto podría haber sido similar.

«Esa suposición no está enteramente mal. Está bien, déjenme mostrarles los cuartos de los honorables huéspedes. Son bienvenidas a salir a cubierta, pero cuídense de no pasar por sobre la baranda de seguridad y caerse. Puede parecer plano, pero cuando los leviatanes se mueven, puede ponerse inclinado de la nada.»

«Mamá, esto es extraordinariamente emocionante.»

Su expresión no había cambiado mucho, pero el lápiz de Shalsha estaba recorriendo furiosamente el cuaderno que había traído para tomar notas. Ella probablemente estaba planeando anotar su propio registro sobre el leviatán.

Primero, Beelzebub nos llevó a los cuartos—o mejor dicho, al edificio—de las honorables huéspedes.

Las cosas con apariencia de caras aterradoras en la decoración al parecer simplemente eran parte de la arquitectura de los demonios. Fuera de eso, había una alfombra de apariencia costosa en el piso y una gran mesa.

También había varias camas, todas alineadas.

«Los leviatanes no pueden viajar tan rápido, así que estarán pasando la noche aquí.»

«Así que también nos estarás entreteniendo mientras estemos viajando.»

«También tomamos en consideración vuestras preferencias culinarias y construimos los menús en relación a las aves de corral y los vegetales. Nada picante tampoco, así que relájense.»

Oh, bien. Sonaba como si Beelzebub estuviera intentando mantenerse a nuestro ritmo.

«El segundo piso es un espacio para cenar y el tercero un área de observación. Cualquiera que desee disfrutar de la vista desde el cielo puede dirigirse allí más tarde. Ahora les mostraré los edificios al otro lado de la puerta.»

Nuestra familia fue detrás de ella.

El edificio que estaba a continuación albergaba un casino, o algo así. Había toda clase de juegos de cartas y mesa expuestos.




«¿Es una casa de juegos?»

«Correcto, captaron la idea. Sin embargo, no la vamos a abrir esta vez, tanto porque ustedes son las únicas invitadas como porque es increíblemente peligroso.»

Halkara se veía decepcionada.

«¿A qué te refieres con increíblemente peligroso

«Si te dejas llevar y pierdes en grande aquí, ellos te quitaran todas tus posesiones. Los Demonios siempre juegan en serio. Ellos no perderán a propósito solo por honorables invitados. Muchos han perdido todas sus fortunas en este casino y luego perdido los derechos sobre sí mismos y han terminado como esclavos producto de las deudas.»

Beelzebub le lanzó una mirada a Halkara.

«Si alguien como Halkara perdiera todo lo que posee luego de haberla llamado aquí, sería bastante incómodo.»

Halkara no parecía haber oído eso, debido a que todo lo que estaba diciendo era: «Ooh, si hubiera un casino, duplicaría mi dinero.»

Si ella en su lugar perdiera la fábrica, nosotras habríamos tenido problemas, así que estaba aliviada de que estuviera cerrado…

Luego pasamos al siguiente edificio. Realmente no era equivocado decir que había un pueblo sobre la espalda del leviatán.

Yo supe de inmediato que era este lugar. Después de todo, había dos camerinos, uno para los hombres y otro para las mujeres.

«Este es el gran baño. Remójense tranquilamente hasta que aterricemos.»

«Genial. Más tarde vamos a aprovecharnos de este lugar.»

«Dado que ya estamos aquí, ¿por qué no le echamos una mirada? Nadie se está bañando ahora.»

Todas pasamos a través de los camerinos y nos dirigimos hacia el baño. Eso sí, nos quitamos nuestros zapatos, pero nada más.

Y entonces, por alguna razón, ya había alguien ahí.

«¿Huh? No creía que alguien vendría a esta hora…»

Ella parecía ser una joven mujer, pero los apéndices creciendo en su cabeza nos dijeron que probablemente no era una humana común.

¿Pero quién diablos podría estar montando esta cosa?

«Hmph. Estás trabajando, muchacha. ¡¿Podrías dejar de holgazanear y hacer tu trabajo?!»

«Lo siente, jefa.»

La joven inclinó su cabeza.

Esta chica, cuyo nombre era Vania, salió del baño con un splash.

«Es un placer conocerlas. Soy Vania la leviatán. Actualmente estoy en mi forma humana, pero mi hermana mayor, Fatla y yo nos turnamos para volar y hacer el trabajo de mantenimiento. Actualmente es el turno de Fatla para volar.»

La explicación estaba bien, pero estaba siendo entregada por alguien completamente desnuda, lo cual hacia que fuera difícil relajarse.

De todas formas, ella era adorable y esbelta. Casi se veía como una muñeca.

«¡Vania, no hables desnuda! ¡Pareces un bárbaro!»

«¡Lo lamento profundamente, jefa!»

Vania volvió a hundirse en la tina.

«Oh, solo para que lo sepan, esta agua de termal es demoniaca, así que tengan cuidado con ella.»

«¿Demoniaca? Nunca había escuchado sobre ese tipo de terma antes.» Los únicos que conocía eran «alcalino» y «ligeramente acido.»




«Veamos. En resumen, hace que tu piel quede lisa.»

«Oh sí, eso es bastante común en las fuentes termales.»

«Sin embargo, si te quedas dormida en el baño y te quedas durante horas, te derretirás.»

¡Diablos!

«Por supuesto, eso solo pasa si te quedas ahí durante horas sin parar. Realmente dudo que alguien se quedaría en un baño durante siete u ocho horas de corrido, así que realmente no necesitas preocuparte.»

Laika puso una mano sobre el hombro de Halkara.

«Halkara, por favor no entres sola. Yo iré contigo.»

«¡Ah! ¡Ya sé de donde viene esto! ¡No estás confiando en mí de nuevo, ¿verdad?!»

Yo podía verla quedándose dormida en el baño y siendo descubierta a la mañana siguiente como una viscosa sopa. Tenía que tomar medidas para asegurarme de que eso no sucediera…

«Halkara, suena como si las tierras demoniacas son un lugar donde los errores producto del descuido pueden traer consecuencias irreparables. Sé cien veces más cuidadosa de lo normal, ¡Por favor!» Le imploré.

«¿Cien veces más? Está bien… ¡Tendré cuidado!»

Si lo señalaba tan encarecidamente, seguramente incluso Halkara podría hacer un serio esfuerzo.

«Vania también está encargada de la cocina. Dado que estás aquí, revísalo con ellas también.»

«Por supuesto. Para las comidas de hoy, estoy planeando concentrarme en las aves de corral.»

Eso era más común de lo que había esperado. Ellas realmente estaban pensando en nosotras.

«Tenemos algunos buenos huevos de basilisco, así que me gustaría usar eso.»

«¿Huh…? ¿El basilisco es comestible?»

Técnicamente podrías designarlo como un tipo de ave, ¿pero estaba bien comerlo? Eso no era conocido en el mundo humano.

«¿Laika? ¿Has probado basilisco?»

«No, tampoco he tenido la oportunidad de prepararlo.»

«Los huevos de basilisco son exquisitos. Su cascara es de color púrpura, pero el contenido es muy similar a los huevos de gallina. Absolutamente deben probarlos. Y para que lo sepan, ¡la habilidad para petrificar ha sido excluida a través de la crianza selectiva de estos basiliscos!»

Cómo alguien podría quitar la habilidad de petrificación de un basilisco era un misterio, pero probablemente había sido similar al proceso de criar jabalíes hasta que se convirtieran en cerdos.

«¡También tenemos huevos de ruc!»

¡Eso era aún más absurdo!

«¿No son gigantes esos?»

«Sí. Son demasiado grandes, así que los cocineros dividen el huevo entre ellos antes de traerlos a bordo. Tenemos un contrato con un ruc que pone buenos huevos, así que esperen algo maravilloso.»

«Han hecho un contrato con el ruc mismo…»

Estoy atravesando toda clase de choques culturales…

«Los vegetales también son especímenes de primera clase cultivados por mandrágoras, así que son extraordinariamente dulces, y yo creo que serán capaces de disfrutar los sabores innatos de los ingredientes, ¡así que por favor esperen con ansias la cena!»

Vania mostró una alegre sonrisa. No sabía cuál era su verdadera edad, pero esa sonrisa la hacía ver bastante joven.

Si mal no recordaba, las mandrágoras eran una raza de espíritus vegetales que podían moverse libremente. Aparentemente, las tierras demoniacas eran el hogar para una amplia variedad de personas.

«Está bien, Vania, asegúrate de preparar una disculpa escrita más tarde por tomarte un baño durante las horas de trabajo.»

Beelzebub habló casualmente, mostrando una sonrisa que era bastante similar a la de Vania.

«¡¿Qué?! No, pero…di una explicación apropiada, así que por favor perdóneme.»

«Nop. Cuando haces algo descuidado, se vuelve mi responsabilidad como tu supervisora. Escribe una disculpa por saltarte el trabajo. ¡¿Entendiste?!»

Observando a la alicaída Vania con las esquinas de nuestros ojos, dejamos el baño. Si nos hubiéramos quedado ahí, no habríamos sido capaces de salir.

«Y eso es todo el tour, creo. Ahora, dado que tenemos la oportunidad, ¿quieren ir al área de observación? La vista es más interesante antes de que se oscurezca.»

Fuimos al tercer piso del edificio en el cual iríamos a pasar la noche. El observatorio no era una terraza sino que un cuarto común.

A cambio, equipos que parecían binoculares apuntaban desde todas las direcciones.

«¡Wow! ¡Qué vista!»

La clase de vista que había visto desde la ventana de un avión se extendió ante mí.

Las montañas y pueblos se veían increíblemente pequeños.

Desde este ángulo, se podía ver que la mayoría del país era verde. El área cubierta por pueblos era realmente pequeña. Las personas vivían bastante apegadas a la naturaleza.

«¡Aaaaaaaaaaaah! ¡¿Qué es esto?! ¡Mi cabeza…! ¡Da vueltas!» Halkara gimió.

«¡Ooooooooh! ¡Shalsha, ven y mira! ¡Mira!»

«Este paisaje debería ser registrado, me gustaría escribir sobre ello más tarde.»

«¿Así que estamos a esta altura? ¿Supongo que esto no es lo suficientemente alto como para llegar al cielo, huh…?» Rosalie reflexionó.

Mientras todas las demás celebraban y gritaban de alegría, Laika estaba calmada.




«Laika, ¿tú a veces subes a estas alturas por tu cuenta, verdad?»

«Cuando uno vuela debajo de las nubes, los rayos pueden ser peligrosos, así que me mantengo tan alto como puedo durante esos momentos. Reduce mi riesgo de chocar con alguien de mi raza o con las aves ruc que  mencionaron anteriormente.»

Mientras escuchaba eso, pensé, el sentido común de un dragón es bastante poco común. 

«Eso es aproximadamente todo lo que tenía que revisar con ustedes. Si necesitan cualquier cosa, solo díganle a Vania, yo estaré trabajando en el edificio administrativo y regresaré cuando sea hora de cenar.»

«Seguro, gracias. No creía que tu hospitalidad comenzaría mientras seguíamos en camino a las tierras demoniacas.»

Incluso como una bruja, usualmente no recibía esta clase de impecable servicio.

Bueno, sin importar cuan duro lo intentaran los aldeanos o los habitantes del pueblo, ellos no podían poner a un leviatán en el aire, así que era de esperarse.

«Eso demuestra lo increíble que fue tu logro. Ellos no movilizan un leviatán por prestar una simple mano en ayuda. Tú detuviste un conflicto dragón de larga data, eso es suficiente para dejar una marca en la historia. Sabes, tú podrías permitirte actuar de forma más importante a como usualmente te comportas.»

La forma en que ella me estaba felicitando de un lado a otro era algo incómodo.

«Daré mi mejor esfuerzo para no avergonzarme a mí misma durante la ceremonia.»

***

 

 

 

Nosotras nos relajamos en nuestro cuarto y pronto, era tiempo de cenar.

Como un paréntesis, sonaba como que Beelzebub iba a comer con nosotras. Así que esta sería una velada con un oficial de alto rango del gobierno, ¿supongo?

Vania trajo la comida en una mesa con rueditas.

Slime Taoshite 300-nen Vol 2 Capítulo 8 Parte 1 Novela Ligera

 

«Aquí está la cena de hoy. ¡Comenzaremos con una ensalada hecha con veinte tipos diferentes de vegetales!»

Era una colección de brillantes y coloreados vegetales con un arcoíris de tonos, colocados en un plato con un diseño estéticamente agradable.

Era posible que se hubiera puesto más énfasis en el goce visual que en el sabor.

«Oooh, esto es precioso desde el comienzo.»

«Sí. Se espera que la cocina para los invitados de los demonios cree un impacto inicial con su apariencia. Nosotros prestamos una especial atención a la forma de servirse o cualquier cosa que pueda ser ordenado dentro de un patrón,» Vania explicó.

«Este está con la forma de un círculo mágico que opera en la mente de otros, saben,» Beelzebub añadió.

Eso no era exactamente alentador…

«Comerlo no les hará ni un daño. Tampoco es picante, así que relájense y disfruten.»

Seguro, no era picante, pero parecía que tenía toda clase de hierbas en él, dándole un sabor del que no estaba acostumbrada.

«Mph…Falfa no está segura si le gusta mucho esto…»




«Nee-san, si eres quisquillosa con respecto a lo que comes, no vas a crecer. Urgh…es amargo…»

Aparentemente, la ensalada era un poco excesiva para las niñas.

«Oh, pobrecitas… ¡Vania, prepara algo para que las pequeñas puedan comer en su lugar!» Beelzebub ordenó. Ella realmente consentía a mis hijas.

«¡S-Sí, jefa!»

Un plato de pollo frito salpicado con salsa de miel rápidamente se hizo presente.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios