Osananajimi ga Zettai ni Makenai Love Comedy (NL)

Volumen 2

Capítulo 3: En Hardy Pro

Parte 2

 

 

Hardy Pro estaba a una caminata de 10 minutos después de bajar en la estación de Shibuya. Se encontraba en el quinto piso de un edificio de diez, que uno podía hallar girando hacia el sur después de proceder a lo largo de la Avenida Dougenzaka.

Era una agencia que en cierta forma podría contarse como la quincuagésima en el mundo del entretenimiento, pero debido al ocasional descubrimiento de lo que podría considerarse como un talento exitoso por parte de su carismática fundadora Nina Hardy, con el tiempo su reputación había crecido.




Los últimos ejemplos de estos éxitos eran Momosaka Maria y Maru Sueharu.

―¿Qué tal, Sueharu Onii-chan? ¿Es nostálgico?‖

―…Supongo.‖

Alzando la vista hacia el edificio, la oficina en el quinto piso había sido convertida en un bar izakaya 15 . Mientras que no podía ver muchos cambios en el exterior del edificio, claramente había pasado el tiempo.

Desde jardín de infantes en adelante fui parte de cierto grupo de teatro que estaba asociado con Hardy Pro. La historia después de eso fue que cuando era un estudiante de tercer año de primaria, Abuela Nina vino al grupo de teatro, susurró “Pareces interesante, voy a utilizarte,” tan pronto como me vio para luego llevarme, y entonces hice mi debut. En los dos años antes de que me retiré, visitaba la agencia prácticamente cada semana.

―También fue aquí donde te conocí, huh, Onii-chan.‖

―…Uh, huh.‖

Fue cuando era un estudiante de cuarto año de primaria que conocí a Maria.

La Maria de aquel entonces había sido una niña problemática sombría, tímida, cobarde, y que básicamente no se molestaba en confiar en nadie.

“Sueharu, ve a cuidar de ella como un hermano mayor.” 

Cuando Abuela Nina me dijo de repente que haga eso, me había quedado verdaderamente perplejo.

Abuela Nina, sin embargo, probablemente había reconocido que Maria necesitaba alguien de su propia edad en quien pudiera confiar.

Y probablemente también había pretendido incentivar mi crecimiento como persona de esa manera. Como resultado de mis vínculos con la familia Shida yo había jugado el papel de un hermano mayor, pero a fin de cuentas sólo éramos vecinos. No había entendido realmente lo que significa cuidar de otra persona. Emparejar a Maria conmigo probablemente había sido una estrategia de Abuela Nina para que cada uno obligue al otro a crecer.

“¿Cuál es tu nombre?”

 Al preguntarle, Maria con sus ojos muertos retrocedió hasta un escondite antes de responder.

“…Muere, estúpido.” 

Síp, Maria había sido un perro rabioso que mordería a cualquiera… bueno, su lindura resaltaba después de todo, por lo que podría haber sido considerada como una coneja rabiosa.

Había sido verdaderamente desgarrador. Aunque yo le había enseñado algunas cosas y Abuela Nina nos había ordenado que nos desplacemos juntos, ella seguía atacando a sus alrededores, negándose a encajar, y básicamente causando bastantes problemas.

Pero fue en ese tiempo que me di cuenta. Noté que oye, ¿no es esta chica increíblemente capaz después de todo?

“¡¿…Qué, quién fue el que puso este cojín de bromas aquí?!” 

Como se indica arriba, sus métodos para acosarme habían sido terriblemente acertados.

Cuando necesitaba ser serio, ella me hacía reír. Cuando necesitaba reírme, ella hacía algo que me haría querer llorar.

Ella podía identificar legítimamente oportunidades, y luego percibir qué se podría hacer para perturbarme. Bueno, excepto por el hecho de que estaba usando su cabeza para atacarme, estaba cabreado.

―Estoy profundamente conmovida, Sueharu Onii-chan… de poder venir aquí una vez más contigo.‖

―No sé si es profundamente conmovedor, pero es verdad que es bastante emotivo.‖

Probablemente era influencia del tiempo que pasé como su guardián que no tenía sentimientos románticos por Maria, quien desde entonces había madurado hasta ser una de las estrellas más brillantes del mundo del espectáculo. Habiendo pasado tanto tiempo cuidándola, era como que ya no podía pensar en ella como una extraña. Para mí ella encajaba mejor como alguien similar a una hermana pequeña.

Maria murmuró mientras miraba su reloj de marca.

―…Todos llegan tarde, huh. Estoy bastante segura de que se perdieron. ¿Deberíamos dejarlos y continuar?‖

Conforme Maria dijo y tomó mi mano, fue el momento cuando el taxi que Tetsuhiko y el resto tomaron llegó.

―¡Mírate tú, ¿qué crees que haces sosteniendo la mano de Suu-chan?!‖ Shirokusa vino volando desde el asiento trasero con furia.

―¿…Oh, esto? Pensé que Sueharu Onii-chan podría no estar familiarizado después de tanto tiempo, así que sólo estoy sosteniendo su mano para poder mostrarle los alrededores,¿sabes?‖

―¿Qué? Esa es una excusa bastante rebuscada, ¿no lo crees?‖

―Si pensamos sobre esto con algo de sentido común, diría que tu conducta ha sido más vergonzosa…‖

Estas dos se llevaban muy mal… Mi estómago está empezando a doler, ¿quizás debería escapar?

―Momo-san, hay algo que me gustaría preguntarte…‖ Kuroha descendió siguiendo a Shirokusa y le preguntó a Maria. Desde atrás de ella también pude ver luego la figura de Tetsuhiko emergiendo del asiento del acompañante.

―¿Sí?‖

―Pagaste nuestro taxi por adelantado, ¿cierto? ¿También mencionaste que no necesitabas que te lo paguemos?‖

―Sí, lo hice, ¿y?‖

―En ese caso, ¿cómo explicas la ruta obviamente bizarra que tomamos hasta llegar aquí? Habríamos llegado mucho, mucho más tarde si Tetsuhiko-kun no se hubiera dado cuenta.‖

―¿…Hm?‖

La conversación se había tornado abruptamente peculiar.

Más temprano hoy, Tetsuhiko, Kuroha y Shirokusa se habían reunido en mi casa. Habíamos planeado que Maria se reúna con nosotros allí en automóvil.

Maria entonces había llevado dos automóviles, uno de los cuales era su vehículo personal, y el otro un taxi. Maria deseaba que yo aborde a solas su vehículo personal, diciendo que quería rememorar el pasado conmigo, y entonces los otros tres fueron en el taxi.

Desde mi casa se supone que habíamos partido hacia la agencia al mismo tiempo, pero——

―Eso debe haber sido terrible,‖ dijo Maria con sincera consideración. Para Maria, Kuroha rompió de forma realista la verdad.

―Si combinamos esas dos cosas y lo pensamos, no tengo más opción que imaginar que le pagaste al conductor del taxi e hiciste tiempo para ti y nos separaste de Haru… ¿cierto?‖

…Ahh, sí, Kuro probablemente tenía razón. Al punto que lo que dijo podría declararse como la verdad sin requerir de mayor investigación. Definitivamente había sido algo que Momo posiblemente haría.

Todos los presentes allí miraron a Maria con sospecha. Frente a esas miradas, Maria esbozó una adorable sonrisa.

―——Pero no lo hice.‖

―¡¿Cómo puedes tener una mentalidad tan descarada?! ¡En verdad pienso que es impresionante como puedes decir eso tan casualmente!‖




Cuando comenté Maria presionó ambas manos sobre sus mejillas antes de menear su cuerpo de un lado al otro, como feliz por haber sido elogiada por su hermano mayor.

No estaba elogiándola, pero era cierto que pensaba que era impresionante.




Yo no podía cambiar el interruptor entre vida normal y vida en el escenario de forma espontánea, ni podía mentir con facilidad, pero Maria podía voltear en un instante. Una predisposición natural para la actuación, era lo que esta chica tenía realmente.

Pero de todos modos Shirokusa se había quedado muda y asombrada, y probablemente habíamos hecho suficiente conversación aquí de pie.




―Bueno, Momo, todos están reunidos, ¿podrías llevarnos a donde está el presidente por favor?‖

―De acuerdo. ¿Deberíamos marchar entonces, Sueharu Onii-chan y oportunistas?‖

―¿Huuuh?‖

Kuroha y Shirokusa fruncieron el ceño.

¿Qué pasaba con estas chicas? ¿Acaso había una moda ahora mismo entre las chicas de preparatoria para ver cuánto podían fastidiarse las unas a las otras? Aun así seguía habiendo demasiada hostilidad.

―…Bueno puede que yo sea un oportunista, pero Shida-chan recibió una tarjeta y Kachi es una auténtica celebridad, por lo que no diría que ellas no tengan nada que ver con esto,¿verdad?‖

En realidad fue Tetsuhiko quien estuvo más molesto. El Tetsuhiko de hoy de alguna forma estaba más callado, o quizás  existía una diferencia comparado con cómo usualmente abordaba las cosas, pero en cualquier caso básicamente tenía un aire distinto. Como en lo que acababa de decir, por ejemplo——dejándose caer a sí mismo para elevar a Kuroha y a Shirokusa. No era típico de él hacer eso.

―……Muéstranos el camino,‖ apresuró Kuroha.

Shirokusa no parecía haberlo captado, pero Kuroha aparentemente notó la transformación anormal de Tetsuhiko.

De Maria también desapareció su aire juguetón. Probablemente había interpretado el ambiente. Su sentido de la percepción puede que se haya vuelto más agudo que antes.

Los cinco tomamos el ascensor hasta el quinto piso. Después de atravesar una llamativa entrada, arribamos.

―¡Oigan, ¿pero si no es Maru-chan?!‖

―¡Oh, de verdad es! ¡Wow, se ha convertido en estudiante de preparatoria!‖

―¡¿Huh, en serio, en serio?!‖

Este era el departamento de producción, por lo que en otras palabras, estaba repleto de gente con la que yo tuve conexiones en el pasado. En poco tiempo fui rodeado.




―Oh vaya, hola chicos. Ha pasado tiempo. Oh, gracias por cuidar de mí en aquel entonces.‖

Honestamente había más gente que no reconocía de las que sí, ¡pero era de suma importancia aquí que no sea descortés! ¡No ganaba nada al herir los sentimientos de los demás!

“¡Definitivamente no debes darte aires en frente de las personas que te han apoyado! ¡De hecho, cuanto más famoso te vuelves, más humilde deberías ser! ¡Recuerda bien esto——„las ramas que soportan más frutos cuelgan más bajo‟16!” 




Esas fueron las palabras que mi madre me había enseñado y grabado en mis huesos. Ahora habiéndome convertido en estudiante de preparatoria, una vez más estuve agradecido con ella por las valiosas palabras que impartió.

―Ooh, en absoluto, gracias. ¡…Oh, estoy un poco ocupado hoy, tal vez en otra ocasión!

…Oh, no es eso, sólo estoy aquí para escuchar por ahora, eso es todo… ¡Honestamente, estoy agradecido de ser recordado! Dan ganas de morirme al ser llamado ‗El hombre que fue rechazado un millón de veces‘, así que por favor… ¡Ah, no debo hacer esperar al presidente, tendré que dejarlos por ahora!‖

De esa manera lo superé.

Regresé a la recepción donde estaban todos, y había varios artículos promocionales depositados, tanto que Kuroha lucía incómoda, como si hubiera sido dejada en otro mundo. En ese sentido, como se esperaba, la celebridad activa Shirokusa estaba acostumbrada lo suficiente de forma que pudo forzar una sonrisa incluso cuando le hablaban. Sólo Tetsuhiko estaba comportándose un poco extraño después de todo, y sonaba correcto llamarlo frío, pero lo que yo sentía realmente era que su corazón no estaba aquí.

Llegamos a la oficina del presidente en el fondo. Maria, quien nos había guiado hasta aquí, llamó, y oímos un ―pasen‖ con una voz relajada.

―——Después de ti, Sueharu Onii-chan.‖

Instado por Maria, no tuve más opción que tomar la delantera e ingresar.

Lo primero que atraparon mis ojos fueron las costosas pinturas y antigüedades. La sala de 30 metros cuadrados estaba repleta de ellas. El sofá, la mesa, y básicamente todo lucía bastante caro, tal que había un aire casi de ostentación vulgar——esa fue mi primera impresión.

Abuela Nina había sido práctica por encima de todo. Había sido una persona con el tipo de mentalidad donde no había problema en conservar una taza resquebrajada mientras se pueda seguir utilizando, por lo que la diferencia era bastante discordante.

En el centro de esta sala ahora extravagante con sus pies juntos encima de una silla extravagante, estaba un hombre de mediana edad bebiendo vino un sábado por la mañana.

Así que este——era el Presidente Hardy Shun, huh.

―¡Qué onda, Maru-chan!‖

El Presidente Shun se levantó de su asiento tan pronto como me vio, para luego extender ambos brazos de forma amplia y teatral.

Retrocedí involuntariamente.

Quiero decir, si fuera a describirlo en una sola palabra, sería… ―turbio‖.

Primero que nada, su cabello rubio era turbio. Un cuarto de él no era japonés, por lo que no era como si no le encajara, pero realmente tenía el aire de un japonés en él, y su edad probablemente giraba en torno a los 40, a tal punto que no podía evitar oler sospechoso.




Luego su barba de candado también era turbia. ¿Acaso trataba de ser, un macho17?‖ Su camisa violeta era turbia. ¿…Qué era, un anfitrión?

Woah, sus zapatos eran de punta. ¿Alguien sería apuñalado si él lo pateaba?

En general apestaba increíblemente a mujeriego. ¿Qué clase de vida había estado viviendo para convertirse en esto a mediana edad?

…En este sentido, estaba abrumado por las muchas burlas y dudas que surgían una tras otra dentro de mi mente.

Ahora que lo pienso, Maria había dicho algo relevante.

“¿Y cuál es tu impresión sobre él, Momo?” “Lo seguro es que tiene habilidad.”

“¿Qué más? ¿Su carácter?” 

“Creo que sería mejor que confirmes todo lo demás con tus propios ojos, Onii-chan. Mientras tanto, ¿qué dices sobre una reunión con él?”




 Bueno, ante eso sólo podía responder que por ahora supongo que me familiarizaré con lo turbio…

Entre toda esa deshonestidad, lo más turbio de todo era——

―Bueno, bueno, bueno, Maru-chan… ¡esto es grandioso! Sí, sí, Maru-chan en persona…¡excelente! Estoy muy complacido. Sabes, realmente tienes alguna clase de aura en alguna parte. No estoy seguro en dónde. Pero no importa, esto es perfecto, purrfecto~‖

——Su manera de hablar.

Espera, ¿estaba elogiándome? ¿O criticándome?

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios