Mitou Shoukan://Blood-Sign

Volumen 4

End 02: Es Game Over Después De Todo

Parte 2

 

 

 

Esta información era importante. Increíblemente importante.




Sí.

Eso fue cierto. ¿Cómo pudo haberlo olvidado? Durante esa guerra, varios años atrás, fue un ataque de saturación de la Clase Inexplorada lo que expulsó a la Reina Blanca. ¿Y si eso hubiera sido más que fuerza bruta? ¿Y si había una lógica detrás de ello? Todos los colores se reunieron para combatir el blanco definitivo. Al quitar los velos aparentemente infinitos de su invencibilidad, su poder podría serle arrebatado. El sistema se había establecido desde el principio.

El mundo…

¡¡El mundo estaba lleno de una misericordia y amabilidad increíbles!!

<No nos adelantemos, Kyousuke-chan. ¿Recuerdas lo que dije al principio?>




Sin embargo…

<Esta soy yo acosándote por ser tan grosero.>

“¿Qué…?”

Kyousuke estaba confundido y la Malvada Mujer Verde levantó su dedo meñique.

<¿Cuántas van con esa? Oh, cierto. Vayamos con tu cuarta pista. Incluso si toda la Clase Inexplorada se lanzó hacia ella con un sistema perfecto establecido para sellar a la Reina Blanca, la Guerra Secreta en última instancia acabó fracasando si miras el panorama general. A ella le está yendo muy bien después de todo. ¿Por qué crees que sea?>

“Ah.”

Entonces, su pulgar.

Ella sonrió son su mano abierta.

<Quinta pista. Abre tus ojos. Ya lo has adivinado en lo profundo de tu corazón, ¿no es así? El problema fue que éramos un grupo destinado a detener a la Reina Blanca, pero también éramos las leyes que administraban el otro mundo. Oye, Kyousuke-chan. Digamos que arrojas un monstruo en un agujero negro del que es absolutamente imposible de escapar. Ahora, ¿qué haces si casualmente desgarra ese agujero negro y reaparece? Ese es el fin de la lógica y todas las leyes se desmoronan, ¿cierto? Cuando el tiempo y el espacio se extienden y se arrastran, y un mundo que no puede explicarlo es ridiculizado de ignorante, un individuo puede pararse en el centro de todo. ¿De qué sirve un libro de texto si los neutrinos realmente pueden viajar más rápido que la luz? Ella no está mirando a nadie más que a ti, Kyousuke-chan. Pero todo sigue conectado. Incluso las ruinas están siendo arrastradas.>

“Oh.”




Las leyes del mundo habían cedido.

Se habían rendido a la Reina Blanca.

Lo que significa…

Lo que significa…

Lo que significa…

<Esto es peligroso. Realmente peligroso. Puedo llamarme a mí misma malvada, pero incluso yo sigo teniendo un poco de sentido de respeto. Incluso los pandilleros tienen cruces tatuadas en sus espaldas y le rezarán a la Virgen María cuando una tormenta de balas vuele en su dirección. No me gusta ni un poco, pero no hay nada que podamos hacer al respecto.>

Sus globos oculares secos comenzaron a doler cuando olvidó cómo parpadear.

Su garganta se secó cuando olvidó cómo respirar.

Shiroyama Kyousuke quedó aturdido mientras una sensación suave lo cubrió por detrás. Una calidez delicada alcanzó su espalda. Sintió la piel perfecta de unos brazos delgados envolviéndose alrededor de su cuello. El delicado aroma a rosas de su cabello plateado flotó y un aliento cálido fue soplado en su oreja.

Y…




Le dieron la peor respuesta posible.




“Ahora que he aplastado a toda la Clase Inexplorada que formaba las leyes del otro mundo, no hay manera de matarme de verdad incluso si usas hasta el último ser existente. Después de todo, me aseguré de destruir cada ley y fórmula que podría crear accidentalmente una manera de derrotarme, mi – querido – Aniue ☆”

Ah, ahh, ahhh, ahhhh, ahhhhh.

“¡¡¡¿¿¿Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh???!!!”

Su mente.

Su consciencia.

Su ego.

Su alma.

El chico verdaderamente escuchó que todos ellos se desmoronaban en la blancura.

Lágrimas se derramaron de sus ojos, mocos salieron vergonzosamente de su nariz, espuma salió de las comisuras de su boca, se arrancó el cabello con las dos manos, y arqueó su espalda tanto como le era posible. Gritó, gritó, y gritó, pero fue inútil. La pesadez similar al del plomo en su estómago permaneció y Shiroyama Kyousuke fue el que se rompió. Ni siquiera pudo permanecer de pie. Su cuerpo se contrajo como un gusano friéndose en el pavimento soleado y se acurrucó en el suelo.

Presionó su frente contra el suelo en una postura que protegía su cuerpo tanto como le era posible, mordió sus pulgares hasta que un líquido rojo oscuro goteaba de ellos, y continuó gritando mientras sus ojos se negaban a enfocarse.

Escuchó una voz risueña.

Fue la Malvada Mujer Verde en lugar de la Reina Blanca.

Sus ojos húmedos y su aliento cálido expresaron la alegría de ver el resultado que había estado muriéndose por ver, pero ella se desvaneció en el aire antes de que pudiera saborearlo por un poco más de tiempo. Ella era malvada, pero aun así tenía respeto por lo divino. Fiel a lo que había dicho antes, le estaba dejando todo a la Reina Blanca.

Eso lo demostró.

La jerarquía había sido tallada en piedra.

La diferencia de poder era demasiado grande y todos los medios descarriados para derrotar a la Reina Blanca habían desaparecido del mundo. En el mundo mental de Kyousuke, vio un muro de color blanco puro pulido hasta las micras como el espejo cóncavo extremadamente preciso de un gigantesco telescopio reflector de un observatorio.

“He tenido suficiente… ¡¡He tenido suficiente de este mundoooooo!! ¡¿Por qué?! ¡¿Por qué no hay esperanza en lo absoluto?! Se suponía que la Clase Inexplorada eran los tapones, ¿pero ellas fueron repelidas? ¿Así que los elementos estructurales necesarios para derrotar a la Reina con la Ceremonia de Invocación fueron destruidos y desaparecieron? ¿Esa lógica ya no existe? ¿Ella no puede ser derrotada y no hay ningún método para hacerlo? Entonces, ¡¿cómo se supone que voy a atacarla?! ¡La Clase Divina y la Regular le temen demasiado como para hacer algo en lo absoluto! ¡¡E incluso si se trata de un misil nuclear, los ataques físicos son inútiles contra un Material!! Entonces esto realmente es un jaque mate. ¡Mi única posibilidad restante era pedir prestado el poder de la Clase Inexplorada para luchar contra la Reina, pero si empezamos con la suposición de que eso no la matará, ni siquiera puedo armar un plan teórico, ¿noooooooooooooooooo?!”

Fue demasiado.

Había pensado que este mundo y el otro tenían sus conjuntos de reglas separadas, pero esto fue demasiado cruel.

Había creído que era posible.

Incluso si había una gran diferencia de poder, habilidad y especificaciones, había creído que la Clase Inexplorada tenía su propio orgullo, que esas chicas de colores actuaban por voluntad propia y que eran seres superiores capaces de desafiar a la Reina Blanca. Había creído que eran objeto de adoración y que tenían la fuerza de voluntad para enfrentarse a la cima de la cima y mantenerse firmes.

Había creído que podrían alcanzar el nivel de la Reina Blanca si trabajaban juntas.

Y sin embargo…

¡¡¡¡¡¡Y sin embargo…!!!!!!

Los dispositivos de seguridad y los tapones originales ya habían sido destruidos. Habían existido leyes y fórmulas para derrotar a la Reina Blanca después de tomar todos los pasos necesarios y preparar cada cosa a la vez, pero fueron destruidas y desaparecieron.

¿Qué era esto?

¿Cómo se supone que iba a luchar a ahora?

Era verdad que el método Blood-Sign fue construido para la conveniencia humana. Se referían a los residentes del otro mundo como “Materiales” y solo los llamaban aquí como armas. Pero, ¿qué hay del choque entre la Clase Inexplorada que Kyousuke y los demás habían llevado a cabo? Esa Guerra Secreta había logrado de alguna manera repeler a la Reina Blanca con un ataque de saturación, pero, ¿sabían que eso sería insuficiente y cómo resultaría? Si es así, ¿qué significó eso para las vidas perdidas en esa Guerra Secreta, para los numerosos incidentes causados por la confusión luego de eso, y para todas las personas atrapadas en ellos? ¡¿Qué valor y significado tenían?!

¿Qué hay de la perdida de Madam Professor?

¿Qué hay de todo lo que había dejado atrás?

Todo era despojado tan fácilmente.

“¡¡Uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu uuuuuuuuuuuh!!”

Kyousuke se acurrucó como un bollo al vapor gigante y tembló en el suelo.

Le disgustaba.

Le disgustaba todo.

El nombre Alice (with) Rabbit que le dio la Reina. La colección de Awards tallada en su alma que le dio el título de Freedom Award 903. Odió y despreció todo lo que formaba su propio cuerpo y comenzó a arañar su pecho. ¿Qué tan feliz sería si solo pudiera sacar su alma mancillada y dejar limpia su sucia vida?

¿Era el invocador más fuerte, el prodigio que había establecido la Invocación del Reino Cosido, el criminal que había desencadenado la Guerra Secreta, o la fuente de la mitad de los desastres del mundo? Había actuado genial, convencido de que podía controlar incluso a la Clase Inexplorada, y asumió que incluso podía derrotar a la Reina Blanca si seguía avanzando en esa dirección.

¿Y este fue el resultado?

Todo lo que hizo fue estar en la palma de la mano de la Reina Blanca. Y la Clase Inexplorada no eran más que cicatrices que eran controladas ya sea que quisieran o no. No había enemigos ni aliados. Para la Reina, el mismísimo sistema Blood-Sign no era más que un salón de baile cómodo y seguro al que se le había quitado hasta la última aguja o fragmento de vidrio.

Completamente ajeno a todo eso, había memorizado obedientemente todas las reglas detalladas de la Ceremonia de Invocación y actuó como si eso lo convirtiera en una especie de genio.

Había sido un juego de niños.

Todo fue un juego.

Se enfrentó a la diferencia absoluta de fuerza vista en un padre sonriendo a su pequeño hijo mientras caminaba por primera vez. Era como un bebe monstruoso que había engordado en una cuna alejada de todo peligro por los adultos y luego creyó erróneamente que sus posibilidades eran infinitas a pesar de no haber realizado ningún trabajo por su cuenta. Era engreído. Fue descarado.

Es por eso que la Dama Roja se había exasperado tanto y le dijo que estaba equivocado.

No podía ganar.

Faltaba la escalera a la victoria.

Era como jugar un partido de béisbol en el que el otro equipo estaba en el bate de principio a fin. No había ninguna remontada para una victoria. Era como jugar un partido fútbol en el que quitaron la portería del otro equipo. Ninguna jugada ofensiva anotaría un gol.

Esto fue romper las reglas hasta ese punto.

Incluso si practicara desesperadamente todos los días para prepararse para el partido, esta malicia convertiría todos sus esfuerzos en una broma.

Fue un tonto.

Fue un tonto increíble por continuar dependiendo y confiando su vida en algo como esto.

Si realmente iba a derrotar a la Reina Blanca, primero tenía que escapar de esa maldición. Pero, ¿había alguna manera en este mundo de oponerse a la Reina sin usar la Ceremonia de Invocación? Y si no existiera, ¿era posible que un individuo como Kyousuke construyera una?
¿Cuánto tardaría? ¿Décadas? ¿Siglos? ¿Milenios? ¿Cuántos niveles tendría que evolucionar la civilización humana para alcanzar ese punto?

“Ah, ahh, ahhh, ahhhh…”

Finalmente, perdió la fuerza para continuar gritando. Su visión se oscureció y ya no supo dónde estaba.

No importaba.

Era lo mismo sin importar donde estuviera.

¿Podría encontrar algo de paz en este mundo sin esperanza? Incluso si recorriera el mundo de un extremo a otro e incluso si buscaba en el otro mundo que estaba oculto detrás de este, ¿podría encontrar algún lugar para escapar de la Reina Blanca?

La respuesta fue sencilla: no.

No había escapatoria.

“…Ya no puedo soportarlo…”

Shiroyama Kyousuke repitió esa frase en voz baja mientras se acurrucaba en el suelo.

Parecía estar rogando perdón.

Parecía estar maldiciendo al mundo entero.

Lo repitió una y otra vez.

Ya no puedo soportarlo.

Y luego escuchó un sonido sólido.

Su alma se había roto hacía mucho tiempo. Sus sentidos de la vista, audición, gusto, olfato y tacto se habían hecho añicos, dejándolo en un mundo de pura oscuridad, por lo que ese estimulo externo fue refrescante.

Pero no reaccionó como normalmente lo haría.

Todo su cuerpo saltó como un niño asustado.

Un rostro familiar se paró junto al patético chico.

Era la Dama Roja.

Esa mujer con dos cuernos llevaba un kimono sobre un traje de baño de una pieza y sus ojos rojos eran temidos como algo que no solo veía a través de todas las calamidades, sino que también las definía. Su largo cabello rojo estaba conectado a innumerables engranajes que se alzaban detrás de ella, y esa mujer controlaba el destino del mundo.

Sus ojos estaban cerrados y no había desprecio o desdén en su rostro.

Su rostro solo mostró dolor y tristeza.

Pero…

Aun así…

¿Por qué estás aquí…?

Incapaz de levantarse, Kyousuke le rugió con miedo y odio en sus ojos.

“¡¿Por qué estás aquí ahora?! ¡¿Estás aquí para reírte de mí?! ¡¿Estás aquí para burlarte de mí por hacerme ilusiones sobre una pelea que nunca podría haber ganado porque estaba bailando en su palma desde el principio?! ¡¿Estás aquí para despreciar al perdedor que no tiene nada más después de que le permitiste continuar hasta encontrar la desesperación?!”

La Dama Roja no respondió inmediatamente.

Ella permitió que el pobre hijo del hombre terminara de hablar y solo luego de eso negó con la cabeza.

<Levántate.>

Ella habló con una voz gentil pero sólida.

<Grita tanto como quieras y escupe todo lo que quieras decir. Una vez que hayas liberado todo lo que se ha acumulado en tu pecho, levántate una vez más, Shiroyama Kyousuke. Incluso si el resto de la población humana no puede hacerlo, tú deberías tener el poder para luchar contra la desesperación.>

Sus ojos contenían la luz de un animal herido.

Enseñó sus dientes en su reacción equivocada y beligerante.

“¿Por qué? ¿Por qué tengo que seguir? Al diablo con eso. Se supone que este es tu papel, ¡¿no es así?! ¡Esto no habría sucedido si ustedes no hubieran dejado escapar a la Reina Blanca! ¡¡Cuando me viste desesperado pidiendo tu ayuda, debiste haberte reído de mi porque el mundo, el destino y el futuro ya habían sido entregados a la Reina!! Maldita sea. Confié en ti… ¡¡Confié en las reglas de este mundo!! Confié en las leyes… ¡¡Que ustedes eran justas!! ¡¡Confié en que aún quedaba algo de bondad y que todo funcionaría si trabajaba diligentemente para defenderlo!! ¡¡Pero te burlaste de mí!! ¡¿Por qué?! ¡¿Por qué este sistema cruel es lo único que quedaaaaa?!”

<Shiroyama Kyousuke.>

Sin importar cuánto él le llorara, la Clase Inexplorada se mantuvo firme.

Porque ella lo entendió.

La Dama Roja podía ver a través de cualquier verdad, por lo que entendió el dolor del chico.

Así que nunca lo rechazaría.

Ella amablemente lo aceptó todo y habló.

<Es cierto que no puedes derrotar a la Reina Blanca… no, derrotar al conjunto de la Clase Inexplorada donde ella se encuentra en el centro. No porque no tengas experiencia, sino porque es simplemente imposible incluso si toda la humanidad trabajara junta. Incluso mis ojos no pueden ver una visión de alguien derrotando a esa Reina… a ese verdadero monstruo que alcanzó todas las leyes de ese mundo y las retorció como estimara conveniente.>

En otras palabras, era un futuro predeterminado.

Incluso si cientos de millones de opciones se extendieran ante sus ojos, la respuesta demasiado evidente era que él nunca podría llegar a ese punto.

<Pero lo prometiste, ¿no es así?>

“…”

Después de decir eso, la Dama Roja colocó el más pequeño fragmento de esperanza encima de su tristeza.

<Juraste que destruirías ese destino cruel y que derrotarías a la Reina Blanca… que nos derrotarías, ¿verdad?>

 

DATOS

• La Malvada Mujer Verde de los Tres de la Clase Inexplorada es beligerante y sádica, por lo que profundiza su entendimiento con los demás al dañarlos. Le da Awards a los humanos porque los ve como juguetes adecuados y como un anzuelo para desencadenar conflictos entre los humanos.

• Las Clases Divinas son los residentes del otro mundo y las Clases Inexploradas administran las leyes del otro mundo. Además, la Clase Inexplorada estaba destinada a reunir esas leyes para arrebatarle el poder y la fuerza a la Reina Blanca una a la vez y en última instancia sellarla dentro del otro mundo.




• Pero la Reina Blanca fue tan extraordinaria que tomó el control de ellas en su lugar.

• Y al hacerlo, las leyes y fórmulas necesarias para derrotar a la Reina Blanca fueron destruidas y desaparecieron de la Ceremonia de Invocación. En otras palabras, la Reina no puede ser derrotada de verdad incluso si todos los seres existentes la desafiaran a la vez. Sin importar qué.

• La Dama Roja sucumbió ante la Reina Blanca, sin embargo, simpatiza con los humanos como Kyousuke y desea que toda la Clase Inexplorada, incluida ella misma, sea destruida si es necesario para derrotar a la Reina Blanca. …Pero quizás eso es porque sabe que es un sueño que nunca podrá volverse realidad.

• Shiroyama Kyousuke finalmente se levantará una vez más. Secará las lágrimas de sus ojos y apilará los escombros para desafiar a esa chica celestial con su propia fuerza.

• Y es por eso que la Reina Blanca encuentra a ese chico tan insoportablemente adorable.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios