Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 2

Capítulo 1: Abrimos un Café

Parte 3

 

 

Involuntariamente, me cubrí la boca con una mano e incluso me agaché un poco.

«¿Hmm? ¿Azusa-sama? ¿Sucede algo? ¿Se siente mal?»




«Es una diosa…una diosa ha aparecido…»

No era la única que estaba reaccionando de forma anormal. Halkara también estaba estupefacta.

«Es la camarera definitiva…» Sí, el uniforme de camarera le quedaba demasiado bien a Laika.

La hacía ver como una adorable chica que estaba sirviendo por primera vez a los clientes y había decidido probárselo; con una inquiera expresión y los adornos del traje armonizando entre sí junto a su apariencia coqueta. Ella era una fuerza a la que tener en cuenta.

«Vistes ropa con volantes todo el día, así que se ve bien en ti. Demasiado bien, a decir verdad…»




Laika claramente estaba avergonzada por este cumplido.

Slime Taoshite 300-nen Vol 2 Capítulo 1 Parte Novela Ligera

 

«Lo cierto es que, hace mucho tiempo, fui camarera en una obra en la escuela para dragones y todos dijeron que me quedaba bien… ustedes están reaccionando de la misma forma.»

Ya veo. Ella no estaba entusiasmada debido a que sabía que era casi demasiado perfecto para ella.

«Laika, puede que sea vergonzoso, pero realmente deberíamos hacerlo al menos una vez. Sé más proactiva con respecto a mostrar tus talentos.»

Estaba hablando como si fuera una productora y ella una artista, pero así era como realmente me sentía.

Tenía el presentimiento de que íbamos a ser un éxito.

Bueno, todo lo que hicimos fue que prepararan nuestras ropas, pero la comida sería relativamente fácil de lidiar.

Si comprábamos mesas, estas más tarde solo estorbarían, así que estaba planeando pedir algunas extras de la aldea.

***

 

 

 

Y así comenzamos a avanzar con los preparativos para el Café Casa de la




Bruja.

Primero, se nos ocurrió el menú. Para las bebidas, ofreceríamos las habituales y confiaríamos en el instinto de Halkara para el resto.

«¡Finalmente, tengo la oportunidad de darle rienda suelta a mis habilidades!¡Déjemelo a mí, Maestra-sama!»

Ella parecía anormalmente enfervorizada, y ella efectivamente había aportado con muchas ideas para el menú de cosas.

Sin embargo, a pesar de la abundancia de propuestas, la mayoría eran peculiares.

«Potenciador de fuerza bebestible—una Mezcla de Quince Diferentes Raíces. Este es un no.»

«¡¿Huh?! ¡¿Por qué?! ¡Era inmensamente popular entre los hombres de mi hogar en la Provincia de Hrant! ¡Decían que funcionaba de maravilla!»

«¡El concepto es sospechoso! Hazlo un poco más poético.»

«Bueno entonces, ¿qué tal esto? ¡Bébelo a Diario y Serás más Alto en un Mes! Una Mezcla de Hierbas Medicinales que Promueven el Crecimiento Óseo.»

«¡Mira, deja de publicitar lo útil que son las cosas! ¡Ve con algo más normal!»

No solo eso, pero sería extraño vender un artículo con el efecto de un mes en el café de un día.

«Yo en verdad pienso que mis sugerencias suenan como de bruja…»




La objeción de Halkara efectivamente tenía sentido, pero las personas de la aldea realmente no me temían como si fuera una bruja tenebrosa, así que no necesitábamos interpretar ese papel demasiado en serio.




«En ese caso, iré a la segura con jugo de frutas. Si mezclas uvas silvestres de esta región con miel disuelta en agua caliente, dejará un saborcillo refrescante.»

«En primer lugar tráeme ideas como esa.»

Podía elegir esa sin ninguna queja. De hecho, no tenía nada malo.

«Bueno, quiero decir, es solo que no es interesante.»

«No intentes algo interesante. Estos no son productos graciosos.»

Esta no era un área donde los cafés maid estuvieran enfrascados en feroces competencias entre sí, así que «normal» serviría lo más bien.




«Si eso es lo que desea, creo que puedo hacer cerca cincuenta en un día.»

«¿Qué eres, una genio? En ese caso, estaremos bien con las bebidas. No es como si en primer lugar hubiera estado muy preocupada.»

«Rayos…al menos me gustaría hacer algo como ¿Crees que es dulce…? y entonces ¡Wham! ¡Súper picante! Jugo mezclado con treinta condimentos

Sin importar en qué mundo uno estuviera, siempre se podía encontrar personas que solo quieren hacer algo raro.

A continuación estaba el menú de la comida. Este también fue algo más difícil de lo que esperaba.

Laika trajo un plato que llevaba una gigantesca masa amarilla.

«Azusa-sama, pensé en una promoción en que cualquiera que pueda comerse este omelette ultra gigantesco dentro de media hora no tendrá que pagarlo ¿Qué opina?»

«¡Sin competencias de comer! ¡Terminaremos con una imagen especifica!»

¿Acaso los retos de comida son algo universal?

 «¡A decir verdad, tengo otro plan secreto!» Laika fue a la cocina y trajo otro plato.

«¿Qué tal algo único? Pondremos una crema dulce sobre la pasta hervida. Las personas asumirán que la pasta no va con las cosas dulces y aun así por si fuera poco le pondremos arriba algo parecido a un postre.»

» Admiro tu espíritu aventurero, ¡Pero no vamos a hacer eso!»

¡Definitivamente también tenían lugares así en Japón!

«Laika, tu comida de siempre es deliciosa, ¡se fiel a lo básico!»

«Ya veo…es solo que, estaremos tomando su dinero y todo eso, así que pensé que realmente deberíamos entregarles algo de correspondiente valor…»

Todas eran demasiado intrépidas. Las cosas en los cafés deberían aliviar y relajar a las personas. Preferiría que no entendieran mal eso.

Sin embargo, había peores alborotadoras.

La puerta se abrió con un bang y Falfa corrió. Ella aparentemente había estado afuera.

«¡Mami! ¡Atrapé un gran saltamontes!»

Ella tenía razón. Era uno gigante, del tamaño de su palma.




«Wow, ese es grande.»

«Escuchen, si cocinamos a este saltamontes, ¿cómo creen que sabría—?»

«No vamos a servir eso en el café.»

Ahí fue cuando Shalsha apareció, sosteniendo un grueso libro.

«De acuerdo a este volumen, algunos países comen insectos y especies relacionadas con los saltamontes son especialmente populares. Sin embargo, a menos que le quites las patas, ellos tienden a quedar atrapados en la garganta dentro de tu cuerpo y uno podría terminar en un estado crítico.»

«No tengo intención alguna de rechazar otras culturas, ¡Pero no vamos a cocinar eso aquí!»

¡¿Por qué querríamos llevar en esa dirección a un café de un solo día?!

«Tú también, Falfa. Lleva al señor saltamontes de regreso afuera, ¿está bien? Él bien podría haber estado planeando jugar con sus amigos.»

«Buuuueno. Lo haré.»

Falfa volvió a salir. Todas estaban intentando hacer cosas mucho más extrañas de lo que me imaginaba.

Está bien, yo seré la coordinadora. No hay nadie más.

 La primera cosa de la que me encargué fue de los asientos, usé una cinta para medir y decidí donde pondríamos las mesas.

En adición a las mesas en el interior, decidí instalar asientos en la terraza exterior. Eso nos daría más sillas y el aire era maravilloso aquí en las tierras altas. La ocasional brisa también se sentía agradable.

Hice esto debido a que si las cosas se volvían muy atestadas, la atmósfera ya no sería de relajo y eso significaría que nuestro café tendría sus prioridades al revés.

También tomé las decisiones finales sobre el menú, tomando las propuestas de Laika bajo consideración mientras trabajaba. Me enfoqué en platos preparados con vegetales, concordando en versiones ligeramente más lujosas de la comida hogareña.

«Escribamos los menús en el papel grueso que usamos para escribir los resultados cuando mezclamos medicinas. Haremos uno para cada mesa. Yo me encargaré de la muestra, ¿así que cada una de ustedes podría hacer tres?»

«Maestra-sama, ¿realmente va en serio sobre esto, verdad?» Halkara estaba tan sorprendida que se había alejado un poco.




«Yo pensaba que sería más como una broma…»

«¿Por qué haría intencionalmente una broma de ello cuando nos estamos tomando todos estos problemas?»

«No, yo solo digo, por ejemplo que podríamos decir Bienvenido, Amo a los clientes y cosas como esa.»

¿Podría ser que los cafés maid de Japón sean una cosa universal…?

***

 

 

 

El tiempo pasó rápidamente—o mejor dicho, de todas formas no había mucho tiempo hasta el día previo al festival—y el gran estreno del Café Casa de la Bruja llegó al fin.

Luego del desayuno, todas nos pusimos nuestros uniformes de camarera.

«S-Sabe, cuando estamos todas formando una fila con atuendos similares, somos un verdadero espectáculo…»

Mientras Laika hablaba, su expresión mostraba que estaba media avergonzada y media exultante de que el día finalmente estuviera aquí.

Yo me sentía de la misma forma.

«Tienes razón. Afortunadamente, no parece que vaya a llover hoy. Comencemos con los preparativos finales, ¿está bien? Laika y Halkara, ustedes comenzaran con la comida y las bebidas; Falfa y Shalsha, ustedes limpiaran las mesas y revisaran para asegurarse de que no haya polvo en el suelo, yo sacaré los asientos para la terraza.»

Si hubiéramos puesto con antelación los asientos de la terraza y llovía, habríamos tenido problemas, así que los tuvimos bajo techo hasta el último momento.

Todas asintieron, así que aparentemente, no había problemas.

«Solo son las ocho en punto ahora, así que nos quedan dos horas hasta que abramos el local. Hagámoslo bien.»

Está vez, Laika y Falfa respondieron con un: «¡Sí!»

«¡Está bieeen!»

«Umm ¿Qué vamos a hacer si no llega ningún cliente…?» Como era de esperarse, dado lo frecuente que terminábamos en situaciones miserables, Halkara era pesimista.

«Estamos bastante lejos de la aldea aquí. A su vez hay un montón de celebraciones antes del festival y si deciden que no les importa una tienda en una ubicación como la nuestra y deciden pasarla de largo…»

Ella tenía razón, era un riesgo genuino.




«Bueno, no tiene sentido inquietarse. Hagamos simplemente lo que podamos hacer. Quiero decir, ya sabes, el solo participar ya vale algo…»

«Si no vendemos ningún producto, empacaré todas las bebidas en canastas y las iré a vender mañana al festival.»

Como se esperaría de alguien que solía manejar una fábrica, ella tenía un espíritu comercial bastante fuerte.

«Está bien, vayamos a trabajar. Todas saben cuáles son sus turnos, ¿verdad? ¡Muy bien, pueden retirarse!»

Dado que mi trabajo era afuera, fui a abrir la puerta del lado de la cabaña con el techo de gablet.

4.8 4 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios