Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 0

Capítulo 1: ¡Hataraku, Rey Demonio y Compañia! Hace Mucho Tiempo

Parte 5

 

 

Además, aunque él ya hubiese envejecido, la habilidad del que una vez fue el famoso General Ave-Demonio era mucho más fuerte que la de un guerrero Cuerno Ceniciento promedio.

Los ataques cortantes de Camio, incrementados por su velocidad de vuelo, destrozaron las armas de cuatro Cuernos Cenicientos que se encontraron con él…




— ¡Haahhhhh!

Y al mismo tiempo, también cortó los músculos de sus piernas, para reducirles la movilidad.

— ¡Ahora este lugar está bien! ¡Vamos al área que sigue!

Luego que Camio confirmara que los cuatro habían caído al suelo, lideró a sus tropas hacia el interior del pasillo.

Incluso si los túneles dentro de la ciudad se cruzaban y eran complejos, los Pahalo Dainino volando separadamente habían usado el Idea Link, con el cual Camio era bueno, para ubicar a los demás, por lo que gradualmente obtuvo una visión de la parte interna de la estructura.




— ¡Oye! ¡Esos pájaros ya se han infiltrado en la ciudad! ¡Preparen de inmediato las lanzas cortas para combate cerrado… ¿uwaahhh?!
Por otro lado, los Cuernos Cenicientos que no fueron perseguidos por los Pahalo Dainino enfrentaron otras amenazas.

— ¡¿Q-qué pasa?! ¡¿Qué pasa?!

La habitación que solía ser un almacén de armas, o en las sombras de los pasillos llevaba a la habitación del líder del clan, es decir, diversos lugares sin sospechas, los cuerpos inconscientes de los Cuernos Cenicientos iban siendo descubiertos uno tras otros.

Aunque esos Cuernos Cenicientos parecían no tener heridas internas, todos estaban inconscientes, era obvio que habían sido derrotados por alguien, en una situación donde fueron incapaces de poner resistencia.

Naturalmente, todos esos fueron los demonios acallados por Satán y Lucifer mientras sigilosamente se dirigían a la habitación de Adramelech.

Aunque esos números no eran considerados demasiados, ya que los métodos fueron notablemente distintos a los del clan Pahalo Dainino, luego que esta información fuese pasada a los Cuernos Cenicientos que habían perdido casi toda su estructura, inmediatamente mutó a un rumor de intrusos además del Clan Pahalo Dainino asesinando un gran número de guerreros, y se esparció dentro de los guerreros en el interior de la ciudad.

— N-no me digan que el que está luchando con nuestro líder en este momento es…

— Un demonio terrible que es capaz de asesinar varios guerreros sin que nadie lo note…

Aunque era sorprendente que los gigantes cabezas de toro se reunieran, se desesperaran y temblaran, los guerreros al otro lado de la ciudad habían sido derrotados por los Pahalo Dainino uno tras otro, y su líder de clan estaba luchando con un personaje desconocido.

— ¡E-en fin, vayamos rápido a la cueva del jefe!

Por eso, los Cuernos Cenicientos que estaban a salvo tomaron esa decisión, y cuando corrían hacia el lugar donde estaba Adramelech, cerca de la mitad de los guerreros en el interior de la ciudad habían sido derrotados.

Luego, quien habló de forma amenazante a los Cuernos Cenicientos que prácticamente escapaban a la habitación del jefe…

— ¡Wah! ¡¿Quiénes son todos ustedes?! ¡Esto se está poniendo interesante ahora, no interfieran! …fue Lucifer, mientras mostraba una expresión de listo para la batalla a diferencia de al principio.

Muchos de los que vieron ese pequeño cuerpo y alas completamente negras, así como también esa expresión tan cruel, lograron reconocer la identidad de Lucifer, sin embargo, antes de poder sentirse alarmados acerca de la razón por la que el demonio vagabundo más poderoso apareciera allí…

— ¿Ohhh?

La sorpresiva voz del mismísimo Adramelech pudo oírse desde la cueva del líder. Luego, los Cuernos Cenicientos lo vieron.

El instante en que la armadura mágica de hielo de Adramelech, la cual se decía que solo se rompería al usar la lanza mágica del líder en sí, se rompió.

Rebobinando un poco el tiempo. El que atacó primero fue Satán.

— ¡Hah!

Se trató de un ataque totalmente normal usando balas de magia demoniaca. Balas luminosas fueron disparadas de los diez deditos de Satán, pero
Adramelech recibió esos ataque de frente y no los evitó. No había necesidad de hacerlo.

— ¿Acabas de hacer algo?

La armadura mágica de hielo fue golpeada directamente por las balas luminosas de Satán, pero no mostró signos de daño.

Aunque el color de la superficie cambió un poco debido a la elevada temperatura, inmediatamente fue cubierta por la magia de hielo recientemente formada.

— Huh, ¿lancé un ataque, no?

Satán mostró una expresión rígida, y dio un paso atrás.

— Entonces ¿puedo atacar un poco más, no?

Tras decir eso, Adramelech osciló su lanza mágica hacia Satán a una velocidad vigorosa que no encajaba para nada con su físico colosal.

— ¡Ughwaahhh!

Satán apenas evitó el ataque cuando saltó hacia atrás. Sin embargo, aunque lo hizo con éxito, el viento generado por la punta de la lanza le hizo perder el equilibrio en el aire, y cayó de forma exagerada.

— ¡Maldita sea!

Aunque Satán disparó orbes de magia demoniaca en una posición fuera de lo natural con el fin de evitar ser atacado en el instante que cayera, fue incapaz de detener por completo los ataques de Adramelech.

— Aunque estas solo a este nivel, aun te atreves a retarme. Una voz fue oída junto a Satán.

— ¡No me hagas reír!

El segundo ataque hacia Satán fue un golpe horizontal cuya trayectoria era la misma que la del primer ataque, pero como usó la fuerza centrífuga del primero, la velocidad y el poder incrementaron abrumadoramente.

—…está condenando el momento.

Lucifer predijo correctamente el futuro de los próximos dos segundos. Desde ese momento, realmente no podía ser evitado.

Lucifer y Adramelech creyeron fuertemente que este ataque, el cual contenía el poder del enorme brazo de Adramelech, la dureza de la lanza mágica y la magia demoniaca de hielo, despedazaría el pequeño cuerpo de Satán.

Sin embargo…

— ¡Hoooahhhhhhhhhhhhhh!

Esta voz fue oída desde un lugar más allá del espacio donde la alabarda fue oscilada descendentemente.

— ¿Hm?

Luego que Adramelech, quien no esperaba que la otra parte estuviese viva, abrió sus ojos de par en par, notó que el Satán que sangraba por la nariz, con una postura en la que usó sus brazos para bloquear, estaba flotando en el aire a una distancia alejada de la punta de la lanza que fue oscilada.

— ¡Eso dueleee!

La luz purpura emitida por la palma de la mano de Satán golpeó la armadura de Adramelech una vez más.

— ¡Hmph!

Como era de esperar, Adramelech no estaba para nada preocupado y dejó que el ataque de Satán lo golpeara mientras apuntaba en la dirección de la punta de la lanza y osciló su puño izquierdo.

Incluso si el puño se dirigiera hacia Satán, incluso Lucifer, quien está observando desde la distancia, pudo sentir la presión del viento.

El puño, el cual contenían un poder terrible, pareció haber golpeado directametne a Satán.

En realidad, Satán fue enviado a volar muy lejos y golpeó la pared.

— ¿Hm?

Sin embargo, el atacante, Adramelech, mostró una expresión confusa.

— Ayyyyyyy….

—…aún vive.

Lucifer estaba realmente sorprendido.

Cuando Satán no fue golpeado por el segundo ataque de la lanza, él creyó que era un milagro. Pero el puño de Adramelech movido a continuación, no daría tiempo de ser evadido, y en realidad, Satán fue enviado a volar por ese puño. Ese contenía el poder suficiente para quebrar todos los huesos en el cuerpo y asesinar a alguien antes de que colisionara con la pared.

— Mocoso, realmente sabes cómo usar muy bien esos movimientos.

— Heh, g-gracias por el cumplido… owwww.

Pero olvidándose de ser hecho pedazos, Satán se levantó en el acto.

Aunque estaba sangrando por la nariz, orejas y el abdomen, perder un poco de sangre luego del ataque de Adramelech lo hacia todo más y más misterioso.

— Oye, Satán, ¿qué acabas…?

Aunque estaba sorprendido de ver a salvo a Satán, Lucifer preguntó algo que acaba de notar.

— ¿Ah… lo viste? Inesperadamente lo usé bastante bien, ¿no?

Antes de que Adramelech lo enviara a volar, Satán lanzó rayos caliente de color purpura.

Esa era la magia con la que Lucifer era hábil.

— Mi cuerpo… tiene que ser… entrenado un poco más. Volar a esa velocidad… es una enorme carga… para el cuerpo.

Satán exhaló profundamente y comenzó a concentrar su conciencia en su mano.

— Lamento la espera, vamos, continuemos.

Tras decir eso, Satán caminó directamente hacia Satán, otra vez.

— ¡….ven!

Adramelech osciló su lanza por tercera vez.

La lanza mágica igualó perfectamente la trayectoria del ataque sorpresa de Satán y perforó hacia él. A continuación, el campo visual de Satán se bloqueó de inmediato.

— Frente al movimiento de mi espada Cubierta de Hielo Mágica, los truquitos como esos de ahora no funcionaran.

El ataque que parecía una gran sombrilla de hielo bloqueó completamente el camino de Satán.

Claro, no trataba simplemente de extender el bloque de hielo hacia adelante. La superficie de la sombrilla apuntó a Satán y comenzó a producir incontables hojas de hielo, luego se desprendieron de la superficie de la misma para atacar simultáneamente a Satán.

— ¡Ohhhhhhhhh!

Incluso al enfrentar cientos de espadas de hielo, Satán no mostró miedo alguno.

— ¡Se usa de esta forma, ¿no?!

Yendo con la fuerza de su avance, Satán se enrolló hacia adelante y presionó una mano contra el suelo.

A continuación, como si fuese enterrada en el piso desde un principio, Satán sacó una espada del suelo.

— ¿Q-que es eso?

— ¿Hm?

Lucifer y Adramelech quedaron en shock debido al movimiento misterioso de Satán.

Pero eso no era lo único sorprendente.

Satán corrió entre las numerosas espadillas de hielo, golpeándolas con la espada que acababa de producir mientras se preparaba para lanzar un ataque sorpresa a Adramelech, nada más.

— ¿Q-qué?




Con el fin de perforar el cuerpo de Satán, los cientos de espadillas de hielo animadas mediante magia de hielo naturalmente fueron disparadas a toda velocidad.

Sin embargo, el joven demonio vio a través de las trayectorias de estas espadas cortas y perforó la barrera de la Cubierta de Hielo Mágica con unos cuantos arañazos.

— ¡Eh!

Adramelech vaciló ligeramente debido al shock, Satán aprovechó la oportunidad de lanzar el movimiento de Lucifer a nivel del pecho de la armadura mágica de hielo. Los Rayos de Calor Purpura.

Adramelech, de forma intencionada, ignoró ese movimiento y usó el mango de su lanza para bloquear la espada de Satán que fue oscilada tras acercarse.
Pero en ese momento, Adramelech vio otro hecho sorprendente.

— ¿E-esa espada es… hielo?

El objeto que parecía como una espada, en realidad era solo una simple vara hecha de hielo.




Aunque también contenía magia demoniaca, comparada con la armadura mágica de hielo de Adramelech, había una vasta diferencia en fuerza, incluso si era golpeado con esa pequeña vara, sería incapaz de recibir mucho daño.

— Incluso así, Adramelech no pudo ocultar su sorpresa.

Después de todo, Adramelech ya había esparcido magia demoniaca sobre el hielo y el agua de su habitación para tener todas las cosas bajo su control.
Hasta ahora, este hielo nunca había interferido con, o agarrado por el enemigo.

— ¡Por primera vez, es considerado bastante bueno, ¿no?!

Tras una breve confrontación, Satán incrementó activamente la distancia entre él y Adramelech, luego usando su propio poder, despedazó la vaya de hielo que había sorprendido notablemente a este.

Pero luego que el hielo se rompiera, no cayó al suelo o se derritió. Sino que flotó en el aire cerca de Satán como si lo protegiese…— ¡Vamos!

Luego atacó a Adramelech.

Esas balas de hielo solo eran la mitad del puño de Satán. No harían mucho daño incluso si impactaran.

Sin embargo, Satán ya había usado muchos movimientos sorprendentes que estaban fuera de las expectativas de Adramelech.

Por eso, Adramelech, dejando de actuar descuidadamente, no subestimó esas balas de hielo y planeó usar su lanza para golpearlas.

El ruido del impacto del metal contra el hielo fue oído continuamente en el escenario.

— ¡Maldita sea!

El sonido que se produjo a continuación, fue el rugido airado de Adramelech.

Los bloques de hielo que fueron rotos por la lanza no se disiparon, sino que atacaron directamente los ojos de Adramelech.

Incluso si eran trozos de hielo que parecían fragmentos de cristal fino, como había rastros de la magia demoniaca de Satán en ellos, las consecuencias de ser golpeado en los ojos eran impensables.

Claro, el cuerpo de Adramelech era más fuerte que el de los Cuernos Cenicientos normales, si solo se trataba de magia demoniaca al nivel de Satán dentro del hielo, quizá sería capaz de evitar que los fragmentos dañaran sus globos oculares solo por cerrar los ojos.

Pero Adramelech no lo hizo.

Incluso si fue solo un instante, si él no hubiese mirado a Satán de cerca, quien sabe que otros movimientos extraños usaría a continuación.

Adramelech saltó hacia atrás mientras miraba a Satán, ampliando la distancia notablemente para evitar los fragmentos de hielo.

— Tks… como era de esperar, no todo irá tal calmado.

Satán sintió pena porque su plan falló, pero en los ojos del espectador Lucifer, incluso si fue solo un instante, el simple hecho de haber sido capaz de hacer retroceder a Adramelech por su cuenta era algo digno de maravillarse.

Aunque la situación parecía que Adramelech estaba jugando en las manos de los demás, al hablar de las heridas en el cuerpo, era obvio que Satán estaba bastante herido.
La razón por la que Satán aún estaba vivo, a pesar de ser golpeado por el corte horizontal y el puño izquierdo, debía ser porque él «voló» en la dirección del movimiento de la lanza y del puño.

Aunque se dijo que no enfrentar la fuerza y el vigor reduciría el daño, seguían siendo la lanza y el puño oscilados por Adramelech, el más fuerte de los Cuernos Cenicientos.
Esa fuerza no podía ser absorbida por completo. Solo volar para captarla y el poder de la presión del viento era suficiente para herir el frágil cuerpo de Satán.

Forzar el propio cuerpo a volar a una velocidad descuidada era una acción que podría producir una carga extremadamente grande en el cuerpo.

Incluso si lo desviaba, él no podía evitar salir herido. Esa era la diferencia actual en habilidad entre Adramelech y Satán, la cual era difícil de superar independientemente de lo que se hiciera.

Pero incluso si él reconocía esta diferencia, Adramelech seguía incrementando la distancia entre él y Satán por su propia infracción.

Satán hizo que este gigantón sintiera que estaba en peligro si no reconocía su posición.

Lo que más sorprendía a Lucifer, era que Satán, quien hace unos días no sabía cómo usar la magia de vuelo, en realidad voló cuando batallaba contra Adramelech.

— Fui demasiado descuidado.

Luego que Adramelech dijera eso, ligeramente osciló su alabarda para reponer el contenido de agua usado por la sombrilla mágica de hielo.

— Estos movimientos que ni siquiera había visto, son bastante interesantes.

— ¿Ah, sí? El que el líder de los Cuernos Cenicientos diga eso, es un honor.

— Pero ya que te has mantenido haciendo movimientos extraños, significa que sabes que no eres un buen partido en un enfrentamiento directo.

Adramelech asumió una postura de batalla tras decir eso, y respiró con fuerza.

— El tiempo para los juegos ya se terminó. Te he reconocido como un guerrero con el que debería usar todo mi poder.

De acuerdo a su declaración, Adramelech incrementó su magia demoniaca una vez más para aumentar la dureza de la armadura mágica de hielo.

— Ya no seré más descuidado. ¡Experimenta el poder de la armadura más dura que no perderá ante el caparazón de los Escorpiones de Hierro!

El rango de cobertura de la armadura mágica de hielo en el cuerpo de Adramelech comenzó a incrementarse lentamente.

La temperatura en el salón del trono descendió al instante, todo el hielo mágico fue tragado por el cuerpo de Adramelech, y cubrió totalmente su enorme estatura como un set completo de armadura corporal.




— ¡Fuuuuu!

No solo el rostro de Satán estaba siento apuntado, el gigante cabeza de toro al que él tenía que levantar la vista para mirar se convirtió en un gigante de hielo en un abrir y cerrar de ojos.

— ¡Prepárate!

— ¡Owahhh!

Sin preocuparse si la voz baja entre la máscara de hielo podía ser oída, Adramelech se acercó hasta estar en frente de Satán con una velocidad comparable a la anterior.
Incluso si hielo tan denso estaba pegado a tan inmenso cuerpo, su velocidad no disminuyó en lo absoluto.

Satán rápidamente evitó los ataques al moverse hacia los lados, pero Adramelech osciló ligeramente en la dirección que Satán escapaba.

Luego, como si el brazo de Adramelech se hubiese extendido, pilares filosos de hielo salieron del suelo y atacaron de repente a Satán.

— ¡Maldición!

Satán usó los rayos de calor purpura para atacar a los pilares de hielo que se le acercaban.

— ¡Tsk!

Los delgados y débiles rayos fueron absorbidos por los bloques de hielo altamente transparentes y se disiparon sin siquiera fundir las puntas de los pilares de hielo.
— ¡Uwah, uwah, uwahhhhhh!

— ¡No hay salida!

Mientras frenaba al Satán que estaba evitando los pilares de hielo con todas su fuerzas, el enorme cuerpo de Adramelech, con una velocidad sorprendente, se movió hacia adelante en dirección de las trayectorias de los pilares de hielo.

— ¡Owah!

Satán frenéticamente disparó rayos de calor, pero Adramelech, con un bloque de hielo mucho más denso que el de antes cubriéndolo, ignoró completamente este ataque y osciló su lanza de forma horizontal, tratando de asestarle a Satán un golpe fatal.

El movimiento esta vez fue más pequeño. Aunque las tácticas de batalla de Satán eran excepcionales, ese aguante y magia demoniaca no se igualaban para nada a las de Adramelech.

Si era así, no había necesidad de ejecutar movimientos de amplio rango con toda potencia. Esto no estaba hecho por desprecio o descuido, este ataque, con la fuerza necesaria para matar a Satán, sería un golpe seguro sin ningún tipo de aberturas.

Pero Satán también había sentido las intenciones de Adramelech.

Incluso si lo hizo, en los ojos del espectador Lucifer, él no creía que Satán fuese capaz de volver la situación a su favor.

Detrás de él estaban los pilares mágicos de hielo acercándose rápidamente, frente a él, la lanza mágica de Adramelech.

Satán, quien estaba en una crisis que amenazaba su vida, realizó una única acción, la cual fue disparar una vez más los rayos de calor.




Entre los ataques que Satán ejecutó, el único que no mostró ningún efecto y ni siquiera atrajo la atención de Adramelech, fue el de los rayos de calor que fueron copiados de Lucifer, y los rayos esta vez eran incapaces de afectar la embestida de Adramelech.

— ¡Estás desesperado! ¡Muere!

En esta oportunidad, era definitivo que el ataque lo golpearía.

No, incluso si no lo golpeaba, Adramelech no era el tipo de guerrero que pudiese ser manejado por el simple hecho de usar un solo tipo de método evasivo continuo.
Intencionalmente dejó mucho espacio, sin importar cuanto esquivara Satán, él sería capaz de perseguirlo.

Pero…

— No quiero.

Adramelech no esperó que Satán realmente se diera vuelta.

— ¿Qué?

La acción inesperada del pequeño demonio hizo que Adramelech respondiera lentamente. ¿Esa espalda representa rendición, escape o entrega?, la mente de Adramelech recorrió todas las posibilidades.

Sin embargo, las intenciones de Satán no estaban entre ninguna de ellas.

— ¡Ugh!

En realidad, Satán permitió que el pilar de hielo que se acercaba desde atrás. El cual apuntaba a su lado, perforara su cuerpo.

— ¿Qué?

— ¿Oye?
Con esto, incluso Llucifer, observando desde los laterales, quedó en shock, y casi descruza sus brazos –los cuales originalmente estaban calmadamente cruzados frente a él– para correr hacia adelante, sin embargo, la batalla continuaba.

— ¡Dueleeeeeee!

Incluso si gritaba de dolor, Satán usó sus brazos para agarrar con fuerza el pilar de hielo que lo había perforado y voló hacia atrás – voló en dirección a Adramelech.
Con la inclusión de la propulsión del pilar de hielo que lo perforó, más rápido de lo que Adramelech esperaba, Satán cerró la distancia entre ambos, luego, valientemente usó lo que parecía ser el movimiento más inútil hasta ahora, «provocar la colisión de cuerpos usando el arma invocada a su espalda por el enemigo».
Claro, Adramelech no sería tan estúpido como para ser perforado por la magia de hielo que había creado, y creer que era un truco de Satán de producirse una herida para ganar la confianza del enemigo, Adramelech trató de cambiar la trayectoria del hielo.

— ¿?

Pero el que nuevamente quedó sorprendido fue Adramelech.

La trayectoria del hielo cambio. Pero el cambio fue limitado solo a la mitad inferior del pilar de hielo.

Solo la parte que atravesó a Satán se separó del pilar original con un sonido agudo y se abalanzó hacia Adramelech junto a Satán.

La parte frontal del pilar de hielo que debió haberse movido de acuerdo a la magia demoniaca de Adramelech, no siguió la voluntad de este.

— ¡Ugooohhhhh!

Incluso si su cuerpo fue atravesado, Satán dejó escapar un graznido. La parte frontal del pilar de hielo, la que sostenía su cuerpo, chocó contra el cuerpo de Adramelech sin desacelerarse. Luego…

— N-no puede ser… Lucifer gimió, sorprendido.

Tal por su apariencia, Adramelech estaba abrazando al pequeño Satán desde atrás como si fuese un padre.

La armadura mágica de hielo que envolvía a Adramelech comenzó a agrietarse.

Las grietas, con el abdomen den Satán en el centro, viajaron por todos lados desde el pecho de Adramelech hasta su espalda, y luego, toda la armadura se dividió en dos, a continuación, la armadura de hielo mágica se quebró en pequeños fragmentos como polvo de diamante.

— ¿C-como puede ser…?

Adramelech nuevamente expresó su incredulidad ante lo que acababa de pasar.

El hielo que había sido reunido de la magia demoniaca de Adramelech no debió haberse roto tan fácilmente.

Básicamente, durante la batalla con Satán, ninguna magia o espada fue capaz de dañar la armadura mágica de hielo, y Adramelech no recordaba recibir algún impacto que fuese suficiente para agrietar la armadura a la mitad.

Pero en realidad, el pequeño Satán, solo por colisionar con Adramelech con el pilar de hielo atravesándolo, hizo que la armadura a cuerpo completo del líder del clan Cuerno Ceniciento se quebrara.

— El asunto sobre el hielo es que este se vuelve muy frágil una vez que un lugar comienza a agrietarse.
Cuando recuperó los sentidos, Adramelech comprendió que Satán, quien colapsó en sus brazos, estaba explicando eso con un graznido.

— Siempre y cuando el mismo lugar sea atacado continuamente y con precisión, y sea golpeado fuertemente con algo como el hielo, o algo más duro que este, sería bastante fácil romperlo. Escuché que en algún lugar hay cosas vivientes que reúnen el hielo de esta forma para vivir. Oye, Adramelech… ¿no quieres ver… a los tipos que hacen cosas como esas…?

Frente a esa circunstancia completamente sorprendente, Adramelech y Lucifer fueron incapaces de seguir la situación, y los guerreros Cuernos Cenicientos que fueron echados hacia atrás por el clan Pahalo Dainino desde afuera, esta vez fueron forzados a entrar al salón del trono.

— ¡Wah! ¡¿Quiénes son ustedes?! ¡Esto se está poniendo interesante ahora, no interfieran!

Lucifer, sorprendido, se volvió hacia los guerreros Cuernos Cenicientos, quienes parecían ser refuerzos.

— Si se atreven a interferir, yo seré su oponente. ¡Esto se pone emocionante, así que se quedan quietecitos!

Aunque ellos no dijeron absolutamente nada, con esto, los Cuernos Cenicientos realmente no supieron cómo reaccionar ante Lucifer, quien había aparecido de repente.
Pero mientras mirada ansiosamente a su líder de clan, parecieron presenciar el momento en que la armadura mágica de hielo se agrietó a la mitad y se quebró.
La armadura del líder del clan, el más fuerte de los Cuernos Cenicientos, se hizo añicos.

Y por la situación, el que había hecho eso obviamente no era Lucifer, sino el misterioso demonio joven.

— ¿Qué método usaste para interferir con la armadura que estaba llena con mi magia demoniaca?

— Uh… ugh… muy simple, usé luz, calor y una vara, además un poco… de mi magia demoniaca… cof….

Satán dijo eso mientras seguía adolorido.

— Mientras cuidadosamente… dejaba que los rayos de calor… golpearan el mismo sitio… haciendo que la temperatura cambiara… y te dejaba usar repetitivamente tu magia demoniaca para condensarla otra vez… solo la densidad del hielo… en ese lugar… sería distinta… de los demás sitios… luego… mientras usaba el bloque… para perforar allí con gran fuerza… si, la vara… eso es. Usar el mismo truco… que cuando hice el palo de hielo… al hacer que el hielo pasara por mi cuerpo… se volvería mío…

Satán habló mientras se golpeaba contra el pilar de hielo que le había atravesado el abdomen, luego frunció el ceño otra vez por las pequeñas vibraciones que eran transmitidas a su cuerpo.

— Además de eso, con el fin de evitar que los lugares agrietados se recuperaran, cree las gotas de agua, las apunté a tu cara, y mi sangre… entró en las grietas, provocando la interferencia. Oye, Adramelech.

Satán levantó la vista hacia Adramelech mientras respiraba con dificultad.

— Incluso yo, con una mínima cantidad de magia demoniaca… basado en el método de batalla, soy capaz de luchar contigo hasta este límite… entonces, si puedes usar un método de batalla más inteligente que el de ahora, definitivamente acabarías más fácilmente con los Escorpiones de Hierro. El nombre de los Cuernos Cenicientos se esparcirá por todo el Mundo Demoniaco. Ya que eres el líder del clan, entonces no hagas que tus miembros no mueran en vano. Oye, ¿no quieres… liderarlos a todos… junto a mí y ver… cosas más grandes…? Como… soy más débil que tú… si no estás satisfecho… puedes matarme… e irte en cualquier momento…

— Tú…

Adramelech, con un tono calmado muy distinto al de cuando estuvo luchando, hizo una pregunta al pequeño demonio.

— ¿…planeas usarnos para aniquilar a los Escorpiones de Hierro?

—…Jajaja, huh, no espero que lo entiendas de inmediato… si, busco avanzar con tu poder, pero no es para aniquilar a los Escorpiones de Hierro… ¡guh!
Aunque Satán, hablando con voz débil, aun quería seguir conversando, el daño que atravesaba todo su cuerpo hizo que su cuerpo físico gritara de dolor.

Si no era tratado apropiadamente de inmediato, Satán podría morir pronto.

— Oye, jefe Cuerno Ceniciento, deja ir al chico. Si crees que no has luchado lo suficiente, puedo ayudarte con eso.

—…Lucifer.

La mirada de Adramelech se cambió, y miró hacia Lucifer, cuya apariencia desmotivada, desapareció sin dejar rastro y ahora mostraba una intención de luchar.

— Honestamente, hasta ahora, estaba pensando en que no importaba lo que sucediera, pero ahora, estoy realmente interesando en este chico. Como este pequeño parece que hará muchas cosas interesantes, espero que viva mucho más. Si te rehúsas, tendré que usar los rayos de calor contra ti, los cuales son cientos de veces más fuertes que los de ese chico.
—……

Adramelech no respondió de inmediato, y solo bajó la vista hacia ese pequeño demonio que estaba tosiendo sangre en sus brazos.

En ese momento…

— ¡Uwaahhh!

— ¡Lord Adramelech! ¡Los enemigos se acercan!

Sonidos de batalla ahora podían ser oídos desde los pasillos que llevaban al salón del trono.

Eso significaba que el clan Pahalo Dainino había suprimido, en su mayoría, la ciudad entera.

Incluso si los demonios sintiéndose conmocionados ante la inteligencia de Lucifer corrieron de inmediato, Adramelech no estaba asustado.

— ¡Satán! ¡Lucifer! ¡¿Están bien?!

En ese momento, dirigiendo a las tropas que no disminuyeron sus números y llegaron al lugar, Camio voló.

— ¿Hm?

Tras ver a Satán cubierto de sangre y colapsado en los brazos de Adramelech, los ojos de Camio se llenaron inmediatamente de ira y apuntó la punta de su espada hacia Adramelech.

— ¡Líder Cuerno Ceniciento! ¡Le pido que suelte a ese mocoso! ¡Si siente que no ha luchado lo suficiente, yo, Camio, seré su oponente!

El tono de Camio, lleno con un aura veterana, hizo una declaración completamente exacta a la de Lucifer, haciendo que Adramelech se moviera un poco.

— Reconocido General Ave-Demonio Camio. ¿Este mocoso es la carta del triunfo oculta de los Pahalo?

— Hmph, este mocoso apestoso no está hecho para ser un miembro pleno de mi clan. Ese demonio…

Camio inclinó su espada hacia adelante, abrió su boca y dijo:

— ¡…mantiene la posibilidad de cambiar el Mundo Demoniaco!

— Cambiar el Mundo Demoniaco…

— Aunque todavía no sé cómo quiere cambiarlo, tal como lo planeó Satán, esta ciudad ha caído en las manos del clan Pahalo Dainino. Y creo que casi ninguna fatalidad ha ocurrido.

— Eso es realmente posible.

— Eso fue lo que este mocoso instruyó. Él nos dijo que derrotáramos a los que se resistieran, pero solo con nuestra fuerza, que definitivamente no los matáramos.
Adramelech cerró sus ojos.

— ¿Esos son «los métodos de victoria»?

Las palabras del joven demonio cuya edad era solo una fracción de la suya, hicieron eco nuevamente en su mente.
—…entonces, ¿qué planea hacer ese mocoso usando mi poder?

Camio y Lucifer no pudieron evitar intercambiar miradas el uno con el otro.

Incluso si este era el camino que habían elegido, sus expresiones aun mostraban su incredulidad.

Ese Adramelech realmente estaba planeando rendirse ante Satán.

— En fin, mientras todos estén aquí, seremos capaces de enfrentar directamente a los Escorpiones de Hierro.

Como si esperara por esa frase, gravemente herido y a un paso de la muerte, Satán abrió sus ojos con fuerza y gritó.

— Oigan, Adramelech, Camio y Lucifer, todos son más fuertes que yo. Les he dicho a ambos que si están insatisfechos, pueden matarme en cualquier momento. Puedes hacerlo también. Pero, solo por ahora…

Satán, como si fuese a escupir sangre dentro de poco, le dijo al gigante cabeza de toro las palabras que rondaban en su mente.
—…ven a jugar conmigo.

En ese momento, Adramelech y los Cuernos Cenicientos decidieron actuar de acuerdo a las intenciones de Satán Jacob.

— ¡¿No te dije ya, que era demasiado pronto?!

— ¡Tonterías! ¡¿Has escuchado alguna vez de la velocidad divina siendo importante en las tropas?!

— ¡¿Qué velocidad divina?! ¡¿Dónde encontramos tropas así?!— ¿Finalmente te has vuelto viejo? ¿No te falla el cerebro? ¿No has obtenido ya un número de poder de batalla sin precedentes?

— ¡Cállate! ¡Esto no puede ser considerado poder de batalla! ¡Son solo números! ¡Creí que te calmarías un poco después de sangrar, pero inesperadamente te has vuelto más sangre caliente, mocoso apestoso!

— ¡Que ruidoso eres, vejestorio! ¡Si no tienes cuidado, acabaré con tu era en este momento!— ¡Qué gran bocota tienes, mocoso! ¡Deseando refutarme con un cuerpo con el tuyo, todavía eres cientos de años más joven, maldito enano!

— ¡¿Qué dijiste?!

— ¡Qué!

— ¿…qué pasa con eso?

— Esto se puede considerar una ocurrencia bastante frecuente.

El debate de bajo nivel entre Satán y Camio, el cual parecía una discusión, los mirases por donde lo mirases, hizo que los ojos originalmente redondos de Adramelech se redondearan más.

Pero para Lucifer, esta era una escena que recientemente ya se había vuelto aburrida de ver, por lo que no estaba particularmente preocupado por ello.
Ubicación: la ciudad de piedra de los Cuernos Cenicientos.

En la cueva del líder del clan, donde Adramelech y Satán tuvieron una feroz batalla, Satán, Camio, Lucifer, y Adramelech estaban discutiendo sus planes a futuro, pero aunque las heridas de su batalla con Adramelech no se habían sanado, Satán ya estaba ansioso por luchar con el clan Cuerno Ceniciento, por esa razón, Camio estaba deteniéndolo con todas sus fuerzas.

Adramelech, quien sintió admiración por las palabras de Satán y sus tácticas de batalla que compensaron su habilidad, decidió aceptar la «invitación a jugar» de Satán, y en ese momento, la fuerza que podía ser llamada camaradas de Satán había incrementado más de cinco veces comparada con lo de antes.

Aunque el clan Pahalo Dainino originalmente tenía unos 500 guerreros, y había más de cien demonios vagabundos que fueron reclutados antes de Lucifer, el solo contar a los guerreros del clan Cuerno Ceniciento, había más de 4.000 de ellos.

Como Lucifer y Adramelech eran considerados poderosas fuerzas de batalla que podían ir contra cientos de enemigos, independientemente de la capacidad total de magia demoniaca o el número de tropas, ellos definitivamente habían alcanzado una escala bastante rara.

Claro, las fuerzas de Satán también incluían miembros no combatientes de otros clanes, pero como demonios del Mundo Demoniaco, ya estaban preparados para usar espadas y magia demoniaca en el peor de los escenarios.

Pero una vez que los números incrementaban notablemente, algunas fallas ocurrían por naturaleza.

— ¡Escucha bien, enano! ¡La razón por la que aun estés vivo es porque Lucifer y Lord Adramelech son demonios razonables, ¿bien?! ¡Honestamente, si solo se considerara el poder, no habría sido un partido para los Cuernos Cenicientos, maldito bribón!

— ¡¿Ajá, y qué?! La próxima vez, cuando luchemos con los Escorpiones de Hierro, no comenzaré una batalla repentina con el líder, ¿no te lo había dicho ya? ¡Incluso Adramelech estuvo de acuerdo! ¡Él quiere que comande a todos los demonios que están reunidos aquí!

— Ugh, sí.

Satán de repente lanzó el tema hacia Adramelech y este último no pudo evitar asentir.

La próxima meta de Satán era, naturalmente, encargarse junto a los Cuernos Cenicientos, de la enorme facción en el norte del Mundo Demoniaco, los Escorpiones de Hierro.

Con las cosas como estaban, Camio y Lucifer ya había adivinado que el propósito de Satán no era aniquilar, sino hacer las paces con el enemigo.
Pero en este momento, creía demasiado que, como estaba todo ahora, no serian capaces de lograr eso.

— ¡Mira! ¡Ya que Adramelech lo ha dicho, los Cuernos Cenicientos definitivamente…!

— ¡IDIOTA!

Camio refutó honestamente la opinión de Satán.

— ¿Qué si dependes del poder y la influencia de Adramelech? ¡Lucifer y Adramelech solo están interesados en tus creencias innovadoras, y no han planeado realmente aliarse a nosotros! ¡Solo son partes convenientes de la «alianza» que has mencionado!

— ¿S-sí?

— ¿Qué harás si los demonios de los Cuernos Cenicientos dicen que no desean escucharte en momento crucial? ¡Aunque ganaste la batalla contra Lord Adramelech, eso solo fue porque él estaba dispuesto a creerlo de esa forma, definitivamente esto no significa que lo has superado en términos de poder!

— E-eso es cierto…

— Estoy dispuesto a admitir que tienes una mente aguda! ¡Pero! ¡Mientras más tropas tengas a tu cargo, más poder necesitaras para liderarlas! ¡Dijiste que ibas a construir una «organización», ¿no?! ¡Pero con solo el poder de gobierno de un demonio tan débil como tú, ¿serás capaz de ordenar libremente a 5.000 demonios y 20.000 Escorpiones de Hierro a luchar?!

Cuando dijo eso, Satán también comenzó a comprender las preocupaciones de Camio.

— Ah~ ya veo, tienes un punto.

— Un generas débil reflejará de inmediato la debilidad de todo el grupo. Esto es distinto de liderar a los Pahalo Dainino quienes han estado bajo mis órdenes durante muchos años. Para que estés dispuesto a involucrar a los Escorpiones de Hierro, debes tener algún objetivo, ¿no? ¡Por eso, ahora es el momento de cultivar tus habilidades y esperar pacientemente una oportunidad! ¡Con tu habilidad actual, no es suficiente para que puedas ser capaz de hacer uso pleno de tu inteligencia!

—……

Satán, quien raramente perdía un debate contra Camio, refunfuñó, pero en ese momento, las opiniones de Camio merecían aceptarse.

— Huh, el viejo hizo un punto razonable.

— ¡Lucifer! ¡No recuerdo haberte permitido que te dirigieras a mí como viejo…!

— Satán, cuando casi eras golpeado por la lanza de Adramelech, ¿dijiste que saliste herido porque no pudiste soportar tu propia velocidad de vuelo, cierto? Eso no se haría. Después de todo es demasiado patético.

Cuando las cosas sucedidas durante la evasión el primer ataque de lanza de Adramelech fueron nombradas, Satán quedó nuevamente en silencio.

— Ughhh….

— Si, ahora déjame decir algunas cosas también. Sin importar cuan cuidadosos sean tus cálculos, ejecutar un contrataque con la disposición de morir sigue siendo una táctica de batalla imprudente. Al menos no es una acción que el líder debería tomar.

Adramelech debía estarse refiriendo al ataque donde Satán permitió que el pilar de hielo lo atravesara para usarlo para destruir la armadura.

Los tres demonios y los errores observados por ellos hicieron que Satán quedara sin habla momentáneamente.

— Oye, quiero preguntarte algo.

— ¿…qué?

Lucifer le preguntó a Satán, quien había estado en silencio.

— ¿Cuándo comenzaste a ser capaz de volar?

— ¿…huh?

— Y ese rayo de calor. ¿Esa es mi técnica, no? ¿Qué está pasando? ¿Antes de venir aquí, que fue lo que hiciste?

—…oh, eso.

Aunque estaba un poco molesto porque había perdido ante los tres demonios mayores, ya que entendió que la pregunta de Lucifer estaba elogiándolo de alguna forma, respondió con bastante orgullo.

— Solo traté de imitarlos. Basado en la observación, experiencia y sentimiento, tras llevar a cabo varios entrenamientos en mi cerebro, comprendí que volar era inesperadamente fácil. Pero el poder de los rayos de calor debería ser bastante débiles en comparación a los tuyos…

— ¿Dijiste que imitaste la magia de otros clanes?

El que expresó sorpresa ante esa pregunta fue Adramelech.

— Ahora déjame preguntarte, no me digas que la vara mágica de hielo que usaste cuando luchaste conmigo era…

— Oh, sobre eso, como usaste una técnica asombrosa, quise tratar de imitarla. Aunque quise hacer una espada afilada, solo copiar lo que estaba hecho, después de todo no produciría buenos resultados.

—…ese tipo de cosas, ¿puede hacerse?

— Huh, pero este chico realmente lo hizo… aunque no había escuchado tal cosa antes.

Adramelech y Lucifer elevaron cierto orgullo con respecto al tiempo que habían vivido, pero nunca habían visto un demonio como Satán, quien tenía habilidad para copiar.

— Este mocoso realmente ha estado pasando por varios tipos de entrenamiento desde muy joven. Quizá es realmente bueno aprendiendo de los demás.
Demonios enseñando otros clanes.

Aunque esto pasó de forma muy natural entre Satán y Camio, esta era una escena milagrosa que nunca antes había ocurrido en el Mundo Demoniaco.

Y Satán planeaba crear nuevamente ese milagro.

— ¡Oh, sí! ¡Oye! ¡Ya estoy cansado de las enseñanzas de Camio, aprovechando la oportunidad, ustedes dos podrían enseñarme como luchar!

— ¿Huh?

Lucifer y Adramelech gritaron sorprendidos al mismo tiempo.

— ¡¿A qué te refieres con cansado de mis enseñanzas, mocoso?! Camio se agitó nuevamente.

Al final, Adramelech y Lucifer no fueron tan comprensivos con Satán como lo fue Camio. Y no habían transcurrido siquiera dos días desde que Adramelech aceptó verbalmente trabajar junto a Satán.

—…Hmm, esto podría ser bueno.

— ¿Eh?

Por eso, cuando inesperadamente Adramelech mostró una expresión proactiva, fueron las voces de Lucifer y Camio las que mostraron su sorpresa.

— Aunque solo parece de esa forma, mi clan Cuerno Ceniciento perdió ante Satán esta vez, dentro del clan, aún hay muchos que creen que no lo hice ante él, sino ante las fuerzas de Lord Camio y Lucifer.

— Por otro lado, ya me he preocupado por ello, pero, ¿por qué ambos solo se dirigen a mí directamente por mi nombre?
La pregunta insignificante de Lucifer fue ignorada en el acto.

— Pero si los otros demonios saben que el único que puede ser responsable como «comandante» a futuro, es decir, el que nos derrotó, fue en realidad un demonio debilucho, eso podría provocar insatisfacción y abandono.

Adramelech asintió para confirmar sus propias palabras, y se levantó vagamente.

— Si el hombre que a futuro me comandará a mí, Adramelech, y a los Cuernos Cenicientos, es tan débil, sería bastante problemático. Necesito encontrar alguna forma de volverlo más fuerte.

— ¡Ah! ¡Por cierto, también estoy preocupado que aunque este chico es muy débil, él podría regañarme por capricho!

— O-oye, ¿u-ustedes dos?

Las miradas extrañamente agudas de Adramelech y Lucifer hicieron que Satán se estremeciera un poco, y en ese momento, otra mirada fue dirigida a Satán.

— Si, ya que este chico ha dicho que está cansado de mis enseñanzas, él también parece vuelto un poco arrogante últimamente porque las cosas van demasiado calmadas. Parece que el que ustedes dos se encarguen temporalmente de enseñar a este mocoso es una idea MUY buena.

— ¿Ca-Camio?

— Oh, cielo, calma, aún tenemos un pequeño interés en lo que quieres hacer en el futuro.

— No te mataremos. Como mucho, te pondremos al borde de la muerte, más de allí no.

— ¡¿Ehhhhhhhh?, esperen, al menos esperen hasta que mis heridas estén sanadas…!

— ¿No dijiste que ibas a tomar ventaja de esta oportunidad para atacar a los Escorpiones de Hierro? Está bien.

— Lucifer tiene razón. Déjame pensar, déjame encontrar algunos chicos que estén guardando ira por haber perdido antes contra los Pahalo Dainino.

— ¡Oye, oye, oye, oye, oye, oye, oye, oye, oye, oye, oye, oye, oye, oye!

Camio batió sus alas mientras observaba a Satán siendo arrastrado por las figuras grande y pequeña hacia algún lugar en la ciudad de piedra

— Ahora… ya que el General Ave-Demonio me ha tratado como Lord Adramelech, necesito producir unos buenos resultados también.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios