Osananajimi ga Zettai ni Makenai Love Comedy (NL)

Volumen 2

Capítulo 3: En Hardy Pro

Parte 1

 

 

——Odiaba todo. Todo excepto por mi hermana mayor… lo odiaba todo.

Mis padres eran terribles. Aún puedo verlo en mis sueños. Escenas de ellos discutiendo, luego figuras de ellos caminando hacia mí con sus puños por encima de la cabeza, con su ira ahora dirigida hacia mí.




Mamá y Papá trabajaban en la industria del entretenimiento nocturno, e incluso ellos estaban en los márgenes, sin hacer nada tan grandioso como tener su propio establecimiento.

Éramos llevados alegremente a restaurantes familiares en los meses cuando sus ganancias eran buenas. Mis padres y mi hermana mayor eran puras sonrisas entonces, y recordaba aquellas ocasiones como extremadamente felices.

Pero las sonrisas disminuían conforme pasaban los años. Mis padres perdieron el encanto de la juventud mientras envejecían, y sus ganancias cayeron proporcionalmente.

En algún punto la violencia de mi padre se convirtió en un elemento de la vida diaria. Mientras que mi madre se encontraba fundamentalmente en el lado receptor de dicha violencia, su resentimiento se acumulaba y era liberado en la forma de más violencia contra mi hermana mayor y yo. Ni Mamá ni Papá estaban de nuestro lado——existían solamente para atormentarnos.

Para mí, mi única salvación era mi hermana, siete años más grande que yo.

“Definitivamente te mantendré a salvo, Maria.” 

Pensaba que era increíble. ¿Cómo tal hermana mayor magnífica podría haber nacido de padres como estos?

Era una hermana mayor dulce. Cuidaba de mí incluso si significaba sacrificar tiempo para jugar con sus amigos. Cocinaba, limpiaba, y a veces trabajaba a tiempo parcial en secreto para juntar dinero para la cena, sin importar el hecho de que apenas era una estudiante de secundaria.

Habiendo dicho eso, definitivamente nunca se sumergió en el ámbito de la inmoralidad.

Nunca vendió su cuerpo ni le hizo ojitos a nadie——consultando honorablemente, noblemente, con aquellos que le rodeabam cuando se encontraba con dificultades, luchaba mientras recorría abiertamente un sendero sobre el que brillaba el sol.

Aparentemente mi hermana mayor había elaborado hace mucho un plan para escapar de nuestros padres. Lo discutió con aquellos cercanos a ella, y se ocupó de asegurar que nuestros padres no nos persigan y de que no haya problemas legales.

El plan se puso en marcha al mismo tiempo que su graduación de la secundaria. Cuando yo era una estudiante de tercer año de primaria, mi hermana me llevó a la capital.

Incluso ahora me siento frustrada al recordarlo.

Las calificaciones de mi hermana eran excelentes, lo suficientemente buenas para hacerla ingresar a la mejor escuela preparatoria para la universidad de nuestra ciudad. A pesar de eso, eligió trabajar como una graduada de secundaria. Su empleo después de llegar a la capital era un trabajo industrial de poca paga.

Mi hermana trabajaba fervientemente mientras me educaba en lugar de nuestros padres, pero yo estaba sufriendo.

Amaba a mi hermana. Era mi única aliada. Pero aun así——sólo le ocasioné dolor.

Había destruido el futuro de mi hermana. Si yo no estuviera allí, ella definitivamente podría haber extendido sus alas con más libertad. Si yo no estuviera allí, ella podría  haber estudiado más y ahorrar más dinero, y así podría haber reingresado a la preparatoria o la universidad.

Yo——lo odiaba.

Odiaba el mundo más allá de mi hermana. Odiaba este mundo que hizo sufrir a mi hermana. Y después de mis inútiles padres, lo que más odiaba era el equipaje que sólo podía retrasar a mi hermana en su estado de impotencia——yo misma.

Entonces un día, fui reclutada por una extraña señora mayor.

“Tu rostro es pasable. Pero más importante, esos ojos… ojos que miran como si odiaran a todo este mundo——son irresistibles, lo son. Esos ojos que tienen el poder de atraer a la gente. Si te interesa, ven a mi casa.”

 Esto sucedió cuando estaba caminando por el vecindario con mi hermana.

Pensaba que mi hermana era la persona más hermosa en este planeta. Pero el interés de esa mujer mayor se había dirigido a mí. Para mí eso fue más que un poco impactante.

A decir verdad, no tenía interés. Pero——

“Siempre he pensado que eres lo más lindo de este planeta, Maria. Me alegra que eso sea reconocido.” 

La inesperada alegría de mi hermana, y——

“Si trabajo, definitivamente habrá una compensación. Podría conseguir ropa o algo dependiendo de la naturaleza del trabajo.”

La posibilidad de aligerar la carga de mi hermana, al menos un poquito. Por esas dos razones, decidí unirme a la agencia.

Agregué una condición.

“No quiero ocasionarle dificultades a mi hermana, por lo que no le permitiré que me lleve o vaya a buscarme a ninguna parte, o que me cuide en el lugar. No permitiré que pague un centavo. Eso significa que usted pagará el transporte y las comidas. Puede descontarlo de mi compensación. Básicamente no aceptaré nada que incremente su carga.”




 La mujer mayor que me reclutó——Nina Hardy——aceptó ese prerequisito, y dijo que había presionado para que yo sea algo así como la hermana menor y que me emparejaría con un chico mayor, chaperón, bajo quien yo estudiaría.

——Ese era Sueharu Onii-chan. Mi persona destinada.

Yo odiaba a todos excepto por mi hermana. Los detestaba. Por lo que naturalmente no tenía intenciones de llevarme bien con Sueharu Onii-chan.

Sueharu Onii-chan actuando mayor y enseñándome sobre diferentes cosas me hartaba. Odiaba cómo intentaba comportarse como un hermano mayor; su hipocresía tratando de convertirse en pariente.

No podíamos volvernos cercanos. Cualquiera excepto por mi hermana sólo me traicionaría, después de todo. Incluso Papá y Mamá——se habían convertido en mis enemigos. Así era como pensaba conforme iba a trabajar a la agencia en busca de un poco de dinero.

Pero——

“¡¿Crees que perderé?! ¡Voy a demostrártelo, voy a encontrar a Mamá sea como sea!”14

 Amaba——la actuación de Sueharu Onii-chan.

Qué talento puro, pensaba para mí misma.

Sueharu Onii-chan normalmente no podía ser llamado impresionante, incluso si uno era cortés. Entre todas  las  buenas caras  del mundo del entretenimiento, sus  rasgos  eran promedio, y no era como si tuviera una peculiaridad para atraer a la gente. No era brillante, ni era rápido con las palabras. No podía interpretar el ambiente, a veces era patéticamente halagador, y a menudo se reían de él porque había entendido mal algo. En cierto sentido, en una profesión donde se reunían talentos únicos, por el contrario era casi extraño no poder ver un ápice de talento en él.

Pero cuando empezaba a actuar——todo eso cambiaba por completo.




Cuando Sueharu Onii-chan empezaba a actuar, los adultos quienes refunfuñaban exasperadamente, mientras pasaban la mitad de su tiempo burlándose y la otra mitad observándolo de manera poco entusiasta, de pronto se quedaban en silencio y cambiaban sus expresiones conforme quedaban embelesados. Amaba ver eso, irresistiblemente.

El talento de Sueharu Onii-chan estaba hecho para el entretenimiento público. Su talento estaba refinado solamente para entretener a otras personas.

Sueharu Onii-chan era mi polar opuesto——una persona cuya cada fibra sólo apuntaba a hacer felices a los demás. Conforme pensaba de esa forma, para mí él empezó a brillar.

“Sabes, has permanecido indiferente durante muuuucho tiempo, ¿pero está bien que vivas así?” Me preguntó de repente Sueharu Onii-chan un día, mientras yo refunfuñaba luego de que me pidan hacer una nueva toma habiéndome confiado un papel relativamente más importante por primera vez.

“¿Estás segura de que te encuentras bien con esto? ¿No vas a arrepentirte de hacer un trabajo chapucero?”

 Estaba molesta, para ser franca. Y mucho. Me había golpeado en un punto doloroso.

“No soy como tú. No puedo hacerlo como tú lo haces.” “Nop, te lo digo, definitivamente puedes.”

“¿…Cómo puedes estar tan seguro?” 

“Bueno, eso es porque tú entiendes todo, ¿no?” 

Mi garganta se cerró involuntariamente… Ni siquiera había empezado a considerar que quedaría expuesta.

“La situación, la atmósfera, las personalidades y temperamentos de tus colegas actores——tú comprendes todo eso. Por supuesto que podré captarlo al ver cómo te comportas. Pero la razón por la que no te va bien es porque estás conteniéndote.”

 Desde el comienzo había pensado que todos los adultos que me rodeaban eran estúpidos. Me burlaba internamente, preguntándome cómo había tantos idiotas que no podían entender las cosas como yo.

Como resultado de haber nacido en familias apropiadas, estos idiotas fueron capaces de progresar sin problemas y graduarse de la universidad, luego ganándose la vida legítimamente. Mi hermana mayor era más excepcional que todos estos idiotas, pero no sólo ella fue incapaz de encontrar un empleo normal como graduada de secundaria——su pago era exiguo. Al ritmo que marchaban las cosas, yo terminaré en el mismo camino que ella.

Era ridículo. Era como si tu nacimiento decidiera todo lo que le acontecía.

Talento, trabajo duro——todo era inútil si uno nacía bajo circunstancias equivocadas.

Un pozo sin fondo rodea a cada persona. Uno puede caerse en cualquier momento sin advertencia alguna.

Considera los accidentes y las enfermedades, por ejemplo. Tu vida podría terminar aunque no haya error por tu parte, y desde la perspectiva de otro será visto como ―mala suerte‖. Difícilmente encuentres consuelo considerándolo como tal si te topas con esa clase de destino, pero mientras se trate del problema de alguien más podrás formar una barrera a tu alrededor donde quieras, descansando con tranquilidad susurrando para ti mismo que estabas a salvo.

Uno también podría caerse al pozo apenas desde el comienzo como virtud por haber nacido, como mi hermana mayor y yo.

Desde mi perspectiva, Sueharu Onii-chan vivía una existencia bendita. Tenía talento, y apoyo de su madre en cada frente.

Alzando la vista hacia la luz desde el fondo del pozo, sólo podía desdeñar con tanta hostilidad como pude reunir.

Este sujeto podrá tener talento para el entretenimiento público, pero es un idiota. Sé más cosas que él, la prueba de eso es que él ni siquiera puede distinguir lo que estoy pensando. ¿Ven? Sabía que era un tonto. Ni siquiera se ha dado cuenta de que soy mejor que él. Es todo debido a mi mala crianza que no soy apreciada. Pobre yo.

 En ese sentido me burlé de él, me rendí voluntariamente, y me consolé a mí misma.




“¡……!”

 Era la vergüenza de que mis tontos pensamientos internos hayan sido vistos por Sueharu Onii-chan——a quien ridiculicé——que mi cara se puso roja.




“¡Sí, ¿y qué?!” Grité. “¡¿Saldrá algo bueno de que yo lo intente?! ¡No estoy bendecida como tú!”

 Sueharu Onii-chan no retrucó, simplemente me observaba con atención. Su comportamiento sólo avivaba las llamas que ardían en mi corazón.

“¡No tengo un futuro brillante como tú! ¡Lo que sea que haga es inútil, y ese es un hecho que no puede cambiarse! ¡Dime, ¿qué se supone que haga?!” 

“…Sólo lo oí de Abuela Nina, pero tú y tu gentil hermana están tratando de empezar de nuevo, ¿verdad? De ser así, ¿no crees que deberías tratar de facilitarle las cosas?”

 “¡…Lo hago! ¡Pienso de esa forma! Pero——” 

¡Sin peros!

Se produjo un fuerte golpe.

Un cabezazo. Nuestras frentes habían colisionado sin restricciones. Mi procesos de pensamiento hicieron cortocicuito ante las inesperadas circunstancias, pero conforme el dolor en mi frente se expandía empecé a comprender la situación.

“¡Owwww!” 

“¡Si te parece bien cómo están las cosas ahora, entonces no tengo nada más que decir! ¡Pero sabes, tú quieres facilitarle la vida a tu hermana mayor, ¿no?! ¡Si es así, ¿entonces por qué no haces algo?! ¡¿Por qué estás conteniéndote?!”

 “Porque sin importar lo que haga, todo será——”

 “¿Inútil? ¿En serio? ¿Segura? ¿Cuando no has intentado hacer tu mejor esfuerzo? ¿No te arrepentirás de no hacer eso?” 

“Ooh——” 

Al ser tan interrogada me quedé sin palabras.

Entendí. Tenía miedo de darlo todo. Porque temía que si fracasaba después de hacer mi mejor esfuerzo, ya no podría poner excusas. Me volvería consciente de mi propia falta de talento, dejándome sin más opción que quedarme mirando a la desesperanza en adelante. En ese caso era más fácil para mí engañarme a mí misma diciendo que ―lo superé de alguna forma, es sólo que no hice mi mayor esfuerzo‖, que intentarlo en absoluto.

“¡Necesitas dar todo lo que tienes! ¡Tienes el talento! ¡Tu cabeza probablemente sea mejor que la mía de todas formas, y tu intuición también es buena! ¡Bueno, aunque no perderé cuando se trata de actuar! Sólo digo pero, es una gran hazaña estar en torno a mi nivel, ¿sabes? Esta es la primera vez que le he dicho eso a alguien de mi edad.”

 Sueharu Onii-chan podrá no ser listo, pero tampoco vivía de forma obstinada.

Vivía la vida de manera honesta. Encaraba todo lo que tenía por delante con toda su fuerza.

Nunca me había mentido tampoco, por lo que podía entender a lo que se refería con lo que estaba diciendo.

“¿E-En serio…? ¿Tengo tanto talento… como tú…? ¿Lo tengo…?”

 Honestamente no podía creerlo.

¿Yo también tenía ese talento brillante dentro de mí? ¿Yo también podía convertirme en alguien resplandeciente, y entonces poder salvar a mi hermana? ¿Yo, quien no podía hacer nada más que aceptar la ayuda de mi hermana?

“¡Lo garantizo, así que crece!” 

Esas palabras me atacaron como una ráfaga de viento repentina, mandando a volar algo desde todo mi cuerpo.

…Hasta entonces sólo había estado escapando. De Mamá y Papá, de mis alrededores.

Corría y corría, mientras mi hermana me protegía. Incluso cuando me elogiaban seguía pensando que era una inepta. No tenía auto confianza. No tenía espíritu de lucha.

Pero esta persona dijo que podía hacerlo. Alguien que poseía mucho más talento dijo que podía. Clamó para que yo me ponga de pie por mi cuenta, y que marche.

De ser así, entonces quizás podía hacerlo. Incluso alguien como yo.

Sí, hasta entonces había sido una niña que simplemente escapaba de todo. Mis alrededores me lo permitían.

Pero que al decirme alguien de mi edad que crezca——pensé que debería.

Si no me ponía de pie y encaraba las cosas con todo mi poder, entonces terminaré viviendo una vida de escape perpetuo. Tal era mi premonición.

“——De acuerdo.” 

Expresé.

“Yo… lo intentaré. Lo intentaré… lo suficiente para alcanzarte. ¿Podrías esperarme hasta entonces?” “——Por supuesto.”

Durante mucho tiempo perseguí a Sueharu Onii-chan.

Perseguí esa luz resplandeciente que podía ver desde el fondo del pozo, logrando victoria tras victoria.

Pero antes de que aquellos que podían considerarse mis rivales desaparezcan, Sueharu Onii-chan se fue.

“¡Pero eres impresionante, Onii-chan! ¡Eres un héroe! ¡No es posible que te hayas vuelto incapaz de actuar!

¡Después de todo, vas a esperar hasta que pueda alcanzarte, ¿cierto?!” 

Fue después de que disparé esas palabras que Sueharu Onii-chan desapareció del mundo del glamour.

Entonces pensé que me olvidaría de él por un tiempo.

Yo ya era independiente, por lo que Sueharu Onii-chan ya no importaba. Aún tenía a mis rivales. Aún tenía a mis enemigos. Tenía que seguir ganando a como dé lugar.

Y  mientras  pensaba  eso,  mis  enemigos  mermaron,  mis  rivales  desaparecieron——y entonces me quedé sola.

―Onii-chan… por favor… sálvame de esta soledad…‖

Sueharu Onii-chan me había salvado la vida. Su comportamiento no había cambiado en absoluto incluso luego de volverse estudiante de preparatoria, y yo estuve encantada de ser recibida por su sonriente rostro, a pesar de haber dicho cosas tan crueles en aquel entonces

y de cortar nuestros vínculos. Lloré ese día mientras rememoraba antes de dormir, pero había estado feliz, verdaderamente feliz.

Al mismo tiempo, sin embargo, también sentía miedo.

Sueharu Onii-chan había caído en un pozo sin fondo. ¿Y si había perdido su brillo como resultado de eso…? No, no quería perder las esperanzas… 




Ese video me había mostrado un vistazo, pero al mismo tiempo podría haber sido considerado como su antigua rutina de marca registrada. En este momento, no podía discernir cuán bien podría actuar.

―Por favor, hazme creer… Sueharu Onii-chan…‖

6 años habían pasado, y mientras pensaba que había trabajado duro y había logrado salir de mi pozo, aún había mucha oscuridad a descubrir también afuera de él.

Un escenario estridente sobre el que uno podría pararse, pero era solitario estar allí arriba sin compañía.

Aún me encontraba en el medio de la oscuridad.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios