Osananajimi ga Zettai ni Makenai Love Comedy (NL)

Volumen 2

Capítulo 3: En Hardy Pro

Parte 5

 

 

Cuando el dandy Souichirou-san notó la presencia de su hija, sus ojos se abrieron como círculos.

―¿Por qué estás aquí, Shiro?‖

―…Tenía curiosidad sobre si Suu-chan regresaría al mundo del espectáculo, así que terminé viniendo.‖

―Ya veo… Entonces si no me equivoco, tú debes ser Shida Kuroha-kun… y tú también estás aquí, Maria-kun.‖

―Sí, ha pasado tiempo,‖ María saludó gratamente. Kuroha, aunque probablemente nunca había conocido a Souichirou-san, hizo una reverencia con su cabeza.

―Para que un incidente policial suceda entre estos miembros aquí… ¿qué podrá haber pasado, me pregunto?‖

Los ojos del Presidente Shun estaban fulminando con la mirada al entrar a la oficina un tiempo después que Souchirou-san.




Ooh, ya veo. Cuando el Presidente Shun había tratado de llamar a alguien de la agencia para que se comunique con la policía, fue justo cuando Souchirou-san había llegado, huh. Escuchar al respecto impactó Souichirou-san, quien tomó el asunto con sus propias manos. Entonces así fue.

―Presidente Kachi, estoy seguro de que los niños ya han coordinado sus historias e insistirán sobre su inocencia. La policía lo verificará, por lo que cualquier interferencia será innecesaria.‖

Wow, este sujeto no era un idiota. Había tomado la iniciativa y anticipó nuestro plan.

―¡Papa… por favor… escúchame!‖

Souichirou-san puso sus manos sobre la espalda de su hija, quien vino corriendo.

―Presidente Shun, mientras mi hija esté involucrada en esto, creo que no soy completamente ajeno al asunto. Por ahora, ¿pienso que tengo derecho al menos a escuchar lo que los niños tienen para decir?‖

―…Bueno, si eso es todo lo que hará.‖

―Sin importar lo que pase, Shiro, Papa siempre será tu aliado, pero en este momento lo que quiero escuchar aquí son opiniones objetivas… Cierto, Maria-kun, ¿te importaría si empezamos contigo explicando qué sucedió primero? En cuanto al resto, me gustaría que todos comenten si algo de lo que dice Maria-kun no es correcto.‖

Como se esperaba de un presidente capaz que había hecho crecer su compañía durante una sola generación. Percibía la situación muy claramente.




Shirokusa estaba  perdiendo la compostura,  mientras que  al mismo tiempo,  las partes interesadas, Kuroha, Tetsuhiko, y yo seguramente nos pondremos emocionales. Por esas razones, Maria era sin dudas la más calmada en este punto en el tiempo.

Todo reflejaba un criterio para emitir un juicio por pura observación, sin pedirle palabras a nadie. Como siempre, Souichirou-san parecía ser alguien en quien podía confiar.

La tensión sobre mis hombros desapareció.

Parece que será mejor dejarle las cosas a merced de su juicio. Si sólo estuviéramos nosotros solos, me parece que terminaríamos siendo tentados por el plan de Tetsuhiko. Pensé que deberíamos contarle francamente la verdad sin nada que perder.

……




……

―Ya veo. Entonces así fue, ¿no?‖

En un lado de un par de sofás opuestos se sentó Shirokusa Papa. En el otro lado se sentó Maria en el medio, con Kuroha y Shirokusa a sus costados.

Tetsuhiko y yo estábamos en las cercanías de Maria y compañía, pero sin más asientos, nos quedamos de pie observando el proceso.

El Presidente Shun, por cierto, estaba sentado en su propia silla en modo espectador. En lugar de tratar de interceder incómodamente y afectar la impresión de Souichirou-san sobre él parecía haber juzgado que era mejor permanecer en silencio y observar.

―Personalmente, pienso que llamar a la polícia fue ir demasiado lejos, y que hubo ciertas circunstancias extenuantes. Pero bueno, si hablamos sobre quién tiene la culpa, debo decir que recae sobre Maru-chan y Tetsuhiko-kun por cometer esas acciones.‖

―No esperaba menos de usted, Presidente Kachi. Una decisión medida.‖

Mierda, este pedazo de basura de presidente estaba hartándome. Al menos debí haberle dado un puñetazo antes.

―¡Erm, Haru actuó por mi bien, ¿podría culparme a mí por favor?!‖

Ante la sugerencia de Kuroha, Souichirou reflexionó con su mano contra su mentón.

―Sé cómo te sientes, pero no es así como funciona esto. Estoy seguro de que dentro de ti, tú también entiendes eso, ¿no?‖

Sólo su tono calmado ya tenía el efecto de restaurar la sobriedad de uno. Kuroha se mordió el labio y asintió profundamente.

―Papa… sin importar lo que digan las leyes, voy a seguir defendiendo a Suu-chan.‖

―…Shiro.‖

Shirokusa se levantó gallardamente y habló con determinación.




―En cuanto a mí, estoy convencida de que Suu-chan hizo lo correcto como persona.

¿Quién decidió que lastimar a alguien sólo tiene que ser un acto físico? Después de todo, las palabras son armas. Esta vez, fue ese presidente de allí el que ocasionó el mayor dolor. Eso nunca cambiará para mí, sin importar lo que digan las leyes.‖

―Shiro…‖

Shirokusa era orgullosa. Podrá ser tímida, pero tenía su propio sentido de la justicia y la fuerza para penetrar con ella——un lado de esta noble trabajadora que me había atraído y por la que me había enamorado.

La belleza del perfil digno de Shirokusa era más que suficiente para evocar en mí los recuerdos de mi primer amor.

―Bueno, entonces.‖

Quizás como para un punto y aparte en la conversación, Maria aplaudió fuerte frente a su pecho.

Uniendo las opiniones de todos, mi impresión es que todos queremos apoyar a Sueharu Onii-chan. No queremos convertir esto en un incidente policial, y en cambio queremos de alguna forma llegar a una conclusión pacífica. ¿Estamos todos de acuerdo con esto?‖

Todos asentimos sin palabras. Souichirou-san incluido, todos estuvimos de acuerdo.




―Excepto que Shun-san definitivamente no aceptará eso.‖

―Es natural, ¿no? Soy la víctima aquí, saben. La víctima.‖

Tsk, este tipo en serio está repleto de mierda. Incluso cuando Tetsuhiko, Kuroha, Shirokusa, y yo… los cuatro lo fulminamos con la mirada, él no se estremeció en lo más mínimo. Sentía que su audacia de por sí era digna de elogio.

Souichirou-san pinchó agudamente al Presidente Shun.

―Pienso que ese discurso causará que los niños alberguen resentimiento. ¿No crees que estás siendo infantil con ellos?‖

El Presidente Shun simplemente se aguantó la risa.

―Oh, no creo que sea como usted dice en absoluto, Presidente Kachi. Sin importar qué tipo de lenguaje use, es un hecho que quien sea que levante su puño se equivoca. Me gustaría que considere la posibilidad de que estos niños estén mintiendo con el fin de excusarse a sí mismos.‖

Tetsuhiko cerró sus manos y dio un paso al frente, por lo que Kuroha y yo sujetamos sus brazos y lo retuvimos.

En este punto los ojos de Maria empezaron a sonreír. Era una expresión que yo había visto incontables veces, una que Maria hacía cuando demostraba el alcance total de sus talentos.

―En ese caso, ¿no deberíamos tener entonces… una competencia comercial?‖

¿Hm…? ¿Qué era eso…? ¿Una competencia comercial…?

Sus desconcertantes palabras nos habían tomado desprevenidos a todos. Un  silencio extraño le siguió.

Maria giró y le ofreció una sonrisa al Presidente Shun.

―Dice que va a contarle a la policía, Shun-san ¿pero que tal si trata de ser un poco más sereno sobre esto? No debe dejarse llevar por un momento de ira. Si se lo cuenta a la policía, entonces Sueharu Onii-chan no se unirá a la agencia, lo cual significará por supueto que no habrá ninguna ganancia de todo esto en absoluto. ¿Asumo que esa no es su verdadera voluntad, Shun-san?‖




―…Ya veo, es como dices, Momosaka-chan. No habría ni un solo yen de ganancia para mí al reportar a Maru-chan a la policía.‖

―Pero si Sueharu Onii-chan fuera lo suficientemente amable para unirse a la agencia, resultaría en una tremenda ganancia, ¿no?‖

―Ciertamente.‖

El Presidente Shun empezó a pensar. Su perfil comenzó a proyectar notablemente el de un hombre de negocios.

No esperaba menos de Maria, quien había tenido la claridad mental de convertir las negociaciones en un análisis de costos y beneficios.

―Voy a hacer una sugerencia. ¿Qué tal si Shun-san y Sueharu Onii-chan compiten haciendo comerciales, y si Shun-san gana, entonces Sueharu Onii-chan se unirá a la agencia donde trabajará en las gentiles oficinas de Shun-san? Para usted, Shun-san, ¿no sería ese el mejor resultado?‖

―Hm… ya veo.‖

En su cabeza el Presidente Shun probablemente había hecho varios cálculos. Acariciando su barba, asintió pronunciadamente.

―¡De acuerdo~, Momosaka-chan! ¡Ahora estamos hablando! ¡Si así es como es, entonces yo también puedo subirme!‖

―Pero si Sueharu Onii-chan gana, no presentará una sola queja a la policía, y tendrá que descartar también el caso de Tetsuhiko-san. Le dejará a Sueharu Onii-chan la decisión de unirse a la agencia, permitiéndole negarse, y no le obstruirá que firme contrato o trabaje para otra agencia. ¿Está de acuerdo con eso, verdad?‖

―¡Hmm!‖

El Presidente Shun vaciló por un momento, pero luego procedió inmediatamente a mostrar su blanca sonrisa.

―Claaaro, Claaaro. Okey. Aceptaré.‖




―Ojisama, ¿podría pedirle que sea testigo?‖

―Por supuesto.‖

Era tranquilizador ver a Maria demostrar su habilidad al enganchar y asegurar el compromiso de Souichirou-san.

Sin embargo… fue en este punto que finalmente capté las intenciones de Maria.

Si las cosas permanecían como estaban, ninguna parte quedará satisfecha. Seguiremos estando enfadados con ese pedazo de basura de presidente, mientras que él no se quedará

callado acerca del incidente del vino sobre su cabeza. Estábamos lejos de llegar a un acuerdo. Era una disyuntiva.

En ese caso bien podríamos arreglar las cosas con una competencia, donde al menos una de las partes logrará apaciguar sus reclamos.

Si ganábamos desataremos un golpe sobre el Presidente Shun, y podremos hacer como si el problema nunca hubiera sucedido.

Si ganaba el Presidente Shun, me atrapará y convertirá este asunto en ganancias.

No era una mala idea en absoluto, pero estuve perplejo cuando Maria lo sugirió. Tendremos una competencia.

―¿Qué hay de ti, Sueharu Onii-chan? ¿Competiremos?‖

―…Sí, lo haré.‖

Estaba enfurecido por este irritante pedazo de mierda de presidente desde el fondo de mi corazón. Pero al mismo tiempo, no era como si pudiera darle un puñetazo.

Si ganaba, no obstante, podré cerrarle la boca. Decirle que se aguante. Oportunidades como estas eran pocas y raras. Si perdía tendré que trabajar hasta los huesos en la agencia, por supuesto, pero bueno, probablemente no me mataría. Pretendo ganar, después de todo, por lo que pensaré en qué pasará después de que pierda sólo y cuando llegue el momento.

Todo lo que quedaba por ver era si las condiciones de la competencia serían justas. El hecho de que el presidente lucía como si no tuviera reservas para usar trucos sucios me aterrorizaba.

―Entonces, ahora que ambas parte llegamos a un acuerdo, hay algo que me gustaría confirmar… Ojisama, ¿estaría bien si Sueharu Onii-chan por un lado y la agencia por el otro, hacen dos versiones del comercial que usted mencionó que le gustaría confiarle a Sueharu Onii-chan si regresara?‖

―Si vamos a marchar con eso, entonces por supuesto que no me molesta. Después de todo, de esta forma, parece que las cosas podrían explotar.‖

Ahh, ahora que lo pienso, antes el Presidente Shun creo que había mencionado acerca de un sponsor que contaba conmigo para hacer un comercial iba a pasar a saludar… Así que se había tratado de Souichirou-san, huh.

―Abriremos los comerciales uno junto al otro públicamente en una página web especialmente creada, luego los espectadores votarán por el que más les gustó. ¿Qué tal si establecemos que el ganador será quien tenga más votos?‖

Ya veo——fue lo que pensé para mí mismo cuando Kuroha comentó.

―Pero de esta forma Haru no tiene oportunidad de ganar, ¿o sí? Claramente es imposible que Haru haga todo solo. Tal vez preparaste este tipo de competencia porque quieres que Haru se una a la agencia, pero de ninguna forma seré engañada.‖

Woah, Kuroha y Maria estaban teniendo una intensa competencia de miradas, ¿pero por qué?

Ohh, ya veo. Kuroha estaba siendo cautelosa de Maria con respecto a que ella trataba de llevarme de regreso a la agencia, por ende, incluso ahora ella pensaba que Maria estaba del lado del Presidente Shun, si tuviera que ubicarla en uno.

Debido a mis cercanos vínculos con Maria en el pasado, sin embargo, sentía que ella se inclinaba más hacia mí. Fue Maria quien inicialmente me había invitado de regreso a la agencia, pero cuán complicadas se habían vuelto las cosas desde entonces. Fue cuando sugirió la competencia comercial que me pregunté si ella no estaba planeando en ponerse de mi lado.

¿Pero quién sabía con seguridad? ¿Podría el juicio de Kuroha ser correcto en cambio, lo que significaba que Maria en verdad favorecía a la agencia? Hmm, no tenía idea. Quizás intente preguntarle a Maria si podía hallar el momento apropiado.

―Bueno, no es como si sólo Sueharu Onii-chan fuera a participar en esta competencia, ¿sabes? Por lo cual propongo que, Kuroha-san… me gustaría que te unas también.‖

―¿…Eh?‖

Kuroha probablemente no había pensado que se involucraría en la competencia comercial. Se puso rígida.

―Lo oí antes de parte de Sueharu Onii-chan. El ‗Canal Ultramarino‘… la idea de Tetsuhiko- san o algo. ¿Por qué no? Huele mucho como juventud. De hecho lo admiro un poco. Tal vez por el momento podrían llamarse a sí mismos la ‗Alianza Ultramarina‘. Con los miembros del ‗Canal Ultramarino‘ a bordo, quizás podamos dar una buena pelea.‖

―¿Es una broma? Sólo somos estudiantes de preparatoria, ¿sabes? Será imposible que nosotros ganemos contra profesionales.‖ Kuroha indagó cautelosamente a Maria.

―¿Es ese el caso realmente?‖




Maria observó la alineación de los personajes actualmente reunidos.

―Puedo garantizar personalmente que Sueharu Onii-chan haciendo su mejor esfuerzo tiene un magnetismo de primera incluso entre el resto del mundo del entretenimiento. Y Shirokusa-san. Tú también eres una profesional, y una con una fuerte  obsesión  con Sueharu Onii-chan… ¿correcto?‖

Shirokusa mostró un momento de titubeo pero eventualmente ofreció su honesta concordancia.

―…Sí, lo soy.‖

―He visto muchas formas en las cuales la obsesión puede demostrar su increíble poder. Al final del día, cuando se trata de crear cosas, pienso que es más fácil para alguien hacer algo que aman por alguien a quien aman para producir algo de calidad. Tu obsesión y habilidad conceptual, Shirokusa-san. Predigo que si puedes combinar esas dos cosas, bien podrías crear una propuesta capaz de competir con la de un profesional. ¿Qué dices? ¿Acaso que Sueharu Onii-chan protagonice un comercial que tú elaboraste… no te estusiasma?‖

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios