Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 1

Capítulo 5: Una Elfa Llegó

Parte 2

 

 

Solo en caso de que se lo estuvieran preguntando, la ropa de la elfa seguía bastante tirante.

«Escucha, Halkara… ¿Alguna vez las personas te han dicho que estás bien desarrollada?»

El ser demasiado directa podría haber sido considerado como acoso sexual, así que usé una expresión más neutral.

Decidí hacer la preguntar bastante pronto precisamente porque era bastante delicado.

«Me han dicho que tengo un cuerpo lascivo alrededor de setecientas cincuenta veces al año.»

«¡Eso es dos veces al día!»

«Los elfos en la provincia donde solía vivir eran propensos a ser delgados, así que yo resaltaba demasiado. Aunque ahora estoy completamente acostumbrada a ello, así que no necesita ser cuidadosa conmigo.»

«Ya veo…»

«Me irritaba que todo lo que la gente viera era mi cuerpo. Es por eso que trabajé duro para convertirme en una boticaria. Eventualmente comencé a vender un montón de medicina, pero no me llevó a ningún lado al ver como Beelzebub está detrás de mí… Ja-ja-ja…»

La vida simplemente no resulta de la forma que uno quiere, ¿verdad? Durante el transcurso de esa conversación, llegamos al bosque.

De inmediato, nos agachamos y comenzamos a reunir plantas.

Las cosas que hurgábamos iban a nuestras canastas, las cuales estaban convenientemente diseñadas para ser llevadas en nuestras espaldas.

Mi prioridad durante esta salida era ver como Halkara trabajaba.

No importaba si no reunía mucha. Honestamente, mi cosecha era solo un bonus.

Si ella estaba usando plantas que yo no conocía, quería que ella me enseñara sobre ellas.

No había pasado mucho tiempo con alguien más de mi profesión y un intercambio de información habría sido bienvenido.

La mirada de Halkara parecía más enfocada en los árboles y el suelo que en las hierbas.

«Ajá, ahí estás, ahí estás.»

Ella arrancó un hongo que estaba aferrado en la raíz de un árbol. Luego ella agarró otro del suelo.

Y otro que encontró escondido en el abundante pasto.

Y uno alarmante que era de colores brillantes, y probablemente venenoso.

«¡Solo estás recogiendo hongos!»

Yo a veces también los usaba, pero nunca pensé profundamente en cosecharlos. De hecho, algunos de los elegidos por Halkara eran los que siempre ignoraba.

«Los hongos son mi campo de especialidad. Aunque solo en medicina. Algunos de estos son venenosos y peligrosos si son consumidos crudos.»

«Cierto, ingredientes tóxicos pueden ser usados a veces como medicina.»

«Quizás es debido a la diferencia de clima con mi hogar, pero la variedad de aquí es bastante inusual. ¡Estos definitivamente valen la pena reunir!»




Halkara siguió concentrada en los hongos—o mejor dicho, exclusivamente en los hongos.

Ella parecía más una micóloga en lugar de una boticaria.

«Este es hongo Rey del Gran Amanecer. Este es el hongo Gran Circulo. También hay un hongo Ratón Acrobático

Yo conocía todos los nombres, pero había unos cuantos que no recordaba haber usado alguna vez como medicina.

Ahora que lo pienso, las cocciones que las brujas preparaban tenían algo así como características regionales.

Dado que las plantas variaban de acuerdo al área, esto no era sorprendente, pero aun así…

Aunque no fueran en lo más mínimo peligrosos para mí, los monstruos efectivamente rondaban estos bosques.

Cada vez que uno parecía que iba a atacar a Halkara, lo eliminaba y recogía su piedra mágica.

En algún momento, la hora de la clase sobre hongos de Halkara comenzó. Sería capaz de usar la información como futura referencia, así que escuché con cuidado.

«Este hongo es venenoso.»

«Sí, lo sé. El rojo es obviamente demasiado oscuro y se ve simplemente sospechoso.»

«¡En realidad, si lo hierve durante diez minutos, el veneno desaparece!,¡Luego de eso, es delicioso y se puede usar en comidas!»

«¡¿Huh?! ¿Puedes?»

«A propósito, cuando los expertos lo comen, tienden a dejar intencionalmente un poquito de veneno. Aparentemente, los hace cálidos y el efecto es bastante placentero.»

Sí, debido a imprudentes y temerarios pueden encontrarse en todos lados.

«Este hongo Gordito es pequeño, así que casi nadie le presta atención. Sin embargo, tiene una textura interesante cuando es comido, y si uno lo añade al salteado, sirve como un buen acentuador.»

«Espera, ¿también puedes comer ese? Ellos ni siquiera comen de esta clase en la aldea.»

«No va a llenar el estómago así que puede que generalmente no lo ofrezcan para vender.»

Aprendiendo toda clase de cosas de la maga de los hongos, hizo que antes de darme cuenta, fuera tiempo para almorzar.

Es cierto que, cuando tienes a un especialista en los alrededores, incluso lo mundano resulta estar lleno de toda clase de cosas de las que no sabías.

El mundo se ve diferente a través de los ojos de un profesional. Esto era increíblemente informativo.

También adquirí varias recetas para platos con hongos. Los haría para Laika y mis hijas uno de estos días.

«No tenía idea que este viaje para reunir hierbas resultaría ser tan inspirador. ¡Gracias!»

Realmente tenía más para ganar de lo que imaginaba. Salve la Reina Halkara.

«No, no, estoy emocionada que lo esté disfrutando. No estoy familiarizada con un montón de las plantas de aquí. Por favor enséñeme sobre ellas la próxima vez, Maestra-sama.»

Es cierto. Simplemente debido a que era de la localidad, parecía saber más sobre ellas que Halkara.

Solamente debido a que ella era una elfa no significaba que su conocimiento sobre medicinas sería perfecto en todo sentido.

Cuando se trataba de plantas que no eran nativas a tu área, tu conocimiento estaba destinado a estar limitado.

«¡Además, cuando los monstruos atacaron, se deshizo de ellos por mí, Maestra-sama! ¡Los rumores sobre su tremenda fuerza eran ciertos!»

«Solo déjame los monstruos del bosque a mí.» Después de todo, no soy de nivel 99 por nada.

Nunca perdería contra los monstruos de bajo nivel que habitaban estos bosques.

Solo he matado slimes y gigantes conejos monstruosos, pero ya al solo encontrar estos últimos ha sido suficiente para que Halkara dejara de estar tranquila.

«Bueno, ¿deberíamos almorzar? Traje sándwiches.»

Eran aquellos que había hecho luego de levantarme temprano.

«¡Me encantaría, gracias! ¡Pero ya ha hecho tanto por mí, Maestra-sama! ¡Déjeme cocinar algo también, por favor!»

Con eso, Halkara sacó una malla para parrilla y un artículo que en Japón habríamos llamado un quemador de alcohol.

Me recordaba un experimento de cocina que había hecho hace mucho tiempo atrás.

Ella dispuso sus herramientas sobre una piedra plana. Así que era como una parrillada simple…

«¡Durante los días que reúno hongos, me gusta cocinar los comestibles en una pantalla de esta forma y comerlos! Hay un arroyo por allá, así que seré capaz de quitarle la tierra a nuestros ingredientes. ¡Estamos en el lugar perfecto para esto!»




«¿Hongos, Hmm? Eso realmente suena delicioso, pero asegúrate de no incluir ninguno venenoso.»

Halkara golpeó su pecho.

«¡No tenga miedo! ¡Mi conocimiento del fungi1 es infalible!» Supongo que debería confiar en la experta.

1 Hongos.

Mientras esperábamos que los hongos se asaran, comimos los sándwiches que había hecho.

«¡Ah, los pequeños están listos!»

Halkara sacó una botella que contenía un líquido negro.

«Esta es una salsa conocida como Elvin. Es una parte esencial de la dieta elfica, tanto así que toma su nombre de la palabra elfo

Ella roció un poco sobre el hongo rostizado. Chisporroteó, y el sonido realmente abría el apetito.

La humedad había sido sacada correctamente de los hongos gracias al fuego, y en algunos, se había acumulado sobre las capuchas formando una clase de sopa.

¿Huh? ¡Este aroma me recuerda a la salsa de soya!

 «Elvin está hecha a partir de varios tipos de frijoles fermentados. Creo que el sabor sería bien recibido a nivel mundial, pero no hacen demasiado de ella.»

¡Así que es un primo de la salsa de soya! 

Empalé un humeante hongo con un tenedor.

Estaba caliente, así que lo soplé, puse en mi boca, y—

«¡Ooooooh! ¡Es delicioso!»

¡Simple es lo mejor! ¡Esto es fantástico! 

El Elvin efectivamente sabía similar a la salsa de soya.

Era más picante, pero esto era probablemente debido al método de fermentación.

«¡Hombre, sake! ¡Si tuviera sake, esto sería perfecto!»

Estaba a punto de decir cosas como ¡¿Por qué no tenemos ninguna cerveza?! A propósito, este mundo tiene una bebida alcohólica que es muy similar a la cerveza.

«¡Vamos, coma, por favor! ¡Cada clase tiene una textura diferente!»

¿Quién iba a pensar que tendríamos una fiesta de hongos en el bosque?

Cada especie tenía sus propias características únicas y ellas nunca eran aburridas.

Si sigo así, probablemente podría convertirme en una sommelier de hongos.

«Todavía queda toda clase de comestibles aún. El siguiente es un Hongo con Capucha de Flores Arcoíris.»

Halkara seguía asando su surtido de fungi.

Estos también variaban ampliamente en cuanto a tonalidad, tanto así que me maravillé que el bosque hubiera sido tan colorido.

«De todas formas, he estado ciega. No sabía que existieran tantos hongos comestibles. El bosque es un tesoro escondido en cuanto a ingredientes ¿verdad?»

«Ciertamente. Los elfos no son habitantes del bosque por nada. ¡Puede usar estos para medicina y también comerlooooos! ¡Heh-heh-heh-heh!»

El ánimo de Halkara estaba por los cielos.

Cierto, comer afuera alrededor de un fuego le da a nuestra comida una atmósfera festiva.

«Yo, Halkara, me gustaría enseñarle a los aldeanos como sacar el mayor provecho posible a la abundancia del bosque, ¡así que por favor asístame en eso también! ¡Heh-heh-heh-heh!»

«¡Esa es una gran idea! ¡Estarán encantados!»

No teníamos nada alcohólico, así que chocamos nuestras cantimploras entre sí a modo de un improvisado brindis.

«Necesitaré dejar que mis hijas y Laika prueben esto también. Tengo que contarles sobre que hongos pueden servir.»

«¡Sí, con mi conocimiento, puedo enseñarle tanto como guste en ese departamento! ¡Heh-heh-heh-heh-heh-heh-heh-heh-heh!»

«Halkara, vamos, te estás riendo demasiado.»

«Tiene raaazón. Yo también creo que me estoy riendo demasiadoooo. Simplemente no puedo paraaaar. ¡Heh-heh-heh-heh-heh-heh!»

¿Huh?

 ¿Qué quiere decir con que no puede parar…? 

«Umm, Halkara… ¿Estás segura que no has comido un hongo venenoso?»

«Soy una experta en hongos. Yo sé sobre hongos. Esteeeeee es un Hongo de Sombra Marrón, ¿ve? Y eeeeeeeste es un Hongo Doncella Carmesí. Eeeeste es un Hongo Sonrisa de Vaca Venenosa.»

«¡Entonces uno de esos es venenoso!»

«¿Huh…?»

Por un momento, Halkara se quedó quieta.

«Uups. Ya veo, ya veo. Puede que tenga el conocimiento, pero fui descuidada al clasificarlos y accidentalmente puse uno venenoso junto a los comestibles. ¡Heh! ¡Heh-heh-heh-heh-heh-heh!»

«¡Conoces del tema pero no lo estás usando!»

¡El descuido se sobrepone a la experiencia!

«Oye, ¿está bien que hayas comido uno venenoso? ¿No deberías…umm, devolverlo?»

«Oh, este no es problema. Solo te hace reeeeeeir. Estaré riendo durante una hora aproximadamente, eso es todo. ¡Heh-heh-heh-heh-heh!»

Ella no estaba riendo a carcajadas. Ella solo estaba soltando una risita con la boca cerrada aparentemente, casi como si estuviera sonriendo. A decir verdad era bastante espeluznante. Bueno, después de todo se llamaba Hongo Sonrisa de Vaca.

«Si yo no he desarrollado síntomas, eso significa que no he comido uno,¿verdad? Sí, no he tocado ese todavía.»

«Cierto. ¡Pffft!»

Esa risa sonó algo presumida.




 «Escucha, ahora estoy preocupada. ¿No deberías revisar los otros hongos? Tú clasificaste una categoría como comestible.»

«Está bien, volveré a revisarlos. Hongos de Rayas Onduladas no son venenosos. Hongos de Astilla Naranja no lo son. Hongos de Castaña triangular lo son.»

«¡Había otro del tipo venenoso ahí!»

«¡Aaaaaah! ¡Tiene razón! ¡Puse uno en la zona medica!»

¿Debería alguien tan distraído estar haciendo medicina…? 

Me la podía imaginar admitiendo casualmente: Ups, lo siento, esa fue una dosis letal. 

«Yo tampoco he comido de esa clase aún. Supongo que esa es una pequeña misericordia.»

«Lo es.»

Ella vive como si fuera un experimento biomédico viviente.

 Incluso cuando no se sentía en su voz, Halkara seguía sonriendo debido a los efectos del veneno.

«¿Qué clase de síntomas te da ese?»

«Causa una alegría placentera tanto física como mentalmente, pero a diferencia de una droga, no genera dependencia. A veces yo lo hago polvo y lo mezclo dentro de una prescripción para las personas realmente depresivas. Si se consume en grandes cantidades, se dice que tiene efectos afrodisiacos.»

«Un efecto afrodi— ¿Qué?»

Había escuchado correctamente pero realmente esperaba que no.

«Significa que temporalmente te hace querer ser traviesa— ¿Huh?» Halkara comenzó a mirarme fijamente.

Ella dio un paso hacia adelante.

Me estaba poniendo nerviosa, así que di un paso hacia atrás.

«¿Por qué se está alejando, Maestra-sama?»

«Debido a que puedes estar envenenada.»

Halkara deslizó sus dedos al interior de su escote para enfatizar su busto.

Slime Taoshite 300-nen Vol 1 Capítulo 5 Parte 2 Novela Ligera

 

«Maestra-sama, ¿l-le gustaría hacer algo divertido conmigo…? En verdad, por favor hágalo.»

«¡No gracias!»

La toxina definitivamente estaba haciendo efecto. Hui. ¡El peligro se aproximaba!

N0aturalmente, Halkara me siguió.

«¡Está bien! ¡Prometo que se sentirá realmente bien!»

«¡No es eso en lo que baso mis decisiones!»

Qué bueno que no traje a Falfa y Shalsha…

Esto habría sido inapropiado y no hubiera sido para reír si ella hubiera intentado seducir a mis hijas.

Técnicamente, tenía el hechizo de Levitación, así que si todo lo que estaba haciendo era huir, podría haber ganado fácilmente. Sin embargo, dejar a una elfa lasciva con una figura como la suya suelta en el bosque no hubiera sido seguro.

Se podría decir que, como su maestra, su bienestar era mi responsabilidad y si ella se fuera a encontrar con un aldeano cazando animales, la virtud de Halkara estaría en duda.

«¡Espera! ¡¿Tengo el hechizo de Desintoxicación, verdad?!» Lancé mi mano derecho hacia Halkara.

Solo que…Desintoxicación no tiene efecto a menos que toques a la otra persona…

El mero acto de tocar a Halkara parecía riesgoso. Sospechaba que ella intentaría algo conmigo antes de poder desintoxicarla por completo.




¡CrCreo que simplemente seguiré corriendo…! 

«¡Por favor espere, Maestra-sama!»

«En cierta forma, mi aprendiz, tienes suerte que sea una mujer.»

No podía negar que, de haber sido hombre, probablemente habría sucumbido a mis deseos.

El cuerpo de Halkara parecía ser increíblemente suave. Tenía curvas en todos los lugares correctos.

Al contrario, su tipo de cuerpo no parecía darle una ventaja atlética, así que guíe a Halkara desde adelante, mirándola frecuentemente hacia atrás para ver que estuviera bien.

¿Por qué estaba haciendo eso? Debido a que este era un bosque y tenía sus peligros.

De pronto, la cara de Halkara desapareció de mi vista.

«¡Agh! ¡Me caigo, me voy a caaaaaaer!»

Halkara había dado un paso en falso y estaba comenzando a caer por una pendiente.

Era tierra, así que probablemente no moriría, pero era probable que ella se esguinzara una pierna o se raspara.

«¡Oh, en verdad…!»

Rápidamente di media vuelta, estiré una mano y agarré una de las de Halkara.

Agilidad: 841.

Mis asombrosas estadísticas hicieron esto posible.




«U-Usted salvó mi vida…Maestra-sama…»

«Eres una aprendiz problemática, ¿verdad?»

«Usted me salvó. ¿Eso significa que realmente le gusto, Maestra-sama?»

«Todavía no se ha disipado…»

Más tarde, una vez que todo el veneno estuvo fuera de su sistema, Halkara no paró de hacer reverencias mientras se disculpaba.

«¡Estoy terriblemente apenada! ¡En serio! ¡Realmente lo siento! ¡Le causé tanto problema!»

«Realmente lo hiciste. De todas formas, lo que está hecho está hecho y no tiene sentido hablar de ello. Considerémoslo agua bajo el puente.»

«¡Muchas gracias!» Halkara sonrió.

Esta boticaria cometía muchos errores, pero era difícil odiar esa sonrisa.

«Aunque, si parece probable que vuelvas a causar problemas, haré esa llamada.»

«¿Llamada? ¿Llamar a quién?»

«Beelzebub.»Halkara palideció.

«¡Cualquier cosa menos eso!»

***

 

 

 

Esa tarde, luego de que Halkara y yo regresáramos del bosque, comenzamos a elaborar medicamentos.

Ese no había sido parte del plan, pero Halkara había señalado: «Me gustaría vender medicina para ganar dinero.»

Los boticarios hacían todo desde la manufacturación de la medicina hasta venderla y aparentemente, ella deseaba ganar dinero por su cuenta para contribuir al ingreso de la casa.

«Me estoy alojando con usted por nada, así que no puedo actuar petulante.» Explicó.

Todo lo que uno necesitaba para hacer medicina ya estaba en su lugar.

Dado que una bruja—vuestra servidora—había vivido en esta casa por tantos largos años, tenía un laboratorio.

También había un pequeño cuarto para el secado de hierbas y hongos.

Esto se debía a que algunos tipos eran menos efectivos si contenían humedad.

Cuando se trataba de mezclar las medicinas, Halkara hacia las cosas de forma apropiada.

Sin embargo, en lugar de curar enfermedades o tratar síntomas, la mayoría de sus brebajes tenían por propósito el mantener la salud o darle energía al cuerpo. Eran del tipo que se suponía beber a diario.

«Con remedios naturales, creo que estará bien mezclarlos de esta forma.»

«Lo sé pero ¿funcionan para curar enfermedades?»

«Es más eficiente hacer que el cuerpo mismo esté saludable, ¿verdad?»

Si mis valores estaban más cerca de la medicina occidental, Halkara probablemente estaba más cerca de la medicina tradicional oriental.

No era una cuestión de cual era mejor, ambas eran necesarias.

Por esa razón, estaba agradecida de que ella hubiera llegado. Había un montón que yo también podía ganar de esto.

Por supuesto, yo también hacia elixires con la salud de los aldeanos en mente, pero no había pensado tanto en hacer algo para que fuera bebido de forma diaria.

Además, las pastillas diarias son caras, así que eran difíciles de vender.

Aparentemente, dado que Halkara podía hacer las suyas relativamente fácil, ella era capaz de mantener los precios bajos.

Alrededor de ese momento, Laika trajo algo de té de hierbas.

«Ustedes dos deben estar cansadas de todo el arduo trabajo.»

«Gracias, Laika. ¿Están las chicas bien?»

«Luego de que almorzáramos, les dio sueño y fueron a tomar de inmediato una siesta. Puede que se hayan levantado más temprano de lo usual esta mañana. Están durmiendo en la misma cama.»

«Es tentador ir a echarles un vistazo mientras están durmiendo, pero podría despertarlas así que me abstendré.»

Esas dos eran increíblemente adorables cuando estaban dormidas. Especialmente cuando estaban cansadas y comenzaban a dormir en la misma cama. Eran tan adorables que era frustrante que este mundo no tuviera cámaras.

«¿Qué tal les fue en la cosecha de hierbas?» La cara de Halkara se puso roja.

«Metí la pata…»

«¿Meter la pata?»

«Lo siento, por favor no pidas detalles. Estoy tan avergonzada que podría morir…»

Pensaba que podría significar patearla mientras estuviera en el suelo así que decidí mantenerme callada.

«Pues bien, Halkara. Mañana, si el tiempo está bueno, te presentaré a la aldea. Es un lugar pequeño así que la noticia viajará rápido de cualquier forma.»

«¡Está bien, se lo dejo a usted, Maestra-sama!»

Halkara se esforzó en levantar la mano mientras respondía.

Todo sobre ella era indiscreto.

Ella había dirigido una compañía hasta ahora, lo cual me hacía preguntarme como le había ido, pero en realidad, probablemente no podrías hacer    cosas grandes como esa sin carecer de algo de discreción. Después de todo, alguien cauto nunca lanzaría un negocio.

Por otro lado, se podría decir que la confusión en la selección de hongos había sido resultado de ese mismo atolondramiento.

Era al mismo tiempo algo bueno y malo. Esto era un tema complicado.

«Prepara algo de medicina para llevar mañana. Hay una tienda que vende cosas por mí en consignación. Diremos que esto es un curativo que la nueva bruja hizo y lo dejaremos ahí.»

«¡Está bien! En ese caso, sería lo mejor si hiciera algo que se distinga de los suyos, Maestra-sama.»

«Cierto. Aquellas pastillas que ayudan con la digestión podrían ser buenas—o aquellas que restauran los nutrientes perdidos.»

¿Estos podrían llamarse suplementos para la salud? Luego de eso, miré a Halkara de arriba abajo.

«Deberíamos también conseguir algo de ropa a la medida para ti.»

Este atuendo no estaba manteniendo a raya los encantos de Halkara. Podría ser que estuviera algo corto de tela.

«Umm, aunque esto está bien. Se siente como si se hubiera estirado mientras lo usaba.»

«¿Estirado…eso hizo, huh…?»

No estaba muy interesada en sus estadísticas, pero si estaba terriblemente curiosa sobre sus medidas.

Durante la cena, pusimos los hongos que Halkara había elegido en la mesa.

Hice que los revisara para que estuviera absolutamente segura que ninguno fuera venenoso antes de cocinarlos.

Ingerir veneno no era bueno para nadie, pero el daño podría haber sido particularmente serio para el pequeño cuerpo de mis hijas.

«Si usted corta estos Hongos de Rayas Onduladas, y luego los saltea con carne magra de pollo, brócoli y mucha sal, serán bastante buenos. También va bien con el licor.»




Había tomado la oportunidad para quedarme en la cocina y verla cocinar.

«Los Hongos de Capucha de Flores Arcoíris se ponen duros, así que los puse en un guiso.»

¿Acaso esta era cocina de hongos estilo improvisado?

Los platos de Halkara resultaron increíblemente bien, y yo también estaba bastante satisfecha.

Gracias a ella, el repertorio de recetas para la casa en las tierras altas parecía haberse expandido bastante.

5 3 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios