Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 1

Capítulo 5: Una Elfa Llegó

Parte 1

 

 

relajara. Además, Laika estaba a cargo del almuerzo.

«¡Mira, Shalsha, aquí! ¡Lo encontré en el prado!»




«Encuentras bastantes de esos, ¿verdad, hermana?»

Desde el fondo, escuchaba las voces de mis hijas jugando. Era seguro decir que estaba espiritualmente satisfecha.

«¡Este realmente llega lejos!»

«Oh, tienes razón. Esa es una buena distancia de vuelo.»

¿De qué diantres estarán hablando? 




¿Distancia de vuelo? ¿Están jugando con aviones de papel o algo así? Pero este mundo no tiene concepto alguno de aviones, ¿o sí…? ¿Qué podría ser, un dragón de papel?

Un saltamontes voló directamente hacia mi libro.

¡Así que eso es a lo que se referían con distancia de vuelo!

«¡Oigan! ¡No atrapen saltamontes para meterlos a la casa!»

«¡Está bieeeen!»

«Bueno, mamá.»

Cierto, esta área es una planicie cubierta de hierbas, así que hay un montón de saltamontes.

De todas formas, desearía que nos los trajeran adentro.

Cuando comienzan a saltar, es bastante difícil atraparlos y llevarlos de nuevo afuera.

«Entonces, ¿qué deberíamos atrapar?»

«Preferiría conejos.»

«¿Conejitos, huh? La última vez, cuando los tomé con mis tentáculos, los mordieron.»

Ahora que lo pienso, no he visto a mis hijas extender sus tentáculos muy a menudo.

Los espíritus slime son capaces de hacer eso. En realidad, los apéndices puede que se vean como cabello, pero estrictamente hablando, son tentáculos. Dado que no hay necesidad de cortes de pelo, es bueno y económico.

Mis dos hijas eran espíritus terriblemente inteligentes, pero jugaban como niños.

Quizás eran niñas de corazón, o quizás sus apariencias influían en sus acciones.

Ya que tengo la oportunidad, escuchemos la conversación de mis hijas. 

«Hermana, ¿te gustaría leer un libro?»

«Uh-huh. Me gustan los libros que me lees, Shalsha. ¡Son tan interesantes!»

«En ese caso, leeré Políticas Comerciales de la Dinastía Clar dentro de la Provincia de Hrant, la cual es la sección dos del capítulo cinco del volumen tres de la Historia del Ascenso y Caída del Pueblo Élfico de Lauretta.»

¡Mira que técnico!

 Y ese ni siquiera era el género correcto para leerle a alguien más.

Yo no tenía un libro tan grueso como ese en la casa así que lo más probable es que perteneciera a Shalsha.

A ella realmente le gusta la historia, ¿verdad…?

 «Heranke, el fundador de la Distancia Clar, fue originalmente un mercader que amasó su fortuna comerciando fruta deshidratada. Pronto, su ejército privado se transformó en una poderosa fuerza equivalente a los poderes militares entre los elfos de la provincia de Hrant. Eventualmente, en el año 405, se proclamó a si mismo Rey. Como resultado, la Distancia Clar trató a la fruta deshidratada como la exportación más importante para adquirir capital extranjero, pero—»

Y ella realmente estaba leyendo ese texto especializado…A propósito, ella mencionó la palabra elfos—naturalmente, ellos existen en este mundo.

Actualmente, los elfos no tienen un gran país propio. Ellos están radicados en áreas boscosas por todos lados y varios grupos se asemejan a pequeños países siendo reconocidos como auto-gobernados.

La Dinastía Clar de la que Shalsha está hablando probablemente sea una de estas pequeñas naciones.

Los elfos son conocidos por su longevidad y ellos a veces se vuelven amigos de brujas. Aunque yo nunca dejo mis tierras altas, por lo que no tengo ningún elfo como conocido.

No era como si no hubiera bosques por aquí, pero probablemente no eran lo suficientemente grandes para que los elfos construyeran aldeas y pueblos para vivir ahí.

Bam-bam, bam-bam.

 Alguien estaba golpeando la puerta.

¿Quién podría ser? Mis hijas estaban justo enfrente mío y Laika estaba en la cocina haciendo sopa con los frijoles que acabábamos de cosechar.

«Mamá… ¿Quieres que abra?»

«Aprecio la oferta, pero no gracias.»

En el peor de los casos, podría ser alguien que vino a atacarme.

La historia de la bruja más fuerte se propagó como fuego, no podía hacer que mis hijas fueran.

Con cautela, abrí la puerta.

«¿Sí? ¿Quién es?»

Una joven elfa estaba de pie con lágrimas en sus ojos.

Dejando de lado todo lo demás, su figura era extrañamente buena. Un gran busto y un generoso trasero.

No solo eso, pero esa era una falda realmente corta. Ella era una elfa extremadamente voluptuosa.

Ella era lo suficientemente sexy que, si mis hijas hubieran sido niños, habría querido mantenerla lejos de su vista por el bien de su crianza.

Para ser honesta, preferiría que ella compartiera un poco de ese busto conmigo. Solo una vez, me gustaría quejarme de que mi pecho es demasiado pesado y que mis hombros están tensos.

Bueno, no importa.

«Umm, ¿qué necesitas?»

No esperaba que un elfo apareciera inmediatamente después de haber escuchado a mis hijas mencionarlos, pero esta clase de coincidencias en realidad son bastante común. Por ejemplo, estás leyendo un libro sobre Kamakura y Kamakura termina apareciendo en un programa de viajes en la televisión durante el mismo día, cosas así.

«¡Q…Quiero que me salves!»

Ella estiró sus brazos en frente mío mientras hablaba y sus pechos se vieron atrapados entre mis brazos.

Gracias a eso, su busto se veía incluso más grande. ¿Ella estaba intentando sugerir algo?

Aparentemente, la chica en cuestión no había enfatizado su busto a propósito. Ella no estaba siendo sugerente.

Yo era una mujer, así que no tenía sentido usar el sex-appeal conmigo. Ella simplemente estaba siendo ella.

«¿Quieres que te salve? No hay ningún orco en los alrededores.»

Cuando elfas o caballeros mujeres están siendo perseguidas por algo, siempre son orcos, ¿verdad?

«¡No de los orcos! ¡Quiero que me salves de ese demonio de alto rango, Beelzebub!»

Bueno, ese si es un nombre perturbador. Beelzebub.

Un demonio de un nivel increíblemente alto, también conocido como el Señor de las Moscas.




En un juego, sería el tipo que probablemente apareciera justo antes del jefe final.

Honestamente, no quería luchar contra eso.

*P-tunk* 

Lentamente cerré la puerta.

La elfa la volvió a abrir de inmediato.

«¡Te lo ruego! La Bruja de las Tierras Altas era la única persona de los alrededores que pude pensar que podría ayudarme.»

«¡Yo tampoco quiero luchar contra un monstruo terrorífico!»

A propósito, en este mundo, el lejano norte del continente es tan helado que casi nada puede vivir ahí.

En las profundidades de ese lugar, los monstruos más inteligentes (conocidos como demonios) crearon un tipo de país— o eso he escuchado.

Era demasiado helado para que las personas comunes llegaran, así que nadie realmente sabía.

En el pasado, ellos lucharon ostensiblemente con las naciones humanas, pero las cosas habían sido pacificas durante los últimos quinientos años.

Y es por eso que, a menos que buscáramos una pelea con ellos, las cosas estaban destinadas a seguir siendo pacíficas.

Sin embargo, tenía la sensación que si hacía contacto con este personaje Beelzebub, mi paz se vería amenazada…

Slime Taoshite 300-nen Vol 1 Capítulo 5 Parte 1 Novela Ligera

 

«¡Por favor! ¡Al menos escúchame! Cuando le pregunté a las personas de mi aldea, ellos dijeron que no querían verse arrastrados a esto y me dijeron que me fuera, por lo que ahora no tengo ningún lugar donde ir…pensé que dado que la Bruja de las Tierras Altas era conocida como la más poderosa, ella podría ser capaz de hacer algo…»

«Si te escucho. ¿Te irás a casa?»

«¡P-Por favor sálvame! Si Beelzebub viene detrás de mí, de seguro seré asesinada…»

Si ella está yendo tan lejos, supongo que no puedo simplemente ahuyentarla. 




Supongo que haré lo que pueda para ayudar. Aunque solo “lo que pueda.”

Una guerra sin cuartel con una nación de monstruos destruiría el estilo de vida de nuestro cuarteto, así que no quería tener nada que ver con ello.

«Bueno, cuéntame tu historia. Sí, entra.»

Cuando vieron a la joven visita, Falfa y Shalsha comentaron: «¡Es una elfa!»

«Sus orejas efectivamente son largas. A propósito, si la cera de sus oídos es seca, es una elfa sureña, mientras que la cera de los elfos norteños es húmeda.»

Las dos entraron al cuarto juntas.

Shalsha parecía saber un montón sobre los elfos y geografía, así que pensé que sería lo mejor dejar que se quedaran.

«Está bien, comencemos presentándonos. Tú sabes que las personas me llaman la Bruja de las Tierras Altas, así que solo te diré mi nombre. Soy la bruja Aizawa Azusa.»

«Yo soy Halkara. Vengo de un pequeño país élfico en la provincia de Hrant.»

Esa región acababa de aparecer en el libro de historia que Shalsha estaba leyendo.

«Hay toda clase de hierbas medicinales en el área y me he aprovechado de eso para convertirme en una boticaria…en resumen, mi trabajo es bastante similar al suyo, Bruja-sama.»

Ambas somos longevas, ambas hacemos medicinas a partir de plantas… realmente somos parecidas.

En ese caso, no hay una verdadera diferencia entre la clase de bruja y boticaria.

A decir verdad, no sería justo llamarme a mí misma una boticaria.

Si tuviera que diferenciarnos, las brujas a veces usan materiales provenientes de animales, tales como órganos secos y sangre. Una boticaria elfica probablemente se dedicaría exclusivamente a las plantas y ni siquiera incluiría minerales especiales ni otros.

Aunque yo no usaba muchos materiales de animales, así que estaba bastante cerca de ser una boticaria de todas formas.

Justo en ese momento, Laika trajo suficiente té de hierbas para todas nosotras. Té para cuatro, incluyendo las porciones para mis dos hijas. Por esto es que había estado ocupada cocinando. Gracias por tomarte la molestia.

 «Entiendo tu profesión, pero ¿por qué Beelzebub está cazando a una boticaria?»

No podía pensar en alguna razón por la que se hubieran conocido.

«Bueno, me siento un tanto avergonzada de decirlo yo misma, pero para ser una boticaria, tengo un muy buen pasar. Combiné hongos ricos en nutrientes y extractos naturales para transformarlos en un licor conocido como Nutri-Alcohol

¿Así que alcohol y hierbas medicinales mezcladas? 

«Si lo bebes cuando estás cansada, puedes resistir el resto de tu trabajo. Tomó a toda la región de sorpresa y se convirtió en un gran éxito. Todos los elfos de mi aldea trabajaron juntos para producir botellas en masa que se vendieron a cinco mil monedas de oro cada una, e incluso entonces, la producción no pudo seguir el ritmo. A decir verdad, construí un palacio de Nutri-Alcohol en mi aldea.»

Está bien, suficiente fanfarronería. Sigue con la historia.

 «Oh, y esta es.»

Halkara sacó una botella pequeña.

«Traje un montón conmigo, así que puede beber si lo desea. Fue difícil traer tantas conmigo mientras huía, pero cuando las bebía, pude llegar al final del día.»

Por lo visto (y según su apariencia) esta es una bebida energética, ¿verdad?

Había una vez, cuando solía beber de estas cosas regularmente. Su cuento golpeó dolorosamente una fibra sensible.

Cuando mis horas extras se extendían, bebía una botella…

«Su reputación generó más popularidad y Nutri-Alcohol comenzó a venderse lejos. Y así, usted verá, terminó con unos inesperados clientes…»

Halkara sostuvo su cabeza con las manos.

«De acuerdo a lo que me dijeron, una persona llamada Beelzebub, quien es un demonio de alto rango—y por persona, supongo que quiero decir demonio—se consiguió algunas y las bebió.»

«¿Y qué pasó?»

«En los humanos y elfos, les da energía y los llena con fuerza, pero para los demonios, es aparentemente tóxica…diez minutos luego de ingerirla, Beelzebub colapsó y desarrolló una gran fiebre, para luego llegar muy cerca de irse al infierno.»

No parecía como si irse al infierno sería un problema para un demonio de nivel alto, pero supongo que estaba equivocada.

«En otras palabras, Beelzebub revivió y ahora está detrás de ti.»

«¡Sí! De lo que escuché, ese demonio está furioso, jurando a diestra y siniestra que la persona que hizo ese veneno lo pagaría con su vida. Un póster de se busca escrito en la lengua de los demonios ha sido distribuido incluso en las áreas habitadas por humanos y elfos.»

Ella sacó un pedazo de papel, pero no he estudiado Demonio, así que no podía leerlo.

«Yo sé un poco.»

Shalsha le dio un vistazo.

«Por favor…encontrar…mujer que hace… licor     Nutri-Alcohol… generosa…recompensa…ofrecida— Si lees cada palabra por sí misma, eso es aproximadamente lo que dice.»

Esa es Shalsha damas y caballeros. Su conocimiento realmente es extenso. Las palabras sugeridas eran efectivamente un genuino poster de se busca.

«Todos mis empleados se asustaron y huyeron. Como si fuera poco, he sido expulsada de la aldea…Y es por eso que vine hasta usted, Bruja-sama. ¡Se lo ruego! ¡Por favor sálveme!»

Halkara se levantó de su silla, postrándose frente a mí.

«Está más que claro que estás en problemas, pero…si no tenemos cuidado

¿no podría convertirse esto en una guerra con los demonios?» Sin importar como lo miraras, no podía manejar eso.

«Umm, verá…los elfos en la provincia donde mi aldea está se dieron cuenta de ese riesgo, así que decidieron que sería mejor entregar a la elfa boticaria a los demonios. ¡No tengo ningún lugar donde ir!»

Ella no solo no tenía un hogar hacia donde regresar, sino que además estaba siendo tratada como una criminal…




Era difícil no tener algo de compasión.

«Pobre señorita elfa…»

«No tienes un hogar…es difícil solo verte…» Mis hijas expresaron su simpatía.

Ahora no podía simplemente decirle que se marchara, supondría un mal ejemplo para mis hijas.

Pero de ninguna manera lucharé contra Beelzebub por esta chica.

 No podría poner en peligro a mis hijas o a Laika. No importaba cuan fuerte fuera—incluso si podía defenderme contra individuos, existe un límite de cuan efectiva es una persona a la hora de luchar contra organizaciones o países.

Tenemos que llegar a un buen acuerdo. Suspiré.

«Está bien, te ayudaré.»

«¡Muchas gracias!»

Halkara se lanzó sobre mí para abrazarme. Ella es un tanto generosa con el contacto físico…

«Dicho esto, tampoco planeo enfrentarme a Beelzebub. Te esconderé aquí, en mi casa. Vamos a esperar y ver hasta que la tormenta pase.»

Siempre y cuando las personas no sepan que ella está conmigo, está destinado a resolverse.

«¿Eso significa que no seré capaz de dejar este edificio?»

«No, no creo que tengamos que ir a tal extremo. Aunque estaríamos en problemas si las personas lo descubren, así que vamos a darte un disfraz y un alias.»

Afortunadamente, su ocupación era similar a la mía.

No solo eso, pero dado que ella era una elfa de larga vida, no estaría fuera de lugar en la casa de una bruja.

Fui hasta mi cuarto y traje de regreso una túnica que no solía usar.

«Viste esto cuando salgas. Tú eres la segunda aprendiz de Azusa, la Bruja de las Tierras Altas.»

Y así transformé a mi visitante en una falsa aprendiz.

La túnica me quedaba bien…




«Lo siento, parece que es un tanto ajustada.»

…Pero la tela estaba estirada a más no poder sobre su busto y su trasero, y se veía algo lascivo.

Tendremos que ir a la aldea y pedir algo a la medida

***

 




 

 

Al día siguiente, desperté más o menos temprano en la mañana.

Lo primero que hice fue conjurar una barrera por sobre mi casa en las tierras altas.

El hecho de que Halkara había logrado huir hasta aquí significaba que existía una fuerte posibilidad de que no había sido seguida, pero mejoré nuestras defensas solo por si acaso.

«Vosotros con corazones malvados, que esta red los atrape y los prive de su libertad. Como si fuera por su propia voluntad, caerá sobre ustedes…¡HAAAAAaaaaaah! —Bien, eso salió bien.»

Esta barrera había sido bastante más fácil que aquella que lancé sobre la aldea. Después de todo, era a una escala totalmente diferente.

Después de eso, hice sándwiches para el almuerzo de toda la familia.

Era mi turno de encargarme de las comidas. Oh y para el desayuné, reciclé—quiero decir, «adapté»—las sobras de lo que Laika había hecho el día anterior.

De acuerdo a nuestro sistema, no había problema en usar la comida del día anterior. Sin embargo, uno debía hacer algo nuevo. Por esa razón, mientras preparaba los sándwiches, también hice una sopa con una mezcla de granos y hierbas medicinales.

Era buena para uno y además ayudaba a evitar la inflamación del rostro.

Mis hijas inicialmente habían rehuido al sabor único de las hierbas, pero ya se habían acostumbrado.

Algunas personas al comienzo no les gusta el cilantro, pero eventualmente terminan desarrollando una clara preferencia por él. Un montón de hierbas medicinales son así. Tienen sabores fuertes, pero uno puede desarrollar una apreciación igualmente fuerte por ellas.

Como punto aparte, incluso si eres un espíritu o un inmortal, comenzarás a sentirte enfermo cuando comes mal, así que es importante cuidar de tu salud.

Está bien. ¿Por qué estaba preparando el almuerzo en la mañana? Debido a que iba a salir.

Mi propósito era el reunir hierbas medicinales. Eso era algo que hacía para trabajar, pero hoy era un tanto especial.

Casualmente tenía una elfa que sabía un montón sobre flora curativa, así que pensé en hacer que preparara medicina conmigo.

Además, sería poco natural si no tuviera idea de la clase de pociones curativas que mi aprendiz hacía.

Laika despertó no mucho después y Shalsha con Falfa llegaron después de ella, frotándose los ojos. Aparentemente Shalsha despertó primero y luego despertó a su hermana mayor, Falfa.

«Buenos días…»

Halkara fue la última en levantarse.

Yo había acabado de preparar la comida en ese momento. Todas, incluyéndome, dijeron: «¡Buenas!» ¡Buenos días!»

«No había dormido en una cama de verdad por tanto tiempo…estaba realmente feliz. Gracias.»

«Sí, sí, bueno, todos necesitan algo de ayuda a veces. No te preocupes. Oh, es cierto. A partir de ahora, necesitarás seriamente actuar como mi aprendiz. Me dirigiré de forma más familiar contigo, así que prepárate para eso.»

«Oh sí, por favor adelante. ¡Diríjase a mí casualmente o de la forma que desee Maestra-sama!»

«¿Maestra-sama…? No está mal, así que supongo que está bien.»

A continuación Halkara se sentó con el resto y comenzamos a tomar desayuno.

Luego de ratito, por alguna razón, Halkara comenzó a sollozar en silencio.

«Umm, ¿sucede algo…?»

«Comía constantemente cuando estaba ocupada con el trabajo y cuando estaba huyendo, reuní nueces y frutos del bosque para protegerme del hambre algunos días…ha pasado tanto tiempo desde que me senté en una cálida y amigable mesa como esta.»

Mientras lloraba, los hombros de Halkara se movieron hacia adelante, dándole postura encorvada de alguien que ha pasado por mucho.

También he visto personas como esta en Japón.

Individuos que han tenido éxito en los negocios antes de verse en la ruina y cayendo en tiempos difíciles.

En el caso de Halkara, su negocio no había fallado exactamente, pero su vida estaba definitivamente yendo hacia abajo.

Alguien tiene que mostrarle una mano amiga. Sino, ella morirá.

 Voy a ayudar lo más que pueda.

«Halkara, anímate.»

Falfa fue hasta detrás de la silla de Halkara y comenzó a darle golpecitos suaves a sus hombros para darle un masaje. Que buena niña.

«Oh… ¿Falfa verdad? Muchas gracias.» Halkara dijo.

«Si hubiera sabido que esto iba a pasar, nunca hubiera expandido mi negocio…si hubiera mantenido las cosas de forma modesta y vendido solo medicina en mi propia provincia…»

Ella había expandido su negocio y le había salido el tiro por la culata. Esto realmente parecía el caso de un fallo corporativo.




«Sí, está bien, no tiene sentido ponerse melancólica. Vamos a pensar en lo que haremos a continuación.»

Di un brusco aplauso con mis manos.

«Una vez que hayamos terminado de comer, iremos a reunir hierbas en el bosque cerca de aquí. Muéstrame lo que puedes hacer, Halkara. El resto de ustedes, quédense aquí y échenle un ojo a la casa.»

«¡S-Sí, Maestra-sama!»

«A propósito, hice sándwiches para el almuerzo así que tú y el resto pueden comer esos, Laika.»

«Está bien, Azusa-sama. Nosotras por nuestro lado haremos algo de investigación sobre Beelzebub.»

«Sí, por favor hazlo.»

«Además, estoy segura que probablemente seguirá estando bien, pero si el enemigo llegara, por favor cuida a Falfa y Shalsha.»

«¡Lo haré, incluso si me cuesta la vida!»

«No, también protege tu vida, Laika. Si algo llegara a suceder, solo diles donde estoy.»

Los demonios eran monstruos de alto nivel extremadamente inteligentes y durante los trescientos años que he vivido en este mundo. Nunca había escuchado sobre ellos cometiendo atrocidades contra los humanos. Era por eso que dudaba que atacaran indiscriminadamente. De todas formas, el tener una defensa solida era definitivamente algo bueno.

«Aunque no puedo recomendar el ser demasiado optimista. No suena como si alguien conectado con Halkara haya sido atacado, así que existe una gran posibilidad de que no atacarán a sus hijas.»

«Sí, espero que tengas razón sobre eso.»

Hemos hecho todo lo que podíamos hacer de momento, así que Halkara y yo nos marchamos hacia el bosque.

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios