Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 10

Capítulo 5: Observemos una Reunión

Parte 2

 

 

“Oh bien, estás aquí.”

Después de recibir la citación, me dirigí al castillo del Señor Demonio.

Ya hay un pequeño grupo de personas reunido en una gran sala cuando entro.

El Señor Demonio está sentado a la cabecera de la mesa, el líder del ejército rebelde está de pie en medio de la sala, y un montón de otras personas de aspecto importante están sentadas alrededor de una mesa frente a él.

De un vistazo, la escena me recuerda a una sala de audiencias.

El acusado, el juez y el jurado.

Y teniendo en cuenta lo que va a pasar, supongo que mi impresión no9 está muy lejos de la realidad.




Estamos haciendo un juicio para determinar el destino del Sr. Warkis, el líder del ejército rebelde.

Pero el Sr. Warkis no tiene un abogado, y por supuesto, el juez que preside es el mismísimo Señor Demonio.

Así que es bastante obvio que va a recibir un veredicto de culpabilidad, ¿sabes?

Los participantes en esta prueba más o menos amañada son todos demonios de renombre.

Sentado lo más cerca al Señor Demonio está nuestro viejo amigo el Coronel, que sirve como Comandante del Primer Ejército del ejército del Señor Demonio.

Eh, ¿cuál era su verdadero nombre? Agner, creo.

Tiene una presencia tan imponente y militante que parece mucho más digo que la niña que es en realidad el Señor Demonio.

Sentado al lado contrario del Coronel está Balto, y justo a su lado está Fracasado, quien está sentado allí de mal humor y con los brazos cruzados.

Y por alguna razón, Mera y el Sr. Oni están tras ellos.

El resto del jurado esta formado por gente que no había visto antes… pero más o menos sé quienes son gracias a la información que he recopilado con mis mini yo.

La primera que capta mi atención es Bubis.

Ya, lo sé. No es el apodo más elegante.

¡¿Pero acaso puedes culparme?!

¡Esa es la primera cosa en la que alguien se fija de ella! ¡Apenas puedo apartar los ojos!

En serio, ¿Qué demonios? ¿Son reales?

En plan, ¿sabes como normalmente compara unos buenos pechotes con melones o algo así?

Siempre pensé que las tetas de ese calibre solo existían en el ámbito 2D, así que imagínate mi sorpresa cuando las vi en la boda real por primera vez.

Cuando son ASÍ de grandes, bueno… para ser sincera, todo se convierte en una broma.

Ni siquiera puedo concentrarme en su cara o en ningún otro lugar.

Hombre, algo bueno debía tener el aprender a usar visión de rayos x. De lo contrario, todos sabrían que miro fijamente a sus tetas.

De todas formas, el verdadero nombre de la Srta. Bubis es Sanatoria.

Puede que parezca una supermodelo sexy y erótica sin nada a su favor excepto las dos armas letales anteriormente mencionadas, pero es la comandante del Segundo Ejército de las fuerzas del Señor Demonio.

Como podrás deducir en este punto, todos los comandantes de los ejércitos están aquí.

Me imagino que no tienen mucho tiempo libre, así que como están todos reunidos al mismo tiempo, se podría decir que esta rebelión fue algo muy importante.

El Comandante del Tercer Ejército es un monstruo musculoso—todo lo contrario de la Srta. Bubis.

Tiene un cuerpo seriamente marcado con cicatrices de batalla visibles. Es la imagen perfecta de un veterano de combate experimentado.

… Peeeeero podrías decir por su expresión cobardica que es probable que no sea de fiar.

Ya que tiene el título de comandante y todo eso, ya sabes que esos músculos no son solo para enseñar; debe ser realmente poderoso. Pero la forma en que exuda energía nerviosa hace que realmente no pueda tomarlo en serio.

El nombre del Gentil Gigante es Kogou.

El número cuatro es Balto, así que lo omitiremos.

El Comandante del Quinto Ejército es un tipo llamado Darad. Para resumirlo en una palabra, es básicamente como la concepción pobre y errónea que tiene un extranjero de un samurái.

Vale, eso es más de una palabra, pero no hay otro modo de describirlo.

En plan, sé que en realidad no está haciendo cosplay ni nada, pero por alguna razón, parece un actor de Kabuki. Y aun así, tiene los aires de un guerrero tradicional.

¿De qué otra manera lo llamarías aparte de un guerrero de imitación?

Probablemente se esté tomando en serio ese atuendo, por supuesto, y probablemente solo sea una coincidencia que ese pelo y ese atuendo se junten para hacer que me parezca eso.

Nadie más por aquí hace comentarios sarcásticos al respecto.

¿Quizás es porque solo yo tengo recuerdos de Japón?

De cualquier forma, mi apodo privado para Darad será sin duda Sr. Samurái.

A continuación, el apodo el Comandante del Sexto Ejército es Shota.

Verás, ya entiendo que los demonios viven más que los humanos, así que parecen mucho más jóvenes que su edad real, pero este chico sigue pareciendo especialmente joven, de ahí viene mi apodo para él.

Probablemente sea un adulto, pero para mí, todo lo que veo es un niño pequeño.

Siempre hay personas así, que parecen increíblemente jóvenes aun cuando crecen.

He oído que los rasgos japoneses le parecen así a la mayoría de los extranjeros, pero en el caso de Shota, su rostro juvenil combina perfectamente con su baja estatura.

Debo decir que tener solo una persona que parece un niño entre todos estos adultos realmente llama la atención.

¿Eh? ¿El Señor Demonio?

Nah, ella es una excepción. Se supone que no debes contarla.

El verdadero nombre de Shota es Huey.

Lo que nos lleva al número siete y, ¿adivina qué? El Comandante del Séptimo Ejército no es otro que el líder del ejército rebelde, el mismísimo Sr. Warkis.

Parece que la mayoría del ejército rebelde también eran miembros del Séptimo Ejército.

Así que tenemos a Coronel, Bubis, el Gentil Gigante, Sr. Samurái y Shota. Además del líder del ejército rebelde.

¡Caramba, menudo elenco de personajes más colorido!




En comparación, los números ocho, nueve y diez son muy aburridos.

El Comandante del Octavo Ejército es un tipo tímido y mayor, el Noveno parece un oficinista capaz y el Décimo es un tipo que es bastante guapo pero parece de los de tipo desafortunado.

Claro, todos ellos tienen características únicas pero tampoco destacan mucho a comparación de este estridente grupo.

Y honestamente, no importan demasiado.

Claro que ellos se han ganado el título de Comandante, pero esos tres realmente no tienen sus propios ejércitos de los que hablar en este momento.

Durante la guerra, tenían buenos ejércitos, pero como la guerra contra los humanos está suspendida ahora mismo, sus fuerzas se disolvieron, ya que los demonios no tienen soldados de sobra. Aunque técnicamente han mantenido sus puestos, ahora mismo no están a cargo de ellos.

Entonces, ¿qué hacen esos tres realmente? Pues resulta que hacen cosas de asuntos internos.

Ayudan a dirigir el gobierno junto a Balto, quien deja la mayoría de sus asuntos del ejército a su hermano pequeño, Fracasado.

De todos modos, con todos estos tipos en la sala, es básicamente una reunión de todos los peces gordos de la raza demoniaca.

“Por aquí, Blanca. Toma asiento.”

El Señor Demonio me dirige a una silla… justo a su lado.

Eh, ¿no es aquí donde normalmente se sienta alguien verdaderamente importante?

Ahora todas estas personas a las que no había conocido antes me miran fijamente…

¡Parad! ¡No me miréis así!

Me acerco tan discretamente como puedo y tomo asiento.

“Vale, ahora que ya estamos todos, empecemos.”

El Señor Demonio comienza la reunión, ignorando mi consternación.

Eso significa que todos los ojos vuelven de nuevo al Señor Demonio, lo que significa que también están mirando a la persona que se sienta a su lado, también conocida como yo.




Guau, estoy súper incómoda en este momento.

“Vale, Estoy segura de que todos sabréis ya que el Comandante Warkis del Séptimo Ejército estaba tramando una rebelión. Aunque se quedó en nada, ya que nuestra querida Blanca aquí presente se olió sus planes antes de que pudiera hacer nada.”

Al escuchar eso, la mayoría de los ojos en la sala se mueven hacia el Sr. Warkis o hacia mí.

Centraos en el tipo que está siendo juzgado, por favoooor.

“Parece ser que la rebelión fue principalmente compuesta por soldados del Séptimo Ejército, pero había unos pocos miembros de algunos otros comandos, aparentemente. Bastante raro, ¿verdad?”

Ajá. Había soldados de todo el territorio demonio.

Por lo que sin duda no eran solo los soldados del Séptimo Ejército los que llenaban las filas del ejército rebelde.

Pero no estábamos seguros de si esos soldados actuaban por su cuenta o fueron enviados allí por sus superiores.

De cualquier modo, cualquiera de los ejércitos que proporcionara traidores es muy probable que se estuviera sintiendo realmente incómodo en este momento.

Aunque como estos tipos son profesionales y todo eso, los líderes que tenían traidores entre sus filas estaban todos manteniendo una cara de póker perfecta, incluso mientras soportaban el tono acusatorio del Señor Demonio.

Oh, en realidad, el Comandante del Tercer Ejército, el Gentil Gigante está sudando un poco.

“Bueno, haré un seguimiento de cada fuerza más adelante. Ahora, estamos aquí para decidir cómo tratar con Warkis y el Séptimo Ejército.”

El Señor Demonio mira a los comandantes mientras habla.

Pero no sé si eso es realmente una pregunta…




“Aunque obviamente, Warkis será ejecutado.”

Ya, me lo imaginaba. Al fin y al cabo, intentó iniciar una rebelión.

“¿Alguna objeción? ¿Hmm?”




Nadie hace ni un movimiento ni responde a esta pregunta, que de todos modos parece ser más que nada una formalidad.

Incluso Fracasado está mirando en silencio, aunque no parece demasiado emocionado.

Por supuesto que no va a jugarse el cuello por el líder de una rebelión.

“Muy bien. Si no hay objeciones, esto está resuelto.”

Y así, se decidió su sentencia de muerte.

Caray, eso fue rápido.

Apuesto a que no valoran mucho la vida en este mundo.

“¿Algo que quieras decir para defenderte, Warkis?” pregunta el Señor Demonio.

“Naturalmente.”

El acusado responde con un tono sorprendentemente fuerte.

Lo acaban de sentenciar a muerte, pero no parece conmocionado en lo más mínimo.

¿En serio va a tratar de defenderse?

No sabría decir si está siendo valiente u otra cosa, Tal vez esté pensando que ya no tiene nada que perder, y también podría hacerla ver su punto de vista.

“Cualquier estúpido que desee declarar la guerra a los humanos sin tener un solo pensamiento sobre el futuro no es apto para ser el Señor Demonio. Simplemente actué en consecuencia. Eso es todo.”

Oh, guau.

Este tipo acaba de insultar al Señor Demonio a la cara.

Supongo que se siente bastante desafiante después de todo.

“Soy una estúpida?”

“Desde luego. No podemos permitir que una niñata ignorante que ni siquiera comprende la difícil situación de la raza demonio continúe causando estragos en nuestro futuro.”

Maldición, cuéntanos como te sientes realmente.

Poco sabes, esa “niñata” es realmente mucho más mayor que tú.

Además, entiende muy bien la difícil situación de la raza demoníaca; simplemente ha decidido enfrentarlos de todas formas.




Hmm… Espera, ¿no es eso peor?

“Me llamas traidor. Pero desde mi perspectiva, lo sois todos vosotros, que continuáis cooperando con esta idiota y chupándole el culo, quienes son los verdaderos traidores de la raza demonio.”

El Sr. Warkis mira alrededor de la sala a los otros comandantes.

Sus reacciones varían: algunos apartan la mirada con torpeza, otros le devuelven la mirada con firmeza, algunos evitan que sus pensamientos se reflejen en sus caras, y…

Eh, ¿Fracasado? ¡¿Por qué asientes con la cabeza como si estuvieras totalmente de acuerdo con lo que está diciendo?!

¡¿De qué lado estás!?

“Traidores, ¿hmm…?”

A pesar de las duras acusaciones de Warkis contra el Señor Demonio y sus comandantes, ella parece totalmente imperturbable.

De hecho, incluso sonríe un poco al ver al Señor Warkis aprovechando la oportunidad para dejar que sus palabras se vuelvan aún más salvajes.

“¡Todos vosotros! Si os preocupáis de la raza demoniaca, ¡¿Qué mejor momento para actuar que ahora?! ¡¿Con seguridad, no es demasiado tarde para echar fuera a esta farsante y devolver a nuestra raza al camino correcto?!”

Hmm.

Dependiendo en cómo lo mires, este momento podría ser la oportunidad perfecta para actuar ante sus reclamos.

El Señor Demonio no tiene un solo guardia, y todos aquí son poderosos comandantes militares.

Si la mayoría de ellos decidieran traicionarla en este momento, tendría que defenderse ante todos, conmigo como su única aliada segura.

Y varios de sus ejércitos enviaron a sus soldados a ayudar a la rebelión. Si eso fue a instancias de sus comandantes, eso significaría que alguno de estos tipos está con los rebeldes.

Probablemente no tuvieron tiempo de hacer ningún arreglo de antemano, pero podrían perfectamente responder a la llamada del Sr. Warkis sacando sus armas aquí y ahora.

… Aunque que tengan alguna posibilidad de ganar ya es otra historia.

“¿Es eso todo lo que tienes que decir?”

La primera persona en romper el silencio en esta situación bomba no es otra que Coronel.

“¡¿Lord Agner?!”

“Warkis. Independientemente de las tonterías de las que puedas fanfarronear, no son más que las excusas sin sentido de un traidor. Si realmente te preocupas por la raza demoníaca, como dices, todo lo que queda por hacer es que vayas a la guillotina y agaches tu cabeza. Para un demonio hablar en contra del Señor Demonio es inexcusable. Más te vale estar avergonzado por eso.”

¡Oh, vaaayaaa!

El Coronel tiene una presencia increíble.

Siendo reconocido como uno de los demonios más poderosos por el mismísimo Señor Demonio, él sabe que sus palabras tienen un gran peso.

Y ahora que un pez gordo como él ha cancelado a Warkis con tanta firmeza, los otros comandantes ya no pueden hacer ningún movimiento estúpido, ya que el Coronel básicamente ja declarado que él está de lado del Señor Demonio.

La situación ya era inestable, donde los comandantes estaban lanzándose miradas inseguras entre sí, por lo que las cosas podrían haber ido de cualquier manera, pero ahora que el Coronel lanzó la primera piedra, está prácticamente garantizado que nadie más hará nada.

Estoy segura de que habló de inmediato sabiendo perfectamente qué efecto harían sus palabras.

Este tipo es bueno.

“Pero, Lord Agner, tú—“

“También me preocupo profundamente por la raza demoniaca, por supuesto. Pero esto no tiene nada que ver con eso. Eso no justifica el volverse contra el Señor Demonio.”

Después de esta inquebrantable declaración del Coronel, quien tiene tanto o casi más influencia que el Señor Demonio en esta sala, los hombros de Warkis se hunden como si se diera cuenta de que estaba perdido.

Luego mira al techo y habla con una voz calmada pero decidida.

“Sigo sin creer… que lo que hice estuvo mal.»

Hmm.

Pensé que este tipo era solo un don nadie que se dejó usar por los elfos, pero tiene agallas.

Eso sin duda lo deja en una mejor posición que los comandantes que apoyaron al ejército rebelde pero que ahora están tranquilamente esperando que la culpa recaiga toda sobre él.

“Sí claro, no. Estabas equivocado, eso seguro.” Una voz fría corta la audaz declaración de Warkis. “Simplemente no lo captas, ¿no? Quiero decir, en serio.”

Es el Señor Demonio. Ella sigue sonriendo mientras mira a Warkis, pero parece un poco fastidiada.

“¿Un traidor a los demonios? Ugh. Estás pensando en pequeño. ¿Cómo de estúpido puedes llegar a ser?”

Warkis le mira de vuelta, sus ojos están llenos de odio, mientras ella habla con una voz impasible.

Pero antes de que él pueda abrir la boca, ella continua, sus palabras son bajas y pesadas.

“Si quieres hablar de traición, sois vosotros los verdaderos traidores. Contra los dioses, contra el mundo.”

Esto no es algo de Intimidación.

El Señor Demonio usa la habilidad de Ocultación para suprimir los efectos de si habilidad de Intimidación, por lo que no está activa ahora mismo.

Sus palabras son así de convincentes.

“Me llamaste idiota, ¿no es así? Pero los demonios son los mayores idiotas de todo este mundo. Los mismos culpables que maltrataron a un dios, que violaron un tabú, que casi destrozaron este planeta, no deberían ir parloteando sobre su derecho a vivir. No tienen tal cosa.”

Un escalofrío paralizante recorrió mi espalda.

¿Cuánto odio profundamente arraigado se necesita para que una voz suene así?

Tal vez no conozco muy bien al Señor Demonio después de todo.

Siempre pensé en ella como una persona buena y bondadosa, lo suficientemente generosa como para tomar a un antiguo enemigo como yo bajo su protección y ocultaba una fuente de bondad sin fondo.

Pero no es todo.

Por supuesto que no.

Ella es un testigo viviente de la historia.

Como la más anciana de las Antiguas Bestias Divinas, ha vivido en este mundo el tiempo suficiente como para ver la crueldad del hombre con sus propios ojos y sentir la devoción de un dios de primera mano.




Cuando absorbí el alma de Madre, la descendiente del Señor Demonio, aprendí lo que eso significaba realmente.

O al menos, pensaba que sí.

Pero conocer y entender verdaderamente son dos cosas distintas.

No es solo una blandengue de buen carácter.

Los innumerables años que ha soportado la han convertido en el Señor Demonio que es.

Sin ninguna duda, ella es el más malvado y aterrador señor demonio que jamás haya existido.




Ella ha escudriñado en la oscuridad de este mundo más que nadie—lo suficiente como para que sea un milagro que todavía pueda sacar bondad de las profundidades de su corazón.

“¡Está bieeen! ¡Que empiece la ejecución!”

El Señor Demonio dice la siguiente parte con una voz extra alegre, como si quisiera ocultar la oscuridad que había dejado colarse en su voz.

… Um, es aún más aterrador cuando dices algo así con una voz alegre, ¿sabes?

Mira, ¡los otros comandantes están totalmente aterrorizados!

4.8 18 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
9 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios