Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 0

Capítulo 1: ¡Hataraku, Rey Demonio y Compañia! Hace Mucho Tiempo

Parte 9

 

 

Diez mil soldados fueron añadidos al ejército de Satán, y eligieron aparecer detrás del ejército Escorpión de Hierro, haciendo que Alsiel sintiera un momento de desesperación.

Nunca antes había enfrentado ese tipo de situación.




No, en lugar de eso, ninguno de los demonios del Mundo Demoniaco había enfrentado eso antes.

Aunque parecía muy atrasado desde el punto de vista del mundo humano, Alsiel usaba con frecuencia, tácticas no restringidas por el sentido común del Mundo Demoniaco, y así trajo prosperidad a los Escorpiones de Hierro.

Y este demonio que estaba a un paso delante de él, acabaría con esa senda prospera.

Los intentos de ataque habían sido sellados, y el camino de retroceder cortados. Los Escorpiones de Hierro aún tenían una ventaja en términos de numeración.

Siempre y cuando se estuviese a hacer sacrificios, retirarse sería posible.




Pero tras retirarse, el poder de los Escorpiones de Hierro se reduciría notablemente. El hombre misterioso que organizó un ejército mixto terrible, era Satán. Él y sus miembros de clan podrían ser forzados a vivir una vida de temor ante la figura de ese hombre mientras sean cazados por los otros clanes.

Justo ahora, fuese que avanzaran o retrocedieran, solo el Infiernos los estaría esperando.

Incluso así.

— ¡Como un guerrero Escorpión de Hierro, solo podemos asesinar a tantos como podamos!

— ¡Adramelech! ¡El tipo se acerca!

Adramelech detonó a los guerreros escorpión de Hierro a su alrededor con un solo ataque de su lanza mágica, luego miró en la dirección que Lucifer estaba apuntando.

Justo cuando la fuerza de ataque liderada por Adramelech y Lucifer estaban derrotando a los Escorpiones de Hierro como si atravesasen un bosque de bambú y casi penetraban en el campamento principal del enemigo.

— ¿Ya viene? ¡Líder Escorpión de Hierro!

— ¡Aunque no parece que se rinde, seria problemático si se pone serio!

— ¡Eso lo sé! ¡Hmph!

Adramelech enfrentó a Alsiel, quien estaba volando en esa dirección y colocó su lanza mágica en el suelo de batalla y sonriendo la apuntó hacia arriba.

La punta de la porción hachada de la lanza mágica estaba teñida de la sangre de los guerreros en el campo de batalla cubierto de sangre.

— ¡Fuuu… Alsiel, lo que protege mi cuerpo es la vida que una vez fluyó dentro de los cuerpos de tus guerreros!

La armadura de hielo que cubría todo el cuerpo de Adramelech mientras levantaba nuevamente la lanza estaba hecha de sangre fresca.

— ¡Retrocede!

El instante en que Adramelech, vistiendo una armadura que no estaba hecha de hielo sino de sangre, usó su lanza que impactó violentamente con el puño de hierro de Alsiel mientras este volaba hacia allí a toda velocidad.

— ¡¡Owahh!!

Solo ese impacto fue suficiente para enviar volando muy lejos a Lucifer a pesar de que este debio haber estado protegido contra este.

Un agujero con forma de cráter de meteoro apareció en el suelo alrededor de los pies de Adramelech, y este incluso se arrodilló en el suelo al no poder absorber esa fuerza.

— ¡Guerreros Escorpiones de Hierro!

Alsiel, quien abrumó el cuerpo robusto de Adramelech y el poder de brazo basado en simple fuerza, gritó con voz clara, la cual pudo ser oída en todo el campo de batalla.

— ¡Si no superamos esto, los Escorpiones de Hierro no tendrán futuro! ¡Síganme, a Alsiel! ¡El objetivo es el líder enemigo!

— ¡Ohhhhhhhh!

De diversas zonas del campo de batalla, los rugidos de los Escorpiones de Hierro, los cuales estaban en posición desventajosas, pudieron ser oídos.

— ¿Eh, la atmosfera se siente distinta, no?

Lucifer, quien se estabilizó tras ser empujado hacia atrás, descubrió que los Escorpiones de Hierro habían encendido su espíritu de batalla una vez más.

— ¡Uh! Ya que ese chico ha venido hasta aquí, significa que Camio viene detrás de él, ¿no? ¿Por qué terminó de esa forma?

— ¡…eso significa… el nivel de confianza sobre este tipo! El que respondió la pregunta de Lucifer fue Adramelech.

Con el fin de disipar el poder de Alsiel, él saltó hacia atrás para incrementar la distancia entre ellos.

— Alsiel, el guerrero más poderoso, ha venido personalmente a la línea delantera para guiar a los guerreros. Tal como lo que hicimos hasta ahora. El simple hecho de hacer eso incrementa la moral.

—…que simple. Pero es problemático porque es simple, ¿qué es eso?

Lo que Lucifer vio, fue el momento en el que Lucifer extendió sus brazos notablemente mientras la distancia entre él y Adramelech incrementaba tras el choque inicial.

— ¿Hm? ¡Eso es!

Adramelech también lo notó. Incontables cantos des campo de batalla comenzaron a fluir detrás de Alsiel.

Se trataban de los proyectiles psíquicos que derrotaron a muchos Cuernos Cenicientos diez años atrás.

— ¿Wahhhhhh?

Los incontables cantos que volaron, cayeron continuamente, de la misma forma que hace diez años.

— ¡Ugh! ¡Este ataque continuo! ¡¿Cómo podremos…?! ¡¿Manejar esto…?!

Adramelech comenzó a oscilar su lanza mágica para reventar los cantos voladores.

— ¡¿C-cómo voy a saberlo?! ¡Hay demasiados, uwah, eso duele!

Lucifer también fue abrumado por los números, y sus alas continuamente eran golpeadas por los cantos voladores. El secreto detrás de esos proyectiles psíquicos imparables, sería dejar que los invocadores se turnaran para ejecutar los ataques de cañón, una serie de oleadas.

Aunque el número que podía ser disparado a la vez disminuía, mientras la magia demoniaca se pudiese usar durante un periodo extenso, ellos serían capaces de ejecutar los ataques sin detenerse.

Este método de no depender del poder de un único ataque, y cambiar a un método de oleada era algo que Alsiel pensó durante un extenso periodo histórico.
Los cañones psíquicos usando el poder grupal de los Escorpiones de Hierro forzó repentinamente a Adramelech y Lucifer a adoptar el modo defensivo, claro, Alsiel no pasó por alto esa oportunidad.

— Adramelech, Lucifer, aunque no son los únicos a quien busco, aceptaré sus cabezas primero.

Tras decir eso, Alsiel emitió telequinesis de sus manos, y fácilmente agarró a Adramelech y Lucifer, quienes ya estaban muy ocupados al tratar de evadir los cantos.

— ¿Ugoh? E-esto es…

Adramelech gritó sorprendido porque sintió que su cuerpo se hacía pesado de repente.

— ¡Ah, maldita sea! ¡¿Qué es esto?! ¡No se puede ver, ¿no es eso algo muy poco honrado?!

Aunque no fue emboscado como lo sucedido en el ataque nocturno, sin sabía si su atención era atraída por las bolas de cañón psíquicas, o la técnica de Alsiel era demasiado exquisita, Lucifer también fue agarrado por el poder de Alsiel.

— ¿Armadura mágica de hielo? ¿Rayos de calor púrpura? Depender solo de ese poder puro y no saber cómo pulir las técnicas de batalla, ninguno es capaz de igualarnos a nosotros los Escorpiones de Hierro.

— ¡Hm! ¡Ugh! ¡Ugoh! ¡Uwaahh!

— ¡Wah, maldición! ¡Bastardo! ¡Eso duele! ¡Oww!

Alsiel usó magia demoniaca que no podía ser igualada por un Escorpión de Hierro normal, y empleó toda su habilidad para sellar los movimientos de Adramelech y Lucifer.
En ese momento, había demasiadas bolas de cañón psíquicas que eran apuntadas a Adramelech y Lucifer.

Esos proyectiles comenzaron a golpear despiadadamente a los dos chicos, cuyos movimientos se habían vuelto sosos repentinamente.

Claro, Adramelech y Lucifer no serían cortados así como así. Sin embargo, el que ejecutaba la telequinesis en ellos era Alsiel, y los guerreros Escorpiones de Hierro eran de primer nivel aunque no se comparaban a Alsiel.

— ¡Ugh!

— ¡Maldita sea! ¡Gwahh!

Aunque Adramelech trató de evadir los ataques con sus movimientos limitados, la cantidad de cañones psíquicos eran simplemente demasiados, y la armadura de hielo-sangre que continuamente soportaba a esos proyectiles sorprendentemente poderosos, comenzó a agrietarse lentamente.

Lucifer trató de usar un método similar al de antes para disparar rayos de calor desde el cielo para atacar a Alsiel y así escapar de su magia, pero los conjuradores de los Escorpiones de Hierro estaban junto a Alsiel, y lo protegían de ser golpeados por los ataques de Lucifer. El poder limitador no se debilitaba en lo absoluto.

Los movimientos de ambos líderes de fuerza de ataque fueron sellados al mismo tiempo, haciendo que la velocidad de avance de los demás demonios disminuyera, los Escorpiones de Hierro comenzaron a igualar la situación en diversas ubicaciones.

Pero Alsiel también lo sabía, que incluso si él iba personalmente a la línea delantera y temporalmente daba vuelta a la situación, eso no duraría por mucho. El ejército mixto liderado por Camio estaba acercándose desde detrás.

Si esos dos ejércitos se encontraban, entonces los Escorpiones de Hierro podrían ser desintegrados al instante. Era necesario asegurar la victoria antes de eso,concentrar a las tropas y pasar a través de cierta dirección podía dar paso a un camino para sobrevivir.

— ¡Mago! ¡Ayúdenme! ¡Quien sea que lo haga, lo primero es sellar completamente uno de sus movimientos!

— ¡Ah, sí!

— ¡Lucifer!

El juicio de los magos Escorpiones de Hierro liderados por Alsiel fue el correcto.

Lucifer, quien era capaz de interferir con la conjuración mágica a través de extensos rangos de ataque, era el mayor obstáculo en la escena.

Los magos Escorpiones de Hierro que ayudaron a Alsiel a bloquear el ataque de antes, ahora usaban telequinesis de forma simultánea en Lucifer, sellando magníficamente sus movimientos.

— ¡Maldita sea! ¡U-ustedes, montón de basura!

Lucifer trató de escapar con todas sus fuerzas hasta que las venas de su frente se pronunciaron, pero fue incapaz de liberarse siquiera del poder de Alsiel.

— ¡Mátenlo!

Con las órdenes de Alsiel, las espadas, lanzas y proyectiles psíquicos de los Escorpiones de Hierro volaron hacia Lucifer.

— Con esto, seremos capaces de deshacernos de ese enemigo problemático…

— ¡No tendrás éxito!

— Ugh….

En el instante que siguió, muchas cosas sucedieron a la vez.

Todos los Escorpiones de Hierro que atacaron a Lucifer fueron lanzados hacia atrás. Y no solo eso, la magia de telequinesis que lo limitaba a él y a Adramelech fue cortada.

El corte del flujo de magia demoniaca entre los invocadores y Lucifer produjo una reacción violenta en los conjuradores.

— ¡Yeurgh!

— ¡Ugah!

Todos los conjuradores que rodeaban a Alsiel no pudieron soportar el impacto, y fueron lanzados hacia atrás.

— ¡Guh!

El cuerpo de Alsiel también se tambaleó notablemente debido a que su magia de telequinesis fue cortada.

Un demonio sujetando una espada estaba entre Lucifer y Alsiel.

El demonio que llegó tenía dos cuernos, una espada de hielo, y enormes pezuñas que se plantaron firmemente en el suelo.

—…finalmente apareces, Satán…

— Tú también apareciste tras retrasarte un poco, Alsiel.

Satán, quien salvó a Lucifer de las espadas de los Escorpiones de Hierro, colocó la espada de hielo que simplemente parecía haber sido oscilada sobre su hombro.

— ¡Oigan, Lucifer, Adramelech! ¡Sigan el plan y retrocedan con el enemigo!

— ¡Tonterias!

Satán dio la orden a Lucifer, quien estaba detrás de él, pero este, que fue liberado de la telequinesis, estaba ardiendo de ira.

— ¡Menospreciarme de esta forma! ¡No voy a dejar esto así, como si nada!

—…Lucifer, retrocede.

— ¡Déjate de bromas, Adramelech! ¡Tras haber sido humillado tanto, ¿cómo podemos retirarnos tan fácilmente…?!

— Oye, Lucifer.

Satán se volvió para ver a Lucifer, quien estuvo a punto de atacar a los Escorpiones de Hierro junto a él, con una expresión atónita en su rostro.

— Tu descuido fue el culpable. Si no hubiese interferido, ya habrías perdido ante Alsiel. Admítelo.

— ¡¿Qué has dicho?!

— Este tipo también debe estar molesto con los resultados, por lo que si quieres luchar de nuevo con él, habrá oportunidades en el futuro. Pero primero déjame esto a mí, así que retrocede.

— ¡…….!

Aunque Lucifer no podía ocultar su ira, bajo las limitaciones de Satán y Adramelech, él solo pudo contener a regañadientes su aura asesina.




El que no estaba dispuesto a hacerlo en sí era Alsiel.

— ¿Quieres que tu ejercito retroceda?

— Oh, es cierto, si, lo siento, Alsiel. Es raro para ti venir a las líneas delanteras. He venido a discutir una propuesta contigo. Tengamos un encuentro uno a uno aquí.

— ¿……qué has dicho?

A Alsiel le tomó algo de tiempo comprender las palabras de Satán. Incluso si este último lo dijo de forma directa, el contenido era difícil de entender.

— Déjame ver, si tú ganas, puedes matarme, y al mismo tiempo, mi ejército podrá ser manejado por ti de cualquier forma. Pero si yo gano…

Satán apuntó su espada de hielo hacia Alsiel, y declaró en voz alta:

— Líder Escorpión de Hierro, Alsiel. Tú y todos los guerreros Escorpiones de Hierro serán absorbidos por mí.

La propuesta de Satán era simplemente increíble para Alsiel. Un encuentro uno a uno entre los generales.

¿Y el ganador se convertirá instantáneamente en el líder de todos los demonios presentes?

Esta propuesta completamente ridícula, hizo que Alsiel fuera incapaz de tomar una decisión aún tras haber pasado un buen rato.

¿Qué está diciendo este tipo? –eso era lo que Alsiel pensaba.

— Honestamente hablando, ya hemos ganado esta batalla. Pero mientras pongas resistencia, serías capaz de llevarte a los Escorpiones de Hierro y escapar de este campo de batalla mediante grandes sacrificios. Apareciste aquí porque lo pensaste de esa forma. ¿Estoy en lo correcto?

Leyeron sus pensamientos. Aunque se sentía ansioso, ya fuese que Alsiel lo confirmara o negara, la situación no cambiaría. Todo lo que Alsiel debía hacer era, derrotar al hombre frente a él, más nada.

Sin embargo, el demonio frente a él dijo palabras incluso más extrañas.

— No estás dispuesto a retirarte así como así, ¿cierto? Déjame darte la oportunidad de resistirte. Sin embargo, si estas satisfecho, sígueme. Con esto, ya seas tú o los Escorpiones de Hierro, los sacrificios innecesarios no surgirán.

— ¿…y tú crees que serás capaz de derrotarme tú solo?

— Si no tuviese alguna oportunidad o forma de ganar, definitivamente no diría esto. Pero como soy incapaz de garantizar una victoria, tu también tienes la ventaja. Cuando estemos teniendo el encuentro uno a uno, es obvio que no atacaré a nadie más. El ejército liderado por Camio también detuvo su avance en el momento que llegué aquí. No dejaré que nadie nos interrumpa.
Aunque era difícil de creer, Satán parecía estar planeando realmente tener un encuentro uno a uno con Alsiel.

Satán parecía un demonio con una cantidad de habilidades notables, pero incluso así, él no estaba ocultando ningún poder abrumador como el de Adramelech o Lucifer.
Eso significaba que la habilidad de este hombre se encontraba en la inteligencia y las tácticas de batalla.

— Tus palabras no contienen una pizca de credibilidad. Alsiel adoptó una pose de batalla sin ninguna abertura.

— ¿Quién puede garantizar que nadie más interferirá cuando este luchando uno a uno contigo? Esto también se aplica para ti. ¿Realmente crees que los guerreros Escorpión de Hierro seguirán tu farsa?

— Esos que creen de esta forma tendrán la habilidad de dirigir a todos aquí. Satán dijo eso, pero él respondió de inmediato.

— Si alguna de las partes juega sucio, cuando suceda, el grupo de batalla seguirá de acuerdo a las tradiciones pasadas del Mundo Demoniaco. Eso estaría bien, ¿no? Ya que sería lo normal.

—…….

Alsiel no pudo evitar parpadear un par de veces.

Aunque podría ser un poco idiota, él también estuvo de acuerdo con Satán.

Incluso si la batalla uno a uno no sucedía, el resultado sería normal, ¿de qué estaba cuidándose?

— Pero, hablando de lo que sería diferente del Mundo Demoniaco en el pasado. Satán usó su mano libre para apuntar hacia el cielo rojo.

— Eso sería siempre y cuando tú y yo aceptemos los acuerdos del encuentro uno a uno, el número de demonios que sobreviva incrementará, y un grupo más fuerte nacerá.
En ese instante, Alsiel vio una escena nunca antes vista en la dirección en la que Satán apuntaba.

Un gran grupo de demonios, gritaban fuertemente mientras se reunían en un gran edificio.

Adramelech, Lucifer, Camio, un gran grupo de demonios que nunca antes había visto, y él mismo estaban allí. Todos los demonios de todo el Mundo Demoniaco estaban sometidos a él.

El que pudiese lograrlo, ¿cuál sería dentro de esta escena?

—…ten más cuidado con lo que dices.

— ¿Hm?

— Si un grupo enorme nace tras luchar contra mí, solo sucederá luego de que obtengas la victoria. Decidir en este momento que ganarás, ¿no es demasiado pronto?

—…ah, lo notaste. Satán sonrió sin culpa.

— Pero si ganas, no creo que sería una derrota si absorbes a los subordinados que he cultivado. Huh, aunque sería un poco difícil combinarlos a todos, eso dependería de tu habilidad.




— Hmph.

Alsiel resopló ante la sugerencia de Satán.

— Bien, aceptaré tu propuesta, y lucharé uno a uno contigo.

— ¡Oh!

— ¡Pero!

Alsiel miró a Satán, quien mostró signos de diversión.

— ¡Soy Alsiel! ¡El orgulloso líder de los Escorpiones de Hierro! ¡Mi reinado no requiere ayuda de otros demonios! ¡Cuando gane, sin importar cuanto tiempo te haya tomado, destruiré a todos lo que tienes detrás!

—…realmente eres terco, tal como tu apariencia.

Frente a las declaraciones de Alsiel, Satán sonrió alegremente, y tomó nuevamente su espada de hielo.

— Huh, pero esta es la razón por la que vale la pena reclutarte.

Satán y Alsiel incrementaron su magia demoniaca en el acto, y la atención de todos los guerreros en el campo de batalla se centraron en ambos.

La espada de hielo del joven demonio de un clan débil, Satán, y las garras de hierro del líder del clan noble, chocaron violentamente en el desierto del Mundo Demoniaco.

***

 

 

— ¿Y l-luego, qué sucedió?

Chiho ansiosamente se inclinó sobre el kotatsu para pedir la continuación, y Ashiya dijo con una sonrisa:

— Ya que me ves aquí, el resultado es obvio. Perdí ante Maō-sama en una batalla uno a uno, y con eso, los Escorpiones de Hierro se unieron al «Ejercito del Rey Demonio».

¿Cómo se sentía vivir en el Mundo Demoniaco?

Como Chiho tuvo algunas preguntas sobre el manto de Maou, la historia del encuentro de Maou, Urushihara y Ashiya fue contada. Cuando ella recuperó sus sentidos, el sol estaba por ocultarse.

— Maō-sama, quien llevó a los Escorpiones de Hierro bajo su comando, comenzó a actuar oficialmente bajo el nombre del «Ejército del Rey Demonio», y el «Rey Demonio Satán», quien se llamó a sí mismo líder del «Ejército del Rey Demonio», se convirtió en una existencia reconocida entre los demonios cercanos. El Ejército del Rey Demonio que conoces, Sasaki-san, fue formado en esa época.

— Entonces, al final, los refuerzos llevados por Camio-san, ¿de dónde fueron tomados?

— Ah, esos eran refuerzos… ¿cómo debería decirlo? Hm… sí. Eso pareció ser una adquisición en tiempos de guerra, o más bien el resultado de una estrategia de batalla.

— ¿Estrategia?

— Cuando Adramelech y Lucifer estuvieron provocando el caos en el campo de batalla, la razón por la que Camio-sama no fue visto era porque estaba en una misión a larga distancia durante el periodo de lucha, reclutando continuamente a los pequeños clanes y demonios vagabundos. Como todos los Escorpiones de Hierro se dirigieron al campo de batalla, nadie sintió esa acción; esa fue la verdad detrás del por qué quedamos atrapados en el medio.

— Oh… entonces los demonios batallaban algunas veces y en otras negociaban para ser capacees de reunirse… ¿eh? Pero no creo que los Malebranches aparecieron en esa historia…

Chiho colocó su mano bajo su mentón y dijo con preocupación.

Los ciudadanos del Mundo Demoniaco del mundo foráneo Ente Isla que Chiho conoció antes, eran Ashiya Shiro – el Alsiel frente a ella; el propietario de ese apartamento, el Rey Demonio Satán – Maou Sadao; Urushihara Hanzo, y el Ministro Demoniaco Camio, cuyo título en la historia era distinto de lo que Chiho sabia; y los Malebranches, subordinados de uno de los Generales como Ashiya y Urushihara, Malacoda.

— El encuentro con los Malebranches sucedió mucho tiempo después. Recuerdo que fue en el tiempo que nos dirigíamos hacia la capital del Rey Demonio, Satanasarc. Antes de eso, por allí no había diferencia en estatus entre Camio-sama, Adramelech, Lucifer y yo, no éramos Generales Demonio, sino que nos llamaban los «Cuatro Reyes», y teníamos nuestros propios títulos. Incluyendo a Maō-sama, nosotros cinco éramos llamados «Rey», esto era para honrar el acuerdo que Maō- sama tuvo con Lucifer… con Urushihara, al principio, donde «si no estaba a gusto, él podía dejarlo en cualquier momento».

— Entonces Camio-san fue el primer General Demonio del Ejército del Rey Demonio.

— A partir del orden de encuentros con Maō-sama, sí. Ashiya asintió para confirmar.

— Camio-sama me enseñó muchas cosas. Cuando Adramelech y yo estábamos en nuestra juventud, ya él estaba en edad avanzada, y se convirtió en una existencia solo recordada por unos cuantos clanes nobles que seguían recordando el pasado, pero como ya lo sabes, Sasaki-san, él realmente es un viejo lleno de energía.

— Yo no siento que Camio-san sea un anciano. Chiho mostró una sonrisa torcida.

Pues el Camio que Chiho conocía era solo un pollo gordo y negro que vivía débilmente en una caja de cartón en una casa de verano en Chiho, el cual solo hacia
«pii-pii» cuando era perseguido por la «hija» de Maou, Alas=Ramus, y que casi se volvía el ingrediente de curry de pollo tras decir cosas inapropiadas.

— Entonces, ¿sucedió algo más después de eso?

Chiho albergaba algunos sentimientos de afectos por el Rey Demonio Satán – Maou Sadao, por lo que inesperadamente aprovechó la oportunidad de saber acerca del pasado de él, ella activamente quiso investigar más, pero para su mala suerte, el celular en su bolso comenzó a vibrar tras recibir un mensaje.

— Lo siento, déjame ver mi celular… ¡ah!

— ¿Sucedió algo?

— Uh, mi mamá… de repente me pide que compre algunas cosas.

— Bueno, no se puede evitar. Lo que sucedió después es algo que puede contarse otro día cuando exista la oportunidad. Lamento lo de hoy. Aunque viniste, no solo Maō-sama salió, incluso Bell y los demás no regresaron, y solo estuve yo para recibir tu compañía.

— Está bien, aunque podría ser cruel para Maou-san, yo también escuché cosas muy valiosas… y…

Cuando llegó a ese punto, Chiho culpablemente hizo una reverencia y se disculpó con Ashiya.

— Lo siento, se siente como si te hice recordar cosas dolorosas.

— ¿Hm?

Ashiya mostró una expresión confusa. Aunque podría sentirse extraño hablando del periodo de tiempo cuando no había madurado, Chiho no debería tener la necesidad de disculparse.

Quizá comprendió lo que Ashiya pensaba, pues Chiho sacudió ligeramente su cabeza.

— No quise decir eso, es que…

Chiho miró fijamente a los ojos de Ashiya y dijo:

— Ya fuese Adramelech-san, o los guerreros de los Cuernos Cenicientos o Escorpiones de Hierro y varios demonios vagabundos… ahora, ya no hay nadie aquí.

—…ah.

Ashiya finalmente comprendió lo que le preocupaba a Chiho.

— Sí, es cierto.

El Ejército del Rey Demonio, liderado por Satán, quien unificó el Mundo Demoniaco, además de una porción de los guerreros, la mayoría de ellos había participado en la invasión de Ente Isla.

Y debido al contraataque del mundo humano con la Héroe Emilia a la cabeza, la más de la mitad de ellos había perdido sus vidas.

Especialmente los Cuernos Cenicientos y los Escorpiones de Hierro, ellos habían quedado como la fuerza de batalla principal hasta el escenario final de la unificación del Mundo Demoniaco, y cargaron una responsabilidad enorme durante la invasión de Ente Isla, por eso, casi todos ellos murieron durante la guerra con los humanos.

— Gracias por preocuparte.

Ashiya aceptó honestamente las intenciones amables de Chiho.

Para ser honestos, al igual que los demonios del Mundo Demoniaco, el Ejército del Rey Demonio también fue derrotado porque perdieron en términos de poder ante los humanos liderados por la Héroe, por lo que sin considerar el odio y el lamento, Ashiya no tenía emociones especiales por ello.

Pero esta vez, «los humanos» definitivamente «sufrirán» por sus camaradas principales. Aunque para «los humanos», ellos fueron invasores que trajeron grandes calamidades y pecaron grandemente – la historia de los demonios siempre fue la misma.

— Gracias por estar dispuesto a compartir esas cosas conmigo, definitivamente no se lo diré a nadie.

Y Chiho también sabía que sus pensamientos no sería algo bueno para esos amigos importantes que ella tenía.

Por lo que definitivamente no le diría nada a nadie sobre los sucesos de hoy. Independientemente si Ashiya estuvo de acuerdo en decirle, lo que ella escuchó, o sus propios pensamientos.

Luego que Chiho agradeciera, exhaló profundamente para cambiar su humor y luego de colocar cuidadosamente en el fregadero la taza que contenía té de trigo, ella salió al porche para colocarse los zapatos.

— Bueno, me voy. Lo siento mucho, en cuanto a los huevos fritos que son para Suzuno-san y Nord-san, por favor ayúdame a entregárselos… espero que Urushihara-san regrese pronto.

—…sobre eso. Ya que confirmé que él no gastaría dinero de forma descuidada, incluso si sigue quedándose en el hospital bajo supervisión de la casera, allá no habrá mucho problema…

— Jajajaja…




Ashiya dijo eso con un tono serio, y Chiho solo pudo responder con una risa torcida.

Urushihara Hanzo, residente de la habitación 201, fue forzado a quedarse en el hospital por varias razones.

Debido a los eventos recientes, Ashiya y Maou habían dejado Japón y regresado a Ente Isla, y como Urushihara se encontró con algunos problemas durante ese periodo de tiempo, fue recluido en el hospital bajo preparaciones de Shiba Miki, una dama misteriosa que sabía acerca de las verdaderas identidades de Maou y los demás.

Aunque Urushihara debería ser dado de alta pronto, una vez que regresara, él probablemente le causaría problemas a Maou y Ashiya por razones distintas a las de antes.

Aunque ella se sintió mal por Maou y Ashiya, para la actual Chiho, esa era una escena irremplazable en su vida diaria.




— Bueno, me retiro. Por favor, dale mis saludos a Suzuno-san y a Nord-san.

— Entiendo. Por favor, cuídate de regreso a casa.

Luego que Chiho se fuera, y esperara hasta no poder escuchar el sonido de las escaleras públicas, Ashiya suspiró ligeramente.

Ashiya, quien inesperadamente comenzó a charlar sobre el pasado, mientras observaba la puesta del sol, recordó algunas cosas que no le dijo a Chiho.

Alsiel, quien planeó ganar en un instante, ya estaba en desventaja cuando se percató de la situación.

La habilidad de Satán había excedido grandemente al clan Oveja Negra que Alsiel recordaba.

La inteligencia y espada del espadachín ave demonio, el poder y la magia del líder Cuerno Ceniciento, y las técnicas de varios demonios vagabundos y pequeños clanes con Lucifer a la cabeza, Satán se presionó hacia adelante constantemente mediante el uso completo de esas habilidades y finalmente logró vencer a Alsiel.

Él sería asesinado. Su experiencia pasada hizo que Alsiel pensara eso por reflejo. Sin embargo, la magia demoniaca de Satán no la arrebató la vida al Alsiel.

— El ganador ha sido decidido. Desde ahora, los Escorpiones de Hierro y su lider Alsiel, tendrán que unirse a mi… «Ejército del Rey Demonio».




— ¿Qué dijiste…?

— Aunque no tienes una inteligencia como la de Camio, aun tienes una mente que puede pensar. Sígueme. ¿Quieres que el nombre de los Escorpiones de Hierro se vuelva varias veces más famoso en el Mundo Demoniaco, y junto a nosotros, construya un mondo donde incluso los demonios en las fronteras del Mundo Demoniaco se sientan asombrados solo al oír ese nombre?

— ¿Cómo puedo estar de acuerdo ante ese tipo de cosas…?

Alsiel trató de protestar. Bajó su cabeza ante un joven demonio, él no quería hacer esa cosa que humillaba el orgullo de un enorme clan noble.

Sin embargo, Satán declaró fríamente.

— Está bien si no estás dispuesto a hacerlo, pero si mueres aquí sin razón, no dejaré ir a ningún Escorpión de Hierro que haya sobrevivido.

— ¡!

— Mientras vivas, todos los Escorpiones de Hierro vivirán. Si mueres aquí, todos los Escorpiones de Hierro serán enterrados aquí contigo. Elige, líder de un clan noble, ¿eres alguien que prefiere sacrificar la vida de todos sus ciudadanos para mantener su orgullo?

La derrota y la supervivencia están unidas.

Hasta ahora, Alsiel sintió que él mismo, en ese momento, aun no comprendía eso.

Pero por los resultados, Satán pacientemente lo convenció, y al final, él se convirtió en el General Demonio de mayor rango, quien estuvo orgulloso de ser el aliado más cercano del Rey Demonio Satán, asistiendo el reinado del Ejército del Rey Demonio y de Satán.

— Realmente he venido de un lugar muy lejano.

Ashiya miró por la ventana y la escena de las calles construidas por los humanos para vivir diariamente.

— Incluso así, sigo creyendo que hice todo lo que pude…

Mezclada dentro de las alarmas de la tienda de tofu transmitida desde la lejanía, el sonido de una vecina, quien ya se había integrado a la vida de Ashiya y Maou, regresando a casa, la habitación contigua, fue escuchada desde fuera, Ashiya murmuró de forma burlona al escuchar eso.

— ¿Aun seré capaz de volver a ver el sueño de ese entonces? Nadie pudo responder esa pregunta.

***

 

Los Escorpiones de Hierro se unieron a las órdenes de Satán.

Para los demonios del Mundo Demoniaco, todos los clanes eran enemigos unos con otros, incluso así, esta información se esparció instantáneamente en medio Mundo Demoniaco.

El nombre de los demonios que integraron a los Cuernos Cenicientos – Adramelech–, y los Escorpiones de Hierro –Alsiel–, bajo su comando, al igual que sus ejércitos, se volvieron ampliamente conocidos por los demonios.

— ¡Parece bastante grande!

Satán, quien oficialmente se llamó a sí mismo «Rey Demonio» ante los grupos externos, dijo eso tras reunir en la cueva de la montaña junto al lago a Camio, Lucifer, Adramelech y Alsiel.

— Bueno, ya que ahora hay muchos demonios, necesitamos encontrar formas de hacer más calmadas las operaciones grupales internas. Por lo que planeo construir una «nación».

— ¿«Nación»?

Este término desconocido hizo que Alsiel preguntara, sorprendido.

— Si. Ya que los demonios de los distintos clanes se han unido al mismo grupo, ellos necesitan ser manejados por separado. Los demonios que no son buenos en batalla, los que son expertos haciendo cosas. Identificaré a esos demonios y los dividiré en grupos. Si alguien más es especialmente grande, todos ustedes terminarían discutiendo, ¿no?

— Es cierto. Al menos mi posición definitivamente no será menor a la de ese tipo.

Ya que él aun le guardaba rencor por el incidente de la magia de telequinesis, incluso si Satán y Adramelech le aconsejaban, Lucifer frecuentemente expresaba animosidad a Alsiel.

— Sobre sus posiciones, pensaré en un buen título. Bueno, Alsiel.

—…….

— Básicamente estas trabajando junto a Camio… así que no muestres una expresión de piedra. No tienes que jurarme lealtad en este momento, simplemente trátalo como aprender todo lo que puedas sobre algunas técnicas e inteligencia de Camio con el fin de traicionarme en el futuro.

— Ugh….

— ¡Wuajajaja! ¡Si quieres herir a Satán, no me quedaré quiero sobre ello!

Adramelech rio fuertemente ante Alsiel, quien sintió sorprendido porque sus pensamientos fueron leídos.

— Cuando el poder de la «nación» sea suficiente, nos dirigiremos al sur.

— ¿Sur… no me digas que planeas retar a los Malebranches?

Adramelech y Lucifer también estuvieron sorprendido ante las palabras de Camio.

Los Malebranches era una fuerza enorme en el Mundo Demoniaco, a la cual incluso Alsiel no se atrevía a atacar, el cabecilla del clan, Malacoda, era elogiado como un gran demonio que llegó a ser el más cercano al «Antiguo Rey Demonio».

— Aunque los Malebranches son un tipo de oponente a los que tenemos que enfrentar tarde o temprano, mi objetivo está más allá de ello.

— ¿Dijiste, más allá… no me digas…?

Alsiel, quien pareció haber notado algo de esa respuesta, habló sorprendido.




— Si. Al otro lado del enorme territorio de los Malebranches. La única «ciudad antigua» en el Mundo Demoniaco, Satanasarc. El Castillo del Antiguo Rey Demonio.

Allí, el Rey Demonio Satán y el General Demonio Alsiel dieron el primer paso hacia el camino de la unificación del Mundo Demoniaco.

Cuando ellos se establezcan en todo el Mundo Demoniaco, y el Ejército del Rey Demonio, el cual invadió el Mundo Demonio sea derrotado por la Héroe Emilia, y lleguen al mundo foráneo – Sasazuka de Japón, será algo que suceda 200 años después.

Hataraku Maou-Sama Volumen 0 Capítulo 1 Parte 9 Novela Ligera

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios