Osananajimi ga Zettai ni Makenai Love Comedy (NL)

Volumen 2

Capítulo 3: En Hardy Pro

Parte 3

 

 

Dejando de lado las bromas no podía discernir cuán en serio hablaba.

Sí, este sujeto pertenecía al tipo de personas que yo querría golpear——pensé  para  mí  mismo instintivamente.




…Tranquilo. Es el presidente. Si lo golpeo será mi propia destrucción. 

Respiré profundo, luego encendí un interruptor en mi cabeza enviándome a mí mismo al ―modo negocios‖.

―¡Wow, Presidente! ¡Su aura es increíble! ¡Quedé anonadado en el momento que lo vi!¡Estaba como ‗Wow, así que esto es a lo que llaman dandy‘!‖

¡Observa, mis templados poderes para adular!

Hmph, era un hombre que había dominado el arte de ponerme de rodillas… ¡no tenía problemas en fingir una sonrisa o rogar!




―¡Bien, bieeeeen~! ¡Tú entiendes, Maru-channn~!‖

―¡Por el contrario, Presidente! ¡Su moderno atuendo claramente se asemeja a alguien que sabe lo que hace!‖

―Wow, sí queres bueno para adular, huuuh. ¿En dónde aprendiste a hacer eso, hmm?‖

―¡No, no, sólo estoy diciendo lo que pienso realmente, jajaja!‖

Yo quería ser elogiado. Por tener la labia para confrontar instantáneamente a este turbio hombre de mediana edad. Bueno, quizás eso podría haberse atribuido más a la voluntad para descartar mi orgullo que a mi habilidad para hablar per sé, pero… haré la vista gorda ante eso.

―Haru…‖

―Suu-chan…‖

Miradas frías taladraron mi espalda.

Esperen, ¿acaso mis acciones habían sido inmensamente impopulares…?

De esas miradas congeladas, la de Tetsuhiko se encontraba en otro nivel por encima del resto.

Sí, era más… desprecio que exasperación, ¿quizás? ¿Eran esos los ojos de alguien mirando basura? Hmm, mezclado con instinto asesino también.




…Oh y además, no estaba dirigido a mí, sino al Presidente Shun.

Abriéndose paso para acompañarme y luego mirar con desdén al presidente buscando pelea… ¿Se encontraba bien este sujeto?

―No esperaba menos de ti, Sueharu Onii-chan. Algo digno de ver.‖ Sólo Maria me halagó.

Bueno, esta había sido una de las lecciones de mi madre.

“Sé humilde con aquellos que te apoyan.” 

“Sé más humilde con los patrocinadores y los directivos de la agencia.” 

Sólo póstrate todo el tiempo, en otras palabras. No sentía ninguna resistencia respecto a hacer eso. Para el tiempo en que esas enseñanzas fueron grabadas en mí yo ya había descartado cualquier rastro de orgullo.

―Entonces, ¿qué tal, Maru-chan? ¿Regresas?‖

―¡Ohh, bueno, para ser honesto, sigo dudando un poco!‖

―¿Huuuh, por qué?‖

―Bueno, usted sabe, he estado en hiatus por mucho tiempo después de todo, y también quiero considerar cómo va a encajar todo con mi vida escolar…‖

―Pero  Maru-chan,  ahora  es  el  momento  de  dar  el  golpe,  ¿sabeees~?  ¿Lo  entiendes, nooo~?‖

―Bueno, yo… lo entiendo, pero…‖

―Sólo deberías olvidarte de cosas como la escuela y pensar en hacer tanto dinero como sea posible, ¿me equivoco?‖

―Jaja…‖

Sí, este ritmo. No se sentía en absoluto como si estuviera teniendo una conversación con un macho de 40 años.

Eso, combinado con la sensación de ser obligado casualmente a hacer algo en contra de mi voluntad y yo estaba un poco… no, bastante inadaptado.

Lo que él estaba diciendo no era incorrecto, de hecho era lógico.

Ciertamente este era ―el momento de dar el golpe‖ gracias a ese video ocasionando que mi fama se dispare, y si consideramos la importancia del momento justo era apropiado ser desdeñoso con ―cosas como la escuela‖.

Pero la gente no se movilizaba sólo con base en la lógica. Emocionalmente, bajo ninguna circunstancia podría pensar en ello meramente como ―cosas como la escuela‖.

―¡Oooh, si mis ojos no me engañan, esa es Shida-chan, ¿no?!‖ Uh oh, así que había notado a Kuroha, huh…

Kuroha era una santurrona, por lo que nunca haría algo como mostrar desagrado frente a personas que conocía por primera vez. Pero aquí estaba incómoda, según puedo ver, incapaz de ocultar por completo el hecho de que no tenía una buena impresión sobre el presidente.

―¿Qué te parece, Shida-chan? ¿Harás tu debut, no?‖

―N-No, erm… con respecto a eso…‖

―No estás diciendo seriamente que no lo harás, ¿cierto?‖

Kuroha esbozó una sonrisa dolorosa en la cara del Presidente Shun quien se cruzaba de brazos, pero después de un largo respiro, ella hizo una reverencia mientras dejaba de obligarse a sí misma a sonreír.

―……No, pero debo rehusarme. Es por ese propósito que vine aquí hoy.‖ Kuroha hizo las cosas diligentemente, como se esperaba.

Su fortaleza inexpugnable——como quedó demostrado, tenía todo mi respeto.

―…Hmm.‖




Desde detrás de la máscara del fácilmente excitable playboy——se asomó una cara distinta.

Una frialdad penetrante, intranquila, y un disgusto visceral formó un grueso lodo que vino a trepar sobre mí.




Lo supe instantáneamene.

——Que, sí, esta probablemente era su verdadera naturaleza.

―Sabes, Shida-chan… si fueras a hacer tu debut junto a Maru-chan, en este momento… podrías hacer 1 billón de yenes en tres años.‖

―¡¿?!‖

Ante eso naturalmente incluso los ojos de Kuroha se abrieron como platos.

―Y por cierto, para ti, Maru-chan, son 3 billones en tres años. No puedo garantizarlo totalmente, pero bueno, definitivamente es una cantidad lograble si actuamos de acuerdo a mi plan.‖

¿3 billones de yenes…? Algunos decían que la persona promedio hacía esa cantidad de dinero en toda su vida, ¿por lo que en otras palabras yo podría ganarme una vida de salarios en apenas tres años?

―La verdad es que, Maru-chan, hay un sponsor allí afuera que espera grandes cosas de ti, y dijo que le gustaría que ocupes el rol protagonista en un comercial. El interés se duplicará si logramos que Shida-chan también se involucre en esto. Nuestro sponsor también mencionó que le gustaría mucho conocerte cuando se enteró que vendrías hoy. Está agendado que aparecerá dentro de poco, así que te dejaré a ti la decisión de saludar o algo por ahora, ¿de acuerdo?‖

3 billones… 3 billones… 3 billones…

Si realmente acumulara tanto dinero, entonces—— Cerré mi mano formando un fuerte puño.

―¡Tetsuhiko, si hiciera tanto dinero podría hacer que Rena se calle incluso si le pido que haga algo pervertido, ¿cierto?!‖

―Sueharu, esa concepción tuya es muy repugnante, incluso yo estoy impactado. En cierto sentido supongo que has excedido mis expectativas por primera vez.‖

―Haru…‖

―Suu-chan…‖

Espera… Claro, en mi entusiasmo había soltado mi boca un poco, pero… ¡¿no fue recibido bien?!




―B-Bueno, entiendo por qué a las chicas no les agrada, pero… ¡Tetsuhiko! ¡Tú eres un estudiante varón de preparatoria… igual que yo, ¿cierto?! ¡No finjas que no piensas que es cierto!‖

―¿Huh? Mira, no estoy sediento de mujeres, por lo que la verdad no entiendo a qué apuntas, Estás muy desesperado, Sueharu, es repugnante.‖

―¡Bastardoooooo! ¡Discúlpate con todos los chicos de preparatoria de este paííííís!‖

―¡Estúpidoooooo! ¡Los sujetos que no son populares sólo pueden culparse a sí mismooooos! ¡Vas a representarlos y a disculparte conmigoooo! ¡Tal vez después de eso te enseñe algunos trucos para hacerte más popular entre las chicaaaaas!‖

―Espera,  ¿en  serio?  ¡Oh,  me  disculparé!  ¡A  cambio  será  mejor  que  me  enseñes apropiadamente!‖

―Haru…‖




―Suu-chan…‖

Hmm, qué extraño. Sentía que mi postura favorable entre Kuroha y Shirokusa había caído bastante desde que ingresamos a esta sala, a pesar de haber actuado acorde a mí mismo…

―De acuerdo, Sueharu Onii-chan. Me aseguraré de enderezarte apropiadamente, hasta tu carácter.‖

Mientras que lo hacía ver como si lo aprobara, Maria también me repudió casualmente…

El Presidente Shun tosió ligeramente con el fin de llevar la conversación de acuerdo a su velocidad.

―Bueno, dejando de lado ese pedazo de escoria, tú estás de acuerdo con esto, ¿no, Shida- chan? ¡1 billón en tres años! ¿Sabes cuán grandioso es eso?‖

―S-Sí… Bueno…‖




A pesar de haberse rehusado firmemente una vez, no era sorpresa que Kuroha había quedado claramente aturdida por la magnitud del dinero que estaba en juego. Ella noe ra del tipo que se obsesiona con la fortuna, pero también se sentía culpable por haber sido tentada por el dinero, lo que la dejaba incapaz de poner fin a la conversación.

―Por supuesto, si nos demuestras que tienes más talentos diversos, Shida-chan, esa cantidad podría duplicarse, no, triplicarse. No hace falta decir que podrías trabajar en el mundo del espectáculo por un largo tiempo si quisieras, ni hablar de tres años. Por el otro lado, tú también podrías hacer 1 billón en tres años, y luego renunciar por completo. Con todo ese dinero ahorrado, podrías ir a la universidad. Y también, en esos tres años podrías acercarte a algún tipo apuesto y casarte. Podrías codearte con algunos nombres importantes con los que nunca tendrías oportunidad de conocer de otra forma, ¿sabes? Con tu popularidad y la cantidad de atención que estás recibiendo ahora mismo ya más alta que la de alguna idol cutre, esto ciertamente es algo que puede lograrse, Shida-chan.‖

La forma de decirlo había sido desagradable, pero todo probablemente había sido la verdad. Era lógico, y era igualmente cierto el hecho de que el tipo de futuro que el presidente había descrito podría ser considerado típicamente como ―deseable‖.

Pero yo sabía bien que Kuroha tenía una actitud diferente sobre lo que era normalmente

―deseable‖. Ella era la poseedora de una mentalidad profundamente arraigada en realidad.

Kuroha atesoraba su rutina diaria. Atesoraba a su familia. Atesoraba a sus amigos, por lo cual ayudaba a otros por buena voluntad, y era rápida para ofrecer consejo cuando era necesario. Encontraba felicidad simplemente involucrándose con aquellos que le rodeaban.

En otras palabras——Kuroha no pensaba particularmente mucho en torno a destacar. Que había llegado inmediatamente a la conclusión de que no tenía interés en el mundo del espectáculo también era natural considerando su personalidad.

―Erm… estoy agradecida por esta conversación… pero debo disculparme.‖

―Pero dijiste que estás agradecida, ¿cierto? Entiendes el valor del dinero, ¿no? De ser así, ¿deberías estar disculpándote entonces?‖

——¿Kuro no está diciendo que no ya? 

―Por supuesto que lo entiendo, pero…‖




―¡Entonces hazlo! ¡Trabaja en el entretenimiento público!‖

——Es como si estuviera tomando como rehén a sus padres para amenazarla…

―No, como ya he mencionado muchas veces, vine aquí hoy para rechazar su oferta…‖

―…Parece que no eres rápida para entender, ¿o sí? ¿Supongo que tus padres no te criaron bien?‖

El color en el rostro de Kuroha cambió. Pero por supuesto que sería así. No era alguien que se quedará callada frente a una ridiculización de sus padres.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios