Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 2

Capítulo 7: Hice un Vestido Para una Fantasma

Parte 1

 

 

Era la mañana posterior a la fiesta de Halkara.

Mientras estaba preparando el desayuno para la familia, Beelzebub regresó luego de haber estado afuera por alguna razón.




«¿Adónde fuiste?»

«Deambulé un poco por el área. El aire en las tierras altas es realmente agradable y fresco. Especialmente dado que bebí ayer, me ayuda a empezar de cero.»

Una caminata matutina sonaba alarmantemente sana y poco demoniaca.

«Antiguamente cuando estuvimos en guerra con este país, las personas usualmente decían que los demonios aparecíamos durante la noche, pero el estilo de vida nocturno no es bueno para uno. Entre los demonios, yo abogo por acostarse y levantarse temprano.»

«Realmente odiaría vivir en un mundo donde tienes que estar preparado para los demonios desde primera hora en la mañana. Mantengámoslo pacifico, ¿está bien?»




«No hay ninguna clase de plan para ir a la guerra, así que no te preocupes. Tal como tu país no tiene intención alguna de ocupar tierras demoniacas, nosotros no pensamos que podríamos controlar todo el territorio de este continente. Es increíblemente inconveniente y vasto. A su vez, en términos de servir a la administración de los ciudadanos, lo que tenemos ahora es perfecto.»

Incluso si era solo por esta conversación, parecía seguro asumir que una invasión de los demonios era prácticamente imposible.

«Ah, cierto, ellos han fijado una fecha para entregarte la Medalla Demonio. Por favor ven y acéptala.»

«¡Oh! Te refieres a esa cosa sobre la división de paz, ¿cierto?»

Había detenido anteriormente un conflicto entre tribus de dragones y por alguna razón, los demonios habían quedado impresionados. Como resultado, ellos me estaban otorgando este premio.

Aparentemente, era prestigioso, pero sin ninguna conexión con el mundo de los demonios, no conocía los detalles.

«En ese caso, la aceptaré con gusto. Solo dime la fecha y los detalles.»

Yo no era una trabajadora de oficina y esto no entraría en conflicto con mi trabajo; por ese lado, estaba realmente bendecida con mi actual estilo de vida. Cuando fui una esclava corporativa asalariada, el trabajo realmente llegaba abruptamente incluso en el día de un concierto, al final esa vez tuve que perder el costo de la entrada.




La fecha que Beelzebub me había dicho era en tres semanas. Eso era bastante cerca.

«Está bien. Le diré a Halkara que se tome el día libre en la fábrica.»

«Sí, yo tendré toda clase de comida lista esperándoles.»

Ante la palabra comida, tuve un mal presentimiento.

«Umm…no me digas que todas las cosas que comen los demonios son picantes

Ayer, Halkara se había atragantado mientras decía:




«Mis labios se están hinchando…me gustaría que le pusieran algo de miel a esto, por favor.» Mientras se comía la cacerola. Si todo era picante, estaríamos en problemas.

«Relájate—No toda nuestra comida es picante. Si prefieres cosas dulces, me aseguraré de concentrarme en esas.»

«Gracias. La cocina efectivamente difiere de región en región, después de todo.»

Si ellos se tomaran la molestia de hacernos comida y nosotras terminamos no siendo capaces de comerla, también nos sentiríamos mal.

***

 

 

 

Y así fue oficialmente decidido que asistiríamos a la ceremonia de entrega de la Medalla Demonio.

Nunca había estado en las tierras demoniacas, así que estaba bastante curiosa. Hace mucho tiempo, probablemente habría estado nerviosa, pero a partir de la forma en que Beelzebub se veía, no parecía probable que tuviéramos algún problema.

Sin embargo, Halkara estaba nerviosa.

«No tengo nada más que recelos sobre esto. ¿Estará bien si justo me comienza a doler el estómago ese día?»

«¿Estás tan asustada que fingirías estar enferma?»

«Ellos probablemente servirán comidas extrañas, ¿o no…? Ella dijo que no nos darían nada picante, pero me pregunto si solo quería decir que será menos picante que otras cosas…»

Esa terrible experiencia la había vuelto desconfiada.

«¿Huh? ¿Halkara Onee-san, vas a fingir estar enferma?» Aparentemente, los oídos de Falfa habían captado la frase.

«Falfa, solo era una forma de decir. Solo estaba pensando que mi estómago podría empezar a doler ese día, por casualidad.»

Halkara está intentando engañarla… 




«¡Está bien!»

Falfa golpeó su pecho con la mano.

«¡Falfa puede guardar secretos! ¡Juro que no les diré a los demonios de que realmente no estás enferma! ¡Confía en mí! ¡Le diré a todos que no estás fingiendo!»




«¡No! ¡Si te esfuerzas para decir que no es una enfermedad fingida, se verá sospechoso!»

«Falfa sabe cómo te sientes, Halkara Onee-san, ¡así que no necesitas preocuparte! La comida que Beelzebub preparó te dolió, ¿verdad? No te gustó mucho y es por eso que no vas a ir esta vez, ¿verdad?»

«B-Bueno…si lo pones de esa forma, técnicamente estás en lo correcto…»

«¡Yo le diré a Beelzebub por ti, pero lo haré de forma casual!»

Un frio sudor comenzó a recorrer la frente de Halkara. Yo le di unas palmaditas en su hombro.

«Halkara, si fuera tú me rendiría. Si las cosas siguen de esta forma, puede que Falfa realmente les diga a las personas que fingiste estar enferma y que te quedaste en casa. No hay garantía de que los demonios no te guarden rencor por ello.»

«¿Usted también lo piensa así? Realmente no me gusta adonde está yendo esto. Este es uno de esos casos donde ella dice que nunca lo diré y entonces va y lo dice, ¿verdad…?»




Creo que había una rutina cómica de ese tipo en Japón. ¿Quizás es universal?




 «Está bien. Asistiré como corresponde, con la mentalidad de alguien que está saltando desde el espiral de Carrard

Citando un idioma que aparentemente era una versión más alegre de «correr el riesgo,» Halkara decidió ir con nosotras.

Dado que toda nuestra familia de seguro ahora iba a asistir, consideré que era algo bueno.

«Probablemente podremos simplemente usar los vestidos que mandamos a hacer para la boda de los dragones, así que no habrá problema ahí.»




Pero mi familia había crecido desde entonces.

«Lo siento, Nee-san.» Rosalie flotó sobre mí,»Yo no tengo un vestido.»

«Oh sí, ya veo. En ese caso, iremos a la aldea o al pueblo de nuevo y compr—esperen un momento.»

¿Cómo uno le compraba ropa a un fantasma? ¿Acaso ella podría siquiera ponérsela?

«Ahora que lo pienso, tú siempre estás vistiendo estas ropas de pueblerina. ¿Puedes cambiarlas?»

«He estado en este atuendo desde que me convertí en fantasma. Ni siquiera estoy segura de cómo podría ponerme otra cosa.»

¡Uf! ¡Este no era un problema que esperaba encontrarme! No sabía qué hacer, así que le pregunté a Laika y Shalsha. Ellas dos parecían estar informadas sobre estas cosas.

«¿Ustedes creen que haya tiendas que vendan ropa para fantasmas?»

«Realmente no tengo la más mínima idea.»

«Ni siquiera he visto algo así en una historia.»

Así que era un no, ¿hmm? De todas formas, eso significaría que sería la única en el grupo que tendría que asistir con su ropa diaria…

Intenté a su vez preguntar en las tiendas de ropa del pueblo.

«¿Ropa para fantasmas…? Los fantasmas no pueden pagar, así que no sería realmente un negocio.»

Eso es lo que me dijeron. Ya veo, eso es razonable.

 Incluso si ellos hacían ropas para fantasmas, no duraría como negocio, así que probablemente nadie lo hacía.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios