Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 1

Capítulo 3: La Vida con una Aprendiz

Parte 1

 

 

Sin embargo, si en verdad íbamos a vivir juntas, necesitaríamos hacer algunas mejoras.

«Escucha, Laika, el solo reparar mi casa ya no es suficiente. Honestamente, necesitamos pensar en expandirla.»

«¿A qué se refiere, Gran Bruja?»

Le pediré que me llame de otra forma aparte de «Gran Bruja» más tarde, pero por ahora, decidí conformarme con el asunto en mano.

«Tú también vivirás acá, sabes. Si solo hacemos reparaciones, será demasiado estrecho. Necesitaremos añadir otro cuarto.»

«Ya veo. Sí, tiene razón.»

Originalmente, un matrimonio vivía aquí, pero había funcionado para ellos debido a que estaban, efectivamente, casados. Había una gran sensación de distancia entre maestros y aprendices y tener un poco más de espacio haría las cosas más fáciles para las dos.




Para una aprendiz, el estar constantemente cerca de alguien que está a un nivel superior probablemente sería duro psicológicamente.

Si hubiera estado viviendo en la misma casa que mi jefe, habría desarrollado úlceras nuevas a diario.

«Y así, hasta que la casa mejorada esté finalizada, me quedaré en la aldea. Tú también deberías quedarte en la posada.»

«En ese caso, ¿debería tomar esta oportunidad para construirla por usted?»




No había esperado esa respuesta. ¿Qué, acaso ella es una carpintera? 

«¿Construirla? ¿No eres una arquitecta autorizada, o sí?»

«Siempre y cuando tenga madera y piedras para usar, el resto solo es ensamblar y eso es simple. Déjemelo a mí, por favor.»

Laika golpeó su pecho para mostrar que podía hacerlo.

Dado que ella solo era un dragón que se hacía pasar por humano, realmente no parecía calificada para construir una casa. De todas formas, si va a insistir con tanta energía, quizás debería dejárselo a ella.

«Yo tengo el derecho de usar el área del bosque en donde recolecto hierbas medicinales, así que adelante y toma los árboles de ahí. Dejaré que te encargues de los planos y el diseño.»




«¡Muchas gracias! ¡Crearé algo acorde a su gusto, Gran Bruja!» «Oh, iré contigo solo por si acaso.»

Después de todo, no tenía idea si acaso debía confiar por completo en el sentido de estética de un dragón.

Una vez fuera de la aldea, Laika regresó a su forma de dragón.

«Será más sencillo si volamos, así que viajaré en esta forma. Además me es más fácil ejercer mi fuerza de esta forma.»

Ella realmente es el dragón con el que luché. 

Puede que estemos afuera de la aldea, pero ellos seguramente son capaces de vernos desde aquí. Tendré que explicarles esto más tarde.

«Móntese en mi lomo, Gran Bruja. Iré directamente al bosque.»

«¿Crees que podrías dejar de llamarme Gran Bruja

La formación de Laika a manos de una bruja significaba que ella era de cierta forma también una bruja en entrenamiento. Nosotras éramos practicantes del mismo oficio, si me iban a hablar constantemente, otra cosa se sentiría más apropiado.

«Vamos a estar viviendo juntas, así que solo llámame por mi nombre— Azusa.»

«En ese caso, la llamaré Azusa-sama.»

Supongo que el añadir –sama está bien. Voy a ser su maestra de todas formas.

Me subí a la espalda de Laika.

No era incomodo ahí arriba. Por lo menos, no sentía que estaba en riesgo de caer.

«Voy a estar volando, así que dígame en qué dirección está el bosque, si pudiera.»

Esto se parece a un taxi, pensé.

***

 

 

 




Laika viajó bastante rápido en su forma de dragón y llegamos al bosque en breve.

Tomaba tiempo a pie solo debido a la elevación. Pero en línea recta, no era muy lejos.

Hay cosas que también uno nota desde el aire.

Una vez que estábamos en el bosque, ella cortó un árbol tras otro. Aparentemente, la fuerza de un dragón es suficiente para romper grandes troncos como si fueran nada.

Pero mi poder de ataque derrotó a este dragón, así que ¿qué sucede con eso?

«Solo para que lo sepas, no alinees árboles cortados y digas que es mi casa. Hazlo para que no entren corrientes.»

«Lo sé. Solo lo estoy haciendo de esta forma debido a que no tengo una sierra para hacer madera. Los transformaré en verdaderas tablas más tarde.»

Ella estaba diciendo la verdad.

Laika voló hacia un pueblo en algún lugar, regresando un poco más tarde con toda clase de herramientas.

«Mientras estaba en el pueblo, miré varios edificios y estudié como habían sido hechos. Creo que seré capaz de construir una buena casa.»

«¿Puedes aprender construcción solo al mirar?»

«Los dragones generalmente tienen buenas memorias.»

Laika de inmediato comenzó a procesar los árboles que había reunido.

Ella dijo que, como un dragón, sería demasiado grande y sus manos tendrían problemas buscando cosas, así que hizo esta parte en su forma humana.

Honestamente, ella era increíblemente rápida. Para el tiempo que el sol se había puesto, ya había comenzado con la construcción.

Una de las razones era debido a que su fuerza de dragón le permitía llevar los materiales sin mucho esfuerzo.

Es cierto, si uno fuera a construir una casa en Japón, las cosas definitivamente irían más rápido si un pilar de madera solo pesara unos cuantos cientos de gramos.

Cuando eres del tamaño de un dragón, el diseñar y construir una casa para albergar humanos es algo parecido a un juego avanzado de bloques. Ella estaba usando un método de construcción basado en componentes que se ensamblaban entre sí, evitando los clavos tanto como fuera posible.

Era una técnica de los santuarios de Japón y de los carpinteros de templos. Sin lugar a dudas era un blanco para los edificios que no eran templos o santuarios, así que no era demasiado extraño para seres que vivían en una cultura distinta que lo usaran.

Habiendo dicho eso, con lo rápido que iba, sin lugar a dudas ella terminaría en el primer día y el cielo ya se estaba oscureciendo.

«¿Por qué no terminamos por hoy? Regresemos a la aldea. También te encontraré un lugar para quedarte.»

Di un aplauso, señalando que habíamos terminado. De cualquier forma, necesitaba hacerle saber a la aldea que había tomado a un dragón como aprendiz.

«No, Azusa-sama. No estoy cansada, puedo seguir.»

Algo acerca de esas palabras me hicieron enojar.

«Los dragones tenemos una excelente visión nocturna. Si trabajo toda la noche, terminaré mañana.»

Oh, esto no es bueno.

«¡Nop, de ninguna manera, nada de eso!» Ladré.

Laika se encogió de miedo y sus manos se detuvieron en medio de su tarea.

«Umm, ¿he cometido un error de alguna clase, Azusa-sama…?»

«Laika, me dijiste que podías pasarte la noche en vela ¿cierto? ¡No puedes hacer eso! ¡Realmente no puedes!»

«Yo, umm… pensé que lo terminaría, sin importar que…»

«¡No está bien decir sin importar que tan a menudo como si fuera algo bueno!»

Me estaba acordando de mis días como una esclava corporativa.

Si logro hacer horas extras hoy, las cosas se solucionarán de alguna forma. 

Si paso la noche en vela, puedo ponerme al día. Una y otra vez, me forcé con esas creencias.

¿Y cuál fue el resultado? Terminé con un horario en dónde forzarme era la norma.

Ustedes ya han visto las consecuencias.

Eventualmente, me forcé hasta mi muerte. En resumen, eso es lo que resulta de hacerlo «sin importar que.»

Nosotras trabajamos todo el día hasta la puesta de sol. El resto esperaría hasta mañana.

«Mira, está oscuro ¿verdad? Esa es prueba de que el mundo nos está diciendo que es hora de que terminemos por hoy. Por lo mínimo, no me volví más fuerte forzándome. Todo lo que hice fue un hábito de vivir de forma moderada.»

«Entiendo, haré como dice, Azusa-sama.»

«Bien, correcto.»

Sonreí.

Tenía que ser capaz de manejar de forma apropiada el trabajo de mi subordinada.

«De ahora en adelante, cuando te canses o sientas que ya no puedes hacer algo, no dudes en hablar.»




«Mi corazón duele por la consideración que tiene por su aprendiz, Azusa- sama…»

¿Eso es un poco excesivo no crees?

***

 

 

 

Intencionalmente hice que regresara a la aldea en su forma de dragón para luego cambiar y volver a ser humana justo afuera. Si la hubiera hecho avanzar como dragón, ella podría haber chocado con un edificio.

Las personas se reunieron para ver qué diablos pasaba, así que en cierta forma, era perfecto.

«Amigos, a partir de hoy, la dragona Laika se ha vuelto mi aprendiz. Ella puede que les cause problemas sin intención, pero es una chica buena y considerada. Por favor trátenla con afecto.»

Los aldeanos seguían viéndose intranquilos…bueno, ellos efectivamente tienen un dragón en frente de ellos, así que probablemente no se puede evitar.

 Naban el hacedor de queso levantó una mano.

«Emm, Gran Bruja… ¿Los dragones son fuertes, verdad? ¿Es posible que ella beba y de pronto se vuelva furiosa…?»

«Lo mismo es cierto para mí y cualquier otro poderoso aventurero. Por supuesto, como su maestra, me aseguraré que mi aprendiz no se embriague y cause un alboroto.»

Ya sé lo que me recuerda esto. Es como tomar un nuevo subordinado y llevarlo a visitar a un cliente de la compañía. Uno debe entender la perspectiva del cliente, pero al mismo tiempo, debes proteger a tu colega. 

Finalmente, el jefe de la aldea vino hacia mí. Repetí lo que dije hace un minuto atrás.

«Está bien, Laika. Diles con tus propias palabras.»

Ella se veía un tanto tensa pero asintió levemente. Hice que ella les dijera personalmente a los aldeanos porque ella deseaba estudiar bajo mi tutela.

«¡Yo soy la dragona Laika y acabo de volverme la aprendiz de Azusa-sama, La Bruja de las Tierras Altas! ¡Espero con ansias poder conocerlos! ¡Por supuesto, cuando esté en la aldea, usaré mi forma de chica y no la de dragón!»

Presenciando su admirable actitud, las dudas en la expresión del jefe se aligeraron.

«Está bien, permitiré que la dragona Laika venga a vivir a la aldea. Tener un dragón en los alrededores también servirá para disuadir a los malhechores de fuera.»

Obtuvimos permiso del jefe de la aldea.

«Es cierto. Si la Gran Bruja la está vigilando, dudo que haya algún problema.»

«Ella se ve mucho más inteligente que mi chica.»

«Sería desagradecido de nuestra parte el rechazar a la aprendiz de la Gran Bruja de todas formas.»

Los aldeanos también habían aceptado la situación. Y así, le fue otorgada la ciudadanía a Laika.

Ese día, fue decidido que Laika pasaría la noche en el cuarto de visitas conmigo.

Teníamos algo de tiempo antes de la cena, así que nos relajamos en el cuarto.

Como prueba de que confiaba en ella, le conté mi actual estado. Laika parecía más sorprendida por el número de hechizos que por el valor en números.

«Lo sabía. Todos esos hechizos significan que realmente es una bruja legendaria, Azusa-sama.»

«¿Eso crees?»




Para la cena, fuimos a mi restaurant favorito, El Águila Inteligente. Laika comió conmigo, por supuesto.

«Azusa-sama, gracias por lo que dijo anteriormente.»

«¿Qué? Oh ¿por hablar con los aldeanos quieres decir?»

«Dado que soy un dragón. Siempre he hecho que los otros me obedezcan al demostrar mi poder, sin importar la situación. Sin embargo, al ser aceptada a través de un método diferente a la fuerza fue una valiosa experiencia para mí. Fui verdaderamente feliz.»

Ya veo. Esto es más que solo entrenar a un nuevo trabajador, tendré que hacer que esta dragón se acostumbre a su vez a la vida como un humano.

 «Esa es una buena dirección en la que avanzar. Sigue así.»

«¡Por supuesto! ¡Gracias de antemano por su ayuda!»

Laika estaba bastante acostumbrada a usar tenedor y cuchillo.

Ella debe de haberse mezclado con personas en aldeas durante mucho tiempo.

«¿Has estado pasando mucho tiempo viviendo como humana?»

«Sí, aunque nunca he vivido en si en una aldea. Solo muy pocas personas son capaces de notar cuando un dragón está en forma humana, así que rara vez he tenido algún problema.»

Los mundos de fantasía también tenían hombres bestias y quizás una característica menor como cuernos podría ser explicada. No había hombres bestias viviendo en Flatta, pero hombres bestias viajeros pasarían de algunas veces.

«Bueno, la aldea te ha aceptado ahora. Trabajemos mañana también en construir una buena casa.»

«¡Sí! ¡Haré un trabajo excelente!»

***

 

 




 

A la mañana siguiente, Laika de inmediato comenzó a trabajar nuevamente en la ampliación.

Fui con ella como su supervisora.

«Las cosas están progresando sin problemas por el momento y no he tenido ningún problema serio.»

«Así parece desde donde estoy.»

Ella era tan rápida que era difícil creer que las casas podrían ser construidas tan rápidamente. Esto también era gracias a su fuerza de dragón.

«A propósito Laika, ¿cuán altas son tus estadísticas?»

Dado que yo había ganado, los míos probablemente serían más altos, pero me preguntaba cuán grande era la diferencia.

Simplemente estaba curiosa.

«Nunca las he medido, así que no estoy segura, pero he sido conocida como la dragón más fuerte en Nanterre por aproximadamente cien años.»

Ese es un largo tiempo estando en la cima.

Como un punto aparte, la Provincia de Nanterre incluye estas tierras altas y el área circundante, se siente un poco como Suiza. Las montañas son abundantes aquí, así que no estoy sorprendida que los dragones escogieran vivir en Nanterre.

*Nunca estuve en Suiza, así que solo estoy diciendo esto debido a que se siente como lo que debería decir ahora.




«Me pregunto si no deberíamos registrarte en el gremio como una aventurera. Te dejaré la decisión a ti, no estoy planeando hacerte atravesar algún entrenamiento especial en base a tus números ni nada por el estilo.»

«Cierto, podría servir como un indicador, pero a menos que adquiera una fuerza que me satisfaga, carece de sentido.»

Por cómo suena, Laika no estaba interesada en cosas como las estadísticas.

Probablemente se debía a que ella era un dragón. Conocer a un dragón probablemente sería suficiente para hacer que la mayoría de las personas se postrara.

Al contrario, si uno es humano, es difícil darse cuenta de la clase de poder que tienes hasta que muestras tu estatus.

Debido a eso, creo que tendemos a usar el estatus para mostrarles a los otros nuestra propia fuerza de manera objetiva.

Para el momento en que el mediodía se acercaba, era posible deducir que clase de estructura estaba tomando forma.

La casa original había adquirido una ampliación en forma de cabaña de madera.

Me recordaba a las casas de verano que uno podría ver en Karuizawa, y encaja perfectamente con las tierras altas.

«Una casa de ladrillos o un edificio con vitrales habría requerido artesanos especializados, así que decidí usar madera.»

«Sí, esto está bien. Sigue con lo que estás haciendo. Aunque creo que deberíamos pausar para almorzar pronto. Vayamos a la aldea a comer.»

«No, pronto alcanzaré un mejor momento para detenerme, así que voy a seguir…»

«Laika. ¿Acaso olvidaste lo que dije ayer?»

Cuando es tiempo de descansar, descansas. No hagas una virtud del trabajar demasiado. Siempre y cuando yo esté aquí, no toleraré condiciones deplorables de trabajo.

 «No, no es que quiera trabajar un montón…es solo que detenerme cuando las cosas se sienten a medio terminar me molestará.»

«En ese caso, llega a un buen punto para detenerte dentro de los próximos diez minutos.»

«¡Sí señora!»

Equilibrio entre el trabajo y la vida, equilibrio entre el trabajo y la vida. Me siento como una directora de recursos humanos.

En la aldea, comimos algo parecido a la pasta de almuerzo, e hice que Laika bebiera un montón de agua.

Ella había estado haciendo trabajo físico durante una significativa cantidad de tiempo, así que quería que se hidratara.

Entre paréntesis, la aldea de Flatta tenía abundancia de agua subterránea, así que ese recurso no era escaso.

Luego de nuestra comida, Laika y yo tomamos una tranquila caminata a través de la aldea.

Había una razón para eso, también: Quería que los aldeanos se acostumbraran a ver su rostro cuanto antes.

Pensaba hacer que se registrara en el gremio mientras estábamos en eso, pero dado que eso de cierta forma se sentía como si contara como horas de trabajo, lo dejé para otro día.

Si solo quisiera cambiar piedras mágicas, podría hacerlo por mi cuenta.

A continuación, la construcción de la tarde comenzó.

Hicimos un considerable progreso y sentí como si hubiéramos entrado a la recta final.

Las paredes estaban listas, así que ella comenzó a poner el techo de madera.

Finalmente, llevamos las sillas y mesas hechas con la madera que sobraron al interior del edificio.

Yo ayude con esa parte. La madera realmente era sorprendentemente fácil de cortar y no me cansé. Claramente, mi nivel era realmente alto.

Ya al atardecer, la remodelación de la casa en las tierras altas había sido completaba sin ningún contratiempo.

«¡Sí, esplendido!»

Mirándola desde afuera, me sentí satisfecha.

El cuarto que anteriormente había sido parcialmente demolido había sido transformado en un corredor cerrado que llevaba a la ampliación, un área al estilo de cabaña de madera con una cubierta a dos aguas.

La cabaña tenía su propia puerta hacia el exterior, así que era posible entrar directamente.

La ampliación tenía un techo alto y cuartos en su segundo piso.

En el primer piso, además del área comunal, habían tres cuartos individuales. Lo que significaba que la privacidad de mi aprendiz estaba asegurada.

Incluso si tomara más aprendices, seriamos capaces de alojarles.

Quiero decir, a esta altura, no tengo intención alguna de hacer eso, pero…

«Excelente trabajo, Laika.»

«Estoy muy feliz de que le complazca, Azusa-sama.» Laika parecía bastante feliz consigo misma.

Dado que ella parecía tener la misma edad que una chica de secundaria, la expresión era bastante adorable en ella.

«Está bien. Necesitaremos regresar a la aldea y decirles que la casa está lista. Ellos puede que estén alistando el cuarto de invitados nuevamente para nosotras hoy.»

«Muchas gracias por hacer tanto para ayudarme a encajar en la aldea.» Ahí empezó de nuevo. Laika probablemente fue criada muy bien.

«Dije que sería tu maestra. Solo estoy haciendo lo que un maestro haría, no he hecho nada especial.»

No era nada por lo que había que jactarse, era simplemente natural el cuidar de mi aprendiz.

Las personas no debían evitarla simplemente debido a que ella fuera un dragón. Después de todo, sin importar como la vieras, ella era una persona.

«Bueno, tengamos un festín en la aldea hoy, ¿te parece? Espera, ¿los dragones pueden comer comida humana?»

Hasta ahora, ella había comido lo mismo que yo como si hubiera sido normal, pero…

«Sí. Cuando me transformó en humana, soy capaz de comer como uno.» Aparentemente, no era causa de preocupación.

«Si como lo suficiente para llenar el estómago de un humano, me provee suficientes nutrientes para que sobreviva como un dragón.»

Esa habilidad sonaba un poco como trampa…

Si siempre voláramos, no obtendría suficiente ejercicio, así que caminamos hacia la aldea.

En el camino, nos volvimos a encontrar con slimes, así que los eliminamos.

Laika barrió con uno usando su mano como si fuera un abanico de polvo, enviándolo lejos.

Eso fue todo lo que tomó para eliminarlo, era el ataque de un dragón después de todo.




«Ahora que lo pienso, nunca había matado slimes antes. No había ninguno en la montaña donde vivía.»

«Son monstruos de bajo nivel por lo demás.»

«De alguna forma, siquiera luchar contra ellos parece una pérdida de tiempo. Quiero decir, ni siquiera se siente como una batalla.»

«Uno pensaría eso ¿verdad? Aunque es importante hacer esto y seguir con ello. Como dice el refrán: Lento y firme ganan la carrera

Hice un esfuerzo para sonar como una maestra.

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios