Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 11

Capítulo 3: El Rey Demonio Y La Héroe Cumplen La Última Promesa

Parte 2

 

 

Comenzó a mostrar una sonrisa rígida como si quisiera algo.

— Un novato que se acaba de unir en realidad me habla tan cruelmente, ¿eh?




Muy bien…

Luego que Maou murmurara eso a un volumen bastante bajo, sus ojos se encendieron instantáneamente, y una sonrisa profesional apareció en su rostro.

— Yusa-san.

— ¿S-si?

Como ella notó que Maou de repente mostraba una sonrisa extraña, Emi retrocedió un poco por reflejo.




Aunque era durante horas de trabajo, cuando Emi fue tratada como «Yusa-san» por Maou en varias oportunidades, ella también se sintió un poco extraña.

Como Maou siempre era seco cuando normalmente la llamaba por su nombre, una vez que él consideró que los empleados y su estatus como senpai y el tratar a Emi con el «san», esta última sintió como su cabello se encrespaba.

— Ya que has dicho tal cosa… aunque Kisaki no dio instrucciones especiales, intentaré hacer lo mejor posible para enseñarte todo lo que pueda dentro del tiempo permitido, ¿está bien eso?

— ¿E-está bien? Para ser capaz de ser guiada por un senpai experimentado es algo que debo encontrar muy grato.

— ¡Muy bien dicho, Yusa-san!

— ¡Me siento halagada, Maou-san!

— ¡JEJEJEJEJEJEJEJE!

— ¿Q-que sucede con aquellos dos…?

Kawada, quien pareció pasar por la escena, sintió que el espacio alrededor de Maou y Emi parecía distorsionarse por un aura extraña y se frotó los ojos en respuesta.

— ¡Bien! ¡Ya no retrocederé! ¡Lo primero es el método de usar la máquina de helado para hacer postres! ¡Si no puedes aprender esto, siempre serás tratada como una novata!

— ¡Comencemos! ¡Lo haré sin importar qué!




— ¡Escucha bien, solo lo diré una vez! ¡Antes de tocar la palanca de la máquina de helados, tienes que usar este alcohol anti-bacterial en spray para limpiar ambas manos! ¡También tienes que limpiarte las muñecas!

— ¡¿Tienes necesidad de decir eso?!

— ¡Escucha! ¡Primero está el cono de helado de 100 yenes que se le puede añadir a la orden! ¡Los conos de helados de MgRonald necesitan ser girados dos veces y media en el cono! ¡Ten mucho cuidado, con el fin de hacer la «parte puntiaguda» en el frente, se necesita un pequeño truco! ¡Antes de ser capaz de aprender eso, solo puede considerarse medio hecho!

— ¡Hmph! ¡No menosprecies en la clase de trabajo! ¡Muchos restaurantes vienen ahora con preparador de helados, si crees que no tengo experiencia en todo, tendrás un mal momento, ¿sabías?

— ¡¿Hah?! ¡Déjate de bromas! ¡Si ves los helados de Mg’s al mismo nivel de los bares normales, tendremos problemas, ¿bien?! ¡La leche usada para los conos de helado de MgRonald es 100% fabricada en Hokkaido! ¡Aunque la textura es suave, el contenido es denso y se derrite fácilmente, ser capaz de girar dos veces y media no es algo fácil de hacer, ¿bien?

— ¿Qué rayos están haciendo esos dos…?

Kawada se estremeció, y mantuvo distancia de Maou y Emi, quienes estaban tan ansiosos que no estaba claro si estaban discutiendo un pasando por un entrenamiento.

A diferencia de Kawada, quien no entendía la situación, una mirada más cercana observó lo que sucedía entre esos dos desde el exterior de la tienda.

—…grandioso, en fin, parece que todo está yendo bastante calmado. Por supuesto, esa era Chiho.

Hataraku Maou-Sama Volumen 11 Capítulo 3 Parte 2 Novela Ligera

 




Aunque Emi había sido descubierta ocultándose detrás de la tienda mientras observaba la situación de Maou y Chiho, las posiciones ahora se encontraban invertidas, de repente preocupada que Maou y Emi pudiesen discutir después de clases, Chiho llegó allí a pesar de no tener turnos planificados, y se ocultó detrás de los árboles para observarlos.

Incluso si estaba fuera de la tienda, podía verse que sus emociones se estaban incrementando más y más, pero al menos era diferente de antes, donde ellos desenfundaban sus armas y se miraban como si fuesen a discutir, haciendo que Chiho exhalara de alivio.




Aunque casi era la hora de cenar, una persona estaría hambrienta una vez que ellos se calmaran, justo cuando Chiho quería aprovechar esa oportunidad para entrar y observar la situación como una clienta…

Su celular, el cual estaba guardado en el bolsillo de su blazer, comenzó a vibrar, y ella lo deslizó para contestar:

— ¿Eh? Qué raro. ¿Maou-san?

La llamada mostrada en la pantalla era la de Maou, quien lógicamente en este momento estaba entrenando a Emi.

Luego que intentara conectar la llamada…

— Hola, ¿Sasaki-san? Soy yo, Ashiya.

La voz de Ashiya se escuchó:

— ¡Ah, Ashiya-san! Pensé que aunque Maou-san estaba dentro de la tienda, ¿para qué me llamaría?

— Por algunas razones, el celular de Maō-sama se encuentra ahora en mi poder. ¿Ya has terminado las clases, y te preparas para ir a casa?

— Ah, sí. Justo ahora me encuentro frente a la tienda, pues me preocupa mucho Maou-san y Yusa-san, parece estar yéndoles bien.

— Ya veo. Eso es bueno. Por otro lado, Sasaki-san, ¿puedo pedirte algo?

— Si.

— ¿Sabes si Kisaki-san se encuentra hoy en la tienda?




— ¿Eh? ¿Kisaki-san?




La pregunta inesperada de Ashiya, hizo que Chiho lo confirmara de nuevo.

— Si, si ella está allí, necesito pedirle un favor, si no está cerca, entonces podemos prepararlo para otro día…

— P, por favor, dame un momento, déjame verificar el tablón de turnos.

Chiho sacó una libreta de su bolso, y la abrió para ver el tablero de turnos que siempre llevaba dentro.

— Uh… ah, Kisaki-san está en el último turno de hoy, l-lo que significa que se quedará hasta la hora de cierre. Maou-san también se quedará hasta esa hora. Yusa-san, como se encuentra en entrenamiento, ella debería salir cerca de las 10pm… ah, luego que Yusa-san se vaya a casa, solo Maou-san y Kisaki-san quedaran en la tienda. Así, el mostrador del café cerrará sus servicios a partr de esa hora. Recientemente, cuando hay mucha gente de noche, cuando haya clientes, ellos irán con el cliente y tomarán la orden.

— Ya veo. Por favor, espera un momento… oye, Bell, Sasaki-san dijo que la gerente Kisaki estará cerca.

Ashiya parecía estar con Suzuno, la conversación con otra persona incluyendo a Ashiya y Suzuno podía oírse al otro lado de la línea.

— Lamento la espera. Bueno, Sasaki-san.

— Si.

— Si Bell te recoge a las 10pm, ¿serás capaz de salir?




— ¿Eh?

Las palabras de Ashiya sorprendieron un poco a Chiho.

— Maldita… sea….

Maou se arrodilló débilmente en el suelo.

— Hmph.

Por otro lado, Emi estaba mirando hacia abajo a Maou de una forma sorprendente, como si ella mostrara su victoria.

Mostrador del primer piso, 10 de la noche.

Como aún era el primer día, Emi era capaz de salir ahora del trabajo, ella fue llamada por Kisaki junto a Maou para discutir el estado del entrenamiento de hoy.

— Entonces, ¿Cómo estuvo el primer día?

Kisaki miró de soslayo a Maou, y le preguntó a Emi mientras mantenía una sonrisa.

— Como Maou-san me enseñó muchas cosas, se siente como si mi primer dia fue muy fructífero.

— Ugh.

Maou era incapaz de responder a esa frase, en lo absoluto.

Luego de eso, Emi había dominado completamente el uso de la máquina de helados.

Aprender cómo manejar todos los postres que tenían que hacerse usando la máquina de helado en un solo día, era algo bastante anormal.

Y no solo eso, aunque no era algo que los novatos pudiesen aprender en el primer día, Emi tomó nota de todo lo que ella pensó que necesitaba hacer, pareció haber entendido a la perfección todo lo que Maou le explicó, y completó el desmantelamiento y limpieza de la máquina, todo basado en explicaciones orales.

— Pero, aunque aún es el primer día, todavía quedan muchos productos que no entiendo muy bien. Desde mañana, continuare pidiéndole humildemente consejos a Maou-san.

— Eso es lo que ella ha dicho, ¿Qué piensas de eso, Maa-kun?

— Eh, bueno…

Maou levantó su cabeza perezosamente, miró a Emi y dijo:

— Honestamente… es muy perfecto. Además de aprender rápidamente, como su anterior trabajo era atención telefónica al cliente, estos, al ser servidos por ella, tuvieron muy buenas reacciones.

— Tienes razón, también noté eso. ¿Cómo debería decirlo?, se siente muy presentable.

— Son muy amables. Gracias por sus elogios. Emi agradeció prudentemente.

— De esto, quizá ella pueda estar a cargo del mostrador muy pronto.

Maou, quien quería liberarse de Emi tan pronto como fuese posible, dijo eso de forma medio seria y medio burlona.

— Si, ignorando eso, quizá como careces de experiencia, es la razón por la que pareces ser especialmente cuidadosa. Espero que seas capaz de trabajar tan duro como hoy, o quizá más que eso… aunque no es apropiado decir esta frase frente a la persona en sí, podrías tener la oportunidad de superar la leyenda de Maa-kun.

— Ughh. ¿Cómo esto puede…?

Kisaki dijo eso directamente, haciendo que Maou levantara su cabeza y gritara como si hubiese sido perforado en el corazón una vez más por palabras sin formas.

La leyenda de Maa-kun se refería al incidente donde el pago por hora incrementó cien yenes un mes después del periodo de entrenamiento.,

Si fuese superado por Emi, ya fuese un como empleado de MgRonald o el Rey Demonio, no sería algo que pudiese resolverse solo por sentirse lamentable.




— En fin, debo felicitarse por pasar con éxito tu primer día. Gracias por el trabajo duro.

— Si, gracias.

Emi sonrió y se inclinó ligeramente ante Kisaki, y se preparó para irse de la habitación de empleados.

— Ah, oh, sí.

Kisaki detuvo a Emi desde atrás.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios