Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 2

Capítulo 3: La Presunta Graduación de Halkara

Parte 2

 

 

No estaban coloreados, pero eran increíblemente buenos.

Varios de ellos eran retratos fotorrealistas, probablemente de personas que Shalsha había conocido en la aldea. Algunos de ellos parecían ser sobre la misma Shalsha.




«Bueno esto no es como cuando una madre dice Oh, vaya, eres tan talentoso, solo para felicitar a un niño. Realmente eres buena en esto. Y eso no es todo, tú puedes sentir algo así como el espíritu del sujeto en estas. La idea de que esta persona sea probablemente buena se ve claramente expresada.»

Laika se había inclinado para mirar los bocetos y sonaba tan sorprendida mientras daba su opinión.

«Podrías aprender a pintar con estas. Realmente deberías desarrollar este talento.»

«Todavía no son los suficientemente buenas para mostrárselas a las personas, así que esto es vergonzoso…»

Si estas no eran lo suficientemente buenas para mostrarse, me gustaría que me dijera de qué magnitud tenían que ser antes de que pudiera hacer eso.




Puse mis manos sobre los hombros de Shalsha.

«Shalsha, te voy a dejar a cargo de dibujar el retrato de Halkara. Puede ser un borrador—solo dibújalo. Incluso si ella efectivamente se va, creo que probablemente lo atesorará toda su vida.»

«Está bien, mamá. Haré lo que me pides.» Shalsha asintió.

«Aunque prométeme que no vendrás a mirar hasta que esté terminado. Es más vergonzoso tener personas mirando el trabajo en progreso.»

«No miraré. Lo prometo, no haré algo como en Tsuru no Ongaeshi

«¿Tsuru no Ongaeshi




«Es un cuento de hadas. Una grulla que fue salvada de una trampa se transformó en humana para devolver el favor. Ella trabajó con un telar, pero le dijo a la gente que no mirara, pero lo hicieron de todas formas. Luego de que vieron que ella se transformaba en una grulla para hacer el trabajo, esta se marchó.»

«Oh, es parecida a la fábula de Kalshurah en el sur.»

Ese fue un comentario cultural que realmente no entendí. Aunque, ella probablemente se refería a que había otra historia como la mía ahí afuera.

En general, ya nos habíamos decidido con respecto a los preparativos que íbamos a hacer, así que fui a comprar las bebidas antes que el día se terminara.

Compré una botella de vino por trescientas mil monedas de oro y una botella de destilado por quinientas mil monedas.

Ni siquiera iba a pensar sobre cuantos slimes muertos equivalía eso. Así de tanto era la cantidad de mis ahorros. De hecho, podría haber comprado diez botellas si así lo hubiera querido.

Amaneció y el día de la fiesta llegó.

Aunque todavía teníamos un problema. Si Halkara estaba en la casa todo el tiempo, no podríamos prepararnos.

«Halkara, quiero ir a buscar hongos después de almorzar. ¿Vendrías a ayudarme?»

«¡Oh sí, Maestra-sama!»

Perfecto. Operación Sacar a Halkara de la Casa, un éxito.

Almorzamos y luego nos dirigimos al bosque. Había estado en estos bosques muchas veces antes que Halkara llegara, pero aprendí los nombres de varios tipos de hongos gracias a ella.

«Aunque es un poco tarde hoy. Usualmente hacemos esto en la mañana.»

«Tengo mis razones.»

La idea de que esta sería la última vez que trabajaríamos juntas me hizo sentir algo desconectada.

«Maestra-sama, se ve algo aislada. ¿Pasó algo?»

«Supongo que podría decirse que estaba pensando en las despedidas.»




«Oh, ¿es el aniversario de la muerte de su amado o algo así?»  Halkara lo había entendido mal. Aunque, ella no estaba tan perdida.

«Incluso si la muerte no es lo que te separa, algunas veces descubrirás que tendrás que decir adiós súbitamente, ¿sabes?»

«Sí, tiene razón. Aquel que se despide también se preocupa acerca de cuándo hacerlo.»

¡Oh! Eso de seguro es sugerente… 

«He tenido una extraordinaria vida, pero siempre he querido mantener mis despedidas sanas. Supongo que diría que quiero que sean significativas para ambas partes. Donde puedas dar el siguiente paso, sin arrastrar lamentos contigo.»

«…Sí, tienes razón.”»

«Umm, Maestra-sama, ¿está llorando?»

«N-No, no lo estoy.»

La tarde se estaba terminando. Ellas probablemente ya estaban listas.

«Halkara, ¿volvemos a casa?»

Ella puede que me llame así solo un par de veces más.

 Cuando llegamos a la casa, dije: «Espera afuera un momento,» para luego entrar avisando que habíamos regresado.

A continuación regresé a la entrada.

«Lamento haberte hecho esperar. Está bien, entra.»

«Por supuesto… ¿Qué pasó?»

Intrigada, Halkara entró a la casa para abrir a continuación la puerta que daba al comedor.

«¡Halkara, muchas gracias por todo!» Todas sonrieron y hablaron al unísono.

Las que tenían las manos desocupadas estaban aplaudiendo.

«Umm, ¿qué es esto? ¿Ustedes pusieron un letrero que dice, Halkara, por favor sigue dando tu mejor esfuerzo…




Halkara no sabía dónde mirar producto de la confusión. Nuestra sorpresa había sido un éxito.

Genial, llevemos la operación al siguiente nivel.

Falfa vino a pararse en frente de Halkara.

«Voy a leerte una carta.»

«Querida Halkara Onee-san. Le hiciste a Falfa un montón de jugos ricos. También me contaste un montón de historias sobre interesantes plantas y ahora el mirar los hongos es muy divertido para mí. Eres algo despistada a veces, pero tú jamás te has enojado con alguien y siempre has sido amable. El saber que te vas a mudar hace que Falfa esté muy triste. De ser posible, me gustaría que te quedaras acá y me contaras toda clase de otras historias, pero también quiero que hagas más cosas en un nuevo lugar…probablemente será difícil algunas veces, pero… por favor no te rindas y sigue sonri—Ngh, waaaah…no quiero que te vayas…»

Superada por las emociones, Falfa comenzó a llorar.

Se sentía extraño decirle a mi hija en pleno llanto «¡Muy bien!» pero estaba segura que el corazón de Halkara no sería inmune a eso.

«¡Esto es para ti!»

«Oh…Gr-gracias…» Halkara tomó la carta.

«Umm, ¿pero qué es esto…?»

A continuación fue el turno de Shalsha.

«Dibujé esto contigo en mente, Halkara.»

Era una imagen de Halkara sentada en su cuarto de preparación. Como siempre, era fenomenal.

Uno incluso podía darse cuenta de lo que Halkara se dedicaba.




«Umm, yo…muchas gracias.»

Halkara estaba desconcertada, pero aceptó a su vez el boceto.




«Está bien, suficiente con la triste conversación. ¡Hoy, bebamos y seamos felices!»

Puse el licor sobre la mesa.

«Es un vino de tres-cientas-mil-monedas-de-oro, Lágrimas de la Diosa, ¡y un destilado de qui-nien-tas-mil-monedas-de-oro llamado Opulencia!¡Despilfarré de formas que no te imaginas, así que asegúrate de saborearlo de forma apropiada antes de que te emborraches!»

«¡¿Queeeeeeeé?! ¿Maestra-sama, parece que hay un malentendido…?»




«¡No hay ningún malentendido! ¡Estás planeando mudarte a Nascúte, ¿verdad?! ¡Hoy estamos celebrando el comienzo de tu nuevo viaje!» Por alguna razón, Halkara palideció rápidamente.

«¿Qué sucede? ¿Crees que también vas a llorar? Está bien—adelante. Después de todo, no hay nadie aquí fuera de la familia, ¡y seremos familia aun si estamos lejos!»

«¡Usted claramente lo entendió todo mal! ¡No planeo mudarme!» El grito de Halkara resonó a través del cuarto.

Todas la miramos inexpresivamente.

«¿Huh? Pero vas a ir a la inmobiliaria de Nascúte mañana, ¿verdad?»

«Iré, pero no planeo mudarme.»

«¿Entonces por qué? ¿Quieres decir que solo te mudaras si encuentras una buena casa?»

¿Era parecido a entregar la carta de renuncia después de haber recibido una oferta informal de un posible nuevo empleador?

«¡No, escúcheme, yo ni siquiera me quiero ir! ¡Voy a ir a la inmobiliaria para instalar una fábrica de medicina y bebidas en Nascúte!»

Ahora que lo pienso, ella mencionó hace mucho tiempo atrás que estaba pensando en una fábrica…

«¿Huh?… Espera, ¿entonces todo esto fue un malentendido de nuestra parte?»

«Supongo que eso sería. Por lo menos, planeo seguir viviendo en esta casa.»

En otras palabras, ésta ya no era una fiesta de despedida.

«Oh. Supongo que entonces no debería haberme preocupado.» Mis hombros se desplomaron, toda mi energía se había ido.

«Me gasté ochocientas mil monedas de oro, solo en las bebidas.»

«Lo lamento, Azusa-sama. Debería haber reunido más evidencia…»

«¡Disculpen! ¡¿Pero no están actuando como si yo estuviera equivocada?!

¡Eso no puede estar bien, ¿o sí?!»

Sin embargo, las niñas fueron tan puras de corazón como uno podría esperarse en momento así.

«¡Así que no te irás! ¡Falfa está feliz!» Falfa se aferró de Halkara.

«¡Oh, gracias! ¡Parece que alguien finalmente está feliz por ello!»

Ella tenía razón. Esto definitivamente era motivo para celebrar, así que todo lo que teníamos que hacer era convertirla en otra clase de fiesta.

«¡En ese caso, a partir de ahora, comenzaremos con la Fiesta de Halkara, celebrando que no se haya ido! ¡Que todas busquen un poco de alcohol o jugo para el brindis!»

Ese día, cenamos con extravagancia.

«Aaaah, este vino es realmente dulce y con gran sabor, simplemente no puedo tener suficiente.»

«Por supuesto que lo es. Lloras mientras lo bebes. Casi nunca he bebido algo con un precio como este.»

Creo que el único par de veces habría sido cuando fui invitada a los eventos de la aldea y ellos abrían las botellas caras por mí.

«La comida también es increíblemente buena. ¿Te concentraste en las cosas que me gustarían?»

«Mantuve tus preferencias en mente mientras cocinaba. Personalmente, habría ido por unos cuantos más platillos de carne, pero de cualquier forma, no serviría tener sobras, así que por favor come.»

Laika trajo plato tras plato.

Ninguno de los platos individuales parecían muy grandes, pero aparentemente ella había decidido competir con la cantidad.

De acuerdo a Halkara, Nascúte estaba lo suficientemente cerca como para que ella pudiera ir y regresar a pie, y como la presidenta de la compañía, una vez que las cosas estuvieran en marcha, ella no tendría que ir a diario.

«A propósito, ¿no se necesitan grandes sumas de dinero para instalar una fábrica?»

«Estoy invirtiendo mis ganancias. Sin embargo, está diseñado para que no quede con deudas si llegara a fallar, así que por esa parte estoy segura. Dado que estoy haciendo esto en un territorio totalmente nuevo, hay muchas cargas eventuales, así que…»

Cuando se trataba de administración, Halkara parecía confiable, así que supongo que ella estará bien. Además, ella tiene un historial de éxitos.

«El pueblo de Nascúte está a los pies de las montañas. Lo que significa que el agua subterránea fluye directamente hacia ella, así que es rica en agua mineral. ¡Si uso esa agua, seré capaz de vender grandes cantidades de Nutri-Alcohol y otras bebidas saludables!»

Así que ella realmente había pensado a fondo esa parte.

«Además, habría un límite para contratar en Flatta, pero en Nascúte, debería ser capaz de contratar a un equipo de diez o más. Si pongo a trabajar a los ciudadanos de Nascúte, estaré creando trabajos, así que no creo que sea un mal trato para nadie.»

«Ya veo. Trabaja como si planearas convertirlo en la especialidad del pueblo.»




«¡Lo haré! ¡Trabajaré como loca!»

Tres minutos después, Halkara se había emborrachado y estaba bajo la mesa incapaz de conversar de manera productiva, pero…

«Imagino que saldrá bien,» Laika dijo con una sonrisa como si estuviera cuidando de ella.

«Tienes razón. Una vez que la fábrica abra, quizás deberíamos celebrar otra fiesta.»

De todas formas logramos felicitar a un miembro de la familia en el inicio de su nueva aventura, así que llamémoslo un final feliz.

5 3 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios