Osananajimi ga Zettai ni Makenai Love Comedy (NL)

Volumen 2

Capítulo 4: El Que Ríe Último

Parte 3

 

 

―Esto es…‖

Maria no podía dejar de temblar.




Un sketch de tono demencial——que Sueharu había interpretado a la perfección.

―¿En verdad era ese Sueharu-kun…?‖ Eri susurró.

―Estuvo completamente distinto,

¿no…? El personaje de Sueharu-kun lucía tan estúpido en el comercial, pero también puede hacer este tipo de personaje… Fue como, muy aterrador, pero también súper electrizante. ¿Ese niño siempre fue así de genial…? Fue extrañamente sexy e hizo palpitar mi corazón.‖

“Entiendo,” fue lo primero que cruzó por la mente de Maria conforme observaba el video musical.

Sueharu podía interpretar cualquier rol, pero su mayor fortaleza estaba en ―iluminar una brecha‖.

En su obra más exitosa, Niño Estrella, él se había vuelto enormemente popular por mostrar la maduración de un joven sin remedio hasta convertirse eventualmente en una persona admirable.

Durante el comercial, Sueharu había interpretado a un persona idiota. Luego sin pausar, se había convertido en un demonio homicida en el video musical. Esa brecha——era algo increíble de contemplar.

―Sí que lo has logrado… Shirokusa-san.‖

En todo caso esto probaba su obsesión con Sueharu. Sí, Maria lo entendió muy bien.

De esta forma Maria también pudo ver el significado del comercial con otros ojos. Era algo pensado para estar conectado al videoclip. En ese caso no había ningún problema incluso con que haya demasiada información, porque cuando el asunto del video musical saliera, los medios proveerán comentarios acerca del comercial de todas formas. Era un mecanismo que permitía a los espectadores digerir incluso un exceso de información.

Después de ver el video musical, definitivamente querrán hacer lo mismo con el comercial otra vez. Entonces sentirán alivio al ver a los cuatro estudiantes disfrutando de su juventud, y esperarán a que las relaciones entre ellos continúen. Naturalmente.

En este momento eran las 8 AM del 2 de Octubre. Faltaban 16 horas hasta el final de la votación——no quedaba tiempo para hacer algo nuevo.

―Maria, tu teléfono está sonando, ¿sabes?‖

Era una llamada del Presidente Shun. Fastidiada, Maria lanzó el teléfono sobre el sofá.

―¿Estás segura?‖

―……‖

―¿Maria?‖

―…Perdón, Onee-chan. Déjame pensar un poco.‖

Los intensos latidos en su pecho no se detenían. Con estos sentimientos dentro de ella, quería volver a ver el video sin más demora.

El video musical se reproducía.

La batería, la guitarra, y el bajo sonaban con un ritmo intenso. La disonancia que se unía ocasionalmente amplificaba las expresiones trastornadas de Sueharu.

―…Impresionante,‖ Maria dijo involuntariamente.

Cuanto más veía más se entusiasmaba. Era satisfacción repleta con suficiente locura para hacerla cubrirse los ojos, pero estaba acompañado por un descaro y sensualidad que la atraía al mismo tiempo.

―¿Yo también puedo hacer esto…?‖

Era un hábito entre los actores preguntarse inconscientemnte si también podían interpretar un papel difícil después de ver a alguien más hacerlo.

Yo también puedo lograr este tipo de locura…… era lo que Maria quería decir, pero era difícil.

Si ella lo intentaba, algo de inocencia y ternura probablemente siga permaneciendo. Incluso si ambos aspectos fueran a ser artísticamente borrados usando maquillaje——

―——Probablemente…  no…‖

Un ápice de astucia probablemente permanezca allí.

También sería difícil si alguien le pidiera que interprete el tipo de actuación estúpida que Sueharu había hecho en el comercial.

―Increíble… Sueharu Onii-chan es tan increíble como lo era antes…‖

La amplitud de la brecha entre esos dos roles era simplemente demasiado grande. Cuanto más veía Maria, más era atrapada. Su corazón palpitaba con solo mirar.

Como esperaba, no se había atenuado en absoluto. Ese reluciente talento de Sueharu en el presente seguía resplandeciendo con más brillo que nunca.

―Increíble…  Increíble…  Sueharu  Onii-chan…  Esto  ni  siquiera  yo  puedo  hacerlo… Sueharu Onii-chan, aún no te he alcanzado…‖

Pero era precisamente por eso, que——

―Puedo seguirte de nuevo… Ya no estoy más sola… No estoy sola… Porque en frente de mí, estás tú… Sueharu Onii-chan…‖

―Maria…‖

Notó el pañuelo que le había alcanzado. De sus ojos caían grandes lágrimas.




―…Bien por ti, huh.‖

―…Sí.‖

En este punto, ya conocía el resultado de la competencia sin siquiera tener que echar un vistazo.

Osananajimi ga Zettai - Vol 2 Capítulo 4 Parte 3 Novela Ligera

 




 

* * *

 

 

Era martes después de clases, el 3 de Octubre. El día posterior a que la votación de los comerciales había concluido.

En el Salón de Reuniones 3, el cual se había convertido en el salón del club para la Sociedad de Apreciación del Entretenimiento——también conocida como la ―Alianza Ultramarina‖, Tetsuhiko se dirigió a Sueharu, Kuroha, y Shirokusa y propuso un brindis.

―Estoy seguro de que todos ya lo saben pero… con una diferencia mucho más grande que el número total de votos de nuestros competidores, oh sí, ¡la competencia comercial concluyó en una victoria total para nosotros! ¡Toma eso, presidente de mierda! ¡De acuerdo, salud!‖

―――¡Salud!‖‖‖

Brindaron con bebidas energizantes ―Aquaman‖.

Para conmemorar la victoria, más temprano el padre de Shirokusa había——―por el momento‖ dijo él——traído una caja de cartón que contenía 24 botellas de 500ml de bebida energizante; había 20 cajas en total. A cada uno de los cuatro miembros él le regalaba un año de bebidas energizantes. Habiendo preguntado, aparentemente eran libres de hacer lo que quisieran con las tres botellas por día multiplicadas por 365 días multiplicado por cuatro personas.

Esto no me hace feliz en absoluto. Es imposible que terminemos de beber todo esto. Es por esto que los ricos no tienen remedio. Pero bueno… los clubes deportivos probablemente quieran algunas, por lo que quizás puedan usarse como moneda de regateo. 

O eso pensaba Tetsuhiko antes de que——

―¡Ciertooo, aquí están los ohagi que todos ordenaron!‖

Rena llegó volando al salón con ambos brazos sosteniendo bolsas de compras.

Dentro de las bolsas había una gran cantidad de ohagi. Había 20 en total——10 de harina de soja y otros 10 de frijoles rojos.

―¡Oooh, he estado esperando esto, Rena!‖

―¡Sólo dejaré el recibo aquí, y espero con ansias a que todos vuelvan a necesitarme otra vez en el futuro!‖

Habiendo dicho eso, Rena se retiró sin demora.

Sueharu extendió sus brazos como para saquear, y empezó a comer la gran cantidad de ohagi por el cual tenía un apetito insaciable.




―¡Deliciosooo! ¡En serio, arriba los carbohidratos!‖

―Bien por ti, Suu-chan. No pudiste comer por mucho tiempo, después de todo.‖

Shirokusa estaba de buen humor. Su perfil casi no tenía nada de su típica indiferencia conforme sonreía mirando la figura de Sueharu comiendo.




Bueno, tanto en el comercial como para el videoclip ella había logrado tener a Sueharu como el protagonista en un guión de su propia creación, y había logrado la victoria además de cumplir su sueño, e incluso astutamente logró interpretar el papel de su amante en lo segundo. ¿Cómo podría no estar de buen ánimo?

―Ooh, no has comido nada más que carbohidratos desde esta mañana, ¿sabes? Onee-chan no puede evitar preocuparse un poco.‖

Sermoneó Kuroha, pero ella también lucía de buen humor.

―Pero que Tetsuhiko invite a comer es como decir que nevará mañana, ¿sabes?‖

―Nunca dije que lo haría.‖

―¿Huh?‖

Tetsuhiko echó una mirada de reojo al rostro desconcertado de Sueharu mientras revisaba el precio indicado en el recibo que trajo Rena.

―Dije que iba a preparar comida y bebidas, pero nunca dije que iba a pagar. El arreglo es que le envíe los recibos al padre de Kachi y todo se resolverá luego. Una invitación para nosotros porque ganamos la competencia comercial, aparentemente.‖

―Ya veo, parece que estará soleado mañana.‖

Mientras revisaba el pronóstico del clima en su teléfono Sueharu se llevó más ohagi a la boca.

En esta competencia comercial Shirokusa había sido sin dudas la Jugadora Más Valiosa, debido a su plan propuesto de dos partes y el contraste creado entre el comercial y el video musical, pero si hubiera un premio para el espíritu de lucha habría ido para Sueharu.




La parte del comercial se había resuelto bastante rápido porque los miembros requeridos ya estaban todos presentes y la filmación pudo hacer en la escuela.

El problema había sido el video musical, y después de contactarlos a través del padre de Shirokusa, Tetsuhiko junto a Sueharu habían conducido las negociaciones directas con Acid Snake.

El último aceptó la imposible agenda por un deseo compartido de popularidad, pero como parte de lo que podría haberse llamado ―trabajo real‖, Sueharu había renunciado a los carbohidratos.

“Si sobre esto se va a tratar el videoclip, entonces será absolutamente mejor si me exijo a mí mismo hasta que mis mejillas empiecen a hundirse——”

 Al escuchar esas palabras Tetsuhiko recordó que Sueharu había sido un  profesional después de todo, pero se abstuvo de decirlo porque hubiera sido irritante meterse en la cabeza de Sueharu.

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios