Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 2

Capítulo 1: Abrimos un Café

Parte 2

 

 

Ellos celebraron el primero hace casi doscientos cincuenta años atrás y se había quedado desde entonces. En lo que a las personas normales les concernía, una vez que algo seguía por doscientos cincuenta años, se contaba como tradición.

«Azusa-sama, ¿qué clase de festival es?»




Laika no lo había visto antes, así que ella no sabía.

«Las personas bailan en la plaza de la aldea y en las tierras altas cuando quieren, de la forma que quieren. Por supuesto, también hay puestos en las calles, así uno se puede divertir incluso si no baila.»

«Ah. ¿Así que esta es una costumbre de su cultura? Que intrigante.»

«Llamarla una cosa cultural lo hace sonar realmente formal, pero es un festival tranquilo. Había escuchado que originalmente era el tiempo cuando las personas ofrecían frutas de su cosecha a una deidad de la tierra, pidiéndole que continuaran las bendiciones en el año por venir, pero ya nadie le presta atención a eso ahora.»

El ejercicio también eliminaba el estrés. Al bailar todo el día, aumentabas tu energía para dar tu mejor esfuerzo en otras tareas más tarde.




«Oh, pero si es la Gran Bruja y compañía.» El hombre de la tienda donde siempre comprábamos nuestra mantequilla nos saludó. Él también estaba en medio de colgar una colorida tela en su muralla.

«Buenas tardes. Ya casi es tiempo para el festival, ¿verdad?»

«Así es. Dígame Gran Bruja, ¿también hará algo para el festival? Con mucho gusto recibiríamos su contribución. Aunque, naturalmente, estaríamos felices aun si solo viniera a mirar como siempre.»

«Mm, sí. Pero ya sabes, intento no participar en el festival en sí. Si lo hiciera, podría terminar liderándolo…»

En otras palabras, la aldea estaría en peligro de perder su autonomía.

Después de todo, yo era una bruja que había estado viviendo aquí desde antes de que el festival comenzara. Si tal ser tomara parte en el festival, los aldeanos serían incapaces de decir algo.

Odiaría terminar sintiéndome como si estuviera dominando la aldea, así que mantengo mi postura de abstenerme del programa del festival.

Sin embargo, este año, mis circunstancias eran ligeramente diferentes.

«¡¿Si es un festival, creen que habrán puestos vendiendo dulces?!»

«Es posible discernir la naturaleza de los aldeanos a través de sus ritos festivos. La investigación de tradiciones es también parte importante del estudio de la historia.»

Falfa y Shalsha estaban mostrando interés…aunque encontraron su interés en cosas bastante diferentes.

«¿Un festival, hmm? En los festivales élficos, yo hacía dinero vendiendo solamente bebidas. Cuando ofrecí un elixir basado en plantas que prevenía la resaca, voló de los estantes. Quizás lo venda de nuevo. En los festivales, tus productos se venderán incluso con altos precios, es un negocio bastante sencillo.»

Las ideas de Halkara también se estaban moviendo hacia el festival, aunque las suyas eran menos puras.

Laika también estaba contemplando los preparativos.




Bueno, mi familia se había expandido rápidamente. Quizás podría tomar esta oportunidad para intentar cambiar el cómo me involucraba con el festival.




Habiendo dicho eso, el presentarnos como una familia sería una hazaña y si terminábamos completamente atadas a nuestra participación, no tendríamos la libertad para disfrutar el festival de manera normal. Eso incumpliría totalmente el propósito.

¿Habría alguna clase de arreglo decente?

«Gran Bruja, también hay una celebración el día previo al festival. Usted

«Es cierto. Si hiciéramos eso, no se superpondría con el festival en sí, pero… Hmm…»

No pude dar inmediatamente una respuesta, así que por el momento, pospuse el asunto.

Fuimos a mi restaurant favorito, el Águila Inteligente, para una gran cena.

Pato asado estaba en el menú de esta época del año, y había sido exquisitamente sazonado. Yo no era muy buena bebedora, pero incluso yo consumí vaso tras vaso con gusto. Halkara también bebió un montón.

«Está bien si bebes, Halkara, pero no quedes totalmente inconsciente como lo hiciste en la boda.»

«Cuando hay licor de frutas a mi alrededor, siempre termino bebiendo para comparar sabores, dado que yo misma preparo bebidas basadas en plantas.»

Esa es una boticaria elfica damas y caballeros. Las plantas son la especialidad de los elfos.

 Justo en ese momento, ¡Eureka! 

«¿Dime, Halkara? ¿Puedes hacer varios tipos de bebidas que no sean alcohólicas?»

«Sí, tampoco deben ser a base de frutas. Puedo a su vez ofrecer un saludable extracto de hongos.»

Entonces seríamos capaces de hacer esto.

«En el día previo al festival, ¡presentemos el Café Casa de la Bruja!»

«¿Qué opinan? Halkara puede estar a cargo del menú para beber y la comida que Laika prepara es lo suficientemente buena como para servirla en un restaurant. Si ponemos mesas en el espacio compartido de madera que Laika construyó y añadió, podríamos usar el lugar sin muchos problemas y con nuestra gran familia de cinco, podemos atender a los clientes. Y será el día previo así que no coincidirá con el festival mismo.»

Inmediatamente después de haberlo propuesto es que señalé ventaja tras ventaja en un intento de persuadir al resto.

Sin embargo, una cara no parecía particularmente entusiasmada. Aunque parezca mentira, era la de Laika.

«Ya veo… En ese caso, ¿necesitaremos vestir uniformes de camarera, verdad?»

¿Oh? ¿Esos que se parecen vagamente a los atuendos de maids? Yo pensaba que ropa normal estaría bien, siempre y cuando encajáramos. A decir verdad, la ropa diaria de Laika ya parecía bastante elegante.

«Ropa normal servirá y si prefieres no atender mesas, podrías trabajar en la parte de atrás. También está la opción de no hacer nada en lo absoluto.»

Estaba mal intentar obligar a hacer algo como esto.

«¡No, por favor permítame participar! ¡Yo también pienso que sería una buena oportunidad para que sus hijas estudien a la sociedad!»

Laika era algo así como una profesora. En su corazón, ella era tan dedicada como siempre.

«Me pondré el uniforme de camarera… si estamos ocupadas, me imagino que pronto dejará de molestarme.»

Aun así ¿Qué es lo que tiene contra los uniformes de camarera? Lo habría entendido si ella estuviera avergonzada, pero el estilo que Laika usaba era el de lolita gótica negro. A esta altura, ya destacaba más que su atuendo promedio.

Bueno, si uno es exigente con la moda, probablemente tendrás estándares rígidos.

 El resultado fue que decidimos unirnos a la celebración como familia en el día previo al festival.

Luego de que terminamos de comer, fuimos a informarle al jefe de la aldea, él nos agradeció profundamente: «¡Eso sería esplendido!» De su reacción, uno pensaría que acabábamos de donar cerca de un millón de monedas de oro a la aldea.

…Al día siguiente.

Con el fin de golpear mientras el hierro estuviera caliente, fuimos a la tienda donde habíamos mandado a hacer nuestros vestidos para la boda.

Teníamos uniformes de camareras para todo nuestro grupo y ellos completaron nuestro pedido sin ningún problema.




Dado que tuvimos la oportunidad, una vez que llegamos a casa, nos probamos juntas nuestros atuendos.

El mío me hacía ver como una camarera perfectamente normal.

Me sentía como una estudiante de preparatoria en uno de esos cafés maids que usualmente realizan en los festivales culturales en Japón.

Yo era una persona normal que estaba vistiendo esto por un capricho y un café maid profesional probablemente me habría dicho que lo estaba haciendo totalmente mal… si es que alguno de esos existiera en este mundo.

A continuación, chequemos a las demás. Primero, Falfa y Shalsha.

«¿Se ve bien en mí, mami?»

» Se siente cómodo.»

Ellas eran unas esplendidas mellizas maids. Maravilloso, realmente maravilloso. Sin embargo, tenía un poco de miedo de hacer que les sirvieran así a los hombres que fueran como clientes. Son demasiado adorables y no quisiera que alguien las mirara de manera inapropiada. Después de todo, ellas eran lindas. En verdad, adorables.

A continuación, Halkara terminó de cambiarse y salió de su cuarto.

«Umm, ellos efectivamente tomaron mis medidas, pero el pecho en esto está demasiado apretado…»




Ahora que lo pienso, el trabajador de la tienda había dicho algo parecido a «Si es un poco apretado, este tendrá más impacto.»

No era sorpresa, pero ella era la camarera elfica de gran busto.

«Cuando estás aquí, Halkara, las cosas de inmediato se tornan subidas de tono. Por el contrario, honestamente estoy impresionada que solamente tú seas más que suficiente para subirle el tono a esta iniciativa.»

«Maestra-sama, ¿ese fue un cumplido?»

«Creo que hay una demanda. Sin embargo, si solo atraemos a una cierta demografía, tendremos problemas… Escucha, ¿podrías intentar caminar un poco?»

«¿Solo caminar? ¿Se refiere así?» Halkara caminó.

Sus pechos se balancearon de arriba abajo.

Wow, ese balanceo era suficiente para subir la clasificación de edad. Uno casi se tenía que preguntar si su busto estaba hecho de agua.

 Incluso las mujeres le darían más de una mirada. Definitivamente íbamos a conseguir clientes que vinieran por Halkara.

 La última en salir fue Laika, quien inicialmente no quería hacer esto, y

«Umm… ¿No… no me veo extraña, o sí?»

En el momento que vi a Laika, una conmoción me atravesó.

5 4 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios