The World’s Strongest Rearguard – Labyrinth Country’s Novice Seeker (NL)

Volumen 1

Capítulo 1: El Comienzo de mi Vida como Buscador

Parte 3: Selección de Clase

 

 

«¿Era tu gerente de tu mundo anterior? Debe de ser duro», dijo Louisa con una brillante sonrisa. Estoy seguro de que trataba a todos los Buscadores que venían al Gremio con tanta amabilidad, pero a mí me hacía sentir mejor.

Desde que era un niño, nunca había sido popular entre las chicas. Tampoco había tenido muchas oportunidades de conocer mujeres fuera de los comités o del trabajo. Me hacía feliz que una mujer fuera simplemente amable conmigo, lo que incluso a mí me parecía bastante simple.




«Ahora que has llegado al País del Laberinto, tu estatus como Buscador está determinado sólo por tus logros. Por eso quiero ayudarte a elegir un trabajo del que no te arrepentirás».

Todo lo que necesitaba eran logros. Si pudiera conseguir eso, entonces tal vez Igarashi me vería con mejores ojos.

No, ese no era un buen objetivo. Debería apuntar lo más alto posible. En mi antiguo mundo, la única forma de llegar a la cima habría sido dejar mi trabajo y empezar mi propio negocio, convertirme en mi propio jefe. Ese no parecía ser el caso aquí.

«Louisa, ¿qué tipo de logros necesito para ser considerado en el estatus?»

«Bueno… en primer lugar, tendrás que ascender en el ranking de Buscadores. A los nuevos buscadores aún no se les pone en el ranking, pero a medida que hagas más, el rango en tu licencia cambiará». Louisa señaló mi carnet. Ella trazó los caracteres mostrados en la parte superior izquierda, y la información mostrada cambió.




Entonces, ¿se puede usar esto como una especie de tableta en miniatura? Si es así, debería ser capaz de cogerle el truco rápidamente.




«Esta página muestra un registro de tu trabajo en el laberinto. No hay nada aquí por el momento, pero tus acciones serán evaluadas una vez que salgas del laberinto, y se calculará tu nuevo rango. Por favor, asegúrate de no entrar en el laberinto y salir inmediatamente, o huir justo después de un único ataque de un monstruo. Los rangos más bajos tienen que dormir en el granero o incluso en la mazmorra».




«…Bueno, supongo que al menos apuntaré al granero».

«Tu magia y vitalidad sólo se recuperan un poco en el granero, así que tu situación probablemente sólo empeorará. Si te encuentras en esas circunstancias, por favor acude a mí con una petición de ayuda. No puedes seguir haciéndolo una y otra vez, pero puedo arreglar un alojamiento para ti».




Sería maravilloso si se refiriera a que me ella acogiera, pero dudaba que tuviera esa suerte.

«…Oh, ¿necesitas algo inmediatamente? Es difícil para mí organizar algo con tan poca antelación, así que como arreglo de emergencia, podría encontrar algo en mi-«

«N-no, está bien. Puede que ni siquiera me meta en el laberinto todavía», dije, rechazándola con un poco de pánico. Tal vez debería haberla dejado seguir. No, si dejo que Louisa me ayude antes de haber hecho algo para acabar siendo el más bajo de la clasificación, existe la posibilidad de que dude de mí en el futuro.

«Louisa, ¿puedo hacerte una última pregunta? Parece que mucha gente busca a los recién llegados que son retaguardia, como lo que mencionó esa persona Elitia. ¿Es eso correcto?»




«Sí, los de la retaguardia están muy solicitados. Suelen tener una fuerza física y una defensa más bajas; suelen tener las tasas de supervivencia más bajas después de cinco años, por lo que el número de personas en puestos de retaguardia ha alcanzado un mínimo histórico. Las vanguardias pueden utilizar mejor equipo de protección, pero los retaguardias suelen estar poco equipados. Eso significa que un monstruo contra el que una vanguardia puede resistir, podría matar a un retaguardia de un solo golpe. Es una diferencia que se acentúa aún más en los novatos que tienen habilidades físicas más débiles», explicó Louisa.

Así que eso significaba que los retaguardias tenían una alta probabilidad de perecer en un accidente mientras se iniciaban como Buscadores y eran más propensos a cometer errores de novato. Pero eso ocurría cuando sus compañeros en funciones de vanguardia o de guardia media no hacían su trabajo y un ataque les sobrepasaba en la retaguardia.

«Es necesario formar parte de un grupo si quieres probar los laberintos de alto rango. Por la razón que sea, Elitia dejó su antiguo grupo y trató de formar su propia retaguardia. Sin embargo, no sé nada más sobre su situación, y no quiero especular.»

«…Ya veo.»

Así que las vanguardias no eran suficientes por sí solas para asumir demasiado, y las retaguardias definitivamente no eran capaces de actuar en solitario. Una forma de hacer un grupo ideal sería si me convirtiera en retaguardia, dificultando mi muerte, y añadiendo muchos compañeros. Pero incluso entre los de retaguardia, ¿para qué tipo de trabajo era yo adecuado? No era particularmente religioso, así que un Sacerdote no funcionaría. Tampoco tenía ninguna habilidad, como el tiro con arco, que fuera adecuada para estar en una posición de retaguardia.

Eh, cualquier cosa servirá, supongo. Sólo quería ser retaguardia. Si escribía retaguardia, entonces se me asignaría automáticamente un trabajo para el que fuera apto.

«Parece que has tomado tu decisión. Por favor, usa tu dedo para escribir en tu licencia», dijo Louisa.

Me armé de valor y escribí retaguardia en el campo de trabajo.

Al momento siguiente, las letras de retaguardia brillaron antes de reorganizarse en algo diferente, que ahora aparecía firmemente en el campo de trabajo.




«¿Eh…?»

World Strongest Rearguard Volumen 1 Capitulo 1 Parte 3 Novela Ligera

 

Me sentí aliviado de que hubiera terminado, pero Louisa parecía no tener palabras. Me pareció oír un «¿Eh?», pero podría haber sido sólo mi imaginación.

«Um, Louisa, la forma de las letras cambió… Escribí retaguardia, así que ¿no deberían haberme puesto en algún trabajo de retaguardia?»




«Bueno, n-no, no necesariamente… Lo que hayas escrito debería haber cambiado a algo como Mago, o Sacerdote, o Tirador. Pero esto…» Volteó mi licencia hacia ella, sacó un monóculo de su bolsillo y examinó las letras como si estuviera valorando una joya.

Después de un momento, se inclinó sobre el mostrador para hablarme directamente al oído. Parecía que no quería que la gente de alrededor la oyera.

«Nunca había visto símbolos como estos», susurró. «Usted es… Arihito Atobe. ¿Qué escribió exactamente, Sr. Atobe?»

«Uh… um, como dije, escribí retaguardia». Conseguí mantener la calma a pesar de su voz susurrante en mi oído.

Louisa dio un paso atrás, comparó la licencia contra mí una vez más, y luego aparentemente llegó a una decisión.

«Enhorabuena, Sr. Atobe. Ha sido aceptado en la profesión que desea», dijo.

«E-espera un segundo. ¿Cuál es exactamente el trabajo con el que terminé…?» pregunté, un poco nervioso.

Por segunda vez, Louisa tuvo cuidado de inclinarse sobre el mostrador para evitar que los demás la escucharan. Esta vez noté sus pechos llenos cabalgando sobre la encimera, pero no podía mirar sin arriesgarme a que mi karma subiera.

«B-bueno… tu trabajo es literalmente de retaguardia. Pero no creo que la gente se lo crea aunque se lo cuentes, y algunos pueden incluso burlarse de ti. Soy en parte responsable, ya que fui yo quien te aconsejó, así que me siento obligada a proporcionarte un apoyo extra. Por favor, usa estos Boletos de Mercenario para que puedas entender mejor los puntos fuertes de tu trabajo», dijo Louisa, y metió la mano en su manga tipo bolsa y sacó unos trozos de lo que parecía papel, luego me los pasó mientras los escondía bajo su manga. «Si usas estos billetes, podrás contratar a un mercenario para una expedición al laberinto. Digo mercenario, pero como sólo son billetes de nivel bronce, no podrás contratar a ningún humano».

«Por no humano, ¿quieres decir como… animales o algo así?»

«No. Hay algunos animales que han sido entrenados, pero sólo trabajan con Domadores de Animales. Para la contratación con fines especiales, están los monstruos de tipo semi-humano. Los más fiables, en mi opinión, son los hombres lagarto. Sus habilidades básicas para ser una vanguardia son excelentes, por lo que suelen tener trabajos de tipo luchador».

No parecía que eso de ser retaguardia fuera una pérdida total. Con estos billetes de mercenario de bronce, podría contratar a alguien, aunque fuera una vez por billete, pero podría entrar en un laberinto para principiantes. Podría aprovechar esta oportunidad para aprender a ser retaguardia, encontrar mis puntos fuertes y débiles, y tal vez averiguar cómo iba a sobrevivir aquí.

«Sé que acabo de aceptar este trabajo, pero ¿tengo alguna habilidad o ese tipo de cosas?»

«Sí, incluso los trabajos de retaguardia deberían poder seleccionar dos habilidades al principio. Sin embargo, como nunca he visto tu trabajo, no puedo estar totalmente segura… pero si pasas la página de tu licencia, llegarás a tu conjunto de habilidades. Por favor, seleccione entre las habilidades que se muestran allí. No puedo darte ningún consejo en ese proceso de selección. Las habilidades son el salvavidas de un Buscador, así que en general, no mostramos a los demás lo que tenemos disponible.»

«De acuerdo… entonces sólo es algo que debo compartir con los compañeros en los que confío lo suficiente».

«Exactamente. Si es alguien en quien confías para que te cuide las espaldas… o mejor dicho, para que te cuide el frente, entonces debes hacérselo saber. Los grupos son para trabajar en equipo. No puedes hacerte fuerte si no trabajas con otros Buscadores», dijo, luego juntó las manos frente a su pecho y cerró los ojos. «…Es parte de mi deber como trabajadora social, pero rezaré por tu buen camino. Que los dioses secretos te sonrían».

Una vez más, nuestras interacciones me dejaron con más preguntas que respuestas. ¿Qué eran esos «dioses secretos» de los que hablaba? ¿Eran algo que la gente del País del Laberinto adoraba? Decidí que estaba bien aprender las cosas poco a poco en lugar de preguntarlas todas a la vez. Ahora mismo, tenía que centrarme en aprender cuál era exactamente mi trabajo.

Louisa me quitó el carnet y dibujó en él un mapa hacia la Oficina de Mercenarios. Le di las gracias y me levanté para irme. Después de levantarme de mi asiento, me acerqué a una pared donde no destacara y pasé mi licencia a la página de habilidades.

 

Apoyo a la defensa 1:
Reduce en 10 puntos las heridas de los miembros del grupo que están adelante.

Apoyo de ataque 1:
Añade 10 puntos de daño a los ataques realizados por los miembros del grupo que están adelante.

Apoyo a la recuperación 1:
Restaura 5 puntos de vitalidad cada 30 segundos a los miembros del grupo que están adelante.

Vista trasera:
Utiliza 5 puntos de magia para ampliar la visión y cubrir la retaguardia durante un periodo de tiempo determinado.

Puntos de habilidad restantes: 2

 

…¿Cuánto son diez puntos de heridas?

Supuse que los puntos de herida eran como el daño, pero no pude encontrar la manera de hacer que la licencia mostrara el daño. Supongo que tenía que sentir cuánto eran diez puntos. Sin embargo, no tenía ni idea de cuántos puntos de vitalidad tenía. Si diez puntos equivalían a que alguien me diera un golpe en la frente, entonces añadir puntos de habilidad a eso no era precisamente útil. No quería tener que hacerlo, pero decidí que sólo tenía que contratar a un hombre lagarto, hacer que recibiera algo de daño de un enemigo débil, y trataría de calcular cuánto daño era.

Parece que «Vista trasera» es una habilidad que permite a la retaguardia de baja vitalidad vigilar su propia retaguardia… Suena útil, pero creo que para empezar, voy a escoger «Apoyo a la defensa 1», y luego tal vez «Apoyo a la recuperación 1» para la curación una vez que haya probado el apoyo a la defensa… En realidad, tal vez me abstenga de la curación.

Todavía no había ningún daño que curar, así que tal vez fuera un poco pronto para tomar Apoyo de Recuperación 1. Me quedé sin poder decidirme durante un rato antes de poner un punto de habilidad en Apoyo de Defensa 1. También quería probar el Apoyo de Ataque 1, pero quería usar el punto de habilidad que me quedaba con cuidado.

No noté ningún cambio evidente como resultado. La gente que me rodeaba probablemente no tenía forma de saber que acababa de coger una habilidad. No sabría si había hecho una buena elección o no hasta que reuniera un grupo. Volví a comprobar que tenía los Billetes de Mercenario de bronce que me había dado Louisa, me preparé en silencio y me fui.

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios