Osananajimi ga Zettai ni Makenai Love Comedy (NL)

Volumen 2

Capítulo 2: Las Cuatro Hermanas Shida y el Canal Ultramarino

Parte 2

 

 

Maria alzó la vista con su aura completamente activada, mientras Midori hacía total uso de su altura y la miraba desde arriba de forma intimidante. La amistad de su encuentro inicial ya era cosa del pasado.

―Mira, sé que eres una actriz popular y admitiré que eres muy linda, ¿pero no crees que te estás pegando demasiado a Sueharu?‖




―¿…Eso está mal?‖

―No se trata sobre si está bien o mal, es que nos conocemos desde hace más de diez años, y con Kuro-nee este sujeto está——‖

―Si recuerdo correctamente, esa persona ya rechazó a Sueharu Onii-chan, ¿no? De ser así, ella queda fuera del asunto, ¿no? ¿O acaso tú personalmente tienes un problema con que yo me pegue a Sueharu Onii-chan?‖

―O——no, yo——‖

Por favor, para, Midori. Si comentas eso me dolerá más de lo que te dolerá a ti. Respecto a Midori, quien seguía buscando las palabras, Maria bajó la cabeza.




―Oh, lo siento… no planeaba buscar pelea. Cuando se trata de Sueharu Onii-chan, yo sólo… me disculparé, ¿podemos reconciliarnos…?‖

Extendió su mano——la cual Midori había agitado antes——pero esta vez Midori se la quitó de encima con rechazo.

―¡Tu actitud condescendiente me fastidia!‖

―…Ya veo. ¿Supongo que no querrás una foto entonces? En este momento no sólo podemos tomar una foto juntos, sino que incluso puedo postearla en las redes sociales, ¿sabes?‖




―¿——Eh?‖

La tendencia había cambiado.

―Tómalo como mi disculpa. Definitivamente podrás presumirle a tus amigos, ¿sabes? No, no sólo eso. No me vendo por poco, por lo que casi no hay fotografías junto a mí dando vueltas. Cuando suba la foto en redes sociales sin dudas será el centro de atención. Si hay alguien en quien estés interesada, Midori-chan, esta podría ser la oportunidad de que los dos se acerquen. Requiere coraje hacer el primer movimiento y toda tu fuerza para abrir tu futuro——o al menos eso es lo que pienso——¿pero qué harás, Midori-chan?‖

Wooow, ¿era esta la parte donde se supone que yo diga ―como se esperaba‖. Esto es sobre lo que había estado hablando. Esta era la verdadera esencia de Maria, su habilidad para abrir su propio camino sin depender de la suerte. Nunca dudaba en usar las habilidades a su disposición, y siempre guiaba las cosas de forma que resulten a su conveniencia.

Frente a una atractiva fruta, la desafiante Midori titubeó.

Pero en esto, en el momento que titubeaste ya habías perdido.

―¡H-Hmph! ¡No podrás persuadirme con algo así!‖

―Eso no era mi intención… o mejor dicho, está bien si no lo necesitas. Todo lo que quería era llevarme bien (para poder manipularla como yo quiera) con una (engendro de) chica que es cercana a Sueharu Onii-chan como una hermana…‖

Como se esperaba de una actriz. Mientras Maria actuaba sumisa, Midori era asaltada por la culpa de haber hecho algo terriblemente malo.

―¡Ah, no es como si te rechazara porque tenga una razón en particular…!‖ Maria reveló una educada sonrisa.

―En ese caso pienso que definitivamente podemos ser amigas (de conveniencia). Después de todo, sólo vine aquí para visitar a Sueharu Onii-chan por primera vez en mucho tiempo.‖

―¿En serio?‖

―Sí. En verdad eres una chica (muy) simple y buena.‖

―…Oye, Momo. Tus verdaderas opiniones se están filtrando.‖

―Ah——‖

―Ah——‖

Momo rápidamente se llevó la mano a su boca, y trató de disimilarlo con una amplia sonrisa.

Obviamente, eso no tenía chances de funcionar.

―¡Entonces sí me estás tomando por tonta, ¿no?!‖

―Oh, no te estoy tomando por tonta, ¿sabes? Sólo pienso que eres fácil.‖

―¡¿Esas dos cosas no son lo mismo?!‖

―¡Cálmate, Midori! ¡Este es el tipo de persona que es Momo!‖

Quedarme atrapado en la actitud de Maria antes de que me diera cuenta había sido un aterrador hábito mío en el pasado.

Ella podría haberse rendido mientras yo apaciguaba a Midori, pero en ese tiempo Maria ya había empezado a hablar con Akane.

―¿Nosotras también podríamos ser amigas, si gustas?‖

―…Estoy bien. No uso redes sociales ni tengo algún interés particular en ti.‖

―Quiero estar en buenos términos contigo también, ¿sabes?‖

―Como dije, estoy bien.‖

―…De acuerdo, entiendo (que eres una terca). ¿(Definitivamente haré que te arrodilles, así que) podríamos hablar en otra ocasión?‖

―Si la oportunidad surge.‖

Suspiro, se decía que tres chicas eran multitud, pero la repercusión de haber lanzado un explosivo conocido como Momo hacia las hermanas había sido totalmente incontrolable.

Llevé la conversación forzosamente a un cierre.

―¡De todas formas, vamos a volver al problema anterior! Escuché lo que ustedes dijeron sobre Kuro, y creo que quiero idear cuidadosamente algunas contramedidas. Aunque por el momento, parece que Momo tiene algo que decirme, por lo que la escucharé primero. Iré a llamarlas de nuevo más tarde, así que Midori y Akane, por favor vuelvan a casa por ahora.‖

―¿Estás seguro?‖

Midori me miró como si estuviera escudriñando cada centímetro de mi cuerpo. No confía en mí.

―Por supuesto. Le estoy dando prioridad a Momo porque su casa queda lejos, y además porque juzgué que podría ser peligroso que regrese a su casa más tarde.‖

―Bueno, eso es…‖

Mi lógica no tenía fallas. Al punto que incluso Midori parecía no encontrar palabras.

Mientras sentía mi pecho inflado con orgullo por haber atravesado este calvario de forma admirable——

―Aunque no me molestaría quedarme a dormir——‖




——Maria soltó otra bomba de nuevo.

―¡Sueharu! ¡Tú…!‖

―¡Cálmate,  Midori!  ¡Y  Momo!  ¡Premeditaste  este  crimen,  ¿no?!  ¡Porque  puedo  darme cuenta!‖

―…Mmm, ¿de qué podrías estar hablando?‖

―¡No te hagas la tonta!‖

―¿Puede  ser  que  vayas  a  castigarme,  Sueharu  Onii-chan?  ¿Vamos  a  jugar  al doctor otra vez como te encantaba hace seis años?‖

―¡Sueharuuuu!‖

―Haru-nii…‖

¡Ooh, dejando de lado a Midori, la mirada de Akane era dolorosa!

―…Perdón, Momo. No creo que pueda derrotarte, ¿podrías liberarme de esta por ahora? Por cierto, si no lo haces, me negaré a escuchar lo que querías discutir.‖

―¡Ooh, eres tan malo, Sueharu Onii-chan! Por cierto, a ustedes las hermanas, estaba bromeando, ¿okey?‖

Midori y Akane estaban totalmente sobresaltadas.

Midori en particular… demasiado atónita. Su rostro luce como el de un zombie.

―Bueno, Haru-nii. Nos vemos luegos.‖ Habiendo conseguido su objetivo, Akane giró.

―Claro, las contactaré lue——‖ conforme empecé, Maria interrumpió.

―——Está bien, puedo decir lo que quiero aquí mismo.‖ Las hermanas, quienes se estaban retirando, se detuvieron. Maria sonrió ligeramente, y luego posó sus ojos sobre mí.

―Sueharu Onii-chan… por favor regresa al mundo del entretenimiento. Y entonces—— deberíamos actuar juntos otra vez. Si estoy contigo, siento que puedo brillar más que nunca.‖

Maria fue al living, y después volvió con una cartera.

―Sueharu Onii-chan, esta es la tarjeta del actual CEO de la agencia.‖

¿Actual? ¿Eso significa que el CEO había cambiado desde que me retiré? En la tarjeta estaba escrito lo siguiente: 「Hardy Pro / Presidente y Director Ejecutivo / Hardy, Shun」

El CEO mientras estuve allí había sido una mujer mayor de descendencia mixta llamada Nina Hardy, la fundadora de la agencia de actuación y una hechicera de su generación. Era una persona estricta pero amable, al punto que era conocida cariñosamente como ―Abuela Nina‖ por muchos de los que pertenecían a la agencia.

―Momo, ¿qué pasó con Abuela Nina?‖

Desenterré ese nostálgico nombre y pregunté.

―El año pasado su salud se deterioró…‖

―¡¿Eh, quieres decir que…?!‖

―…No, se mejoró de inmediato, pero perdió la motivación para trabajar después de tomarse las cosas con calma por primera vez en tanto tiempo. Así que le entregó todo a su hijo Shun-san, y ahora ella está viajando por el mundo con su esposo.‖

―Ahh, era ese tipo de persona…‖

Era una mujer poderosa pero de carácter despreocupado, alguien que actuaba inmediatamente después de surgirle una idea. Bueno, era muy típico de ella, y si su salud se encontraba bien podré verla de nuevo…

―Después de que vio ese video, Onii-chan, vine porque Shun-san me pidió que te persuada para que regreses. Bueno, yo tenía intención de hacerlo de todas formas incluso si Shun-san no me lo pedía.‖

―Shun-san, huh… nunca escuché que lo mencionen. Abuela Nina nunca habló de él, después de todo.‖

―Aparentemente la relación entre madre e hijo no es particularmente cercana.‖

―¿Y cuál es tu impresión sobre él, Momo?‖

―Lo seguro es que tiene habilidad.‖

―¿Qué más? ¿Su carácter?‖

―Creo que sería mejor que confirmes todo lo demás con tus propios ojos, Onii-chan. Mientras tanto, ¿qué dices sobre una reunión con él?‖

―Hmm, ya veo…‖

―¿Tienes alguna inclinación a regresar?‖

―…Estoy dudando un poco, para ser honesto.‖

Me había ido bien en el pasado como actor, pero junto a seis años de hiatus, desde entonces sólo me subí a un escenario una vez, y otra en el festival cultural. Si podía desempeñarme tan bien como solía hacerlo seguía siendo una variable desconocida, pero en primer lugar los requisitos eran diferentes cuando fui un niño actor. Ahora me había convertido en un estudiante de preparatoria.

Además, fue gracias a Kuroha que pude esforzarme tanto durante el festival cultural. Y como desde entonces ella había caído en una situación difícil, también me sentía doloramente reticente a dejar eso de lado y llevar a cabo mi regreso.

Es  sólo  que  pensaba  que  tenía  que  aprovechar  al  máximo  esta  oportunidad.  Estaba agradecido ya sólo porque me hayan convocado.

―Onii-chan, ¿estaría bien si me dices a qué hora estarás libre este sábado? Me gustaría arreglar tu entrevista con el CEO.‖

―…Bueno, sí… supongo que me reuniré con él.‖

No parece que llegaré a una conclusión agonizando sobre esto a estas alturas. No reunirme con el CEO ni escuchar lo que tenía para decir parecía como una falta de progreso en todo.

―Eso estará bien.‖

Maria dirigió su mirada a las hermanas.

―Erm, ¿les molestaría hacerme el favor de entregarle esto a Kuroha-san?‖

Lo que Maria les ofreció era una tarjeta idéntica a la que me había entragado a mí.

―Oye, Momo. ¿Quieres decir que el CEO también está interesado en…?‖

―Sí, parece que está interesado, y de ser posible le gustaría que los dos vayan a verlo juntos——eso es lo que dijo.‖

Entonces fue por es que Maria no dejó que las hermanas vuelvan a casa, huh.

―¡Oye, ¿no estabas escuchando lo que decíamos?!‖ Midori se alteró.

―¡Kuro-nee ha enloquecido, ¿pero a pesar de eso estás hablando del mundo del entretenimiento…?!‖

―Incluso yo no podría haber predecido que suceda algo como eso. Pero habiendo llegado a este punto, me pregunto si sólo pasarle el mensaje sería la jugada lógica. Dicho eso, pretendo no ocuparme de ir a entregárselo directamente. Les confiaré a ustedes la decisión de entregarle esto a Kuroha-san o no.‖

―……Bien, entendido.‖

Ella probablemente había entendido el razonamiento de Maria. Sentí reticencia de parte de Midori pero aceptó la tarjeta.

―Bueno, mi trabajo aquí terminó, regresaré a casa ahora.‖

―Ya veo. ¿Quieres llamar un taxi? Yo pagaré ya que te tomaste la molestia de venir hasta aquí.‖

―Jeje, Onii-chan, ¿quién crees que soy? Las cosas han cambiado desde hace seis años, ¿sabes?‖

Maria hizo un tierno guiño.

―Si le hago una llamada a mi chofer, él estará aquí en un minuto.‖

―Wow. Es una inmensa diferencia respecto de antes.‖

―Por supuesto.‖

Maria ignoró a las hermanas, y luego deslizó sus pies dentro de sus zapatos de diseño escolar.

―Oh, cierto, Momo. Olvidé algo.‖

―¿Qué es, Onii-chan? ¿Nuestro beso de despedida?‖

―¿Eres tonta? Esto.‖

Saqué mi teléfono, mostrando mi historial.

15 mensajes de Hotline, 14 llamadas perdidas. Desde la mañana hasta ahora——apenas medio día——esa había sido la cuota.

―Wow…‖

―¿Es una acechadora…?‖

Reacciones naturales, probablemente. Esto era sentido común.

―Esto es demasiado, incluso para ti. No te pediré que dejes de contactarme, pero por favor, contrólate un poco.‖

Esta era la razón por la que le dije enfadadamente a Tetsuhiko que no entregue mi dirección de acuerdo a su propia conveniencia. Predije que esto sucedería si se lo daba a Maria, pero no respecto a nadie más.

―…Oh, vinieron a buscarme. Adiós, chicos.‖

―¡Vamos! ¡Al menos di que lo sientes o que te detendrás antes de irte!‖

En este aspecto se parecía mucho a Tetsuhiko. Quizás este era precisamente el tipo de mentalidad dura que se requería para sobrevivir en el mundo del entretenimiento.

De ser así, yo no era lo suficientemente bueno. ¿Puedo reincorporarme realmente en el mundo del entretenimiento?

Esos eran los pensamientos que tenía.

***

 

 

Hice pasar a Midori y Akane al living después de despedir a Maria y preparé té. Después de que nos habíamos puesto cómodos, les expliqué lo que había sucedido en la escuela—— desde la intrusión de Maria hasta el desacuerdo con Shirokusa——de manera resumida.

―Ya veo…‖

―Parece  que es cierto que hubo estrés intenso suficiente para explicar la pérdida de memoria.‖

Conforme ambas asintieron parece que finalmente habían podido comprender la cadena de eventos.

―Bueno, lo he entendido hasta cierto punto, pero… Sueharu.‖

―¿Qué, Midori?‖

―¡¿Qué diablos vas a hacer, hombre?! ¡En serio, fuera de broma!‖

―No, ¿qué diablos voy a hacer sobre qué?‖

―Primero que nada, Kuro-nee.‖

―¡Ooh!‖

Aferré mi pecho.

Mi corazón palpitaba peligrosamente cuando Kuroha era mencionada. Entré en un estado donde de nuevo se sentía cómo si aquellas palabras fueran a surgir en mi cabeza, dejándome recordar vigorosamente los nombres de aquellas idols de revistas con las que fantaseaba con el fin de apaciguar mis emociones de alguna forma.

―¡O-Oye, Sueharu! ¡¿Qué sucede?!‖

―Si consideramos la situación hasta ahora, Dori-nee, no hay dudas de que Haru-nii se encuentra bajo mucho estrés. Sería peligroso arrinconarlo contra la pared más allá de esto.‖

―¡E-Eso podría ser verdad, pero aun así!‖

Midori lucía emocionalmente opuesta, a pesar de haber escuchado el análisis de Akane.

―Primero que nada, Haru-nii fue severamente rechazado por Kuro-nee. Eso estuvo al nivel de que te amarren a una cama.‖

―¡Oof!‖




La agudeza de la lengua de Akane. Shirokusa podía elegir palabras fuertes para intimidar a otros, pero Akane iba por los puntos débiles indiferentemente sin malicia, y como lanzando puñetazos que asestaban sobre su objetivo constantemente.

―Al ser subido como video, y que luego haya sido visto más de un millón de veces——eso estuvo a nivel de suicidio.‖

―¡Eek!‖

―¡¿E-Espera, Akane?!‖

―Y después a pesar de todo eso, se lo acusa de ser responsable de llevar a Kuro-nee al punto de la amnesia, entonces pronto no habrá otra forma de describir esto más que a nivel harakiri12——‖

―¡Espera, espera, espera, ni siquiera yo fui tan lejos, Akane!‖

―Ooh… ¡Oogeeeeeee!‖

Mis niveles de estrés rápidamente superaron mis límites, y mis instintos pintaron por encima de mi sentido de la razón.

―¡O-Oye, Sueharu! ¡¿Qué está pasando?!‖

―¡Oo oo oo oo oo!‖

Transformado en un simio antropoide, rápidamente me oculté detrás de Midori, asomando sólo mi cabeza hacia Akane tratando de intimidarla.

―Esto es malo, no puedo llegar a él… Parece que este sujeto también ha recibido bastante daño, huh…‖ Midori suspiró.

Akane estaba espantada.

―Oh, Haru-nii… perdón. No fue mi intención…‖

Al ver el rostro de disculpas de Akane, eso suavemente me devolvió el razonamiento.

En momentos así esta chica podía mostrar una expresión muy triste. No podía hacer las cosas bien, a pesar de conocer su propia torpeza mejor que nadie. El hecho de que lo sabía se mostraba claramente en su rostro.

Había ocasiones en que los engranajes de la cabeza de Akane no dejaban de girar después de que habían comenzado a hacerlo. Como ella sólo tenía la inteligencia para reconocer eso como un defecto, su impulso para culparse a sí misma era fuerte. Por consiguiente, yo consideraba que era mi rol ayudar a Akane a tomarse a sí misma menos en serio en lo posible.

―¡Allí!‖

―¡Auch!‖

Le lancé un golpecito en la frente a Akane, haciendo que se presione el lugar y que rápidamente se levante los anteojos con su dedo mayor ya que se habían bajado.

―No necesito nada más que un ‗perdón‘ de una junior.‖

―…Pero.‖

―Piensas demasiado sobre algunas cosas, Akane. Conociéndote, ya debes haber pensado en varias formas de disculparte, ¿no?‖




―…Unas cuarenta y tres.‖

―¡Eso es mucho!‖

De todas maneras, al menos podía esperar a que sea una erudita en el futuro.

―En momentos como este, tu trabajo como junior es disculparte de corazón.‖

―…Okey.‖

―El trabajo de un senior es perdonar y tomárselo en broma. Cualquier persona que no lo haga es basura y no deberías acercarte a ellos.‖

―¿…Quién dijo eso?‖ Midori comentó desde un costado.

―Ooh, alguien de Acid Rain si no me equivoco.‖

―Woah, ¿eres amigo de la gente de Acid Rain, Sueharu? …Oh, cierto, debido a Child Star, ¿no? ¡…Honestamente, soy una gran fan! Escuché que su nueva canción va a ser intensa como aquellas durante la era de rock indie, ¿pero oíste algo sobre eso?‖

―No, no, hubo una relación, pero no lo sé porque nunca nos pusimos en contacto después de que me retiré.‖

―Ya veo~ Bueno, no puedo imaginarme a Acid Rain hablando contigo, Sueharu.‖

―Lucían muy aterradores porque eran ex delincuentes, pero en realidad eran personas increíblemente serviciales.‖

―En serio. No puedo imaginar eso en absoluto…‖

La expresión inalterable de Akane esbozó una ligera sonrisa.

―Si recuerdas esa línea, Haru-nii, entonces pienso que es valioso hacerlo. Creo que ese espíritu es magnífico.‖

Esta chica era increíble, sólo que no se le daba bien expresar sus emociones. Pensaba que era tierna, con su torpeza incluida. Entonces verbalicé eso tanto como pude.

―A diferencia de Midori tú eres una buena chica, Akane.‖

―Tsk, sí, supongo que siempre seré una chica mala pase lo que pase.‖

Oh cielos, cielos, no iba a llegar a ningún lado hablando con estas chicas. Eran alumnas de secundaria, amigas de la infancia similares a familia. No era sano para ellas estar en la casa de un chico que no era su familiar.

Pensé, tratando de avanzar con la conversación.

―En cualquier caso, honestamente es un poco difícil para mí pensar en romance ahora mismo.

―…………‖

―…………‖

¡¿Por qué las dos están en silencio?! ¡¿E intercambiando miradas de manera significativa entre sí?!

―Aun así, no creo que sea bueno para mí dejar sola a Kuro. Si tienen un plan, pretendo ayudar.‖

―Un plan, huh…‖

Midori se comportó como si estuviera pensando, pero definitivamente no lo estaba.

―¿Qué te parece, Akane?‖

Ves, le lanzó el problema a Akane, como se esperaba. Ella era del tipo que le da fiebre después de pensar sólo por tres segundos.

Akane levantó su dedo índice y empezó girarlo. Alguien que no tenía mucha idea podría haber pensado que estaba llamando a un OVNI, pero esto era prueba de que Akane estaba concentrada pensando.

―…Para empezar, no puedo interpretar en absoluto cuál es el estado mental de Kuro-nee, o más bien, a dónde se está dirigiendo. Como resultado, siento que sería peligroso para Haru- nii comenzar a hablarle a Kuro-nee.‖

―Hmm.‖

―Creo que sería mejor que nosotras primero le expliquemos todo a Kuro-nee. Sea sobre su confesión a Haru-nii o el video, etcétera, ella probablemente se enterará sobre eso en la escuela tarde o temprano, entonces que se lo contemos nosotras——su familia——creará menos  escándalo.‖

―Bueno, eso es verdad. Entonces supongo que nosotras tres deberíamos explicárselo cuando regresemos, huh.‖ Midori estuvo de acuerdo.

―Después de que terminemos de explicarle, y creo que probablemente sucederá mañana, Kuro-nee tratará de hablarte normalmente, Haru-nii. Cuando eso pase quiero que estés totalmente preparado, y de ser posible también quiero que vigiles cómo lo está llevando.‖

―…Cierto.‖

Cuando pensaba en Kuroha, la escena de mi rechazo resplandecía frente a mí lo quiera o no.

Pero en este momento Kuroha se encontraba en un gran aprieto. No hará nada bien que yo entre en pánico aquí.

―De acuerdo, entendido. Cooperemos. Si sucede algo contactémonos inmediatamente.‖

―Por favor. Y por cierto, Haru-nii.‖

―¿Sí, Akane?‖

―Estaré orgullosa si regresas al mundo del entretenimiento, Haru-nii——pero también un poco sola.‖

―¡¿?!‖

Palabras honestas. Que tocaron profundamente mi corazón.

―Aun así, no creo que pueda detenerte tampoco.‖

―Akane…‖

Precisamente porque Akane proyectaba una imagen de soledad, ver su expresión solitaria me incitaba emocionalmente a querer actuar de acuerdo a sus deseos.

―Pienso que lo que sea que elijas estará bien. Deberías hacer lo que quieras, Sueharu.‖

Midori  era  como  era  siempre.  Pero  mirando  atentamente,  puede  que  luzca  un  poco desolada.

―Pero si hay una sola cosa que puedo decir——‖

―¿Hm?‖

Akane ocasionalmente adoptó la apariencia de una profeta. Sí, cuando sus ojos estaban perfectamente claros y rebosaba de convicción como en este preciso momento. Esta chica sagaz tal vez podía ver cosas que la gente ordinaria no podía.

―Es que incluso si deberías elegir reincorporarte, quiero que lo hagas con emociones positivas hasta el final, no por razones negativas como escapar del amor. Porque, Haru-nii, esta probablemente se convertirá en una de las mayores decisiones de tu vida.‖

Esta chica es una estudiante de primero de secundaria, ¿no?

Cuando yo era estudiante de primer año de secundaria, yo… no, no debería pensar más sobre esto. Era vergonzoso compararlo. No por nada confiaba en ella en secreto.

―Gracias, Akane.‖

Tomé la pequeña mano de Akane y la envolví con fuerza.




―Trataré de pensarlo seriamente. Pretendo tomar una decisión de la que no me arrepienta.‖

―Haru-nii… por favor… mi mano… mi mano…‖

Akane susurró mientras su rostro se ponía completamente rojo.

A pesar de ser capaz de decir esas palabras, su inesperada timidez me resultó tierna. Conforme casualmente miré a un costado, vi a Midori rascándose la cabeza como diciendo

―qué fastidio‖.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios