Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 2

Capítulo 4: Un Fantasma Apareció

Parte 2

 

 

A este ritmo, podría haber estado bien que simplemente dejáramos que Beelzebub se encargara de todo el asunto sola, pero a esta altura, estábamos igual de asustadas de regresar sin ella, que no había nada que pudiéramos hacer.

En ese momento entramos al cuarto notoriamente embrujado.




Justo cuando lo hicimos, por alguna razón, las llamas en las linternas se apagaron.

«¡EEEEEEEEEEEEEEEEEEK!»

«¡Yeeeeeeeeeek! ¡Maestra-sama, por favor sálveme!» Halkara y yo gritamos al mismo tiempo.

«¡¿Podrían callarse?! ¡Ustedes dos son una mayor molestia que el fantasma!» Beelzebub gritó, añadiendo otra voz a la mezcla.

«Oh, pero hay un fantasma, también.» Ella añadió con casualidad.




«¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH! ¡Hay un faaaaaaaaaaaantasmaaaaa!»

«¡Eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee! ¡Voy a orinarme o peor! ¡No puedo contenerlooooooo!»

«¡Son demasiado ruidosas! ¡¿Pueden calmarse un poco?! ¡Es solo un fantasma! ¡El alma de una mujer muerta! ¡¿Qué tiene de terrorífico eso?!»

«¡No, esa es la parte terrorífica! ¡¿Oye, por qué estás bien con eso?!» Posiblemente debido a que ella estaba irritada, Beelzebub soltó mi mano.

¡No! ¡Ahora es mucho más escalofriante! 

«Les apuesto que les asusta debido a que no pueden verla. En ese caso, haré algo sobre eso por ustedes, esperen.»

«¿Huh? ¿Qué vas a hacer? ¿Hay algún hechizo que se deshará del terror?»

«No.»

No había un hechizo tan conveniente.

«¡Oye, espíritu mujer! ¡Muéstrate! ¡¿Al menos puedes hacer eso, verdad?! ¡Te has quedado aquí todo este tiempo, así que no te dejaré decir que no puedes! ¡Oye! ¡Chica! ¡Respóndeme!»

Beelzebub comenzó a gritarle a la oscuridad.

«Soy Beelzebub, un demonio de alto rango. ¡Soy la ministra de agricultura del Reino Demoníaco y como tal, poseo la autoridad para hacer de tu tumba un vertedero de estiércol de caballo! ¡Lo botaré en todos y cada uno de los lugares donde tuviste recuerdos agradables!»

¡Ese era un acoso horrendo y descarado!

«Por si fuera poco, el hacerle daño a un espíritu es lo más sencillo para un demonio de rangos superiores. ¡Sufrirás más que cuando moriste! ¿Estás de acuerdo con eso? ¡Muéstrate ante mí antes que cuente hasta diez, o te mataré!»

¡Ella está amenazando con matar a un fantasma! 

«¡Diez, nueve, tres, dos, uno, cero!»

¡Y acaba de saltarse un montón de números! ¡Ni siquiera los contó todos desde diez!

 En ese momento, un pedazo de mueble con forma de mesa comenzó a retumbar en el cuarto.

«¡Eeeeeeek! ¡El fantasma está enojado!»

«Oh-ho, ¿así que la mesa se está moviendo, hmm? ¿Y qué? ¿Qué tiene de terrorífico que una mesa se mueva? ¿Si la mesa se mueve, acaso me pone en alguna clase de desventaja? ¡Dime eso, fantasma!»

La voz de Beelzebub sonaba amenazante.

«Si tienes algo que desees decir, entonces sal. Sin importar que clase de pasado tuviste, si estás obstinadamente asustando a las personas que vienen aquí, entonces no eres diferente de una peste. Te exterminaré sin dudarlo ni un segundo.»

Beelzebub era demasiado fuerte, estaba tan feliz de haberla traído con nosotras.

Se sentía como si mi propio miedo también estuviera rápidamente desapareciendo.

Oh, y Halkara estaba aferrada a mí con fuerza mientras temblaba: «Dioses, dioses, se los ruego, sálvenme… haré, haré cualquier cosa…» Aunque nosotras estamos dependiendo de un demonio en este momento, no de los dioses. 

«¿Qué esto? ¿Te opones? ¿Te gustaría intentar maldecirme entonces? No funcionará. Ningún simple espíritu de una mujer podría maldecir a un demonio de alto rango. ¿Preferirías que yo te maldijera en su lugar con magia?»

Si alguien ahí afuera está acomplejado por los fantasmas, recomiendo extremadamente el llevar a un demonio de alto rango con ustedes. Ahora que pensaba sobre ello con calma, ni siquiera era posible que un fantasma fuera más escalofriante que Beelzebub, ¿verdad?

«¿Oh? ¿Planeas huir? ¡No te dejaré! ¡No te dejaré escapar!» Supongo que el fantasma también estaba asustado.

«¡Detente ahí mismo!»

Beelzebub extendió sus alas y aleteó hacia el techo. Estaba oscuro y yo no podía ver claramente, pero eso fue lo que pude dilucidar.

«¡¿Qué sucede?! ¡¿Estás peleando?!»

«¡No! ¡La estoy matando, eso es todo!»




¡Qué cosa más diabólica para decir! Oh esperen… ella es un demonio.

 «Está bien, espíritu debilucho, ahora pagaras por tomarme el pelo.»

Que extraño. Por alguna razón, estaba comenzando a alentar al fantasma.

Ese pobre espíritu…

«Umm, yo preferiría que no hicieras nada que consiguiera que fuéremos maldecidas…»

«¡No teman! ¡Las maldiciones suceden debido a que el fantasma existe! ¡Si lo destruyo, la entidad provocando la maldición se desvanecerá, así que ningún daño les ocurrirá!»

¡Argh! ¡Esto realmente suena a asesinato!

«¡Está bien, la atrapé! ¡Prendan las linternas!» Halkara y yo hicimos lo que nos dijo.




«¡Aaah! ¡Aquí hay algo!»

Había una nueva persona al lado de Beelzebub.

Bueno, no estaba segura si acaso llamarla una persona era correcto. De todo lo que estaba segura era que este individuo era una chica de entre quince y dieciséis años, al borde de las lágrimas.

«Per-perdónenme… no creía que un demonio como ella aparecería…» La chica habló con una voz temblorosa.

«Maestra-sama, por alguna razón, parece que estoy viendo cosas que no debería ser capaz de ver…» Halkara sonaba aturdida.

«¿Usted supone que bebí demasiado y estoy comenzando a alucinar…?»

¿Así que ella está al tanto de que bebe lo suficiente como para preocuparse por eso?

 «Yo también la puedo ver, así que no creo que sea eso.»

«¿Usted también bebió demasiado, Maestra-sama?» Dejemos de culparle cosas al alcohol.

Beelzebub aterrizó, todavía sosteniendo a la fantasma en una llave para que no escapara.

«Los humanos normalmente no pueden ver a los espíritus, pero estos pueden hacerse a sí mismos visibles. Esta debe haber decidido que buscar ayuda de ustedes dos era la movida más inteligente.»

«Umm, Beelzebub, ¿quieres decir que ese individuo es el fantasma?»

A pesar de que podía verla ahora, Halkara estaba escondida detrás de mí.

«Si quieres detalles, pregúntale.»

Algo se sentía extraño con respecto a preguntarle a un fantasma si era un fantasma, pero probablemente no llegaríamos a ningún lugar si no lo hacíamos.

Por ahora, hicimos que la aparición se sentara en una silla.

Slime Taoshite 300-nen Vol 2 Capítulo 4 Parte 2 Novela Ligera

 

De vez en cuando, cuando la luz le llegaba de ciertas formas, ella se veía traslucida, pero eso probablemente se debía a su naturaleza como espíritu.

«¿Cuál es tu nombre?»

«Rosalie… Soy el fantasma de la chica que se colgó a sí misma en la casa que solía estar aquí.»

Ella era terriblemente brusca.

Y luego comenzó a hablar sobre ella.

«Ellos me habían dicho que me casaría con un aristócrata. En mi pueblo, tenía la reputación de ser totalmente dulce y femenina y yo creí que podía suceder incluso si sonaba como un sueño. Pero mi maldito padre y esa maldita bruja inventaron todo el asunto…»

Esta pobre chica. Incluso sus padres la habían traicionado.




«Los hombres en el pueblo solían coquetear conmigo todo el tiempo…¿Habría sido feliz si simplemente hubiera huido con alguien? Bueno, como sea. Ahora ya es muy tarde de todas formas.»

«Entendemos lo que sucedió, pero quiero decir, ¿realmente eras femenina?»

La forma en la que hablaba era dura, e incluso ahora, ella estaba sentada con sus piernas bastante separadas.

«Una vez que me volví un fantasma, con el tiempo yo… me volví algo pícara.»

Aparentemente, era algo vergonzoso para ella decir que se había vuelto rebelde, dado la forma en que apartaba su rostro.

«Ya sabes, eso suena creíble. El ser traicionada por sus padres podría cambiar a una adolescente hasta este punto,» Beelzebub comentó.

«Este es mi territorio. Lo he protegido todo este tiempo, pensando que los forasteros deberían comportarse como forasteros y mantener su distancia… y entonces ustedes llegaron.»

Eso concluyó su historia, en su mayor parte. Ya sabíamos ahora la identidad del fantasma, y ella se había rendido, así que el incidente ya prácticamente se había resuelto.

«Entonces… ¿Rosalie, verdad? ¿Qué quieres hacer ahora?»

«¿Huh? … ¿A qué te refieres con hacer

Todavía no habíamos escuchado ni una sola cosa sobre el futuro de la chica. Solo su pasado.

«Oh, la borraré en un abrir y cerrar de ojos, así que no sufrirá.»

«Propuesta rechazada.»

¡Esta ayudante no tenía escrúpulos en decir algunas cosas terriblemente infames!

«¿Por qué? Ella siente dolor y se queda aquí debido a que tiene un alma. Si borro su existencia, ella se liberará de todo el sufrimiento. Si regresaras a la nada, los dolores del nacer, vejez y muerte no existirán para ti.»

«Preferiría que no usaras la fuerza para hacer realidad las ideas del Budismo.»

«En ese caso, anda a la iglesia y haz que un sacerdote ofrezca un par de oraciones por el descanso de su alma. Eso debería purificarla y así no se quedará más tiempo en este mundo.»

En otras palabras, estaríamos haciéndola avanzar de manera apropiada. Eso sonaba como la respuesta correcta, pero…

Rosalie se abrazó a sí misma con fuerza.

«No…» La palabra sonaba estrangulada.

«No quiero desaparecer todavía…»

Su voz estaba temblando mucho más que la nuestra cuando estuvimos asustadas del fantasma.

Bueno, seguro. Por supuesto que ella no querría desaparecer.

«No es racional que los fantasmas se queden en este mundo de partida. Haces unos pedidos bastante egoístas.»

Beelzebub era demasiado pragmática. Simplemente no era tan sencillo el hacer las paces con algunas cosas.

«Bueno entonces, Rosalie, ¿por qué no quedarte aquí?» Le ofrecí, dado que era perfectamente normal.

Si ella tenía miedo de desaparecer, esa era prácticamente la única alternativa.

«¿L-Lo dices en serio…? ¿Aunque esté en su camino, cierto?» Más que estar feliz, Rosalie respondió sorprendida.

«Por supuesto, si estás planeando sembrar el caos, yo diría No, espera, pero no estás haciendo ningún daño al simplemente estar aquí, ¿verdad? No generas costes en comida, calefacción ni impuestos. En ese caso si no hay daño, no hay falta, ¿verdad?»

«Hmm. No hay daño, ¿huh? Si el fantasma mantiene una actitud apropiada, supongo que podría resultar de esa forma.»

Beelzebub no parecía tener alguna objeción en particular.

«¿Qué…? ¿Quiere decir que el fantasma estaría aquí en mi lugar de trabajo?»

Halkara obviamente estaba temblando. Supuse que todavía no había conquistado su miedo.

En mi caso, esos sentimientos habían disminuido dramáticamente tan pronto como puse mis ojos sobre el fantasma.

La idea de Beelzebub acerca de que las cosas no eran tan escalofriantes una vez que las veías había sido correcta.

«¿Por qué no? Si ladrones entran en la noche, ella podría ahuyentarlos por ti.»

«Eso puede que sea cierto, pero… cuando no estoy segura de si está o no ahí, es difícil relajarse.»

«¿Por qué entonces no dejar que se quede solida todo el tiempo?»

«¡Eso también sería raro! ¡Y! ¡Además! ¡El simplemente tener un fantasma en las instalaciones hará que las personas corrientes rechacen este lugar y se nieguen a trabajar aquí!»

«Oh. Ahora que lo mencionas, es cierto.»

¡Un entretenido ambiente de trabajo, complementado con un fantasma! Por favor vengan y únanse a nuestro equipo—No, eso probablemente no serviría. Esta era una fábrica, así que si no resolvíamos el asunto del fantasma, el lugar no podría hacer más negocios. Incluso si Halkara se acostumbraba a la situación, no resolvería el problema fundamental.

 «Supongo que realmente no está bien que yo esté aquí… los fantasmas somos una patada en los huevos, ¿verdad…?»

 Incluso Rosalie se estaba poniendo pesimista. Yo quería decirle que eso no era cierto, pero era un hecho que ella estaba afectando las operaciones de la fábrica. Teníamos que encontrar una solución.




 «Esperen. Ahora que lo pienso, ¿no puedes ir a otro lado fuera de esta fábrica?»

 «Nop. Nunca he dejado el terreno de la casa donde me suicidé.» 

Como Shalsha había dicho, los fantasmas atados por la ubicación realmente no podían ir a ningún otro lugar.

 «Hay una forma,» Beelzebub dijo.

 «Ugh, tienes razón, realmente no hay ninguna opción buena, ¿verdad?—¡Espera, ¿la hay?!»

«La hay. Cuando se trata de investigación de las almas, los demonios estamos mucho más adelantados que ustedes. Si el espíritu no puede dejar el lugar por su cuenta, simplemente necesitamos moverla nosotras.

Ninguna medida complicada será necesaria.»

«¡Dime! ¡¿Qué es lo que tengo que hacer?!»

Rosalie también parecía interesada.

«El espíritu tiene que poseer a una persona viva y luego usa a dicha persona para viajar a otro lado. Una vez que hayan alcanzado el lugar indicado, sacan al espíritu. Es como mudarse de casa, usando un humano.»

«Hmm. ¿Así que ella solo necesita poseer a alguien, huh?» Dije.

«Realmente no quiero ser poseída, pero…»

«Cualquier espíritu debería ser capaz de poseer. Sin embargo, ella no es la única involucrada y no es como si un fantasma pudiera poseer a cualquier persona. Por ejemplo, es casi seguro que no funcionaría en ti, Azusa.»

A continuación los ojos de Beelzebub se movieron hacia Rosalie.

«Nunca antes he intentado poseer a alguien…»

«Hazlo como si estuvieras zambulléndote al interior de la cabeza de una persona. Dale un intento. Aun si fallas, no te matará.»

«Está bien, estoy lista. Hazlo en cuanto quieras.” Cerré mis ojos y me preparé.

«E-Está bien, bueno, a ver qué pasa.»

¡Spak!

 Hubo un sonido al interior de mi cabeza como si alguien hubiera rebotado y luego Rosalie estaba respirando de forma dispareja enfrente de mí.

«¿Qué fue eso? Estoy agotada… No había estado así de cansada desde que estuve viva.»

«Para resumir, las personas con habilidades excepcionales no dejan aberturas para la posesión. Las personas con total confianza en sí mismas también son difíciles. A menos que la persona sea de voluntad débil y fácilmente influenciada por otros, la posesión será difícil de lograr. En otras palabras—»

Los ojos de Beelzebub giraron hacia Halkara. «Umm… ¿Por qué me estás mirando?»

«Ella ciertamente debería ser capaz de poseerte.»




«¡¿Qu—huh?! ¡¿Acaso ese fue un insulto disimulado?!»

«No estoy siendo disimulada. Tú pareces ser débil y prácticamente eres la vulnerabilidad encarnada.»

«¡Eso realmente es malo, de varias formas!» Lentamente, Rosalie se acercó a Halkara.

«Lamento esto, pero ayúdame un poco.»

«¡No! ¡No soy buena con los fenómenos psíquicos! ¡No seré capaz de ir al baño cuando despierte en medio de la noche!»

«Entonces yo te poseeré y te llevaré al baño.»

«¡Eso es lo que lo hace tan tenebroso!»

Antes de que Halkara terminara de hablar. Rosalie se zambulló en su cabeza y desapareció en un abrir y cerrar de ojos.

¿Acaso eso significaba que había funcionado?

«Oye, puedo mover esta cosa.»

La voz era de Halkara, pero su tono era totalmente diferente. Ella estaba moviendo incómodamente sus manos, como si fuera un robot.

Parecía que Rosalie había logrado entrar.

«¡Funcionó! ¡Es genial!»

«No he tenido un cuerpo en un largo tiempo y me hace sentir algo ansiosa… Además, los pechos de esta son increíblemente pesados.»

Halkara (¿?) puso sus manos bajo su pecho y lo levantó. Lo que significaba que ella ya había tenido suficiente con esa ridícula cantidad de busto.

Slime Taoshite 300-nen Vol 2 Capítulo 4 Parte 2 Novela Ligera

 

«Sí, bien. Ahora todo lo que necesitas es dejar la fábrica y estaremos listas.»

Cierto, seriamos capaz de sacar a Rosalie de la fábrica, pero todavía teníamos un problema.

«¿Entonces adonde la vamos a llevar?» Ni siquiera habíamos pensado en eso.

«…A tu casa. ¿Dónde más? Tú fuiste quien sugirió salvarla. Hazte responsable.»

«Tienes razón. Además, la estamos sacando por nuestra propia conveniencia. Y por lo tanto—»

Levanté una mano.

«Rosalie, ¿te gustaría vivir en mi casa?»

«¿P-Puedo? ¿No te causará problemas ni nada por el estilo?»

«Tú fuiste infeliz hasta que falleciste, así que ¿por qué no volverte feliz, luego de haber muerto?»

Había aprendido demasiado sobre esta chica como para simplemente abandonarla.

Moviendo torpemente la mano de Halkara, Rosalie tomó la mía.

«Entonces es un trato. ¡Llevémonos bien!»

Mientras sacudía la mano de Rosalie, le di mi mejor sonrisa.

Después de todo, ella tenía que estar nerviosa y había estado totalmente sola durante un tiempo extremadamente largo.

Emocionalmente, ella debía ser manejada muy cuidadosamente.

«S-Sí…gracias…» Rosalie expresó su gratitud, sonrojándose.

«Tengo un montón de cuartos en mi casa e incluso un fantasma debería ser capaz de tener una buena vida ahí. Todavía no le he dicho a ninguna de las otras residentes, pero son todas personas amables, así que funcionará.»

Entonces, por alguna razón, Beelzebub suspiró profundamente de una forma que denotaba una profunda resignación.

«Azusa, eres una estafadora. No solo eso, pero el hecho de que casi ni te das cuenta de lo que estás haciendo es lo que lo hace tan difícil de lidiar.»

«¿Huh? Realmente no lo entiendo, ¿pero estás fastidiada conmigo?»

«Puede que no lo parezca, pero te estoy felicitando, a mi manera. Uno puede darse cuenta de los cálculos de un conspirador, pero tú no calculas nada. Ese es el tipo más peligroso.»

Si ella va a alabarme, desearía que lo hiciera de una forma que fuera fácil de entender.

 «U-Um… ¿Eres Azusa-san, verdad? ¿Puedo llamarte, Nee-san?»

«Por lo que de apariencias se trata, parece que yo soy la mayor, ¿verdad? Seguro. Puedes llamarme como gustes.»




«Te seguiré por siempre, Nee-san. ¡Si algo llegara a sucederte, te protegeré con mi vida!»

«¿Protegerme? Pero ya estás muerta.»

Solo lo había tomado como una broma, pero—

«¡Nah, si tomo prestado un cuerpo como este, puedo usarlo!» Mientras hablaba, Rosalie infló su pecho.

Dado que el pecho en realidad era de Halkara, el gesto tuvo un impacto considerable.

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios