The World’s Strongest Rearguard – Labyrinth Country’s Novice Seeker (NL)

Volumen 1

Capítulo 1: El Comienzo de mi Vida como Buscador

Parte 8: El Final de mi Primera Aventura

 

 

Basándome en lo que había aprendido en los dos combates de hoy y mirando la barra roja de vitalidad de mi licencia, decidí que Apoyo a la Recuperación 1 era una habilidad bastante útil para nosotros, los novatos. Pasaron treinta segundos desde que activé Apoyo a la Recuperación 1 hasta que sus efectos pudieron verse en la recuperación de Igarashi.

 




♦Estado actual♦

> ARIHITO activó el SOPORTE DE RECUPERACIÓN 1 → La vitalidad de KYOUKA se restauró.

 

Sí… eso lo demuestra.

La barra de vitalidad de Igarashi, que se había reducido en un 70 por ciento aproximadamente, saltó de repente al 50 por ciento. Su respiración, que sonaba dolorosa, parecía ser un poco más fácil, y la hinchazón de su brazo desapareció casi por completo, dejando sólo un poco de enrojecimiento.




Si un Buscador de nivel 1 tenía unos diez puntos de vitalidad, curar cinco cada treinta segundos era increíblemente útil. Obviamente, era inútil si un enemigo le daba más de diez puntos en un solo golpe, así que el hecho de que los ataques de Redface fueran lo suficientemente débiles como para no hacerlo podría ser el único aspecto positivo en este caso.




Sin embargo, Igarashi seguía inconsciente, tal vez por la conmoción o por el continuo dolor. Parecía ser capaz de curar la vitalidad, pero no eso… Quizás necesitaba algún método diferente que curara los estados o algo así.

La dejé un momento en el suelo y metí el cuerpo de Redface en mi saco de cuero para llevarlo como botín. Antes de derrotarla, había parecido una criatura súper esponjosa parecida a una rata, pero su cara tenía un aspecto realmente malvado. Era bastante más grande que una Cotton Ball normal, así que llenó mi saco de cuero, en el que probablemente habrían cabido cuatro normales.

«Oye, ¿estás bien? Te llevaremos a un sanador».

Eran Ribault y algunos otros a los que Theresia había ido a buscar. Sus compañeros levantaron a Igarashi en una camilla y se la llevaron. Caminé junto a ellos mientras Ribault me interrogaba.

«¿Qué demonios ha pasado? ¿Se han topado con un rebaño de Cotton Ball?», preguntó.

«Baldwick y su grupo tendrán más información», respondí. «Apareció un Monstruo Nombrado y usaron un Pergamino de Retorno para huir».




«Tsk… Los Monstruos Nombrados son tercos. Recuerdan a su primer enemigo y aparecen de la nada si esa persona entra en el laberinto. Deberían haberlo sabido, pero supongo que necesitaban demasiado el dinero. Sin embargo, parece que pudieron escapar -continuó Ribault-.




Decidí que sería muy difícil decir que lo vencimos. Si no fuera por mi trabajo especial, no habríamos podido vencer a Redface. Si se corriera la voz, probablemente llamaría demasiado la atención, y quién sabía a qué conduciría eso.

Informaré del incidente de Redface a Louisa. Tal vez ella pueda retrasar el hacer público que fue derrotado. También es desafortunado para el grupo de Baldwick, pero sólo necesitaré que mantengan todo el asunto en silencio. Mis habilidades aún no están listas.

Mis habilidades de retaguardia tenían una gran desventaja: no podía defenderme de ninguna manera, así que, dependiendo de la formación de la batalla, podían matarme con bastante facilidad. Necesitaría conseguir algunas habilidades para evitarlo, como alguna forma de manejar los ataques que vinieran de los lados o una manera de obligar a los enemigos a centrar sus ataques en la vanguardia. Pero si pudiera trabajar en estrategias en las que la vanguardia luchara y yo apoyara desde la retaguardia, debería ser capaz de manejar los laberintos para principiantes con poca dificultad. Siempre y cuando no aparecieran enemigos cuyos ataques no fueran inefectivos por mis habilidades.

Hoy en día, los diez puntos eran realmente efectivos, pero se volverían rápidamente inútiles si la vitalidad de los monstruos fuera mayor o su daño fuera de otra clase. La habilidad se llamaba Apoyo a la Defensa 1, así que estaría dispuesto a apostar que había un Apoyo a la Defensa 2. Sólo espero poder hacerme más fuerte.

Cuando estábamos a punto de salir del laberinto, pasamos por delante de Elitia y Suzuna. No estaban cerca de nosotros, así que no sabían que habíamos estado en la pelea con Cara Roja, pero percibieron el aire serio que nos rodeaba y vinieron corriendo. Quizá se peinaba así cuando luchaba, pero ahora el pelo dorado de Elitia estaba en dos trenzas a cada lado de la cabeza. Decidí que no era el momento de burlarse de ella y llamarla Caballero de las Dos Colas.

«¿Qué ha pasado aquí…?», preguntó.

«Apareció un Monstruo Nombrado. Era realmente peligroso, pero nos las arreglamos de alguna manera», respondí.

«…arreglamos… No te referirás a la Cotton Ball roja, ¿verdad? Eso sólo aparece una vez al mes y ha sido capaz de derrotar incluso a un grupo de nivel tres. Es tan rápida que es imposible huir de ella… ¿Cómo lo has hecho…?» Elitia parecía saber lo de Redface y pensaba que era un milagro que hubiéramos sobrevivido, así que empezó a bombardearme con preguntas, pero de repente pareció darse cuenta de algo y cerró la boca. «…Lo siento, debería alegrarme de que hayan sobrevivido, pero aquí estoy haciendo todas estas preguntas. Es increíble, acabas de reencarnar, pero fuiste lo suficientemente rápido como para arreglártelas».

«No, la mayoría de las veces tuvimos suerte. No tienes que preocuparte por mí, pero debes tener cuidado si piensas seguir cazando en esta zona. Sin embargo, no creo que el rojo vuelva a aparecer, así que no deberías preocuparte por eso», dije. Intentaba ser cuidadoso para no dar demasiada información, pero no quería que Suzuna se asustara ante la posibilidad de que el Rojo apareciera de nuevo, ya que ella también era una novata como yo. Existía la posibilidad de que se dieran cuenta de que lo habíamos derrotado, pero en realidad, no parecía ser el caso.

«Los Monstruos Nombrados persiguen ferozmente al primer oponente que ven, sin importar lo que sea. Podríamos encontrarnos con otro Monstruo Nombrado, pero esa Cotton Ball roja no vendrá a por nosotros. No obstante, gracias por tu preocupación», dijo Elitia, dando las gracias a un novato como yo a pesar de que era claramente un nivel mucho más alto. Su actitud humilde y amable me dejó una buena impresión.

«Tú… probablemente no tengas mucho tiempo para charlar, deberías cuidar a tu miembro del grupo… Me llamo Elitia. ¿Y tú eres?»

«Soy Arihito. Sé que probablemente sea difícil de decir, pero te agradecería que me llamaras Arihito y no lo acortaras. Y tú debes ser Suzuna, ¿verdad?»

«S-sí… tú y la señorita que se llevaron por delante se reencarnaron al mismo tiempo que yo…»

«Sí. Pero ella está bien. Está inconsciente, pero su vitalidad se está recuperando».

«¿Usaste una poción? Son tan raras, pero es bueno que tengas una…», dijo Elitia mientras me miraba directamente a los ojos. Tuve la sensación de saber lo que se preguntaba: mi trabajo.




«…No, eso es imposible. Si hubiera una retaguardia tan increíble…», murmuró Elitia.




«Si hay algo que quieras preguntar, te responderé», dije.

«N-no, no es nada…una retaguardia que pueda manejar tanto la curación como la defensa…Arihito, llegarás muy lejos si ese es el tipo de trabajo que tienes», dijo Elitia.

Ella había querido encontrar una excelente retaguardia. Si hablábamos de mi trabajo aquí, probablemente me pediría que me uniera a ella. Me dio la impresión de que su trabajo estaba más orientado al trabajo en solitario, y que había algún tipo de riesgo para la retaguardia. Necesitaría saberlo de antemano. Mientras Suzuna viajara con Elitia, habría un día en que tendría que enfrentarse a eso. De momento no parecía un problema, pero me preocupaba dejar la situación como estaba.

Si pudiéramos eliminar de alguna manera ese riesgo y arreglar la diferencia entre nuestros niveles, ella podría ser potencialmente una excelente vanguardia. Pero ahora mismo, es sólo una posibilidad…

Primero, tenía que preocuparme por Igarashi. Hablaría más de ello con Elitia y Suzuna si me encontrara con ellas de nuevo.

«Muy bien, pues me voy «, dije.

«De acuerdo… Me alegro de haber podido hablar con otra reencarnación japonesa. ¿Quizás podamos volver a hablar si nos encontramos alguna vez?», preguntó Suzuna.

Todos parecían estar solos ya que acababan de reencarnarse. Suzuna inclinó la cabeza hacia mí varias veces antes de alejarse con Elitia. Me dio la impresión de que habían estado haciendo algunas pruebas, así que probablemente saldrían del laberinto después de buscar un poco más.

Me volví hacia Theresia, que me había estado esperando y estaba a punto de sugerir que nos fuéramos, pero… algo parecía diferente en ella.

«…¿Theresia?» Pregunté.

«……»

No dijo nada, sólo miró en mi dirección. Lo que fuera no parecía un problema, así que empecé a caminar y ella se puso detrás de mí. Tuve un pensamiento repentino, así que me detuve y me giré para mirar a Theresia.




«… Entonces, usaré un billete de mercenario mañana también. ¿Te gustaría venir conmigo otra vez?» pregunté.

Theresia no respondió por un momento. Supuse que los mercenarios no tenían derecho a elegir quién los empleaba. Después de un momento, asintió con la cabeza para decir que también vendría conmigo al día siguiente.

«Genial, entonces está decidido. Nos despediremos en la Oficina de Mercenarios hoy, pero gracias por ayudar mañana también, Theresia».

Esta vez Theresia no respondió en absoluto. Sonreí y salimos corriendo para alcanzar a Ribault y su grupo, que ya nos habían dejado bastante atrás, y luego nos dirigimos a la salida del laberinto.

 

♦ Resultados de la expedición♦

> Asalto al CAMPO DEL AMANECER P1: 5 puntos

> ARIHITO subió al nivel 2: 10 puntos

> Derrotado 1 COTON BALL: 5 puntos

> Derrotado 1 recompensa REDFACE: 200 puntos

> El nivel de confianza de THERESIA aumentó: 50 puntos

> El nivel de confianza de KYOUKA ha aumentado: 10 puntos

Contribución del buscador: 280 puntos

Baikus: ¡Hola a todos! Aquí Baikus y les traemos esta vez una nueva serie de novelas ligeras que es la del retaguardia más fuerte del mundo!

En esta historia podemos ver a un protagonista que reencarna en otro mundo pero se queda a sus 29 años de edad con su jefa de 25, ¡es bellisima! *u* apenas vamos empezando pero se ve que va a estar muy interesante cómo se va a desarrollar esta historia, además de que no sabemos cual va a ser su objetivo a largo plazo, ya que, ahora solo están tratando de sobrevivir a su nuevo mundo!

De parte de todo el equipo les agradecemos por leer esta novela en NOVA y esperemos que les guste. Muy pronto estará disponible el siguiente capítulo, esperenlo. 

PD: Quieran a las mujeres lagartos que no hablan, ellas también merecen amor :3

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios